Para º (cuidado: estas actividades tienen la solucióN)




descargar 80.7 Kb.
títuloPara º (cuidado: estas actividades tienen la solucióN)
fecha de publicación06.01.2016
tamaño80.7 Kb.
tipoSolución
med.se-todo.com > Documentos > Solución
Para 4.º (CUIDADO: ESTAS ACTIVIDADES TIENEN LA SOLUCIÓN)
El lenguaje científico y la lectura comprensiva en el área de ciencias, Jesús Amado Moya. Colección Blitz.
1. PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DEL LENGUAJE CIENTÍFICO
1.1. Precisión
Tal vez sea ésta la cualidad más importante del lenguaje científico. Los científicos de todos los campos se han esforzado, a lo largo de la historia, por acuñar una terminología propia en la que cada término responde unívocamente a un concepto o definición con el fin de evitar las ambigüedades del lenguaje corriente.
La precisión científica exige una correspondencia biunívoca entre los elementos del conjunto de términos científicos y los elementos del conjunto de nociones, definiciones o conceptos. Tal monorreferencialidad no se cumple en el lenguaje común, en el que puede darse la sinonimia (dos o más términos tienen igual significado) y la polisemia (una misma palabra tiene múltiples significados).
Como acertadamente expone P. Ricoeur, «el lenguaje científico y el lenguaje poético constituyen los dos polos de una misma escala: en un extremo reinan los significados unívocos anclados en las definiciones; en el otro extremo, ningún sentido se estabiliza, moviéndose en el juego de todas las posibilidades interpretativas».
En el lenguaje científico se tiende a una fidelidad absoluta al lenguaje literal entendido como opuesto al lenguaje figurado. El precio a pagar por esta precisión absoluta es la falta de brillantez literaria, ya que la necesidad de utilizar siempre el mismo término para referirse a un concepto hace que éste se repita una y otra vez en los textos científicos. En un texto normal, en cambio, se buscan equivalentes de cada palabra para no caer en la repetición.
La falta de precisión, que en otros ámbitos de la comunicación puede tomarse como una cortesía por medio de la cual se diluye la rotundidad de una opinión, resulta ser un hecho negativo en un texto científico, pues la imprecisión terminológica suele ir acompañada por el error conceptual.
1.2. Neutralidad
El lenguaje científico está libre de las acepciones, connotaciones o matices afectivos, tan frecuentes en los mensajes del lenguaje común y literario.
Ciertamente, esta neutralidad emocional es más una tendencia u objetivo del lenguaje científico, que una meta conseguida. Así, hay campos de la ciencia en que dicha neutralidad está prácticamente lograda, mientras que determinados términos de algunas áreas científicas, al pasar a ser utilizados en el lenguaje común, adquieren matices o connotaciones afectivas. Así, frente a términos matemáticos de evidente neutralidad como raíz cuadrada, integral, determinante, etc. se encuentran algunos términos médicos con enorme carga emocional como cáncer, sida, cirugía, tumor, etc. E incluso en campos aparentemente neutrales como la Física, se observan términos que van adquiriendo matices de simpatía o antipatía como radiactivo, voltaje, caloría, energía, etc.
Pero donde más se revela la neutralidad del lenguaje científico es en la impersonalidad de su exposición, conseguida sobre todo por procedimientos sintácticos: ausencia de formas correspondientes a la segunda persona del singular o del plural, escaso empleo de la primera persona del singular, uso muy frecuente del plural de modestia en la primera persona del plural, empleo, a veces abusivo, de verbos impersonales y de la voz pasiva para eludir la presentación del sujeto de la oración, utilización de imperativos que evitan la apelación directa a la 2a persona (consideremos, supongamos o definamos). Todo ello encierra el deseo latente de objetivizar cuanto se expone, minimizando o anulando el posible error, fallo o ilusión personal. En definitiva, se pretende sobre todo conseguir la mayor credibilidad y despertar la confianza por parte del lector u oyente.
1.3. Universalidad
El lenguaje científico es utilizado por la comunidad científica internacional. Por eso, para acuñar un nuevo término hay que atenerse a unas normas terminológicas establecidas, lo que obliga, en muchas ocasiones, a sustituir algunos términos excesivamente particulares o idiosincráticos de una lengua por otros más comprensibles.
El carácter universal de los textos científicos tiene una explicación histórica: hasta el siglo XVI fue el latín la lengua dominante en los textos científicos y culturales de Occidente. Gracias a esto la ciencia se difundió en los ambientes universitarios de toda Europa. Cuando las lenguas vernáculas europeas fueron desplazando al latín, un gran número de términos y vocablos quedaron ya acuñados en su forma grecolatina. Posteriormente, se siguió recurriendo al latín y al griego para los neologismos que la ciencia, en su avance, iba necesitando.
También se han creado neologismos a partir de los idiomas modernos: el francés durante el siglo XVIII, el alemán en el siglo XIX y sobre todo el inglés desde el siglo XX hasta la época actual.
1.4. Concisión
Se supone que el lenguaje científico tiende a expresar las ideas con el menor número de palabras, huyendo de la retórica o adornos literarios. De ahí la particular propensión a sustituir frases enteras por una única palabra o expresión como por ejemplo raíz cuadrada, combustión, centro de gravedad, radiografía, etc. Esto explica también la tendencia al acortamiento de las palabras compuestas median- te diversos recursos:
- Braquilogía o abreviación, por ejemplo: bit por binary digit; sial por silicio+aluminio.

