Aula, que es el instrumento de planificación anual




descargar 0.63 Mb.
títuloAula, que es el instrumento de planificación anual
página1/31
fecha de publicación20.03.2017
tamaño0.63 Mb.
tipoAula
med.se-todo.com > Documentos > Aula
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31

DESARROLLO




DE LAS UNIDADES DIDÁCTICAS EN EL AULA



FÍSICA Y QUÍMICA


SERIE 2000

EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA


(2º CICLO)



INTRODUCCIÓN.

El Profesor, en coordinación con los demás miembros del Equipo docente de ciclo o curso, debe elaborar el Desarrollo de las unidades didácticas en el aula, que es el instrumento de planificación anual que permite proyectar el trabajo que se va a llevar a cabo en el aula; es decir, posibilita ordenar el proceso de enseñanza y aprendizaje tal como se pretende poner en práctica (nivel de concreción curricular más cercano a la práctica educativa).
El Desarrollo de las unidades didácticas en el aula define los propósitos educativos del Departamento didáctico, garantizando la articulación de sus decisiones desde una adecuada coordinación y coherencia de la práctica docente, y ofrece las oportunas respuestas educativas adaptadas a las características y necesidades del alumnado. Para lo que debe tomar como marco de referencia:
* El Proyecto educativo del Centro.
* El Proyecto curricular de la etapa y la programación didáctica del Departamento, teniendo en cuenta las decisiones de secuenciación adoptadas para el ciclo/curso de Educación Secundaria Obligatoria.
* La idiosincrasia del grupo clase, la adaptación al contexto y a las características de los alumnos.
* La distribución y acomodación de los elementos de la programación a los tiempos disponibles y a las condiciones existentes (temporalización).
Por tanto, el Desarrollo de las unidades didácticas en el aula constituye un plan de acción, en el que se establece el conjunto de actuaciones que transforman las intenciones educativas en propuestas didácticas concretas, que posibilitan la consecución de los objetivos previstos (coherencia entre el Proyecto educativo del Centro y el Proyecto curricular de la etapa con la práctica docente).
El Desarrollo de las unidades didácticas en el aula es también un instrumento de programación de carácter práctico por su función de apoyo útil para el ejercicio docente, porque facilita ideas, técnicas, actividades y recursos para el trabajo diario en el aula. Asimismo, esta ayuda se organiza de forma complementaria con el resto de los materiales de la Editorial Santillana (Libro de texto del alumno, Carpeta de recursos, etc.).
Por otra parte, este instrumento es la referencia próxima de las adaptaciones curriculares individualizadas, proporciona elementos de análisis, evaluación y reajuste del Proyecto educativo y del Proyecto curricular, favorece la progresiva implicación de los alumnos y las alumnas en su proceso de aprendizaje y, finalmente, facilita la reflexión y revisión de la propia práctica docente.

1.  ORGANIZACIÓN DEL DESARROLLO DE LAS UNIDADES DIDÁCTICAS EN EL AULA.

El Desarrollo de las unidades didácticas en el aula que presentamos se estructura por áreas y cursos, y cada una de ellas, normalmente, comprende entre cinco y ocho unidades didácticas, relacionadas con los bloques de contenido del currículo preceptivo, las cuales aglutinan y asocian, desde una dimensión de conjunto, los temas desarrollados en los materiales de la Editorial Santillana (Libro de texto y Carpeta de recursos).

