Universidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas






descargar 69.95 Kb.
títuloUniversidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas
fecha de publicación04.02.2016
tamaño69.95 Kb.
tipoBibliografía
med.se-todo.com > Química > Bibliografía

UNIVERSIDAD NACIONAL DE ROSARIO

Facultad de Ciencias Bioquímicas Y Farmacéuticas



MATERIAL DE ESTUDIO


Introducción a la Biotecnología I

Seminario Introductorio a la Problemática de la Química

UNIDAD Nº 2

bIOSEGURIDAD

Tema – BIOSEGURIDAD


Docentes: Nicolás Montanaro, Virginia Osella y Ana Paula Martin

Área de Integración Disciplinar y Estudio de la Problemática Profesional

Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas – UNR

Suipacha 531 – Tel: 4804592 interno 241

Rosario – Santa Fe

Año académico 2011



Índice


UNIVERSIDAD NACIONAL DE ROSARIO 1

Facultad de Ciencias Bioquímicas Y Farmacéuticas 1

MATERIAL DE ESTUDIO 1

UNIDAD Nº 2 1

bIOSEGURIDAD 1

Tema – BIOSEGURIDAD 1

Año académico 2011 1

Índice 1

bioseguridad 3

definición DE BIOSEGURIDAD 3

¿Qué busca la Bioseguridad? 3

ACCIDENTE e INCIDENTE 4

Riesgo 4

Factores determinantes de accidentes 5

Tipos de riesgos 5

Riesgo Físico 6

Riesgo QUiMICO 8

Riesgo biológico 12

Las Precauciones Universales para Laboratorios 13

Bibliografía 15

Páginas web 15


bioseguridad

definición DE BIOSEGURIDAD


La palabra bioseguridad no existe como tal en el Diccionario de la Lengua Española, pero dado el uso cotidiano que hacemos de la misma en tan diversos campos, especialmente en los laboratorios de salud e investigación, se estima que pronto será incluida. Se trata de una traducción literal de su homónimo en ingles: biosecurity, el cuál, tampoco está definido en los diccionarios de la lengua inglesa.

Es un término relativamente nuevo, que nos trae a la mente la idea de seguridad. Pero ¿seguridad en qué? ¿para quién? Podemos intentar definirla desglosando la palabra en dos partes:

Seguridad: calidad de seguro, libre y exento de todo daño o peligro.

Bio: conjunto de todos los seres vivos.

De esta forma, al reconstruirla, podemos asociarla rápidamente a la idea de protección de la vida. Desde este ángulo, la bioseguridad tiene profunda relación no solo con la higiene hospitalaria y el control de las infecciones nosocomiales, sino también con la higiene y seguridad en el trabajo y con el efecto sobre el medio ambiente y los seres vivos.

Entonces, con este nuevo concepto, establecer, cumplir y hacer cumplir normas de bioseguridad debe asumirse como un derecho y un deber de:

  • los trabajadores de la salud, en todos sus ámbitos;

  • investigadores y técnicos de laboratorios de todo tipo;

  • los pacientes que concurren a un establecimiento de salud;

  • y la población en general, por si misma y por el medio ambiente.

¿Qué busca la Bioseguridad?


En el caso particular de nuestro campo de acción, podemos decir que los dos objetivos más importantes de la bioseguridad son:

  • Disminuir el riesgo asociado al trabajo en el laboratorio por todos aquellos eventos “accidentales”, que puedan afectar a la salud de quienes trabajan en él.

  • Minimizar el riesgo de contaminación o alteración del ambiente.

Lo que hace la bioseguridad es analizar el accidente o incidente para elaborar normas y procedimientos que permitan evitarlos, promoviendo el uso adecuado de instrumentos, materiales, espacios, etc.

Esto nos permite pensar a la bioseguridad como una disciplina “preventiva e integral”, que comprende cuestiones tan diversas como, por ejemplo:

  • El manejo de residuos.

