Programación docente del año académico 2015-2016




descargar 159.01 Kb.
títuloProgramación docente del año académico 2015-2016
página1/5
fecha de publicación17.08.2016
tamaño159.01 Kb.
tipoPrograma
med.se-todo.com > Química > Programa
  1   2   3   4   5




I.E.S. Rey Pelayo




Avda. de Constantino González, s/n

33550 - Cangas de Onís – Asturias
Tel: 985.848114 - Fax: 985.947057

www.iesreypelayo.com

iesreype@educastur.princast.es





Proyecto Educativo

Concreción del currículo

Programación docente del año académico 2015-2016

Departamento: Física y Química

Materia: Física y Química

Etapa: Educación Secundaria Obligatoria

Curso: 4º


Última revisión : 23 de marzo de 2016
ÍNDICE


  1. Introducción……………………………………………………………………..pág. 2




  1. Organización…………………………………………………………………….pág. 2




  1. La Educación Secundaria Obligatoria………………………………pág. 4




  1. Metodología………………………………………………………………………pág. 6




  1. Contribución de la Física y de la Química a las

competencias básicas………………………………………………………pág. 9


  1. Objetivos generales de la ESO (LOE)……………………………..pág. 13




  1. Objetivos, contenidos y criterios de evaluación……………..pág. 15




  1. Distribución temporal de los contenidos………………………….pág. 27




  1. Procedimientos e instrumentos de evaluación………………..pág. 27




  1. Criterios de calificación y mínimos exigibles…………………..pág. 29




  1. Medidas de atención a la diversidad………………………………..pág. 32




  1. Medidas de refuerzo………………………………………………………….pág. 33


13) Planes de recuperación y de atención

a alumnos con la asignatura pendiente………………………….pág. 34
14) Actividades complementarias y extraescolares……………….pág. 35


  1. INTRODUCCIÓN-


En el presente curso 2015-2016 asumimos el cargo de profesoras de Física y Química, la Profesora Mónica Po y la Profesora Marianella Maxera, ambas interinas. Esta característica de transitoriedad en el centro educativo nos ha llevado a proponer una Programación que respete el estilo mantenido hasta el momento pero reestructurando algunos aspectos y actualizando otros. Hacer cambios profundos requeriría de una proyección a futuro que no estamos habilitadas a hacer y para la que sería imprescindible mayor tiempo de reflexión y un conocimiento más profundo del centro.

Un aspecto que se ha decidido mantener es la recomendación acerca de los libros de texto, sobre todo pensando en que algunos alumnos ya cuentan con ellos y que este es el último curso con la LOE.


  1. ORGANIZACIÓN-


Las Profesoras adscriptas al Departamento de Física y Química poseen la siguiente distribución de asignaturas:
Mónica Po
Física y Química 1º de Bachillerato-----------------------------------1 grupo

Química 2º Bachillerato------------------------------------------------1 grupo
Marianella Maxera (jefe de Departamento)
Física y Química 3º de ESO---------------------------------------------3 grupos

Física y Química 4º de ESO---------------------------------------------1 grupo

Física y Química 1º de Bachillerato-------------------------------------1 grupo

Física 2º Bachillerato----------------------------------------------------1 grupo

Las reuniones de Departamento se realizan los martes a 3ª hora y tienen como objetivos:


  • Informar a los integrantes del Departamento, los temas y las decisiones tomadas en la Comisión de Coordinación Pedagógica.




  • Realizar propuestas a la Comisión mencionada.




  • Discutir sobre la conveniencia de la secuenciación y distribución de los contenidos de la Programación, a efectos de lograr los objetivos de las distintas asignaturas.




  • Discutir el desarrollo de las Programaciones.




  • Redireccionar las Programaciones.




  • Adaptar la Programación al nivel de los alumnos.




  • Buscar y acordar un sistema de calificación adecuado al alumnado.




  • Reflexionar sobre experiencias pedagógicas relevantes.




  • Resolver posibles reclamaciones de los alumnos.




  • Realizar la Memoria anual al final del curso.


Los puntos mencionados no buscan la homogeneidad de la enseñanza de las asignaturas correspondientes al Departamento, pues se entiende que grupos de alumnos distintos con profesores distintos definen situaciones que se deben atender en sus particularidades. Pero las discusiones de temas tales como la distribución de contenidos, la forma de calificar, el nivel del alumnado, permiten que los docentes del departamento, a través de la crítica, tomen decisiones mejor fundamentadas y reconozcan las ventajas y desventajas de cada una de ellas. Las Reuniones de Departamento son un espacio de profesionalización y afianzamiento del docente, más que de búsqueda de una forma de actuar hegemónica o monolítica.

Es así que, por ejemplo, los criterios de calificación para 2º de Bachillerato son distintos en el caso de la asignatura Física que en el de la asignatura Química. Esto responde al tipo de alumnado que conforma a estos grupos y a la experiencia de las docentes a cargo. Este aspecto se tratará en la sección correspondiente.