En este sentido, el Desarrollo de las unidades didácticas en el aula que se adjunta se fundamenta en las características y consideraciones que expresamos:
Práctico: El modelo de programación responde y se enfoca como un recurso beneficioso, complementario para las tareas docentes y disponible para la consulta profesional.
Coherente: Se diseña ajustado y concatenado en relación con el currículo prescriptivo, además de permitir el enlace y la conveniente acomodación a cada uno de los contextos.
Singular: Se posibilita la adecuación a las peculiaridades de cada Centro docente y de cada grupo clase, así como a las condiciones de especificidad y diversidad.
Abierto: Faculta la incorporación o la eliminación de los planteamientos, apreciaciones y elementos que se estimen convenientes, para garantizar una mejor adaptación a la realidad educativa. Esta revisión se considera imprescindible para conseguir un óptimo aprovechamiento de los materiales que presentamos.
Viable y realista: Su diseño está al alcance de la generalidad del profesorado y permite cumplir las funciones comunes de la Programación, porque puede acoplarse al tiempo verdaderamente disponible, además de ajustarse a los espacios y medios reales. Igualmente, al favorecer una revisión y modificación permanentes se tiene el referente para una programación realista.
El Equipo docente deberá estudiar con detenimiento la propuesta de unidades didácticas que realizamos, con la intención de ajustar su desarrollo a las condiciones y características de su Centro, y para establecer la conformidad con sus documentos de planificación institucional (Proyecto educativo, Proyecto curricular de etapa y Programación didáctica). A este respecto, una de las decisiones más importantes, en el enfoque de acomodación a las propias circunstancias, es la determinación de la temporalización anual, como estrategia para distribuir razonablemente la actividad docente en el tiempo disponible.

2.  LOS ELEMENTOS DE LAS UNIDADES DIDÁCTICAS.
El Desarrollo de las unidades didácticas en el aula que ofrecemos se estructura mediante la concepción de las unidades como soporte principal del trabajo del profesor. Por ello es preciso la descripción y análisis de sus elementos, tanto los que se recogen por su carácter preferente en el currículo (objetivos, contenidos y criterios o actividades de evaluación), como los que abordamos porque aseguran una adecuada práctica docente (actividades, metodología, atención a la diversidad, tratamiento de los temas transversales y procedimientos e instrumentos de evaluación).
2.1.- Encabezamiento y presentación de las Unidades:
Es la identificación de la temática o del eje que articula la Unidad, convirtiéndola en una unidad de aprendizaje. Se pueden desarrollar las Unidades didácticas como unidades amplias de programación, que responden a un conjunto de temas de un mismo bloque temático o núcleo de contenidos, acorde con la correspondiente agrupación de temas del Libro de texto del alumno de la Editorial Santillana; o bien pueden exponerse como unidades cortas que organizan solamente cada uno de los temas del Libro de texto.
Igualmente, la organización de las Unidades debe tener en cuenta la situación y relación de cada Unidad con respecto a las demás, eligiendo el momento de temporalización más idóneo en el conjunto del curso académico, la duración y el número de sesiones.
2.2.  Objetivos didácticos.
La propuesta de objetivos didácticos es la referencia del ¿qué enseñar? y del ¿qué evaluar? Los objetivos didácticos son la concreción de las capacidades incluidas en los objetivos de ciclo o curso. Asimismo, expresan estas capacidades indicando el tipo y grado de aprendizaje. Por tanto, funcionan también como criterios de evaluación de la Unidad.
Para ayudar al profesorado y facilitar la práctica docente en el aula, se presenta un doble planteamiento de objetivos didácticos:
a/.- Por un lado, se identifican los objetivos básicos o prioritarios que son los que señalan los aprendizajes fundamentales que los alumnos deben adquirir al finalizar la Unidad .
b/.- Por otra parte, para atender a la diversidad del alumnado, se posibilita que, además y a mayores, se puedan y deban enseñar otros conocimientos y aprendizajes, con el planteamiento de objetivos de ampliación que responden a diversos grados de dificultad.
Los objetivos didácticos orientan la selección de contenidos (conceptuales, procedimentales y actitudinales), tienen en cuenta los temas transversales y dirigen la secuencia y los diferentes tipos de actividades.
2.3.  Contenidos.
En el Desarrollo de unidades didácticas de cada curso es necesario adoptar una forma de organización de los contenidos que respete la lógica interna del área, la jerarquía de los conceptos y procedimientos, junto con el punto de vista de la acomodación e intervención en el aula y su contexto.
El Desarrollo de las unidades didácticas en el aula establece una secuencia clara de los contenidos, ajustada a los materiales de la Editorial Santillana y conforme con el currículo oficial (bloques y tipos de contenidos), en el sentido de consolidar una organización coherente a lo largo de los cursos, ciclos y, por ende, de la etapa. Por tanto, se incorporan desde la tipología de contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales, con la salvedad estratégica de añadir una selección de contenidos previos, para afianzar el nexo con los nuevos conocimientos a conseguir en cada unidad didáctica, y así posibilitar un aprendizaje significativo y constructivo.
En coherencia con los objetivos didácticos, también para atender la diversidad del alumnado, la propuesta de contenidos diferencia los que se programan como básicos o prioritarios (nucleares) de aquellos otros que se programan como de ampliación de conocimientos en diferentes niveles de complejidad creciente.
La programación de los contenidos del área de Física y Química proporciona un soporte conceptual suficiente, riguroso y organizado para que el alumnado sea capaz de explicar científicamente los fenómenos cotidianos, entender y participar en los grandes debates sociales y dar cuenta de las aplicaciones tecnológicas.
2.4.  Actividades.
En la propuesta de secuencia de actividades se utiliza el referente de los materiales de la Editorial Santillana (Libro de texto del alumno y Carpeta de Recursos, entre otros) y además se amplía con otras orientaciones de actividades, diseñando un repertorio directo y concreto de un número conveniente de actividades que pueden ser un complemento didáctico y práctico para el profesor, el cual las podrá seleccionar, modificar y adaptar para cada grupo de clase.
En el presente Desarrollo de unidades didácticas que proponemos, las actividades son el elemento más recurrente para los aspectos de atención a la diversidad del alumnado, porque el diseño recoge:
a/.- Una selección de distintos tipos de actividades de enseñanza y aprendizaje que pueden contribuir a ayudar al profesorado.
b/.- Una secuencia de actividades diversificadas que comprenden distintos grados de dificultad para que pueda intervenir todo tipo de alumnado, favoreciendo la adopción de varios enfoques o de diferentes niveles de complejidad.


