Esta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación






descargar 114.05 Kb.
títuloEsta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación
página1/3
fecha de publicación20.08.2016
tamaño114.05 Kb.
tipoPrograma
med.se-todo.com > Documentos > Programa
  1   2   3
FILOSOFÍA

Introducción

Esta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación definitiva. Asimismo, dada la atropellada implementación de la LOMCE y la falta de directrices claras sobre cómo aplicar esta implementación en el aula, el contenido dela misma estará sujeto a las modificaciones que el departamento de Filosofía y la CCP estipulen necesarias a lo largo del curso escolar.

La asignatura de Filosofía de primero de Bachillerato tiene como meta fundamental aportar al alumnado un espacio para preguntar y comprenderse a sí mismo y a su mundo. Además favorece el aprendizaje en la posibilidad del cambio social.

Esta asignatura está centrada, por un lado, en repasar los grandes interrogantes del ser humano con una actitud crítica y reflexiva, desde el acercamiento a los conceptos y teorías con que se les ha dado respuesta a lo largo de la historia. Por el otro, se entiende la filosofía como instrumento de innovación y transformación, y se propone enseñar a saber pensar, razonar y argumentar con fundamento y ,en definitiva, a filosofar, a interpretar su realidad, y desde esta práctica hacer frente a los problemas y situaciones de incertidumbre que se le puedan presentar a lo largo de la vida.

Por todo ello, la Filosofía, posiblemente como ninguna otra materia, constituye el punto de apoyo fundamental para experimentar y generar iniciativas personales en la construcción de su propio proyecto vital.

Finalmente, los aprendizajes prácticos éticos, estéticos y políticos que aporta la materia al alumnado suponen, no solo la comprensión de la realidad individual, cultural y social, sino también el respeto a valores universales y la participación en la vida ciudadana y democrática.
Contribución a las competencias

La materia Filosofía contribuye especialmente al desarrollo de las habilidades relacionadas con la Competencia lingüística (CL) al exigir al alumnado destrezas comunicativas, principalmente la lectura comprensiva y crítica de fragmentos de textos (filosóficos, literarios, científicos, sociológicos, etc.), significativos y breves, con la finalidad de distinguir en ellos su tesis y argumentos, e incluso la capacidad para relacionarlos tanto con los problemas estudiados como con autores, corrientes o disciplinas diversas. Esta competencia presupone, además, destrezas vinculadas con el tratamiento de la información (resúmenes, esquemas, mapas conceptuales, tablas comparativas, cronológicas, etc.) al indagar en diferentes fuentes (internet, biblioteca escolar, etc.), la selección y el contraste de información y la producción de textos en diferentes formatos digitales. Estas tareas posibilitan, a su vez, la comunicación de los resultados, la expresión de diferentes posturas, así como el argumentar de forma oral y escrita los propios puntos de vista sobre las temáticas y problemas estudiados, bien a través de diferentes situaciones de diálogo (debates, foros, tertulias, etc.), bien a través de producciones (composición de discursos, ensayos, artículos de opinión, disertaciones, presentaciones, glosarios, comentarios de textos, informes, exposiciones, etc.), individualmente o en equipo, que exigen la utilización con rigor y precisión del vocabulario técnico fundamental.

En segundo lugar, la asignatura fomenta el dominio de la competencia de Aprender a aprender (AA), al fomentar en el alumnado la motivación y curiosidad por instruirse e incentivarle a que se sienta protagonista y resultado de su aprendizaje. Se promueve la adquisición de esta competencia, especialmente, en contextos de trabajo individual y cooperativo favorecedores del conocimiento de los propios procesos de adiestramiento y del desarrollo de destrezas para planificar, supervisar y ajustarse a los tiempos y demandas de las tareas. Se exigen, además, habilidades para evaluar los propios resultados y procesos de aprendizaje.

La asignatura potencia el desarrollo de las Competencias sociales y cívicas (CSC) al implicar destrezas relacionadas con la capacidad para utilizar el conocimiento en la interpretación y contextualización sociocultural de las problemáticas y posturas tratadas. Esta competencia exige habilidades para el debate y la argumentación crítica, como herramientas contra el dogmatismo, la arbitrariedad, los prejuicios, el autoritarismo y la violencia. La filosofía exige, además, habilidades para el trabajo en grupo, así como la capacidad para expresar y comprender puntos de vista diferentes y comunicar de manera constructiva en distintos entornos y situaciones.

