Resumen La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan




descargar 98.8 Kb.
títuloResumen La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan
fecha de publicación27.12.2015
tamaño98.8 Kb.
tipoResumen
med.se-todo.com > Economía > Resumen
Biopolítica y universidad

Por: Carlos Alberto Molina Gómez

Tema: La tesis de la íntima unión entre mercado globalitario de servicios y prácticas de gestión de la universidad desde la que se explica hoy su forma empresarial.

Responsable: Carlos Alberto Molina Gómez. Estudiante Doctorado Interinstitucional en Educación. Universidad Pedagógica Nacional, Universidad Distrital, Universidad del Valle. Código 2011199014

Problema: ¿Las prácticas de gestión de la universidad están dentro o fuera del orden biopolítico? ¿Qué representa la biopolítica dentro de las actuales prácticas de gestión de la universidad como empresa? ¿Las actuales prácticas de gestión de la universidad revelan la unión más intima o la disyunción definitiva entre mercado de servicios y universidad?

Hipótesis: Las prácticas de gestión de tinte empresarial naturalizadas hoy en la universidad no son continuismo de las lógicas del mercado globalitario de servicios en la universidad. Tampoco es discontinuidad temporal o contingente de la gestión que a largo plazo vencerá todo poder externo que quiera violentar la universidad. En el primer caso se asiste a un poder absoluto del mercado sobre la gestión de la universidad -biopolítica-. En el segundo caso se asiste a un poder absoluto de la universidad como sustancia transhistórica –la concepción biopolítica quedaría invalidada-. A partir de ambas líneas argumentativas se opta por la política de existencia para mostrar una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan la existencia de las prácticas de dirección de la universidad. No es consecuencia inminente del pasado ni es discontinuidad contingente de una sustancia transhistórica. Es política de existencia: una política que no es poder totalitario sobre la vida sino política de la vida misma.

Palabras Clave: biopolítica, universidad, prácticas de gestión, emergencia, política de existencia
Resumen

La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan la existencia de las prácticas de dirección de la universidad por lo que no entran en la órbita de la biopolítica estructurada en términos de los totalitarismos de Estado del siglo XX. “Desde este punto de vista, contrariamente a lo presupuesto en el concepto de biopolítica –entendido como el resultado del encuentro que en cierto momento se produce entre ambos componentes- no existe un poder exterior a la vida, así como la vida nunca se produce fuera de su relación con el poder. De acuerdo con esta perspectiva, la política no es sino la posibilidad, o el instrumento, para mantener con vida la vida”. (Esposito, 2006, p. 74) Con esta perspectiva se señala que no existe un poder totalitario externo a la universidad que la coopte, manipule o moldee inminentemente como empresa como tampoco existe un poder absoluto de la universidad que la cierre herméticamente al mercado. Las prácticas de gestión de la universidad son positividades actuales, históricas, empíricas, singulares y raras que emergen de la prolongación a escala global en la vida cotidiana de la autorregulación (de subjetividades), la organización y gestión (de la población), el conocimiento (capitalismo cognitivo) y la aseguración (poder sinóptico). Mostrar como estas fuerzas prolongadas globalmente en la vida cotidiana posibilitan la emergencia de las prácticas de gestión de la universidad es la novedad de esta hipótesis.

Introducción

La hipótesis se abre con la biopolítica a partir del su uso en el libro Imperio1. Se aclara que si bien la denominación biopolítica se remonta a 1905, cuando la utiliza el sueco Rudolph Kjllen en el contexto de una concepción organicista y racista del Estado, será Foucault quien le confiera un valor interpretativo y una potencia capaz de abrir nuevos interrogantes, de proyectar nuevas series conceptuales así como de renovar el programa político-filosófico actual. Foucault acuña el concepto teniendo en cuenta una literatura política y antropológica que, desde comienzos del siglo XX hasta los años setenta, utilizaba el término. (Vázquez, 2009, p. 9 y De Oto, 2010, p. 50) A pesar de los desarrollos del nexo entre política y vida que hace Michel Foucault, en el que se paran Hardt y Negri, Roberto Esposito advierte que el teórico francés no resuelve en este nexo el conflicto entre el poder de la política sobre la vida –biopolítica- y el poder absoluto de la vida. (Esposito, 2006, p. 73)

En este panorama la hipótesis señala que las prácticas de gestión de la universidad de hoy no son el resultado del poder del mercado globalitario de servicios sobre ella ni son producto por fuera de su relación con dicho poder. Así las cosas quedan descartados los dualismos de gestión buena o mala, pertinente o no pertinente, pública o privada, con fines o sin fines de lucro, renovada o tradicional, de elite o de masas, de un derecho o de un servicio, de un servicio público o de un bien público. Este no es el interés de la hipótesis. El interés es mostrar las fuerzas que posibilitaron la emergencia de las prácticas de gestión en su positividad, historicidad, singularidad y rareza. Para avanzar, se afirma que con la Segunda Guerra Mundial (IIGM) se prolongaron masivamente y a escala global en la vida cotidiana las fuerzas de la autoregulación, la organización, la gestión, el conocimiento y la aseguración que posibilitaron la emergencia de las prácticas de gestión de la universidad que van acercando el poder globalitario del mercado de servicios con el poder de la universidad como institución del conocimiento. La guerra como «condición misma de posibilidad de la política», prolonga en la vida cotidiana las prácticas de autoregulación, organización, gestión, conocimiento y aseguración del totalitarismo de la política “y ya no sólo prácticas políticas, sino también económicas y sociales. Como señala Carl Schmitt: «La guerra no es pues en modo alguno objetivo o incluso contenido de la política, pero constituye el presupuesto que está siempre dado como posibilidad real, que determina de una manera peculiar la acción y el pensamiento humanos y origina así una conducta específicamente política»” (Cayuela, 2008, 41)

