Resumen del estado del medio ambiente local: componente aire 49




descargar 0.8 Mb.
títuloResumen del estado del medio ambiente local: componente aire 49
página8/34
fecha de publicación25.12.2015
tamaño0.8 Mb.
tipoResumen
med.se-todo.com > Documentos > Resumen
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   34

Dinámica económica del DMQ



Para aproximarse a la estructura productiva del DMQ se ha utilizado como referencia el Producto Interno Bruto - PIB de la provincia de Pichincha44. Como se puede observar en la Tabla 2.26., los componentes principales de la economía provincial son las industrias manufactureras, el transporte, almacenamiento y comunicaciones, la construcción y el comercio al por mayor y al por menor.
(Tabla 2.26. Estructura porcentual del PIB de la provincia de Pichincha)

      1. Mercado laboral



Tras la crisis financiera que afectó al Ecuador a finales del siglo XX, el comportamiento del mercado laboral en Quito ha experimentado un comportamiento fluctuante marcadamente diferenciado entre las cifras de empleo y subempleo. A las altas cifras de desempleo registradas en 1999 le sucede una dinámica tendiente a la estabilización en un dígito cuyo menor registro se observa en 2005, para 2006 el índice de desempleo volverá a aumentar disminuyendo nuevamente entre 2007 y 200845.
Con respecto al subempleo, tras las cifras registradas en 1999 se observa una tendencia a la disminución del indicador hasta 2002, a partir de allí se experimenta un fuerte incremento de la población subempleada en 2003 y una serie de oscilaciones que hacia 2008 muestran una cifra superior a la registrada en 1998, lo cual indica que en algo más de una década las condiciones de subempleo en Quito no han variado sustancialmente.
(Gráfico 2.10. Desempleo y subempleo en Quito, 1998 – 2008))
Por otro lado, cuando se observan los niveles de productividad laboral en la ciudad analizando la relación del PIB a nivel sectorial y empleo existente en el DMQ, y los indicadores de productividad laboral media (Gráfico 3.11.), encontramos que los sectores de comercio y servicios (exceptuando servicios financieros), que además de emplear una mayor proporción de personas en Quito, son los que más bajos niveles de productividad presentan:
“…se observa cómo los sectores de servicios y comercio emplean una proporción mayor de personas, con respecto a su participación en el PIB. Un caso evidente de desbalance se tiene con el sector de servicio doméstico, el cual ocupa al 7,5% de los quiteños pero tiene una participación cercana a cero en el PIB. Por el contrario, el sector transporte, almacenamiento y comunicaciones y los servicios financieros tendrían una alta productividad, ya que tienen una participación en el PIB muy superior, a la proporción de empleados que ocupa (…) la productividad del sector que más quiteños ocupa, comercio, es bastante baja pues cada empleado produce menos de US$ 3.400 al año, comparado con sectores como el transporte o la intermediación financiera, cuyas productividades por trabajador exceden los US$ 15.200 al año. Esta baja productividad del sector comercio puede estar relacionada con el alto índice de empleo informal que se presenta en este sector. Otros sectores con baja productividad son el de servicios personales (US$ 1.860), explotación de minas y canteras (US$ 910) y servicio doméstico (US$ 180). La productividad laboral media del DMQ asciende a US$ 5.000 al año. (Hydea Target Euro, 2008: 22)
(Gráfico 2.11. Análisis de las productividades en el DMQ)
Las ramas de actividad en las cuales se ocupa la PEA principalmente son las actividades de comercio al por mayor y al por menor (23,8%), la producción manufacturera (14,0%), la construcción y las actividades inmobiliarias las cuales incorporan cerca del 17% de la PEA.
(Tabla 3.30. Ramas de actividad en que se ocupa la PEA de Quito, 2006)