- Reducción de expresiones enteras a una sola palabra, a veces nombre propio, como nicol por prisma de Nicol; jacobiano por determinante de Jacobi;

- Siglas que se convierten en sustantivos como láser, sida, ADN , etc.
Por supuesto, no podemos dejar de referirnos en este apartado a la multitud de símbolos científicos que, aceptados y utilizados internacionalmente, favorecen la concisión o economía. Entre otros, citamos los símbolos matemáticos, como los números, los signos aritméticos (+, -, x, /, %) o algebraicos (=, ( ), >, <, √...), los símbolos correspondientes al Sistema Internacional de unidades (m, kg, s, Ω...), los símbolos de los elementos químicos (H, He, Li, Be...) o las fórmulas de las moléculas químicas (H2O, H2SO4, HCl, NaCl, etc.)

2. LA TERMINOLOGÍA: LA FORMACIÓN DE NEOLOGISMOS TÉCNICOS
Para alcanzar las características de precisión, concisión, etc. que hemos estudiado, los científicos han creado y crean gran cantidad de términos para poder referirse a las novedades y descubrimientos que se producen sin cesar. Como hemos dicho anteriormente los términos científicos se encuentran en correspondencia biunívoca con las definiciones y conceptos que designan.
Para acuñar nuevos términos se han seguido y se siguen varios procedimientos:
- Neología de forma (creación de una palabra nueva).

- Neología de sentido (atribución de un sentido nuevo a una palabra ya existente).

- Neología sintáctica (cambio de categoría gramatical, de un elemento, o de su función).

2.1 La neología de forma
La neología de forma es la más frecuente. Se puede analizar atendiendo bien al origen de los elementos empleados, bien a los mecanismos utilizados para articularlos.
SEGÚN EL ORIGEN
La mayoría de los términos científicos proceden de nombres comunes tomados del latín y el griego. Por ejemplo microscopio (griego), centrífugo (latín), hidrógeno (griego), etc.
En la actualidad, aunque se siguen utilizando las lenguas clásicas para construir neologismos científicos, es cada vez más frecuente el uso de lenguas modernas. Es el inglés el que produce un mayor número de términos. Por ejemplo: brainstorming, bypass, casting, chance, container, drug, fuel oil, hit, output, etc.

SEGÚN LOS MECANISMOS DE FORMACIÓN
Podemos distinguir los siguientes tipos:
- Neologismo compuesto. Se produce por la unión en una sola palabra de dos elementos independientes. Enumeramos algunos de los elementos más frecuentes que funcionan como primer elemento del compuesto:
Acuo-: agua

Aero-: aire

Agro-: campo

Baro-: peso o presión

Cine-: movimiento

Cromo-: color
Enumeramos algunos de los elementos más frecuentes que funcionan como segundo elemento del compuesto:
-edro: cara

