Resumen de las deliberaciones




descargar 2.63 Mb.
títuloResumen de las deliberaciones
página7/66
fecha de publicación30.11.2015
tamaño2.63 Mb.
tipoResumen
med.se-todo.com > Documentos > Resumen
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   66

TIPOS Y NORMAS DE VIVIENDAS

Los cambios sociales y demográficos provocados por la industrialización y urbanización no sólo han producido mayor necesidad y demanda de viviendas en términos cuantitativos, sino que también han influido en la cambiante modalidad de su distribución geográfica y en los tipos y normas de las viviendas que se requieren.

Barrios de tugurios y asentamientos de ocupantes sin titulo

Mientras que la población de los países en desarrollo crece, comúnmente, a razón del 2 al 3 por ciento anual, y la población de muchas ciudades crece a tasas superiores al 6 por ciento, los barrios de tugurios y los asentamientos no controlados de las zonas urbanas crecen comúnmente a razón del 12 por ciento, y a veces superan el 20 por ciento (8).

Las personas que emigran desde las zonas rurales hacia los pueblos y las ciudades de los países en desarrollo se alojan en dos formas principales: instalándose en las zonas centrales de bajos ingresos, lo que causa un rápido aumento de la densidad de habitantes y extiende e intensifica las condiciones propias de los barrios de tugurios; e invadiendo terrenos desocupados en las zonas periféricas. Aun cuando se han obtenido de distintas fuentes y con diferente terminología, las cifras que se proporcionan a continuación respecto de algunas ciudades seleccionadas ilustran el problema de los barrios de tugurios y de los ocupantes sin titulo en términos cuantitativos:

País

Ciudad

Año

Porcentaje de población de la ciudad que vive en barrios de tugurios y asentamientos de ocupantes sin título

Brasil

Río de Janeiro

1961

27

Brasil

Recife

1961

50

Chile

Santiago

1964

25

México

Ciudad de México

1966

46

Colombia

Buenaventura

1964

80

Filipinas

Manila

1968

35

India

Calcula

1961

33

Paquistán

Karachi

1968

27

Senegal

Dakar

1969

30

Tanzania

Dar es Salaam

1968

34

Zambia

Lusaka

1967

27

Construcción viviendas rurales

La información sobre el volumen de la construcción de viviendas en las zonas rurales es especialmente importante desde el aspecto de la utilización de madera. La vivienda rural de muchos países es señaladamente tradicional en los métodos de construcción. Esta difiere de la urbana en que es más probable que las viviendas rurales sean casas para una sola familia; es más probable que las edifiquen constructores menores, con materiales locales y métodos tradicionales; están corrientemente ocupadas por el propietario y, frecuentemente, es él quien las construye.5

5 De esta manera se hace hincapié en la carencia de diseño y materiales muy elaborados. En la página 107 de (2) puede verse una interesante correlación entre el porcentaje de la población rural y de viviendas construidas por particulares en el oriente de Europa y en la U.R.S.S.

Atendiendo al enorme crecimiento demográfico que es de esperar en las zonas tanto rurales como urbanas, la estructura de los asentamientos rurales tendrá que cambiar para poder alojar a esta población adicional y mitigar la presión migratoria que grava sobre las ciudades. Las características de la construcción actual de viviendas tendrán que ser adaptadas a las necesidades de la demanda. En consecuencia, la madera y otros materiales necesitan una mayor industrialización.

Edificios de una o de muchas viviendas

Una consecuencia importante de la urbanización y la industrialización, en cuanto se refiere a las características de los alojamientos residenciales en muchos países desarrollados, ha sido, sin duda, el aumento pronunciado en el número y porcentaje de las unidades que proporcionan los edificios de muchas viviendas. La intensidad de utilización de la madera, por vivienda o por unidad de superficie es, en todas partes, mucho más baja en los bloques de apartamentos que en las casas para una sola familia. Las clasificaciones y definiciones concretas difieren entre los diversos países, y las estadísticas de algunos de ellos incluyen combinaciones intermedias de viviendas (por ejemplo, casas en hilera, pareadas, de dos pisos, etc.). Estas diferencias hacen que sean difíciles las comparaciones directas, pero no encubren las tendencias generales que surgen en cada país.