    1. Consumo de recursos




      1. Consumo de agua



El servicio de abastecimiento de agua potable está manejado por la Empresa Metropolitana de Alcantarillado y Agua Potable de Quito (EMAAP-Q). Está formado por varios sistemas que captan, tratan y distribuyen el agua para la ciudad. Los principales son el Sistema Papallacta Integrado (SPI) y el Sistema de Optimización de Papallacta (SOP) que sirven al centro y norte de la ciudad; el Sistema Mica- Quito Sur (SMQS) para el sector sur; el Sistema Pita desde las Conducciones Orientales para el sur de la ciudad; y con las Conducciones Occidentales los sistemas Centro Occidental, Pichincha, Noroccidente. Estos sistemas tienen una capacidad global de 13,020 l/s y una producción promedio de 6,785 l/s (EMAAP-Q, 2009).
(Incluir mapa de ubicación de los sistemas y tabla de capacidad)
Para la ciudad de Quito existen 5 plantas principales de tratamiento que se señalan en la Tabla 2.31. Las 8 plantas menores tienen una capacidad de entre 2 a 130 l/s (Tabla 2.32). Existen además 12 líneas de transmisión para la ciudad de Quito que se indican en la Tabla 2.33.
(Tabla 2.31. Principales plantas de tratamiento)
(Tabla 2.32. Plantas menores de tratamiento)
(Tabla 2.33. Líneas de transmisión de agua potable en la ciudad de Quito)
Para el sistema de distribución de agua potable en la ciudad de Quito están instalados un total de 2100km de tuberías de agua potable y 252 tanques de almacenamiento con una capacidad de 280,000m3 que alcanza para cubrir el 60% del volumen diario de agua en la ciudad (EMAAP-Q, 2009). Por su parte, el abastecimiento de agua potable para las parroquias del DMQ depende de los sistemas Bellavista, Pita- Puengasí y Papallacta, así como de diversas fuentes como vertientes, pozos, canales de riego y de sistemas menores de las parroquias.
(Tabla 2.34. Sistemas de abastecimiento de agua potable a parroquias)
Según la información del Censo 2001 entre 1990 y 2001 el promedio en el DMQ de acceso a agua entubada aumentó de 60 a 70% de cobertura de hogares, superando la situación provincial y nacional. Así además de las parroquias urbanas otras rurales tenían más del 70% de cobertura: Calderón, Conocoto, Cumbayá, Nayón y Pomasqui. Con un porcentaje entre 40 y 60% estaban en ese entonces las parroquias de Alangasí, el Quinche, Guayllabamba, Pifo, Puembo, San Antonio, Tababela, Tumbaco, Yaruquí y Zámbiza. Las parroquias por debajo del 40% eran Amaguaña, Atahualpa, Calacalí, Chavezpamba, Checa, Guangopolo, La Merced, Lloa, Nanegal, Nono, Pacto, Perucho, Píntag, Puéllaro y San José de Minas. Gualea es la única parroquia que reportaba valores inferiores al 10% de cobertura (PNUD-CISMIL-MDMQ 2008: 214).

De acuerdo con los datos de la EMAAP-Q se estima que para junio de 2009 la población servida de agua potable era aproximadamente de 2,130,509 habitantes representando un porcentaje de cobertura de 98.6% en el DMQ, lo cual indica un aumento de casi el 30% en la cobertura de agua potable en ocho años.

No obstante, los sectores más pobres de la población del DMQ se ven obligados a abastecerse de agua a través de otros medios como carros repartidores, pilas, llaves públicas, pozos, ríos o acequias. En la siguiente tabla se señalan los datos comparativos para la población general del DMQ y la población de los quintiles 1 y 2 según datos de la Línea de Base del Proyecto Salud del Altura del Municipio, realizado en el 2006.
(Tabla 2.35. Tabla 5. Acceso a agua en el DMQ de la población general y de la población correspondiente a los quintiles 1 y 2 )
Respecto al alcantarillado se puede observar un aumento del 43.7% en cuanto a las redes de este servicio ya que entre agosto de 2000 y abril de 2008 se construyeron 2.355,59 km alcanzando con eso un total de 5.388,59 km de redes (MDMQ, 2008: 287). Para junio de 2009 se alcanzó una cobertura de alcantarillado del 94.1% en el DMQ, beneficiando a 2.034,110 habitantes46 (EMAAP-Q, 2009).
(Tabla 3.36. Cobertura de servicio de alcantarillado y extensión de redes)
Por otro lado, de acuerdo con la Encuesta de Condiciones de Vida del 2006 (citado en PNUD-CISMIL-MDMQ, 2008: 215) para ese año se reportaba un 98% de cobertura del sistema de eliminación de excretas en el DMQ, siendo éste el más alto a nivel nacional. En lo referente a la cobertura rural y urbana, ésta última correspondiente a la ciudad de Quito llegaba a un 99% mientras que en el ámbito rural se alcanzaba un 86% (EMAAP-Q, 2009).