El desarrollo de la Competencia digital (CD) se ve favorecido al propiciar el uso creativo, crítico y seguro de las tecnologías de la información y la comunicación en la realización de tareas características de la materia. Estas suponen la movilización de conocimientos y habilidades relacionadas con el uso de los recursos tecnológicos disponibles con el fin de seleccionar información sobre los conceptos fundamentales de la asignatura en función de su validez y fiabilidad, manejar motores de búsqueda y bases de datos, identificar los programas y aplicaciones más adecuados al tipo de creaciones, discernir los formatos (texto, audio, vídeo, imágenes) apropiados para su comunicación, interaccionar socialmente con las TIC para la creación de contenidos, etc.. La asignatura de Filosofía exige, en definitiva, una actitud activa, crítica y realista hacia las tecnologías respetando los principios éticos en su uso.

Se apoya a la competencia Conciencia y expresiones culturales (CEC) con el conocimiento de las aportaciones de esta materia al campo de la estética, descubriendo sus relaciones con el arte, la literatura y la música. Se fomenta la reflexión y valoración de la capacidad simbólica y creativa para el avance y transformación cultural y social y para la utilización como medio de comunicación y expresión de proyectos y tareas individuales y cooperativas. Posibilita la Filosofía, de forma evidente, el desarrollo de esta competencia al poner al alumnado en contacto directo, especialmente a través de textos significativos, con problemáticas y representantes de la cultura de períodos históricos diferentes de la tradición occidental y oriental. Impulsa, además, actitudes y valores relacionados con la libertad de expresión, la actitud abierta y respetuosa ante la diversidad cultural, y alerta sobre el coste personal y social de la intolerancia y los prejuicios, así como del peligro de la dominación de unas culturas sobre otras. La Filosofía, finalmente, propicia el disfrute, la participación y utilización de diversas manifestaciones culturales y artísticas para compartir conocimientos, reflexiones y sentimientos.

La asignatura coadyuva a la Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología (CMCT) en la medida en que, por un lado, se solicita al alumnado que investigue diferentes tipos de explicación, métodos y saberes científicos, así como reflexione sobre sus límites, posibilidades e implicaciones filosóficas. Por otro lado, se refuerzan actitudes y valores basadas en el rigor, el respeto a los datos y la veracidad, así como el aprecio a la lógica como condición fundamental de la comunicación y como instrumento para desarrollar juicios y argumentos críticos sobre hechos científicos y tecnológicos. La materia supone, además, un 2 acercamiento a textos científicos sobre el universo, la vida y el lugar del ser humano en el cosmos como vía para el pensamiento crítico.

La Filosofía de 1.º de Bachillerato concurre, por último, a la consecución de la competencia Sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor (SIEE) al animar un cambio de mentalidad que favorece la iniciativa emprendedora y la capacidad de pensar de forma creativa. La asignatura procura que el alumnado valore el trabajo de personas emprendedoras e innovadoras que han facilitado el avance de la cultura y la transformación de la realidad, y que reconozca y utilice las aportaciones y oportunidades de la propia disciplina, como la razón crítica y la lógica, mediante la elaboración en equipo de producciones y proyectos, como a través del diseño de un plan empresarial en el que la gestión de los recursos, con el recurso al comercio justo y a las empresas sociales, concuerde con la defensa de valores éticos que deben regir en el mundo laboral, social y natural. Estas producciones movilizan en el alumnado su capacidad para tomar decisiones, cumplir y comunicar objetivos, así como habilidades para afrontar el riesgo y la incertidumbre, desarrollar la capacidad de liderazgo y delegación, el sentido de la responsabilidad, la capacidad de adaptación al cambio y la resolución de problemas, etc.
Contribución de la Filosofía a los objetivos de etapa

La asignatura contribuye a los objetivos de etapa, principalmente, por aportar al alumnado una mejora en la calidad de su pensamiento alimentando el diálogo, la reflexión y el razonamiento crítico (objetivo b), dotándolo de recursos para el aprendizaje y herramientas cognitivas necesarias para acercarse al conocimiento de conceptos y teorías que en la historia se han dedicado a reflexionar sobre las grandes cuestiones del ser humano (objetivo h), acostumbrándose a consultar la biblioteca escolar y a usar las TIC (objetivo g).

