Agente infeccioso




descargar 161.28 Kb.
títuloAgente infeccioso
página2/6
fecha de publicación05.02.2016
tamaño161.28 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5   6


La infección se desarrollara si esta cadena permanece intacta. Las enfermeras aplican técnicas específicas de prevención y control, con el fin de romper la cadena de manera que no se desarrolle la infección.
AGENTE INFECCIOSO: se incluyen a bacterias, virus, hongos y protozoos. Los microorganismos de la piel pueden ser flora residente o transitoria. Se consideran residente permanente de la piel sobre la que viven y se multiplican, pero solamente son eliminados cuando se lavan las manos con productos que contengan ingredientes antimicrobianos. Los microorganismos transitorios se adhieren a la piel cuando una persona entra en contacto con otro individuo u algún objeto, durante las actividades normales de la vida cotidiana; se adhieren ligeramente a la piel, como así también bajo las uñas con diversas sustancias o elementos que contengan suciedad, grasa, etc., y se pueden transmitir inmediatamente, a menos que se eliminen lavando las manos (ejemplo cuando una enfermera toca un orinal o un vendaje contaminado, etc).
El potencial de general una enfermedad que presentan los microorganismos o los parásitos depende de los factores siguientes:

Numero suficiente de microorganismos

Virulencia o capacidad de producir enfermedad

Capacidad de introducirse y sobrevivir dentro del huésped

Sensibilidad del huésped
Algunos microorganismos residentes en la piel no son virulentos y apenas producen infecciones cutáneas leves. Sin embargo, pueden provocar una infección grave cuando la cirugía u otros procedimientos invasivos les permiten introducirse hasta los tejidos más profundos o cuando el sujeto de atención está gravemente inmunocomprometido (sistema inmunitario alterado)
Gérmenes patógenos frecuentes y algunas infecciones o enfermedades que producen



GÉRMENES



RESERVORIO


ENFERMEDADES

BACTERIAS


Escherichia coli
Staphylococcus aureus
Streptococcus (beta-hemolíticos grupo A)

Streptococcus (beta-hemolíticos grupo B)

Mycobacterium tuberculosis

Neisseria Gonorrhoeae
Staphylococcus epidermidis




Colon
Piel, pelo, orificios nasales
Oro faringe, piel, área perianal
Genitales de adultos
Núcleos de gotitas de los pulmones.
Tracto genitourinario, recto, boca.
Piel




Gastroenteritis, infección del tracto urinario.
Neumonía, infección de heridas, intoxicación comida, prurito.
Anginas, fiebre reumática, escarlatina, impétigo, infección de heridas.

Infección del tracto urinario, infección de heridas, sepsis posparto, sepsis neonatal.
Tuberculosis.
Gonorrea, artritis infecciosa, conjuntivitis, inflamación pelviana.

Infección de heridas, de mucosas, bacteriemia,

VIRUS
Hepatitis A
Hepatitis B
Hepatitis C
Herpe simple ( tipo I)

Inmunodeficiencia humana (VIH)




Heces

Sangre, líquidos orgánicos

Sangre

Lesiones de boca, saliva, genitales.

Sangre, semen, Leche materna



Hepatitis A
Hepatitis B
Hepatitis C

Herpes cutáneo, meningitis, transmisión sexual.

Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (Sida)

HONGOS



Aspergillus
Candida albicans




Tierra, polvo, boca, piel, colon, tracto genital
Boca, piel, colon, tracto genital




Aspergilosis, neumonía, sepsis.
Candidiasis, neumonía, sepsis.


RESERVORIO

Lugar donde vive y crece el microbio. Los reservorios de organismos infecciosos son los seres humanos, las plantas, los animales, la tierra, la comida el agua y algunos objetos inanimados. Para vivir y crecer necesitan de un entorno que incluya nutrientes, oxigeno, agua y luz adecuada.
NUTRIENTES: los microorganismo se tienen que alimentar, algunos como Escherichia coli, consumen los alimentos sin digerir del intestino grueso, el dióxido de carbono y el material inorgánico de la tierra, constituyen el alimento de otros microbios
OXIGENO: las bacterias aerobias como Staphylococcus aureus y Strptococcus, necesitan oxigeno para sobrevivir y multiplicarse en cantidad suficiente para provocar una enfermedad.
AGUA: la mayoría necesitan agua o humedad para sobrevivir. Un lugar favorito es el drenaje húmedo de una herida quirúrgica. La espiroqueta Treponema pallidum que provoca la sífilis, solamente viven en un entorno húmedo.
TEMPERATURA: las temperaturas frías tienden a evitar el crecimiento y la reproducción de las bacterias (bacteriostasis). La temperatura que destruye las bacterias se llama (bactericida).
PH: la acidez del entorno determina la viabilidad de los microorganismos. Las bacterias se multiplican sobre todo en la orina con un pH alcalino. La mayoría de microorganismo no pueden sobrevivir al entorno ácido del estomago. Los medicamentos reductores de la acidez (antiácidos y bloqueantes H2, pueden provocar un exceso de crecimiento de microorganismo gastrointestinales, lo que puede contribuir a una neumonía nosocomial en el sujeto de atención con este tipo de tratamiento.
LUZ: Se multiplican en entornos oscuros, ejemplo; bajo los vendajes y dentro de las cavidades orgánicas. La luz ultravioleta puede ser eficaz para matar determinadas formas de bacterias (mycobacterium tuberculosis)
Existe una diversidad de microorganismos que viven en la piel, dentro de las cavidades, en los líquidos y creciones orgánicas. La presencia de ellos no siempre provoca enfermedad en la persona. Se llaman

