1. Sentido general de la presentación




descargar 78.09 Kb.
título1. Sentido general de la presentación
página1/7
fecha de publicación31.10.2015
tamaño78.09 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7
Las disciplinas, las profesiones y su enseñanza.

Prof. Gustavo Hawes B.1
Septiembre de 2009

1.Sentido general de la presentación


Poner el tema de la relación entre disciplinas, profesiones y su enseñanza tiene, en este contexto, el propósito fundamental de provocar el debate y la reflexión en torno a ello. Sin embargo, no es menos importante el sostener que la docencia -especialmente de pregrado- es un eje de la academia que requiere ser revitalizado: este argumento es sostenido a través de toda la presentación.

La discusión puede plantearse en y desde diversas dimensiones. Aunque en la práctica haya un hilo conductor que guía el discurso, el movimiento de fondo las involucra a todas. En efecto, puede ponerse el acento de la discusión sobre la formación profesional como un tema político; pero ello no elimina ni hace invisible a las restantes, como la dimensión ética de la formación o la ética disciplinar y profesional, la epistemología de las disciplinas y las profesiones así como la formación del profesional.

En los hechos, toda esta discusión tanto como la forma específica de traducirla, se realiza en la docencia. La enseñanza articula, de manera más o menos apropiada o coherente, las diversas dimensiones del saber: científica, ética, interpersonal, tecnológica, económica, entre otras. La enseñanza es uno de los componentes clave de la acción académica, en cuanto colabora a definir a la propia universidad como fenómeno social.

2.Instalación del tema.


Tratándose de docencia universitaria, podría pensarse al respecto que se trata más bien dominar algunas técnicas, sin necesidad de reflexionar sobre lo que hacemos ni, menos aún, contar con una preparación ad hoc. Tradicionalmente la práctica de la enseñanza en la universidad ha sido hecha sobre la base de un supuesto, a saber: que basta dominar la materia para estar en condiciones para enseñar, y este dominio está garantizado por un grado académico. La consideración de los avisos que publican las universidades llamando a postular a cargos académicos señala claramente que es un requisito tener un grado (doctorado o maestría) y proyectos de investigación; sin embargo, no es frecuente encontrar referencias a la excelencia en la enseñanza, particularmente de pregrado. Parecería desprenderse de ello entonces, que basta tener los conocimientos especializados y, en la eventualidad de requerirlo, algún curso de capacitación en “cuestiones técnicas” o “concretas”, ojalá de directa aplicación.

Las orientaciones actuales a nivel mundial demandan cada vez con más fuerza la concepción del académico como un profesional reflexivo. La práctica reflexiva es un concepto introducido por el profesor del MIT, Donald Schön (1987), y ampliamente usado en el mundo de la formación docente y de las profesiones de la salud, así como en otras profesiones relacionadas con procesos sociales. La práctica reflexiva es un proceso continuo que involucra al sujeto en el análisis y consideración de los incidentes críticos de su vida y experiencia profesional. Según Schön, se trata de considerar las propias experiencias, aplicando el conocimiento a la práctica, con la mentoría de profesionales de la propia disciplina. En cuanto enfoque es menos estructurado que una metodología, apuntando claramente a desarrollar procesos auto-regulados. En el plano educativo, la práctica reflexiva implica que el educador o docente reflexiona y estudia sus propias prácticas, revisa sus creencias y convicciones en cuanto se traducen en esas prácticas, y determina aquello que es mejor para sus estudiantes, desde la perspectiva de los procesos de formación y aprendizaje más que de los de la enseñanza propiamente tal.

Por otra parte, la docencia no es una mera actividad autónoma, independiente de las otras funciones o actividades propias de la academia: es parte integrante y, en mirada de sistema, actúa sobre el resto, tanto como el resto actúa sobre ella – si la academia es una forma de instalarse de las diferentes profesiones, cada vez que un académico actúa, no lo hace de manera disgregada, dislocada, esquizofrénica: aquí soy docente, allá soy investigador, más allá soy consultor, por acá soy directivo; por el contrario, podríamos afirmar –y esta es una toma de posiciones- que el académico está presente completamente en cada una de sus actuaciones, si bien con énfasis distintos.
  1   2   3   4   5   6   7

similar:

1. Sentido general de la presentación iconPresentación general del área

1. Sentido general de la presentación iconPresentación general del área

1. Sentido general de la presentación iconPresentacion general del area de tecnologia e informatica

1. Sentido general de la presentación iconPresentacion general del area de ciencias naturales y educacion ambiental

1. Sentido general de la presentación iconEn un sentido general, puede afirmarse que una estrella es todo objeto...

1. Sentido general de la presentación iconUna reacción química reversible es aquella que puede llevarse a cabo...

1. Sentido general de la presentación iconEl objetivo de la carta de presentación es exponer la información...

1. Sentido general de la presentación icon1 aspecto (sentido de la vista)

1. Sentido general de la presentación iconEl sentido isotrópico de la compensación en el movimiento

1. Sentido general de la presentación iconSobre verdad y mentira en sentido extramoral


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com