Resumen Ejecutivo general




descargar 3.72 Mb.
títuloResumen Ejecutivo general
página8/41
fecha de publicación27.12.2015
tamaño3.72 Mb.
tipoResumen
med.se-todo.com > Documentos > Resumen
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   41



2.7 Geología


  1. Cuenca Moquegua


Las formaciones geológicas que constituyen la región se extienden desde el Jurásico hasta el Cuaternario Reciente, representadas por rocas sedimentarias, intrusivas y extrusivas, actuando sobre ellas los procesos geodinámicos internos y externos, modificando las formaciones rocosas de acuerdo al mayor o menor comportamiento geomecánico y dando lugar a la formación de estructuras o fracturas, plegamientos y formación de cuerpos intrusivos o volcánicos de diferente cohesión y resistencia. (Mapa Temático 03).
El comportamiento geodinámico de las rocas en la región, se encuentra identificado por el grado de fracturamiento de carácter tectónico o sismotectónico, por la permeabilidad de las rocas a la acción erosiva de las aguas meteóricas, el viento y los glaciares.
Las principales unidades litológicas, con edades comprendidas entre el Cretáceo y el Cuaternario reciente son:
Volcánico Chocolate, con testigos como los cerros Airampal y El Papal al sureste del puerto de Ilo, conformantes de la cadena costanera, esta constituido por lavas andesíticas de color verdoso a chocolate que muestran textura afanítica o porfirítica. Ocasionalmente se encuentran bancos de dacíta gris clara con estructura amigdaloide y bancos de calizas hasta 8 metros de espesor. En las laderas meridionales del cerro El Papal, se observa a esta unidad litológica intruida por granodiorita. A pesar de no haberse encontrado fósiles, por su ubicación con el Grupo Yamayo (Triásico-Jurásico inferior) y la Formación Guaneros (Jurásico superior), se le correlaciona con la de Arequipa perteneciente al Jurásico inferior.
Grupo Toquepala, conjunto de rocas dividido cuatro unidades, de la más antigua a la más moderna: Formación Toquepala, Formación Inogoya, Volcánico Paralaque y Volcánico Quellaveco.
La Formación Toquepala, se presenta en los cañones de las partes inferiores de las vías Huaracane y Torata; en las paredes de los cañones se comprueba su composición: en la parte inferior conformada por derames, brechas de flujos piroclásticos de composición andesítica, dacítica y riolítica, de color verdoso pardo y violeta. En la parte media se encuentran lentes de conglomerados y areniscas de color verde a marrón; en la parte superior de esta secuencia se observan derrames y brechas de flujos riolíticos de colores marrón claro y aglomerados de color blanquecino, rosado o verdoso.
Esta unidad presenta un espesor de 650 a 700 m en el área Huaracane-Torata, pero probablemente su grosor total llega a los 1 500 a 2 000 m en la parte occidental del área del Proyecto. Esta formación se encuentra conformando los cerros Los Angeles, Estuquiña y Huaracane.
La Formación Inogoya, compuesta de conglomerados y areniscas gruesas de color gris verdoso o pardo claro, presenta un grosor aproximado de 400 m. La parte inferior se compone de conglomerados muy gruesos de naturaleza volcánica y matriz areno-tufácea. La parte superior es areno-tufácea de color marrón a verdoso con bandas y lentes de conglomerados.
El Volcánico Paralaque, aflora en una secuencia de rocas volcánicas de más de 2 000 m de potencia en la zona del mismo nombre, compuesta mayormente por derrames de dacita, riolita y andesita, de colores marrón y rosado claro, con conglomerados en el tercio superior. Esta formación infrayace con discordancia al volcánico Quellaveco y subyace con igual relación a la Formación Inogoya, estas relaciones estratigráficas son visibles en las quebradas Otora, Quele y Torata.
El Volcánico Paralaque aflora extensamente en la ladera que se extiende inmediatamente arriba de las localidades de Otora, Paralaque y Torata; la carretera que va a Puno por la ladera izquierda del río Chujulay y la que conduce a la mina Cuajone, cortan secciones completas de esta unidad.

Formación Moquegua, ubicada en el límite del Mio-Plioceno (terciario superior), aflora como remanentes sobre el Grupo Toquepala al oeste de Paralaque extendiéndose hacia el sur y suroeste, mayormente cubierta por depósitos cuaternarios y por el Volcánico Huaylillas, presentándose en los cerros Colorado y Gordo, al este de la ciudad de Moquegua. Esta formación se expone en el valle del río Moquegua y en general en las numerosas quebradas secas.