En Europa, esta tendencia a los edificios de viviendas multifamiliares y su repercusión sobre el consumo de madera en la construcción de viviendas fue puesto de relieve por los estudios FAO/CEPE realizados a fines del decenio iniciado en 1950 y a principios del decenio iniciado en 1960 (14, 15). Pese a ello, no se trató de un hecho constante ni uniforme. Mientras que en 1960 se observó un aumento en la construcción de edificios de muchas viviendas, en 14 de los 16 países europeos seleccionados, y únicamente en Dinamarca y la República Federal de Alemania se notó una inversión de la tendencia, la situación había cambiado en 1967, y en 6 de los países se observó un porcentaje más bajo de ese tipo de construcción que en 1960. La disminución más notable ocurrió en Suecia, Noruega y Yugoslavia; por otro lado, en otros países mediterráneos, así como en Austria, Finlandia y Bélgica, se observaron nuevos aumentos importantes en el porcentaje de unidades de muchas viviendas. En el Reino Unido hubo también un aumento considerable en las construcciones de ese tipo, pero el porcentaje siguió siendo bajo (29 por ciento) en comparación con la mayoría de los países europeos (véase Cuadro 6).

En Europa Oriental, tanto en la República Democrática Alemana como en Hungría se observó la disminución más pronunciada en las unidades para una y dos familias, y a fines del decenio prácticamente se construían sólo unas pocas casas para una o dos familias en dichos países.

Es interesante observar una estrecha correlación entre dichas tendencias y las tasas de la construcción de viviendas rurales en relación a las urbanas. En general, los países cuya preferencia por casas para una o dos familias se mantiene o aumenta tienen también buenas tasas de construcción rural. La mayoría de estas casas fueron construidas en zonas suburbanas situadas bajo el control administrativo de los pueblos y las ciudades, o en nuevas ciudades para alojar a la superpoblación.

Fuera de Europa el desarrollo de las construcciones de muchos pisos ha sido bastante general. En el Canadá, el aumento de casi el 60 por ciento en la construcción de viviendas durante el decenio iniciado en 1960 se atribuyó enteramente al aumento de las viviendas múltiples cuya producción anual se triplicó.

En los Estados Unidos, hacia fines del decenio de 1920, las casas de familias múltiples comprendían alrededor de un tercio de las unidades de viviendas construidas, pero en los decenios de 1930 y 1940 disminuyó alrededor del 12 por ciento del total de casas nuevas construidas. Durante los últimos dos decenios, ha aumentado nuevamente en proporción, alcanzando aproximadamente el 30 por ciento del total de 1962/63 y alrededor del 40 por ciento en 1968. Sin embargo, durante el período 1959-68, el porcentaje medio sobrepasó apenas el 31 por ciento de la construcción total.

En Australia hubo también un aumento pronunciado en el número de apartamentos construidos anualmente, pasando de la cifra insignificante de 2900 (4 por ciento del total de construcciones terminadas) en 1956/57 a 39100 (30 por ciento del total) en 1968/69. No obstante, durante ese mismo período anual, la construcción de casas para una sola familia casi se duplicó, en contraste con lo ocurrido en América del Norte.

En el Japón se produjo también un pronunciado cambio de orientación hacia las casas de muchas viviendas, a pesar de la preferencia reconocida de la mayor parte de la población por la tradicional casa independiente con jardín.6

6 Según un informe de 1965 de Hiraga y Furukawa, la demanda principal continúa siendo por la casa individual construida según las especificaciones del cliente, la mayor parte de las cuales se construyen por el sector privado (que es, con mucho, el sector más grande) de la industria de la construcción (16).