Esta hipótesis se plantea a partir de la masa documental inicial que remite al tema de la metodología. Para su planteamiento se va a “desechos” o a aquellos documentos que circulan entre las personas y que parecieran ser insulsos y no decir nada. Estos documentos son propagandas tomadas de las revistas Selecciones del Reader's Digest, Mecánica Popular y LIFE de circulación en Colombia entre 1939 y 1945 desde las cuales se va configurando la masa documental sobre la que descansa la hipótesis.

  1. Biopolítica

Para empezar se hace una aproximación a la denominación biopolítica traída por Hardt y Negri (2005, p. 15): “En la posmodernización de la economía global, la creación de riqueza tiende aún más hacia lo que llamaremos producción biopolítica, la producción de la vida social misma, un proceso en el cual cada vez más lo económico, lo político y lo cultural se superponen e invierten reciprocamente”. Mas adelante indican que “En la esfera biopolítica, la vida debe trabajar para la producción y la producción, para la vida. (2005, p. 53). Para llegar a este concepto señalan que la obra de Foucault les “…permite reconocer la naturaleza biopolítica de este nuevo paradigma de poder. El biopoder es una forma de poder que regula la vida social desde su interior, siguiéndola, interpretándola, absorbiéndola y rearticulándola. El poder sólo puede alcanzar un dominio efectivo sobre toda la vida de la población sólo cuando llega a constituir una función vital, integral, que cada individuo apoya y reactiva voluntariamente. […] La función más elevada de este poder es acercar la vida por los cuatro costados y su tarea primaria es administrar la vida. El biopoder se refiere, pues, a una situación en la que lo que está directamente en juego es la producción y reproducción de la misma vida”. (Hardt y Negri, 2005, pp. 44-45)

Para Hardt y Negri los trabajos de Michel Foucault han preparado el terreno para un examen de los mecanismos del poder imperial. Parados en esta perspectiva exploraran la transformación material del paradigma del poder reconociendo inicialmente el paso histórico y decisivo, en las formas sociales, de la sociedad disciplinaria a la sociedad de control.

En la sociedad disciplinaria la forma de poder consiste ya no en castigar el cuerpo, sino en corregirlo y adiestrarlo como unidad productiva. En la sociedad de control el poder se ejerce por máquinas que organizan directamente los cerebros (sistemas de comunicación, de redes de información, etc.) y los cuerpos (sistemas de ventajas sociales, de actividades encuadradas, etc.) hacia un estado de alienación autónoma, partiendo del sentido de la vida y del deseo de creatividad. Al contrario de la disciplina, este control se extiende mucho más allá de las estructuras de las instituciones sociales, por la vía de redes flexibles, modulables y fluctuantes. Es la gestión masificada de lo que Foucault llama población. (Hardt y Negri, 2005, pp. 43-45)

La biopolítica se trata de una articulación entre individualización y masificación. Significa que la vida pasa a ser considerada desde un punto de vista político. La política penetra directamente en la vida. En este momento en que el poder hace de la vida su objeto, deviene un poder sobre la vida y se lo llama biopoder. La biopolítica, en términos Foucault, es entonces esta nueva tecnología de gobierno de la vida (Revel, 20072 y Esposito, 2006, p. 25). “Cuando el poder llega a ser completamente biopolítico, la máquina del poder invade el conjunto del cuerpo social que se desarrollada en su virtualidad. Esta relación es abierta, cualitativa y afectiva. La sociedad, absorbida dentro de un poder que se extiende hasta los ganglios de la estructura social y sus procesos de desarrollo, reacciona como un sólo cuerpo. El poder se expresa pues como un control que se hunde en las profundidades de las consciencias y de los cuerpos de la población y, al mismo tiempo, penetra en la totalidad de las relaciones sociales”. (Hardt y Negri, 2005, p. 45) Como dice Foucault, “La vida llega a ser entonces, a partir del siglo XVIII, un objeto de poder. La vida y el cuerpo. Antes no había más que súbditos (sujets), sujetos (sujets) jurídicos a los que, por otra parte, se podía quitar los bienes y también la vida. Ahora hay cuerpos y poblaciones. EI poder se hace materialista. Deja de ser esencialmente jurídico. Debe tratar con cosas reales como son el cuerpo y la vida. La vida entra en el dominio del poder: mutación capital, una de las más importantes sin duda en la historia de las sociedades humanas…” (Foucault, 1999, p. 246)