-filo: amigo, amante

-fobo: temor, miedo

-gono: ángulo
- Otros neologismos se forman por la combinación sintáctica de dos términos o palabras. Por ejemplo: síndrome de Down, serie de Fourier, teorema de Pitágoras, efecto Compton, momento de inercia, centro de gravedad, etc.
- Se incluyen en este apartado los neologismos formados por reducción como son las abreviaturas, siglas, símbolos y demás apócopes cuyos ejemplos hemos mostrado anteriormente.
2.2. La neología de sentido
Se trata de la asignación de un significado o acepción nueva a una palabra previamente existente. Así, y por citar un campo de plena actualidad como es el de la informática, hallamos tecnicismos como bucle, memoria, menú, bus, etc. y, en la ciencia en general palabras como onda, crestas, valles, nudo, pila, cocodrilo, tabla periódica, elemento, etc.
2.3. La neología sintáctica
Consiste en el cambio de categoría gramatical de un nombre preexistente. Suele hacerse de dos formas: la primera cuando un adjetivo pasa a sustantivo (de máquina calculadora obtenemos simplemente calculadora; de sustancia edulcorante pasamos a edulcorante, etc.) y la segunda cuando un nombre propio se convierte en nombre común como cuando se habla de un geiger, un bunsen, un nicol, etc.).

3. ANÁLISIS DE TEXTOS EXPOSITIVOS CIENTÍFICOS
Las palabras o términos específicos de nuestro ámbito científico pueden clasificarse de la siguiente manera:
- Palabras que denotan objetos o entidades reales que permiten ser observados e identificados, como, por ejemplo, los huesos del cuerpo humano, el material del laboratorio, los minerales, las frutas, etc.
- Palabras que definen procesos que ocurren en el ámbito científico, como, por ejemplo, evaporación, disolución, fusión, destilación, fotosíntesis, evolución, combustión, reacción, etc.
- Palabras que designan conceptos científicos propiamente dichos, como fuerza, presión, densidad, entropía, calor, masa, temperatura, energía, pH, etc.
- Símbolos u operadores específicos, como fórmulas, tablas, gráficas, diagramas, ecuaciones, esquemas, modelos, etc.
- Palabras no estrictamente científicas pero que se hallan muy presentes en el discurso de la ciencia como relativo, absoluto, criterio, ciclo, puntual, ideal, reversible, factor, normal, inferencia, tabular, determinar, equilibrio, específico, derivada, integral, etc.
Las proposiciones podemos clasificarlas en las siguientes categorías:
- Evocación, cuando se refiere a un hecho de la experiencia cotidiana o concepto que se supone conocido por el alumno.
- Definición, cuando se establece un término nuevo en su contexto teórico.
- Aplicación, cuando se propone un ejemplo que extiende o consolida una definición.
- Descripción, cuando se hace referencia a hechos o sucesos científicos, no cotidianos, que se suponen desconocidos por el lector, o a conceptos auxiliares que clarifican el texto.
- Interpretación, cuando se elaboran conceptos teóricos que describen las relaciones o acontecimientos experimentales.
- Planteamiento de un problema mediante preguntas (no retóricas) que pueden resolverse con los conceptos ya definidos, con el objetivo de estimular el interés o poner a prueba los conocimientos adquiridos por el alumno.
Las proposiciones que forman un párrafo deberán tener cohesión interna, para lo cual se precisan inferencias-puente, que si no están explicitadas por el autor han de ser elaboradas por el lector, utilizando sus conocimientos sobre el tema. Por ejemplo en el texto siguiente: «Inicialmente se explicaron estos hechos afirmando que el núcleo contenía doble número de protones. Esto implicaría una enorme repulsión electrostática entre los protones que forman el hipotético núcleo». En este caso, la conexión entre ambas proposiciones sólo puede ser realizada por el lector que conozca la ley de Coulomb.
Los párrafos en general, y también los de naturaleza científica, pueden clasificarse según su finalidad en los siguientes tipos:
- Descriptivo. («Estudiemos a continuación el buitre...»)

- Causal. («Como resultado de la contaminación ...»)

- Comparativo. («A diferencia del león, el tigre ...»)

- Enumerativo. («Las etapas de crecimiento son ...»)

- Resolutivo. («Una posible solución de este problema ...»)

