Programa de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995






descargar 239.05 Kb.
títuloPrograma de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995
página1/5
fecha de publicación25.08.2017
tamaño239.05 Kb.
tipoPrograma
med.se-todo.com > Economía > Programa
  1   2   3   4   5
Una sociedad inclusiva para una población que envejece: El desafío del empleo y la protección social

Documento presentado por la OIT ante la segunda Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento

Madrid, 8-12 de abril de 2002

Prefacio

En la OIT nos hemos comprometido firmemente a contribuir al éxito de la segunda Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento. Este acontecimiento brinda una extraordinaria oportunidad al sistema de las Naciones Unidas para determinar cuáles son los principales problemas y oportunidades relacionados con el envejecimiento y para llegar a un acuerdo sobre políticas capaces de dar una solución apropiada a los problemas y de aprovechar las oportunidades.

En la actualidad nos encontramos inmersos en una revolución demográfica, ya que el ritmo de envejecimiento de la población mundial se encuentra en constante aceleración. La vitalidad de nuestras sociedades depende cada vez más de garantizar que las personas de todas las edades, incluidas las personas mayores, permanecen totalmente integradas en la sociedad. Para lograr esta «sociedad para todas las edades», resulta necesario reconocer y aceptar el envejecimiento como un fenómeno multigeneracional que incumbe a toda la sociedad, no como algo que atañe únicamente a las personas de edad. Asimismo, el envejecimiento plantea desafíos en lo relativo tanto al mundo del trabajo como a los sistemas de transferencia sociales.

En el presente informe, elaborado con motivo de la Asamblea, se resalta el papel que desempeñan el empleo y la protección social como fuentes de inclusión y se presenta un conjunto de cuestiones en materia de políticas que deben abordarse si se quiere que la «sociedad para todas las edades» se convierta en realidad. La OIT desea trabajar en equipo en el seno de un sistema de las Naciones Unidas robusto para hacer frente a este desafío demográfico. En nuestra Organización se concede una gran importancia a la cooperación internacional, al diálogo en materia de políticas y al fortalecimiento de las asociaciones, elementos que pueden servir para acercarnos más a una sociedad «en la que cada persona, con sus propios derechos y responsabilidades, tenga una función activa que desempeñar» 1.

Juan Somavia,
Director General,
Oficina Internacional del Trabajo.


1 Programa de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995.

Indice

Página
Prefacio ................................................................................................................................ iii



Introducción ......................................................................................................................... 1



1. Tendencias del envejecimiento mundial ........................................................................ 2


2. Consecuencias sociales y económicas del envejecimiento ............................................... 6


3. Género y envejecimiento .............................................................................................. 8


4. La empleabilidad de los trabajadores mayores ............................................................... 11


5. Protección social y envejecimiento ............................................................................... 18


6. Conclusiones y consideraciones en materia de políticas .................................................. 23





Introducción

  1. 1. La población mundial envejece a un ritmo cada vez más rápido. A medida que aumenta el número de personas mayores, lo mismo hace la necesidad de garantizar su inclusión social. Para las personas de edad avanzada, la inclusión social significa obtener unos ingresos decentes a cambio de su trabajo o durante la jubilación y contar con la posibilidad de participar en la vida de la comunidad mediante el empleo, el trabajo voluntario u otras actividades según sus capacidades y preferencias. A este respecto, el empleo y la protección social tienen un papel crucial que desempeñar. No obstante, sólo podrán cumplir su función en condiciones de trabajo decentes, es decir, en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana.

  2. 2. Desde hace mucho, la OIT está comprometida con la cuestión de los trabajadores de edad y el envejecimiento de la población mediante la elaboración de normas internacionales del trabajo específicas sobre los trabajadores de edad y el empleo, la discapacidad, las prestaciones de vejez y sobrevivientes, de normas y directrices sobre las políticas en materia de jubilación y del nivel de las pensiones, así como mediante el mantenimiento del nivel de vida de los pensionistas. El instrumento que trata este tema de forma más completa es, con diferencia, la Recomendación sobre los trabajadores de edad, 1980 (núm. 162).


