Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice




descargar 0.53 Mb.
títuloCatecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice
página35/42
fecha de publicación09.02.2018
tamaño0.53 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   ...   31   32   33   34   35   36   37   38   ...   42

DOMINGO XXVII ORDINARIO (inizio)


Poner plazos al amor es no conocer a un Dios que ama sin límites”

Gn 2,18-24: “Y serán los dos una sola carne”
Sal 127,1-2.3.4-5.6: “Que el Señor nos bendiga todos los días de nuestra vida”
Hb 2,9-11: “El santificador y los santificados proceden todos del mismo”
Mc 10,2-16: “Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre”
El autor sagrado quiere decir que la unión matrimonial para la comunicación de la vida, y que la igualdad entre el hombre y la mujer son queridas por Dios. La ayuda que el hombre no ha encontrado en ninguna parte vendrá del hombre mismo. Por eso le será presentada como algo tan suyo que “es hueso de mis huesos y carne de mi carne”.

San Marcos va a invocar la autoridad mesiánica de Jesús para dirimir una cuestión muy candente entre los rabinos: la posibilidad del repudio de la mujer. Apelando a unas circunstancias muy concretas; “por vuestra terquedad dejó escrito Moisés este precepto”, Jesús invocará Gn 1,27 para sancionar definitivamente la indisolubilidad del matrimonio. La propia voluntad divina será la mejor garantía de la unión entre el hombre y la mujer: “Lo que Dios ha unido...”
Las constantes noticias de matrimonios rotos, familias destrozadas, niños que deambulan cada fin de semana para convivir con el padre o la madre, disputas sobre la tutela de hijos, enfrentamientos por los bienes comunes, etc., hacen que la experiencia humana en este asunto sea preocupante. Puede suceder que en el origen de estas situaciones se encuentre un planteamiento superficial del noviazgo, de la misma convivencia matrimonial, del concepto, aceptación del matrimonio mismo, de la falta de madurez de la pareja, etc.
_ “La Sagrada Escritura afirma que el hombre y la mujer fueron creados el uno para el otro: ``No es bueno que el hombre esté solo''. La mujer, ``carne de su carne'', es decir, su otra mitad, su igual, la criatura más semejante al hombre mismo, le es dada por Dios como un ``auxilio'', representando así a Dios que es nuestro ``auxilio''. ``Por eso deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer, y se hacen una sola carne''. Que esto significa una unión indefectible de sus dos vidas, el Señor mismo lo muestra recordando cuál fue ``en el principio'', el plan del Creador: ``De manera que ya no son dos sino una sola carne'' (Mt 19,6)” (1605).

_ “Toda la vida cristiana está marcada por el amor esponsal de Cristo y de la Iglesia. Ya el Bautismo, entrada en el Pueblo de Dios, es un misterio nupcial. Es, por así decirlo, como el baño de bodas que precede al banquete de bodas, la Eucaristía. El Matrimonio cristiano viene a ser por su parte signo eficaz, sacramento de la alianza de Cristo y de la Iglesia. Puesto que es signo y comunicación de la gracia, el matrimonio entre bautizados es un verdadero sacramento de la Nueva Alianza” (1617).
_ “El matrimonio está establecido sobre el consentimiento de los esposos. El matrimonio y la familia están ordenados al bien de los esposos y a la procreación y educación de los hijos. El amor de los esposos y la generación de los hijos establecen entre los miembros de una familia relaciones personales y responsabilidades primordiales” (2201).
_ “¿De dónde voy a sacar la fuerza para describir de manera satisfactoria la dicha del matrimonio que celebra la Iglesia, que confirma la ofrenda, que sella la bendición? Los ángeles lo proclaman, el Padre celestial lo ratifica... !Qué matrimonio el de dos cristianos, unidos por una sola esperanza, un solo deseo, una sola disciplina, el mismo servicio! Los dos hijos de un mismo Padre, servidores de un mismo Señor; nada los separa, ni en el espíritu ni en la carne; al contrario, son verdaderamente dos en una sola carne” (Tertuliano, ux, 2,9; cf FC 13) (1642).
Dios es la fuente del amor de los esposos y de su unión indisoluble.

DOMINGO XXVIII ORDINARIO (inizio)


La llamada de Jesús nos apremia”
Sb 7,7-11: “En comparación con la sabiduría, tuve en nada la riqueza”
Sal 89,12-13.14-15.16-17: “Sácianos de tu misericordia, Señor, y toda nuestra vida será alegría”
Hb 4,12-13: “La Palabra de Dios juzga los deseos e intenciones del corazón”
Mc 10,17-30: “Vende lo que tienes y sígueme”
La lista de valores con los que Salomón compara a la sabiduría no es más que un recurso para revalorizarla por contraste.

