Revelado de huellas latentes estableciendo la identidad






descargar 110.17 Kb.
títuloRevelado de huellas latentes estableciendo la identidad
página1/4
fecha de publicación13.08.2016
tamaño110.17 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4

REVELADO DE HUELLAS LATENTES




ESTABLECIENDO LA IDENTIDAD




Uno de los propósitos mas importantes de la evidencia física es establecer la identidad del sospechoso o víctima. Esto es posible mediante una variedad de métodos discutidos en este capítulo. Se suele pensar primero en huellas dactilares cuando se consideran métodos para identificar a un individuo1.



Aún así, técnicas tales como el examen de la caligrafía, antropología forense, odontología forense, y otras metodologías son también importantes y deben ser consideradas (ver figura 6.1 a 6.3).
HUELLAS PALMARES Y DACTILARES
Entre los indicios más valiosos en la escena de un crimen están las huellas dactilares y palmares (las huellas de pies descalzos ocasionalmente tienen también un papel). Tales son evidencia decisiva. El reporte hecho por el experto después del examen contiene el hallazgo de que la huella fue o no fue hecha por el sospechoso o la declaración de que la huella no es identificable. El valor de las huellas dactilares aumenta enormemente con la posibilidad de rastrear un criminal buscando en el archivo de huellas sencillas. En esta sección, el término huella dactilar incluye todos los tipos de huella producidos por crestas papilares. Las huellas de la palma de la mano y la planta del pie se hacen bajo las mismas condiciones que las dactilares y se preservan de igual manera. En ocasiones es difícil decidir si una huella ha sido dejada por un dedo, la palma de una mano o la planta de un pie (ver figura 6.4). Por esta razón, en el lenguaje ordinario, el término huella dactilar ha llegado a incluir también huellas de las palmas y pies.
¿CÓMO OCURREN LAS HUELLAS DACTILARES?
Cuando los criminales trabajan, no pueden evitar dejar indicios en la forma de huellas dactilares a menos que sus manos estén cubiertas con guantes o alguna otra forma de protección. Las huellas pueden ser producidas al agarrar un objeto o apoyarse en las manos. Generalmente, las huellas se forman a partir de las crestas papilares, que depositan grasa y sudor en el objeto tocado. También puede suceder que los dedos estén contaminados con materias extrañas, por ejemplo, polvo, sangre y demás, o pueden presionar un material plástico y producir una impresión negativa del patrón de las crestas papilares.
¿DÓNDE BUSCAR HUELLAS DACTILARES?
En un caso de robo, la investigación debe comenzar en el lugar de entrada del criminal. Generalmente es posible en ese punto determinar si el ladrón actuó con las manos protegidas o desprotegidas. En el caso de una puerta que ha sido forzada para abrirla, se buscan huellas en el candado o cerradura o sus alrededores inmediatos, o en cualquier otro lugar en que la entrada haya sido forzada. Con respecto a las ventanas, se debe prestar especial atención a la búsqueda de trozos de vidrio quebrado. El método para entrar por una ventana suele ser el de abrir con un golpe un pequeño hueco en un panel de vidrio para que se quiebre, después de lo cual el criminal arranca los trozos de vidrio con sus dedos hasta lograr una abertura suficientemente grande para permitirles alcanzar el cerrojo de la ventana. Casi siempre en los trozos de vidrio roto hay huellas ya sea dactilares o de guantes u otra protección. Los trozos rotos no siempre yacen junto a la ventana- el

criminal suele lanzarlos lejos o esconderlos.
Cuando el ladrón trepa a través de la ventana, quedan huellas en el interior del marco de la ventana, el antepecho y el montante, resultado de un agarre firme en estas partes.
Una buena regla para el oficial de policía es buscar pistas tan rápido como sea posible en lugares donde un ladrón pueda haber tomado alimento o bebidas. Las huellas en vidrio o porcelana suelen ser de buena calidad. Si el criminal ha descubierto y bebido licor, un resultado satisfactorio puede esperarse de la búsqueda. Ha habido casos de entrada forzada en que los ladrones tenían sus manos protegidas al comienzo, se fueron intoxicando gradualmente, olvidaron toda precaución y se descubrieron las manos totalmente. Si se han removido botellas de licor de su lugar original, se podrán encontrar huellas en cristal o porcelana movida en el camino o en botellas que han sido examinadas por el ladrón.
Los interruptores de luces eléctricas, corta-circuitos y fusibles deben ser examinados siempre, al igual que cualquier bombillo flojo o retirado.