La materia, en su dedicación ética, estética y política persigue en particular que el alumnado valore y respete tanto la igualdad de oportunidades y diferencia de género como la diversidad cultural, y desde esa comprensión rechace todo tipo de violencia, en especial la de género, y toda discriminación, esforzándose por superar posturas egocéntricas y fobias hacia la diversidad de identidad sexual (objetivos b y objetivo c). También se intenta que reconozca y valore con sentido crítico los aspectos básicos de las diversas culturas, incluida la suya, y admita el diálogo como forma de evitar el pensamiento único y el dogmatismo, responsables en la historia de atentados contra el patrimonio artístico, cultural y natural del mundo.

Se considera imprescindible seguir inculcando el respeto por los valores universales y la DUDH, y el fomento de la participación en la vida democrática para que desde ella, aprenda a gestionar de modo coherente sus capacidades éticas, políticas y estéticas; en definitiva, para que aprenda a filosofar (objetivo a). Se pretende, además, que el alumnado se inicie en el empleo de hábitos de disciplina de trabajo individual y en equipo cuando acometa aprendizajes reflexivos en los diferentes contextos en que se relaciona, y adquiera la capacidad de transformación y cambio individual y social (objetivo d). La asignatura favorece el desarrollo del espíritu emprendedor y del sentido crítico, pues ofrece espacios para experimentar, para hacer frente a los problemas de la vida, resolverlos pacíficamente y gestionar mejor la frustración del alumnado (objetivo k). Además, estos aprendizajes proponen una meta más amplia, presentando un ámbito para el reconocimiento y comprensión de sí mismo, aportando al alumnado ingredientes de autoconocimiento y autoestima, recursos para manejar adecuadamente sus emociones y apreciar la importancia del cuidado de su propio cuerpo y del medioambiente (objetivo j) .

Se pretende que el alumnado se inicie en el empleo del lenguaje como regulador de su propia conducta y para la resolución de problemas comunicativos en toda la diversidad de contextos próximos, singularmente en las redes sociales digitales. Asimismo se trata de adentrarlo en la comprensión de texto y mensajes complejos y en el reconocimiento del uso argumentativo y lógico del lenguaje (objetivo e).

La adquisición de conocimientos filosóficos conlleva la promoción de la creatividad y las habilidades necesarias para pensar, razonar, argumentar con coherencia y de forma autónoma (objetivo l). En fin, se espera que el área genere en el alumnado una actitud integradora de modo que conciba todo el conocimiento como un saber interrelacionado, capacitándolo para la resolución de los problemas desde una perspectiva interdisciplinar (objetivos i y j).
Criterios de evaluación y estándares de aprendizaje evaluables

Los criterios de evaluación son el elemento referencial en la estructura del currículo, cumpliendo, por tanto, una función nuclear, dado que conectan todos los elementos que lo componen: objetivos de la etapa, competencias, contenidos, estándares de aprendizaje evaluables y metodología. Debido a este carácter sintético, la redacción de los criterios facilita la visualización de los aspectos más relevantes del proceso de aprendizaje en el alumnado para que el profesorado disponga de una base sólida y común para la planificación del proceso de enseñanza, para el diseño de situaciones de aprendizaje y para su evaluación.

Los criterios de evaluación encabezan cada uno de los bloques de aprendizaje en los que se organiza el currículo, estableciéndose la relación de estos criterios con las competencias a las que contribuye, así como con los contenidos desarrollados. Además, se determinan los estándares de aprendizaje evaluables vinculados a cada criterio de evaluación, de manera que aparecen enumerados en cada uno de los bloques de aprendizaje.

Estos criterios de evaluación constan de dos partes indisolublemente relacionadas, que integran los elementos prescriptivos establecidos en el currículo básico:

- El enunciado, elaborado a partir de los criterios de evaluación establecidos en el mencionado currículo básico.

- La explicación del enunciado, realizada según los estándares de aprendizaje evaluables determinados para la etapa, graduados en cada curso mediante una redacción holística.