2.4.1.- Actividades de introducción, que agrupan actividades de motivación, iniciales o de entrada ágil y atractiva a la Unidad en su conjunto, o de comienzo de alguna de sus partes fundamentales, junto con otras de detección de conocimientos previos, para incitar el interés de los alumnos y para conocer su situación de partida en cada nueva Unidad. Son actividades previstas para hacer viable con los alumnos el reconocimiento de "lo que sabe", "lo que le gustaría saber" y "lo que le interesa saber".
Las unidades didácticas en el área de Física y Química presentan un conjunto de actividades de introducción de cada unidad entre las que destaca la lectura de artículos de debate inicial, y de los desarrollos del final del tema, y la respuesta mediante debate oral de las preguntas correspondientes a los puntos para el debate, las cuestiones clave y propuesta de trabajo, que en conjunto responden a las funciones básicas de motivación inicial y de exploración de los conocimientos previos.

2.4.2.- Actividades de desarrollo del proceso, que reúnen el conjunto de actividades esenciales de la Unidad, donde se programa una recopilación equilibrada que posibilita la elección del profesor según su criterio y necesidad. Este bloque comprende las actividades que actúan como soporte del proceso ordinario de la Unidad y responden a la explicación y aplicación de los objetivos y contenidos considerados como básicos o prioritarios.
En el área de Física y Química se incorpora un repertorio de actividades propias, cambiante y complementario que se adiciona con las actividades de la estructura estable que tienen los temas del Libro de texto que forman las respectivas Unidades. Las actividades clasificadas en los apartados Técnicas de trabajo, problemas resueltos, recordar conceptos, resolver problemas que sirven para adquirir, aplicar y consolidar los conocimientos. Las actividades clasificadas como estudio experimental, observación experimental son actividades de descubrimiento dirigido, de tipo comprobatorio, de investigación, de realización de pequeños experimentos y contribuyen al desarrollo de las capacidades cognitivas y procedimentales. Las actividades de búsqueda de información o trabajo bibliográfico contribuyen a valorar ideas anteriores y la personalidad de científicos ayudando al desarrollo de capacidades actitudinales.
En este mismo sentido, podemos considerar los materiales de la Carpeta de Recursos de la Editorial Santillana con la utilización del material del apartado de Desarrollos e informes, que amplían las posibilidades de actividades de interpretación de la información.
Las actividades de estos últimos apartados permiten que se conciban con carácter de ampliación, puesto que persiguen que los alumnos tengan acceso a una información de más nivel que los desarrollos del Libro de texto.