        1. Tratamiento de aguas residuales



Respecto a las aguas residuales actualmente solo reciben tratamiento las generadas por industrias, ya que están obligadas por la Ley de Régimen Municipal y la Ordenanza 213 a realizar controles y son regulados mediante auditorías ambientales y las Entidades de Seguimiento municipales. Se estima que aproximadamente el 90% de las industrias monitoreadas efectúa algún tipo de tratamiento, sin embargo en la mayoría de ellas resulta insuficiente e inapropiado para el tipo de industria (EMAAP-Q, 2010). No obstante, según datos del 2007 en ese año fue mucho menor el porcentaje de industrias que cumplieron con la normativa en todos los parámetros: solo el 21.08% es decir 105 de las 498 industrias que presentaron caracterizaciones de descargas líquidas (EMAAP-Q, 2009d).
Como se puede ver en la Tabla 2.37, las descargas de esas industrias van a dar ya sea a cauces de agua o pozos, así como al alcantarillado sin cumplir al 100% con lo establecido en la norma. De hecho el grado de cumplimiento según el cuerpo receptor de las descargas es mínimo: el 23.7% de las descargas al alcantarillado cumplieron con la norma, mientras que para el caso de los vertidos en cauces o pozos solo cumplió el 13.11% (EMAAP-Q, 2009d).
(Tabla 2.37. Cumplimiento de industrias según tipo de cuerpo receptor)
En este contexto es importante señalar que los ríos que están directamente relacionados con el DMQ por su ubicación geográfica son fuertemente presionados por las descargas de aguas residuales urbanas, estos ríos son: el Machángara, el San Pedro, el Monjas y el Guayllabamba los cuales registran altos niveles de contaminación47. De ellos, el río Machángara que nace a una elevación de 2.787 msnm y descarga en el río San Pedro a los 2.180 msnm, es el principal receptor de aguas residuales de la ciudad ya que la atraviesa de sur a norte y a su paso recibe el 75% de éstas además de basura y escombros, por lo que es uno de los más contaminados. De acuerdo con el Plan de Manejo de la Calidad del Agua, este río ha perdido todos sus usos posibles con excepción del uso hidroeléctrico y el de asimilación de desechos (MDMQ, 2005: 10).
El segundo río más contaminado del DMQ es el río Monjas que nace a una altura de 2.470 msnm y descarga en el río Guayllabamba a una elevación de 1.655 msnm. Este también es receptor de aguas servidas: el 20% de lo que se genera en la ciudad. En específico, recibe aguas de una importante zona del norte de la ciudad, de las poblaciones de Pomasqui y de San Antonio de Pichincha y de los barrios que se han ido estableciendo a lo largo de la Autopista Córdova Galarza (vía de acceso a las parroquias noroccidentales de la ciudad) (MDMQ, 2008: 284). Al igual que el Machángara los grados de contaminación en este río le impiden ser utilizado para cualquier uso excepto el hidroeléctrico y el de asimilador de desechos (MDMQ, 2005: 10). Ambos ríos han sido objeto de programas municipales de descontaminación que son explicados en el capítulo de Respuestas.
El río San Pedro por su parte, nace a una elevación de 2.760msnm hasta la confluencia con el río Machángara a una elevación de 2,080msnm. Este río recibe el 5% de las descargas residuales que se generan en el DMQ por lo que el grado de contaminación física, química y bacteriológica que ha adquirido ha afectado adversamente los usos de agua de este río para abastecimiento público, para lavado de ropa y uso agrícola sin restricciones (MDMQ, 2005). Sin embargo, el agua de este río es apta para generación hidroeléctrica, para abastecimiento industrial ilimitado (enfriamiento) y para asimilación de desechos (MDMQ, 2005: 10).
Finalmente, el río Guayllabamba se inicia en la confluencia del río San Pedro con el Machángara a una elevación de 2.180 msnm y desciende a la zona costera del Ecuador atravesando la cordillera de los Andes. De la misma manera que los otros ríos, éste tiene un nivel apreciable de contaminación, sin embargo debido a que recibe caudales de otros cursos de agua como el Cubi, Alambí, Magdalena, Pachijal, Yurimaguas y San Dimas, su capacidad asimilativa es mayor (MDMQ, 2005: 10).
La información provista en el Plan de Manejo de la Calidad del Agua (MDMQ, 2005) afirma que el agua de estos cuatro ríos pueden ser utilizados para algunos casos particulares, lo cual es corroborado por un documento más reciente elaborado con base en los datos generados por la EMAAP y el Programa de Saneamiento Ambiental (PSA) entre 2001 y 2008, afirma que la calidad de dichos ríos impide su utilización para los siguientes usos: consumo humano y uso doméstico, defensa de la vida acuática y silvestre, uso agrícola, uso pecuario de fines recreativos mediante contacto secundario, uso estético y uso industrial (EMAAP-BID-FICHNER-Hidroestudios, 2009: 102).
Así mismo, el estudio concluye que los aportes de materia orgánica de origen doméstico especialmente por coliformes totales y coliformes fecales (E. Coli) son los que principalmente degradan la calidad de los ríos, ya que los valores encontrados sobrepasaron excesivamente (de 4 a 5 escalas) los límites normativos, impidiendo así el aprovechamiento de los ríos para uso doméstico, preservación de la vida acática y silvestre, agrícola, pecuario y recreativo. Otra presión son los detergentes (tensoactivos) ya que afectan la calidad del agua en especial para uso recreativo, estético y para la preservación de la vida acuática, ya que en ninguno de los casos se cumple con los requerimientos de la norma (EMAAP-BID-FICHNER-Hidroestudios, 2009: 103-107).
La concentración de aceites y grasas también está superada en los cuatro ríos mientras que respecto al oxígeno disuelto (OD) a pesar de mostrar recuperación luego de pasar por centros poblados, los niveles encontrados “llegaron a no ser detectables en los tramos medios y bajos de los cauces analizados generando una calidad pobre de la fuente superficial para la preservación de la vida acuática” (EMAAP-BID-FICHNER-Hidroestudios, 2009: 107). El único parámetro que se encontró por debajo de la norma es el de sólidos disueltos totales (SDT).
En este contexto, las precarias condiciones de la calidad del agua de los ríos de Quito y su entorno buscan ser revertidas mediante la implementación del Plan de Descontaminación de los ríos de Quito que es explicado en el capítulo de Respuestas.

