Resumen Parte 1: Líneas directrices para la mejor práctica






descargar 281.77 Kb.
títuloResumen Parte 1: Líneas directrices para la mejor práctica
página2/5
fecha de publicación09.02.2018
tamaño281.77 Kb.
tipoResumen
med.se-todo.com > Documentos > Resumen
1   2   3   4   5
Las líneas directrices

1. Abordar las necesidades de las personas mayores

En una emergencia, el primer principio fundamental de una buena práctica es el de estar
consciente de la presencia de las personas mayores y de tomar pasos activos para
localizarlas e identificarlas. Una lista de control puede ser desarrollada en el campo (vea
Parte 4) para incluir a las personas mayores en el diagnóstico de las necesidades. En todas
las etapas del proceso, las personas mayores deberán de ser consultadas directamente sobre
las acciones que se deban seguir.


Es fundamental que las intervenciones para la ayuda se desarrollen consultando a la
población objetiva. Para realizar esto es necesario localizar, satisfacer y evaluar las
necesidades de las personas mayores a través de la observación y discusión directa –
trabajando con ellas para identificar y abarcar tanto sus necesidades inmediatas como la
visión de ellas para su recuperación.


Los pasos prácticos para el logro de dichos objetivos incluyen:

Localización de las personas mayores

  • Chequear los registros de las facilidades de servicio para establecer si el número esperado de personas mayores han asistido, y si no, investigar por qué no están asistiendo.

  • Construir un método “extramuros” en las evaluaciones – utilizando personal, voluntarios y otras personas mayores para localizar a las personas mayores en particular.

  • Usar las redes de apoyo mutuo de las personas mayores para recolectar información con relación a toda la comunidad de mayores.

  • Preguntar a través de los líderes cívicos, religiosos, y comunitarios sobre el papel, estatus, y ubicación de las personas mayores.


Consulta

Organizar reuniones de grupo, utilizando las técnicas de Diagnóstico Participativo Rápido (PRA) para permitirles a las personas mayores que identifiquen, prioricen y comiencen a referirse a sus problemas y explorar sus capacidades.

Personas mayores en desastres y crisis humanitarias:

Líneas directrices para la mejor práctica

4

  • Asegurar que las personas mayores estén representadas en los organismos de toma de decisiones y de consejería, como en los comités de preparación de desastres, comités de coordinación de emergencias, y en grupos de temas especiales (como psicológica, salud sexual, VIH/SIDA).

  • Organizar reuniones entre los coordinadores de emergencias, el personal de salud, servicios sociales y los representantes de las personas mayores, para obtener sus opiniones y desarrollar mecanismos que aseguren una comunicación rápida y fácil en ambas direcciones.


Evaluación inicial

  • Desarrollar listas de control simples para evaluar los niveles de aislamiento y vulnerabilidad y asistir en la asignación de recursos.

  • Proveer a los representantes de las personas mayores y a otros líderes comunitarios de capacitación básica, para ayudarlos a identificar a los miembros más vulnerables de la comunidad.

  • Usar un rango simple, trazando el mapa de recursos, y otras técnicas de PRA para facilitar la auto-evaluación de las necesidades de las personas mayores.

  • Para asesoría, contacte a la Unidad de Emergencias Mundiales en el Secretariado de HelpAge International.


2. Satisfacer las necesidades básicas

De sus propias experiencias en emergencias, las personas mayores identificaron varias
necesidades básicas. Cuando sus casas han sido destruidas, necesitan materiales de
construcción y mano de obra para ayudar a reconstruir sus albergues. Para cocinar
alimentos, necesitan ayuda para recolectar combustible y formas de compartir la
organización de la cocina con los vecinos y otros individuos. Vestuario, frazadas,
ollas, sartenes y otros enseres y equipos domésticos están entre las necesidades básicas
requeridas, como también, colchones o una área elevada para dormir con el fin de
evitar el dolor agudo de los músculos y articulaciones, que causa el dormir en el suelo.


Cuando las agencias planifican su trabajo para responder a las necesidades básicas, ellas
deben de tomar en cuenta los siguientes factores:


Refugio

  • Muchas personas mayores no reciben refugio automáticamente por parte de los hijos adultos y ellas deben de encontrar refugio por sí mismas.

