La mayor hazaña de alejandro magno






descargar 136.52 Kb.
títuloLa mayor hazaña de alejandro magno
página7/7
fecha de publicación23.10.2015
tamaño136.52 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

Vanse, y queda FELICIA



FELICIA: ¡Ay, Amor! ¡Así jamás

resista tu flecha ardiente

el corazón más valiente,

1825 que ya que a Alejandro das

valor, le des a su gente!

¡Venza Alejandro, Fortuna!

¡Estrellas, sol, clara luna,

dalde victoria a mi amante!

1830 No habrá dicha semejante

para mi pecho ninguna!

Pero, si en mi mano está

dársela, ¿qué me acobardo?

¿Qué me detengo? ¿Qué aguardo?

1835 El remedio pienso ya,

y ya sospecho que tardo.

Un papel le escribiré

diciéndole la flaqueza

de la ciudad, porque dé

1840 el asalto, que en mi fe

puede tanto tu belleza,

y a más de aquesto, la puerta

le abriré de la ciudad;

tendrá la victoria cierta,

1845 pues que ya su majestad

tiene la del alma abierta.
Vase. Salen ALEJANDRO, EFESTIÓN, como cojeando, que trae gota, PARMENIÓN, CLITO, después de haber dicho dentro
CLITO: ¡Echa el áncora al mar!

PARMENIÓN: ¡Aferra, aferra! [octavas]

CLITO: ¡Dobla el cabo y la vela!

SOLDADO 1: ¡Cía, cía!

SOLDADO 2: ¡Da la banda al batel!

PARMENIÓN: ¡Tomemos tierra!

1850 ALEJANDRO: ¡Oh, para mí dichoso y claro día,

aunque me espera temeraria guerra,

que no teme mi pecho y mi osadía.

¿Salió ya Efestión?

EFESTIÓN: Ya, señor, vengo

donde todo mi bien y amparo tengo.

1855 ALEJANDRO: Ya es tiempo, capitanes valerosos,

que mostréis el valor de vuestro pecho.

Ya del mar en los brazos espumosos

mil valientes hazañas habéis hecho.

[………………………………-osos]

1860 [………………………………-echo]

Ya intentamos vencer aquesta tierra

con fieras armas y insufrible guerra.

Hoy es razón que entienda el mundo entero

que no hay para nosotros defendida

1865 parte ninguna, porque aqueste acero

la ha de tener a su poder rendida.

Hoy el soberbio y arrogante fiero

Dario su Persia humilde y abatida

ha de ver a mis plantas su grandeza

1870 humillada a mi suma fortaleza.

Envidiad del gran Hércules la fama,

de quien el docto Homero ha celebrado

de aquel valor la siempre ardiente llama,

de quien los enemigos han temblado.

1875 A ser valiente su valor me llama,

y así…

EFESTIÓN: Señor, el tiempo ha llegado

en que la espada saques atrevida.

Tienes mi condición bien conocida.

De honrada envidia se me abrasa el pecho

1880 cuando advierto el valor de Hércules fuerte,

y quisiera al momento, a mi despecho,

a veces alcanzar tan rica suerte.

Imaginaba el muro ya deshecho

y a mí dando crüel y justa muerte

1885 a los persas, rindiendo, derribando,

y a su rey arrogante sujetando.

PARMENIÓN: Paréceme, señor, que vuestra alteza

podrá ya acometer.

ALEJANDRO: Pues, ¿qué os parece,

amigo Efestïón?

EFESTIÓN: La fortaleza

1890 de la ciudad es grande; mas se ofrece

mi espada a sujetarla a esa grandeza.

ALEJANDRO: Más el amor que os tengo siempre crece.

[………………………………………]

[………………………………………]

1895 ¿Cómo estáis de la gota?

EFESTIÓN: Algo indispuesto;

mas, aunque los pies tengo de esta suerte,

tengo los brazos sanos, que con esto

estoy para la guerra firme y fuerte,

así no podré huir, pues en un puesto

1900 habré siempre de estar.