Si es posible decidir en una primera etapa que las manos del criminal estaban protegidas, se debe tener especial cuidado en lugares donde la actividad criminal sea tal que la protección de sus manos represente un obstáculo, por ejemplo al abrir un cofre o cajones cerrados con candado, buscar en los cajones de un baul, y similares. Es una debilidad común de los ladrones el que generalmente remueven la protección de sus manos demasiado pronto tras dejar la escena del crimen dejando huellas dactilares, por ejemplo, los barandales. Si el ladrón ha usado el inodoro, la incomoda protección de las manos puede haber sido removida. Por esto, se deben buscar huellas dactilares en la manija del inodoro, en el seguro de la puerta, en el rollo de papel sanitario, etc. En objetos que el criminal ha traído y olvidado, hay buenos prospectos de hallar huellas dactilares, por ejemplo, papel usado para envolver herramientas, linternas (incluyendo baterías) y similares.
Todas las superficies lisas en que se hubieran podido haber dejado huellas deben ser examinadas. Las mejores huellas se encuentran en vidrio o porcelana, objetos con superficies bruñidas, pintadas y demás superficies lisas o cartones y apeles también lisos. Bajo condiciones favorables, se puede encontrar una huella en superficies rugosas, cuellos almidonados, puños, periódicos, etc. Al examinar el amoblado, uno no debe dejar pasar lugares que el criminal halla podido tocar al sacar los cajones, mover muebles y demás. Incluso si el ladrón trabajó con sus manos protegidas, pueden haber quedado huellas cuando, por ejemplo, se movió un mueble grande. Los guantes pueden haber resbalado o haber sido tan abiertos en la muñeca que una pequeña parte de la palma halla dejado una huella.
Al buscar huellas dactilares se puede usar una linterna ya que estas pueden ser vistas al apuntárseles oblicuamente con la luz. Usar una linterna no funciona en ciertas superficies y, si se espera encontrar huellas en cierto lugar y no se descubren, el lugar debe ser examinado con métodos especiales descritos en la sección “Técnicas de Revelado de huellas dactilares latentes”.
Durante la investigación, los oficiales de policía no deben llevar guantes, pero deben acostumbrarse a trabajar de manera tal que no dejen sus propias huellas. Si utilizan guantes, existe siempre el riesgo de que se vuelvan poco cuidadosos y destruyan huellas dejadas por el criminal. Más aún, puede suceder que la escena tenga que ser reexaminada por oficiales de policía mas familiarizados con tales asuntos y, si los primeros encuentran huellas de guantes hechas en la primera investigación, se pueden desviar con facilidad.
En caso de que un oficial accidentalmente imprima sus huellas, este hecho debe ser registrado para que sean eliminadas posteriormente de entre las huellas relevantes.

Todas las huellas en la escena de un crimen deben ser preservadas, incluso si se puede asumir que pertenece a la gente de la casa o lugar en cuestión.
DIFERENTES TIPOS DE HUELLA DACTILAR
Las huellas dactilares2 pueden ser dividas en tres grupos principales:

  1. Huellas dactilares plásticas, (2) Huellas de dedos contaminados con material extraño o “huellas visibles”, (3) Huellas dactilares latentes.


