Esquema conceptos básicos




descargar 188.51 Kb.
títuloEsquema conceptos básicos
página6/6
fecha de publicación22.01.2016
tamaño188.51 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6

Podríamos resumir las claves de esa conversación en 3 elementos: la hospitalidad (acoger el malestar), el encuentro (tratarlo con otros) y dar (se) el tiempo -el suyo y el nuestro- que hace falta para esas trayectorias vitales.
Hemos partido pues del síntoma, de aquello que no funciona (las distracciones de Z. en el aula) para apoyarnos en la parte inventiva de este mismo síntoma (los dibujos y personajes del subsuelo, de la otra escena, los nombres y equívocos). Podríamos optar por eliminar ese síntoma, calificando negativamente aquello que el sujeto hace al considerarlo como indeseable o falto de interés. Si lo hiciéramos así mostraríamos nuestro desprecio por las soluciones que busca el sujeto y nos colocaríamos en la posición de “saber experto”, de aquel que sabe qué le conviene al otro, pero sin tomar en cuenta el decir del otro.

Los niños saben más de lo que les suponemos habitualmente. Por eso interesarse por sus cosas es establecer las bases de un vínculo transferencial que haga posible ser escuchado por el sujeto. Es a través de esas producciones singulares, y no del atrincheramiento (reforzamiento de su lazo a la etiqueta diagnóstica) en la categoría universal, como pueden ellos rencontrar un lazo social.
Este trabajo es lo que permite que algo, que en un inicio puede ser un malestar difuso (hiperactividad), más tarde se exprese como un síntoma constituido, algo que ya nos incluye porque, además de la satisfacción inconsciente que supone, también se dirige al otro. En este desplazamiento -del agobio por estar en el aula- a la asfixia familiar tenemos ya una operación de construcción de un síntoma que no es sino la apertura de una pregunta por él mismo, por lo que quiere hacer y que ya va dirigida directamente a nosotros. Si no nos conectamos a eso que inventan aparece el desierto del Otro y la desconexión del niño/adolescente vía el mutismo o directamente el rechazo violento.

Ideas, perspectivas y conclusiones

ideasCada época se confronta a la tensión entre aquello que emerge como novedad y aquello que permanece invariable. Niños movidos y desatentos en relación a los aprendizajes ha habido siempre. La novedad radica en la mentalidad contemporánea, ligada a la prisa y a una noción del tiempo que no contempla la espera ni el tiempo para comprender.

 

La hiperactividad, de la que el TDAH es su marca “patológica”, es pues el signo de nuestra época. Nos habla de la sustitución de una noción del tiempo que incluía la espera y el medio plazo como momentos ineludibles en la consecución de objetivos, por un tiempo de lo instantáneo, del just in time (¡¡consíguelo ya!!), cuyo paradigma es Internet como supresión del espacio y del tiempo, coordenadas clásicas de la modernidad.
Se trata de un tiempo de la hiperactividad (Ansermet, 2012) que se presenta como un presentismo absoluto y por tanto está fuera del tiempo: todo sucede junto y al mismo tiempo. Es el nuevo territorio del sujeto multitasking dispersado en múltiples tareas (ipod, ordenador, móvil, televisión…) como si corriera desesperado para que nada se le escape. La exigencia de satisfacción es insaciable pero la paradoja es que esa satisfacción no persigue otra cosa que la insatisfacción que siempre re-encuentra a pesar de su esfuerzo. Baste observar la cantidad de “llamadas perdidas”, “citas con decepción” de los chats, errores y perjuicios derivados del uso de las nuevas tecnologías (intimidad violada, revelación de informaciones).

Este cambio implica la anulación de la función psicológica de la espera (Ubieto, 2004), crucial para introducir un tiempo de comprender entre el instante de la mirada y el momento de concluir (Lacan, 1971). La hiperactividad anula el tiempo -que siempre supone la escansión de la espera- para tratar así de anular la pérdida y recuperarlo todo, como si fuera posible cumplir ese anhelo contemporáneo del “no perder el tiempo”. Al vivir sólo en el presente la atención se pierde porque atender implica la discontinuidad entre el pasado y el futuro. Toda la existencia se reduce a un instante de ver disperso al que cada uno se aliena, sin atender a las causas y consecuencias.
Es por ello que la clase TDAH sirve muy bien para nombrar ese malestar de los niños y adolescentes, cuyas causas son diversas. Permite así poner palabras a un sufrimiento que incluye a todos: niños, padres y profesionales.

No se trata pues de un juicio sobre la existencia o no del TDAH sino de comprender -más allá de la clasificación diagnóstica- a qué alude, cómo y cuándo se puede detectar en la escuela, la familia, los servicios de salud y de atención precoz, cómo se diagnostica y qué implicaciones legales, familiares y psicológicas tiene, cómo abordar estas problemáticas más allá de un simple enfoque farmacológico.

Hoy, los tratamientos más habituales están centrados en la farmacología. Son los propios padres los que a veces lo piden, incluyendo otros fármacos como hipnóticos infantiles (!!) para favorecer el sueño del niño, en ocasiones alterado por las vicisitudes propias de la infancia (nacimiento de un hermano, peleas con compañeros, cambios bruscos, etc.). Estos mismos padres cada vez más necesitan que sea el médico quién dé significado a los síntomas del niño.