- Consecutivo. («Una consecuencia del fenómeno de...»)
Además, los párrafos deben tener coherencia global, que estará definida por su idea central. La idea central podrá obtenerse del párrafo de la siguiente manera:
- Por omisión de las proposiciones no relevantes.

- Por selección de la proposición clave.

- Por generalización de los elementos comunes de las proposiciones.
Para llevar a cabo una lectura comprensiva de la globalidad del texto es necesario que se establezca la estructura lógica del mismo a través de un esquema que recoja las ideas principales y secundarias. El esquema de un texto establece el enlace entre los párrafos del mismo y su estructura general, hilo conductor que en muchas ocasiones acompaña a la totalidad del texto y cuya identificación facilita enormemente la retención por parte del lector.

4. ORIENTACIONES PARA REALIZAR ACTIVIDADES CON LOS ALUMNOS
La atmósfera y su relación con los seres vivos
Como ya hemos aprendido, la atmósfera ha tardado muchos millones de años en alcanzar la composición y la temperatura idóneas para que exista vida en nuestro planeta.
El nivel actual de CO2 crea un efecto invernadero natural que mantiene a la Tierra en una temperatura óptima para el desarrollo de los seres vivos. Sin embargo este nivel no ha sido siempre el mismo en nuestra atmósfera. Las variaciones en el contenido de CO2 han producido grandes cambios climáticos. En la época en que los niveles de este gas bajaron, las temperaturas descendieron paralelamente y grandes láminas de hielo cubrieron el planeta. Cuando la actividad volcánica favoreció una excesiva acumulación del CO2 la Tierra se convirtió en un caluroso invernadero tropical. Únicamente cuando los niveles comenzaron a estabilizarse alrededor del 0,03% el clima favoreció el desarrollo de la vida.
En los últimos años dichos niveles han aumentado, entre otras causas, debido a la actividad del hombre. La temperatura media mundial se ha elevado aproximadamente medio grado desde principios de este siglo y es posible que siga aumentando. Este hecho podría cambiar la distribución mundial de las precipitaciones, derretir los casquetes polares, elevar los niveles del agua del mar, extender los desiertos y reducir drásticamente la producción agrícola.

El nivel de O2 ha ido aumentando de una forma progresiva, estabilizándose finalmente en el 20,95%. Su presencia en la atmósfera actual se la debemos, no sólo a los volcanes, sino también a los seres vivos acuáticos que hace ya 3.500 millones de años realizaban la fotosíntesis, proceso en el que se consume CO2 y se desprende O2. En la actualidad, si los niveles de O2 descendiesen ligeramente, como ocurre de forma natural cuando se asciende en la montaña, el ritmo cardíaco se alteraría, acelerándose, y el mismo fenómeno se produciría con el ritmo respiratorio. La vida oxibiótica estaría en grave peligro, y análogamente sucedería con la formación de ozono. En definitiva, se produciría un salto atrás de 3.600 millones de años en la existencia de vida en el planeta Tierra.
Finalmente, el nitrógeno que constituye el 78% de la atmósfera, es un gas prácticamente inerte que se encuentra en forma diatómica (N2). Surgió, como ya sabemos, de las erupciones volcánicas y de la disociación de la molécula de amoníaco (NH3).
La Tierra contiene gran parte de su nitrógeno original, ya que cierto tipo de bacterias lo asimilan de la atmósfera y lo incorporan al suelo en forma de compuestos nitrogenados que utilizan los vegetales para formar sus proteínas. Sobre estos compuestos actúan otro grupo de bacterias especializadas en su degradación, restituyendo el nitrógeno a su estado gaseoso y devolviéndolo a la atmósfera.
(SÁNCHEZ, I., LEAL, A. y ELIZALDE, R., Ciencias de la Naturaleza. 1o ESO, Madrid, Mc Graw Hill, 2002.)

5. ACTIVIDADES RELACIONADAS CON LA COMPRENSIÓN LECTORA DEL TEXTO 1)
Observa las etimologías de los términos científicos que aparecen en el texto.
- Acuático de aqua (lat.)

- Agrícola de ager (lat.), campo

- Amoníaco de ammoniakos (gr.)

