El Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia "Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo"






descargar 49.74 Kb.
títuloEl Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia "Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo"
fecha de publicación26.10.2015
tamaño49.74 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Economía > Documentos

  • Condividi




http://www.repubblica.it/social/sites/repubblica/nazionale/img/commenta_btn.png






















El Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia
"Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo"


EXCLUSIVO En “ Repubblica” el dialogo con Francisco: "Repartir del Concilio, abrir a la cultura moderna". El coloquio en el Vaticano despues de la carta de Bergoglio publicada en nuestro diario: "Convertirla? El proselitismo es una solemne tontería. Se necesita conocerse y escucharse". "La Santa Sede es demasiado vaticano-centrica. Basta de cortesanos"
di EUGENIO SCALFARI

Lo leggo dopo

il papa a scalfari: così cambierò la chiesa Me Dice el papa Francisco: "Los más graves de los males que afligen al mundo en estos años son la desocupacion de los jovenes y la soledad en la que son dejados los viejos. Los viejos tienen necesidad de cuidado y de compañia; los jovenes de trabajo y de esperanza, pero no tienen ni lo uno ni la otra, y la desgracia es que ya no los buscan más. Han sido aplastados en el presente.Digame: se puede vivir aplastados por el presente? Sin memoria del pasado y sin el deseo de proyectarse en el futuro construyendo un proyecto, un porvenir, una familia? Es posible continuar asì?Este, segun yo, es el problema más urgente que la Iglesia tiene frente a sí".


il papa a scalfari: così cambierò la chiesa
Santidad, le digo, es un problema sobre todo politico y economico, se refiere a los Estados, los gobiernos, los partidos, las asociaciones sindacales.
«Cierto, usted tiene razon, pero se refiere tambien a la Iglesia, más bien sobre todo a la Iglesia porque esta situacion no hiere solo a los cuerpos sino tambien las almas. La Iglesia debe sentirse responsable sea de las almas sea de los cuerpos».
Santidad, Usted dice que la Iglesia debe sentirse responsable. Debo deducir que la Iglesia no es consciente de este problema y que Usted la incita en esta direccion?
«En larga medida esa consciencia hay, pero no lo suficiente. Yo deseo que lo sea más. No es este el solo problema que tenemos al frente pero es el más urgente y il más dramático».
El encuentro con el Papa Francisco ha ocurrido el martes pasado en su residencia de Santa Marta, en una pequeña estancia se desarrolla, una mesa y cinco o seis sillas, un cuadro en la pared. Ha sIdo precedido de una telefoneada que no olvidaré hasta que tenga vida.
Eran las dos y media de la tarde. Suena mi telefono y la voz algo agitada de mi secretaria me dice: «Tengo al Papa en linea se lo paso inmediatamente ».

Quedo sorprendido mientras ya la voz de Su Santidad del otro lado de la linea dice: «Buenos dias, soy el papa Francisco». Buenos dias Santidad — digo y luegoi — estoy sorprendido, no me esperaba que me llamase. «Por qué sorprendido? Usted me ha escrito una carta pidiendo de conocerme personalmente. Yo tenía el mismo deseo y por lo tanto estoy aqui para fijar la cita. Veamos mi agenda: miercoles no puedo, lunes tampoco, le iría bien el martes?».
Rispondo: está muy bien.
«El horario es un poco incómodo, las 15, le va bien? De lo contrario cambiamos el dia». Santidad, va muy bien tambien el horario. «Entonces estamos de acuerdo: martes 24 a las 15. En Santa Marta. Debe entrar por la puerta del Santo Oficio».
No sé cómo cerrar esta llamada y me lanzo diciendole: puedo abrazarlo por telefono? «Ciertamente, lo abrazo tambien yo. Luego lo haremos personalmente, hasta pronto ».
Ahora estoy aqui. El Papa entra y me dà la mano, nos sentamos. El Papa sonrie y me dice: «Alguno de mis colaboradores que la conoce me ha dicho que usted intentarà convertirme»
Es una broma, le respondo. Tambien mis amigos piensan que sea Usted el que quiera convertirme.
Entonces sonrie y responde: «El proselitismo es una solemne tonteria, no tiene sentido. Se necesita conocerse, escucharse y hacer crecer el conocimiento del mundo que nos circunda. A mi me parece que despues de un encuentro deseo hacerne otro porque nacen nuevas ideas y se descubren nuevas necesidades. Esto es importante: conocerse, escucharse, ampliar la busqueda de los pensamientos. El mundo esta recorrido por caminos que nos acercan y nos alejan, pero lo importante es que nos lleven hacia el Bien».
Santidad, existe una vision del Bien unica? Y quien la establece?

