Lengua castellana y literatura 1º bachillerato




descargar 34.36 Kb.
títuloLengua castellana y literatura 1º bachillerato
fecha de publicación04.02.2016
tamaño34.36 Kb.
tipoLiteratura
med.se-todo.com > Documentos > Literatura

UNIDAD 1: LA COMUNICACIÓN

LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA 1º BACHILLERATO






TEMA 1: LA COMUNICACIÓN


  1. EL CONCEPTO DE COMUNICACIÓN


La comunicación puede definirse como transmisión de información. Hay que tener en cuenta que informar supone comunicar conocimientos nuevos; un mensaje que no aporte conocimientos nuevos tiene un contenido informativo muy bajo: cuanto más previsible sea un mensaje menor será su contenido informativo.

En todo acto de comunicación pueden surgir perturbaciones que pueden dificultar la perfecta transmisión del lenguaje, provocando la pérdida de contenido informativo. Tales perturbaciones se conocen con el nombre de ruido (distracciones, erratas, etc.) Para contrarrestar los efectos del ruido, el emisor repite contenidos, es decir, introduce cierto grado de redundancia que asegure la comunicación.


  1. EL PROCESO COMUNICATIVO


Un acto comunicativo es un proceso mediante el cual se produce una transmisión de información. En todo acto comunicativo intervienen necesariamente una serie de elementos, llamados factores de la comunicación:


  • El mensaje: es la información elaborada que se transmite de un punto a otro. El mensaje es una serie de signos lingüísticos organizados mediante determinadas reglas. No se debe confundir con el referente que es el elemento de la realidad sobre el cual se dan la información.




  • El emisor: es quien elabora y transmite el mensaje. Se caracteriza por tener intención comunicativa, es decir, voluntad de transmitir una información con una determinada finalidad.




  • El receptor: es quien recibe, descodifica e interpreta el mensaje.




  • El canal: es el soporte físico del mensaje, incluye tanto el medio (televisión, a través del cual circula el mensaje, como los sentidos (visual, auditivo, audiovisual) mediante los que se lleva a cabo. Hay canales naturales, como el aire, y canales artificiales como un libro, un cable, una pintura, etc.




  • El código: es el conjunto de signos relacionados entre sí y de reglas para combinarlos mediante los cuales el emisor transforma la información en mensaje, es decir, la codifica. El receptor descodifica el mensaje. Los códigos pueden ser muy simples (el semáforo) o muy complejos (el código Morse).




  • El contexto: circunstancias de la realidad que afectan al emisor y al receptor a la hora de emitir o interpretar el mensaje, y que pueden hacer variar el significado. Es habitual distinguir el contexto del mensaje (contexto lingüístico, en la comunicación verbal), es decir, los mensajes anteriores y posteriores a él, y el contexto de comunicación (o situación comunicativa), que son las circunstancias exteriores en las que se sitúa el acto comunicativo. En el contexto se incluyen todas las circunstancias no lingüísticas que afectan a la comunicación (relación entre emisor y receptor, espacio y tiempo, motivos, etc.), también forman parte del contexto los referentes (objetos o elementos de la realidad sobre los que se transmite información).


Según la relación que se establece entre el emisor y el receptor, distinguiremos dos tipos de procesos comunicativos diferentes:


  • Unilaterales: aquellos en los que el emisor no se puede convertir en emisor (y viceversa, dentro del mismo acto comunicativo y por el mismo canal). Ejemplos: una conferencia, una novela, el periódico, la publicidad…

  • Bilaterales: aquellos en los que el receptor se puede convertir en emisor (y viceversa, dentro del mismo acto comunicativo y por el mismo canal). Ejemplos: la conversación, el debate…



  1. LOS SIGNOS


En la comunicación humana, un signo es un elemento inmediatamente perceptible por los sentidos que sustituye a un objeto, concepto o idea de la realidad (el referente del signo).


    1. Clases de signos


Se pueden utilizar diversos criterios para clasificar los signos:


  1. Según su naturaleza:

    1. Signos humanos: los que utiliza el hombre para comunicarse.

      1. Signos verbales: los que se utilizan en la comunicación verbal.

      2. Signos no verbales: gestos, imágenes, etc.

    2. Signos no humanos.




  1. Según el canal:

    1. Signos visuales: señal de tráfico, palabra escrita…

    2. Signos auditivos: un silbato, la palabra hablada…

    3. Signos táctiles: un codazo, una palabra escrita en Braille…

    4. Signos gustativos: el sabor amargo de algo en mal estado…

    5. Signos olfativos: el humo de un cigarrillo…




  1. Según su origen:

    1. Signos naturales: surgen de modo espontáneo en la naturaleza y, por tanto, no están sujetos a convenciones: el humo es un signo de fuego.

    2. Signos artificiales o culturales: son de carácter convencional y han surgido con la intención de comunicarse.




  1. Según la relación que el signo mantiene con su referente:

    1. Indicios o señales: signos que mantienen una relación natural, de causa-efecto, con el referente (el humo es signo de fuego, la fiebre es signo de enfermedad…). Son los signos naturales.