2.4.3.- Actividades para la atención a la diversidad del alumnado, que son una medida destinada bien para los alumnos que necesiten ayuda porque no han alcanzado los objetivos propuestos como básicos (actividades de recuperación o de refuerzo), bien para los alumnos que de forma satisfactoria han realizado las actividades de desarrollo, e incluso de refuerzo, y sus posibilidades les permiten una ampliación de conocimientos (actividades de ampliación).
En el Desarrollo de unidades didácticas del área de Física y Química exponemos una selección de actividades de refuerzo y de ampliación que enriquece y complementa las existentes en la Carpeta de recursos (fichas de refuerzo, fichas de ampliación) de la Editorial Santillana y adicionalmente y como actividades de ampliación se proponen modelos de cuestiones/problemas abiertos para que los alumnos se acerquen metodológicamente al trabajo científico, modificando positivamente su actitud hacia la resolución de problemas

2.5.  Metodología.
La propuesta de metodología ordena la secuencia de actividades, las técnicas y estrategias didácticas y los medios para articular la decisión de ¿cómo enseñar? Así cada profesor tiene la facultad de elegir estos materiales y sus procedimientos como elementos de ayuda, bien en su totalidad o bien de manera parcial.
Orientamos sobre los aspectos metodológicos que contribuyen a sistematizar las unidades didácticas. Para ello, fomentamos la consideración y aprovechamiento de las orientaciones ya reflejadas en los materiales de la Editorial Santillana (Libro de texto y Carpeta de recursos), junto con otras aportaciones añadidas que hacen hincapié en los momentos, las técnicas, los agrupamientos y espacios, los recursos y medios de mayor interés. Todo lo que, obviamente, queda abierto para la valoración y la posible modificación que estime oportuna cada profesor o Equipo docente.


2.5.1.- Los principios didácticos del área de Física y Química guían el desarrollo de las capacidades cognitivas de los alumnos, para que sus conocimientos sean funcionales, es decir, que puedan ser aplicados a situaciones reales, bien llevándolos a la práctica, bien utilizándolos como instrumento para lograr nuevos aprendizajes. La Física y Química tiene como principal objetivo que los alumnos y alumnas adquieran la capacidad de describir y comprender su entorno y explicar los fenómenos naturales que en él suceden, aplicando sus conocimientos y los procedimientos habituales del quehacer científico. Para ello, la metodología tiene en cuenta lo siguiente:
 La Física y Química organiza los conocimientos en torno a núcleos significativos.

 La Física y Química permite combinar el aprendizaje por recepción y el aprendizaje por descubrimiento.

 La Física y Química da importancia a los procedimientos a través de la experimentación y el proceso de investigación.

 Realza el papel activo del alumno en el aprendizaje de la ciencia.

 La Física y Química desarrolla actitudes de gran importancia en la formación científica y personal en el alumnado.

2.5.2.- En la aplicación de las unidades didácticas del área de Física y Química se consideran una serie de componentes principales:
 La exploración de los conocimientos previos, que se incorpora en el marco de las actividades de introducción.

 La exposición del profesor, ordenada de forma interactiva y alternante mediante diálogos y actividades de aplicación y resolución de dudas con los alumnos.