  • Agrupando las personas mayores junto a gente desconocida (por ejemplo, para conformar la cuota requerido para adjudicarse un refugio o la asignación de abastecimiento como enseres, sábanas de plástico y frazadas) puede conllevar a problemas de exclusión y abuso, debido a que los grupos mayoritarios rechazan o resienten la presencia de las personas mayores.

  • Situaciones en donde las facilidades básicas de refugio dejan a las personas mayores durmiendo en superficies duras, húmedas y frías pueden significar que problemas crónicos pero superables sobre sus articulaciones se agudicen, de una forma severamente debilitante. Soluciones simples como el poner paja o pasto dentro de los sacos de harina pueden dramáticamente aumentar la capacidad de una persona mayor de cuidarse a sí misma y de sobrevivir.

  • Los refugios colectivos que en alguna medida no ofrecen una separación por género pueden excluir del uso de ellos a mujeres u otros grupos. En algunos casos, como lo es en refugios de ciclones, esto puede representar una amenaza directa a la sobrevivencia personal.


Combustible

Las personas mayores pueden tener más dificultades en abastecerse de combustible y agua que los miembros más jóvenes de la comunidad. Esto puede afectar su capacidad de alimentarse a sí mismos, lo cual a su vez reduce su capacidad de recolectar combustible y agua.

La única cosa que tenía antes del huracán era mi cama, pero era cómodo. Cuando el huracán arremetió, se llevó el techo y el agua inundó mi casa como un lago, después un árbol cayó encima de ella. Perdí mi colchón. He tratado de reconstruir mi casa y los vecinos me han ayudado.”

Jaime Jiménez, 94,
República Dominicana



Personas mayores en desastres y crisis humanitarias:

Líneas directrices para la mejor práctica

5

  • Pilas de leña y otras fuentes de combustible han sido exitosamente suministradas sólo para el uso de los miembros más vulnerables de la comunidad.

  • Alternativamente las personas mayores pueden estar vinculadas a familias solidarias en donde los miembros jóvenes ayudan a recolectar el combustible o agua para las personas mayores, donde la persona mayor agrega su cuota a la canasta de la familia y comparten las comidas cocinadas.


Otras necesidades básicas

La aceptación cultural del vestuario suministrado en una emergencia puede ser en particular un problema para las mujeres mayores, quienes pueden encontrar imposible el

© Pro Vida Colombia

abandonar sus formas tradicionales de vestuario, como, saris, kangas y otros tipos de

El personal de asistencia necesita
vestimentas. asegurar que las personas mayores


Las personas mayores pueden encontrar que los problemas circulatorios pueden tengan un acceso igualitario a los

servicios.

dificultarles el enfrentar y sobrevivir las bajas temperaturas. Comparados con otros
adultos, ellos pueden necesitar más capas de ropa o frazadas.


3. Movilidad

La movilidad limitada puede crear severos problemas para las personas mayores en crisis.
La investigación ha identificado cuatro problemas. Primero, la incapacidad: por ejemplo,
cuando no están en posición de salir de sus casas, a las personas mayores se las dejan atrás



o son incapacitadas de obtener acceso a servicios esenciales. Segundo, las personas mayores
algunas veces no están en posición de subirse a los camiones, o son más lentas que otros y
son dejadas atrás. Tercero, cuando no existen facilidades de transporte regular, las personas
mayores pueden que no estén en posición de lograr servicios esenciales. Por último, en
emergencias algunas personas mayores están incapacitadas, debido a la pérdida de sus
soportes de movilidad, prótesis y anteojos, mientras que otras necesitan fisioterapia y
oportunidades de ejercicio para reducir los dolores musculares y de sus articulaciones.


Para aliviar los problemas de movilidad en las personas mayores pueden tomarse en cuenta
varios pasos:




  • Pueden ser desarrollados en la evaluación, suministro y seguimiento de los servicios elementos de visitas a domicilio.

  • Los puntos de suministro de servicios pueden hacerse lo más accesiblemente posible, tomando en cuenta el terreno, el impacto estacional del tiempo (como fuertes lluvias) y densidad poblacional.

  • En los puntos de suministro, especialmente en donde existe una competencia física por las provisiones de la asistencia, las colas de “acceso rápido” pueden permitir el acceso de los más frágiles y vulnerables.