  1. EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA-



La Educación Secundaria Obligatoria pretende desarrollar las capacidades generales necesarias para que, al terminarla, todos los alumnos sean capaces de integrarse satisfactoriamente en la vida activa y profesional. Sólo secundariamente se concibe como preparación para los niveles académicos siguientes.

En la sociedad actual la ciencia es un instrumento para comprender el mundo que nos rodea y sus transformaciones, así como desarrollar actitudes responsables sobre aspectos ligados a la vida y la salud, y los referentes a los recursos y al medio ambiente.

Es por ello que los conocimientos científicos se integran en el saber humanístico que debe formar parte de la cultura básica de todos los ciudadanos. En consecuencia, se debe poner énfasis en la perspectiva humana de la Ciencia y proporcionar al alumno una cultura científica, así como una inicial formación profesional básicas. Sin embargo, no debemos olvidar que más de la mitad de los alumnos continuarán estudios, bien en los Ciclos Formativos de Grado Medio, bien en alguna de las modalidades del Bachillerato.

Por tanto se debe proporcionar una información rigurosa y todas las destrezas operativas que serán requisito para las etapas posteriores.

Los conocimientos sobre Ciencias de la Naturaleza adquiridos por el alumno/a en la educación primaria deben ser afianzados y ampliados durante la etapa de secundaria obligatoria, incorporando actividades prácticas, propias del trabajo experimental de la Física y de la Química, enfocadas siempre en la búsqueda de explicaciones. Estos conocimientos, tanto en sus elementos conceptuales y teóricos como en los metodológicos y de investigación, capacitan a los alumnos para comprender la realidad natural y poder intervenir en ella.

Facilitar el acceso de los alumnos a las Ciencias es un objetivo primordial de la educación obligatoria. Los contenidos que se trabajan en esta área no deben estar orientados a la formación de físicos o químicos, sino a la adquisición por el alumnado de las bases propias de la cultura científica, haciendo especial énfasis en la unidad de fenómenos que estructuran el mundo natural, en las leyes que los rigen y en la expresión matemática de esas leyes, obteniendo con ello una visión racional y global de nuestro entorno con la que puedan abordar los problemas actuales relacionados con la vida, la salud, el medio y mediadas por la tecnología.

El currículo de esta área ha de corresponderse con la naturaleza de la Ciencia, como actividad constructiva y en permanente revisión. A esta concepción de la Ciencia como actividad constructiva le corresponde un planteamiento didáctico que realce el papel activo y de construcción cognitiva en su aprendizaje. En primer lugar, desempeñan un papel fundamental los preconceptos, suposiciones, creencias y, en general, marcos previos de referencia de los alumnos, ya que éstos suelen construir el conocimiento a partir de sus ideas y representaciones previas. La enseñanza de las Ciencias debe promover un cambio en dichas ideas y representaciones mediante los procedimientos de la actividad científica. El profesor no debe limitarse a ser un mero transmisor de conocimientos y procedimientos elaborados, también debe plantear interrogantes y sugerir actividades que estimulen al alumno para convertirse en constructor de sus propios conocimientos y procedimientos de manera crecientemente autónoma.
En el 3er curso se exponen las líneas básicas del trabajo y método científico, se reúnen los temas que presentan las bases fundamentales de la Química (el comportamiento de la materia, átomos y moléculas, las reacciones químicas básicas y sus leyes, la formulación de compuestos, etc.), se estudia la energía y sus formas de generación (divididas en tradicionales y alternativas) y se exponen los hechos y conceptos más importantes relacionados con la electricidad.
Respecto al 4º curso, el hecho de que esta asignatura sea optativa en él, obliga a plantear separadamente cada uno de los cursos. La Física y Química de 3º debe plantearse como el cierre de una etapa en la que se adquieren conocimientos y destrezas de carácter general. Al mismo tiempo, la de 4º debe tratarse como una profundización y ampliación para los alumnos y alumnas que eligen esta asignatura con la intención de continuar sus estudios en esta disciplina o en otras relacionadas con ella.
En el cuarto curso en Física se estudian los conceptos y aplicaciones de fuerzas y movimientos, fluidos, y se estudia además las energías mecánica, calorífica.

En la parte de Química se tratan sobre todo los cambios químicos, las reacciones químicas, así como una introducción de la formulación de los compuestos del carbono.

Se ha decidido seguir esta secuencia, que es la que aparece en los libros de texto de los alumnos. Esto obligará a adelantar algunos conceptos de Matemática.


