Departamento de Estudios Sociales






descargar 428.6 Kb.
títuloDepartamento de Estudios Sociales
página1/8
fecha de publicación05.03.2016
tamaño428.6 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8
COLEGIO MARÍA INMACULADA
SECCIÓN SECUNDARIA
TRABAJO INTERDISCIPLINARIO

Departamento de Español

Departamento de Estudios Sociales

Departamento de Ciencias

Departamento de Idiomas-Inglés

Departamento de Educación Religiosa

Instructivo para la elaboración de trabajos de investigación y preparación de la Tesina de Undécimo Año
Elaborado por:

Prof. Grettel Montenegro Ramírez, Ciencias-Química

Prof. Hanzel J. Zúñiga Valerio, Educación Religiosa-Filosofía

MORAVIA 2011
Contenido
Presentación 3

El proceso de investigación 4

Partes de un informe de investigación 8

  • Portada interna o portadilla 8

  • Introducción 8

  • Objetivos: general y específicos

  • Planteamiento del problema

  • Antecedentes

  • Justificación

  • Marco Teórico 10

  • Método 13

  • Participantes o sujetos

  • Herramientas o instrumentos

  • Análisis de datos 31

  • Conclusiones y recomendaciones 32

  • Referencias 33

  • Apéndices o anexos 33

Estilo y formato APA 34

Referencias 37

Apéndices 38

Presentación
Investigar es adentrarse al mundo del conocimiento. Investigar es ponerse en camino para escudriñar la realidad según sea esta realidad empírica o trascendental. Investigar es dejar de lado el miedo que produce lo desconocido para lanzarse hacia la extraordinaria novedad de un mundo en cambio. En fin, investigar es saborear el pensamiento propio, hallado por la insistencia y el valor, construido por uno mismo para el bien de todos.

La experimentación de las ciencias exactas y la elucubración filosófico-teológica han sido los pilares en los que la humanidad se ha colocado para conocer mundos distintos. Bien lo decía Juan Pablo II: “La fe y la razón son como las dos alas por las que el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad” (FR 1). Bajo esta premisa, debemos reconocer que no existe un único método para aprehender, sino que este va a depender del objeto de estudio. Así pues, por ejemplo, no es lo mismo investigar desde los métodos propios de las ciencias sociales como hacerlo con la metodología de la química orgánica. Y esto en el fondo no es un problema, se trata más bien de una pluralidad que enriquece la construcción del pensamiento, de una diversidad que conforma unidad.

La pluralidad del pensamiento a la que hacemos referencia nace por el hecho de la búsqueda propia del conocimiento. Desde que el ser humano es “homo sapiens”, por haber dado un salto cualitativo de lo puramente animal-sensorial a la comunicación con el lenguaje y a la construcción cultural. Hacer cultura es hacer humanidad o, mejor aún, hacer humanidad es construir cultura, pues todo lo humano que supera lo meramente instintivo es cultural. La educación, toda educación, debe centrarse en construir cultura, en hacer más humano al ser humano.

Por esta razón, si la educación secundaria no se preocupa por promover una cultura de investigación jamás podrá formar pensadores libres, personas críticas que no respondan a los caprichos del mercado, sino al afán humano del conocer por conocer: “Una vida que no es examinada, no vale la pena ser vivida” así como reza el axioma socrático. Todo investigador debe tomarse en serio aquel apotegma de Horacio, el mismo que hizo vida Immanuel Kant, por quien ha venido a nuestra memoria: “Sapere aude”, i. e., “atrévete a saber”.

Prof. Hanzel J. Zúñiga Valerio

El proceso de investigación

Paso 1: La idea de investigación

¿Cómo inicia este proceso de pensamiento crítico? ¿Cuál es el primer paso del análisis de la realidad? Según Hernández, Fernández y Baptista (2005), lo primero que hace el investigador, en la mayoría de los casos de forma espontánea, es concebir la idea de investigación. Lo primero que se hace al investigar es definir qué investigar, se dice que nace de forma espontánea en muchos casos, pues la idea de investigación responde a la necesidad existencial del conocer: de un momento a otro se presenta algo delante de la conciencia que causa una inquietud, la cual es para el investigador el objetivo fundamental por solucionar.

Un requisito fundamental que debe poseer la temática es crear intriga y desvelo al investigador, porque si no lo logra emocionar, el trabajo está condenado al fracaso. Pero bien, cuando una idea causa esta intriga y exige ser desarrollada, lo que se debe hacer es delimitar esa idea para poder formular el tema de la investigación y así plantear el problema que se desea solucionar.