portadores a personas o animales que no presentan signos o síntomas de enfermedad, pero tienen gérmenes patógenos, sobre o dentro de su cuerpo, que se pueden transmitir a otros. Ejemplo, una persona portadora del virus de la hepatitis B, sin tener signos o síntomas de infección.
PUERTA DE SALIDA

Una vez que los microorganismos han encontrado un punto para crecer y multiplicarse, deben encontrar una puerta de salida si pretenden entrar en otro huésped y provocar una enfermedad. Éstos pueden salir a través de diversos puntos, como membrana cutánea y mucosa, tracto urinario, tracto gastrointestinal, tracto reproductor y sangre.
Piel, membranas y mucosas: la piel puede considerarse una puerta de entrada porque cualquier interrupción en la integridad de la piel y las membranas mucosas pueden provocar la entrada un germen patógeno y una infección. El organismo responde, creando una secreción purulenta, siendo ésta una potencial puerta de salida.

El Staphylococcus aureus provoca una secreción cremosa amarillenta, mientras que Pseudomonas aeruginosa origina una secreción cremosa y verdosa.
Tracto respiratorio: los gérmenes patógenos como (mycobacterium tuberculosis) salen a través de la boca y la nariz cuando estornuda, tose, habla o incluso cuando respira.

Las personas con vías aéreas artificiales como una traqueotomía o un tubo endotraqueal, los microorganismo pueden salir fácilmente por estos dispositivos.
Tracto urinario: En una infección los microorganismo salen por la orina durante la micción o a través de cualquier desvío urinario como una ileostomia o un drenaje suprapubico.
Tracto gastrointestinal: la boca es uno de los puntos más contaminados de bacterias de todo el organismo, a pesar de que la mayoría de los microorganismo son flora bacteriana normal que, en general, residen dentro del organismo y lo defiende contra las infecciones, Sin embargo para algunas persona pueden ser patógenos, y salen cuando expectoran saliva. El vaciado del intestino, el drenaje de heridas quirúrgicas de vías billares o los tubos de drenaje, y la salido de contenido gástrico durante el vomito son otras puertas de salida.
Tracto reproductor: El virus de la inmunodeficiencia humana (VHI) y la neisseria gonorrhoae, pueden salir a través del meato uretral del hombre (el semen, puede ser el vehículo de algún germen

patógeno) o el canal vaginal de la mujer (la secreción y el liquido vaginal pueden transportar gérmenes patógenos).
Sangre: algunas enfermedades como la hepatitis B o C, se transforman en reservorio para gérmenes patógenos. Cualquier herida de la piel permite que los gérmenes patógenos salgan del organismo. El equipo de salud se puede exponer al contagio fácilmente si no toman las precauciones necesarias.
MODOS DE TRANSMISIÓN

Hay muchas formas de transmisión de los microorganismos desde el reservorio al huésped. Los modos más habituales son:
1.- Contacto directo: involucra persona a persona (fecal, oral) o contacto físico entre la fuente y el huésped sensible (tocar al sujeto)
2.- Contacto indirecto:

a) contacto personal del huésped susceptible con un objeto inanimado contaminado (agujas u objetos

afilados corto punzante, vendajes, estetoscopio)

b) grandes partículas que viajan y entran en contacto con el huésped susceptible (tos, estornudo, hablar)

c) objetos contaminados: agua, fármacos, soluciones, sangre, comidas

d) transportador mecánico externo (mosca)

e) transmisión interna como relaciones parasitarias entre vector y huésped (mosquito, piojo, pulga)
Debido a que hay tantos factores capaces de favorecer la propagación de la infección a un sujeto de atención, todo el personal de salud tiene que ser consciente de aplicar las medidas de bioseguridad especificas para el control y prevención de las mismas, con el objetivo de minimizar su propagación, ejemplo: lavarse las manos y asegurarse de que el instrumental que deberá usar este desinfectado o esterilizado correctamente.
PUERTA DE ENTRADA