(1). Huellas Dactilares Plásticas: estas ocurren cuando los dedos tocan o hacen presión contra un material plástico de manera que se produce una impresión negativa del patrón de crestas papilares (ver figura 6,5). Tales huellas pueden ser encontradas en pintura en un objeto recientemente pintado, en la goma en sobres y estampillas, en substancias que se derriten suavemente o se suavizan al sostenerlas en la mano (por ejemplo, chocolate), en cinta adhesiva, en capas gruesas de polvo, explosivos plásticos, plastilina o arcilla sin endurecer, cera de una vela, lacre para sellar, grasas comestibles, harina, jabón, capas de aceite gruesas y pegajosas, grasa, brea, betún, resina, etc.
2. Huellas de dedos contaminados con material extraño: el tipo más común es la huella de polvo. Cuando un dedo se presiona contra una capa delgada de polvo, algo de este se adhiere a las crestas papilares. Al colocar posteriormente el dedo contra una superficie limpia, resulta una huella dactilar que un caso favorable es totalmente identificable y puede incluso ser tan clara como para buscarla en un archivo de huellas sencillas. De manera análoga, una huella puede ser dejada cuando un dedo se encuentra contaminado con otras sustancias por ejemplo pigmentos, tinta, hollín, harina polvos faciales, aceites, ciertos tipos de aislamiento de seguridad, etc. Las huellas en sangre son en ocasiones indistinguibles y de menor utilidad para propósitos de identificación.
3. Huellas dactilares latentes: este tipo resulta de una pequeña cantidad de grasa, sudor y mugre depositado en un objeto tocado por cada detalle en el patrón de bordes de contacto en la yema del dedo (ver figura 6.6). La piel en la palma de las manos y planta de los pies carece de glándulas sebáceas. La grasa encontrada en la cara interna de los dedos viene en su mayoría de otras partes del cuerpo tocadas continuamente con las manos. La secreción de la piel en fricción contiene 98,5 a 99,5% de agua y 0,5 B 5% de componentes orgánicos e inorgánicos. Si las manos están frías prácticamente no hay secreción de líquido; al calentarse, esta secreción regresa a la normalidad.
Las “huellas latentes” incluyen entonces no solo aquellas invisibles al ojo sin instrumentos sino también aquellas que son de cualquier manera visibles o distinguibles pero pueden ser analizadas apropiadamente únicamente tras haber sido reveladas.
Las huelas latentes se encuentran usualmente en objetos con superficies bruñidas o lisas y en papel; aún así, bajo condiciones favorables aparecen también en superficies rugosas telas almidonadas, etc.
TECNICAS DE REVELADO DE HUELLAS LATENTES
Hay muchos procedimientos disponibles para revelar huellas dactilares latentes3 los que aquí se encuentran mencionados son la mayoría de los procedimientos standard actualmente en uso. Es importante entender que se requiere de experiencia práctica con estos procedimientos para usarlos efectivamente. Algunos de los métodos funcionan mejor que otros para ciertos tipos de material. La secuencia usada en los procedimientos también es importante ya que es posible usar múltiples procedimientos, uno tras otro en busca de huellas. Algunos de los procedimientos tienen un efecto adverso sobre otras clasificaciones de evidencia. Por ejemplo, algunos solventes pueden hacer que las tintas se corran en un documento o hacer imposible la clasificación de evidencia biológica.
A los examinadores de huellas dactilares latentes se les asesora para asegurarse de que comprenden bien estas técnicas antes de intentarlas en casos reales.
También se recomienda insistentemente que los examinadores de huellas dactilares latentes consideren la formación de grupos de usuarios regionales para mantenerse al día con la tecnología cambiante. Tales grupos se componen de practicantes locales que se reúnen informalmente cada mes para compartir experiencias técnicas con otros practicantes. Estos grupos de usuarios o grupos de estudio son especialmente útiles en secciones de identificación pequeñas con uno o dos examinadores que tienen poca oportunidad de atender a conferencias técnicas.



  1. Revelado con substancias pulverizadas. Esto se hace espolvoreando con una brocha o pincel polvo para huellas dactilares sobre una huella latente. Las substancias que forman la huella aparecen y esta se hace totalmente visible. La escogencia del polvo depende en parte del tipo de superficie en que se encuentra la huella y parcialmente de cómo se desea preservarla. Si la huella latente es de alta calidad, la escogencia del material para el revelado no es de especial importancia. Hay varios tipos de polvo para huellas dactilares comercialmente disponibles: polvo negro, blanco, coloreado, de aluminio, de cobre, fluorescente y magnético. El tipo a usar es determinado por el color del fondo y la naturaleza de la superficie (por ejemplo, el polvo magnético no puede ser usado en materiales ferrosos).