 Actividades para consolidación de los conocimientos físico-químicos, en las que se desarrollan las técnicas y procedimientos básicos del área.

 Las actividades mantienen una estrecha relación con los tipos de recursos previstos. Se aportan sugerencias sobre inventarios de materiales y la selección de recursos de uso práctico y corriente, dada su existencia y disponibilidad en los Centros, o de fácil acceso en el mercado, tanto para el profesorado como para el alumnado.

 Identificación de los alumnos con dificultades o de un mejor nivel de competencia curricular, para encauzarles en la realización de las actividades de refuerzo o de ampliación.

 La resolución de problemas como tarea elemental y el trabajo con las oportunas estrategias para resolver problemas.

 El estudio de situaciones reales que se conocen a través de los medios de comunicación.

 La organización del grupo de clase (equipos, grupos flexibles, parejas, tríos, etc.) y a utilización de espacios (aula ordinaria, laboratorio, etc.) como medios.


2.5.3.- La atención a la diversidad del alumnado es un propósito que está presente a lo largo de toda nuestra propuesta, de manera que tiene una respuesta en tres planos:
a/.- En la propia programación que se realiza a través del Desarrollo de las unidades didácticas, donde todos los componentes (objetivos, contenidos, actividades, metodología y evaluación) se trabajan desde dos dimensiones: El ámbito básico, que reúne los elementos mínimos o nucleares del currículo, de forma que justifican las actividades de refuerzo para los alumnos que no los alcanzan; y el ámbito de ampliación o profundización, con el gradiente de un mayor nivel de complejidad, destinado a los alumnos que resuelven de forma satisfactoria los niveles básicos.
b/.- En la puesta en práctica del modelo de programación, que está abierto al profesor para que introduzca las variaciones convenientes y acomode su metodología a las necesidades de su alumnado.
c/.- En las diversas posibilidades de los materiales, tanto del alumno, utilizados en el contexto de las diferentes actividades; como del profesor (sugerencias metodológicas, bibliografía, registros, fichas de desarrollo, fichas de planificación, etc.).

2.5.4.- El tratamiento de los temas transversales.
En cada Unidad didáctica, con la intención de favorecer la educación en valores, se hace un tratamiento explícito de una selección de temas transversales correlacionados con los objetivos didácticos de la misma: Por ello, en el componente de las actividades abordamos contenidos de carácter transversal enlazados de forma estrecha con los contenidos de la Unidad, aprovechando especialmente actividades tipo: Solución de problemas, la introducción en los temas, etc.

2.6.- Actividades y proceso de evaluación.
En el Desarrollo de las unidades didácticas en el aula, los criterios de evaluación se identifican con los objetivos didácticos previstos inicialmente. Es decir, los objetivos funcionan también como criterios de evaluación de la Unidad. Por otra parte, todas las actividades que realicen los alumnos pueden proporcionar información válida sobre su evaluación. Sin embargo, se ha considerado conveniente decidir un conjunto de actividades de evaluación ( logro de los dominios básicos de la Unidad, rigor y precisión en el lenguaje específico del área, participación activa en la clase, calidad de la elaboración del cuaderno de aula, interés por el trabajo en equipo, la realización de trabajos monográficos o de prácticas, etc.), asentadas en varios procedimientos e instrumentos, que se utilizan para valorar o apreciar la consecución o logro de los objetivos didácticos, haciéndose desde los ámbitos propuestos de atención a la diversidad (básico y ampliación).

En este sentido, trabajamos un conjunto de procedimientos e instrumentos de evaluación, elegidos según las características de las actividades de evaluación escogidas. La utilización correcta de diferentes procedimientos en la evaluación es una variable de notable importancia para la consecución de un eficaz y eficiente proceso docente. Por ello, hemos incorporado en todas las unidades didácticas la posibilidad de su utilización.


