Bibliografía Antología del curso




descargar 121.16 Kb.
títuloBibliografía Antología del curso
página1/3
fecha de publicación05.02.2016
tamaño121.16 Kb.
tipoBibliografía
med.se-todo.com > Documentos > Bibliografía
  1   2   3


RED TAES TB-VIH/SIDA
DIPLOMADO EN TUBERCULOSIS, SALUD PÚBLICA Y LA INTERVENCIÓN ENFERMERA.
ANTOLOGÍA MÓDULOS: 1 y 2
1. METODOLOGÍA DEL CURSO
2. ENFERMERÍA, ÉTICA Y EL CUIDADO
Duración: del 20 de abril al 01 de mayo
Fecha de límite de entrega de actividades: 03 de mayo.
Lic. Mercedes Quiroz Maya
Líder Estatal Red TAES de Enfermería en Tuberculosis
Querétaro, Qro., abril del 2009.


Contenido

Módulo 1 Introducción a la metodología del curso

3.1.1 Objetivo:

Al finalizar el alumno comprenderá la dinámica de la metodología del curso, y el flujo de la información.

3.1.2 Contenido:

Página Web. redtaesqro.com

e-mail redtaesqro.gmail.com

Materiales didácticos.

Método de evaluación.

3.1.3 Actividades de aprendizaje

  • Actividad integradora: el alumno entrará a la página Web de la Red TAES al menos dos participaciones en foro y dos en Chat a las 9 PM y a al correo de la Red TAES enviando el concepto de Tuberculosis.


Módulo 2 Enfermería, ética y cuidado enfermero.

3.2.1 Objetivos de aprendizaje:

Al finalizar el módulo el alumno será capaz de:

  • Describir una definición propia de enfermería

  • Conocer el Decálogo para enfermeras/os mexicanos

  • Conocer y aplicar la definición del cuidado

3.2.2 Contenido

3.2.2.1 ¿Qué es la Enfermería?

3.2.2.2.Código de ética para enfermeras/os mexicanos.

3.2.2.3. El cuidado enfermero.

  • Introducción

  • Cuidado enfermero

  • Visibilidad de la gestión del cuidar a través del proceso de enfermería

  • El cuidado como un acto de comunicación.

3.2.3 Metodología

Horas de estudio independiente: 6

Horas realización de trabajos: 2

Total horas: 8 horas

3.2.4 Actividades de aprendizaje:

Lectura crítica de textos con:

  • Actividad preliminar: de sus conocimientos previos definir enfermería y cuidado de enfermería, en media cuartilla.

  • Actividad integradora: realizar un análisis teórico de los textos enviados realizando un resumen mínimo de dos cuartillas (enfermería, ética y cuidado).

Lectura y revisión del código de ética para enfermeras/os mexicanos (enviar comentarios del mismo al e-mail de red)

Enviar al e-mail de la Red TAES.

Criterios de aprobación: criterios generales propuestos en la evaluación integral.

3.2.5 Bibliografía
Antología del curso.

Hipertextos

MÓDULO 1
METODOLOGÍA DEL CURSO
Actividad de aprendizaje para aprobar el módulo:
  1. Entrará a la Web y tendrá al menos dos participaciones en el Chat a las nueve de la noche de lunes a viernes o sábado a las 13 horas; este horario será para este módulo.
  2. Enviará al correo de la red: definición de tuberculosis.
  3. Revisara que este en lista de participantes, de no ser así se registrará llenando su formato de inscripción y carta compromiso y lo enviará al correo de la red TAES.
  4. Hará dos comentarios en algún tema de la página de inicio en las pestañas de arriba, colocarlo correctamente, según el tema.
Metodología del curso
  1. Los interesados que cubran los requisitos de inscripción: llenarán su solicitud y su carta compromiso, la entregarán a su tutora municipal, jurisdiccional o de tu institución (ISSSTE, IMSS, UAQ O CEFRE), estas harán llegar el documento a la coordinación estatal del curso. Si el estudiante tiene la oportunidad de ingresar a la Web: redtaesqro.com de ahí bajara su solicitud y la enviará al correo de la red: redtaesqro@gmail.com Revisen en la pagina si se encuentran en al lista de participantes, de no ser así entren a formato de inscripción llénenlo y enviarlo al correo de la red, hasta que se vean en la lista de participantes de su jurisdicción o institución.
  2. Los coordinadores del curso subirán a la Web: redtaesqro.com el material de uno dos o tres módulos. Con indicaciones precisas de las actividades de aprendizaje, de campo, los requisitos y fecha de entrega.
  3. Terminadas sus actividades de aprendizaje las enviarán al correo de la red: redtaesqro@gmail.com los tutores y coordinadores revisarán sus trabajos y darán una calificación para cada módulo.
  4. Los participantes tienen obligación de participar al menos dos veces en el Chat a las nueve de la noche por ahora de lunes a viernes, para comentar dudas o retroalimentar el aprendizaje en TB; para la gente de comunidades lejanas informarán a su tutora en que día y hora pueden hacerlo por este módulo: sábado a la una de la tarde).
  5. Los participantes del curso tienen la obligación de participar al menos dos veces en el foro para participantes. Existe un foro para participantes/alumnos y otro para docentes.
  6. Los tutores jurisdiccionales y municipales participarán al menos 4 veces en ambos.
  7. Los alumnos harán al menos dos comentarios en alguno de los diferentes temas de la pagina de inicio: acerca de la red, eventos, coordinadores, etc. revisar que su comentario este en el sitio adecuado. Si entra a la pestaña de acerca de la red: hablará acerca de la red, por ejemplo: qué es la red, o felicidades a la red, o debemos mejorar la red, o quiero ser ardua integrante de la red, etc.