  • Pasos similares a los descritos anteriormente pueden ser aplicados en el acceso y asignación del transporte, en situaciones de movimientos masivos de población.

  • Cuando se usan camiones para el transporte, considere como se puede facilitar la subida de las personas con limitaciones de movilidad en vehículos de altura.


4. Acceso igualitario a los servicios esenciales

Cuando los problemas de aislamiento, falta de movilidad, fortaleza física o trauma
dificultan a las personas mayores el acceso a los servicios esenciales, se hacen necesario
adaptar dichos servicios para preservar la igualdad en su provisión. Cuando las personas
mayores están en posición de alcanzar el socorro centralizado y los puntos de suministros
de servicios, las personas mayores se ven compitiendo con otras personas quienes son
más capaces, pueden necesitar de protección y apoyo para tener acceso al servicio.
Debido a los problemas de movilidad, la distancia de los servicios centralizados, la
ausencia de sistemas comunitarios de salud y la pérdida regular de las facilidades de salud
debido a la emergencia, las personas mayores pueden tener dificultades en el acceso a los
servicios de salud.



Personas mayores en desastres y crisis humanitarias:

Líneas directrices para la mejor práctica

6

A menudo en las emergencias existe una falta de medicamentos para enfermedades crónicas, especialmente enfermedades que sin un tratamiento regular se agudizan. A menudo las personas mayores ven por parte de los suministradores de servicios su renuencia de incluirlos en los programas de alimentación suplementarios. Cuando reciben alimentación, el alimento frecuentemente no es adecuado al sistema digestivo y de dental generado por el proceso de envejecimiento. Pueden que estén lejos de los puntos centralizados de distribución de alimentos y agua y no tengan la fortaleza suficiente para competir para un suministro limitado. De la misma manera que afecta a los niños, las personas mayores también son vulnerables a la rápida debilidad causada por la diarrea.

Pasos prácticos:

Salud

  • Establecer programas de cuidado a domicilio.

  • Desarrollar sistemas que prioricen o protejan a los más vulnerables – por ejemplo usando colas prioritarias para los más débiles y vulnerables – estableciendo sistemas para el monitoreo y la prevención del robo de medicinas y otros suministros destinados a los más vulnerables.

  • Clínicas relacionadas con la vejez para tratar los problemas de dolor en las articulaciones u otros achaques asociados con la vejez son especialmente importantes cuando la gente desplazada duerme a la intemperie o sobre superficies duras y húmedas. Dichas clínicas pueden ayudar a reducir la presión sobre los recursos limitados al tratar a los grupos de personas mayores de forma colectiva, y puede reducir el patrón de ‘puerta giratoria’ de visitas repetitivas de pacientes a clínicas normales.

  • Asegurar que los medicamentos estén disponibles para el tratamiento de enfermedades crónicas.

  • Sensibilizar sobre el impacto del pesar y trauma en las personas mayores y distinga esto de los efectos de la incapacidad como producto de la vejez.

  • Desarrollar programas psicosociales que tengan el apoyo y la participación de las personas mayores. En situaciones de desplazamiento, esto puede significar problemas tales como el miedo a la muerte, entierro en un lugar ‘extranjero’, como también la aflicción por la pérdida ya sostenida.


Nutrición

  • Proveer de alimentos a las personas mayores que sean digeribles (como harina de maíz en vez del maíz integral), y que tome en cuenta las enfermedades digestivas y la falta común de dentadura.

  • El alimento debe de ser conocido y culturalmente aceptable.

  • Presionar por sistemas de alimentación suplementarios que incluyan a personas mayores severamente desnutridas.

  • Asegurar que los programas de ‘alimentación para el empleo’ no excluyan en sus suministros a las personas mayores.

  • Asegurar que las personas mayores tengan los recursos para cocinar sus propios alimentos (como combustible, agua, y enseres).

  • Cuando las personas mayores estén solas o en parejas, es importante que los enseres disponibles sean manejables – por ejemplo, ollas pequeñas, cubos de agua pequeños que sean más adecuados que los más grandes.

  • Relacionar a las personas mayores con familias de apoyo para la preparación conjunta de las comidas donde no pueden hacerlo por sí mismas.