Paso 2: Planteamiento del problema

Un segundo paso es el recién mencionado: plantear el problema de investigación. Cuando se tiene la idea, se deben establecer los objetivos de la investigación: uno general que englobe toda la temática, evidentemente con un verbo infinitivo que recoja todo el proceso por desarrollar; y varios objetivos específicos (se determina la cantidad de acuerdo con los capítulos del Marco Teórico y con los procesos subjetivos de cada temática investigativa).

Luego, al tener planteados los objetivos se prosigue a desarrollar el problema de la investigación: una pregunta que corresponde perfectamente al objetivo general y que ubica al lector en lo que va a encontrar en el momento de la lectura del trabajo.

Finalmente, se debe justificar la investigación y su viabilidad, i. e., se debe dejar claro por qué se escogió este tema y la importancia que tiene este en el desarrollo académico de los estudiantes, el impacto que puede tener para la comunidad escolar, académica y para la sociedad en general. No se puede entrar a investigar sin tener metas claras, porque en el mar del conocimiento se pude dar un naufragio en medio de la recopilación de la información y del análisis de datos, naufragio que el investigador lamentará profundamente.

Paso 3: Elaboración del Marco Teórico

El Marco Teórico es el fundamento de todo el trabajo. Aquí debe hallarse la síntesis de toda la literatura que corresponda al tema de investigación, sin agregar opinión personal ni perspectivas subjetivas, simplemente la paráfrasis documentada de la teoría que da sustento a mi temática, mis objetivos y mi justificación. La citación en este aparatado debe ser constante. En el siguiente punto de este instructivo veremos las formas de citación detenidamente.

Paso 4: Definición del alcance de la investigación

Se delimita en esta sección y en las secciones correspondientes las cuales pertenecen al Marco Metodológico o Método, hasta dónde se pretende llegar con el estudio: si simplemente se desea familiarizarse con el fenómeno y lograr una inmersión inicial, hablamos de un alcance exploratorio; si se busca ubicar variables que determinen el fenómeno para tener una medición precisa o una descripción profunda, hablamos de un alcance descriptivo; si un estudio brinda una explicación parcial de un fenómeno y su propósito es relacionar variables, descubrir las interrelaciones entre dichas variables, hablamos de un alcance correlacional; pero si el estudio posee una estructuración mayor y una profundidad notoria hasta el punto que se pretende comprender el fenómeno, se habla de un alcance explicativo.

Paso 5: Hipótesis y variables

Dependiendo del tipo de alcance definido se debe o no establecer hipótesis de investigación, además de identificar las variables que permitan estudiar el fenómeno y relacionar el planteamiento del problema, el Marco Teórico, el enfoque y el alcance de estudio (Hernández et al., 2005, p. 80-103).

Paso 6: Selección del diseño apropiado de la investigación

Aquí se define claramente lo que debe hacer el investigador para alcanzar sus objetivos de estudio y para contestar los interrogantes que se ha planteado. Así pues, para Hernández et al. (2005) “El término ‘diseño’ se refiere al plan o estrategia concebida para obtener la información que se desea” (p. 106). Los diseños pueden ser experimentales, si conllevan comprobación empírica, o no experimentales, si el objeto de estudio no es concretamente un elemento delimitado.

Paso 7: Selección de la muestra

Con criterios de estadística se debe determinar el universo (total de la población por investigar) y extraer la muestra. Cuando el estudio de todos los elementos que forman la población no solo no resulta práctico, por los costos económicos o en tiempo que ello supone, sino que, en muchos casos, es incluso imposible el llevarlo a cabo -población muy grande o infinita-; por ello lo que se hace es tomar una parte de la población -una muestra-, estudiarla y luego generalizar los resultados observados en esa muestra a toda la población de la cual fue seleccionada.

Paso 8: Recolección de los datos

En esta etapa se elaboran los instrumentos para recolectar los datos, sean cuestionario, tablas de observación, encuestas para su posterior aplicación. Cada una de las partes de los instrumentos deben estar codificadas para que, en el momento de procesar la información dada, le sea más fácil al investigador distinguir qué dato pertenece a qué objetivo o a qué variable de la investigación.

Paso 9: Análisis de los datos

Todos los datos recolectados se tabulan o se grafican para presentar la información concentrada. No obstante, presentar los datos no es solo eso, sino que debajo de cada tabla o gráfico se debe hacer una interpretación de los resultados interrelacionándolos con el Marco Teórico y con los datos arrojados por otras tablas o gráficos. Se trata, entonces, de desmenuzar la información y de presentar una hermenéutica de los datos.