«Cada uno de nosotros tiene su vision del Bien y tambien del Mal. Nosotros debemos incitarlo a proceder hacia aquello que él piensa sea el Bien».
Usted, Santidad, lo había yà escrito en la carta que me dirigiò. La conciencia es autonoma, ha dicho, y cada uno debe obedecer a la propia conciencia. Pienso que aquel sea uno de los pasajes más valientes dichos por un Papa.
«Y aqui lo repito. Cada uno tiene su idea del Bien y del Mal y debe elegir de seguir el Bien y combatir el Mal como él lo concibe. Bastaría esto para mejorar el mundo».
La Iglesia lo esta haciendo?
«Sí, nuestras misiones tienen este propósito: individualizar las necesidades materiales e inmateriales de las personas y buscar de satisfacerlas como podamos. Usted sabe qué cosa es el “agape”?».
Sì, lo sé.
«Es el amor por los demás, como nuestro Señor lo ha predicado. No es proselitismo, es amor. Amor por el projimo, fermento que sirve al bien comun».
Ama al projimo como a ti mismo.
«Exactamente, es asì».
Jesùs en su predicacion dijo que el agape, el amor por los demás, es el solo modo de amar a Dios. Me corrige si me equivoco.
«No se equivoca. El Hijo de Dios se encarnó para infundir en el alma de los hombres el sentimiento de la fraternidad. Todos hermanos y todos hijos de Dios. Abba, como él llamaba al Padre. Yo les trazo la via, decía. Siganme y encontrarán al Padre y serán todos sus hijos y El se complacerà en ustedes. El agape, el amor de cada uno de nosotros hacia todos los demás, de los más vecinos hasta los más lejanos, es precisamente el solo modo que Jesùs nos ha indicado para encontrar la via de la salvación y de las Bienaventuranzas».
Sin embargo la exhortacion de Jesùs, lo hemos recordado antes, es que el amor por el projimo sea igual al que tenemos por nosotros mismos. Por lo tanto aquello que muchos llaman narcisismo es reconocido como valido, positivo, en la misma medida del otro. Hemos discutido largamente sobre este aspecto.
«A mí — dice el Papa — la palabra narcisismo no me gusta, indica un amor excesivo hacia sí mismo y esto no está bien, puede producir daños graves no solo al alma de quien está afectado pero tambien en la relación con los demás, con la sociedad en la cual vive. El verdadeo daño es que las más afectadas por este que en realidad es una suerte de disturbio mental son personas que tienen mucho poder. A menudo los Jefes son narcisistas».
Tambien muchos Jefes de la Iglesia lo han sido.
«Sabe cómo pienso sobre este punto? Los Jefes de la Iglesia a menudo han sido narcisistas, egoistas y malamente excitados por sus cortesanos. La corte es la lepra del papado».
La lepra del papado, ha dicho exactamente asì. Pero cual es la corte? Alude tal vez a la Curia? le he preguntado.
«No, en la Curia están tal vez los cortesanos, pero la Curia en su complejo es otra cosa. Es aquella que en los ejercitos se llama la intendencia, gestiona los servicios que ayudan a la Santa Sede. Pero tiene un defecto: es Vaticano-centrica. Ve y cuida los intereses del Vaticano, que son todavia, en gran parte, intereses temporales. Esta vision Vaticano-centrica olvida el mundo que nos circunda. No comparto esta vision y haré de todo para cambiarla. La Iglesia es o debe volver a ser una comunidad del pueblo de Dios y los presbiteros, los parrocos, los Obispos con cura de almas, están al servicio del pueblo de Dios. La Iglesia es esto, una palabra no por casualidad diversa de la Santa Sede que tiene una funcion importante pero está al servicio de la Iglesia. Yo no hubiera podido tener la plena fe en Dios y en su Hijo si no me hubiese formado en la Iglesia y he tenido la fortuna de encontrarme, en Argentina, en una comunidad sin la cual no habria tomado conciencia de mí y de mi fe».
il papa a scalfari: così cambierò la chiesa
Usted ha sentido su vocacion desde joven?
«No, no jovencisimo. He debido hacer otras tareas según mi familia, trabajar, ganar algun dinero. Hice la universidad. Tuve tambien una profesora hacia la cual concebí respeto y amistad, era una comunista ferviente. A menudo me leía y me daba a leer textos del Partido comunista. Asì conoci tambien aquella concepcion muy materialista. Recuerdo que me hizo ver tambien el comunicado de los comunistas americanos en defensa de los Rosenberg que habian sido condenados a muerte. La mujer de quien le estoy hablando fue despues arrestada, torturada y muerta por el regimen dictatorial entonces gobernante en Argentina».
El comunismo lo sedujo?
«Su materialismo no tuvo algun efecto sobre mí. Pero conocerlo a traves de una persona valerosa y honesta me ha sido util, comprendi algunas cosas, un aspecto de lo social, que después reencontré en la doctrina social de la Iglesia».
La teologia de la liberacion, que el papa Wojtyla excomulgó, estaba bastante presente en la America Latina.
«Sì, muchos de sus exponentes eran argentinos».
Usted piensa que haya sido justo que el Papa los combatiese?
«Ciertamente daban un sesgo politico a su teologia, pero muchos de ellos eran creyentes y con un alto concepto de humanidad ».
Santidad, me permite decirle tambien yo algo sobre mi formacion cultural? Fuí educado por una madre muy católica. A los 12 años gané sin más un concurso de catecismo entre todas las parroquias de Roma y tuve un premio del Vicariato. Me confesaba el primer viernes de cada mes, en suma practicaba la liturgia y creía. Pero todo cambiò cuando entré al liceo. Leí, entre los otros textos de filosofia que estudiabamos, el “Discurso del metodo” de Descartes y quedé impactado por la frase, ya convertida en un icono, “Pienso, luego existo”. El yo se convierte asì en la base de la existencia humana, la sede autonoma del pensamiento.
«Descartes de todos modos no ha renegado nunca de la fe en el Dios trascendente».
Es verdad, pero puso el fundamento de una vision del todo diferente y a mí me ocurrio de encaminarme en aquel recorrido que luego, corroborado por otras lecturas, me ha llevado por todo otro camino.
«Usted sin embargo, por cuanto he comprendido, es un no creyente pero no un anticlerical. Son dos cosas muy diferentes».
Es verdad, no soy anticlerical, pero lo resulto cuando encuentro a un