En este punto Roberto Esposito advierte de una tensión no resuelta por lo menos en el discurso Foucaultiano: la biopolítica como poder absoluto sobre la vida o el poder absoluto de la vida. La tensión surge de preguntarse por la “…relación, no sólo histórica, sino conceptual, teórica, entre soberanía y biopolítica. O, en un sentido más general, entre la modernidad y cuanto la precede, entre presente y pasado. ¿Es en verdad pasado ese pasado, o se alarga como una sombra sobre el presente hasta devorarlo?”. (Esposito, 2006, p. 69) Es decir ¿como explicar el totalitarismo de la política sobre la vida? Totalitarismo que es fundamentalmente una política de muerte, una tanatopolítica -en los términos del mismo Esposito- que requiere que la política adopte siempre decisiones de que humanos son seleccionados y exterminados para que otra parte pueda vivir. Esto se transforma en la fundamental cuestión biopolítica que dio pie a la respuesta totalitaria estructurada en términos del racismo de Estado, eugenesia y genocidio. (Lemm y Vatter, 2009) ¿Hay una desaparición absoluta del «muerto» o el «muerto» volvió a aferrar «al vivo»? Esta es una pregunta o bien por la hipótesis continuista en donde el totalitarismo [nazismo y estalinismo] es resultado de lo que le precede, el poder político prevaleciendo sobre la vida –la biopolítica se resolvería en un poder absoluto sobre la vida- o bien por la hipótesis discontinuista en donde el totalitarismo es una deformación temporal y contingente del poder político que termina en la prevalencia del poder absoluto de la vida ante cualquier poder que quiera violentarla –en este caso su concepción de biopoder quedaría invalidada-. (Esposito, 2006, pp. 69-71)

Esposito señala que “…queda en suspenso la cuestión del vínculo de la modernidad con su «antes», y el vínculo de la modernidad con su «después». ¿Qué fue el totalitarismo del siglo XX en relación con la sociedad que lo precedió? (Esposito, 2006, p. 70) Y para esta hipótesis, ¿Qué ha sido el totalitarismo del siglo XX en relación con las prácticas de gestión de la universidad hoy?

Foucault se orienta por una repuesta en dos líneas argumentativas. Totalitarismo y modernidad son, a la vez, continuos y discontinuos, inasimilables e inescindibles. (Esposito, 2006, p. 70): “Una de las numerosas razones por las cuales ellas [fascismo y estalinismo] son tan inquietantes para nosotros es, que a pesar de su singularidad histórica, no son tan originales. Emplearon y ampliaron mecanismos ya presentes en la mayoría de las otras sociedades. Es más: a pesar de la propia locura interna, utilizaron en gran parte las ideas y los mecanismos de nuestra racionalidad política”. (Foucault, 1991, p. 54)



  1. Hipótesis

La hipótesis parte de apropiaciones o naturalizaciones de ciertos acentos que muestran a la universidad como una empresa que oferta servicios educativos. Por eso la universidad como contexto pues se afirma que se está convirtiendo en una empresa: “Llamamos universidad-empresa a la transformación de la universidad que es resultado de su incorporación a los circuitos empresariales y mercantiles de la sociedad capitalista actual. (…) Aplicamos esta denominación al tipo de universidad que resulta de las reformas actuales, las cuales tienen como objetivo incorporar en mayor medida la dinámica universitaria, tanto a nivel de investigación como de docencia, al tejido económico productivo” (Galcerán, 2010, p. 15-16). Se estaría asistiendo a una reconversión de la institución universitaria en el marco de la sociedad del conocimiento que la configura como un posible negocio. Esto es, “transformar la enseñanza superior o “terciaria” como se dice en los documentos oficiales, en mercancía sujeta a los mecanismos del mercado” afirma Montserrat Galcerán (2003, p. 11 y 15). Esto se puede comprobar empíricamente a escala mundial.

Vicente Sisto Campos, citando a Ibarra (2002), señala que hoy la universidad “está adquiriendo paulatinamente el estatuto propio de las empresas que prestan algún servicio a la sociedad, viviendo el proceso de dejar de ser una “institución” de la sociedad para pasar a ser tan sólo una “organización” del mercado. La reducción del Estado a la simple función de precario contralor y garante del libre funcionamiento del mercado deja a las universidades en una posición de fragilidad, y a la educación superior como una actividad económica rentable que puede y debe ser realizada por las organizaciones privadas en libre competencia incluso con las universidades públicas” (Sisto, 2007, p. 10). En este contexto, la administración estratégica de las instituciones de educación superior y de los sistemas regionales y nacionales de educación superior es cada vez más compleja y cambiante afirma la Ocde.3

Esta orientación de la universidad hacia el mercado parece llevarse a cabo a partir de la vinculación de principios administrativos provenientes de la industria o gran corporación capitalista. Jean Françoise Chanlat señala que:

Desde el punto de vista de la organización, se puede observar cómo las nociones y los principios administrativos provenientes de la empresa privada –eficacia, productividad, resultados (performance), profesionalismo, relación empresarial, calidad total, cliente, producto, mercado, excelencia, reingeniería, etc. –han invadido ampliamente las escuelas, las universidades, los hospitales, las administraciones, los servicios sociales, los museos, los teatros, las sociedades musicales y los organismos sin ánimo de lucro. Recientemente, en un importante periódico canadiense de lengua inglesa, el rector de una gran universidad anglófona escribió que las universidades debían inspirarse ¡en las técnicas de Wal-Mart! (Chanlat, 2002, 16)

A propósito Alberto Martínez Boom Afirma:

… no es de extrañar que, asociados a los llamados de los sectores gubernamentales o de los organismos internacionales de educación, se encuentren la cúpula de los gremios empresariales y los hombres de negocio más ligados a los mercados internacionales. Esta relación viene impregnando cada vez más los discursos y el control político en la educación, y nos da indicios suficientes para pensar que la actual política educativa en Latinoamérica esta reestructurándose alrededor del valor central del mercado educativo. Por su puesto, el efecto hegemónico de esta lógica rinde culto a la productividad, reduciendo los principios y objetivos de la educación a una mera operación eficaz que produzca sujetos competitivos y “altamente eficaces”. Es decir, lograr un desempeño efectivo de los individuos dotándolos de competencias para desenvolverse productivamente en la sociedad actual, por la vía de mejorar la calidad de los “servicios educativos”. (Boom, 2004: 10-11)