    2. Iconos o imágenes: signos que presentan una relación de semejanza con su referente (un retrato es un signo icónico de una persona, un plano es un signo icónico de una ciudad…)

    3. Símbolos: signos que de un modo convencional se utilizan para representar otras realidades, sin que presenten con ellas ni un parecido ni ningún tipo de relación motivada (las banderas, la notación química, las notas musicales, las palabras de la lengua hablada y escrita).




    1. Los sistemas de signos


Un sistema de signos es un conjunto de signos más o menos cerrado dentro de los cuales se establecen una serie de relaciones. Este sistema de signos, junto con las reglas que rigen el uso de estos signos para formar un mensaje, constituye el código. Las señales de tráfico, las notas musicales y la gramática son distintos niveles de sistemas.

    1. El signo lingüístico


Los signos que forman el lenguaje verbal humano como sistema de comunicación son los signos lingüísticos.

Todo signo, incluido el lingüístico, es una estructura formada por dos partes indisociables:


  1. Significante: es la parte material, perceptible por los sentidos. En la palabra gato, sería la sucesión de fonemas /g-a-t-o/

  2. Significado: es el concepto o idea que la percepción del significante evoca. En la palabra gato, sería la imagen mental que asociamos a este significante ‘animal felino, doméstico…’. No hay que confundirlo con el referente que es la realidad material (gato) o inmaterial (justicia) a que se refiere el signo.




    1. Características del signo lingüístico




  • Arbitrariedad: el signo lingüístico es arbitrario, es decir, remite a una realidad sin que nada en esa realidad exija que sea expresada mediante ese signo concreto. Prueba de ello son las distintas lenguas. La realidad ‘madera’ puede expresarse por diferentes signos: madera, bois, wood…




  • Linealidad: los signos lingüísticos con los que nos comunicamos no se emiten simultáneamente, sino de forma sucesiva. Un mensaje lingüístico se compone de signos que se presentan como una sucesión en el tiempo, lo cual posibilita analizar la lengua en diferentes niveles y valorar la posición de las unidades.




  • Mutabilidad e inmutabilidad: un signo lingüístico es mutable e inmutable a la vez. Con el paso del tiempo, diacrónicamente, el signo lingüístico cambia, precisamente por ser arbitrario. No obstante, desde una perspectiva sincrónica, el signo lingüístico es inmutable ya que, al ser producto de una convención social, un individuo aislado no puede alterarlo a voluntad. De ahí la paradoja de que la lengua se trasforme sin que los individuos puedan transformarla.




  • Oralidad: los signos lingüísticos se realizan físicamente mediante sonidos articulados con los órganos fonadores y se perciben mediante el oído. La escritura ha de ser considerada, en principio, como una transcripción de esos signos orales.




  • Discreción: los signos lingüísticos son discretos, es decir, están delimitados entre sí con precisión. Esta delimitación clara entre las unidades lingüísticas permite oponerlas unas a otras por su caracterización y distinción.




  • Doble articulación: las lenguas humanas son capaces de formar, a partir de un número limitado de unidades mínimas sin significado (los fonemas), una cantidad infinita de mensajes. Ello se produce gracias a que el hablante va articulando dos tipos de unidades cada vez más amplias:

    • Primera articulación del lenguaje: son unidades con significado. Son los signos lingüísticos (oraciones, grupos sintácticos, palabras, morfemas)

    • Segunda articulación: son unidades sin significado (grupos de entonación, grupos fónicos, sílabas, fonemas).




  1. LAS FUNCIONES DEL LENGUAJE


Como facultad humana, el lenguaje tiene dos funciones definitorias: es una capacidad que permite al hombre comunicarse plenamente y, por otro lado, constituye un medio con el cual da forma al pensamiento. Atendiendo a su carácter de sistema de comunicación se habla de funciones del lenguaje en los procesos comunicativos, las cuales relacionan la finalidad del acto comunicativo con los elementos que intervienen en él. En este sentido, se señalan las siguientes funciones:


  • Función representativa o referencial:

    • Es la función básica de toda comunicación.

    • El emisor pretende fundamentalmente transmitir información sobre los objetos y los hechos, es decir, sobre la realidad.

    • El elemento comunicativo que predomina es, por tanto, el contexto comunicativo o situación y, en concreto, los referentes.

    • Ejemplos: El cielo está nublado. Hoy es martes.

    • Recursos propios de los mensajes lingüísticos con función referencial:

      • Entonación enunciativa

      • Modo indicativo

      • Léxico de carácter denotativo…

    • Es la función predominante en los textos expositivos y en el uso de la lengua en textos científicos y técnicos.




  • Función expresiva o emotiva:

    • La información del mensaje se centra en el emisor, quien exterioriza sus emociones y estados de ánimo; por consiguiente, su actitud ante lo comunicado es subjetiva. Ejemplo: ¡Ojalá venga pronto! (deseo), ¡Oh, qué maravilla! ¡Genial! (asombro, admiración), ¿Eso dijo? ¿De verdad? (duda, extrañeza).