De esta forma, la redacción holística de los criterios de evaluación del currículo conjugan, de manera manifiesta, todos los elementos que enriquecen una situación de aprendizaje competencial: evidencia los procesos cognitivos, afectivos y psicomotrices a través de verbos de acción; confiere sentido a los contenidos asociados y a los recursos de aprendizaje sugeridos; apunta metodologías favorecedoras del desarrollo de las competencias; y contextualiza el escenario y la finalidad del aprendizaje que proporcionan significación a los productos presentados por el alumnado para acreditar su instrucción.

También así se facilita al profesorado la percepción de las acciones que debe planificar para favorecer el desarrollo de las competencias, que se presentan como un catálogo de opciones abierto e inclusivo para adaptarlo al contexto educativo de aplicación.

En su explicación se integran los estándares de aprendizaje evaluables del currículo base (86 estándares relacionados al final del currículo) y reflejan, a su vez, la concreción de la materia a los objetivos de etapa. La lectura de los criterios de evaluación es el referente para descubrir qué es lo que debe aprender el alumnado y, en este sentido, aparecen contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales. En su redacción podemos encontrar, además, los procesos 4 cognitivos y emocionales que el alumnado ha de movilizar para la adquisición de los contenidos, las condiciones para adquirir estos aprendizajes (recursos y contextos) y su finalidad. En ellos podemos encontrar, incluso, pistas metodológicas referidas a agrupamientos o conexiones interdisciplinares, así como sugerencias de producciones.

Los criterios de evaluación de la Filosofía de 1.º de Bachillerato se han diferenciado atendiendo a su carácter longitudinal, transversal y específico. Los primeros se refieren a aquellos aprendizajes que se han de abordar a lo largo del curso y poseen un doble carácter procedimental y actitudinal. Los criterios transversales engloban contenidos que por su naturaleza más amplia y global son compartidos por otras asignaturas. Por último, los criterios específicos comportan los contenidos propios de la materia otorgándole identidad, aunque ello no impide su tratamiento interdisciplinar.

Desde tal distinción permite catalogar como longitudinal el criterio 1, centrado en la adquisición, a lo largo del curso, de procedimientos de investigación, así como en el análisis de textos breves y significativos de las problemáticas tratadas en los que identifican tesis y argumentaciones y relacionan con pensadores y pensadoras, corrientes o saberes distintos. Este criterio insiste en la argumentación de los propios puntos de vista y en la elaboración de producciones (presentaciones, glosarios, mapas conceptuales, tablas, etc.) de manera cooperativa, utilizando diversidad de fuentes y recursos TIC. La naturaleza de este criterio permite su conexión con el resto de criterios de la asignatura.

También podemos considerar longitudinal el criterio 10, al dar importancia a la retórica y a la lógica proposicional como instrumentos fundamentales de la comunicación. Se subraya que el alumnado ha de apreciar el valor de estas disciplinas al aplicarlas con rigor, por un lado, al análisis de discursos, noticias, etc., y, por el otro, al construir argumentaciones para demostrar sus propias tesis. Por último, se incluye en este grupo el criterio 11, al exigir la elaboración de un proyecto vital o empresarial innovador teniendo en cuenta las posibilidades de la filosofía para plantear interrogantes, argumentar de manera crítica, resolver dilemas y conflictos, etc.

Por lo que respecta a los criterios de la asignatura más cercanos a la transversalidad, diferenciamos aquellos vinculados a la reflexión que conecta con otras disciplinas. Así, encontramos el criterio 4, dedicado a las implicaciones filosóficas y sociales del método e investigación científica y tecnológica, así como al debate sobre sus límites y posibilidades. El criterio 6 también destaca por su carácter interdisciplinar al incidir en las implicaciones filosóficas de la evolución y en la reflexión sobre la naturaleza y la cultura, así como en el énfasis dado a la interculturalidad y a la contribución de la antropología en la superación de la intolerancia y los prejuicios antropocéntricos. Por su parte, el criterio 9 realza las aportaciones de la filosofía al campo de la estética, interesándose por la importancia de la capacidad simbólica y creativa del ser humano en la vida diaria y la relación de la filosofía con el arte, la literatura y la música. Finalmente, dentro de este grupo de criterios destacamos el 8, al girar su interés, por un lado, en torno a los vínculos de la razón y de la inteligencia emocional en el transcurso de la acción humana y, por el otro, en la reflexión de conceptos clave de la ética y la filosofía política, valorando el pensamiento utópico y crítico como herramientas contra la arbitrariedad, el autoritarismo y la violencia.