PROCEDIMIENTOS

OBSERVACIONES


Autoevaluación

Los alumnos deben tener capacidad para expresar sus criterios y opiniones sobre las facilidades o dificultades encontradas en el aprendizaje de los contenidos, sobre los aspectos que les atraen o, por el contrario, no les han gustado. Incluso deben manifestar su juicio sobre los resultados que consiguen.


Coevaluación

Procedimiento que enfocamos hacia la constante retroalimentación que nos facilita el diálogo con los alumnos sobre sus necesidades de ayuda, sobre su participación e implicación, sobre la asistencia que le prestamos, entre otros aspectos.


Observación directa y sistemática.

Nos permite observar y valorar en los alumnos: la participación en las actividades cotidianas del aula, la interacción y el trabajo en equipo, los hábitos escolares, la actitud ante la búsqueda de información, el dominio de los contenidos procedimentales, entre otros aspectos.


Análisis de tareas y de la producción de los alumnos.

Se efectúa mediante un planteamiento permanente, con registro continuo de datos sobre la realización de las actividades y los aprendizajes adquiridos.

Es un procedimiento clave para identificar la situación individual de cada alumno y sus particulares necesidades de ayuda.


Intercambios orales, interrogación y pruebas específicas.

Las preguntas, los diálogos, el debate, la intervención en las puestas en común son medios básicos para identificar los conocimientos, los contenidos actitudinales y las capacidades en general. Las pruebas escritas (objetivas, abiertas, cuadros sinópticos mutilados, etc.) son de gran utilidad para valorar la adquisición de las capacidades cognitivas y de los contenidos procedimentales.


Igualmente, la elección y el empleo de instrumentos de evaluación son recursos primordiales. En esta línea, tenemos en cuenta los procedimientos y proponemos instrumentos basados esencialmente en las técnicas de observación, tanto desde la aplicación de las técnicas directas (ficha personal de registro, listas de punteo, listas de control o de comprobación, escalas de valoración y de calificación, guías, pruebas orales, etc.), como de las técnicas indirectas (pruebas escritas, pruebas prácticas de ejecución o funcionales, trabajos y proyectos de equipo, etc.).

3.  LA ACOMODACIÓN DEL DESARROLLO DE UNIDADES DIDÁCTICAS EN EL AULA AL PROPIO PLANTEAMIENTO DEL CENTRO Y DEL PROFESOR.
3.1.  Justificación y procedimiento.
Las unidades didácticas están concebidas para ser revisadas y, en su caso, modificadas, para acoplarse a las situaciones particulares y supeditarse a las condiciones y características singulares de los Centros y de los Equipos docentes, con la oportuna adaptación a las intenciones y propuestas educativas (Proyecto educativo del Centro, Proyecto curricular de etapa y Programación didáctica del Departamento).
La práctica docente exige que el Desarrollo de las unidades didácticas en el aula se ajuste a la propia experiencia del profesor, a las capacidades del alumnado y a las circunstancias del entorno. De forma discrecional, los profesores pueden acceder al material presentado en soporte de disco informático e introducir las modificaciones de su interés, con el objeto de lograr la individualización de la propuesta de unidades didácticas y obtener un producto cuya redacción e impresión final (después de suprimir, modificar o ampliar) sea un trabajo específico del profesor del área o del Equipo docente en cuestión.
Un factor destacado en este proceso de acomodación es el referido a la distribución de las unidades didácticas en el tiempo escolar. La temporalización anual del trabajo propicia la organización de un proceso docente propio y autónomo. En consecuencia, sugerimos que se planifique de forma anticipada y en el marco del curso escolar se ordene la presentación de las unidades didácticas, en correspondencia con los tiempos y los elementos del currículo. Para esta tarea, proponemos que se tenga en cuenta la distribución de tiempos que plantea nuestra programación (que tiene un cierto margen de maniobra). Aunque, obviamente, los profesores pueden optar por su propia planificación, para lo que facilitamos un instrumento de temporalización anual, que adjuntamos en otro archivo del disco (Archivo "TEMPFIQU").
En el comienzo del curso académico, es recomendable la organización de una o varias sesiones iniciales de presentación del profesor y del área, en las que se facilite a los alumnos la temporalización anual estimada de las unidades didácticas, además de la información y tratamiento de otros aspectos como: Los agrupamientos y la organización de la clase, el material necesario, los procedimientos de evaluación, la valoración de los niveles previos, etc.
Por otra parte, otros elementos relevantes, en la dinámica de adaptación del Desarrollo de unidades al contexto, son los referidos a la evaluación de los procesos de enseñanza y de la práctica docente, en la que habría que considerar los siguientes ámbitos : La intervención en el aula; la práctica docente desde la perspectiva del Equipo docente; el desarrollo del Proyecto curricular emprendido.
Con el fin de que el equipo docente disponga de distintos instrumentos para analizar el grado de consecución de los objetivos que se ha fijado, la adecuación de los procesos y las disfunciones surgidas, ofrecemos distintos indicadores de análisis que favorezcan ulteriores propuestas de mejora (Archivos "EVALPCFIQU", “EVALUDFIQU” y “EVALPDFIQU”).
3.2.  El formato.
El Desarrollo de las unidades didácticas en el aula se presenta y distribuye en un disco como soporte para el tratamiento informático.
Las diferentes partes o instrumentos del Desarrollo conforman los archivos que se identifican como reseñamos, a los que se puede acceder de forma directa desde el Procesador de Textos Word (o cualquier otro procesador de entorno Windows).