  • El transporte adecuado -es decir, seguro para el entorno y las personas, con convenientes normas de conservación- de todo material químico o biológico.

  • La seguridad de todos los trabajadores de ese ámbito (bioquímicos, farmacéuticos, investigadores, médicos, técnicos, personal de limpieza, etc.).

  • El uso de sustancias químicas que puedan afectar a los seres vivos, causándoles un daño agudo, crónico o toxicidad acumulativa, tener efectos corrosivos, explosivos, causar quemaduras por fuego o alterar el medio ambiente.

ACCIDENTE e INCIDENTE


Los accidentes son acontecimientos anormales no deseados que se presentan en forma brusca e inesperada y que causan lesiones a las personan o daños materiales.

Por otro lado, los incidentes son acontecimientos no deseados que se presentan en forma brusca e inesperada pero que pueden o no causar lesiones a las personas o daños materiales. Según el INSHT1 un incidente es cualquier suceso no esperado ni deseado que no dando lugar a pérdidas de la salud o lesiones a las personan puede ocasionar daños a la propiedad, equipos, productos o al medio ambiente…”.

Las causas de los incidentes y los accidentes son las mismas, la diferencia radica en las consecuencias. Por esta razón los incidentes constituyen una herramienta muy importante para prevenir accidentes, ya que son un llamado de atención que nos permite actuar antes de que se produzca el daño.

Riesgo


Para poder hablar de la bioseguridad no podemos dejar de hablar del riesgo, el cual, según la Real Academia Española, se define como:

Riesgo: (Del it. risico o rischio, y este del ár. clás. rizq, lo que depara la providencia).

1. m. Contingencia o proximidad de un daño.

2. m. Cada una de las contingencias que pueden ser objeto de un contrato de seguro.

Teniendo en cuenta el tipo de actividades y materiales que nosotros consideramos en nuestro ambiente laboral, podemos definir como:

Riesgo es la probabilidad que tiene un dado individuo de generar o desarrollar efectos adversos a la salud, bajo condiciones de exposición a situaciones de peligro.

Si consideramos que la amenaza es cualquier situación que pueda representar peligro y la vulnerabilidad está representada por las condiciones específicas de la exposición, el riesgo estaría determinado, por estos dos factores, según la siguiente expresión:

Riesgo = amenaza x vulnerabilidad

El riesgo puede disminuirse, si se reducen los factores que lo determinan. Para disminuir la amenaza debemos llevar al mínimo las situaciones que puedan generar peligro; y para reducir la vulnerabilidad hay que conocer sus componentes e intervenir sobre ellos para minimizarlos. Sin embargo, hay que recordar que el riesgo es también una probabilidad, y como toda probabilidad nunca puede anularse completamente, solo puede tender a su valor más pequeño. En otras palabras, los accidentes pueden ocurrir y de hecho ocurren, porque el riesgo cero no existe, por ello no deben nunca descuidarse las normas de seguridad.

Factores determinantes de accidentes


Debemos considerar tres factores como determinantes de los accidentes: el riesgo, las condiciones inseguras y la actitud insegura; en nuestro caso, pensadas siempre desde el lugar de trabajo y del trabajador. Si ahora visualizamos estos factores como conjuntos, el accidente se produce cuando estos tres factores se entrecruzan, o sea en la intersección de esto conjuntos.




Tipos de riesgos


Los diferentes tipos de riesgos que podemos encontrar en un laboratorio, depende principalmente del tipo de laboratorio y del tipo de actividad que en este se realiza, pero podemos agruparlos en tres categorías:

  • Riesgo físico.

  • Riesgo químico.

  • Riesgo biológico.

La primera es común a todos los ámbitos de trabajo, con mayor o menor importancia según el laboratorio, e incluye los incendios y problemas eléctricos; y las dos últimas categorías son un poco más específicas, según el laboratorio y el trabajo que se desarrolle en él.