        1. Continuidad en el abastecimiento de agua



En general tanto la ciudad como las áreas rurales del DMQ cuentan con un abastecimiento de agua potable de casi el 100% durante todo el año. No obstante, cuando hay escasez por estiaje en los meses de verano las parroquias rurales se ven afectadas por racionamientos, los cuales están programados mediante calendarios que indican horas, áreas y frecuencias. A pesar de ello, los distritos Norte rural oriental, Norte rural occidental, Centro rural y Sur rural en los que la EMAAP-Q organiza la distribución del agua, tienen un índice de continuidad de 99% para el 2009. Lo mismo sucede para el caso del índice de continuidad dentro de la ciudad de Quito (EMAAP-Q 2009a y EMAAP-Q, 2009b).
Otro tipo de suspensión en el servicio sucede cuando se realizan reparaciones por fugas en tuberías principales y conexiones domiciliarias así como cuando la presión es baja (menor a 10PSI) (EMAAP-Q, 2010).

        1. Consumo de agua en el DMQ



El consumo de agua en el Distrito Metropolitano de Quito (DMQ) se divide en consumo doméstico, comercial, industrial y oficial (incluyendo al gobierno seccional). De estos, el doméstico es el que representa el mayor consumo con poco más del 80%, seguido por el comercial que está alrededor del 10%, el oficial entre el 6 y 7% y el industrial que se acerca al 3%. Como se puede observar en el Gráfico 2.12, el consumo se ha mantenido estable entre 2005 y junio de 2009 para todos los usos, con excepción del comercial y el industrial que muestran un leve descenso en todos los años (hay que tomar en cuenta que para el 2009 los datos registrados corresponden al primer semestre).
(Gráfico 2.12. Consumo de agua en el DMQ por sector productivo o uso (2005-2009))
Respecto al consumo por habitante48, según los datos del periodo 2005-2009 de la EMAAP-Q, aquel se sitúa en un promedio de 160 litros por habitante al día (lt/día/hab). A medida que ha ido en aumento la población que recibe el servicio de agua potable de 1,877,018 habitantes49 en 2005 a 2,096,846 en 2008, el consumo en metros cúbicos se ha incrementado también de 112,948,054 a 119,061,588 en los mismo años. No obstante, el consumo per cápita ha disminuido de 165 lt/día/hab a 156 lt/día/hab en ese periodo (no tomamos en cuenta el año 2009 ya que el análisis es anual y la información para éste se refiere solo al primer semestre).
(Tabla 2.38. Consumo de agua per cápita en el DMQ)
De acuerdo con otros cálculos de la EMAAP realizados a partir del consumo de cada cuenta doméstica registrada, en 2008 y 2009, el promedio de consumo por cuenta doméstica (con 5 habitantes por vivienda) es de 27,7m3 por usuario-mes, es decir 184 lts/día/hab. Sin embargo, este promedio está distorsionado hacia arriba por la existencia en el sistema comercial de la EMAAP-Q de más de 21,000 cuentas con propiedad horizontal (en las cuales la factura comprende el consumo de más de un predio, departamento, casa o Unidad Habitacional). Corregido este promedio, teniendo en cuenta el número de Unidades Habitacionales en lugar del número de cuentas, el consumo promedio facturado por unidad habitacional se reduce a 20,4 m3 por usuario al mes, esto es 136 lt/hab/día.
Recuadro 2.7. ¿Por qué ha disminuido el consumo per cápita de agua potable en el DMQ?
Por otra parte el consumo de agua por área, es decir en la ciudad de Quito o en las parroquias fuera de ésta, muestra diferencias importantes siendo el área rural la de mayor consumo con un promedio de 172.4 metros cúbicos entre el 2005 y junio de 2009 frente a 155.8m3 del área urbana. El mayor consumo promedio en las zonas parroquiales se debe, de acuerdo con la EMAAP-Q, a que en las parroquias suele haber casas habitación que cuentan con amplios jardines e incluso piscinas que son abastecidos con agua potable; así mismo en las parroquias rurales existen “propiedades agrícolas (frutales o florícolas) que pueden ser regadas igualmente con agua potable” (EMAAP-Q, 2010).
(Tabla 2.39. Consumo de agua por área del DMQ (lt/día/hab))