Por su parte Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE) en su “Legajo especial sobre educación superior y globalización” afirma que estos cambios obedecen a la globalización, la privatización de la oferta, a que en las instituciones dedicadas únicamente a la enseñanza es cada vez más difícil producir conocimientos que contribuyan a la solución de los problemas locales y a la ineficiencia e ineficacia de la gobernanza y la gestión de este sector, dando como resultado una orientación de la educación superior hacia el mercado. Y añade que la globalización, una de las principales fuerzas externas que actualmente inciden sobre la educación superior con efectos multifacéticos, la privatización y la erosión previa de las capacidades de investigación en muchos países en desarrollo, generan nuevos retos para el liderazgo de las instituciones, en materia de gobernanza y gestión.4

Desde estas justificaciones no se dudaría en afirmar que para que la universidad se inserte y participe en el mercado global de servicios debe convertirse en un servicio de alta rentabilidad, como propone la OMC, y transnacionalizarse como servicio educativo. Y esto requiere, es de esperarse, de un tipo de dirección que ya no es la que traía la tradicional universidad. “Esto es solamente alcanzable a partir de un modelo de gestión y de organización empresarial, con profesionalización de las funciones y una estricta separación entre administración por un lado, y docencia e investigación por el otro”. (de Sousa Santos, 2006, p. 88) Por su lado la Unesco afirma: “Las instituciones de educación superior deben adoptar estructuras organizativas y estrategias educativas que les confieran un alto grado de agilidad y flexibilidad, así como la rapidez de respuesta y anticipación necesarias para encarar creativa y eficientemente un devenir incierto” (Unesco, 1998, p. 47)

Parece entonces un hecho que la gestión de la universidad responde o esta influenciada inevitablemente por los mecanismos del mercado, por las directrices de los organismos internacionales comerciales y regulatorios, por la globalización de las economías abiertas, por el capitalismo cognitivo y por grandes poderes trasnacionales industriales y financieros. Se estaría casi que debatiendo un “hecho dado” determinado por hechos económicos y políticos de orden trasnacional.

Es aquí donde la hipótesis se separa de estos discursos y pone en duda que la gestión de la universidad, así gire positivamente hacia una terminología y formas empresariales tradicionales del mundo industrial y de la producción, este determinada por la industria o la producción, por la empresa o corporación privada capitalista o que tenga su origen en las directrices de los organismos internacionales u obedezca a una creciente tendencia de empresarización fruto de tratados de libre comercio o a exigencias del mundo laboral a la universidad o que sean fruto de la sustitución de regulaciones burocráticas estatales a favor de la lógica de mercado. No acoge por lo tanto la tesis de una universidad atenazada inexorablemente por el poder del mercado globalitario. No estaría en la órbita de la biopolítica.

Desde la base documental que se tiene hasta ahora la hipótesis afirma que con la Segunda Guerra Mundial (IIGM) se estaría prolongando masivamente en la vida cotidiana -fenómeno de la globalización- una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas que posibilitaron la existencia de las prácticas de dirección de la universidad: autorregulación (de subjetividades), la organización y gestión (de la población), el conocimiento (capitalismo cognitivo) y la aseguración (poder sinóptico). Y… ¿cómo prolonga la guerra en la vida cotidiana estas fuerzas como condiciones de posibilidad? Para presentar esta hipótesis se transitará inicialmente por textos de algunas propagandas de las revistas Selecciones del Reader's Digest, Mecánica Popular y LIFE de circulación en Colombia entre 1939 y 1945 que van mostrando una industria volcada a la guerra:

“FABRICACIÓN PARA LA GUERRA. Las tareas vitales a que la Burroughs se dedica hoy, para acelerar la victoria, son la fabricación de artefactos para los aviones de las fuerzas aéreas norteamericanas, y la producción de maquinas calculadoras y de contabilidad para los ejércitos, las oficinas y las industrias de guerra de las Naciones Unidas” (Burroughs Adding Machine Company)

“¡Nuestras maquinas de escribir se han ido a la guerra!”, “Ya no se fabrican máquinas de escribir. Las fábricas están dedicando todos sus esfuerzos a la producción de otros materiales indispensables para la guerra” (Smith Corona)

“La UNITED STATES STEEL ha perfeccionado un novísimo y sorprendente método de fabricar bombas. Como un alfarero hace girar la arcilla, la United States Steel hace girar el acero candente, y lo transforma en bombas para la victoria. Esto permite una producción diez veces más rápida”. (United States Steel Export Company)

¡ENGRANADAS EN DEFENSA DE LA LIBERTAD! Engranadas por ideales comunes, las Américas se alzan ante el mundo como una vasta y homogénea fuerza, empeñada en conservar la libertad, la justicia y la verdad. Cuando la guerra llegó a nuestro continente, los pueblos de América, a través de sus gobiernos y sus organizaciones industriales, comerciales y de cultura, forjaron inmediatamente un vasto mecanismo que defendiera contra los peligros que, de ultramar, los amenazaban. (…) La organización ESSO, por toda la América, se enorgullece del papel que ha representado en este magno esfuerzo. (…) Así aceleraremos el advenimiento de una nueva era de paz y cooperación internacional.” (Standard Oil Company (N. J.) y Compañías Afiliadas)