Finalmente, se destacan como criterios con un carácter más específico los cuatro siguientes: el criterio 2, al centrarse en la especificidad de la filosofía, su origen histórico, sus diferencias frente a la filosofía oriental y otro tipo de saberes, las problemáticas de cada periodo histórico y la reflexión sobre su funcionalidad; el criterio 3, dirigido a la reflexión sobre el conocimiento y la verdad, y al esfuerzo de la filosofía por alejarse del dogmatismo, de la arbitrariedad y los 5 prejuicios; el criterio 5, orientado a la reflexión crítica sobre la realidad y el lugar del ser humano en el cosmos; por último, el criterio 7, ceñido a cuestiones metafísicas en diversos sistemas filosóficos occidentales y orientales, las formas de vida asociadas y su relación con el contexto sociocultural.
Contenidos

La asignatura se plantea desde el trabajo cooperativo, con la finalidad de motivar al alumnado para aprender a aprender a través de la distribución y secuenciación de los bloques de contenidos, según la idea de ir avanzando progresivamente desde unos contenidos transversales que persiguen explicar textos breves pertenecientes a pensadores y pensadoras destacados hasta el saber filosófico como actitud que estimula la crítica, la autonomía, la creatividad y la innovación, cuyo objetivo principal es la comprensión por parte del alumnado del conocimiento humano, de la realidad y de sus implicaciones filosóficas. Además, se tratan las distintas concepciones acerca del ser humano mediante la explicación del objeto y función de la ética, la política, la estética y el uso correcto del razonamiento lógico, y a través del reconocimiento de las posibilidades de la filosofía en la creación de proyectos, particularmente en el ámbito empresarial, comprendiendo que los valores éticos son clave para lograr el equilibrio entre innovación, sostenibilidad y competitividad, justificando la función e importancia de las personas emprendedoras e innovadoras.

El bloque 1.º, «Contenidos transversales», propone explicaciones de textos breves y significativos procedentes de destacados pensadores y pensadoras, obtenidos de diversas fuentes, que permitan la exposición de los propios puntos de vista sobre las temáticas y problemas estudiados. Sugiere el desarrollo de presentaciones en soporte informático y audiovisual de los contenidos analizados más sobresalientes, argumentando y razonando las opiniones con claridad y coherencia, y demostrando un esfuerzo creativo y académico en la valoración personal de los temas filosóficos. Facilita la elaboración cooperativa de listas de vocabulario de conceptos, organizándolos en esquemas o mapas conceptuales, tablas cronológicas y otros procedimientos útiles para la comprensión de la filosofía.

El bloque 2.º, «El saber filosófico», brinda la práctica de explicaciones, mediante exposiciones, de la especificidad e importancia del saber racional, en general, y filosófico en particular, valorando que la filosofía es un saber y una actitud que estimulan la crítica, la autonomía, la creatividad y la innovación, identificando su dimensión teórica y práctica, sus objetivos, características, disciplinas, métodos y funciones, relacionándola con otros saberes de comprensión de la realidad como el científico y el teológico u otros tipos de filosofía, como la oriental. Asimismo, sugiere presentaciones cooperativas por escrito de las tesis fundamentales de algunas de las corrientes filosóficas más importantes del pensamiento occidental. Igualmente propone participar en debates en los que se maneje con rigor conceptos específicamente filosóficos, relacionando los problemas planteados en los textos con lo estudiado en la unidad.

El bloque 3.º, «El conocimiento», trata de analizar a través de proyectos cooperativos fragmentos de textos breves, en diferentes formatos, de Aristóteles, Descartes, Hume, Kant, Nietzsche, Ortega y Gasset, Habermas, Popper, Kuhn, B. Russell, A. F. Chalmers, J. C. García Borrón o Michel Serres, entre otros, sobre el análisis filosófico del conocimiento humano y la función de la ciencia, así como sobre la identificación, de términos como: hecho, hipótesis, ley, teoría y modelo, con los que construir una hipótesis científica, utilizando con rigor los términos epistemológicos pertinentes. Propone disertaciones donde se expliquen los diferentes criterios y teorías acerca del conocimiento y la verdad, como son el idealismo, el realismo, el 6 racionalismo, el empirismo, el perspectivismo, el consenso o el escepticismo, elaborando con rigor glosarios de los términos adecuados. Por último, se facilita la participación en debates sobre la inquietud humana por transformar y dominar la naturaleza poniéndola al servicio del ser humano, así como acerca de las consecuencias de esta actuación y las implicaciones de la tecnología en la realidad social.