clerical.
El sonrie y me dice: «Me ocurre tambien a mí, cuando estoy frente a un clerical me convierto en anticlerical de primera intencion. El clericalismo no deberia tener nada que ver con el cristianismo. San Pablo que fue el primero en hablar a los Gentiles, a los paganos, a los creyentes en otras religiones, fue el primero en enseñarnoslo».
Puedo preguntarle, Santidad, cuales son los santos que usted siente más cercanos al alma suya y sobre los cuales se ha formado su experiencia religiosa?
«San Pablo es aquel que puso las bases de nuestra religion y de nuestro credo. No se puede ser cristianos conscientes sin San Pablo. Tradujo la predicacion de Cristo en una estructura doctrinaria que, sea incluso con las actualizaciones de una inmensa cantidad de pensadores, de teologos, de pastores de almas, ha resistido y resiste después de dos mil años. Y luego Agustin, Benedicto y Tomas e Ignacio. Y naturalmente Francisco. Debo explicarle el por qué?».
Francisco — consientanme a este punto llamar asì al Papa porque es él mismo en sugerirtelo por como habla, por como sonrie, por sus exclamaciones de sorpresa o de compartir, me mira como para alentarme a hacer incluso las preguntas más escabrosas y más embarazosas para quien guia la Iglesia.Así que le pregunto: de Pablo ha explicado la importancia y el rol que ha desempeñado, pero quisiera saber cual entre aquellos que ha nombrado siente más cercano a su alma?
«Me pide una clasificación, pero las clasificaciones se pueden hacer si se habla de deportes o de cosas analogas. Podria decirle el nombre de los mejores futbolistas de la Argentina. Pero los santos...».
Se dice “no mezclar lo sagrado...”, conoce el proverbio?
«Precisamente. De todos modos no quiero evadir su pregunta porque usted no me ha pedido una clasificación sobre la importancia cultural y religiosa sino quien está más cercano a mi alma. Entonces le digo: Agustin y Francisco».
No Ignacio, de cuya Orden Usted proviene?
«Ignacio, por comprensibles razones, es aquel al que conozco más que a ios otros. Fundò nuestra Orden. Le recuerdo que de esa Orden provenia tambien Carlo Maria Martini, a mi y tambien a él muy querido. Los jesuitas han sido y hasta ahora son el fermentto — no el solo pero tal vez el más eficaz — de la catolicidad: cultura, enseñanza, testimonio misionero, fidelidad al Pontifice. Pero Ignacio que fundò la Compañia, era tambien un reformador y un mistico. Sobre todo un mistico».
il papa a scalfari: così cambierò la chiesa
Y piensa que los misticos han sido importantes para la Iglesia?
«Han sido fundamentales. Una religion sin misticos es una filosofia».
Usted tiene una vocacion mistica?
«A usted que cosa le parece?».
A mi me parece que no.
«Probablemente tiene razon. Adoro a los misticos; incluso Francisco por muchos aspectos de su vida lo fué pero yo no creo tener aquella vocacion y además se necesita entenderse sobre el significado profundo de aquella palabra. El mistico corre el riesgo de despojarse del hacer, de los hechos, de los objetivos y hasta de la pastoralidad misionera y se eleva hasta alcanzar la comunion con las Beatitudes. Breves momentos que sin embargo llenan la vida entera ».
A Usted nunca le ha sucedido?