    • Recursos propios de los mensajes lingüísticos con función expresiva:

      • Entonación exclamativa

      • Interjecciones

      • Sufijos apreciativos

      • Modo subjuntivo

      • Adjetivos y adverbiso valorativos.

      • Léxico connotativo…

    • La función expresiva es frecuente en los textos literarios —sobre todo de carácter lírico—, argumentativos y, en general, en el habla coloquial.




  • Función apelativa o conativa:

    • En los mensajes en los que predomina esta función, la atención se orienta hacia el receptor, al cual se dirige el hablante para provocar en él algún tipo de respuesta, sea verbal o no verbal. Ejemplos: ¿Cuándo vuelves? (El emisor espera una respuesta verbal), Ven aquí ahora mismo (El emisor pretende que el receptor realice una acción).

    • Recursos propios de los mensajes lingüísticos con función apelativa:

      • Vocativos

      • Modo verbal imperativo

      • Modalidad interrogativa…

    • La función apelativa o conativa es habitual en los textos propagandísticos, tanto doctrinales como publicitarios.




  • Función fática o de contacto:

    • Esta función caracteriza los mensajes en los que la atención se centra en el canal comunicativo. Estos mensajes tratan de iniciar, mantener o interrumpir una comunicación, la cual se convierte en el auténtico referente. Ejemplo: Uno, dos… uno, dos… Probando, probando…

    • Recursos propios de los mensajes lingüísticos con función fática:

      • Frases hechas y fórmulas socialmente tipificadas para iniciar, mantener o concluir una conversación: ¿qué tal?, ¿cómo estamos?, buenos días, adiós.

      • Las “muletillas”— como ¿eh?, esto…, ¿verdad?, ¿no?— en las que el emisor se apoya para mantener la atención del receptor sobre el discurso…




  • Función metalingüística:

    • El lenguaje tiene como referencia la propia lengua. La información del mensaje se centra en el código lingüístico. Ejemplo: El pretérito imperfecto del verbo decir es decía. Vendimiar significa ‘recoger la uva’.

    • Ejemplos de uso metalingüístico del lenguaje: los diccionarios, las gramáticas, las definiciones en cualquier ciencia.

    • Es importante diferenciar entre uso de palabras y la mención de palabras:

      • Usamos las palabras cuando las empleamos para referirnos con ellas a la realidad, su referente es entonces un elemento real. Ejemplo: He visto un caballo.

      • Mencionamos las palabras cuando la utilizamos con función metalingüística para referirnos, no al objeto, sino a la palabra misma: el referente es el pripio signo. Ejemplo: Has escrito cuatro veces caballo en este párrafo.

    • En la lengua escrita, las palabras empleadas en función metalingüística —es decir, mencionadas o citadas— se diferencian gráficamente utilizando comillas o un tipo de letra distinto.




  • Función poética o estética:

    • Aparece esta función cuando el mensaje llama la atención sobre sí mismo, sobre la forma en que está construido. El mensaje deja de ser un mero instrumento comunicativo para convertirse en objeto de la comunicación.

    • Recursos lingüísticos que sirven para realizar la función poética en los textos:

      • Figuras estilísticas (o poéticas).

    • Esta función no se da exclusivamente en los textos literarios o poéticos, aunque en ellos su aparición sea característica; la encontramos también en los textos publicitarios e incluso en el uso coloquial de la lengua, siempre que se utilice el lenguaje con intenciones estéticas o humorísticas.

    • Ejemplos: En abril, aguas mil. A mi plin, yo duermo en Pikolín. Renault Safrane: más que una sensación, mas que un coche. ¡Este hombre está más sordo que una tapia!.



Es importante señalar que en los textos, las funciones comunicativas suelen aparecer combinadas. Es frecuente que encontremos más de una función: conviene distinguirlas y percibir cuál es la fundamental o predominante y cuáles son las secundarias.

similar:

Lengua castellana y literatura 1º bachillerato iconLengua castellana y literatura 1º bachillerato

Lengua castellana y literatura 1º bachillerato iconLengua castellana y literatura 2º bachillerato

Lengua castellana y literatura 1º bachillerato iconLengua castellana y literatura 2º bachillerato

Lengua castellana y literatura 1º bachillerato iconLiteratura canaria (Departamento de Lengua Castellana y Literatura) si

Lengua castellana y literatura 1º bachillerato iconLengua castellana y literatura lengua

Lengua castellana y literatura 1º bachillerato iconLengua Castellana y Literatura 1º

Lengua castellana y literatura 1º bachillerato iconLengua castellana y literatura

Lengua castellana y literatura 1º bachillerato iconLengua castellana y literatura- 3º eso

Lengua castellana y literatura 1º bachillerato iconLengua castellana y literatura 2º eso

Lengua castellana y literatura 1º bachillerato iconLengua castellana y literatura- 3º eso


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com