Industria que, una vez alcanzada la victoria, se volcaría en la vida cotidiana con sus productos que estarían disponibles para todos: “Para usted y para todos, ¡después de la victoria!”, “Y después del triunfo, estos aceros servirán también para forjar las mejores armas DE PAZ del mundo… y crecentar en particular la prosperidad y bienestar de la Américas” (Republic Steel Corporation); “¡Cuando la paz retorne al mundo, usted podrá gozar los beneficios de…” (Higgins Industries, Inc.). Los progresos alcanzados durante la guerra llegarían a la vida cotidiana como lo mostraba la Republic Steel Corporation:

“¡MIRE, SEÑORA, LA CASA QUE TENDRÁ TRAS LA VICTORIA! He aquí la cocina del mañana. Mírela bien, señora, que es el símbolo de la elegancia, la limpieza y la comodidad que caracterizarán la casa de usted cuando se gane la guerra… La empresa Republic ayudará a que todo esto se convierta en realidad. Los mismos aceros que actualmente contribuyen a vencer y exterminar a los agresores se dedicarán, tras la victoria, a vencer el tráfago, la escasez, la incomodidad, el tiempo y la distancia. Ellos traerán a la casa mejores cocinas, heladeras, máquinas de lavar, utensilios y mil enseres más, y al mismo tiempo proporcionarán mejores oficinas al hombre de negocios, mejores herramientas y edificios al agricultor y al fabricante, y a todo el mundo mejores vehículos y vías de transporte; y contribuirán a que en la nueva era se aúnen la libertad, el bienestar y la abundancia”.5

En la misma revista la misma compañía y se anunciaba así:

“Éste no es más que uno de los nuevos “prodigios” que usted verá y de que usted disfrutará después de la victoria. Los vehículos aéreos y ferroviarios, la maquinaria y herramientas agrícolas, los enseres domésticos y de oficina y un sinnúmero de otras cosas que contribuyen a hacer más útil y más grata la vida mejorarán inmensamente y se pondrán al alcance de casi todo el mundo. Los “aceros de combate” que hoy ayudan a dar el triunfo a la libertad en los campos de batalla se convertirán en “ACEROS DE PAZ Y DE PROGRESO”, destinados a ennoblecer y amenizar la vida de todos los hombres”. (Republic Steel Corporation).

Se pueden ver otros ejemplos:

La maquinaria Allis-Chalmers, que hoy se destina casi exclusivamente para fines militares, contribuirá en sumo grado, cuando vuelva la paz, a la rehabilitación de todos los países, suministrándoles los medios de mejorar sus industrias y explotar más eficazmente sus riquezas naturales”. (Allis-Chalmers)

“Los adelantos que Auto-Lite lleve a cabo ahora, serán aplicados a la producción de sus productos en tiempo de Paz-y el nombre de Auto-Lite será más que nunca el símbolo de excelencia en equipo automotriz”. (The Electric Auto-Lite company)

Cuando ganemos la guerra, el distribuidor de Westinghouse ofrecerá a usted una infinidad de productos que constituirán lo mejor de la vida moderna”. (Westinghouse)

“Hasta el día de la victoria la casa Northrop estará dedicada exclusivamente a la producción de aviones bélicos: pero luego esta habilidad será usada en la construcción de aviones de diseños radicales que servirán al mundo en los viajes y el comercio”. (Northrop Aircraft, Inc.)

“¡Cuando la paz retorne al mundo, usted podrá gozar los beneficios de esa seguridad y de esa facilidad de maniobra…” (Higgins Industries, Inc.)

“… su solidez, su velocidad, sus líneas y sus características… Estos detalles, que también hablan de las lanchas Higgins en la guerra, serán la garantía de su rendimiento en el comercio del mañana. Una vez termine el conflicto bélico, busque la marca de fábrica Higgins…”. (Higgins Industries, Inc.)

“El esplendido rendimiento que esta máquina de escribir le dará en el futuro será su mejor propaganda una vez termine la guerra”. (Smith Corona)

“Así dedica la Kodak prácticamente todas sus facilidades de producción a la causa de la victoria de las Naciones Unidas, a fin de que los beneficios morales y materiales de la democracia puedan extenderse, en mayor escala que nunca, a la humanidad entera”. (Easmant Kodak Company)

“Y mientras tanto, la producción civil quedará relegada… hasta que la Studebaker termine su tarea de guerra… hasta que puedan fabricarse los mejores automóviles y camiones de futuros días felices. (The Studebaker Export Corporation)

CUANDO HAYAMOS GANDO LA VICTORIA, la Consollidated Vultee Aircraft Corporation se encontrará en condiciones de proporcionar el equivalente de estos aviones para uso después de la guerra… desde “flivvers” aéreos pequeños para uso privado, hasta enormes aviones transoceánicos de carga y pasajeros”. (Consollidated Vultee Aircraft Corporation)

Después de la victoria, gracias a la experiencia adquirida durante los años de la guerra, los receptores de televisión General Electric le permitirán invitar a su casa a sus parientes y amigos para presenciar una función de ópera o una película transmitida por televisión” (General Electric)

Después de la victoria podremos suministrar a nuestros clientes los instrumentos ópticos de precisión y lentes oftálmicos Bausch & Lomb en las cantidades que acostumbraban a pedir”. (Bausch & Lomb)