      1. Consumo de combustibles



Los combustibles de mayor consumo en el DMQ son la gasolina Extra, el diesel, la gasolina Súper y el gas licuado del petróleo (GLP). Los registros indican que en el año 2007 las fuentes móviles consumieron 105’513.295 galones de gasolina Extra, 45’585.467 galones de gasolina Súper y 67’576.095 galones de diesel Premium50. Las fuentes fijas de combustión demandan las mayores cantidades de diesel, registrándose un consumo de 22’831.018 galones en el año 2007, las fuentes móviles le siguen con 16’134.034 galones y otras fuentes con 6’328381 galones consumidos. Existe también un considerable uso de bunker por fuentes fijas (24’877.087 galones). Los consumos de GLP y madera se cuantifican en kilogramos y se ha registrado un bajo empleo de GLP en fuentes fijas (3’406747 kg) y un consumo mayoritario en otras fuentes (157’622.348 kg). La madera se utiliza principalmente por fuentes fijas, registrándose un consumo de 32’871.998 kg en el año 2007 (CORPAIRE, 2009d: 14).
(Tabla 2.40. Consumo de energía por sector y tipo de combustible)

        1. Calidad de los combustibles



El Ecuador produce combustibles de mala calidad, dada principalmente por una baja capacidad antidetonante y por elevadas concentraciones de azufre. Esto se debe principalmente al tipo de petróleo existente en el país, cuya densidad API es baja y su contenido de azufre es alto. A esto se suma la falta de modernización y empleo de tecnologías modernas en los procesos de refinación. Petroindustrial, la empresa estatal a cargo de la fabricación de combustibles a nivel nacional, produce combustibles de las siguientes características:
(Tabla 2.41. Características técnicas de los combustibles producidos en el Ecuador)
Cabe resaltar que el Diesel Premium se expende únicamente en el DMQ debido a que el municipio exigió a Petroindustrial la venta de este combustible con un contenido de azufre de 500 ppm.51 El alto contenido de azufre en los combustibles contribuye a la generación de emisiones de dióxido de azufre, provoca daños en el sistema de inyección de los motores y limita la introducción de nuevas tecnologías en los vehículos a diesel.
El Diesel Premium tiene el mismo contenido de azufre que el que se expende en Buenos Aires y Sao Paulo; mientras que en ciudades como Bogotá y Santiago el contenido de azufre en este combustible es de 50 ppm (ARPEL, 2007 en Arango, 2009:102). Para el caso de las gasolinas, la producida en el Ecuador al igual que la de Perú contiene 2000 ppm de azufre, siendo el valor más alto de Latinoamérica, seguida por las de Venezuela, Jamaica, Guatemala y El Salvador con 1500 ppm, Brasil con 1200 ppm, Uruguay, Paraguay, Panamá, Nicaragua, México, Honduras y Costa Rica con 1000 ppm; mientras que en Chile el contenido de azufre es de apenas 30 ppm (ARPEL, 2007 en Arango, 2009:103).
Si bien en el Ecuador no existe normativa que regula el contenido de benceno y compuestos aromáticos, – los cuales se adicionan con el objeto de aumentar la capacidad antidetonante en los motores- es importante comparar el contenido de estos compuestos en las gasolinas comercializadas debido a que la combustión incompleta de las gasolinas emite al ambiente hidrocarburos no combustionados. Países como Brasil poseen gasolinas con u 57% en volumen de aromáticos; le siguen Bolivia con 48%, Paraguay, Jamaica, Uruguay y Guatemala con un 45%; Venezuela y México con un 35%, Ecuador con un 30% y finalmente Colombia con un 20% (ARPEL, 2007 en Arango, 2009:103). Contradictoriamente, el bajo porcentaje n volumen de aromáticos en la gasolina ecuatoriana favorece a la calidad del aire debido a que se emiten menores concentraciones de hidrocarburos no combustionados.

