La educación intercultural: la diferencia como valor




descargar 139.47 Kb.
títuloLa educación intercultural: la diferencia como valor
página2/5
fecha de publicación09.02.2018
tamaño139.47 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5
     En estas Jornadas vamos a tener la oportunidad de disfrutar con las reflexiones siempre profundas de José Gimeno sobre la Escuela Pública y el reto al Neoliberalismo, vamos a comprender con exquisitez de la mano de Angel Pérez qué sentido tiene hablar de postmodernismo y función educativa de la escuela. Nos sentiremos cercanos con la democratización del pensamiento crítico en la vida política y en la escuela de Félix Angulo, nos veremos comprometidos con la visión solidaria de una escuela sin exclusiones con Xurxo Torres y aprenderemos a valorar sin perversión con las ilustradas lecciones de Miguel Angel Santos.  
     La cuestión será, digo yo, no sólo saber describir, saber analizar y saber valorar la sociedad consumista, competitiva e insolidaria en la que estamos envueltos a finales de siglo; sino cómo llegar a esa otra sociedad cooperativa y solidaria que nuestros ponentes a buen seguro van saber proyectar e irradiar en el auditorium, después de lo que llevamos vivido desde hace unos 5000 años en una sociedad dominadora.  
     Ciertamente hay que reconocer que es difícil pensar o imaginar un mundo diferente; pero no nos queda otra opción. La evolución humana se encuentra en una encrucijada. La tarea fundamental de estos ( y otras-os) pensadores y científicos no es sólo de describirnos y de alertarnos de los males que se nos viene encima, sino de comprometernos en buscar modelos educativos que nos permita, desde la misma escuela con agente de transformación, otro modo de organización de la sociedad del siglo que está a las puertas para promover el desarrollo de nuestra especie y el desarrollo de nuestras diferencias como seres humanos sin producir desigualdades. Sencillamente lo que estoy proponiendo es otra educación para otra civilización.  
     Después de todo y hablo por mí, yo soy pedagogo y no médico. Yo soy educador y no psicólogo. Por tanto, yo voy a hablar de Educación y no de terapia. Porque después de todo, como decía Kant, cada persona llegará a ser persona por su educación o como Maturana nos señala que cada hombre (o mujer) se diferencia singularmente de otro hombre (o mujer), no por razones biológicas sino porque hay distintos modos de creencias, de comportamientos y puntos de vista distintos.... El respeto a la diferencia implica el reconocimiento de ser diverso y la tolerancia es el valor esencial que necesita la cultura de la diversidad.  
     Anunciar que el fenómeno educativo está inmerso en el desenvolvimiento político e ideológico de cualquier sociedad, no es decir casi nada. Es sólo reconocer lo que es evidente. Ahora bien si nos centramos en el análisis sociológico de la educación y en la escuela de mediados de siglo y hacemos una rápida visión de los aconteceres educativos en la segunda mitad de este siglo XX, tendríamos que apuntar como indicadores que el romanticismo educativo de los años sesenta ha dado paso, a través de una década de los setenta cargada de incertidumbres y una desilusionada o desilusionante década de los ochenta a una década de los noventa donde los problemas económicos, la escasa inversión en educación, unidos a los problemas de natalidad y la falta de concienciación hacia el cambio anunciado retrasa cualquier movimiento de mejora en nuestra sociedad.  
     Desde los años 70 la ideología Neoliberal es cada vez más hegemónica, no sólo en los paises desarrollados, sino que se extiende por todo el Planeta. No es fácil definir qué es neoliberalismo tanto por los campos en los que se extienden como por el número de sinónimos que puede representar, pero no olvidemos que todos ellos son manifestaciones del pensamiento de la derecha. Sin embargo permítanme, ya sé que José Gimeno va profundizar sobre ello, sólo unas breves notas sobre el neoliberalismo para comprender en la encrucijada educativa en la que nos encontramos a finales del siglo XX, seré muy sintético pero no es el aspecto más profundo de mi intervención, tan sólo unas pinceladas para su mejor comprensión:  