La velocidad de las lanchas, de los cazabombarderos y del misil, la cobertura y precisión del radar, rapidez y repetición del tiro, la cobertura y precisión del misil y de los cazabombarderos, el alcance destructor de un misil, la importancia de información precisa y oportuna para lanzar un misil, para un avión de caza, la necesidad e importancia del silencio y de la prudencia en el hablar –los labios cerrados-, el ahorro que traerá la victoria, el voluntarismo, lo funcional como el transmisor, la radio, las plumas y las maquinas de escribir, la cuchillas afeitar, el caucho, la satisfacción de necesidades de la guerra y producción en abundancia al alcance de mayor número de consumidores, van mostrando velocidad, rapidez, aceleración, apresuramiento, seguridad, novedad, aumento de la producción, economía del tiempo.

Pero también muestran la contribución de la industria a nuevos conocimientos, la innovación tecnológica, los adelantos electrónicos, el mejoramiento mecánico y una actividad científica e investigativa vinculada a esa misma industria. La Internacional Harvester Export Company lo expresaría así: “Del aumento de producción impuesto por la guerra, surgirán nuevos conocimientos y mayor experiencia que beneficiarán tanto a los hombres como a sus máquinas”. Aquí algunos ejemplos:

ELECTRONICA – Una ciencia nueva para un mundo nuevo. Un interesante folleto, de 32 páginas, impreso en bellos colores, relata la historia de la televisión y otros aspectos de la ciencia electrónica. Escriba a la Internacionnal General Electric Co., Inc., Electronics Dept., Schenectady, N. Y., U.S.A, o a su representante local, pidiéndole una copia de este interesante folleto, titulado “Maravillas de la Electrónica”. Mañana la Electrónica llevará la televisión a su hogar… Mañana, por medio de la televisión… Hace años que la General Electric viene construyendo equipos emisores y receptores de televisión para uso experimental. Desde su estación WRGB, de Schenectady, una de las mayores del mundo, se irradian, actualmente programas recreativos y culturales.” (General Electric)

“Todas las facilidades de la General Electric, en el campo de la radio, están hoy dedicadas a la producción de dispositivos electrónicos para fines bélicos”. (General Electric)

“Después de la Victoria, esta experiencia redundará en beneficio de la calidad de sus futuros receptores, y, más tarde, traerá nuevos adelantos electrónicos…” (General Electric)

la electrónica enriquecerá nuestra existencia en mil maneras… aviones y trenes atravesaran continentes y mares a toda velocidad y sin peligro”, “PRIMERA SIEMPRE… Ayer, Hoy y Mañana” (Westinghouse).

“Auto-Lite produce para la guerra…prepara para la paz… para cumplir esta misión, se ha intensificado la producción de las fabricas, con énfasis sobre nuevos diseños, mayor perfección y progreso en ingeniería-en tiempos de guerra”. (The Electric Auto-Lite company)

“Zenith capta las noticias mundiales desde el corazón de la selva. En el corazón de las selvas amazónicas y en las fronteras del Brasil y Bolivia, los receptores Zenith mantienen a los caucheros al corriente de los acontecimientos mundiales. Los receptores Zenith son climatéricamente obturados y prestan el mismo eficiente servicio en las frígidas regiones árticas como en los húmedos y calurosos climas tropicales. A nuestros numerosos amigos queremos decir que muchos sorprendentes descubrimientos de los ingenieros de la Zenith durante el conflicto mundial, serán incorporados en todos los modelos de receptores Zenith de la post guerra. Y como siempre… Zenith-¡el primero en la guerra y el primero en la paz!” (Zenith)

Los químicos de Du Pont se preocupan continuamente de las telas… los colores… la limpieza… Esta preocupación ha creado nuevos tintes… nuevos impermeables… nuevos plásticos… Esta preocupación ha concebido modos de usar el hilo de rayón que superan las fibras naturales… De sus probetas salió también el nylon –del que en tiempo de paz se hacen medias más finas y mejores que las de seda. Estos son apenas unos cuantos de los resultados de la investigación en Norte y Sur América por unos 1200 químicos de Du Pont. Du Pont invierte millones de dólares anualmente en investigación para el logro de mejores cosas para una vida mejor… por medio de la química. (E. I. duPont de Nemours & Company (Inc.))

“Dedicados ahora a la producción de material de Guerra, los ingenieros Ford… van… descubriendo nuevos procedimientos y nuevos métodos para fabricar un tiempo de paz artículos aún mejores que los de antaño. Llegará el día en que esta enorme maquinaria de producción, cuyo desarrollo se debe a la guerra, será dedicada a multiplicar la producción de cosas útiles y deseables hasta un grado que hoy no puede concebir la humanidad.” (Ford Motor Company)

“…los aerodinamistas, ingenieros y operarios van encontrando métodos de economizar tiempo” (Northrop Aircraft, Inc.)