“Una cosa te falta...” muestra la radicalidad de la llamada de Jesús, porque se trata del acercamiento a Dios y no simplemente de una perfección moral. La renuncia absoluta está más en consonancia con el mensaje escatológico de Cristo. No olvidemos que Jesús no renuncia a ser Él quien tome la iniciativa en cuanto al llamamiento; seguirle no es cuestión de voluntarismo, sino de vocación. El muchacho se ha dirigido a Él, pero será Jesús quien marque la pauta.

La negativa del muchacho da lugar a la afirmación sobre las riquezas. La extrañeza de los discípulos es porque ellos participaban de la idea de que las riquezas eran señal de la benevolencia divina. Jesús mismo, matizando lo dicho, habla de la esperanza mesiánica de salvación porque “Dios lo puede todo”.
Tal vez fatigados por tanta publicidad, deseamos que los programas, los proyectos, las propuestas de vida, etc. se le presenten al hombre desde el primer momento limpios, claros... para saber a qué atenerse. Se decidirá o no, pero sabrá qué es lo que emprende.
_ “Toda su vida, Jesús se muestra como nuestro modelo: Él es el ``hombre perfecto'' (GS 38) que nos invita a ser sus discípulos y a seguirle: con su anonadamiento, nos ha dado un ejemplo que imitar; con su oración atrae a la oración; con su pobreza, llama a aceptar libremente la privación y las persecuciones” (520).

_ “Hay eunucos que nacieron así del seno materno, y hay eunucos hechos por los hombres, y hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el Reino de los Cielos. Quien pueda entender, que entienda (Mt 19,12)” (1618).
_ “``Maestro, ¿qué he de hacer yo de bueno para conseguir la vida eterna?'' Al joven que le hace esta pregunta, Jesús responde primero invocando la necesidad de reconocer a Dios como ``el único Bueno'', como el Bien por excelencia y como la fuente de todo bien. Luego Jesús le declara: ``Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos''. Y cita a su interlocutor los preceptos que se refieren al amor del prójimo” (2052).

_ “A esta primera respuesta se añade una segunda: ``Si quieres ser perfecto, vete, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos; luego ven, y sígueme'' (Mt 19,21). Esta respuesta no anula la primera. El seguimiento de Jesucristo comprende el cumplir los mandamientos. La Ley no es abolida, sino que el hombre es invitado a encontrarla en la Persona de su Maestro, que es quien le da la plenitud perfecta” (2053).
_ “Desde la profundidad del corazón surge la pregunta que el joven rico dirige a Jesús de Nazaret: una pregunta esencial e ineludible para la vida de todo hombre, pues se refiere al bien moral que hay que practicar y a la vida eterna. El interlocutor de Jesús intuye que hay una conexión entre el bien moral y el pleno cumplimiento del propio destino. Él es un israelita piadoso que ha crecido, diríamos, a la sombra de la Ley del Señor... Siente la necesidad de confrontarse con aquel que había iniciado su predicación con este nuevo y decisivo anuncio: ``El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en la Buena Nueva''” (Juan Pablo II, VS 8).
En el Evangelio, lo mejor nunca es enemigo de lo bueno. Pero hay quien se conforma con lo bueno. Y se queda a la mitad del camino.

1   ...   31   32   33   34   35   36   37   38   ...   42

similar:

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconSelección de las principales referencias al cristianismo y a la Iglesia...

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconDe la subcomisión para la coordinación del transporte de mercancías peligrosas por carretera

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconEl Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia "Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo"
«Cierto, usted tiene razon, pero se refiere tambien a la Iglesia, más bien sobre todo a la Iglesia porque esta situacion no hiere...

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconProyecto piloto apoyado por la Comisión Europea en el marco del programa Sócrates
«Las Instituciones de Enseñanza Superior apoyan una dinámica de creación de un marco para regular la compatibilidad de las cualificaciones...

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconEl descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconC apítulo I catecismo de la química superior
«lavarse las manos con gran cantidad de agua». Es una alusión a la purificación previa y necesaria para recibir

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconI. introduccióN
«profético», no ha sido todavía plena y cordialmente asumido. Surgen aquí y allá dudas sobre su exacta interpretación y aplicación...

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconWebs interesantes para el profesorado de religión católica

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconCrear un grupo de cardenales para asesorarle en el gobierno de la Iglesia universal

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconKarl von Eckarthausen. Catecismo de la química superior


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com