«Raramente. Por ejemplo cuando el Conclave me elijió Papa. Antes de la aceptacion pedí poderme retirar por algunos minutos en la habitación al lado de aquella con el balcon sobre la plaza. Mi cabeza estaba completamente vacía y una gran ansiedad me había invadido. Para hacerla pasar y relajarme cerré los ojos y desaparecí todo pensamiento, incluso el de rehusarme a aceptar la carga como por lo demás el procedimiento liturgico consiente. Cerré los ojos y no tuve más alguna ansiedad o emotividad. A un cierto punto una gran luz me invadió, durò un instante pero a mi me pareciò larguisimo. Luego la luz se disipó, yo me levanté de golpe y me dirigi a la habitacion donde me esperaban los cardenales y la mesa sobre la cual estaba el acta de aceptacion. Lo firmé, el cardenal Camarlengo lo contrafirmò y luego desde el balcon hubo el’“Habemus Papam”».
Permanecemos un poco en silencio, luego dije: hablabamos de los santos que usted siente más cercanos a su alma y nos habiamos quedado en Agustin. Quiere decirme por qué lo siente muy cercano a sí?
«Tambien mi predecesor tiene a Agustin como punto de referencia.Aquel santo ha atravesado muchas vicisitudes en su vida y ha cambiado muchas veces su posicion doctrinaria. Ha tenido también palabras muy duras en sus confrontaciones con los hebreos, que no he compartido nunca. Ha escrito muchos libros y el que me parece más revelador de su intimidad intelectual y espiritual son las “Confesiones”, contiene tambien algunas manifestaciones de misticismo pero no es del todo, como a veces muchos sostienen, el continuador de Pablo. Mas bien, ve la Iglesia y la fe en modo profundamente diferente de Pablo, tal vez tambien porque habian pasado cuatro siglos entre uno y otro».
Cual es la diferencia, Santidad?
«Para mí está en dos aspectos, sustanciales. Agustin se siente impotente frente a la inmensidad de Dios y a las tareas a las cuales un cristiano y un Obispo deberian cumplir. Sin embargo él impotente no lo fué nunca, pero su alma se sentia siempre y de algun modo más debajo de cuanto hubiera querido y debido. Y luego la gracia dispensada por el Señor como elemento basico de la fe. De la vida. Del sentido de la vida. Quien no es tocado por la gracia puede ser una persona sin mancha y sin miedo como se dice, pero no serà nunca como una persona a la que la gracia ha tocado. Esta es la intuicion de Agustin».
Usted se siente tocado por la gracia?
«Esto no puede saberlo nadie. La gracia no forma parte de la conciencia, es la cantidad de luz que tenemos en el alma, no de sabiduría ni de razon.También usted, sin saberlo, podria estar tocado por la gracia».
Sin fe? No creyente?
«La gracia se refiere al alma».
Yo no creo en el alma.
«No cree pero la tiene».
Santidad, se ha dicho que Usted no tiene alguna intencion de convertirme y creo que no lo lograría.
«Esto no se sabe, pero de cualquier modo no tengo alguna intencion ».
Y Francisco?
«Es grandisimo porqué es todo. Hombre que quiere hacer, quiere construir, funda una Orden y sus reglas, es itinerante y misionero, es poeta y profeta, es mistico, ha constatado sobre sí mismo el mal y ha salido, ama la naturaleza,los animales, la hoja de yerba del prado y los pájaros que vuelan en el cielo, pero sobre todto ama las personas, los niños, los viejos, las mujeres. Es el ejemplo más luminoso de aquel agape del que hablabamos antes».
Tiene razon Santidad, la descripcion es perfecta. Pero por qué ninguno de sus predecesores ha elegido nunca aquel nombre? Y según yo, despues de Usted ningun otro lo elegirà?
«Esto no lo sabemos, no hipotequemos el futuro. Es verdad, antes que yo ninguno lo ha elegido. Aqui afrontamos el problema de los problemas. Quiere beber algo? .
Gracias, tal vez un vaso de agua.
Se levanta, abre la puerta y pide a un colaborador que está al ingreso traerle dos vasos de agua. Me pregunta si querria un cafè, respondo que no. Llega el agua. Al fin de nuestra conversacion mi vaso estarà vacio, pero el suyo ha permanecido lleno. Se aclara la garganta y comienza.