Pueden entrar en el organismo a través de las mismas vías que utilizan para salir. Ejemplo: cuando una aguja perfora la piel de un sujeto, los gérmenes entran en el organismo. Cualquier obstrucción del flujo de orina de un catéter urinario permite que los gérmenes penetren en la uretra. La manipulación incorrecta de los vendajes estériles sobre una herida abierta permite que los gérmenes patógenos entren en los tejidos puestos al descubierto.


HUÉSPED SUSCEPTIBLE

A pesar de que todo el mundo está constantemente en contacto con diversos tipos de gérmenes, no se desarrollará una infección hasta que un individuo se vuelva susceptible a la fuerza y al número de microorganismos capaces de producir la infección.Cuando más virulento sea un microorganismo, mayor es la posibilidad de que una persona sea susceptible. En las instituciones de salud, se está siendo cada vez más común, la existencia de microorganismos con una mayor virulencia y resistencia a los antibióticos. Se cree que esto va asociado con el uso frecuente y a veces inadecuado, de los antibióticos. Influyen sobre la resistencia contra una infección, las defensas naturales de la persona y algunos otros factores. La resistencia de una persona a un agente infeccioso se refuerza mediante vacunas o contrayendo realmente la enfermedad.
PROCESO INFECCIOSO

La gravedad de la enfermedad del sujeto depende de la magnitud de la infección, la patogenecidad de los microorganismos y la susceptibilidad del huésped.

Si la infección es localizada (infección de una herida), los cuidados adecuados controlan su propagación y reducen al mínimo la enfermedad. El sujeto de atención puede experimentar síntomas localizados como dolor y sensibilidad en el punto de la herida. Una infección que afecta a todo el cuerpo, en lugar de afectar sólo un órgano o una parte, se llama sistémica y puede llegar a ser mortal.

El curso de una infección influye sobre la prestación de los cuidados enfermeros. La enfermera tiene un papel crítico para minimizar su propagación, es la responsable de administrar correctamente los antibióticos y controlar la respuesta al tratamiento farmacológico. La terapia de apoyo incluye el aporte de la nutrición adecuada y el descanso para fortalecer las defensas contra el proceso infeccioso. La complejidad del cuidado depende también de los organismos afectados por la infección. Las enfermeras que sufren alguna herida en su propia piel también pueden adquirir las infecciones de los sujetos de atención, si sus técnicas de control de transmisión de infecciones son inadecuadas
CURSO DE LA INFECCIÓN POR ETAPAS



ETAPAS


CLÍNICA DE LA INFECCIÓN



PERIODO DE INCUBACIÓN


Intervalo entre la entrada del germen patógeno en el organismo y la aparición de los primeros síntomas



ETAPA DE PRÓDROMOS


Intervalo desde la aparición de signos y síntomas inespecíficos (malestares, fiebre baja, fatiga) hasta la aparición de síntomas más específicos ( durante este tiempo los microorganismos crecen, se multiplican y el sujeto es más capaz de propagar la enfermedad a los demás)



ETAPA DE ENFERMEDAD


Intervalo durante el cual el sujeto manifiesta los signos y los síntomas específicos de un tipo de infección.



CONVALECENCIA


Intervalo durante el que desaparecen los síntomas agudos de la infección (la duración de la recuperación depende de la gravedad de la infección y del estado general de salud del sujeto, la recuperación puede durar entre varios días y unos meses)

1   2   3   4   5   6

similar:

Agente infeccioso iconTecnologia en servicios agente de aduana s. A

Agente infeccioso iconCye67B. Contrato de Agencia o agente comercial

Agente infeccioso iconDefinicion de agente químico cancerígeno en el trabajo

Agente infeccioso iconClasificacion electrofisiologica de los agente antiarritmicos

Agente infeccioso iconRango de dosis habitual de un solo agente

Agente infeccioso iconModelo de poder para agente de transporte aduanero

Agente infeccioso iconEl Agente extintor principal para los aeropuertos de las categorías 1 a 3

Agente infeccioso iconEs la presencia en el ambiente de cualquier agente o bien de una...

Agente infeccioso iconVisto el expediente Nº 000-ads0dt-2007-137675-6 presentado por universo...

Agente infeccioso iconVisto el expediente N° 118-0114-2009-028591-6, presentado por la...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com