Repote de trabajos

Se llevará a cabo por módulo la entrega de actividades de aprendizaje en la fecha preestablecida en cada módulo.

Requisitos de entrega:

  • Portada

  • Límite mínimo de extensión.

  • Letra arial 12

  • Mayúsculas y minúsculas.

  • Títulos y subtítulos.

  • Textos justificados

  • Márgenes 2.5

  • Revisión de ortografía.

  • Número de página.

  • Elementos internos mínimos de cada trabajo: introducción, contenido, desarrollo, conclusiones y comentario y bibliografía.

Nota: habrá facilidades y opciones para enviar trabajos para algún personal (se especificará en cada caso).
Comunicación entre los integrantes del curso

1. Alumno-alumno. Se comunicarán por el foro y el chat.

2. Docente-alumno por correo electrónico al mail de la Red TAES redtaesqro@gmail.com, en el foro, el chat y por la Web redtaesqro.com

3. Docente-docente. La comunicación será personal a través de reuniones periódicas presenciales y por correo electrónico al mail de la Red TAES.

4. Al final del curso habrá una reunión estatal con los alumnos de mejores trabajos y promedios del curso.
Perfil y formación de los docentes/tutores

1. Enfermeras tituladas con experiencia en salud pública, en tuberculosis, y en docencia.

2. Las funciones de las tutoras/res será apoyar a los alumnos en los temas que tengan dificultad, visitando su unidad. Supervisarán el trabajo de campo de cada una de sus jurisdicciones con elaboración de cédulas de supervisión.

3. De las tutoras municipales. Asesoría y supervisión en campo y en unidades de su municipio.

3. Las funciones de la coordinadora estatal es de gestionar los recursos materiales, didácticos, docente y de supervisión a las jurisdicciones participantes.
Materiales didácticos

1. Se llevará una antología impresa (para alumnos con nulo manejo de PC) y en la WEB por cada cuatro módulos. Se subirá la antología a la WEB, para los alumnos con experiencia en el manejo de la computadora.

2. Hipertextos como documentos de consulta y apoyos didácticos en algunos módulos que se requiera.

3. Videos para algunos temas.
Criterios y selección de aspirantes

1. Ser estudiante de enfermería y/o enfermera/o en servicio de los diferentes niveles de atención en el sector público o privado.

2. Preferentemente manejo de PC (no indispensable, se dará introducción a quien no cubra el requisito)

3. Interés por frenar la carga económica al sistema estatal de salud y de sufrimiento al individuo o familia por la tuberculosis.

4. Firmar carta compromiso de concluir el curso y de trabajar por la Red como líder de su centro de trabajo.

5. Compromiso con el desarrollo y crecimiento de la disciplina enfermera.

6. Compromiso: humano, ético, científico y técnico en el desarrollo de todo el curso.

7. Mantener actitud positiva hacia el trabajo en TB.

Requisitos de permanencia

1. En caso de que un participante no apruebe un módulo lo tendrá que repetir. Un participante sólo puede repetir dos módulos.

