Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice




descargar 0.53 Mb.
títuloCatecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice
página41/42
fecha de publicación09.02.2018
tamaño0.53 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   ...   34   35   36   37   38   39   40   41   42

SOLEMNIDAD DEL CORPUS CHRISTI (inizio)


Después del tradicional cordero, terminada la cena, fue dado el Cuerpo del Señor a los discípulos; todo a todos, todo a cada uno”
Ex 24,3-8: “Ésta es la sangre de la alianza que hace el Señor con vosotros”
Sal 115,12-13.15-16bc.17-18: “Alzaré la copa de la salvación, invocando el nombre del Señor”
Hb 9,11-15: “La sangre de Cristo podría purificar nuestra conciencia”
Mc 14,12-16.22-26: “Esto es mi Cuerpo. Ésta es mi Sangre”

El pueblo de Dios encontrará en la Ley la oportunidad de responder a la iniciativa salvadora de Yavé, y todo se sellará con la aspersión de la sangre sacrificial. Simboliza la vida de Dios de la que todos participan. En el rito de Bendición de la Pascua, se rememoraba la Alianza sinaítica. Esa misma plegaria, en labios de Cristo, adquirirá una dimensión nueva. No sólo en las palabras, sino sobre todo en el contenido: la Alianza será a partir de ahora Nueva y Eterna.

En los Sinópticos, la Pascua es el marco de la institución de la Eucaristía. Este Sacramento es, pues, la actualización y renovación de la Pascua de Jesucristo. Todo el proyecto salvador de Dios en Cristo, lo expresa la Iglesia celebrando este Sacramento.
Resulta curioso advertir que, a medida que en nuestra sociedad se abandona el espíritu de sacrificio, de renuncia, de esfuerzo por conseguir cualquier cosa, se desvirtúe y diluya el carácter sacrificial de la Muerte de Cristo y de la misma Eucaristía. Destacamos, _y hacemos muy bien_ la condición de “banquete de fraternidad”. Pero nunca se debe contraponer un elemento a otro.
_ “El Señor, habiendo amado a los suyos, los amó hasta el fin. Sabiendo que había llegado la hora de partir de este mundo para retornar a su Padre, en el transcurso de una cena, les lavó los pies y les dio el mandamiento del amor (Jn 13,1-17). Para dejarles una prenda de este amor, para no alejarse nunca de los suyos y hacerles partícipes de su Pascua, instituyó la Eucaristía como memorial de su muerte y de su resurrección y ordenó a sus apóstoles celebrarlo hasta su retorno, ``constituyéndoles entonces sacerdotes del Nuevo Testamento''” (1337; cf. 1338-1344).

_ El memorial sacrificial de Cristo y de su Cuerpo, que es la Iglesia:

“La Eucaristía es el memorial de la Pascua de Cristo, la actualización y la ofrenda sacramental de su único sacrificio, en la liturgia de la Iglesia que es su Cuerpo. En todas las plegarias eucarísticas encontramos, tras las palabras de la institución, una oración llamada anámnesis o memorial” (1362; cf. 1363-1372).
_ Los frutos de la comunión:

“Lo que el alimento material produce en nuestra vida corporal, la comunión lo realiza de manera admirable en nuestra vida espiritual. La comunión con la Carne de Cristo resucitado, vivificada por el Espíritu Santo y vivificante (PO 5), conserva, acrecienta y renueva la vida de gracia recibida en el Bautismo. Este crecimiento de la vida cristiana necesita ser alimentado por la comunión eucarística, pan de nuestra peregrinación, hasta el momento de la muerte, cuando nos sea dada como viático” (1392; cf. 1393-1401).
_ “Si vosotros mismos sois Cuerpo y miembros de Cristo, sois el sacramento que es puesto sobre la mesa del Señor, y recibís este sacramento vuestro. Respondéis ``Amén'' (es decir, ``sí'', ``es verdad'') a lo que recibís, con lo que, respondiendo, lo reafirmáis. Oyes decir ``el Cuerpo de Cristo'', y respondes ``amén''. Por lo tanto, sé tú verdadero miembro de Cristo para que tu ``amén'' sea también verdadero” (San Agustín, serm. 272) (1396).
“!Buen Pastor, Pan Verdadero!, Señor Jesús, ten misericordia de nosotros. Danos de comer y mira por nosotros. Haz que veamos la felicidad eterna”.


SAN PEDRO Y SAN PABLO, APÓSTOLES (inizio)


(29 de Junio)
“He aquí que coloco en Sión una piedra angular elegida, preciosa, y el que crea en ella no será confundido”
Hch 12,1-11: “En verdad el Señor me ha librado de las manos de Herodes”
Sal 33,2-3.4-5.6-7.8-9: “El Señor me libró de todas mis ansias”
2 Tm 4,6-8.17-18: “Ahora me aguarda la corona merecida”
Mt 16,13-19: “Tú eres Pedro, y te daré las llaves del Reino de los cielos”

Herodes, que sabía que Pedro se había evadido ya antes de la cárcel (cf. 5,19), manda poner una guardia extraordinariamente severa. Alguien ha dicho que por vez primera en la historia, la Iglesia oraba “pro pontifice”.