ARCHIVOS

IDENTIFICACIÓN


DESAFIQ2

Introducción y explicación general sobre el Desarrollo de las unidades didácticas en el aula, en el segundo ciclo de Educación Secundaria Obligatoria.

FIQU3ESO

Desarrollo de las unidades didácticas para 3º de Educación Secundaria Obligatoria.

FIQU4ESO

Desarrollo de las unidades didácticas para 4º de Educación Secundaria Obligatoria.

TEMPFIQU

Instrumento de temporalización anual., a determinar por el equipo docente

EVALPCFIQU

Instrumento para la evaluación del Proyecto curricular.

EVALIDMATE

Instrumento para la evaluación de la intervención didáctica.

EVALPDFIQU

Instrumento para la evaluación de la práctica docente.


En el formato se ha optado por la orientación apaisada de las páginas (una media de siete páginas por Unidad didáctica) y por la utilización de tablas, con la intención de agilizar la consulta directa y el empleo operativo del material.
Entendemos que este sistema de presentación es bastante manejable. Se acopla, manipula y transporta con facilidad, que son ventajas y características sustanciales para las siguientes actuaciones:
- La consulta y el seguimiento de la Unidad didáctica, bien desde su perspectiva global y unitaria, bien desde la dimensión parcial de cualquiera de los elementos (es bastante recomendable la visión permanente de la parte referida a los contenidos de la unidad).
  La coordinación docente.
  La información y explicación a cualquier miembro de la Comunidad educativa.
- La labor supervisora de la Inspección Educativa.


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31

similar:

Aula, que es el instrumento de planificación anual iconPlanificación anual

Aula, que es el instrumento de planificación anual icon5. Una experiencia de planificación local a la luz de las categorías...

Aula, que es el instrumento de planificación anual iconPlanificación estratégica

Aula, que es el instrumento de planificación anual iconPlanificación didáctica

Aula, que es el instrumento de planificación anual iconPlanificacióN 2015

Aula, que es el instrumento de planificación anual iconPlanificación práctica 3

Aula, que es el instrumento de planificación anual iconPlanificación de la Unidad

Aula, que es el instrumento de planificación anual iconPlanificación Didáctica N° 1

Aula, que es el instrumento de planificación anual iconPlanificación práctica 2

Aula, que es el instrumento de planificación anual iconDirección de Planificación y


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com