CUADRO 6. - TENDENCIAS EN LA CONSTRUCCION DE CASAS DE UNA Y DOS VIVIENDAS EN EUROPA, 1958 Y 1967




1958

1967

Tendencias

Total de viviendas construidas

Porcentaje de casas de una y dos viviendas

Total de viviendas construidas

Porcentaje de casas de una y dos viviendas

PAÍSES QUE SEÑALAN AUMENTO

Dinamarca

20000

51.0

43800

62.6

Aumento absoluto y relativo

Francia

332000

32.0

466200

34.3

Noruega

26000

66.7

28000

70.8

Suecia

62000

27.9

100200

28.2

Suiza

20600

14.6

55000

15.9

Yugoslavia

61700

55.4

127600

63.0

Bélgica

39600

73.2

63600

60.0

Aumento absoluto, pero no relativo

Alemania, Rep. Fed. de

450000

46.8

524300

45.7

Islandia

1400

60.0

1800

51.6

Irlanda

6700

95.0

10800

81.6

Países Bajos

89000

57.0

127400

55.0

Reino Unido1

303200

78.0

415500

71.1

Bulgaria

39600

73.2

63600

60.0

Aumento absoluto, a pesar de una disminución relativa

Checoslovaquia

53400

31.5

83000

23.9

PAÍSES QUE SEÑALAN DISMINUCIÓN

Austria

39900

45.0

47700

36.2

Absoluta y rápida disminución relativa aumento total de construcción de viviendas


Finlandia

30000

50.3

36500

34.4

Grecia

52200

90.0

64800

39.0

Absoluta y rápida disminución relativa

Turquía

38300

90.4

50200

41.9

España2

119000

12.5

264000

4.8

Rápida disminución relativa, pero peque ña disminución absoluta debido al gran aumento del total de construcción de viviendas

República Democrática Alemana

63300

9.0

76300

0.0

Aumento absoluto y relativo

Hungría

11300

3.5

21600

1.5

Apreciable disminución relativa, pero pequeña disminución absoluta

1 1961.
2 1960.

En los países en desarrollo debe hacerse una clara distinción entre las viviendas económicas y las viviendas para personas con ingresos medios y altos. Aun cuando la vivienda económica ha sido predominantemente para una sola familia, en muchos de dichos países se han construido de manera intensiva en las grandes ciudades edificios de apartamentos para familias de ingresos medios y altos. No obstante, ha habido varias excepciones a esta tendencia general, tales como los bloques de apartamentos para inquilinos de bajos ingresos construidos durante el decenio iniciado en 1960 en Venezuela, India, Singapur y Hong Kong, que han sido objeto de intensos estudios y controversias. En algunos proyectos, los países en desarrollo han experimentado sistemas europeos de prefabricación con hormigón pesado. Pero usualmente las viviendas para muchas familias han sido construidas con hormigón reforzado tradicional, con revestimiento de ladrillo o bloques de hormigón.

Aun cuando no se dispone de información completa de las zonas en desarrollo acerca de la distribución de las unidades de vivienda entre los tipos de una y los de muchas viviendas, no cabe duda que predomina la vivienda para una sola familia.

Tamaño y altura de los edificios

La tendencia en la mayoría de los países industrializados hacia el suministro de unidades de muchas viviendas en una proporción relativamente alta y, en algunos casos, en rápido aumento, ha sido aceptada, en general, como una de las razones principales de la disminución global del uso de productos que se basan en la madera, debido a limitaciones tanto naturales como legislativas en el uso de la madera. No obstante, es importante considerar las tendencias recientes con respecto al tamaño y la altura de los edificios de muchas viviendas, puesto que dichas características tienen una gran influencia no sólo sobre la amplitud con que se utiliza actualmente la madera, sino también sobre sus posibilidades futuras, como lo demuestra la experiencia de algunos países. La perspectiva de elevados bloques de apartamentos que dominan la escena de la vivienda sólo es verdadera en una minoría de países. Aun donde predominan las unidades de muchas viviendas, la mayoría de las viviendas ocupan edificios bajos o de altura mediana, hasta de cuatro pisos, reservándose los bloques elevados en forma de torre o los edificios en forma de lámina para renovar las zonas de alta densidad o como elementos dominantes en nuevas unidades vecinales. Las razones para limitar la «verticalización» de las viviendas son tanto sociales como económicas. En muchos estudios se han observado rendimientos decrecientes cuando se agregan pisos en función de la densidad de personas de las viviendas por unidad de superficie de terreno, si se observan las normas que requieren luz solar, espacio alrededor de los edificios, etc. (17, 18).