La medicación en niños y adolescentes es conveniente en algunos casos, pero como sucede en muchos ámbitos de la vida, su uso debe hacerse bajo condiciones de seguridad y rigor profesional. Y cuando se trata de la infancia con mayor razón, porque sabemos que la utilización de medicamentos en niños y adolescentes presenta dificultades objetivas vinculadas a los efectos específicos que introduce, tanto los relativos a las diferencias del metabolismoen los niños como a los efectos todavía desconocidos de algunos de ellos.
web El Ministerio de Sanidad español admite, en una nota a los profesionales sanitarios referida al metilfenidato, que “su mecanismo de acción no se conoce con precisión” y que “no se dispone de datos suficientes respecto a los posibles efectos a largo plazo”.

web Algunas recomendaciones que parecen sensatas, después de todo lo que hemos analizado, incluyen la necesidad de realizar un diagnóstico preciso, hecho por profesionales especializados y que siga las recomendaciones internacionales, (Anguera y Moya, 2010). Eso supone que se haga a partir de entrevistas con la familia y el niño o la niña, y también con la información que se obtenga de los profesionales del centro educativo (de primaria o de secundaria). 

Además de las informaciones procedentes de la familia y de los docentes resulta muy útil e imprescindible la observación directa de la niña o niño en el mismo marco escolar. En cualquier caso, los cuestionarios y las escalas de valoración nunca pueden sustituir las entrevistas con el niño y su familia. Escuchar al niño es la única posibilidad de captar las dificultades y el sufrimiento que, a veces, puede ser negado por el entorno.
En el centro educativo resulta crucial que los docentes compartan metodologías de aula que prioricen el aprendizaje de todos los alumnos y favorezcan la participación activa en la toma de decisiones y actuaciones en el aula. La acción tutorial es un factor clave en la reconducción de los problemas de comportamiento, puesto que es el principal vínculo transferencial del marco educativo (Fernández Martorell, 2008).

Nuestro trabajo tiene siempre una dimensión de acto individual, sea éste educativo, social o clínico, y por ello insustituible. En cierto modo, aun trabajando en equipo, cada uno está solo en ese acto. Pero para que esa soledad necesaria no se transforme en un aislamiento, hace falta favorecer el encuentro con los otros profesionales del equipo y de las otras disciplinas.

perspectivasEs necesario un trabajo en red entre los diferentes profesionales que intervienen en el ámbito educativo y encontrar una respuesta para las problemáticas que se derivan de la falta de motivación, conductas disruptivas que comportan fracaso escolar, problemas disciplinarios, absentismo, las dificultades de implantar normas y referentes claros y todos los malestares y síntomas que puedan afectar el vínculo educativo y el clima escolar.

El trabajo en red tiene que permitir que profesorado, familia y profesionales de la salud puedan exponer los malestares derivados de los conflictos (Ubieto, 2009) y recibir asesoramiento y apoyo individualizado, y también el alumnado que lo requiera: hay que observar en el aula los casos problemáticos y hacer propuestas de reorganización interna, de apoyo y de derivación.

Resumen

En este curso hemos revisado algunos conceptos básicos para entender el fenómeno del TDAH, considerado ya como una epidemia de salud pública. Hemos analizado sus implicaciones dicursivas, ligadas a la concepción contemporánea del tiempo hiperactivo, concebido como un presentismo absoluto e instantáneo, un just in time.

Después hemos analizado la categoría diagnóstica del TDAH, revisando los criterios diagnósticos, basados principalmente en el manual DSM, las hipótesis etiogénicas, las tasas de prevalencia y la comorbilidad.

Finalmente hemos descrito y analizado los diferentes tratamientos que se proponen: farmacológico, trabajo familiar, trabajo en red y trabajo psicoterapéutico. Todos ellos son válidos y compatibles, si bien requieren de una orientación precisa que los convierta en respuestas ajustadas a la subjetividad de los niños y adolescentes, así como de sus familias.

Esta aproximación al TDAH deja, sin duda, muchos interrogantes y muchas cuestiones abiertas que deseamos cause el deseo en los participantes para seguir pensando y reflexionado sobre algo que, como comentamos, va más allá de una simple categoría psicopatológica.

Me gusto es muy interesante el estudio ahora entiendo un poco mejor a mi hija de 14 años, es una adolescente muy activa y de niña era muy inquieta y tenia constantes problemas de conducta en la escuela haciendole la valoracion como madre que aparece en el curso esta dentro de los parametros de tener tdah sin embargo siempre obtuve mucha ayuda de los profesores y trate desde niña de enfocar su inquietud en tareas que le resultaran interesantes y productivas hoy estoy recibiendo los frutos de todo este trabajo por que esta enfocada su atencion en el comercio y aparte de ser una buena terapia para ella, esta ganando dinero. Lidia Cano Managua Nicaragua
1   2   3   4   5   6

similar:

Esquema conceptos básicos iconUnidad I conceptos básicos

Esquema conceptos básicos iconConceptos básicos de astronomíA

Esquema conceptos básicos iconSolución conceptos básicos

Esquema conceptos básicos iconConceptos básicos geosfera

Esquema conceptos básicos iconBiocompatibilidad: conceptos básicos

Esquema conceptos básicos iconMarketing. Conceptos básicos

Esquema conceptos básicos iconLa tecnología: conceptos básicos

Esquema conceptos básicos iconTema Conceptos básicos

Esquema conceptos básicos iconGeomorfología Conceptos básicos de Litología

Esquema conceptos básicos iconConceptos básicos sobre energíA


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com