Recomendación de la OIT sobre los trabajadores de edad, 1980 (núm. 162)

La Recomendación se adoptó el 4 de junio de 1980, en el transcurso de la 66.a reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo. En virtud de la misma se define a los «trabajadores de edad» como todos aquellos que, por el avance de su edad, están expuestos a encontrar dificultades en materia de empleo y de ocupación.

En primer lugar, en la recomendación se formula el principio según el cual los problemas de los trabajadores de edad deberían tratarse en el contexto de una estrategia global y equilibrada de pleno empleo, que tome debidamente en cuenta a todos los grupos de población y garantice así que los problemas de empleo no se desplacen de un grupo a otro.

Se exhorta a los Estados Miembros a adoptar una política nacional destinada a promover la igualdad de oportunidades y de trato entre los trabajadores de todas las edades y a tomar medidas para impedir la discriminación respecto de los trabajadores de edad, en particular en relación con las siguientes cuestiones: acceso a los servicios de orientación profesional y de colocación; acceso a un empleo de su elección, habida cuenta de sus aptitudes profesionales, experiencia y calificaciones; acceso a los medios de formación profesional, en particular los de perfeccionamiento y actualización de la información; y la seguridad en el empleo.

Asimismo, dicha política nacional debería ir encaminada a mejorar las condiciones y el medio ambiente de trabajo en todas las fases de la vida activa, así como a elaborar medidas para permitir que los trabajadores de edad continúen ejerciendo un empleo en condiciones satisfactorias.

Se recomienda además la adopción de medidas con miras a garantizar que la transición de la vida activa a un régimen de actividad libre es progresiva, que el retiro es voluntario y que la edad de admisión a la prestación de vejez es flexible.

Fuente: ilolex.ilo.ch:1567/english/docs/recdisp.htm.

3. La seguridad social constituyó el tema de uno de los puntos del orden del día de la

89.a reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo (2001). La Comisión tuvo ante sí el Informe VI, elaborado por la Oficina y titulado Seguridad social: cuestiones, desafíos y perspectivas, el cual trata, entre otros asuntos, las repercusiones del envejecimiento en la seguridad social. En dicho informe se indica que los sistemas de seguridad social deben hacer frente a nuevos desafíos demográficos, tales como el envejecimiento y el cambio de las estructuras familiares, que traen consigo consecuencias implícitas para la financiación de la protección social. La Comisión adoptó asimismo una resolución y un conjunto de conclusiones, relativas a la seguridad social.

Conclusiones relativas a la seguridad social Conferencia Internacional del Trabajo, 89.ª reunión, Ginebra, 2001

(Extracto)

El envejecimiento de la población en muchas sociedades es un fenómeno que está repercutiendo significativamente tanto en los sistemas financiados por capitalización y los sistemas basados en el reparto como en el costo de la asistencia médica. Esto es obvio en los sistemas basados en el reparto donde se produce una transferencia directa de los cotizantes a los pensionistas. No obstante, es igualmente cierto en los sistemas financiados por capitalización, donde los activos financieros se venden para pagar las pensiones y son comprados por la generación trabajadora. Las soluciones deben buscarse sobre todo a través de medidas destinadas a aumentar las tasas de empleo, en particular de las mujeres, los trabajadores de edad avanzada, los jóvenes y los discapacitados. Asimismo, deben encontrarse medios para obtener mayores niveles de crecimiento económico sostenible que den lugar a un aumento del empleo productivo.

En muchos países en desarrollo, especialmente en el Africa Subsahariana, la pandemia del VIH/SIDA está teniendo efectos devastadores en todos los aspectos de la sociedad. Su repercusión en la base financiera de los sistemas de seguridad social es especialmente grave, ya que las víctimas se concentran en la población en edad de trabajar. Esta crisis exige una respuesta mucho más urgente a través de la investigación y la asistencia técnica de la OIT.

Con objeto de que sea sostenible, la viabilidad financiera de los sistemas de pensiones debe garantizarse a largo plazo. Por lo tanto, es necesario que se realicen proyecciones actuariales periódicas y se introduzcan los ajustes necesarios tan pronto como sea posible. Es imprescindible que se realice una evaluación actuarial completa de cualquier reforma que se proponga antes de adoptar una nueva legislación. Es necesario el diálogo social sobre las hipótesis que han de utilizarse en la evaluación y en el desarrollo de opciones políticas para hacer frente a cualquier desequilibrio financiero.