Estratigráficamente la Formación Moquegua sobreyace con fuerte discordancia, a las rocas del Grupo Toquepala e infrayace en discordancia angular a unos bancos de toba volcánica (tufo), del Volcánico Huaylillas.
La Formación Moquegua ha sido dividida en dos miembros: Moquegua inferior, bien expuesto en las partes bajas del valle de Moquegua, consistente en una secuencia de areniscas arcósicas a tobáceas, de color gris a marrón claro que alternan en forma casi regular con areniscas arcillosas y arcillas grises o rojizas. Las areniscas son de grano medio a grueso y se componen principalmente de feldespato y cuarzo de formas sub-angulares, con regular cohesión y matriz arcillosa. En la parte superior las partes son mas delgadas (0,20 a 0,50 m) y predominan los horizontes arcillosos con capitas de yeso.
En el tope del Moquegua Inferior, cerca de Rinconada, existe un horizonte yesífero constituido por capas de 0,15 a 0,20 m de yeso blanco de textura granular sacaroide que se intercala con capas arcillosas yesíferas de color rojizo. Más al sur en Jaguay – Rinconada se reconoce el horizonte yesífero que constituye el tope el miembro inferior.
El Moquegua Superior, presenta una litología areno-conglomerádica intercalada con tobas volcánicas, areniscas tobáceas, arcillas y tobas redepositadas, que sobreyace con débil discordancia al Moquegua inferior, tal como se ve en la parte alta del valle del río Moquegua y en los cortes de las quebradas y farallones. Su parte superior esta parcialmente cubierta por un banco de toba volcánica color blanco, del Volcánico Huaylillas.
El cerro Baúl a 5 km al sur del pueblo de Torata, está constituido por bancos horizontales de conglomerado de elementos pequeños sub-redondeados a angulosos de 0,05 a 0,30 m de sección, en matriz areno-tobácea de grano grueso.

Volcánico Huaylillas, perteneciente al Plioceno medio o superior, está constituido por tufos dacíticos y riolíticos de colores blanco grisáceo, gris blanquecino y rosado, aflora desde la parte alta (altiplano), al este de Humalso y se extiende hacia el suroeste, con dirección a Sajena Alta, en donde es cortado por una serie de quebradas como: Sajena, Otora, Porobaya y Paristancia.


La textura y consistencia de la roca varía desde el tufo de grano grueso, poroso, relativamente friable, hasta las fases de tufo compacto y macizo que tiene la apariencia de derrames.
Formación Capillune, constituida por una serie alternante de areniscas arcosicas de grano fino pobremente diagenizadas, con colores grises a amarillentos, arcillas blanco amarillentas en capas delgadas, lentes de areniscas conglomerádicas con matriz tufácea, aflora en el área de Humalso entre los cerros Antametatane y Chapaco. Topográficamente conforma pequeñas lomadas de cumbres más o menos horizontales o conformando tierras bajas que cubren amplias zonas. Se encuentra en posición horizontal o ligeramente inclinada, sin ofrecer mayores deformaciones estructurales.
Esta unidad suprayace en discordancia ocasional al Volcánico Huaylillas que es del Plioceno medio a superior e infrayace al Volcánico Barroso, de edad Plio-Pleistoceno, con discordancia igualmente ocasional; por lo tanto la Formación Capillune se le asigna como perteneciente al Plioceno superior.

Volcánico Barroso: secuencia de rocas volcánicas constituidas por una intercalación de bancos de tobas y lavas de composición traquítica con cantidades menores de andesitas, se evidencia en la zona de Humalso y al sur de Chilligua, formando los cerros más altos de la zona.