2. La calificación mínima aprobatoria es de 70 puntos.

3. Se requiere de un 90% de asistencia a los encuentros presenciales.

4. La calificación para certificarse como enfermera TAES es de 80%.

Procedimientos de inscripción

1. Las inscripciones se realizarán en cada una de las jurisdicciones con las líderes jurisdiccionales y municipales según acuerden en cada jurisdicción con llenado de la solicitud.

2. Llenado de la carta compromiso individualizada.

Requisitos de egreso

1. Llevar a cabo el 100% de las actividades teórico-practicas de aprendizaje

2. Asistencia del 90% a los encuentros presenciales.

3. Aprobar las evaluaciones de los diferentes módulos mínimo con el 70%.

4. Conservar en la unidad de salud (SESEQ) evidencia de llevar a cabo las actividades aprendidas. (Listados, libreta de sintomáticos respiratorios, libreta de casos, actualización de tarjetas, valoración enfermera y plan de cuidados del caso.

5. Se supervisarán algunas unidades donde se ubiquen los participantes.
TEGNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN

La página Web se actualizará cada dos módulos, subiendo el módulo actual.

Correo y página de comunicación.

e-mail redtaesqro@gmail.com

Web http://redtaesqro.com

Webques : redtaesqrotb

Wiki : wikiredtaesqrotb

EVALUACIÓN PARCIAL/INTEGRAL

Planeación.

Se aplicará una cédula aleatoriamente al 10% de alumnos mensualmente para conocer la problemática en la planeación y la organización del curso.

Desarrollo y operación

Se llevará a cabo una evaluación trimestral:

* Evaluación de las tutoras por alumnos.

* Evaluación para la coordinadora por tutoras y alumnos.

* Evaluación de los materiales didácticos por alumnos.

* Evaluación de la tecnología utilizada.
Aprendizaje

Evaluación de los alumnos por mes (dos o 4 módulos):

Se llevarán a cabo tres pruebas: 1) una prueba tipo test en línea con 10 preguntas con 4 alternativas de respuesta (50%); 2) Resolución de un caso (30%); 3) Realización de actividades: preliminar e integradora (20%). La calificación se subirá a la Web en calificaciones.

MÓDULO 2
TEMA 1. ¿QUÉ ES LA ENFERMERÍA?

Desarrollo


Muchas de las actuales especialistas del tema consideran a Nightingale como la primera teórica ya que aplicó un proceso consistente en la observación y le brindó especial atención al entorno que rodea al individuo. En sus apuntes (Notes on nursing. What it is and what it is not) conceptualizó la enfermería como la encargada de la salud personal de alguien y lo que la enfermera tenía que hacer era poner al paciente en las mejores condiciones para que la naturaleza actuara sobre él.

Posteriormente no es hasta la década del 50 en el siglo XX que existe, si se puede decir así, un estallido de teóricas en enfermería que enuncian diferentes tipos de postulados y con ellos su punto de vista de lo que constituye la enfermería. Algunos ejemplos se exponen a continuación.

Ida Jean Orlando: consideró la enfermería como profesión independiente que funciona de manera autónoma, la función de enfermera profesional la describe como la averiguación y la atención de las necesidades de ayuda inmediata al paciente.2
Virginia Henderson: planteó que la enfermería era ayudar al individuo enfermo o sano a realizar aquellas actividades que contribuyeran a la salud y la recuperación, o a una muerte en paz y que estas actividades las podría llevar a cabo el individuo sin ayuda si tuviese la fuerza, la voluntad y los conocimientos necesarios.

Myra Levine: la enfermería es una interacción humana cuyo objetivo es promover la integridad de todas las personas enfermas o sanas.

Dorothy Johnson: es una fuerza reguladora externa que actúa para conservar la organización e integración de la conducta del paciente a un nivel óptimo en aquellas ocasiones en que la conducta constituye una amenaza para la salud física, social o existe una enfermedad.

Martha Rogers: la enfermería es una ciencia con un conjunto organizado de conocimientos abstractos a la que se ha llegado por la investigación científica y el análisis lógico, es un arte en el uso imaginativo y creativo del conjunto de conocimientos al servicio del ser humano.

Dorothea Orem: es una preocupación especial por las necesidades del individuo, por las actividades del autocuidado, su prestación y tratamiento de forma continuada para mantener la vida y la salud; recuperarse de enfermedades o lesiones y enfrentarse a sus efectos.

Imogene King: proceso de acción, reacción e interacción por el cual el cliente y profesional de enfermería comparten información sobre sus percepciones en la situación de enfermería; incluye actividades de promoción de salud, mantenimiento, restablecimiento de la salud, el cuidado del enfermo, el lesionado y el moribundo.