Desde el Japón se informó que el costo por unidad de superficie de piso en los edificios de apartamentos de seis o siete pisos era del 30 al 40 por ciento más elevado que en los edificios de tres o cuatro pisos. Aun cuando las cifras reales varían según los métodos de construcción y las condiciones nacionales, otros países han informado también respecto de tendencias similares de costos en aumento cuando crece la altura, y el aumento más pronunciado se observa al nivel en que se necesita instalar ascensores.7

7 Los estudios hechos en cuanto a altura y densidad de los edificios residenciales y su efecto sobre el empleo de la madera para elementos estructurales se examinan con mayor detalle en la Sección 5.

Tamaño de las viviendas

Con la tendencia en muchos países hacia más viviendas en forma de apartamentos, que, en general, son más pequeños que las casas de familia independientes o semi-independientes, es pertinente considerar el efecto de dichas tendencias sobre el tamaño promedio de la vivienda, puesto que ello afectará, como es obvio, a la demanda de materiales de construcción.

Los primeros estudios FAO/CEPE sobre las tendencias a utilizar productos de madera en las viviendas europeas, no indicaron ningún aumento general evidente ni en el tamaño de las viviendas ni en el número de habitaciones durante el decenio iniciado en 1950 (14). De manera similar, un estudio americano de 1954 predijo que la casa típica para una sola familia se estabilizaría en los Estados Unidos en alrededor de 100 m2 desde 1960 en adelante, después de una evolución histórica caracterizada por una disminución, desde el decenio iniciado en 1920 hasta llegar a un nivel bajo en 1950, y por un nuevo y ligero aumento hasta 90 m2 en 1953. Los fundamentos que se sugerían eran tanto demográficos (disminución del tamaño de las familias) como económicos (elevación de los costos de construcción y del equipo para la vivienda) (19). Durante el decenio iniciado en 1960 hubo indicios claros en ambos continentes de que el tamaño medio de la vivienda había aumentado de manera significativa.

Una conclusión general que se puede extraer de este examen de las tendencias en el tamaño de la vivienda es que las normas relativas al espacio tienden a ampliarse y, dada la expansión permanente de las economías nacionales y de los ingresos personales, puede esperarse que se sigan elevando en la mayoría de los países industrializados, si no en todos. La tasa anual de crecimiento de la superficie de piso es probable que esté entre 0,5 y 2 por ciento, y un cierto número de informes nacionales sobre la construcción futura de casas indican que los tamaños de las viviendas aumentan. Por ejemplo, en Checoslovaquia, donde el promedio de superficie útil era de 39,6 m2 en 1967, se esperaba alcanzar una cifra entre 42 y 49 m2 en 1970.

En los países menos industrializados, como la mayoría de las viviendas construidas han sido unidades para una sola familia, y el número de personas por núcleo familiar ha permanecido aproximadamente constante, los cambios en la superficie de las viviendas han sido el resultado de otros factores distintos de los que imperan en los países desarrollados. Los más importantes son las limitaciones económicas, el modelo de vida cultural y las condiciones climáticas.

Las limitaciones económicas han reducido tajantemente el tamaño de las viviendas a alrededor de 10 m2 de superficie total por persona (en casos excepcionales, tales como en Hong Kong, la superficie media por persona en pies cuadrados es de 43, o sea, alrededor de 4 m2) (20). En algunos países en desarrollo, los proyectos gubernamentales de viviendas económicas (por ejemplo, en Chile), han ido aún más allá, proporcionando a las familias una casa núcleo de una o dos habitaciones, como primera etapa, y ayudándoles a agregar nuevas habitaciones en dos etapas posteriores, hasta completar la vivienda.