Riesgo Físico


Está relacionado con todos aquellos factores ambientales que dependen de las características físicas de los cuerpos (carga física, ruido, iluminación, radiación ionizante y no ionizante, temperatura elevada, vibración, etc), que pueden actuar sobre los tejidos y órganos del cuerpo del individuo produciendo un efecto nocivo, de acuerdo a la intensidad y tiempo de exposición a los mismos.

Para minimizar este tipo de riesgo debemos conocer bien las características de los materiales con los que trabajamos, para determinar las medidas adecuadas de seguridad y asegurando el cumplimiento de las mismas.

El riesgo físico es importante, porque además de incluir situaciones nocivas per se, como las radiaciones, hay otros componentes que pueden afectarnos por ellos mismos o por alterar nuestras condiciones de trabajo o de alerta, por ejemplo, el ruido intenso.
Riesgo eléctrico

Todo aquel asociado a la electricidad y el uso de aparatos eléctricos.

Para hablar de riesgo eléctrico, primero debemos entender que lo produce. La electricidad es un agente físico que se manifiesta por una diferencia de potencial eléctrico entre dos puntos de una sustancia. Si estos dos puntos se unen, se produce la circulación de una corriente eléctrica, la cuál puede ser de dos tipos distintos:

Corriente continua: su intensidad, diferencia de potencial y sentido de circulación son invariables.

Corriente alterna: su intensidad, diferencia de potencial y sentido de circulación varían en forma periódica y regular.

Para evitar el riesgo eléctrico, debemos aplicar una serie de medidas de protección, como ser:

  • Conexión a tierra.

  • Transformador de seguridad.

  • Transformador de aislamiento.

  • Disyuntores diferenciales.

  • Protección termomagnética.

  • Puesta a tierra en todos los equipos.

  • Recordar que aunque un elemento no esté funcionando, no por eso deja de estar bajo tensión eléctrica.

  • No tocar elementos eléctricos con las manos húmedas.

  • Antes de utilizar un equipo eléctrico, verificar su correcto funcionamiento.

  • Asegurarse que el uso que le va a dar al equipo es el correcto.

  • No realizar reparaciones en circuitos bajo tensión y comprobar que no exista posibilidad de que esto ocurra por error mientras se está reparando.

  • Evitar sobrecargar las líneas eléctricas con zapatillas y triples.

  • Evitar el uso de adaptadores en los enchufes.

  • Evitar las conexiones caseras.

  • Controlar la integridad de fichas y cables antes de conectarlas.

Es imprescindible la concientización del riesgo que engendra la corriente eléctrica, ya que si bien no es la mayor fuente de accidentes, se trata en general de los más graves, en muchos casos mortales.
Riesgo de incendio

Un incendio es una reacción química de oxidación – reducción fuertemente exotérmica, siendo los reactivos el oxidante (comburente) y el reductor (combustible), y su producto el fuego. Este es consecuencia del calor y la luz que se producen durante estas reacciones químicas, normalmente denominadas de combustión. En la mayoría de los fuegos, la reacción de combustión se produce cuando el oxigeno del aire, que actúa como comburente, reacciona con un material inflamable, tal como la madera, la ropa, el papel, el petróleo, o los solventes, los cuales entran en la clasificación química general de compuestos orgánicos. La combinación del material combustible con el oxigeno y calor, suministran los tres componentes de la reacción de combustión que puede dar origen al fuego. Así, los tres elementos del fuego pueden representarse mediante el triángulo que se muestran a continuación.


Combustible


 


Calor

Oxigeno


Si el triangulo esta incompleto no podrá producirse "fuego". La base sobre lo que se apoya la prevención del fuego y la lucha contra el mismo consiste en romper el triangulo del fuego. En general la reacción de combustión reside en el oxigeno del aire para que este apoye la combustión, pero los combustibles o materiales inflamables no reaccionan siempre con el oxigeno, para incendiarse; el cloro constituye un ejemplo de otro gas que puede contribuir a la combustión, a semejanza del oxigeno, puede reaccionar con el hidrógeno, y los compuestos orgánicos, por ejemplo la trementina.