Betty Neuman: se ocupa de mantener estable el sistema del cliente mediante la precisión en la valoración de los efectos y los posibles efectos de los factores de estrés ambiental y ayudar a los ajustes necesarios para un nivel óptimo de bienestar.

Sister Callista Roy: un sistema de conocimientos teóricos que prescribe un análisis y acciones relacionadas con la atención de la persona enferma o potencialmente enferma; es necesaria cuando el estrés no habitual o el debilitamiento del mecanismo de afrontamiento hacen que los intentos normales de la persona para el afrontamiento sean ineficaces.

Abdellah: es tanto un arte como una ciencia que moldea las actitudes, la capacidad intelectual y las habilidades técnicas de cada enfermera en un deseo de ayudar a la gente enferma o no, haciendo frente a sus necesidades sanitarias.

La American Nurse Asociation (ANA): es el diagnóstico y tratamiento de las respuestas humanas ante problemas de salud reales o potenciales.

Como se puede observar, no existe un concepto universal de enfermería hasta el momento, este fenómeno está influenciado por las condiciones socioeconómicas de cada país, acontecimientos históricos que influyen en cualquier profesión y que la enfermería es una ciencia muy joven comparada con otras ciencias como la medicina, física, química, para citar algunas que tienen varios siglos de existencia. Aunque se observa una tendencia repetitiva en la literatura de determinados conceptos como son: ciencia, diagnóstico, respuestas humanas, cuidado y holismo, que pudieran ser los primeros pasos hacia la unificación conceptual, en opinión de los autores, el desarrollo de las comunicaciones y la tecnología ayudará, a la unificación de criterios.

En este momento la enfermería es una ciencia emergente, el método científico es el Proceso de Atención de Enfermería (PE) y el objeto de estudio enfermero se centra en el cuidado en su dimensión más amplia. No es posible hablar de ciencia y teoría sin abordar el papel crucial de la investigación.
Funciones Clave Funciones clave de enfermería:

1. Cuidado

Una forma de pensar propia en torno al ser humano, a su salud, al entorno y al cuidado, y una forma de hacer condicionada por los resultados de la acción de pensar.

2. Gerencia

Gestiona los recursos humanos, materiales y financieros para el programa de control de la TB en su unidad de salud, propiciando la intervención de los líderes locales, con la finalidad de lograr alianzas estratégicas orientadas al cuidado integral de la persona, considerando la planificación, programación, supervisión y evaluación, de acuerdo a normas y estándares internacionales.

3. Enseñanza

Planifica, organiza, implementa y evalúa la educación para el control de la TB.

4. Investigación

Promueve, desarrolla y participa en estudios de investigación, relacionados al cuidado de enfermería y el control de la TB.

TEMA 2 CUIDADO

Proceso de Cuidar Significa

Una forma de pensar propia en torno al ser humano, a su salud, al entorno y al cuidado, y una forma de hacer condicionada por los resultados de la acción de pensar.


PROCESO DE CUIDAR


  • Recoge la forma de hacer y pesar de las enfermeras/os

  • El ejercicio de las facultades propias de la enfermera

  • Proceso intelectual deliberado



  • Conocimientos: que hacer y para qué

  • Habilidades: cómo hacerlo

  • Actitudes: desear y ser capaz de hacerlo

Acciones del proceso de cuidar

Identificar:

Necesidad del cuidado

Tipo de cuidado que se requiere

Identificar capacidad de autocuidado

Delegar acciones

Contemplar el carácter ético del proceso de cuidar

Llevar a cabo las acciones

Evaluar los resultados

Gestión del Cuidado

Esencia de

SER ENFERMERA

En la práctica profesional de la enfermería, los cuidados son la razón de ser de la profesión y constituyen el motor de nuestro quehacer

 

     Las enfermeras somos las profesionales de la salud que constituimos el recurso humano más numeroso, cuyas competencias están diversificadas y se encuentran en todos los escenarios rela­cionados con el cuidado de la salud. Estamos presente desde el Instituto de alta especialidad, pasando por los hospitales generales, los centros de salud más alejados en las zonas rurales o urbanas, en el domicilio de las personas, las escuelas y los centros de trabajo. Las enfermeras educamos, dirigimos, asesoramos, investigamos, pero ante todo cuidamos la salud y el bienestar de los seres humanos. (1) Este objetivo principal de “cuidar” fundamenta y da sentido al aporte que las enfermeras realizan a la sociedad, es decir aportan el valor de los cuidados. (4)

 

 En la práctica profesional de la enfer­mería, los cuidados son la razón de ser de la profesión y constituyen el motor de nuestro quehacer y por lo tanto nuestro foco de atención y objeto de estudio de la enfermería, como disciplina profesional. (1) Tales cuidados constituyen un cuerpo propio de conocimientos, el objetivo principal y el fin de la profesión enfermera.