«Francisco quería una Orden mendicante y tambien itinerante. Misioneros en busca de encontrar, escuchar, dialogar, ayudar, difundir fe y amor. Sobre todo amor. Y anhelaba una Iglesia pobre que se hiciese cargo de los demás, recibiese ayuda material y la utilizase para sostener a los demás, con ninguna preocupacion de sí misma. Han pasado 800 años desde entonces y los tiempos han cambiado mucho, pero el ideal de una Iglesia misionera y pobre permanece más que válida. Esta es de cualquier modo la Iglesia que han predicado Jesùs y sus discipulos».
Ustedes los cristianos ahora son una minoría. Hasta en Italia, que es definida el jardin del Papa, los catolicos practicantes serían segun algunos sondeos entre el 8 y el 15 por ciento. Los catolicos que dicen serlo pero de hecho lo son bastante poco son un 20 por ciento. En el mundo existen mil miliones de catolicos y tambien más y con las otras Iglesias cristianas superan los mil miliones y medio, pero el planeta está poblado por 6-7 mil millones de personas. Son ciertamente muchos, especialmente en Africa y en la America Latina, pero minoría.
«Lo hemos sido siempre pero el tema de hoy no es este. Personalmente pienso que ser una minoría sea más bien una fuerza. Debemos ser un fermento de vida y de amor y el fermento es una cantidad infinitamente más pequeña que la masa de frutos, de flores y de arboles que de aquel fermento nacen. Me parece haber ya dicho antes que nuestro objetivo no es el proselitismo sino la escucha de las necesidades, de los deseos, de las desilusiones, de la desesperacion, de la esperanza. Debemos volver a dar esperanza a los jovenes, ayudar a los viejos, abrirnos hacia el futuro, difundir el amor. Pobres entre los pobres. Debemos incluir a los excluidos y predicar la paz. El Vaticano II, inspirado por el papa Juan y por Pablo VI, decidió mirar al futuro con espiritu moderno y abrirse a la cultura moderna. Los padres conciliares sabian que abrirse a la cultura moderna significaba ecumenismo religioso y dialogo con los no creyentes. Despues de entonces fue hecho muy poco en aquella direccion. Yo tengo la humildad y la ambicion de quererlo hacer».
il papa a scalfari: così cambierò la chiesa
Tambien porque — me permito agregar — la sociedad moderna en todo el planeta atraviesa un momento de crisis profunda y no solamente economica sino social y espiritual. Usted al inicio de este nuestro encuentro ha descrito una generacion aplastada sobre el presente. Tambien nosotros no creyentes sentimos este sufrimiento casi antropologico. Por esto nosotros queremos dialogar con los creyentes y con quien mejor los representa.
«Yo no sé si soy el mejor que los representa, pero la Providencia me ha puesto a la guia de la Iglesia y de la Diocesis de Pedro. Haré cuanto está en mí para cumplir el mandato que me ha sido confiado».
Jesùs, como Usted ha recordado, ha dicho: ama a tu projimo como a tí mismo. Le parece que esto haya ocurrido?
«Lamentablemente no. El egoismo ha aumentado y el amor hacia los demás ha disminuido».
Este es por lo tanto el objetivo que nos une: al menos equiparar la intensidad de estos dos tipos de amor. Su Iglesia está pronta y equipada para desempeñar esta tarea?
«Usted qué cosa piensa?».
Pienso que el amor por el poder temporal sea todavia muy fuerte entre los muros vaticanos y en la estructura institucional de toda la Iglesia. Pienso que la Institucion predomina sobre la Iglesia pobre y misionera que usted querría.