San Pablo, previendo un resultado adverso en la sentencia que sobre él habría de pronunciarse, se muestra más cercano a la muerte que en la primera ocasión de cárcel. Incluso en medio del proceso confiesa: “Me dio fuerzas para anunciar íntegro el mensaje”. Y al final la condena no se produjo aún.

Jesucristo entrega a Pedro “las llaves” y se le nombra “jefe de la Iglesia”. La misión se amplía y especifica más aún con “lo que ates... lo que desates”. Además se le llama “roca” en razón de la fe que acaba de mostrar confesando a Jesús como Hijo del Dios vivo.
Una cosa es que alguien no acepte un mensaje y otra muy distinta que niegue a quien habla el derecho a hacerlo. Hay quien no acepta que el Papa pueda decir lo que como Pastor universal le compete. Algo está quedando muy claro en este pontificado: que la causa del Papa es el hombre, todos los hombres. Porque el hombre es la causa de Jesucristo; por eso, no habla sólo para los católicos.
_ “La única Iglesia de Cristo..., Nuestro Salvador, después de su resurrección, la entregó a Pedro para que la pastoreara. Le encargó a él y a los demás apóstoles que la extendieran Pedro y los obispos en comunión con él (LG 8)” (816; cf. 834).

_ “Solamente por medio de la Iglesia católica de Cristo, que es auxilio general de salvación, puede alcanzarse la plenitud total de los medios de salvación. Creemos que el Señor confió todos los bienes de la Nueva Alianza a un único colegio apostólico presidido por Pedro, para constituir un solo Cuerpo de Cristo en la tierra, al cual deben incorporarse plenamente los que de algún modo pertenecen ya al pueblo de Dios (UR 3)” (816).
_ “El romano pontífice y los obispos como ``maestros auténticos por estar dotados de la autoridad de Cristo... predican al pueblo que tienen confiado la fe que hay que creer y que hay que llevar a la práctica'' (LG 25). El magisterio ordinario y universal del Papa y de los obispos en comunión con él enseña a los fieles la verdad que han de creer, la caridad que han de practicar, la bienaventuranza que han de esperar” (2034; cf. 2036-2040).

_ “El grado supremo de la participación en la autoridad de Cristo está asegurado por el carisma de la infalibilidad. Ésta se extiende a todo el depósito de la revelación divina; se extiende también a todos los elementos de doctrina, comprendida la moral, sin los cuales las verdades salvíficas de la fe no pueden ser guardadas, expuestas u observadas” (2035; cf. 2036-2040).
_ “Entre los apóstoles, Pedro fue el único que representó la totalidad de la Iglesia. Por ello, en cuanto él solo representaba en su persona a la totalidad de la Iglesia, pudo escuchar estas palabras: ``Te daré las llaves del Reino de los cielos''. Porque estas llaves las recibió no un hombre único, sino la Iglesia única. De ahí la excelencia de la persona de Pedro, en cuanto que él representaba la universalidad y la unidad de la Iglesia, cuando se le dijo: ``Yo te entrego'', tratándose de algo que ha sido entregado a todos” (San Agustín, Serm 295, 1-2..4).
Buscar la unidad de la Iglesia es hacerlo por los mismos y únicos caminos que Cristo determinó.

1   ...   34   35   36   37   38   39   40   41   42

similar:

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconSelección de las principales referencias al cristianismo y a la Iglesia...

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconDe la subcomisión para la coordinación del transporte de mercancías peligrosas por carretera

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconEl Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia "Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo"
«Cierto, usted tiene razon, pero se refiere tambien a la Iglesia, más bien sobre todo a la Iglesia porque esta situacion no hiere...

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconProyecto piloto apoyado por la Comisión Europea en el marco del programa Sócrates
«Las Instituciones de Enseñanza Superior apoyan una dinámica de creación de un marco para regular la compatibilidad de las cualificaciones...

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconEl descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconC apítulo I catecismo de la química superior
«lavarse las manos con gran cantidad de agua». Es una alusión a la purificación previa y necesaria para recibir

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconI. introduccióN
«profético», no ha sido todavía plena y cordialmente asumido. Surgen aquí y allá dudas sobre su exacta interpretación y aplicación...

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconWebs interesantes para el profesorado de religión católica

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconCrear un grupo de cardenales para asesorarle en el gobierno de la Iglesia universal

Catecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza y catequesis subcomisión episcopal para la catequesis índice iconKarl von Eckarthausen. Catecismo de la química superior


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com