ALEJANDRO: Daros la muerte

pudieran de esa suerte, y yo la estimo

más que la propia mía.

EFESTIÓN: Más me animo.

ALEJANDRO: ¿Qué ruido es éste entre la gente mía?

Salen SOLDADO 1, SOLDADO 2 y un ESPÍA preso



SOLDADO 1: Han prendido, señor, aqueste espía. [Estos dos versos sobran

a la octava.]

1905 ESPÍA: En este papel verás, [romance]

señor, que están engañados.

ALEJANDRO: Muéstrale a ver de quién es.

ESPÍA: El te lo dirá más claro.

ALEJANDRO: Lee, Clito.

CLITO: De mujer

1910 es la letra.

ALEJANDRO: Ya te aguardo.
Lee CLITO
“El amor que tengo a vuestra real majestad, causado de su ilustre y gloriosa fama, que ya no sólo en Persia, mas en las partes más remotas del mundo se conoce, me obligan [sic] a desear ver mi patria rendida por quien me tiene de la misma suerte. A la parte siniestra del muro está un baluarte al parecer fuerte, que es el más flaco y menos defendido que tiene la ciudad. Por él podrá vuestra majestad dar el asalto, que también mandaré abrir un portillo, por donde con más facilidad la entre solo a fin de que pague esta afición. –FELICIA, reina de Persia.”
ALEJANDRO: ¡Notable efeto de amor!

Cierto que estoy espantado.

EFESTIÓN: Todo, señor, lo mereces.

El sol te guarde mil años.

1915 PARMENIÓN: Ya está a tus plantas valientes

todo el imperio persiano.

ALEJANDRO: ¿Efestïón?

EFESTIÓN: ¿Gran señor?

ALEJANDRO: Mientras que doy el asalto,

os podéis aquí quedar

1920 en conserva.

EFESTIÓN: El cielo santo

sabe, señor, que me pesa

de faltar de vuestro lado;

mas aquesta enfermedad

me aflige.

ALEJANDRO: Pues entre tanto

1925 me habéis de ver pelear.

CLITO: Señor, por aqueste lado

se tiene de acometer,

que es el más débil y flaco.

ALEJANDRO: Ni las armas me dan miedo,

1930 ni de traiciones me valgo;

en sacando yo la espada

es lo más fuerte más vano.

Arrimad por esa parte

escalas.

CLITO: ¡Señor!

ALEJANDRO: Vasallos,

1935 lo que yo digo ha de ser[;]

para mi fama trabajo.

No quiero que diga el mundo

que le gané Persia a Dario

por traiciones, cuando puedo

1940 ganársela peleando.

¿Qué receláis, cuando viene

la ventura de Alejandro

con vosotros? ¿Qué teméis

cuando rijo aqueste brazo?

1945 ESPÍA: Es lo más fuerte esa torre.

ALEJANDRO: No importa, que en breve rato,

aunque os parezca de bronce,

la veréis hecha pedazos.

Y al que por aquesa parte

1950 me diere el feroz asalto,

le colgaré de una entena

¡por Apolo sacrosanto!

¡Esto es lo que importa, amigos!

¡Aquesto importa, vasallos!

1955 Seguidme.

CLITO: Todos te siguen.

ALEJANDRO: ¡Ea, valientes soldados!
Entranse todos con las espadas desnudas y queda EFESTIÓN solo
EFESTIÓN: ¡Oh, valeroso mancebo,

de quien el mundo ha contado

hazaña tan peregrina,

1960 [aun] entre Alcides tebano. [En el texto base, “aunque”]

Ya acomete valeroso;

ya va la escala trepando;

ya la entrada le defienden

los pertinaces contrarios.

1965 ¡Qué advertido se defiende

y cómo ofende gallardo!

¡Qué de enemigos derriba

con los reveses y tajos!

¡Por Apolo, que de verle

1970 en vivo fuego me abraso.

¡Ah, pies, que no me dejáis!

Ya a la muralla ha llegado;

mas no le dejan subir,

que son muchos los contrarios.

1975 En grande peligro está.

Cayó de la escala abajo.