Las actividades de la OIT en materia de seguridad social deberían basarse en la Declaración de Filadelfia, el concepto del trabajo decente y las normas de la OIT sobre seguridad social pertinentes. La mayoría de los habitantes del planeta no dispone de seguridad social. Se trata de un reto importante que habrá que abordar en los años venideros. En este sentido, la Conferencia propone lo siguiente:

i) iniciar una campaña importante para promover la extensión de la cobertura de la seguridad social;

ii) la OIT debería exhortar a los gobiernos a que concedan mayor prioridad a la cuestión de la seguridad social y ofrecer asistencia técnica en los casos apropiados;

iii) la OIT debería asesorar a los gobiernos y a los interlocutores sociales sobre la formulación de una estrategia nacional de seguridad social y sobre las medidas para ponerla en práctica;

iv) la OIT debería recopilar y divulgar ejemplos de las mejores prácticas.

Los principales ámbitos definidos para las investigaciones futuras en materia de seguridad social y las reuniones de expertos son:

i) la extensión de la cobertura de la seguridad social;

ii) el VIH/SIDA y su repercusión en la seguridad social;

iii) la gobernanza y administración de los sistemas de seguridad social;

iv) la igualdad, haciendo hincapié en el género y la discapacidad;

v) el envejecimiento de la población y su repercusión en la seguridad social;

vi) la financiación de la seguridad social;

vii) el intercambio de buenas prácticas.

Fuente: OIT: Seguridad Social. Un nuevo consenso, Ginebra, 2001.




1. Tendencias del envejecimiento mundial

4. El número de personas de 60 años o más está creciendo más rápido que el de todos los demás grupos de edad. Entre 1950 y 2050 se espera que aumente de 200 a 2.000 millones de personas. Las tendencias en materia de envejecimiento varían según el país y la región. El cuadro 1 muestra que los países en desarrollo todavía tienen una población relativamente joven mientras que las poblaciones en los países industrializados son relativamente mayores.

Sin embargo, como se muestra en el cuadro 2, el ritmo de envejecimiento de las poblaciones en los países en desarrollo es mayor que en los países industrializados. Si bien el mundo desarrollado envejecerá a un ritmo prácticamente constante si comparamos los períodos de 1950-2000 y 2000-2050, la dependencia de las personas de edad avanzada plantea un proble ma cada vez mayor en el mundo en desarrollo.

Cuadro 1. Indice de envejecimiento demográfico (población de 60 años o más y de 80 años o más como porcentaje de población total)

(Proyecciones de las Naciones Unidas – variante media)

1950 1960 1970 1980 1990 2000 2010 2020 2030 2040 2050

Mundo




60+

8,2

8,2

8,4

8,6

9,2

10,0

11,1

13,5

16,5

18,8

21,1




Hombres

60+

7,3

7,3

7,4

7,5

8,1

8,9

10,0

12,3

15,1

17,2

19,4




Mujeres

60+

9,0

9,0

9,5

9,7

10,4

11,1

12,3

14,8

17,9

20,4

22,7







80+

0,5

0,6

0,7

0,8

1,0

1,1

1,5

1,8

2,3

3,1

4,1
  1   2   3   4   5

similar:

Programa de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995 iconSeminarios nacionales multidisciplinarios para la cumbre mundial de desarrollo sostenible

Programa de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995 iconQue aprueba la convencion sobre la prohibicion del desarrollo, la...

Programa de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995 iconEl Programa de Desarrollo Educativo 1995-2000

Programa de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995 iconPaper Un análisis sobre la desigualdad de los ingresos (ganadores...

Programa de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995 iconMetodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales...

Programa de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995 iconResumen En las siguientes páginas se pretende establecer un diálogo...

Programa de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995 iconLa ordenación, la conservación y el desarrollo sostenible de todos...

Programa de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995 iconConvenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos...

Programa de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995 iconAccion e intervencion social (Código: 9916085)

Programa de Acción adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague 1995 iconLa investigación acción participativa, inicios y desarrollo


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com