  • Comprender los factores de riesgo particulares y los problemas que afectan el estatus nutricional de las personas mayores.


© Robert Maletta/HelpAge International

Mukamudege Maria, 59 años, de Ruanda, tiene seis hijos, todos muertos. Ahora ella cuida a seis huérfanos.

Personas mayores en desastres y crisis humanitarias:

Líneas directrices para la mejor práctica

7

5. Necesidades sociales, psicológicas y familiares

En los cuestionarios de la investigación, las personas mayores han identificado los traumas sociales y psicológicos que los afectan. Separación y pérdida de miembros de la familia, conllevan al aislamiento, privación y pérdida de sustento. Debido a la ausencia de otros adultos, a menudo, a las personas mayores se las deja la custodia de los niños y otros dependientes. La destrucción de las estructuras sociales puede causar la pérdida de apoyo familiar y comunitario, al quebrarse los valores culturales y sociales, también se pierde el respeto por las personas mayores. Las personas mayores también necesitan ser protegidas contra el robo, de ser desposeídas, del abuso físico y sexual. La angustia y la desorientación causada por los rápidos cambios en el estatus social compuesto por el trauma y agotamiento se combinan con la pérdida familiar, vivienda y de bienestar.

Las siguientes son algunas de las formas de apoyo y asistencia que las agencias pueden dar:

Rastreo

  • Extender el servicio de averiguar el paradero de familiares incluyendo personas mayores aisladas.

  • Reunificar a las personas mayores con sus familiares, o cuando esto es imposible, desarrollar lazos “adoptivos” familiares con vecinos y familias solidarias quienes sean capaces y estén dispuestos a apoyar a las personas mayores.

  • Reconocer y apoyar a las personas mayores como custodios de niños y otros dependientes:


proveer de apoyo con el pago de la matrícula escolar, materiales y uniformes –
preferentemente canalizado a través del custodio y no de ser percibido que proviene de
benefactores externos


proveer capacitación en habilidades de salud y custodia de niños

enlazar los cuidadores mayores con otros cuidadores para el apoyo mutuo e información

proveer apoyo práctico en la obtención de los artículos de necesidades básicas, como
vestuario, frazadas y enseres.


Abuso

  • Sensibilizar sobre el abuso físico, emocional, material y sexual de las personas mayores y proveer protección, especialmente cuando la destrucción de las estructuras sociales tradicionales ha permitido la emergencia de prácticas violentas y abusivas.

  • Reducir el riesgo de abuso creando conciencia sobre las distintas necesidades tanto para las mujeres y hombres mayores (vea la sección sobre género en la página 12):


no mezclar a las mujeres y hombres mayores juntos para hacer la cuota para refugio sin el consentimiento informado de las mujeres mayores, ya que la experiencia demuestra que esto ha creado un alto riesgo en el abuso en las mujeres

asegurar que las facilidades comunales, tales como refugios para ciclones y centros de
recogida tengan facilidades sanitarias adecuadas y alguna forma de segregación, para
acomodar normas sociales y religiosas y reducir el potencial de abuso.




  • Aumentar la conciencia comunitaria sobre los problemas de robo e intimidación de las personas mayores, especialmente en situaciones en donde los sistemas comunitarios de monitoreo e intervención se hayan quebrado.

  • Tomar medidas para prevenir el aumento del número de personas mayores aisladas y abandonadas en los refugios y en centros colectivos de gente desplazada envolviendo a líderes comunitarios y vecinos solidarios en el proceso de construir lazos comunitarios, identificando familias “adoptivas” solidarias, movilizando ayuda para las personas mayores quienes si se las apoya pueden integrarse a la comunidad.

  • Tomar en consideración las normas religiosas, sociales, culturales prevalecientes en el contexto y métodos del suministro de la asistencia.


Las personas mayores tratan de ocultar sus penas y malas experiencias, son pacientes, juntas se reúnen en grupos para apoyarse a sí misma y tratan de enfrentar la situación. Las personas mayores quieren construir y no destruir.”