En el área se encuentra cubriendo directamente al Volcánico Huaylillas y muy localmente a la Formación Capillune; estas dos unidades a su vez están cubiertas por depósitos fluvioglaciales que se encuentran ocupando las pampas.
El Volcánico Barroso estratigraficamente suprayace a la Formación Capillune del Plioceno superior con discordancia erosional e infrayace a depósitos del Cuaternario antiguo, por lo que se le ubica entre el Plioceno superior y el Pleistoceno.
Depósitos Morrénicos y Fluvioglaciales, compuestos por una mezcla heterogénea de cantos angulosos de rocas volcánicas en una matriz areno-arcillosa, se presentan en la Pampa de Humalso, extendiéndose parcialmente hasta las cercanías de Chillihua; formando suaves ondulaciones y cubiertos parcialmente por una rala vegetación (ichu). Estos depósitos se consideran del Pleistoceno.
Depósitos Cuaternarios, comprendiendo los depósitos aluviales, coluviales, fluviales y bofedales.
Los depósitos aluviales se diferencian en terrazas y abanicos, encontrándose los primeros desde Torata, Pampas del Arrastrado, sector Estuquiña, Pampas de San Antonio, Jaguay, Quebrada Seca, Cerro Cabras, Pampas de las Pulgas, Pampas del Polo y Pampa Colorada; están compuestas por cantos redondeados, sub-angulosos y angulosos de varios tipos de rocas, mayormente volcánicas de 0,05 a 0,30 m de diámetro englobadas en una matriz areno-arcillosa. Aisladamente se encuentran lentes de areniscas y tufos redepositados.

En menor grado los torrentes subsidiarios a los ríos principales han depositado en su desembocadura, todo tipo de materiales clásticos (gravas y bloques angulosos de tamaño variable, mezclados con arenas y arcillas) que muestran la forma típica de abanicos aluviales.
Los depósitos coluviales son muy pequeños, conformados por bloques y fragmentos angulosos con escasa matriz areno-limosa; presentes en los flancos de los valles.
Los depósitos fluviales, constituidos por gravas, arenas y arcillas en actual proceso de transporte y deposición, se distinguen a lo largo del valle de Torata (entre Coplay y Yacango), a lo largo del fondo del valle del río Moquegua, desde Tumilaca.
Los denominados bofedales se encuentran circunscritos al Altiplano, en los nacimientos de quebradas y ríos; están constituidos por pequeños depósitos de arenas arcillosas, con materia vegetal descompuesta en zonas pantanosas, donde crecen variedades de pasto natural.


  1. Cuenca Tambo


Las formaciones geológicas que constituyen la cuenca del río Tambo se extienden desde el Jurásico hasta el Cuaternario Reciente; están representadas por rocas sedimentarias, intrusivas y extrusivas, actuando sobre ellas los procesos geodinámicos internos y externos, modificando las formaciones rocosas de acuerdo al mayor o menor comportamiento geomecánico y dando lugar a la formación de estructuras o fracturas, plegamientos y formación de cuerpos intrusivos o volcánicos de diferente cohesión y resistencia.
El comportamiento geodinámico de las rocas en la región, se encuentra identificado por el grado de fracturamiento de carácter tectónico o sismotectónico, por la permeabilidad de las rocas a la acción erosiva de las aguas meteóricas, el viento y los glaciares. Estas perturbaciones de las rocas y el proceso de vulcanismo propio de la región se manifiesta en la presencia de conos volcánicos o cráteres con fumarolas o cenizas volcánicas.
Las principales unidades litológicas, con edades comprendidas entre el Cretáceo y el Cuaternario reciente son:

Volcánico Chocolate, a la margen izquierda del río Tambo, sector la Pascana, conformantes de la cadena costanera, esta constituido por lavas andesíticas de color verdoso a chocolate que muestran textura afanítica o porfirítica. Ocasionalmente se encuentran bancos de dacíta gris clara con estructura amigdaloide y bancos de calizas hasta 8 metros de espesor. En las laderas, se observa a esta unidad litológica intruida por granodiorita.
Formación Toquepala, se presenta aguas arriba del volcánico Chocolate, en la margen izquierda del río Tambo, cabecera del valle de Tambo, allí se comprueba su composición: en la parte inferior conformada por derames, brechas de flujos piroclásticos de composición andesítica, dacítica y riolítica, de color verdoso pardo y violeta. En la parte media se encuentran lentes de conglomerados y areniscas de color verde a marrón; en la parte superior de esta secuencia se observan derrames y brechas de flujos riolíticos de colores marrón claro y aglomerados de color blanquecino, rosado o verdoso. Esta unidad presenta un grosor promedio de 650 a 1 000 m.

Formación Moquegua, ubicada al norte de la formación Toquepala, margen derecha del río Tambo, al norte del sector La Pascana. Esta formación se expone sobre unos cerros y en general en las numerosas quebradas secas.


