9 actividades, atención a la diversidad, evaluacióN, MÍNIMOS EXIGIBLES Y evaluación de competencias




descargar 0.93 Mb.
título9 actividades, atención a la diversidad, evaluacióN, MÍNIMOS EXIGIBLES Y evaluación de competencias
página5/27
fecha de publicación12.08.2016
tamaño0.93 Mb.
tipoCompetencia
med.se-todo.com > Documentos > Competencia
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   27

CONTRIBUCIÓN DE LA MATERIA A LA ADQUISICIÓN DE LAS COMPETENCIAS BÁSICAS



En el Real Decreto 1631/2006, de enseñanzas mínimas, se indica la forma en que esta materia contribuye al proceso de adquisición de las competencias básicas, por lo que recogemos expresamente lo legislado (se advierte de que la denominación de algunas de ellas difiere de la establecida con carácter general para nuestra comunidad).
La mayor parte de los contenidos de Ciencias de la naturaleza tiene una incidencia directa en la adquisición de la competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. Precisamente el mejor conocimiento del mundo físico requiere el aprendizaje de los conceptos y procedimientos esenciales de cada una de las ciencias de la naturaleza y el manejo de las relaciones entre ellos: de causalidad o de influencia, cualitativas o cuantitativas, y requiere asimismo la habilidad para analizar sistemas complejos, en los que intervienen varios factores. Pero esta competencia también requiere los aprendizajes relativos al modo de generar el conocimiento sobre los fenómenos naturales. Es necesario para ello lograr la familiarización con el trabajo científico, para el tratamiento de situaciones de interés, y con su carácter tentativo y creativo: desde la discusión acerca del interés de las situaciones propuestas y el análisis cualitativo, significativo de las mismas, que ayude a comprender y a acotar las situaciones planteadas, pasando por el planteamiento de conjeturas e inferencias fundamentadas y la elaboración de estrategias para obtener conclusiones, incluyendo, en su caso, diseños experimentales, hasta el análisis de los resultados.
Algunos aspectos de esta competencia requieren, además, una atención precisa. Es el caso, por ejemplo, del conocimiento del propio cuerpo y las relaciones entre los hábitos y las formas de vida y la salud. También lo son las implicaciones que la actividad humana y, en particular, determinados hábitos sociales y la actividad científica y tecnológica tienen en el medio ambiente. En este sentido es necesario evitar caer en actitudes simplistas de exaltación o de rechazo del papel de la tecnociencia, favoreciendo el conocimiento de los grandes problemas a los que se enfrenta hoy la humanidad, la búsqueda de soluciones para avanzar hacia el logro de un desarrollo sostenible y la formación básica para participar, fundamentadamente, en la necesaria toma de decisiones en torno a los problemas locales y globales planteados.
La competencia matemática está íntimamente asociada a los aprendizajes de las Ciencias de la naturaleza. La utilización del lenguaje matemático para cuantificar los fenómenos naturales, para analizar causas y consecuencias y para expresar datos e ideas sobre la naturaleza proporciona contextos numerosos y variados para poner en juego los contenidos asociados a esta competencia y, con ello, da sentido a esos aprendizajes. Pero se contribuye desde las Ciencias de la naturaleza a la competencia matemática en la medida en que se insista en la utilización adecuada de las herramientas matemáticas y en su utilidad, en la oportunidad de su uso y en la elección precisa de los procedimientos y formas de expresión acordes con el contexto, con la precisión requerida y con la finalidad que se persiga. Por otra parte en el trabajo científico se presentan a menudo situaciones de resolución de problemas de formulación y solución más o menos abiertas, que exigen poner en juego estrategias asociadas a esta competencia.
El trabajo científico tiene también formas específicas para la búsqueda, recogida, selección, procesamiento y presentación de la información que se utiliza además en muy diferentes formas: verbal, numérica, simbólica o gráfica. La incorporación de contenidos relacionados con todo ello hace posible la contribución de estas materias al desarrollo de la competencia en el tratamiento de la información y competencia digital. Así, favorece la adquisición de esta competencia la mejora en las destrezas asociadas a la utilización de recursos frecuentes en las materias como son los esquemas, mapas conceptuales, etc., así como la producción y presentación de memorias, textos, etc. Por otra parte, en la faceta de competencia digital, también se contribuye a través de la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación en el aprendizaje de las ciencias para comunicarse, recabar información, retroalimentarla, simular y visualizar situaciones, para la obtención y el tratamiento de datos, etc. Se trata de un recurso útil en el campo de las ciencias de la naturaleza y que contribuye a mostrar una visión actualizada de la actividad científica.