     a) En lo político: Democracia formal...¿qué se entiende por democracia formal?. Sencillamente que la ciudadanía mayor de 18 años son llamados a las urnas a votar, pero no participan en la vida política ni en el control ni en la toma de decisiones de lo que votan o de los que votan. Somos meros espectadores de la clase dominante y de lo que hacen los poderosos. ¿Y quiénes son los poderosos?. El poder viene marcado por la riqueza y el dinero y éstos lo tienen los organismos internacionales tales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) el Banco Mundial (BM), la Organización Mundial del Comercio (OMC),... Y la ONU, ¿qué papel juega en todo esto?. La ONU se pone al servicio de los poderosos y con esta actitud pasiva y permisiva ha permitido que aquellos creen el fundamentalismo económico neoliberal. El ejemplo más reciente de esta permisividad y abandono para vergüenza de la humanidad lo hemos tenido en estos últimos meses en Los Grandes Lagos, que es el mismo que se producía hace unos años en la antigua Yugoslavia, que es exactamente igual que en estos días se está originando en Albania.  
     ¿Pero acaso no nos podemos imaginar otra forma política distinta para el 2041, por ejemplo?.  
     b) En lo económico: el libre mercado. El mundo es un mercado. Todo se puede comprar y vender si lo mandan los poderosos, incluso se compra y se vende el conocimiento. ¿Y a nosotros como europeos no nos defienden el Parlamento Europeo?. El Parlamento Europeo no pinta nada, es un servidor de los poderosos, y Maastrich es la norma impuesta por el sistema económico (fundamentalismo económico neoliberal).  
     c) En lo social: se crean tres clases sociales, la clase privilegiada cada vez más minoritaria que es la que controla y regula al resto de la sociedad; la clase media, que es la encargada por la clase dominante de hacer el cambio dirigido por ella y la que sufre los ajustes y reajustes y, una tercera clase social que emerge y cada vez es mayoritaria que es la de los desempleados y marginados... (la sociedad invisible). En la actualidad unos 200 millones de personas están mal nutridas, unos 100 millones son analfabetos, unos 1300 millones se encuentran en situación de pobreza absoluta... En la Unión Europea hay 48 millones de pobres y en España 9 millones de personas se encuentran bajo el umbral de la pobreza...  
     d) El estado está en venta. El papel que juega el estado es mínimo depende de los poderosos. Privatizaciones de las empresas rentables. El objetivo de las empresas es siempre de ganar dinero no prestar servicios a la comunidad. El ciudadano deja su condición de tal y se convierte en un consumidor.  
     ¿Y quién se va a encargar de proclamar esta nueva ortodoxia neoliberal?.  
     El neoliberalismo lo tiene claro, como todo se compra y se vende, serán los medios de comunicación los que se pongan a su servicio y asimismo la nueva revolución científico-tecnológica y bajo el amparo de una falsa imagen e interpretación de una pseudolibertad nos venden el concepto de libertad como consumismo y nos vemos envueltos en esta sociedad consumista y nos creamos cada uno de nosotras-os nuevas necesidades como si realmente lo fueran y entramos en el juego de las redes tendidas por el consumismo más feroz.  
     La consecuencia de este pensamiento es la castración mental en lo ideológico y la hegemonía de lo económico frente a lo social y a lo cultural... Se le crea a la ciudadanía la necesidad del consumismo y de nuevas necesidades (el éxito está en los negocios y la economía es la nueva axiología. Vales cuanto produces y no cuanto pones al servicio del otro, del menos favorecido) propiciando un mundo de competitividad primando a las empresas personales y privadas, frente a la cooperación... Es el vivir en una vacío de felicidad al vivir para uno mismo sin tener en cuenta al otro.  
     Y todo esto está entrando peligrosamente en el pensamiento del profesorado, de los padres y del alumnado (de modo especialísimo en la juventud), creándose una actitud inmovilista y conformista que es, a mi juicio, la "droga" más dura y la que va a destrozar el núcleo del ser humano: la convivencia.  
     De acuerdo al panorama descrito anteriormente podemos decir que la escuela de finales de siglo se enfrenta al dilema de resolver la antinomia entre su función socializadora y su función educativa (Pérez Gómez, A.I. 1995). La escuela debe identificar los valores de esta sociedad y educar desde la reflexión y el contraste de pareceres entre profesorado y alumnado sobre dichos valores.  
     En el sentido gramsciano del término, nos encontramos en un momento de crísis, porque los viejos parámetros están agonizando y los nuevos no acaban de emerger. Pienso que la cultura de la diversidad está poniendo de manifiesto el fin de una época educativa ( una nueva escuela para una nueva civilización). Al subrayar la importancia de la diversidad como referente para la construcción de la nueva escuela y de una nueva sociedad. Una nueva sociedad y una nueva escuela que nos abra las puertas de "par en par" a la cultura de la diversidad como cambio de pensamiento y que nos permita mejorar la calidad de vida de todas las personas independientemente de su condición de género, étnia, enfermedad, religión, handicap,..  