«Las cosas estan en efecto asì y en esta materia no se hacen milagros. Le recuerdo que tambien Francisco en sus tiempos debio largamente negociar con la jerarquia romana y con el Papa para hacer reconocer las reglas de su Orden. Al fin obtuvo la aprobacion pero con profundos cambios y compromisos».
Usted deberà seguir el mismo camino?
«No soy ciertamente Francisco de Asis y no tengo su fuerza y su santidad. Pero soy el Obispo de Roma y el Papa de la catolicidad. He decidido como primera cosa nombrar un grupo de ocho cardenales que sean mi consejo. No cortesanos sino personas sabias y animadas por mis mismos sentimientos. Este es el inicio de aquella Iglesia con una organizacion no solamente verticalista sino tambien horizontal. Cuando el cardenal Martini hablaba de ello poniendo el acento sobre ei Concilio y sus Sinodos sabía muy bien como fuese largo y dificil el camino a recorrer en aquella direccion. Con prudencia, pero firmeza y tenacidad».
Y la politica?
«Por qué me lo pregunta? Yo ya he dicho que la Iglesia no se ocuparà de politica».
Pero precisamente hace algunos dias ha ha dirigido un llamado a los catolicos a empeñarse civilmente y politicamente.
«No me he dirigido solamente a los catolicos sino a todos los hombres de buena voluntad. He dicho que la politica es la primera de las actividades civiles y tiene un propio campo de accion que no es el de la religion. Las instituciones politicas son laicas por definicion y operan en esferas independientes.Esto lo han dicho todos mis predecesores, al menos desde muchos años hasta aquí, sea tambien con acentos diversos. Yo creo que los catolicos empeñados en la politica tienen dentro de ellos los valores de la religion pero una madura consciencia y competencia para ponerla en practica. La Iglesia no irà nunca más allá de la tarea de expresar y difundir sus valores, al menos hasta cuando yo esté aqui».
Pero no ha sido siempre asì la Iglesia?.
«No ha sido casi nunca asì. Muy a menudo la Iglesia como institucion ha sido dominada por el temporalismo y muchos miembros y altos exponentes catolicos tienen todavia este modo de sentir. Pero ahora déjeme a mi hacerle una pregunta: usted, laico no creyente en Dios, en que cosa cree? Usted es un escritor y un hombre de pensamiento. Creerà por lo tanto en algo, tendrà un valor dominante. No me responda con palabras como la honestidad, la búsqueda, la vision del bien comun; todos principios y valores importantes, pero no es esto que le pregunto. Le pregunto qué cosa piensa de la esencia del mundo, más bien del universo. Se preguntarà ciertamente, como todos, quienes somos, de donde venimos, donde vamos. Se las pone tambien un niño estas preguntas. Y usted?».
Le agradezco por esta pregunta. La respuesta es esta: yo creo en el Ser, esto es en el tejido del cual surgen las formas, los Entes.
«Y yo creo en Dios. No en un Dios catolico, no existe un Dios catolico, existe Dios. Y creo en Jesù Cristo, su encarnacion. Jesùs es mi maestro y mi pastor, pero Dios, el Padre, Abbà, es la luz y el Creador. Este es mi Ser. Le parece que estamos muy distantes?»
Estamos distantes en los pensamientos, pero similares como personas humanas, animadas inconscientemente por nuestros instintos que se transforman en pulsiones, sentimientos, voluntad, pensamiento y razon. En esto somos semejantes.
«Pero aquello que usted ha llamado el Ser quiere definir cómo usted lo piensa?».