Construcciones de casas pequeñas y edificios para viviendas de baja altura

Si bien los datos son fragmentarios y sólo se refieren a unos pocos países, puede decirse que las casas pequeñas, dispuestas en hileras de igual o de distinta altura, series, patios u otras agrupaciones, pueden lograr mayor densidad sin sacrificar la entrada privada y el jardín propio de las casas independientes. Tales formas de construcciones contiguas están destinadas a experimentar nuevos cambios en la mayoría de los países, particularmente en los que tienen aglomeraciones de unidades urbanas densamente pobladas. Dichas formas parecen ofrecer la solución intermedia entre las casas de cuatro fachadas unifamiliares y los bloques de apartamentos, aceptable tanto por razones sociales como económicas, por lo menos para los proyectos suburbanos.8

8 En el Reino Unido, los precios máximos establecidos por el Ministerio de Vivienda y Gobierno Local, con el propósito de aprobar préstamos para viviendas de las autoridades locales, se relacionan con la densidad y tienden a favorecer a los proyectos de baja altura, sobre la base de que permiten mayor economía en los costos.

En el Perú se ha iniciado un proyecto experimental de viviendas económicas, como resultado de un concurso internacional realizado entre los principales arquitectos locales y extranjeros. Este proyecto lo está ejecutando el Gobierno del Perú, con la asistencia de las Naciones Unidas. Teniendo en cuenta el propósito del proyecto y el prestigio de los profesionales que participan en él, puede ser considerado como el enfoque más actualizado de la vivienda económica para los países en desarrollo, y puede servir para ilustrar las tendencias corrientes en tipos de vivienda. Las bases del concurso establecen que cada terreno tendrá entre 80 y 150 m2, de los que la vivienda ocupará entre 60 y 120 m2 (incluidos todos los pisos); los edificios, que inicialmente serán de uno o dos pisos, tendrán una estructura capaz de soportar un tercer piso. Los recursos del concurso se «centrarán en la investigación y desarrollo de técnicas de arquitectura y construcción, dentro de la esfera general de las viviendas de baja altura, compactas y de densidad bastante elevada, agrupadas en terraplenes, hileras y otras formaciones. No es viable considerar otras posibilidades, tales como edificios de muchos pisos». Este proyecto sigue la tendencia actual de concentrar las casas de uno, dos y tres pisos en grupos situados sobre pequeñas parcelas, que también puede encontrarse en otros ejemplos europeos y americanos.

Mayores comodidades y equipo

Con total independencia de la creciente preocupación en la mayoría de los países industrializados por mejorar las comodidades vecinales generales de los cooglomerados de viviendas,9 el mejoramiento de las normas, que se refleja por doquier en viviendas mayores, ha afectado también al equipo interior de los hogares. Como es natural, dichas normas varían entre los distintos países, según su tradición pasada y su riqueza actual, pero parece que se van elevando firmemente en todas partes. En muchos países, las normas mínimas relativas a las comodidades de que deben estar provistas las viviendas se establecen en los reglamentos o códigos de construcción, en particular para las casas que gozan de subsidios o algún otro tipo de asistencia oficial.

9 La urbanización de predios y, en particular, el saneamiento y el alcantarillado, aún constituyen un problema, en particular en algunos países de economía en crecimiento rápido y recientemente industrializados. En el Japón, en particular, ello constituye todavía un problema importante, y recientemente se comunicó que sólo el 20 por ciento de las viviendas de las zonas metropolitanas están conectadas a las alcantarillas públicas.

La elevación de las normas en materia de comodidades y equipo tiene efectos generales. En primer lugar, los costos de construcción aumentan considerablemente (con mayor rapidez que las superficies de los alojamientos), lo que afecta al programa total de construcción de casas que es posible con arreglo al presupuesto nacional de viviendas. En segundo lugar, se agrandan las diferencias entre las nuevas y las viejas viviendas existentes, lo que hace que estas últimas gocen de menor aceptación. Por último, en la medida en que las comodidades incluyen armarios y mobiliario empotrados, aumenta la demanda de materiales de carpintería, sobre todo productos a base de madera. El aumento en los productos de esta última categoría ha sido general, tanto en los países desarrollados como en desarrollo, y particularmente en América del Norte y los países escandinavos.