La contribución de las Ciencias de la naturaleza a la competencia social y ciudadana está ligada, en primer lugar, al papel de la ciencia en la preparación de futuros ciudadanos de una sociedad democrática para su participación activa en la toma fundamentada de decisiones; y ello por el papel que juega la naturaleza social del conocimiento científico. La alfabetización científica permite la concepción y tratamiento de problemas de interés, la consideración de las implicaciones y perspectivas abiertas por las investigaciones realizadas y la toma fundamentada de decisiones colectivas en un ámbito de creciente importancia en el debate social.
En segundo lugar, el conocimiento de cómo se han producido determinados debates que han sido esenciales para el avance de la ciencia, contribuye a entender mejor cuestiones que son importantes para comprender la evolución de la sociedad en épocas pasadas y analizar la sociedad actual. Si bien la historia de la ciencia presenta sombras que no deben ser ignoradas, lo mejor de la misma ha contribuido a la libertad del pensamiento y a la extensión de los derechos humanos. La alfabetización científica constituye una dimensión fundamental de la cultura ciudadana, garantía, a su vez, de aplicación del principio de precaución, que se apoya en una creciente sensibilidad social frente a las implicaciones del desarrollo tecnocientífico que puedan comportar riesgos para las personas o el medio ambiente.
La contribución de esta materia a la competencia en comunicación lingüística se realiza a través de dos vías. Por una parte, la configuración y la transmisión de las ideas e informaciones sobre la naturaleza ponen en juego un modo específico de construcción del discurso, dirigido a argumentar o a hacer explícitas las relaciones, que solo se logrará adquirir desde los aprendizajes de estas materias. El cuidado en la precisión de los términos utilizados, en el encadenamiento adecuado de las ideas o en la expresión verbal de las relaciones hará efectiva esta contribución. Por otra parte, la adquisición de la terminología específica sobre los seres vivos, los objetos y los fenómenos naturales hace posible comunicar adecuadamente una parte muy relevante de las experiencia humana y comprender suficientemente lo que otros expresan sobre ella.
Los contenidos asociados a la forma de construir y transmitir el conocimiento científico constituyen una oportunidad para el desarrollo de la competencia para aprender a aprender. El aprendizaje a lo largo de la vida, en el caso del conocimiento de la naturaleza, se va produciendo por la incorporación de informaciones provenientes en unas ocasiones de la propia experiencia y en otras de medios escritos o audiovisuales. La integración de esta información en la estructura de conocimiento de cada persona se produce si se tienen adquiridos en primer lugar los conceptos esenciales ligados a nuestro conocimiento del mundo natural y, en segundo lugar, los procedimientos de análisis de causas y consecuencias que son habituales en las ciencias de la naturaleza, así como las destrezas ligadas al desarrollo del carácter tentativo y creativo del trabajo científico, la integración de conocimientos y búsqueda de coherencia global, y la auto e interregulación de los procesos mentales.
El énfasis en la formación de un espíritu crítico, capaz de cuestionar dogmas y desafiar prejuicios, permite contribuir al desarrollo de la autonomía e iniciativa personal. Es importante, en este sentido, señalar el papel de la ciencia como potenciadora del espíritu crítico en un sentido más profundo: la aventura que supone enfrentarse a problemas abiertos, participar en la construcción tentativa de soluciones, en definitiva, la aventura de hacer ciencia. En cuanto a la faceta de esta competencia relacionada con la habilidad para iniciar y llevar a cabo proyectos, se podrá contribuir a través del desarrollo de la capacidad de analizar situaciones valorando los factores que han incidido en ellas y las consecuencias que pueden tener. El pensamiento hipotético propio del quehacer científico se puede, así, transferir a otras situaciones.

OBJETIVOS DE LA MATERIA Y DE ESTE CURSO
Según ese mismo real decreto, la enseñanza de la materia de Ciencias de la Naturaleza tiene como finalidad el desarrollo de las siguientes capacidades [indicamos a continuación de cada uno de los objetivos los que se deben conseguir, total o parcialmente, en este segundo curso de ESO]:

  1. Comprender y utilizar las estrategias y los conceptos básicos de las ciencias de la naturaleza para interpretar los fenómenos naturales, así como para analizar y valorar las repercusiones de desarrollos tecnocientíficos y sus aplicaciones (2º).