El bloque 4.º, «La realidad», parte del reconocimiento del concepto de realidad a través de lecturas de textos científicos (cosmogonías, cosmovisiones, universo mecánico newtoniano, etc.) y de teorías metafísicas como las de Platón, Descartes, Hume, Marx, etc., proponiendo clarificar, a través de debates, tertulias, etc., las implicaciones filosóficas que presenta la relación entre la realidad y el ser humano en el mundo, y la diferencia entre realidad y virtualidad, para la construcción de una visión holística, crítica y poliédrica de la realidad.

El bloque 5.º, «El ser humano desde la filosofía», sugiere la selección de información en la biblioteca escolar o en internet de lecturas de textos filosóficos (K. Popper, J. Mosterin, etc.) y antropológicos (M. Harris, C. P. Kottak, etc.) con la finalidad de reconocer la contribución de la antropología filosófica y cultural a la consideración del ser humano como creador de cultura, las dicotomías naturaleza versus cultura, e innato y aprendido. Asimismo se pretende la consulta de textos sobre sistemas filosóficos que traten de las grandes cuestiones metafísicas de la humanidad (dualismo y materialismo antropológico, libertad, existencia, etc.) y las diferentes concepciones sobre el ser humano en su contexto sociocultural. Se exponen las implicaciones filosóficas de la teoría de la evolución, los prejuicios antropocéntricos, el problema del dominio de unas culturas sobre otras desde una perspectiva intercultural, de las semejanzas y diferencias entre la filosofía occidental y la oriental (taoísmo, budismo, hinduismo, etc.) y las formas de vida que comportan.

El bloque 6.º, «La racionalidad práctica», plantea el análisis de textos breves y significativos que permitan la argumentación crítica sobre los interrogantes más representativos de la ética occidental; de la filosofía política; de la filosofía del lenguaje; de la relación entre filosofía, arte y literatura en el campo de la estética; de la filosofía del arte para la reflexión sobre la creatividad y las artes, etc., para destacar la necesidad del empleo de la ética, la retórica y la lógica proposicional, tanto en la elaboración de discursos, diálogos y argumentaciones como en la valoración crítica de un proyecto racional, vital y de empresa.
Orientaciones metodológicas y estrategias didácticas

La asignatura propicia modelos de enseñanza promotoras de un aprendizaje funcional, significativo y sustentado en el principio de inclusividad, primando el sentido de iniciativa del alumnado, con el fin de adquirir un aprendizaje complejo de síntesis, creación, enjuiciamiento y regulación del comportamiento. Es decir, con el fin de reflexionar, razonar, criticar y argumentar sobre los problemas referidos a la totalidad de la vivencia humana, y ello sin dejar de lado su capacidad de transformación y cambio del individuo y de la sociedad. Esta enseñanza por competencias requiere que el aprendizaje se impulse desde unas tareas concretas, en diversos contextos, para que se produzca el desarrollo personal y social a lo largo de la vida. En este sentido, el tratamiento de los contenidos discurrirá de lo más práctico, de situaciones o realidades cercanas al alumnado, a lo más teórico o abstracto.

Esta asignatura favorece una metodología activa basada en el aprendizaje cooperativo entre iguales. Esto implica que el alumnado debería asumir un papel dinámico y autónomo en su propio proceso de aprendizaje, con plena consciencia y responsabilidad. Con esa finalidad se recomienda el trabajo en pequeños grupos, mixtos y heterogéneos, que posibiliten la atención a 7 la diversidad y la ayuda mutua, de modo que el alumnado se sienta motivado y valorado. La materia fomenta, por tanto, que el papel del docente sea el de guía y facilitador. Para su consecución se sugieren prácticas cimentadas en las experiencias vitales o aprendizajes anteriores del alumnado y propiciadoras de estrategias interactivas para dinamizar las sesiones de clase. Por otra parte, para que el alumnado desarrolle actitudes de aprecio a la filosofía, los bloques se han estructurado de tal modo que se pase progresivamente de una actitud de sensibilización personal, mediante el conocimiento y manejo de los contenidos transversales, a una praxis comprometida de transformación de la realidad a través del desempeño de la racionalidad práctica.