Líder comunitario, Ruanda

Personas mayores en desastres y crisis humanitarias:

Líneas directrices para la mejor práctica

8

6. Reconocer y apoyar la contribución de las personas mayores

Como resultado de las emergencias, las personas mayores tienen más responsabilidades en el sustento a sus familiares, movilizando recursos y asumiendo la custodia de los niños, huérfanos y otros familiares dependientes. La experiencia previa de emergencias, las estrategias para enfrentar emergencias, habilidades tradicionales y conocimiento del ambiente local son factores importantes en mitigar el impacto de las emergencias. Las responsabilidades de las personas mayores y su base de conocimiento deben ser reconocidas e integradas.

Con el fin de establecer una visión más balanceada tanto de sus necesidades como de sus capacidades, las personas mayores desean desafiar las imágenes predominantes que se tienen de ellas como incapacitadas, improductivas y dependientes. El objetivo de las agencias deberá de ser fortalecer la contribución de las personas mayores, durante y después de la emergencia, a través de programas comunitarios en los cuales las personas mayores se conviertan en participantes y actores en la tarea del suministro de la ayuda y en los programas de rehabilitación. Construyendo sobre la contribución de las personas mayores ofrece beneficios tanto para las personas mayores mismas como para los suministradores de servicios. Las personas mayores son apoyadas tanto en sus necesidades y contribución mientras que los proveedores de servicios sean capaces de movilizar una gama amplia de habilidades, conocimiento, experiencia y autoridad en el logro de los objetivos establecidos.

Ejemplos de esto en la práctica incluye:

Colaboración

En la identificación y el apunte de los más vulnerables en la comunidad, el conocimiento social, la experiencia y la credibilidad de las personas mayores son críticas. Las personas mayores también pueden jugar un papel activo en la distribución de materiales de socorro. Ejemplos incluyen:

movilizar a las personas mayores en visitas de casa en casa y en evaluaciones de
vulnerabilidad


proyectos de “alimentos a pie” en los cuales las personas mayores capaces llevan alimentos a las personas mayores menos móviles

coordinación y administración de proyectos de refugio

administración de almacenes.

Todas ellos pueden asumirse sobre la base de la movilización comunitaria y empoderamiento en oposición a las agencias que emplean su personal para conducir este trabajo en nombre de la comunidad.

  • Envolver a las personas mayores en el desarrollo de programas psicosociales arraigados en estrategias para enfrentar emergencias que son culturalmente apropiadas.

  • Reconocer a las personas mayores como un medio en la educación, comunicación, liderazgo en sus familias y comunidades.


Reconstruyendo vidas y apoyando cambios

Después de las emergencias, las personas mayores descubren que sufren de una variedad de desventajas económicas: inflación, pérdida de trabajo, falta de pensiones, pérdida de mercados y acceso limitado a programas crediticios. La restauración del ingreso y los medios de vida juegan por lo tanto un papel crítico en la recuperación y auto-sustentación de las personas mayores y su contribución a sus familias y otras redes de apoyo, especialmente cuando no existen otras formas de apoyo al ingreso, tales como pensiones. Con el cambio de circunstancias, necesitan entrenamiento para capacitarlos en alfabetización y en números, en habilidades en nuevos idiomas, como también en nuevas habilidades de generación de ingresos.

Bangladesh

Banu Hussain, 70, viuda y abuela, perdió a su esposo en el ciclón en 1970. Tiene cinco hijas y dos hijos. Ella se considera con suerte, ya que vive con su hijo y su nuera.

Su vista se está deteriorando y su oído está afectado. Se gana la vida acarreando piedras y trabajando en la cocina de un restaurante. Comparte su dinero con su familia y contribuye a los quehaceres de la casa.

Durante el ciclón no había comida, agua limpia o facilidades de lavabos. Su principal preocupación era la de generar suficiente dinero para pagar por alimentos y refugio. Es devota, pero preocupada por que la necesidad imperiosa de trabajar no le permite rezar cinco veces al día. También espera morir de una manera digna.

Personas mayores en desastres y crisis humanitarias:

Líneas directrices para la mejor práctica

9

Todos aquellos que han sido desplazados o desposeídos de sus terrenos necesitan asistencia legal y ayuda práctica, la cual es también requerida para responder a los derechos legales de las personas mayores y de proveer consejo en salud, información sobre repatriación, entrada sin derechos y herencias. Otro de los problemas es la falta o pérdida de la documentación o carnet de identidad (CI). Algunas de las personas mayores nunca han tenido un CI, otras quienes han tenido, sus CI han sido robados, o no comprenden la naturaleza y la necesidad de tener una documentación personal, por lo tanto siendo excluidas de los sistemas que requieren de ellos.