  2. Aplicar, en la resolución de problemas, estrategias coherentes con los procedimientos de las ciencias, tales como la discusión del interés de los problemas planteados, la formulación de hipótesis, la elaboración de estrategias de resolución y de diseños experimentales, el análisis de resultados, la consideración de aplicaciones y repercusiones del estudio realizado y la búsqueda de coherencia global (2º).

  3. Comprender y expresar mensajes con contenido científico utilizando el lenguaje oral y escrito con propiedad, interpretar diagramas, gráficas, tablas y expresiones matemáticas elementales, así como comunicar a otros argumentaciones y explicaciones en el ámbito de la ciencia (2º).

  4. Obtener información sobre temas científicos, utilizando distintas fuentes, incluidas las tecnologías de la información y la comunicación, y emplearla, valorando su contenido, para fundamentar y orientar trabajos sobre temas científicos (2º).

  5. Adoptar actitudes críticas fundamentadas en el conocimiento para analizar, individualmente o en grupo, cuestiones científicas y tecnológicas (2º).

  6. Desarrollar actitudes y hábitos favorables a la promoción de la salud personal y comunitaria, facilitando estrategias que permitan hacer frente a los riesgos de la sociedad actual en aspectos relacionados con la alimentación, el consumo, las drogodependencias y la sexualidad.

  7. Comprender la importancia de utilizar los conocimientos de las ciencias de la naturaleza para satisfacer las necesidades humanas y participar en la necesaria toma de decisiones en torno a problemas locales y globales a los que nos enfrentamos (2º).

  8. Conocer y valorar las interacciones de la ciencia y la tecnología con la sociedad y el medio ambiente, con atención particular a los problemas a los que se enfrenta hoy la humanidad y la necesidad de búsqueda y aplicación de soluciones, sujetas al principio de precaución, para avanzar hacia un futuro sostenible (2º).

  9. Reconocer el carácter tentativo y creativo de las ciencias de la naturaleza, así como sus aportaciones al pensamiento humano a lo largo de la historia, apreciando los grandes debates superadores de dogmatismos y las revoluciones científicas que han marcado la evolución cultural de la humanidad y sus condiciones de vida (2º).



CONTENIDOS DE LA MATERIA Y CURSO
Como hemos indicado anteriormente, los contenidos de esta materia parten de dos fuentes: el real decreto de enseñanzas mínimas y la orden que establece los específicos de nuestra comunidad, ambos tomados en consideración integradamente en los materiales curriculares utilizados.
Los indicados en el real decreto de enseñanzas mínimas son los siguientes:
Bloque 1. Contenidos comunes.

  • Familiarización con las características básicas del trabajo científico, por medio de: planteamiento de problemas, discusión de su interés, formulación de conjeturas, diseños experimentales, etc., para comprender mejor los fenómenos naturales y resolver los problemas que su estudio plantea.

  • Utilización de los medios de comunicación y las tecnologías de la información y la comunicación para obtener información sobre los fenómenos naturales.

  • Interpretación de información de carácter científico y utilización de dicha información para formarse una opinión propia y expresarse adecuadamente.

  • Reconocimiento de la importancia del conocimiento científico para tomar decisiones sobre los objetos y sobre uno mismo.

  • Utilización correcta de los materiales e instrumentos básicos de un laboratorio y respeto por las normas de seguridad en el mismo.


Bloque 2. Materia y energía.

La energía en los sistemas materiales

  • La energía como concepto fundamental para el estudio de los cambios. Valoración del papel de la energía en nuestras vidas.

  • Análisis y valoración de las diferentes fuentes de energía, renovables y no renovables.

  • Problemas asociados a la obtención, transporte y utilización de la energía.

  • Toma de conciencia de la importancia del ahorro energético.


Bloque 3. Transferencia de energía.

Calor y temperatura

  • El calor como agente productor de cambios. Distinción entre calor y temperatura.

  • Reconocimiento de situaciones y realización de experiencias sencillas en las que se manifiesten los efectos del calor sobre los cuerpos.

  • Interpretación del calor como forma de transferencia de energía.

  • Valoración de las aplicaciones de la utilización práctica del calor.


Luz y sonido

  • Luz y visión: los objetos como fuentes secundarias de luz.

  • Propagación rectilínea de la luz en todas direcciones.