Además, el riesgo de incendio depende de tres factores:

  • Ocupacional: cantidad de gente en un edificio o espacio de trabajo y conocimiento que estas personas poseen sobre los materiales de trabajo, etc.

  • Continente: materiales con que está construido un edificio, más o menos inflamables, y la disposición constructiva, especialmente la altura, que si es grande dificulta la evacuación y la extinción.

  • Contenido: materiales más o menos inflamables.

Para combatir el fuego se utilizan un aparato diseñado especialmente para que permita la descarga de una determinada cantidad de agente extinguidor, almacenado en su interior de acuerdo con las necesidades de su operador y el tipo de material combustible.

Tipos de extinguidotes:

Tipo A: madera, papel, trapos, etc. Símbolo: triángulo verde con la letra A.

Tipo B: nafta, pinturas, thiner. Símbolo: cuadrado rojo con la letra B.

Tipo C: equipos eléctricos. Símbolo: círculo azul con la letra C.

Tipo D: metales combustibles. Símbolo: estrella amarilla con la letra D.

Riesgo QUiMICO


Probabilidad de que un contaminante químico entre en contacto con un receptor, con consecuencias adversas para la salud de las personas o receptores del medio ambiente. Los componentes de la vulnerabilidad que se asocian al riesgo químico, incluyen:

  • Grado de exposición.

  • Hábitos.

  • Grado de conciencia y sensibilización hacia el problema.

  • Estado de salud.

  • Grado de información.

  • Existencia o no de programas de gestión de químicos (normatizar las compras, uso, almacenamiento de los químicos, gestión de residuos)

  • Disponibilidad de recursos.

Por otro lado, debemos conocer las características peligrosas asociadas a los compuestos químicos para saber como trabajar con ellos, almacenarlos, transportarlos, descartarlos, etc. Estas incluyen:

  • Tóxicos.

  • Corrosivos.

  • Inflamables.

  • Explosivos.

  • Genotóxicos.

  • Reactivos.

  • Radioactivos.

A partir del año 2009 se comenzó a implementar el Sistema GHS “Sistema Global Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Químicos” desarrollado por las Naciones Unidas (NU).

Los objetivos del mismo son:

- Criterios armonizados para la clasificación de peligros físicos, de salud y ecológicos,

- Comunicación armonizada respecto a

    • etiquetado de sustancias peligrosas,

    • datos en las hojas de seguridad de los materiales,

    • etiquetado de transporte de mercancías peligrosas,

    • seguridad y salud ocupacional,

    • protección al consumidor.

Actualmente, y durante un par de años, coexistirán dos Pictogramas de seguridad:

Los símbolos e indicaciones de peligro para destacar los riesgos principales del sistema anterior son:







E explosivo

O COMBURENTE

F FÁCILMENTE INFLAMABLE
F+EXTREMADAMENTE INFLAMABLE







T TÓXICO
T+ MUY TÓXICO

Xn NOCIVO
Xi IRRITANTE

C CORROSIVO












N PELIGROSO PARA EL MEDIO AMBIENTE








Los símbolos e indicaciones de peligro para destacar los riesgos principales del Sistema GHS son:



La etiqueta o rotulo es, en general, la primera información que recibe el usuario y es la que permite identificar el producto en el momento de su utilización. Todo recipiente que contenga un producto químico peligroso debe llevar, obligatoriamente, una etiqueta bien visible en su envase que, redactada en el idioma oficial del Estado, contenga:

  • Nombre de la sustancia o del preparado. Incluido, en el caso de los preparados y en función de la peligrosidad y de la concentración de los distintos componentes, el nombre de alguno(s) de ellos

  • Nombre, dirección y teléfono del fabricante o importador. Es decir del responsable de su comercialización en la Unión Europea (UE).

A continuación se muestran los dos modelos de que también coexistirán un par de años.