Todos se arrojan sobre él.

Voy a defenderle.

Cae
¡Ay, hado

riguroso, que no puedo!

1980 ¡Que le matan! ¡Cielo santo!

¡Que matan a vuestro rey!

¡Ah, macedonios soldados!

¡Defendedle, que le matan!

Todos están peleando

1985 para socorrerle. Pies

me faltan --¡de enojo rabio!—,

cuando me sobran valientes,

para defenderle, manos.

Mas ya parece que vuelve

1990 otra vez a retirarlos.

Eso sí --¡viven los cielos!—

que venga bien sus agravios.

Ya le vuelven las espaldas,

que los macedonios bravos

1995 le acuden y le defienden,

que son de su diestra rayos.

Ya salen de la ciudad

los persas alborotados,

y Dario viene furioso

2000 dejando los muros altos.
Vase. Salen ALEJANDRO y DARÍO
ALEJANDRO: Gracias al sol luminoso

que una vez nos encontramos,

que lo deseaba ya.

DARÍO: Yo también lo deseaba, [rima defectuosa]

2005 y agora verás quién es

el que llama el mundo Dario.

ALEJANDRO: Esto lo dirán las armas.

DARÍO: No son armas ni son rayos

las mías.
Pelean
ALEJANDRO: Bien te defiendes.

2010 DARÍO: De tu braveza me espanto.

¡Deténte, pues, que caí!

ALEJANDRO: ¡Muere!

DARÍO: ¡Deténte, Alejandro,

que estoy rendido a tus pies,

y el olvidar los agravios

2015 es propio de heroicos pechos!

VOCES (dentro): ¡Victoria! ¡Viva Alejandro!

ALEJANDRO: Dame las armas.

DARÍO: Aquí

las rindo a tus pies. ¡Ay, hados

rigurosos, y qué poco

2020 amparáis a un desdichado!

ALEJANDRO: Mi gente es la victoriosa

y por eso te he dejado

con la vida, y me contento

en llevarte por esclavo.

2025 Álzate.
Salen CLITO, PARMENIÓN y EFESTIÓN, y FELICIA presa, y todos los que pudieren
PARMENIÓN: Señor, ya queda

por tuya Persia.

ALEJANDRO: ¡Oh, vasallos!

CLITO: Y ésta es Felicia, su reina.

ALEJANDRO: (Es hermosa.)

FELICIA: (¡Qué bizarro!)

ALEJANDRO: Si quieres la libertad,

2030 yo te la doy.

FELICIA: Poco pago

es ése de mi afición …

ALEJANDRO: ¿Cómo?

FELICIA: …si estás procurando

que me aleje de tus ojos.

DARÍO: ¿Esto más? ¡Ah, dioses falsos!

2035 ¿Presa mi esposa?

ALEJANDRO: A embarcar,

que el alma se va abrasando

por ir a ver a Campaspe.

EFESTIÓN: Toca a embarcar.

ALEJANDRO: Toca y vamos.
FIN DE LA JORNADA SEGUNDA
1   2   3   4   5   6   7

similar:

La mayor hazaña de alejandro magno iconJornada primera salen alejandro, parmenióN, efestióN y clito, y aparece alejandro en un

La mayor hazaña de alejandro magno iconAlejandro Jodorowsky Prullansky

La mayor hazaña de alejandro magno iconLucas alejandro landi

La mayor hazaña de alejandro magno iconAlejandro López Ramírez A01169388

La mayor hazaña de alejandro magno iconPreside: dr. Alejandro serrano sierra

La mayor hazaña de alejandro magno iconProyecto de vida Alejandro Gómez 11-2

La mayor hazaña de alejandro magno iconMgr. José Alejandro Núñez García

La mayor hazaña de alejandro magno iconColección dirigida por Alejandro G. Vigo FrancoIpi1

La mayor hazaña de alejandro magno iconInstitucion educativa colegio alejandro gutierrez calderon

La mayor hazaña de alejandro magno iconInstitucion educativa colegio alejandro gutierrez calderon


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com