  • Reconocimiento de situaciones y realización de experiencias sencillas para ponerla de manifiesto. Sombras y eclipses.

  • Estudio cualitativo de la reflexión y de la refracción.

  • Descomposición de la luz: interpretación de los colores.

  • Sonido y audición. Propagación y reflexión del sonido.

  • Valoración del problema de la contaminación acústica y lumínica.


Bloque 4. Transformaciones geológicas debidas a la energía interna de la Tierra.

Transferencia de energía en el interior de la Tierra

  • Las manifestaciones de la energía interna de la Tierra: erupciones volcánicas y terremotos.

  • Valoración de los riesgos volcánico y sísmico e importancia de su predicción y prevención.

  • Identificación de rocas magmáticas y metamórficas y relación entre su textura y su origen.

  • Manifestaciones de la geodinámica interna en el relieve terrestre.


Bloque 5. La vida en acción.

Las funciones vitales

  • La nutrición: obtención y uso de materia y energía por los seres vivos. Nutrición autótrofa y heterótrofa. La importancia de la fotosíntesis en la vida de la Tierra.

  • La respiración en los seres vivos.

  • Las funciones de relación: percepción, coordinación y movimiento.

  • Características de la reproducción sexual y asexual.

  • Observación y descripción de ciclos vitales en animales y plantas.


Bloque 6. El medio ambiente natural.

    • Biosfera, ecosfera y ecosistema. Identificación de los componentes de un ecosistema. Influencia de los factores abióticos y bióticos en los ecosistemas.

    • Ecosistemas acuáticos de agua dulce y marinos. Ecosistemas terrestres: los biomas.

    • El papel que desempeñan los organismos productores, consumidores y descomponedores en el ecosistema.

    • Realización de indagaciones sencillas sobre algún ecosistema del entorno.



En el caso de la orden con contenidos específicos para nuestra comunidad son los siguientes, organizados en torno a seis núcleos temáticos, aunque no todos ellos con presencia en este curso y materia:

    1. El paisaje natural andaluz.

    2. La biodiversidad en Andalucía.

    3. El patrimonio natural andaluz.

    4. El uso responsable de los recursos naturales.

    5. La crisis energética y sus posibles soluciones.

    6. Los determinantes de la salud.

:

Dado lo extensa que es la referencia legal a estos contenidos específicos, tan solo indicamos para cada uno de estos seis bloques lo referido para este curso a contenidos y problemáticas relevantes y a su interacción con otros núcleos temáticos y de actividades:

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   27

similar:

9 actividades, atención a la diversidad, evaluacióN, MÍNIMOS EXIGIBLES Y evaluación de competencias iconContenidos mínimos y criterios de evaluación y calificación

9 actividades, atención a la diversidad, evaluacióN, MÍNIMOS EXIGIBLES Y evaluación de competencias iconObjetivos mínimos y criterios de evaluación de cada módulo

9 actividades, atención a la diversidad, evaluacióN, MÍNIMOS EXIGIBLES Y evaluación de competencias iconCriterios de evaluación mínimos ciencias naturales 1º eso

9 actividades, atención a la diversidad, evaluacióN, MÍNIMOS EXIGIBLES Y evaluación de competencias iconContenidos mínimos y criterios de evaluación y calificación 1º bach

9 actividades, atención a la diversidad, evaluacióN, MÍNIMOS EXIGIBLES Y evaluación de competencias iconLos criterios de evaluación y contenidos mínimos son

9 actividades, atención a la diversidad, evaluacióN, MÍNIMOS EXIGIBLES Y evaluación de competencias iconContenidos mínimos exigibles departamento de física y química

9 actividades, atención a la diversidad, evaluacióN, MÍNIMOS EXIGIBLES Y evaluación de competencias iconContenidos mínimos exigibles departamento de física y química

9 actividades, atención a la diversidad, evaluacióN, MÍNIMOS EXIGIBLES Y evaluación de competencias icon1. actividades de evaluación inicial

9 actividades, atención a la diversidad, evaluacióN, MÍNIMOS EXIGIBLES Y evaluación de competencias iconRecursos actividades de evaluacióN

9 actividades, atención a la diversidad, evaluacióN, MÍNIMOS EXIGIBLES Y evaluación de competencias iconTexto completo del fallo B64464
«parador», por cuanto tal emprendimiento incidiría negativamente en la zona, y no se habrían cumplido con los recaudos legales que...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com