Paso 10: Presentación de los resultados

La elaboración del reporte de investigación debidamente fundamentado, con sus conclusiones y recomendaciones debe ser presentado ante el público para un “defensa” de todo el proceso llevado a cabo, no se trata de defender un papel, sino un arduo trabajo donde no necesariamente se comprobó todo lo que se había planteado, pero se llegó a diversas conclusiones con base científica que han propuesto nuevos resultados para futuros análisis. Se ha logrado adentrarse en el camino del intelecto y señalar caminos hacia nuevos conocimientos.

Partes de un informe de investigación

Portada interna o portadilla

La portada interna presenta la institución educativa, el departamento educativo de dicha institución, la asignatura, el título, el(los) nombre(s) de los estudiantes que elaboraron el informe, la ciudad o el lugar donde se presenta el informe y la fecha (cf. Apéndice A).

El único aspecto que merece ser comentado aquí es el título. Según Bogantes (2004), a quien se sigue de cerca en esta clasificación de partes del informe de investigación, el título debe ser un enunciado conciso acerca del tema principal y debe identificar las variables reales o los aspectos teóricos bajo investigación y la relación entre ellos.

Introducción

Según Hernández, Fernández y Baptista (2003), la Introducción “incluye los antecedentes (brevemente tratados de manera concreta y específica), el planteamiento del problema (objetivos y preguntas de investigación, así como la justificación del estudio), el contexto de la investigación (cómo y dónde se realizó), las variables y los términos de la investigación y sus definiciones, lo mismo que las limitaciones” (p. 628).

Objetivos: general y específicos

Un objetivo educacional e investigativo es una guía de estudio y está compuesto de un verbo en infinitivo y de la temática o contenido por desarrollar. Evidentemente debe existir coherencia entre una y otra cosa. El objetivo general debe poseer un verbo de nivel bastante alto en la escala de clasificación de la Taxonomía de Bloom (cf. Apéndice B). Los objetivos generales deben ubicarse en niveles inferiores.

Objetivo general

Analizar las causas de la adicción al tabaco en los jóvenes de undécimo año del Colegio

María Inmaculada de Moravia del año 2011.

Verbo infinitivo Temática o contenido

Objetivos específicos

Reconocer el alcance de la influencia familiar en la adicción al tabaco.

Describir el impacto de los medios de comunicación social en la adicción al tabaco.

Planteamiento del problema

Cuando nos proponemos plantear el problema de investigación, en realidad ya venimos haciéndolo desde la formulación de objetivos y culminaremos con la justificación, i. e., lo que buscamos con el planteamiento del problema es dejar clara la línea de investigación.

Según Bogantes (2004), el problema debe estar formulado claramente y sin ambigüedades como pregunta, sólo por mencionar ejemplos: ¿Qué efecto…? ¿En qué condiciones…? ¿Cuál es la probabilidad de…? ¿Cómo se relaciona… con…? Además, el planteamiento debe implicar la posibilidad de una prueba empírica (enfoque cuantitativo) o una recolección de datos (enfoque cualitativo). Es decir, la factibilidad de observarse en la realidad o en un entorno (p. 9).

Problema

¿Qué factores constituyen causas de la adicción al tabaco en los jóvenes de undécimo año del Colegio María Inmaculada de Moravia del año 2011?

Antecedentes

Para realizar un correcto análisis que agote todas las fuentes –o al menos las disponibles– requeridas sobre un tema, se deben presentar las recientes investigaciones que coincidan, en alguna manera, con las variables escogidas para la investigación.

Esta presentación descriptiva es llamada “antecedentes”: en una o dos páginas se mencionan cuáles han sido los estudios recientes (libros, artículos de revistas científicas, tesis) que tienen alguna relación con el tema que se ha escogido. Simplemente se trata de la mención del título, los autores y de qué trata la obra en la cual hemos encontrado alguna relación con nuestro trabajo.

Justificación

Justificar el trabajo es sinónimo de decir por qué es conveniente llevar a cabo la investigación y cuáles son los beneficios que se van a derivar de ella. Algunos criterios que nos ayudan a centrar la redacción en este punto son:

Conveniencia (¿para qué sirve?); relevancia social (¿quiénes se beneficiarán?); implicaciones prácticas (¿ayudará a resolver un problema real?); valor teórico, utilidad metodológica (¿ayudará a la definición de un concepto, ambiente, variable o relación entre variables?) (Bogantes, 2004, p. 9).

Además de estos criterios, el autor o los autores deben preguntarse por la viabilidad o factibilidad del estudio, i. e., preguntarse por los alcances reales de la investigación (¿es factible desarrollar lo propuesto?) en tiempo y espacio (¿es accesible la recopilación de información? ¿cuánto tiempo durará la investigación?).