 

 

Cuidar de la salud es lo que, a lo largo de toda la historia, ha configurado el quehacer enfermero, Una profesión que nace de una necesidad social tan fundamental para la persona como es su derecho a la salud y que se ejerce bajo la perspectiva de cuidar del individuo, familia y comunidad. (4)

 

La práctica se centra en el cuidado de la persona (individuo, familia, grupo, comunidad) que en continua interacción con su entorno, vive experiencias de salud" (Kérouac, 1996, citado por Zarate Grajales, Rosa.) (1)

 

 

Y el cuidado es la resultante de una acción profesional enmarcada en un con­texto sociosanitario determinado y resultante de una relación de ayuda interpersonal e individualizada enfermera-paciente. (4)

 

Cuidar es, ante todo, un acto de vida, en el sentido que cuidar representa una infinita variedad de actividades dirigidas a mantener y conservar la vida y a permitir que ésta continúe y se reproduzca. Los cuidados son actividades y actitudes humanas que refuerzan la autonomía de los sujetos y permiten su desarrollo individual, pero también son actos sociales, de reciprocidad, que se extienden a quienes, temporal o definitivamente, requieren de ayuda para asumir sus necesidades vitales. (7)

Visibilidad de la gestión del cuidar a través del proceso de enfermería
Con frecuencia el cuidado es invisible, como expresa Colliére (1986) (citado por Zarate Grajales, Rosa A.) (1), cuidar o preocuparse de alguien, creer en alguien, reforzar sus capacidades, permitirle recobrar la esperanza, acompañarle en su experiencia de salud enfermedad estando presente, son acciones invisibles. Para cuidar en el sentido más amplio, es decir, conocer a la persona, su entorno y apoyada hasta mejorar su salud, se necesita algo que es limitado: «tiempo». Cuando el tiempo es breve, el cuidado de enfermera resulta incompleto, ya que se cumplirá sólo con las actividades rutinarias. En ese caso, se está sacrificando una parte esencial del cui­dado, aquel que exige reflexión, apoyo, confort y educación. (1)

 
La práctica de enfermería en este contexto, supone la creación de un concepto de cuidado basado en una concepción más integral de la disciplina enfermera y orientado hacia nuevos estilos de gestión, dirigidos a un cuidado más personalizado. Entonces el cuidado enfermero se convierte en específico, individual y contextual (Benner, 1984) (citado por Zarate Grajales, Rosa A.) (1) Así, los planes de cuidado estandarizados elaborados para ciertas experiencias de salud que existen en la literatura, pueden servir de guía, pero los planes de cuidados individualizados son imprescindibles, es decir, utilizar el Proceso de Enfermería en la práctica diaria es indudablemente necesario para hacer la diferencia.(1)

 

El cuidado como un acto de comunicación
Gestionar el cuidado implica la cons­trucción permanente de un lenguaje enfermero y su posicionamiento en las organizaciones sociales y de salud. Esto requiere de una conceptualización de la categoría proceso vital humano y la integración que desde la gestión se da al proceso de la vida, la salud, la enfermedad y la muerte. (3)

 

Implica además, el cuidado como un acto comunicativo que requiere de conocimientos científicos, tecnológicos y de contexto cultural donde viven, se recrean y enferman las personas. (1)

 

Se debe constituir el proceso de enfermería como método para la gestión que permite el seguimiento y monitoreo de los cuidados a individuos y la búsqueda de modelos transdisciplinarios para el cuidado de colectivos. El desarrollo de sistemas de información en enfermería, permiten y facilitan la evaluación de los procesos de cuidado a través del análisis de los indicadores de gestión de calidad.(3)

 

Debemos además buscar indicado­res de calidad que evalúen el cuidado. Para ello, las enfermeras deben ser capaces de traducir los valores del cuidado a menudo intangibles en indicadores numéricos o económicos que muestren a la sociedad el aporte de las enfermeras. Es necesario comunicar y divulgar, cada vez con mayor rigor, la importancia del trabajo de las enfermeras y del cuidado en la recuperación de la salud de la población, en la resolución de los problemas de salud y en la humanización de los servicios sanitarios. (6)

La necesidad de la recolección de datos
La gestión del cuidado incluye también la creación de instrumentos para la recolección de datos de manera sistémica, tanto sobre la experiencia en salud como el conocimiento de su entorno (individual, familiar, comunitario). Incluye el análisis reflexivo de los datos y su elaboración junto con el paciente y la familia.