El Ser es un tejido de energia. Energia caotica pero indestructible y en eterna caoticidad. De aquella energia emergen las formas cuando la energia llega al punto de explotar. Las formas tienen sus leyes, sus campos magneticos, sus elementos quimicos, que se combinan casualmente, evolucionan, finalmente se apagan pero su energia no se destruye. El hombre es probablemente el solo animal dotado de pensamiento, al menos en este nuestro planeta y sistema solar. He dicho está animado por instintos y deseos pero agrego que contiene tambien dentro de sí una resonancia, un eco, una vocacion de caos.
«Está bien. No quería que me hiciese un compendio de su filosofia y me ha dicho cuanto me basta. Observo desde mi lado que Dios es la luz que ilumina las tinieblas aunque no las disuelve y una centella de aquella luz divina está dentro de cada uno de nosotros. En la carta que le escrbí recuerdo de haberle dicho que tambien nuestra especie se acabará pero no se acabarà la luz de Dios que en aquel punto invadirà todas las almas y todo serà en todos».
il papa a scalfari: così cambierò la chiesa
Sì, lo ricordo bene, disse “tutta la luce sarà in tutte le anime” il che — se posso permettermi — dà più una figura di immanenza che di trascendenza.
«La trascendenza resta perché quella luce, tutta in tutti, trascende l’universo e le specie che in quella fase lo popolano. Ma torniamo al presente. Abbiamo fatto un passo avanti nel nostro dialogo. Abbiamo constatato che nella società e nel mondo in cui viviamo l’egoismo è aumentato assai più dell’amore per gli altri e gli uomini di buona volontà debbono operare, ciascuno con la propria forza e competenza, per far sì che l’amore verso gli altri aumenti fino ad eguagliare e possibilmente superare l’amore per se stessi».
Qui anche la politica è chiamata in causa.
«Sicuramente. Personalmente penso che il cosiddetto liberismo selvaggio non faccia che rendere i forti più forti, i deboli più deboli e gli esclusi più esclusi. Ci vuole grande libertà, nessuna discriminazione, non demagogia e molto amore. Ci vogliono regole di comportamento ed anche, se fosse necessario, interventi diretti dello Stato per correggere le disuguaglianze più intollerabili».
Santità, lei è certamente una persona di grande fede, toccato dalla grazia, animato dalla volontà di rilanciare una Chiesa pastorale, missionaria, rigenerata e non temporalistica. Ma da come parla e da quanto io capisco, Lei è e sarà un Papa rivoluzionario. Per metà gesuita, per metà uomo di Francesco, un connubio che forse non si era mai visto. E poi, le piacciono i “Promessi Sposi” di Manzoni, Holderlin, Leopardi e soprattutto Dostoevskij, il film “La strada” e “Prova d’orchestra” di Fellini, “Roma città aperta” di Rossellini ed anche i film di Aldo Fabrizi.
«Quelli mi piacciono perché li vedevo con i miei genitori quando ero bambino».
Ecco. Posso suggerirle di vedere due film usciti da poco? “Viva la libertà” e il film su Fellini di Ettore Scola. Sono certo che le piaceranno.
Sul potere gli dico: lo sa che a vent’anni ho fatto un mese e mezzo di esercizi spirituali dai gesuiti? C’erano i nazisti a Roma e io avevo disertato dalla leva militare. Eravamo punibili con la condanna a morte. I gesuiti ci ospitarono a condizione che facessimo gli esercizi spirituali per tutto il tempo in cui eravamo nascosti nella loro casa e così fu.
«Ma è impossibile resistere ad un mese e mezzo di esercizi spirituali» dice lui stupefatto e divertito. Gli racconterò il seguito la prossima volta. Ci abbracciamo. Saliamo la breve scala che ci divide dal portone. Prego il Papa di non accompagnarmi ma lui esclude con un gesto. «Parleremo anche del ruolo delle donne nella Chiesa. Le ricordo che la Chiesa è femminile».
E parleremo se Lei vuole anche di Pascal. Mi piacerebbe sapere