Marco Teórico

El “Marco Teórico”, conocido también como “marco de referencia” o “revisión de la literatura”, es el lugar donde se presentan las teorías y las hipótesis de los diversos estudiosos para fundamentar el trabajo.

Se trata de una sustentación teórica del estudio que permite conocer cómo se ha investigado un fenómeno, un evento, una comunidad o un tópico. Para Víquez y González (2010), esta sustentación debe ser exhaustiva para las diferentes corrientes teóricas que existen en determinada temática. Además, permite realizar contrastes entre cada una de las posiciones y, sobre todo, le da la libertad al autor de elegir sobre cuál línea teórica va a sustentar el resto de su análisis (p. 61).

Debemos tener en cuenta algunos pasos útiles para comenzar a redactar un Marco Teórico:

  1. Identificar los elementos teóricos para fundamentar el objeto de estudio.

  2. Seleccionar las variables o categorías principales, i. e., los elementos más importantes para el objeto de estudio.

  3. Identificar las relaciones entre variables y enunciar las hipótesis.

  4. Construir un esquema de las relaciones entre variables o categorías.

  5. Elaborar el marco (modelo) correspondiente para tener claro el plan de trabajo.

¿Cómo se redacta un Marco Teórico? La forma de poner por escrito las ideas de los diversos autores consultados es conocida como “paráfrasis”, i. e., decir lo que los autores dicen pero con nuestras propias palabras, siempre citando a los autores pues no son ideas propias. El hecho de explicar con nuestra redacción lo que otros han dicho demuestra capacidad de síntesis y de confrontación de ideas.

Hemos dicho que, aunque sean ideas parafraseadas, deben ser citadas. Con mucha más razón si son ideas directas. La cita, sea indirecta o directa, brinda autoridad y la posibilidad que el lector amplíe los argumentos presentados por nosotros. Una referencia dentro del texto debe proporcionar siempre: el autor, el año y la página específica del texto citado.

Citas indirectas

Cuando el apellido del autor forma parte de la narrativa, como ocurre en el ejemplo A, se incluye solamente el año de publicación del artículo entre paréntesis y al final el número de página (p.) entre paréntesis también. En el ejemplo B, el apellido, fecha de publicación y la página no forman parte de la narrativa del texto, por consiguiente se incluyen entre paréntesis ambos elementos, separados por una coma. Rara vez, tanto la fecha como el apellido forman parte de la oración –la página nunca– (véase ejemplo C), en cuyo caso no llevan paréntesis:

  1. “[…] de acuerdo a Ratzinger (2001), el Dios cristiano no sólo es razonable sino también potencia de amor creador (p. 122) […]”.

  2. “La reflexión teológica entabla una estrecha relación con la filosofía porque tiene claro que el Dios cristiano no sólo es razonable sino también potencia de amor creador (Ratzinger, 2001, p. 122)”.

  3. “Para el año 2001, Ratzinger había afirmado que el Dios cristiano no sólo es razonable sino también potencia de amor creador (p. 122).”

Cuando un trabajo tiene dos autores, siempre se cita los dos apellidos cada vez que la referencia ocurre en el texto. Cuando un trabajo tiene tres, cuatro o cinco autores, se citan todos los autores la primera vez que ocurre la referencia en el texto. En las citas subsiguientes del mismo trabajo, se escribe solamente el apellido del primer autor seguido de la abreviatura latina “et al.” y el año de publicación, además de la página correspondiente.

“De esta manera, Ramírez, Santos, Aquilera y Santiago (1999) encontraron que los pacientes […] (primera vez que se cita en el texto) […] Por ende, Ramírez et al. (1999) concluyeron que […] (próxima vez que se menciona en el texto)”.
  1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Departamento de Estudios Sociales iconDepartamento de Estudios Sociales y Cívica

Departamento de Estudios Sociales iconDepartamento de ciencias sociales

Departamento de Estudios Sociales iconDepartamento de ciencias sociales

Departamento de Estudios Sociales iconResumen Estudios Sociales

Departamento de Estudios Sociales iconPlan de Estudios de Ciencias Sociales, Historia, Geografía, Constitución...

Departamento de Estudios Sociales iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Departamento de Estudios Sociales iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Departamento de Estudios Sociales iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Departamento de Estudios Sociales iconÍndice el Bachillerato
«El Bachillerato pretende favorecer la madurez intelectual y humana de los alumnos, dotarles de los conocimientos y habilidades necesarios...

Departamento de Estudios Sociales icon2. Materia de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente
«El Bachillerato pretende favorecer la madurez intelectual y humana de los alumnos, dotarles de los conocimientos y habilidades necesarios...


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com