Finalmente, las gasolinas con mayor contenido de benceno (% en volumen) son las de Jamaica con un 5%, seguidas por las de Bolivia y Paraguay con un 3%; Guatemala y Uruguay con 2.5%, Ecuador con 2%, Brasil y Argentina con 1,5%, Venezuela con 1.2%; México y Chile con 1,0 y finalmente Colombia con 0.7% (ARPEL, 2007 en Arango, 2009:104).

      1. Consumo de energía



La Empresa Eléctrica Quito (EEQ) es la encargada del suministro de este tipo de energía para los habitantes del DMQ y de los cantones: Mejía, Rumiñahui, San Miguel de los Bancos, Pedro Vicente Maldonado, Quijos y El Chaco. Los datos disponibles en la página web de esta entidad muestran que para el área de cobertura el grado de electrificación ha sido bastante alto. Esto se refleja en que durante el periodo comprendido entre los años 2000 y 2009 pasó de un 96.8% a un 98%, lo cual corresponde a una población electrificada de 2’365.500 habitantes. Por otro lado, el total de energía eléctrica consumida se incrementó en 1087,1 gigawatios hora entre los años 2000 y 2009. El consumo total de energía eléctrica registrado en el año 2009 fue de 3066,4 GWh (EEQ, 2009 y EEQ, 2010).
Cabe mencionar que la capacidad instalada de las centrales hidráulicas de la EEQ es de 91530 KW; mientras que la de las centrales térmicas es de 43400 KW (EEQ, 2009).
(Tabla 2.42. Indicadores de consumo de energía eléctrica para los abonados de la EEQ)
De todos los abonados a la EEQ se evidencia que el sector residencial es el mayor consumidor de energía eléctrica (1146,4GWh) representando el 42,4% del consumo, seguido por los sectores industriales (633.9 GWh) y comercial (610.1 GWh) que representan el 23,4% y 22,5% del consumo total reportado en el año 2007 (EEQ, 2009). Lamentablemente, no se han obtenido datos de indicadores de consumo de energía eléctrica específicos para el DMQ.
(Tabla 2.43. Energía eléctrica facturada por la EEQ por sector en MWh)

1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   34

similar:

Resumen del estado del medio ambiente local: componente aire 49 iconResumen la contaminación es la alteración negativa del estado natural...

Resumen del estado del medio ambiente local: componente aire 49 iconC148 Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminación del...

Resumen del estado del medio ambiente local: componente aire 49 iconResumen Los problemas ambientales globales ponen de manifiesto la...

Resumen del estado del medio ambiente local: componente aire 49 iconNº 50, Julio, Agosto y Septiembre 2011 la guerra contra el narcotráfico...

Resumen del estado del medio ambiente local: componente aire 49 iconPrimero. Se modifican los anexos 10 y 11 de la Orden de 31 de marzo...
«Boletín Oficial del Estado» de 13 de enero de 1986), 28 de octubre de 1991 («Boletín Oficial del Estado» de 13 de noviembre de 1991),...

Resumen del estado del medio ambiente local: componente aire 49 icon5. 1 contaminación del medio ambiente

Resumen del estado del medio ambiente local: componente aire 49 iconPrograma administracion del medio ambiente

Resumen del estado del medio ambiente local: componente aire 49 iconUn producto amigo del medio ambiente es el que

Resumen del estado del medio ambiente local: componente aire 49 iconContenidos del proyecto transversal de medio ambiente

Resumen del estado del medio ambiente local: componente aire 49 iconBloque ciencias de la tierra y del medio ambiente


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com