Formación Pichu, constituída por una serie volcánica - clástica, con niveles de andesita porfirítica de estructura maciza, lenticular y textura mayormente brechoide, porfirítica y areniscosa; litológicamente se presentan como tufos riolíticos y andesíticos brechoides; luego se tienen lavas andesíticas y andesitas porfiríticas de color verdoso y violáceo con matriz vítrea.
Volcánico Tolapalca, se trata de una unidad de rocas volcánicas de característica intrusiva y estructura maciza, conformadas por andesitas porfiríticas con matriz vítrea relacionada a la presencia de aguas termales.
Formación Quemillone, Consiste de una serie volcánico – sedimentaria, que en la base está constituida por un conglomerado de fragmentos angulosos a subredondeados de andesita y dacita, con matriz arenosa de grano medio a grueso; sigue la secuencia de areniscas conglomeráticas, lutitas, calizas silicificadas con lentes de Chert con estratificación delgada a regular y sub – horizontal 200 N.W.
Formación Capillune, constituida por una serie alternante de areniscas arcosicas de grano fino pobremente diagenizadas, con colores grises a amarillentos, arcillas blanco amarillentas en capas delgadas, lentes de areniscas conglomerádicas con matriz tufácea, aflora en el área de Humalso entre los cerros Antametatane y Chapaco. Topográficamente conforma pequeñas lomadas de cumbres más o menos horizontales o conformando tierras bajas que cubren amplias zonas. Se encuentra en posición horizontal o ligeramente inclinada sin ofrecer mayores deformaciones estructurales.

Esta unidad suprayace en discordancia ocasional al Volcánico Huaylillas que es del Plioceno medio a superior e infrayace al Volcánico Barroso, de edad Plio-Pleistoceno, con discordancia igualmente ocasional; por lo tanto al Formación Capillune se le asigna como perteneciente al Plioceno superior.

Volcánico Barroso: secuencia de rocas volcánicas constituidas por una intercalación de bancos de tobas y lavas de composición traquítica con cantidades menores de andesitas, se evidencia en la zona de Humalso y al sur de Chilligua, formando los cerros más altos de la zona.


En el área se encuentra cubriendo directamente al Volcánico Huaylillas y muy localmente a la Formación Capillune; estas dos unidades a su vez están cubiertas por depósitos fluvioglaciales que se encuentran ocupando las pampas.
El Volcánico Barroso, estratigráficamente suprayace a la Formación Capillune del Plioceno superior con discordancia erosional e infrayace a depósitos del Cuaternario antiguo, por lo que se le ubica entre el Plioceno superior y el Pleistoceno.
Depósitos Morrénicos y Fluvioglaciales, compuestos por una mezcla heterogénea de cantos angulosos de rocas volcánicas en una matriz areno-arcillosa, se presentan en la Pampa de Humalso, extendiéndose parcialmente hasta las cercanías de Chillihua; formando suaves ondulaciones y cubiertos parcialmente por una rala vegetación (ichu). Estos depósitos se consideran del Pleistoceno.
Depósitos Cuaternarios, comprendiendo los depósitos aluviales, fluviales y bofedales.
Los depósitos aluviales, se diferencian en terrazas y abanicos, encontrándose el primero en la Pampa El Alto; está compuesta por cantos redondeados, sub-angulosos y angulosos de varios tipos de rocas, mayormente volcánicas de 0,05 a 0,30 m de diámetro englobadas en una matriz areno-arcillosa. Aisladamente se encuentran lentes de areniscas y tufos redepositados.
En menor grado los torrentes subsidiarios al río principal han depositado en su desembocadura, todo tipo de materiales clásticos (gravas y bloques angulosos de tamaño variable, mezclados con arenas y arcillas) que muestran la forma típica de abanicos aluviales. Los depósitos fluviales, constituidos por gravas, arenas y arcillas en actual proceso de transporte y deposición, se distinguen a lo largo del valle de Tambo (Entre la parte media y la parte baja del valle). Los denominados bofedales se encuentran circunscritos al Altiplano, en los nacimientos de quebradas y ríos; están constituidos por pequeños depósitos de arenas arcillosas, con materia vegetal descompuesta en zonas pantanosas, donde crecen variedades de pasto natural.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   41

similar:

Resumen Ejecutivo general icon1. resumen ejecutivo 4

Resumen Ejecutivo general iconResumen Ejecutivo

Resumen Ejecutivo general iconResumen ejecutivo

Resumen Ejecutivo general iconResumen ejecutivo

Resumen Ejecutivo general iconResumen ejecutivo

Resumen Ejecutivo general iconResumen ejecutivo

Resumen Ejecutivo general iconResumen ejecutivo

Resumen Ejecutivo general iconResumen ejecutivo

Resumen Ejecutivo general iconResumen ejecutivo

Resumen Ejecutivo general iconResumen ejecutivo 4


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com