Etiquetas actuales del sistema anterior:



Etiquetas actuales del Sistema GHS:



Actualmente existen las Frases R, que permiten complementar e identificar determinados riesgos mediante su descripción; y las Frases S, que a través de consejos de prudencia establecen medidas preventivas para la manipulación y utilización. Por ejemplo:

  • R1 Explosivo en estado seco.

  • R2 Riesgo de explosión por choque. fricción. fuego u otras fuentes de ignición.

  • S1 Consérvese bajo llave.

  • S2 Manténgase fuera del alcance de los niños.

  • S3 Consérvese en lugar fresco.

  • S4 Manténgase lejos de locales habitados.



El Sistema GHS reemplazó las Frases anteriores por declaraciones de peligrosidad y declaraciones de precaución:

Declaraciones de Peligrosidad “H”

  • Reemplazan las antiguas Frases R.

  • Describen la naturaleza del riesgo de un producto peligroso.

  • Se identificaran por un código alfanumérico.

Declaraciones de Precaución “P”

  • Reemplazan las antiguas Frases S, recomendando medidas que deberían adoptarse para prevenir y/o minimizar efectos adversos resultantes de la exposición, inadecuada manipulación u almacenamiento de productos químicos peligrosos

  • Se identificaran por un código alfanumérico.

Riesgo biológico


Puede definirse como: la probabilidad de que un material de origen biológico o sintético, que imita entidades biológicas, entre en contacto con un receptor (humanos, animales y plantas, e incluso el medio ambiente), con consecuencias adversas para su salud o para el medio ambiente.

Entre estos materiales se incluyen todos los organismos patógenos (virus, bacterias, hongos y parasitos), los priones, el material genético de cualquier origen o sus productos, como así también, tejidos y fluidos de organismos vivientes que porten o puedan portar ese material. El símbolo que se utiliza para identificarlo, fue desarrollado en los años 1960 por la empresa Dow Chemical.



Para trabajar con estos materiales, deben utilizarse medidas de seguridad adecuadas a las características del material biológico y del tipo de trabajo que se realizará. De la combinación de estos dos factores junto con las posibles vías de exposición, surgen los niveles de bioseguridad, que no son más que una combinación de prácticas y técnicas de laboratorio, equipos de seguridad e instalaciones específicas para cada situación. Estos niveles de bioseguridad constituyen las condiciones bajo las cuales puede trabajarse en forma segura con ese agente.

Nivel de Bioseguridad 1


Las prácticas, los equipos de seguridad, el diseño y la construcción de la instalación son adecuados para laboratorios destinados a la educación o capacitación secundaria o universitaria, y para otros laboratorios en los cuales se trabaja con cepas definidas y caracterizadas de microorganismos viables que no se conocen como generadores sistemáticos de enfermedades en humanos adultos sanos. El trabajo es generalmente realizado sobre mesadas abiertas y no se requiere equipamiento de contención ni diseño especial de infraestructura.

Nivel de Bioseguridad 2


Es similar al Nivel de Bioseguridad 1 y es adecuado para trabajos que involucren agentes de riesgo potencial moderado para el personal y el medio ambiente. El tipo de agente con el que se trabaja puede causar enfermedades graves, pero solo se transmite por vía sanguínea, no inhalatoria. Difiere del anterior, en: (1) el personal del laboratorio cuenta con una capacitación específica en la manipulación de estos agentes; (2) el acceso al laboratorio está limitado al personal autorizado; (3) se toman precauciones extremas con elementos cortantes contaminados, y (4) ciertos procedimientos que pueden generar aerosoles o gotitas infecciosas se llevan a cabo en gabinetes de seguridad biológica o en otros equipos de contención física.

Nivel de Bioseguridad 3


Es aplicable a las instalaciones clínicas, de diagnóstico, enseñanza, investigación o producción, en las que se llevan a cabo trabajos con agentes indígenas o exóticos que pueden producir una enfermedad grave o potencialmente letal como resultado de la exposición por vía de inhalación. Todos los procedimientos que involucren la manipulación de materiales infecciosos se realizan dentro de gabinetes de bioseguridad u otros dispositivos de contención física, o por personal que lleva ropa y equipo protector adecuado. El laboratorio tiene características de diseño e ingeniería especiales para la contención. Es necesario el tratamiento de los efluentes líquidos. Se debe usar filtración absoluta del aire extraído del laboratorio y presión negativa en el mismo.