 

La enfermera debe realizar el diagnóstico de enfermería que resuma la respuesta de la persona a su experiencia en salud y la causa de esta respuesta. La planificación de las intervenciones requiere de la ciencia y el arte de enfermería, que pueden variar según la concepción de la disciplina, pero que son generalmente guiadas por los principios inherentes al cuidado. Por ejemplo, el cuidado ofrecido a una persona en un entorno donde la tecnología es cada vez más sofisticada, como en las unidades de cuidado intensivo, necesita que la enfermera centre ante todo su atención en la persona para la que se han indicado las medidas especializadas. La enfermera debe asegurar que la persona esté cómoda, se sienta segura, sea bien atendida y además está atenta a que los equipos de monitoreo funcionen correctamente. A pesar de un entorno complejo, la enfermera debe ofrecer un cuidado humanizado. Dar prioridad a la persona antes que a las rutinas de la organización del trabajo. De ser necesario, modificar el entorno para asegurar un cuidado de calidad y libre de riesgos. Una enfermera que conoce bien a la persona y su contexto de vida puede facilitar las interacciones y decisiones conjuntas con los otros profesionales de la salud y de los servicios con que se cuenta (Le May, 199 1; Prescott y Boweri, 1985). (citado por Zarate Grajales, Rosa A.) (1)


La formación para la gestión del cuidado
La formación para la gestión de servicios, debe estar fundamentada en la investigación y el análisis de experiencias positivas en la mejoría de la calidad de la atención. (1)

Es necesario el desarrollo de programas de educación continua que permitan la integración de la gestión de los servicios y del cuidado. Así mismo es necesario el diseño de indicadores de gestión y calidad que evidencien el valor agregado de los cuidados de enfermería.(3)

 

Las instituciones formadoras de enfermeros, deben liderar proyectos de práctica académica que permitan una experiencia coherente y vinculante con la realidad del sector salud. Es necesario promover la documentación e investigación de la gestión de los servicios para retroalimentar la práctica y la formación del estudiante de enfermería. (1)

Debe considerarse además importante, no solo poseer conocimientos y técnicas, sino fundamentalmente capacitación para aprender, reaprender y desaprender permanentemente para adaptarse al futuro ( Vargas 3. 1996) (Citado por Ana Cecilia Ortiz Zapata 2)

Otro aspecto de la Gestión del cuidado inherente a la práctica de enfermería y que merece ser señalado, se trata de la colaboración intradisciplinaria que comprende la consulta entre colegas enfermeras, igual que la participación de enfermeras clínicas en el desarrollo de co­nocimientos y en la formación de futuras enfermeras. La colaboración intradisciplinaria puede tener un impacto importante en la continuidad y la calidad de los cuidados y es algo que las enfermeras poco realizamos. La identificación de enfermeras expertas y las consultas entre colegas enfermeras, los conocimientos compartidos, refuerzan el potencial y la competencia del grupo profesional, mientras que los conocimientos celosamente guardados en un escritorio o en la mente de alguna enfermera experta no contri­buyen a una práctica de calidad y colaboración. El punto de inicio de esta colaboración es reconocernos nosotras mismas como expertas y enriquecer de manera constante nuestros conocimientos y habilidades. (1)
La enfermera gestora del cuidado

Necesitamos transformar la administración tradicional de recursos que hemos venido realizando por una actividad estratégica denominada gestión del cuidado. (1)

Con frecuencia se reconoce que el papel principal de una Jefe o Gerente o Gestora en enfermería consiste en planificar, organizar, dirigir y controlar los recursos financieros, humanos y materiales con la intención de cumplir eficazmente los objetivos de la institución. (1)(5)  La enfermera que realiza el papel de gestora debe guiar sus actividades a partir de los conocimientos que brindan las ciencias administrativas, la economía y la política. Las teorías y los principios relativos a estas disciplinas son necesarias para la práctica administrativa del cuidado de enfermería. (1) La enfermera gestora debe apoyar al personal cuidador en su labor de cuidar de forma individualizada al paciente usuario y su familia (5) Pero también la enfermera responsable de la gestión debe considerar los valores, actitudes y conocimientos de la disciplina que le brindan una visión distinta y específica de la gestión de los cuidados. Así deberá ejercer un liderazgo comprensivo que motive a los usuarios internos (personal de enfermería) hacia la mejora del cuidado, (1) (5)