- Atmósfera del dios Amón athmós, vapor + sphaîra, esfera

- Bacteria de bakteria (gr.), bastoncito

- Carbono de carbo (lat.)

- Cardíaco de kardiakós (gr.), relativo al corazón

- Climático de klima (gr.), inclinación

- Desierto de desertus (lat.)

- Disociación de dis + socio

- Drástico de drástikos (gr.)

- Fotosíntesis activo de phos, luz + synthesis, composición

- Gas de khaos (gr.) vacío

- Grado de gradus (lat.)

- Hielo de gelu (lat.)

- Inerte de inners (lat.), inactivo

- Molécula de moles (lat.), mole

- Nitrógeno nitros + geno-

- Óptima de optimus (lat.), lo mejor

- Oxibiótica de oxys, agrio o ácido + biotikós, vital

- Ozono de ozein (gr.), olor

- Planeta de planetés (gr.), errante

- Polar de pólos (gr.), eje

- Proteína de Proteo, personaje mitológico que encarnaba formas diversas

- Ritmo de rhithmós (gr.), cadencia

- Suelo de solum (lat.)

- Tierra de terra (lat.)

- Tropical de tropikós (gr.), relativo al giro

- Vegetal de vegetus (lat.), vivo o agudo

- Volcán de Vulcano, dios del fuego

2) Imagina cuál es el origen de palabras como planeta, climático, volcán, polar, fotosín- tesis, bacteria y proteína. Utiliza para ello la lista anterior.
3) ¿Qué símbolos aparecen en el texto?
4) ¿Qué neologismos de forma por combinación sintáctica de varios elementos existen en el texto?
5) ¿Qué neologismo por eponimia encuentras en el texto? Utiliza para ello el listado anterior.
6) Señala los prefijos que aparecen el texto.
7) Actividades para profundizar en la información:
¿Qué es el efecto invernadero?

¿Por qué el % de CO2 influye en la efectividad del efecto invernadero?

¿Qué actividades del hombre influyen en el % de CO2 en la atmósfera?

¿Por qué la elevación de temperatura media ampliaría las zonas desérticas?

¿Por qué el nivel de O2 se estabilizó?

¿Por qué se alterarían el ritmo cardíaco y respiratorio al disminuir el O2?

¿Por qué la disminución de O2 afectaría a la formación de O3?

¿De qué forma la disminución de O2 afectaría a la formación de O3? ¿Aumentándola o disminuyéndola?

¿Qué tanto por ciento de O2 había presumiblemente hace 3.600 millones de años?

Si el N2 es un gas inerte, ¿por qué no se incluye en el sistema periódico en el grupo de los «gases nobles o inertes»?
8) En el primer párrafo se utiliza la expresión temperatura idónea refiriéndose a la atmósfera, pero nosotros sabemos que es un concepto variable, por lo tanto no es correcta. ¿Por qué expresión debería cambiarse?
9) En la figura además de la flecha que parte del volcán hacia el bosque, ¿debería haber añadido el autor una flecha del volcán hacia la atmósfera?
10) En el párrafo tercero, entre la proposición primera «En los últimos .... del hombre», y la segunda, «La temperatura media ....siga aumentando», falta la inferencia puente. ¿Cuál sería el nexo de unión que necesita?
11) Nuevamente, entre la proposición segunda anterior y la tercera desde «Este hecho podría» ..., hasta ...«producción agrícola», falta la inferencia puente. ¿Cuál es?
12) En esta proposición tercera del párrafo segundo que venimos comentando, ¿resulta apropiada la expresión «distribución mundial de precipitaciones»?
13) La primera proposición del cuarto párrafo comienza diciendo «El nivel de O2 ha ido aumentando». ¿Desde cuándo?
14) Preguntas relacionadas con la comprensión del texto:
¿Cómo es el proceso de disociación del NH3?

¿Cómo se incorpora el N2 al suelo? ¿Cómo se degradan las proteínas?

¿Cuál es la respuesta a la pregunta que sobre la destrucción de la capa de ozono hace el autor del texto?

¿Qué es la capa de ozono?