“… un sinnúmero de objetos diversos…: armas, instrumentos de ingeniería y cirugía, herramientas, máquinas, vestuarios, víveres, medicinas, etc… Muchísimas horas de estudio y cálculos se necesitan para resolver qué cosas deben embarcarse… El problema de abastecer… es un problema científico que cada día se complica más. Su resolución requiere muchos cálculos, a cuya rapidez y exactitud contribuyen en gran manera las varias máquinas Borroughs…” (Burroughs Adding Machine Company)

“Prácticamente, todas esas lanchas que se utilizan hoy para invadir territorio enemigo fueron proyectadas y fabricadas para las Naciones Unidas por las industrias Higgins, o siguiendo las especificaciones de patentes Higgins”

Del aumento de producción impuesto por la guerra, surgirán nuevos conocimientos y mayor experiencia que beneficiarán tanto a los hombres como a sus máquinas” (Internacional Harvester Export Company)

“Westinghouse está en primera fila en el desarrollo de estas invenciones que transformarán nuestra vida futura. La labor de nuestros científicos –en eléctricos y en plásticos- traerá al mundo la cosecha de todo lo nuevo ya perfeccionado, de tantos adelantos que son hoy una realidad. Cuando ganemos la guerra, el distribuidor de Westinghouse ofrecerá a usted una infinidad de productos que constituirán lo mejor de la vida moderna”. (Westinghouse)

El mejoramiento mecánico de los productos… las intensas investigaciones en la producción de alimentos, en la nutrición y en la medicina… la energía vertida hoy para equipar y mantener a millones de soldados-todo esto redundará en mayores beneficios al elevar las normas morales y físicas de la humanidad. Los hombres dispondrán de mejores herramientas para sus trabajos… y estarán mejor capacitados para manejarlas. Cuando llegue el día en que la ciencia y la industria puedan dedicarse nuevamente a las tareas de la paz, la International Harvester Volcará sus energías en las obras constructivas del futuro”. (International Harvester Export Company)

“He aquí el factor cardinal del bienestar. La mecanización creciente es el factor fundamental en que los pueblos de las Américas y el resto del mundo cifran sus esperanzas de bienestar, cuando cese el estruendo del cañón- Con maquinaria, un solo hombre, casi sin esfuerzo muscular, puede ejecutar el trabajo que antes exigía muchos brazos. Con ella se disminuye el costo de los artículos de primera necesidad; se los produce en abundancia y se los pone al alcance de mayor número de consumidores”. (Allis-Chalmers)

“Ejemplo es éste de las muchas mejoras en la técnica de producción que la United States Steel Export Company pondrá al servicio del mundo, para fines pacíficos, una vez lograda la Victoria”. (United States Steel Export Company)

Frente a estas evidencias se sugiere que una de las grandes novedades de la IIGM es que produce un mundo global –totalidad unitaria- que prolonga y reproduce en la vida cotidiana una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas que posibilitaron la existencia de las prácticas de dirección de la universidad. Fuerzas que ingresan a la universidad y se naturalizan como formas de gestión empresarial.

  1. Algunas inconclusiones

Lo que se sugiere es que estamos ante un objeto terminal o naturalizado. Es decir que la gestión que hoy damos como naturalmente institucionalizada en las universidades es un asunto terminal que pudo emerger de fuerzas que la IIGM estaría prolongando en la vida cotidiana: autorregulación, organización, gestión, el conocimiento y la aseguración.

Y además sugiere que este objeto terminal de la gestión no se restringe a una estructura burocrática o al típico cuadro directivo de las universidades sino que abarca una red heterogénea de relaciones, aparatos físicos y organizacionales como grandes poderes trasnacionales industriales, financieros, comerciales, regulatorios, de comunicación y educativos como la universidad y cuyas características son: autodisciplina, organización, gestión, conocimiento, miedo y seguridad.

De ahí se desprende que esta red de fuerzas es la que gestiona y dirige la universidad como una organización que presta servicios y no solo el cuadro burocrático visible conformado por rector, vicerrectores y directores de planeación. La gestión de la universidad se estaría dando por esta red de fuerzas.

Esta hipótesis estaría rompiendo con el discurso que señala que las prácticas de gestión empresarial naturalizadas en la universidad sean una ideología impuesta sobre ella. Las practicas de gestión de la universidad tal como aquí se insinúa no proviene ni de fuerzas oscuras, ni es una cooptación o imposición de la empresa o la industria sobre ella. En ese sentido la hipótesis sugiere que estas prácticas de gestión no son ideología o imperialismo. Rompe de un sólo tajo con la idea de exportación. Las prácticas de gestión no son exportadas, no vienen de afuera de la universidad, no es ideología, es tecnología inserta en la cultura, en la vida cotidiana. Es una forma de vida. Y la universidad hace parte de esa forma de vida trenzada con empresas, bancos, organismos comerciales y de regulación, la economía globalitaria, el capitalismo cognitivo, el Estado, discursos, formas de saber, normas, prácticas, estrategias de ordenamiento social y aparatajes. Y fundamentalmente trenzada con la organización mundial del comercio de servicios. No le llega de fuera.

Por ello si los modos de gestión de la universidad cambiaron es porque ella hace parte de esta red heterogénea de fuerzas y no porque la OMC o demás organismos internacionales, el neoliberalismo, la apertura económica o los tratados de libre comercio se lo impongan.

Bibliografía

De Oto, Alejandro y Quintana, María Marta. (2010). Biopolítica y colonialidad. Una lectura crítica de Homo sacer. Tabula Rasa. Bogotá - Colombia, No.12: 47-72, enero-junio 2010. Recuperado de http://www.revistatabularasa.org/numero_doce/04oto-quintana.pdf

Esposito, Roberto. (2006). Bios. Biopolitica y Filosofia. Buenos Aires: Amorrurto.

Chanlat, Jean-François. (2004) Ciencias sociales y administración. En defensa de una antropología general. Traducción de Luz Elena Arango. Medellín: Fondo editorial Universidad EAFIT.