Existe poca información de seguridad sobre el polvo para huellas dactilares. El sentido común sugiere que la exposición a largo plazo a materia en partículas finas puede causar problemas respiratorios. Las personas que utilizan polvos para huellas dactilares rutinariamente, pueden utilizar máscaras contra polvo para minimizar la cantidad respirada.
Se puede utilizar una brocha o pincel de fibra de vidrio, pelo animal, fibras sintéticas o naturales para revelar las huellas dactilares. La brocha será totalmente inútil si se encuentra húmeda o grasosa. Como primera medida se sumerge la brocha levemente en el polvo y se sacude con el dedo hasta que quede en esta apenas una cantidad pequeña. Después se dan pinceladas suaves al objeto, con golpes curvos. Las partículas de polvo se pegan a todos los lugares donde hay grasa o suciedad. Si hay huellas dactilares en el objeto, aparecen mas o menos claramente.
Al dar las pinceladas, el polvo no debe ser espolvoreado sobre el objeto. Esta técnica puede destruir las huellas hechas por dedos sucios o sudorosos o producidas por un agarre tan fuerte sobre el objeto que las crestas papilares se hayan extendido y casi llenado los espacios entre ellas. Si se ha puesto demasiado polvo a una huella, puede ser “lavada” presionando un “levantador” de huellas dactilares contra esta. Si se retira el levantador, generalmente los espacios entre las crestas capilares están casi completamente libres de polvo. De ser necesario,. La huella latente puede ser reprocesada para conseguir un resultado favorable.
Muchos examinadores de huellas dactilares utilizan polvo negro para huellas dactilares como revelador universal en superficies lisas, no porosas. En superficies oscuras como muebles y armas de fuego, los polvos coloreados, como los previamente mencionados, tienen su aplicación; especialmente, si la huella va a ser fotografía antes de ser levantada. Con el uso de polvo aluminio, se debe recordar que la huella aparecerá como el negativo de una revelada con polvo negro.
La transpiración y la grasa que forman una huella dactilar en el papel desaparecerán pronto de la superficie y penetraran en el papel, después del lo cual no reaccionarán al método mecánico de empolvado. Si se supone que la huella buscada haya sido hecha mucho tiempo antes del examen, es de poco uso tratarla con polvo. En tal caso, algún otro medio de revelado debe ser utilizado, tal como yodo, ninhidrina, revelador físico o tratamiento de nitrato de plata. Otra gran ayuda para el revelado de huelas dactilares, el Magna-Brush (pincel magnético), utiliza polvo magnético y un aplicador de iguales características (ver figura 6.7). Los aplicadores de polvo magnetizado se ponen en contacto con la superficie sospechosa. El polvo se adhiere a la huella latente y el exceso se remueve con el imán (el pincel). Este método tiene la ventaja de no dejar excesos de polvo en el objeto y el área circundante. Debido a la naturaleza del proceso, puede ser utilizado efectivamente sólo en superficies no- magnéticas.
Otro tipo que se puede utilizar en casos especiales es el de los polvos fluorescentes. Estos polvos disponibles tanto en polvo como en forma de aerosol, se utilizan para empolvar billetes y documentos y se rocían en áreas donde se presentan robos recurrentes. Técnicamente no son polvos para huellas dactilares ya que se utilizan antes de que la huella sea depositada. Después de que el sospechoso ha manejado el dinero o tocado el área empolvada, el área se examina con luz ultravioleta (uv). La huella dactilar latente es fácilmente visualizada con la luz uv y puede ser fotografiada utilizando las técnicas apropiadas.

  1   2   3   4

similar:

Revelado de huellas latentes estableciendo la identidad iconKit huellas latentes para terreno

Revelado de huellas latentes estableciendo la identidad iconTransexualidad, trastornos de la identidad sexual, transgenerismo...

Revelado de huellas latentes estableciendo la identidad iconInvestigación y análisis de enfermedades, determinando causas y estableciendo...

Revelado de huellas latentes estableciendo la identidad iconPráctica: “huellas dactilares de elementos: espectros de emisión a la llama”

Revelado de huellas latentes estableciendo la identidad icon“Huellas en la tierra”. Iehs; Tandil; 1993. IÑIgo carreras, nicoláS. “

Revelado de huellas latentes estableciendo la identidad iconI con amor y trabajo a las aulas Llegamos a buscar el saber Orgullosos...

Revelado de huellas latentes estableciendo la identidad iconCocina y gastronomía molecular
«revolucionar los alimentos», la cocina molecular nos ha revelado una nueva forma de vincularnos con los alimentos cotidianos: de...

Revelado de huellas latentes estableciendo la identidad iconDocumento de identidad (CÉdula)

Revelado de huellas latentes estableciendo la identidad iconUnidad 2 Identidad cultural

Revelado de huellas latentes estableciendo la identidad iconIdentidad corporativa joan costa


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com