     Es cierto que atravesamos malos tiempos para ese cambio que anunciamos. Estamos pasando por una época de crísis en el mundo de las ideas y de los valores. Sobretodo en aquellos valores y en aquellas ideas que los que como yo, nos encontramos en un momento de la vida que tenemos referente cercano e historia y miramos hacia atrás y recordamos nuestras aspiraciones de cambios sociales, ideológicos, políticos tan profundos y también nos encontramos con una edad que podemos mirar hacia delante y proyectar nuestro futuro sobre los principios de justicia, libertad y fraternidad acuñados en el Siglo de las Luces. Como decía es cierto que estamos atravesando un mal momento en esta sociedad actual, conocida por algunos, con el nombre genérico de la sociedad postmoderna, concepto complejo y polisémico que hace referencia a la manera diferente de entender y desarrollar las relaciones, económicas, políticas y culturales.  
     Este clima cultural de postmodernidad reune una serie de características que yo voy a sintetizar, aunque será mañana Angel Pérez quien nos va a desmenuzar el sentido y el significado de cada uno de ellos, pero de la misma manera que anteriormente subrayaba algunos aspectos del neoliberalismo lo deseo hacer ahora sobre la postmodernidad para más tarde comprender mi pensamiento sobre la cultura de la diversidad en una escuela pública. Estos puntos son los siguientes:  
* Escepticismo, precisamente, por descreimiento en la razón y por todo aquello que la misma pueda proporcionar, mientras que surge una gran valoración por las sensaciones e intuiciones.  
* Neofilismo, un amor desbordado de lo nuevo por el mero hecho de ser nuevo.  
* Consumismo, como una nueva libertad de hacerse con todo en contra del pensamiento del ahorro.  
* Esteticismo, o una supravaloración de la imagen frente a la ética.  
* Oportunismo u ocasionalismo, el vivir el aquí y ahora. No hay perspectivas de futuro, todo es el presente. Y este presente se construye reciclando (la era del plástico) el pasado.  
* Ahistoricismo y fin de la historia para comprender el mundo a través de ella y proyectar un futuro.  
* Individualismo exacerbado, o sea vivir para uno mismo superficializando los vínculos e incluso los sentimientos.  
     Este pensamiento neoliberal y postmodernista que sintéticamente estoy describiendo ha originado la cultura de la insolidaridad e intolerancia o como la define LASCH, Cristopher como "la cultura del narcisismo", precisamente porque esta era postmoderna ha anulado a la solidaridad, ha matado a la política y ha creado un mundo donde cada uno vive para sí mismo, dueño de un gran vacío y supuestamente feliz.  
     Pues bien, me paro y hago un pequeño alto en mi discurso para subrayar que mis palabras no debéis interpretarlas con pesimismo, sino todo lo contrario es una ocasión para el cambio. Y cojo un poco de aire y continúo en mi discurso de la cultura de la diversidad subrayando que el sentido que yo doy a la modernidad es el de la toma de conciencia con una época y con el sentimiento de cambio permanente y el compromiso diario, aunque suene a "antiguo o clásico"; pero me opongo a que la dialéctica del espíritu, a que la emancipación de la persona a través de la razón y de la reflexión se cambien a finales de siglo en la pragmática de la cultura del consumismo. Más que nunca quisiera se utópico o acaso pragmatópico en el sentido de que es aquí y en estos momentos difíciles donde está el lugar donde los hombres y las mujeres, las mujeres y los hombres hemos de encontrarlo para darle sentido al ser humano. Y, evitemos con nuestra actitud y nuestro comportamiento que caiga en desuso el antiguo principio de que la adquisición del saber es indisociable a la formación del espíritu, e incluso en la formación de la persona. No podemos dar por perdido el mensaje de proyecto permanente de cambio a la modernidad, en el sentido habermasiano, la modernidad es un proyecto inacabado (HABERMAS,J. 1994).  
     Yo tengo la esperanza en que el ser humano se dará cuenta que ser persona consiste en saber interpretar el mundo en el que vive y en saber ser coherente con uno mismo, con el progreso o evolución del ser humano, con la justicia... y sobretodo en saber ser feliz. O sea, en saber disfrutar de la autonomía personal, moral e intelectual.  