Cayuela Sánchez, Salvador. (2008). ¿Biopolítica o Tanatopolítica? Una defensa de la discontinuidad histórica. Daímon. Revista de Filosofía, nº 43, 2008. Recuperado de http://revistas.um.es/daimon/article/view/96021/92261

De Sousa Santos, Boaventura. (2006). La universidad popular del silo XXI. Universidad Nacional Mayor de San Marcos –UNMSM-. Fondo Editorial de la Facultad de Ciencias Sociales, Programa de Estudios sobre Democracia y Transformación Global. Colección Transformación global. Lima, 2006. Recuperado de http://www.traficantes.net/index.php/libreria/catalogo/libros/la_universidad_popular_del_siglo_xxi

Foucault, Michel. (1991). El sujeto y el poder. Bogotá: Carpe Diem Ediciones.

Foucault, Michel. (1999). Estética, ética y hermenéutica. Obras esenciales, Volumen III. Barcelona: Ediciones Paídós Ibérica, S.A.

Galcerán Huguet, Montserrat. (2010) La educación universitaria en el centro del conflicto. En: La Universidad en conflicto. Capturas y fugas en el mercado global del saber. De Edu-Factory y Universidad Nómada (comps.) Edición: Traficantes de Sueños. Colección: Mapas 28. 2010 Recuperado de http://www.traficantes.net/index.php/editorial/catalogo/coleccion_mapas/la_universidad_en_conflicto_capturas_y_fugas_en_el_mercado_global_del_saber

Galcerán Huguet, Monserrat. (2003) El discurso oficial sobre la Universidad. Logos. Anales del Seminario de Metafísica. Año 2003, Número 36, págs. 11-32. Facultad de Filosofía, Universidad Complutense de Madrid. Recuperado de http://fs-morente.filos.ucm.es/convergencia/debate/logos/Galceran.pdf

Giarracca, Norma. (2006) Prefacio. En La universidad popular del silo XXI. Universidad Nacional Mayor de San Marcos –UNMSM-. Fondo Editorial de la Facultad de Ciencias Sociales, Programa de Estudios sobre Democracia y Transformación Global. Colección Transformación global. Lima, 2006. Recuperado de http://www.traficantes.net/index.php/libreria/catalogo/libros/la_universidad_popular

Hardt, Michael y Negri, Antonio. (2005). Imperio. Barcelona: Ediciones Paidos Iberica, S.A.

Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación IIEP-UNESCO. Gobernanza y gestión de la educación superior. En: Legajo especial sobre educación superior y globalización. Recuperado de http://www.iiep.unesco.org/es/focus-on-higher-education/mundializacion-y-educacion-superior.html

Lemm, Vanessa y Vatter, Miguel. Introducción a dossier Biopolítica y Filosofía. Revista de Ciencia Política/volumen 29/n° 1/2009/127-132. Recuperado de http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0718-090X2009000100006&script=sci_arttext

Martínez Boom, Alberto. (2004). De la escuela expansiva a la escuela competitiva: Dos modos de modernización en América Latina. Bogotá: Editorial Anthropos, Convenio Andrés Bello.

Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Gestión de establecimientos de Educación Superior. Recuperado de http://www.oecd.org/edu/imhe/47007468.pdf

Unesco. (1998). Declaración mundial sobre la educación superior en el siglo XXI. Visión y acción. Informe final. Conferencia mundial sobre la educación superior, París, 5-9 de octubre de 1998. Recuperado de http://unesdoc.unesco.org/images/0011/001163/116345s.pdf

Vázquez García, Francisco. (2009). La invención del racismo. Madrid: Ediciones Akal, S. A.




1 Michel Hardt y Antonio Negri. Primera parte. La constitución biopolítica del presente. Capítulo 2. La producción biopolítica. pp. 43-62

2 Recuperado de http://www.ddooss.org/articulos/entrevistas/Judith_Revel.htm

3 Recuperado de http://www.oecd.org/edu/imhe/47007468.pdf

4 Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación IIEP-UNESCO. Gobernanza y gestión de la educación superior. En: Legajo especial sobre educación superior y globalización. Recuperado de http://www.iiep.unesco.org/es/focus-on-higher-education/mundializacion-y-educacion-superior.html

5 Fuente. Revista Selecciones del Reader's Digest de octubre de 1943

similar:

Resumen La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan  iconResumen durante la vida cotidiana nos encontramos en contacto con distinto tipo de bacterias

Resumen La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan  iconResumen el objetivo de este proyecto es resaltar la presencia de...

Resumen La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan  icon¿Qué importancia tiene en nuestro proyecto de vida el pertenecer a una red social?

Resumen La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan  iconLas problemáticas sociales y la vida cultural crean, recrean e impactan...

Resumen La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan  icon¿Cómo comenzó la vida? La hipótesis más aceptada entre los científicos...

Resumen La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan  iconDiferencia entre una mezcla heterogénea y una homogénea

Resumen La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan  iconVida cotidiana en el siglo XIX (francia)

Resumen La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan  iconLa importancia de las mezclas en la vida cotidiana

Resumen La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan  iconLa relación entre la ciencia y tecnología en la vida cotidiana

Resumen La hipótesis muestra una red heterogénea de múltiples, singulares e irregulares fuerzas prolongadas a escala global en la vida cotidiana que posibilitan  iconVida cotidiana en el siglo XIX (gran bretañA)


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com