¿Cuál es la influencia del ozono sobre los seres vivos?
15) ¿Qué tipo de estructura tiene el sexto párrafo? ¿De qué forma podría representarse gráficamente ?
16) ¿Cuál podría ser el esquema general del texto?
17) Clasificar cada una de las proposiciones del texto.
18) Clasificar cada uno de los párrafos del texto.
19) Ahora vamos a clasificar los términos científicos que aparecen en el texto según la siguiente división:
20) ¿Qué preguntas deberían formularse para que sus respuestas fuesen el texto mismo de cada uno de los párrafos?
22) Seleccionar aquellos términos que deben incluirse en nuestro glosario particular progresivo y redactar su definición de la forma más apropiada.
23) Elaborar, por grupos, los mapas semánticos de los siguientes términos extraídos del texto: atmósfera, clima, temperatura y respiración.

La solubilidad: dependencia con la temperatura y la presión
Cuando una disolución no admite más soluto, se dice que está saturada. Por ejemplo, el agua del Mar Muerto es una disolución saturada de sales; por ello el fondo tiene un color blanquecino característico. Ten en cuenta que una disolución saturada puede ser diluida porque el soluto se disuelva poco en el disolvente (por ejemplo, yodo en agua), y también una disolución saturada puede ser concentrada porque el soluto sea muy soluble en el disolvente (por ejemplo, yodo en tetracloruro de carbono).
La cantidad de soluto que se puede disolver en una cantidad determinada de disolvente, a una temperatura concreta, se llama solubilidad. La forma más habitual de expre- sar la solubilidad es en gramos de soluto por cada 100 cm3 de disolvente. Por ejemplo, si la solubilidad de la sal, en agua, a 60oC, es de 34, 2 g de sal por 100 cm3 de agua, significa que 34, 2 gramos es la máxima cantidad de sal que se puede disolver a 60oC.
Solubilidad es la máxima cantidad de soluto que se puede disolver en una cantidad de disolvente a una temperatura determinada.
Curvas de solubilidad
Cada sustancia pura tiene una solubilidad propia. La solubilidad es una propiedad característica que nos sirve para identificar las sustancias puras. Pero en la mayoría de las sustancias la solubilidad varía con la temperatura.
Para prepararnos una infusión calentamos el agua, pues así se disuelve más cantidad de infusión que si el agua estuviese fría. Sin embargo, la sal no se disuelve más en el agua porque la calentemos.
Los datos referentes a la solubilidad de las sustancias puras vienen acompañados siempre de la temperatura a la cual se han obtenido. Pero como este dato varía con la temperatura, se utilizan las curvas de solubilidad, en las que se representa la solubilidad de la sustancia en función de la temperatura. No solo la solubilidad es propia de cada sustancia pura, sino que también lo es su curva de solubilidad.
En la gráfica puedes ver cómo, al aumentar la temperatura el KNO3 o el CuSO4 se disuelven mucho mejor, mientras que la solubilidad del NaCl apenas varía.
La solubilidad de los gases
La solubilidad de los gases en los líquidos también cambia con la temperatura pero sucede al contrario que con los sólidos: al aumentar la temperatura, la solubilidad del gas disminuye.
El oxígeno disuelto en los ríos disminuye si se calienta el agua. Esto es lo que ocurre cuando alguna industria echa a los ríos grandes cantidades de agua caliente proceden- te de la refrigeración de su maquinaria. Los peces pueden morir al no tener bastante oxígeno para respirar.
La solubilidad de los gases en los líquidos también depende de la presión. A mayor presión, más cantidad de gas se disuelve. Por ejemplo, la gaseosa disuelve mucho más gas cuando tiene mucha presión; por eso, al abrir la botella de gaseosa se empieza a escapar el gas que tenía disuelto por tener menos presión.
CAÑAS, A. y FERNÁNDEZ, M., Física y Química. 3o ESO. Proyecto Ecosfera, Madrid, S.M., 1998

ACTIVIDADES RELACIONADAS CON LA COMPRENSIÓN LECTORA DEL TEXTO
1) ¿Cuáles son las etimologías de los términos científicos que aparecen en el texto?