come la pensa su quella grande anima.
«Porti a tutti i suoi familiari la mia benedizione e chieda che preghino per me. Lei mi pensi, mi pensi spesso».
Ci stringiamo la mano e lui resta fermo con le due dita alzate in segno di benedizione. Io lo saluto dal finestrino. Questo è Papa Francesco. Se la Chiesa diventerà come lui la pensa e la vuole sarà cambiata un’epoca.

 



similar:

El Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia \"Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo\" icon¿Somos lo que comemos? Las plantas se han convertido en uno de los...

El Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia \"Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo\" iconResumen Uno de los principales problemas que enfrenta el mundo actualmente...

El Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia \"Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo\" iconEn tiempos coloniales poseía las reservas más grandes del mundo en...

El Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia \"Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo\" iconLa contaminación del ambiente la contaminación del ambiente es uno...

El Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia \"Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo\" icon¿Quiénes tienen razón, los idealistas o los materialistas? Una vez...

El Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia \"Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo\" iconDolor es una experiencia desagradable tanto es así q uno de los parámetros...

El Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia \"Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo\" iconResumen en el resumen se deben plantear brevemente los objetivos...

El Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia \"Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo\" iconInspiradas en doctrinas religiosas, según las cuales la tierra y...
«creacionista» se ha aplicado a cualquier opinión o doctrina filosófica o religiosa que defienda una explicación del origen del mundo...

El Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia \"Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo\" iconResumen de los doce rasgos de la espiritualidad
«subyacente», sin desarrollar en la mayoría de los seres, pero que daría a éstos un ilimitado poder para realizar sus vidas con plenitud?...

El Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia \"Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo\" icon3 como lo presenta la figura a continuación Así, en cada uno de los...


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com