Este tipo de estrategias facilita que el conocimiento se construya mediante el intercambio verbal y colectivo de ideas, a la vez que consigue que los aprendizajes se vuelvan significativos y funcionales. Se evidencia que el conocimiento no está aislado y, por tanto, se pretende incentivar el trabajo interdisciplinar y la coordinación entre equipos docentes para que se produzca la transferencia y se fortalezcan las competencias clave. La introducción de las parejas pedagógicas refuerza el aprendizaje y la formación del aprendizaje colaborativo fortaleciendo los procesos de inducción a partir de la reflexión con los alumnos y alumnas.

Se recomienda que los materiales y recursos didácticos elegidos y elaborados para esta asignatura sean variados y adaptados al nivel de Bachillerato, sugiriéndose como de gran ayuda para su desarrollo competencial las diferentes redes educativas, los programas de igualdad de oportunidades y de prevención de la violencia de género, los proyectos educativos del centro, etc. Se considera fundamental en la impartición de la Filosofía la integración de las tecnologías de la información y la comunicación y la utilización de recursos virtuales. También sería de mucha utilidad el empleo de diversos tipos de textos, el portfolio para compartir resultados de aprendizaje y potenciar la autoevaluación y coevaluación del alumnado, así como materiales audiovisuales (películas, documentales, programas de televisión, etc.) para abordar situacionesproblemas actuales.

Además, la materia, por su carácter transversal, teórico y práctico permite integrar en una visión de conjunto la gran diversidad de saberes, capacidades y valores, y posibilita trabajar y lograr la mayoría de las expectativas señaladas en las competencias clave para el aprendizaje permanente, propuestas en el marco educativo europeo. A través de la filosofía del lenguaje, la lógica, la retórica y la argumentación se educa la expresión e interpretación del pensamiento y de los sentimientos; desde la metafísica, la teoría del conocimiento y la filosofía de la ciencia y de la naturaleza se profundiza en el conocimiento de sí mismo y en la comprensión del entorno. En el ámbito práctico, el estudio de la ética y la filosofía política desarrolla la comprensión de la realidad individual, cultural y social. En fin, desde los estudios de estética se alcanzan competencias culturales como el respeto a la libertad de expresión y a la diversidad cultural.

La práctica docente debe enfocarse a la realización de situaciones de aprendizaje planteadas en contextos cercanos a la realidad, o que se le puedan presentar al alumnado dentro y fuera del aula, y que sirvan para utilizar y transferir los contenidos. Algunas tareas pueden organizarse desde centros de interés vinculados a los criterios de evaluación, al estudio de casos reales o simulados, o a la búsqueda de soluciones a situaciones problemáticas que el alumnado debe resolver, haciendo un uso adecuado de los distintos contenidos. Para ello sería apropiado la utilización de diversos procedimientos como la lectura, los mapas conceptuales, síntesis y debates que suscitasen la realización de juicios morales fundamentados, la participación en foros y redes sociales, la defensa argumentada de opiniones e ideas, la práctica del diálogo para 8 regular la conducta y relacionarse, pequeñas investigaciones, entrevistas o encuestas, la creación de carteles, exposiciones, etc.
1.º Bachillerato

Criterio de evaluación
  1   2   3

similar:

Esta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación iconEstá considerada como una de las pruebas que exploran la capacidad...

Esta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación iconLa Energía se define como la capacidad que tiene un cuerpo para realizar...

Esta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación iconLa materia se encuentra organizada en diferentes estructuras, desde...

Esta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación iconCorte de la Tierra desde el núcleo hasta la exosfera (no está a escala)

Esta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación iconResumen: En esta comunicación se defiende el interés y la pertinencia...

Esta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación iconEsta noticia está embargada por expreso requerimiento de la revista...

Esta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación iconDesde el punto de vista territorial, esta Región está situada en el Departamento de

Esta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación iconSu composición está formada por el alcaloide nicotina, que se encuentra...

Esta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación iconCompetencia V. S. es competente para entender en esta causa, porque

Esta programación está considerada como un borrador hasta que se confirme, desde la administración competente, el establecimiento de una programación iconCompetencia V. S. es competente para entender en esta causa, porque


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com