En una escala más modesta, la comparación de las comodidades hogareñas en las viviendas terminadas en Checoslovaquia en 1967, con las de la existencia total de las viviendas (antigüedad media: 53 años), es reveladora (Cuadro 7).

CUADRO 7. - SERVICIOS EN LAS VIVIENDAS TOTALES EXISTENTES Y LAS NUEVAS (1967) EN CHECOSLOVAQUIA

Existencias totales

Terminadas en 19571

Servicios

Viviendas con servicios

Servicios

Viviendas con servicios




Porcentaje




Porcentaje

Calefacción central o por distrito

8,1

Calefacción central

95,8

Cuarto de baño

33,3

Suministro de agua caliente

96,0

Suministro de gas

19,7

Suministro de gas

85,4

Suministro de agua en el apartamento

49,1

Gas, calefacción central y agua caliente

84,6

Electricidad

97,3

Lavadero con equipo moderno

36,4

Retrete en el apartamento

29,0

Mobiliario empotrado (por lo menos en el vestíbulo)

94,7

FUENTE: Instituto de Investigación en Construcción y Arquitectura, Praga, 1969.

1 En viviendas de empresas estatales, tales como las agrícolas, o sea con exclusión del sector privado.

En un examen de la situación mundial reciente con respecto a comodidades y equipo, se observa una gama completa de desarrollo, desde la vivienda constituida sólo por la superficie habitable hasta los perfeccionamientos que hoy se conocen. Así el proceso histórico de mejoramiento y las etapas de este proceso pueden resumirse de la siguiente manera:

a) instalaciones de retrete fuera de la casa (letrina);

b) mejoramiento de las instalaciones de cocina dentro de la casa, mediante el agregado de fregadero y agua corriente;

c) inclusión del cuarto de baño dentro del cuerpo principal de la casa;

d) mesa de trabajo empotrada y espacio de almacenamiento elemental en la cocina;

e) instalación completa de electricidad, agua corriente y sistemas de saneamiento para la cocina y el cuarto de baño;

f) calentador de agua en los climas templados y fríos;

g) gabinetes de cocina;

h) armarios y gabinetes en los dormitorios y otras zonas de estar de la casa.

Con respecto al uso de la madera, las etapas (g) y (h) son las que requieren potencialmente la utilización máxima de este material, ano en los lugares donde la madera no es el material de construcción básica.

La mayor parte de los proyectos de vivienda construidos durante el decenio iniciado en 1960 comprenden, por lo menos, la etapa (e), si bien en algunos ejemplos en Africa el cuarto de baño aún está separado de la casa. La mayoría de los nuevos proyectos de América Latina incluyen la etapa (g) - armarios de cocina - y entre ellos hay una gran proporción que han sido diseñados con algunos armarios en otras partes de las viviendas (h).

Por lo tanto, los trabajos de ebanistería y de mobiliarios empotrados han sido, además de las puertas y ventanas, los artículos hechos de madera que han gozado de mayor demanda incluso en los lugares donde no predomina la construcción de madera. No obstante, en general esto no ha ido acompañado por un desarrollo paralelo de la industria de carpintería de obra.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   66

similar:

Resumen de las deliberaciones iconResumen En este trabajo se presenta un análisis acerca de la identidad...

Resumen de las deliberaciones iconResumen por favor no modifiquen columnas, márgenes, interlineados,...

Resumen de las deliberaciones icon7. resumen de las cuestiones tratadas durante las consultas VII

Resumen de las deliberaciones iconResumen: Se examina la regulación de las drogas en el Código Penal...

Resumen de las deliberaciones iconResumen: En los últimos tiempos se ha desarrollado una gran cantidad...

Resumen de las deliberaciones iconResumen Es importante comprender que todas las células y tejidos...

Resumen de las deliberaciones iconResumen Este trabajo final de graduación (tfg) indaga en forma de...

Resumen de las deliberaciones iconResumen Este trabajo final de graduación (tfg) indaga en forma de...

Resumen de las deliberaciones iconResumen Las dislipidemias son desórdenes metabólicos frecuentes,...

Resumen de las deliberaciones iconResumen Las competencias pertenecientes al campo de las ciencias...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com