     En este contexto de la mercantilización del saber que vengo describiendo, la escuela pública, como producto de la modernidad fue pensada como lugar donde se debían desarrollar valores e ilustrar conocimientos de verdad y justicia, de libertad y respeto, de tolerancia y solidaridad; pero como esos conocimientos han sido desvirtuados a raíz del descreimiento en la razón, la escuela se encuentra en la necesidad de enfrentarse al pragmatismo de la eficacia "enlatada" de los conocimientos sin reflexión alguna, ya nos sean presentados envueltos en "cajas rojas" o en "cajas verdes".  
     En la actualidad vivimos en nuestras escuelas unos años de reforma del guardarropas curricular (Cajas Rojas o Cajas Verdes, ya sea el guardarropas Nacional o Autonómico) . Si hacemos una lectura por sus fundamentaciones científicas pronto nos daremos cuenta que en los nuevos modelos "instructivos" la cultura de la diversidad no ha entrado. Es a la escuela a la que hay que exigirle un compromiso para elaborar y difundir conocimientos articulados y correctos sobre las diferentes culturas, mejor que un compromiso para realizar programaciones e intervenciones didácticas individualizadas y en solitario como suele anunciarse en la ley cuando se habla del cuarto nivel de concreción. No olvidemos tampoco que este modo de interpretar la cultura de la diversidad aparcando a las personas con handicap en lugares individualizados y aislados de instrucción también esta cargado de un tipo de ideología, aunque afirmen que ellos no tienen ninguna ideología.  
     La situación axiológica se nos presenta como una pugna entre el mantenimiento de unos valores más o menos "perennes" y la fundamentación de la relatividad de otros valores que ingenuamente se relacionan, los primeros a una corriente conservadora y los segundos a otra corriente más progresista. Pero la cultura neoliberal es tan potente y tan sutil que se apropia de cualquier idea por muy progresista que sea y la convierte en mera mercancía de consumo. Este fenómeno hay que saber clarificarlo críticamente en la escuela para buscar un camino educativo verdaderamente humanista y no nos dejemos engañar por la coreografía que representan.  
     Sin embargo, si no se analiza con cuidado todo este fantasma, toda esta coreografía, nos veremos envueltos en el falso discurso y en la puesta en escena de una cultura neoliberal y monocultural que no respeta el derecho de ser diferente. Señores se está diseñando la Europa del 2000 bajo la tutela de dos grandes amenazas: la filosofía neoliberal y la filosofía de la cultura única. Y sobre la base de un axioma hipócrita de reconstrucción europea se cierne el hacha neoliberalista, apoyada en una idea económica que consagra la naturalidad de las desigualdades y sobre una idea cultural que, da más a quien ya tiene más (y ésta no es naturalmente la persona con handicap), sanciona las diferencias cognitivas, étnicas, de género, raza, culturales,...etc. El pensamiento del estado neoliberal significa dar menos a quien ya tiene menos, significa traicionar el derecho a la garantía social y formativa del que los pobres y débiles deberían gozar en verdaderas y auténticas colectividades nacionales.  
1   2   3   4   5

similar:

La educación intercultural: la diferencia como valor iconLa diferencia entre la historia de la educación y la pedagogía, radica...

La educación intercultural: la diferencia como valor icon1. ¿ A qué nos referimos cuando hablamos de educación intercultural?

La educación intercultural: la diferencia como valor iconContribuciones sobre educación intercultural bilingüe en Bolivia : (estado del arte)

La educación intercultural: la diferencia como valor iconLa teoría de la Educación Física es la ciencia que estudia su posibilidad,...

La educación intercultural: la diferencia como valor icon1- ¿Cómo se diferencia aceites y grasas en su estructura? Indique sus diferencias macroscópicas

La educación intercultural: la diferencia como valor iconLa diferencia entre el género femenino y masculino, no solamente...

La educación intercultural: la diferencia como valor iconDocumento original valor probatorio / copia simple valor probatorio...

La educación intercultural: la diferencia como valor iconIndicar la confiabilidad o grado en que se puede confiar en el valor...

La educación intercultural: la diferencia como valor iconFundada en febrero de 1927 boletin del consejo nacional de educación...

La educación intercultural: la diferencia como valor iconLa factura proforma debe ser utilizada por las empresas para la exportación...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com