 

Meleis (1989) (citado por Zarate Grajales, Rosa A. 1), dice que la gestión de los cuidados se ejerce no solamente con los recursos que dan las teorías de la administración, sino también con las relaciones y concepciones propias de la disciplina de enfermería; es el cuidado de la persona, el centro del servicio de enfermería (1)

Las responsabilidades de la enfermera jefe
El rol de la enfermera responsable de la gestión del cuidado consiste en apoyar al personal que otorga cuidados. La gestión del cuidado va a dirigida a alcanzar el objetivo que busca la práctica de enfermería, esta gestión como proceso recurre a la creatividad, la indagación y la transformación. La contribución de la enfermera jefe responsable de la gestión en enfermería es única, representa una acción necesaria para asegurar servicios de salud humanizados y de calidad en un contexto de utilización óptima de los recursos disponibles. De esta manera las enfermeras responsables de la gestión del cuidado se enfrentan a grandes retos, como ejercer su actividad en un entorno caracterizado por múltiples problemas y obstáculos. Y encontrar dentro de ellos, alternativas con un enfoque de gestión dirigido a garantizar la calidad de el cuidado a la persona que vive experiencias de salud. (1)

Por gestión se entiende el conjunto de acciones que se llevan a cabo para lograr un objetivo, meta o propósito; en cuyo resultado influye la utilización de los recursos. El conjunto de acciones ejecutadas por el profesional en enfermería para cuidar representa grados variables de eficiencia, eficacia y efectividad, susceptibles de ser mejorados mediante la aplicación de técnicas y métodos que garanticen la óptima calidad. Gerenciar consiste en agregar valor a la gestión. Es una disciplina que provee estrategias útiles al profesional en enfermería, quien debe realizar acciones encaminadas a buscar nuevos recursos y agregar valor a los procesos que conforman la gestión del cuidado. (2)


La gestión del cuidado a nivel administrativo clínico

La administración de cuidados de enfermería requiere el conocimiento de los múltiples factores del entorno en el que se sitúa la acción de gestión y de las personas que otorgan cuidados. Es indudable que con los cambios en la organización de la salud y recientemente con los procesos de reforma en el sector, las instituciones de salud se han vuelto más complejas. Las restricciones financieras, el déficit de enfermeras de insumos para la atención en salud, los altos costos, las condiciones de la práctica, la normatividad excesiva, la legislación, las exigencias de los usuarios con mayor educación e información, así como los cambios demográficos y epidemiológicos en salud, caracterizan hoy el entorno en el que se otorgan los cuidados. Todos estos aspectos constituyen un gran desafío para la práctica y la gestión del cuidado de enfermería. (1)

 

La gestión del cuidado requiere de la enfermera jefe, el ejercicio del liderazgo y la motivación, dos procesos esenciales para garantizar un cuidado de calidad. El liderazgo permite influir en la acción y en el compromiso personal y la actitud de respeto de la enfermera gestora hacia las personas. Con ese aliento, ella puede transmitir los valores del cuidado y asumir actitudes de apoyo para con el personal y reducir los factores que obstaculizan un cuidado de calidad. (1)

 

La motivación que se logra se puede medir por el grado de autonomía que las enfermeras adquieren y su nivel de responsabilidad en el cuidado. La enfermera gestora tiene entonces el compromiso de generar un clima de trabajo favorable y participativo, debe hacer participar al personal en las decisiones, pedir la opinión del grupo, ser receptiva ante las demandas del personal, reconocer el trabajo, compartir la información, favorecer la creatividad, promover el espíritu de equipo, fomentar la autonomía y la capacitación de todos los miembros del grupo de cuidados. La motivación del personal responsable del cuidado es esencial a fin de lograr un entorno propicio para el cuidado. Una enfermera satisfecha y estimulada por su trabajo será capaz de comprometerse en mejorar la calidad de los procesos de cuidado dirigidos a favorecer el confort, la comunicación, la curación y a promover la salud de las personas que cuida. (1) Son los cuidados enfermeros directos los que forman la imagen social. El ciudadano consumidor de servicios enfermeros, de servicios de salud no ve al directivo. (5)