Nivel de Bioseguridad 4


Debe aplicarse para trabajar con agentes peligrosos y exóticos que poseen un riesgo individual alto de producir infecciones letales, transmitidas por aerosoles y para las que actualmente no se cuenta con vacunas ni tratamiento. Los agentes que tengan relación antigénica cercana o idéntica a los del Nivel de Bioseguridad 4 se manipularán en este nivel hasta que se obtengan datos suficientes, para confirmar la continuación del trabajo en este nivel o para trabajar con ellos en un nivel más bajo. El acceso al laboratorio es controlado estrictamente. El establecimiento se encuentra en un edificio separado o en un área controlada dentro de un edificio, la cual está totalmente aislada de todas las demás áreas del edificio. Dentro de las áreas de trabajo del establecimiento, todas las actividades se restringen a los gabinetes de seguridad biológica. Se debe realizar el tratamiento "in situ" de los efluentes.

Cada nivel de bioseguridad incluye las medidas del nivel anterior. En todos los casos, el personal de laboratorio debe tener capacitación continua y específica para el trabajo que realiza, y supervisión de un profesional habilitado. Debe contar con la indumentaria de protección adecuada y conocer su correcto uso. Además, el laboratorio debe tener un manual de procedimientos apropiado.

Las Precauciones Universales para Laboratorios


Independientemente del tipo de riesgo de nuestro laboratorio, existen unas serie de normas de seguridad básicas para trabajar, que se aplican en todos los casos. Luego, y de acuerdo a las características del laboratorio, el trabajo que allí se realice y el material con el que se trabaja, se aplicarán otras normas más específicas. Estas normas se conocen como Precauciones universales de Laboratorio, e incluyen:

  1. Acceso limitado al laboratorio.

  2. No beber, comer, fumar, manipular lentes de contacto ni aplicarse cosméticos dentro del laboratorio.

  3. Utilizar las barreras de protección primaria adecuadas:

  • Guantes.

  • Ropas protectivas: guardapolvo con mangas largas, abotonado y/o bata. No usar el guardapolvo o bata de otra persona.

  • Calzado cerrado.

  • Protección facial o/u ocular: gafas o máscaras. De preferencia, no usar lentes de contacto en el laboratorio, aún con protección ocular.

  • El cabello debe estar recogido, no solo en el caso de usar mecheros, sino también para evitar que obstruya la visión.

  1. No pipetear con la boca.

  2. No oler los reactivos y materiales.

  3. No tocar los materiales y reactivos sin guantes.

  4. Adoptar procedimientos que impidan la generación de aerosoles.

  5. Descontaminar adecuadamente las mesadas, luego de finalizar el trabajo del día y cada vez que derrame material químico o biológico.

  6. Colocar los residuos en los recipientes designados a tal fin.

  7. Lavado de manos, luego de manipular cualquier tipo de material (químico o biológico), después de sacarse los guantes y antes de abandonar el laboratorio.

  8. No trabajar solo en el laboratorio, cerciorarse de la presencia de otra/s personas en el servicio.

  9. Almacenar las muestras y los reactivos en heladeras distintas y siempre correctamente tapadas.

  10. no utilizar las mismas heladeras ni mesas para reactivos y muestras que para los alimentos.

  11. No usar las batas o guardapolvos de trabajo fuera del laboratorio.

  12. Colocar carteles indicadores de riesgo en lugares claramente visibles.

El simple cumplimiento de estas normas no asegura la eliminación definitiva del riesgo de accidentes en los laboratorios, pero disminuye las posibilidades de que estos ocurran.