Ingreso y sustento

  • Incluir a las personas mayores en los proyectos de rehabilitación, como en el suministro de herramientas, semillas y otros aportes.

  • Apoyar a las personas mayores en el desarrollo de sus propios proyectos de generación de ingreso como medio de sustento a toda su familia y la comunidad en su conjunto.

    1. Incluir a las personas mayores en cursos de capacitación para apoyar las estrategias nuevas

    2. o actuales de bienestar.

  • Incluir a las personas mayores en los programas de crédito y ahorro. Las experiencias demuestran que las personas mayores son entre los más confiables y consistentes en la administración del ahorro y pago de préstamos.

  • Incluir a las personas mayores en otras iniciativas educacionales. Las personas mayores han exitosamente emprendido clases de alfabetización en programas de refugiados y reasentamiento.

  • Usar actividades ocupacionales para estimular el contacto social, la actividad física y el sentido de auto-valoración, especialmente en los campos de refugiados, donde las oportunidades de generación de ingresos son muy limitadas o se hacen redundantes por el nivel de suministro de la asistencia.

  • Apoyar a las personas mayores custodios de niños como parte de iniciativas de custodia de niños, tales como materiales de apoyo y habilidades en la crianza de los hijos.


Resolución de conflictos

    1. Fomentar el papel de las personas mayores en la solución de micro-conflictos en el contexto de la reconciliación comunitaria.

    2. Fomentar en las personas mayores el ejercer sus habilidades de resolución de conflictos – por ejemplo, ayudar a reconstruir redes de familias separadas como parte de la movilización comunitaria para programas de construcción de refugios o la atención domiciliaria de miembros vulnerables en la familia.

  • Incluir a las personas mayores en la resolución de conflictos y en iniciativas de “paz y justicia”.

  • Reconocer la importancia de integrar la memoria y la historia del dolor, pérdida, y trauma en el proceso de reconciliación y renovación, y el papel particular jugado por las personas mayores en este proceso.


Prevención de desastres y preparativos

  • Reconocer y facilitar el compartir los conocimientos, experiencias y estrategias de las personas mayores en evitar y mitigar emergencias. Esto es muy importante debido a que el sistema de educación formal reduce la autoridad del conocimiento local y separa diariamente a los niños de sus casas, el lugar en donde el intercambio de conocimiento previamente ha ocurrido.

  • Envolver a las personas mayores a todos los niveles de la comunidad en la prevención de desastres, preparativos y administración de proyectos.


© Geoff O’Donoghue/HelpAge International

Nuestros problemas son evidentes

somos pobres, somos viejas y somos mujeres, nadie nos quiere. Estamos solas.”

Mujer major, Moheshkhali, Bangladesh

1   2   3   4   5

similar:

Resumen Parte 1: Líneas directrices para la mejor práctica iconResumen: Líneas directrices para que las presentaciones en Power...

Resumen Parte 1: Líneas directrices para la mejor práctica iconPractica de laboratorio lineas espectrales

Resumen Parte 1: Líneas directrices para la mejor práctica iconPractica de laboratorio lineas espectrales

Resumen Parte 1: Líneas directrices para la mejor práctica iconParte práctica de la oposición de tecnología del añO 2000 para la...

Resumen Parte 1: Líneas directrices para la mejor práctica iconBrindar la mejor atención desde la primera vez con la mejor calidad...

Resumen Parte 1: Líneas directrices para la mejor práctica iconResumen El accionar educativo parte de una práctica comunicacional....

Resumen Parte 1: Líneas directrices para la mejor práctica iconResumen de 4 líneas pág. 11

Resumen Parte 1: Líneas directrices para la mejor práctica iconResumen el hombre desde los inicios de la agricultura ha tomado lo...

Resumen Parte 1: Líneas directrices para la mejor práctica iconResumen Para el éxito de esta práctica se tomaron en cuenta los cuidados...

Resumen Parte 1: Líneas directrices para la mejor práctica iconDirectrices para la Auditoría de


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com