 

La gestión de los cuidados está entonces orientada hacia la persona, el cliente, su familia, el personal de enfermería, los equipos interdisciplinarios. La gestión se identifica como un proceso humano y social que se apoya en la influencia interpersonal, del liderazgo, de la motivación y la participación, la comunicación y la colaboración. Utilizando el pensamiento enfermero, la enfermera gestora favorece una cultura organizacional centrada en el cuidado de la persona. (1)

 

Meleis (1988) (citado por Zarate Gnajales, Rosa A.) (1) sostiene que la dirección de los cuidados de enfermería debe tener una visión clara y explícita de la disciplina de enfermería con el fin de contribuir de manera distinta a la solución de los problemas relativos a los cuidados, a los pacientes, su familia y al personal. La dirección de los cuidados tiene la responsabilidad de crear una cultura de organización que favorezca la práctica de los cuidados, seleccionar prioridades, elaboración de políticas, selección del personal con excelente formación en cuidados enfermeros, desarrollar la capacitación y la implementación de un modelo para guiar la práctica de enfermería.

Algunas estrategias a considerar por los responsables de la gestión del cuidado

* Discutir con el personal los valores, los paradigmas, los conceptos y los objetivos de los cuidados.

* Ayudara otros profesionales, a los pacientes y familiares a comprender la contribución de la disciplina de enfermería para mejorar la salud individual y colectiva (a través de la investigación y la aplicación en la práctica).

* Apoyar los principios inherentes al cuidado de las personas.

* Explicar que la intervención terapéutica de enfermería requiere utilizar más tiempo que una intervención médica. Porque la enfermera utiliza la interacción, la relación de ayuda y sus recursos personales, evalúa integralmente al paciente ya que no se restringe sólo al análisis de problemas inmediatos.

* Centrar la gestión del cuidado en la salud más que en la enfermedad.

* Modificar los sistemas de prestación de cuidado: número y tipo de personal, descripción de puestos, normas y reglamentos, criterios para evaluar los cuidados, programas de educación continua, sistemas de evaluación del desempeño y su impacto en los costos del sistema de salud, sistemas de registro del cuidado y auditoria de calidad.

  La gestión de los cuidados debe estimular la creación de modelos de cuidado basados en la concepción de la disciplina de enfermería, el uso de un lenguaje común, de símbolos, de conceptos comunes en la práctica clínica que refuercen el potencial, el compromiso y la identidad profesional de la enfermería, pero sobre todo la calidad del cuidado que se otorga a los usuarios y su familia. (1)
*Escuela de Enfermería Universidad de Santiago de Chile.
Bibliografía

Ir hipervínculo


CUIDAR EN TUBERCULOSIS

La enfermera proporciona cuidados de enfermería a la persona / comunidad, promoviendo la salud y previniendo la Tuberculosis (TB); considerando los determinantes del proceso salud – enfermedad y el contexto socio - económico – cultural, aplicando los principios bioéticos, a través de la detección precoz, diagnóstico oportuno, tratamiento y seguimiento de acuerdo a los esquemas terapéuticos y la protección específica de los contactos.
PENSAMIENTO ENFERMERO

Concepción de la enfermería como disciplina profesional cuyo objeto es el cuidado a la persona que en interacción continua con su entorno , vive experiencias de salud .

Los conceptos centrales (Cuidado, Persona, Salud y Entorno ) y la relación entre ellos, conforman el núcleo de la disciplina enfermera.
  1   2   3

similar:

Bibliografía Antología del curso iconBibliografía y cibergrafía del curso

Bibliografía Antología del curso iconBibliografía Borroto Pentón, Yodaira [2013]. Memorias del curso Tecnología y productividad

Bibliografía Antología del curso iconObjetivos Generales del curso, (competencias específicas a desarrollar en el curso)

Bibliografía Antología del curso iconLa bibliografía y el estudio de la materia merecen un comentario...

Bibliografía Antología del curso iconLa ingeniería del beneficio del café. Elementos para el diseño de...

Bibliografía Antología del curso iconLópez Munguía, Agustín (2000), “La moda alimenticia. El bocado light”,...

Bibliografía Antología del curso iconAntología de cuentos policiales

Bibliografía Antología del curso iconAntologia de la piel: prosa y poesia

Bibliografía Antología del curso iconAntologia amante das leituras 2011

Bibliografía Antología del curso iconAntología sobre Planeación y Evaluación de la Docencia


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com