Existe otra cuestión importante a la que no se le suele prestar la debida atención, pero que es de gran importancia a la hora de trabajar de forma segura: el orden. Muchas veces la limpieza diaria de las mesadas se realiza mal, o no se realiza, debido al desorden.

Bioseguridad y desorden son incompatibles.

Una limpieza defectuosa y un aumento del uso de materiales sucios y/o descartables que se almacenan en el laboratorio, dan como resultado un lugar de trabajo incompatible con la bioseguridad.

Los procedimientos o protocolos de emergencia son extremadamente dificultosos de ejecutar en el desorden.

Además, el orden contribuye, entre otros aspectos, a una mejor calidad del trabajo.

La corrección de esta situación requiere un cambio de actitud por parte del personal, lo cual a veces es difícil de conseguir.

Por último, cabe destacar que nuestra cultura, no tiene entre sus características primordiales la preocupación por las medidas preventivas de accidentes cualquiera sea su índole, aunque ello implique poner en riesgo la salud, la integridad y hasta la vida de las personas y es por ese motivo que cuando se emprenden acciones concretas, la mayoría de las veces éstas no tienen éxito. Existen muchos ejemplos que lo demuestran, y en general vemos, que se decide implementar las medidas de prevención cuando ya ha ocurrido un accidente, el cual seguramente pudo ser evitado. Además, parece estar generalizada la idea de que trabajar con seguridad implica el desembolso de grandes inversiones, cuando en realidad muchas situaciones requieren la modificación de conductas o prácticas. Si esto se consiguiera, el resultado sería altamente beneficioso para los individuos involucrados.

Los cambios en metodología de trabajo y avances tecnológicos en el ámbito del equipo de salud han forzado la incorporación de procesos que obligan a promover y proteger la salud. En nuestro país luego de la promulgación de la ley 24.557 (3 de octubre de 1995) sobre “Riesgos del Trabajo” se ha observado un cambio importante en lo que ha legislación laboral se refiere y protección del agente / empleado, lo cual indica un avance en el tema, aunque aún falte mucho por hacer.

Pensar en términos de protección en nuestro lugar de trabajo depende de nosotros mismos, pero su objetivo último va más allá de nuestra salud individual. No es necesario redactar normas de prevención, ya existen y muchas, lo importante es lograr que se pongan en practica y se sientan como necesidad y no como imposición.”

Bibliografía


  • Accidentes e incidentes de trabajo. Comisión obrera nacional de catalunya. pp 10-11. 2004.

  • Manual de bioseguriad del CDC. 4ª edición en español. Bioseguridad en laboratorios de Microbiología y Biomedicina.

  • NIEHS Health and Safety Manual.

  • Benzo, F.; Etchegoimberry, L. y Martinez, P. Seguridad y Salud Ocupacional. Ficha Nº 02. UNASEG (Unidad Académica de Seguridad). Facultad de Química, UdelaR. Uruguay. 2005

  • Sistema Globalmente Armonizado De Clasificación Y Etiquetado De Productos Químicos (SGA). http://www.unece.org/trans/danger/publi/ghs/ghs_rev01/Spanish/00-intro-sp.pdf


Páginas web




1 Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) de España.

Material de Estudio – Unidad 2: Bioseguridad 

similar:

Universidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas iconUniversidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas

Universidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas iconUniversidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas

Universidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas iconUniversidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas

Universidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas icon2014 Facultad de Ciencias Médicas Universidad Nacional de Rosario

Universidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas icon2014 Facultad de Ciencias Médicas Universidad Nacional de Rosario

Universidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas icon2014 Facultad de Ciencias Médicas Universidad Nacional de Rosario

Universidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas iconUniversidad Nacional de La Pampa-Facultad de Ciencias Exactas

Universidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas iconUniversidad nacional autónoma de méxico facultad de ciencias políticas y sociales

Universidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas iconUniversidad Nacional de La Plata Facultad de Humanidades y Ciencias...

Universidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas iconUniversidad Nacional de La Plata Facultad de Humanidades y Ciencias...


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com