- Temperatura

- Presión

- Saturado

- Disolver

- Yodo

- Tetracloruro

- Curva

- Infusión

- Gráfica

- Líquido

- Sólido

- Oxígeno

- Refrigeración

- Máquina

- Pez

- Respirar

- Botella
2) Acerca de la lectura de la gráfica puedes proponer las siguientes preguntas:
¿Qué interpretación concedes a la línea horizontal del NaCl?

¿Qué interpretación darías a una línea vertical?

¿Y a una recta inclinada?

¿Y a una curva ascendente/descendente?

¿Por qué el origen de abscisas es 0oC?

¿Podría ser una temperatura negativa el origen de abscisas?

¿Por qué la variable en ordenadas es [g soluto / 100 g de agua] y no [g soluto / 100 cc de agua] como sugiere el texto?

¿Es equivalente una u otra medida? ¿Por qué no aparece la variable presión en la gráfica?

¿Cómo representarías la solubilidad de los gases en líquidos?

¿Cómo interpretar la existencia de curvas de solubilidad por encima de los 100oC, temperatura de ebullición del agua?

¿Qué ocurre si se tiene una disolución saturada a cierta temperatura y se enfría la disolución?

¿Podría saberse la cantidad de sustancia que cristalizaría en el supuesto anterior?
3) Busca los sinónimos idóneos de los siguientes términos: Admitir, cantidad, determinada, habitual, expresar, sustancia, identificar, variar, preparar, datos, referentes, obtener, utilizar, aumentar, cambiar, contrario, echar, morir, abrir escapar, etc.
4) Busca los antónimos de: habitual, obtener, aumentar, caliente, morir, abrir, concentrada, etc.
5) Elaborad por grupos los mapas semánticos de alguno de los términos: agua, disolución, industria, sal, etc. (Se propone un ejemplo con el término agua).
6) Respecto al primer párrafo, ¿cuál es la inferencia puente entre las dos ideas separa- das por el punto y coma?
7) Una de las propiedades características del lenguaje científico es la concisión. ¿En qué lugar del texto se refleja?
8) ¿Qué significa propiedad característica de una sustancia? ¿Qué otras propiedades características puedes citar?
9) ¿Cuáles son las sustancias puras? ¿Qué nombre damos a las sustancias que no son puras?
10) ¿Qué es una disolución?
11) ¿Qué palabras del texto pueden ser exponentes de la precisión como nota característica del lenguaje científico?
12) Ahora vamos a proceder a realizar un esquema general del texto.
13) Después destacaremos la idea principal de cada párrafo.
14) Luego resumiremos el texto.ç
15) ¿Qué enunciados de preguntas harías para que se respondieran con el texto de cada uno de los párrafos?
16) Clasificar los términos científicos: Palabras que denotan objetos o entidades reales.
17) Clasificar las proposiciones del texto.

similar:

Para º (cuidado: estas actividades tienen la solucióN) iconLas drogadicciones no hacen mucho daño estas son muy peligrosas toxicas...

Para º (cuidado: estas actividades tienen la solucióN) iconGotama el buddha ananda k. Coomaraswamy contenido
«Reduce a mansedumbre las salvajes mociones de la volición, y toma a tu cuidado domar a la cruel bestia. Tú estás sometido a la volición;...

Para º (cuidado: estas actividades tienen la solucióN) iconInstrucciones: Lee atentamente el contenido de esta guía y realiza...

Para º (cuidado: estas actividades tienen la solucióN) iconLee atentamente el contenido de esta guia y realiza las actividades...

Para º (cuidado: estas actividades tienen la solucióN) iconSolución Si comparamos dos disoluciones estas pueden ser isotónicas...

Para º (cuidado: estas actividades tienen la solucióN) iconSolución Si comparamos dos disoluciones estas pueden ser isotónicas...

Para º (cuidado: estas actividades tienen la solucióN) iconResumen En este trabajo se presenta un análisis acerca de la identidad...

Para º (cuidado: estas actividades tienen la solucióN) iconAulas virtuales
«Aulas Virtuales como Modelo de Gestión de Conocimiento», y trataremos algunos conceptos sobre estas: factores influyentes, clasificación,...

Para º (cuidado: estas actividades tienen la solucióN) iconCuidado de la piel: Información para los padres

Para º (cuidado: estas actividades tienen la solucióN) iconManual de consejos para el cuidado de las platas


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com