  1. METODOLOGÍA-


Como señala el currículo oficial del área para la etapa de la Educación Secundaria

Obligatoria, el principal objetivo de la enseñanza de las Ciencias y, por tanto, de Física y Química, es que los alumnos y alumnas adquieran la capacidad de describir y comprender su entorno y explicar los fenómenos naturales que en él suceden, aplicando los conocimientos y procedimientos habituales del quehacer científico (observación sistemática, formulación de hipótesis, comprobación). Para cumplir este objetivo fundamental, la acción pedagógica debe seguir una serie de líneas maestras:


• Organizar los conocimientos en torno a núcleos de significación. Cuatro conceptos adquieren gran importancia en Física y Química: energía, materia, interacción y cambio.

Estos grandes núcleos conceptuales, que hacen referencia a todos los ámbitos de aplicación de las disciplinas, garantizan la organización y estructuración de las ideas fundamentales en un todo articulado y coherente.
• Combinar el aprendizaje por recepción y el aprendizaje por descubrimiento. El proceso de aprendizaje es diferente del proceso de construcción de la ciencia. El apretado calendario escolar no permite plantear todos los temas con la pauta del método científico, pero tampoco se puede renunciar a esta vía que se aplica selectivamente en los casos más propicios: cuando se trata de resolver un problema, solucionar un conflicto cognitivo, etc. Se pretende, pues la implantación de un aprendizaje significativo en que lo importante es que los alumnos/as puedan construir significados y atribuir sentido a lo que aprenden.
• Realzar el papel activo del alumno en el aprendizaje de la ciencia. Es importante que los alumnos y alumnas realicen un aprendizaje activo que les permita aplicar los procedimientos de la actividad científica a la construcción de su propio conocimiento.

Los profesores deben, pues, promover cambios en las ideas previas y las representaciones de los alumnos, mediante la aplicación de dichos procedimientos. El alumno es el protagonista de su propio aprendizaje, por lo que se constituye en el centro del mismo. No existe un único tipo de enseñanza-aprendizaje. Así cada alumno/a construirá su propio aprendizaje, a su ritmo, partiendo de las capacidades individuales, que deben de ser reforzadas con la ayuda del profesor, y de todos los elementos que constituyen el proceso educacional.
• Dar importancia a los procedimientos. En el ámbito del saber científico, donde la experimentación es la clave de la profundización y los avances en el conocimiento, adquieren una gran importancia los procedimientos. Este valor especial de las técnicas debe transmitirse a los alumnos y alumnas, que deben conocer y utilizar hábilmente algunos métodos habituales en la actividad científica a lo largo del proceso investigador.

Entre estos métodos se encuentran los siguientes: planteamiento de problemas y formulación clara de los mismos; uso de fuentes de información adecuadas de forma sistemática y organizada; formulación de hipótesis pertinentes a los problemas; contraste de hipótesis mediante la observación rigurosa y, en algunos casos, mediante la experimentación; recogida, análisis y organización de datos; comunicación de resultados. En la adquisición de estas técnicas tiene especial importancia su reconocimiento como métodos universales, es decir, válidos para todas las disciplinas científicas.
• Plantear el desarrollo de las actitudes como parte esencial del contenido. Ligado al aprendizaje de Física y Química se encuentra el desarrollo de una serie de actitudes que tienen gran importancia en la formación científica y personal de los alumnos y alumnas: rigurosidad, responsabilidad, honestidad intelectual, autocrítica, respeto a las ideas ajenas, son características propias del quehacer científico, formadoras de la personalidad de nuestros alumnos.


Tratamiento específico de los contenidos procedimentales
En los dos últimos cursos de la Educación Secundaria Obligatoria, se trabaja con dos tipos generales de procedimientos:
• Los procedimientos comunes a todas las disciplinas científicas y que, en conjunto, forman el llamado Método Científico: observación, elaboración de hipótesis, diseño experimental, etc. Éstos y otros procedimientos como la clasificación, la elaboración e interpretación de gráficos, etc., son imprescindibles para la formación científica de los alumnos y, por tanto, no deben faltar en cualquier planteamiento didáctico.
• Los procedimientos característicos de cada disciplina científica, es decir, sus propias técnicas experimentales, son interesantes por la cantidad de información que aportan, así como por introducir los métodos de trabajo en el laboratorio, que constituyen la tarea diaria de los científicos.
Un aspecto importante es que el aprendizaje de los procedimientos se separa de los contenidos conceptuales pero se relaciona estrechamente con ellos, ya que es una de las claves más importantes del trabajo científico.


Las actividades
En Física y Química las actividades no constituyen un mero repaso de los contenidos de un tema, y mucho menos una simple evaluación de los mismos. Se plantean como un programa para aprender y construir esquemas mentales.
En este sentido, se proponen actividades de organización de conceptos, en las que se trabaja con organizadores gráficos, esquemas, etc., tareas todas ellas importantes en la actividad constructivista que conlleva el aprendizaje significativo.
También tienen gran importancia los problemas que, a diferencia de los que se planteaban como punto de partida, buscan la aplicación de conceptos recientemente adquiridos y, por tanto, tienen como fin último la consolidación de los mismos.
Los conceptos han de ser aplicados a casos prácticos para ello en cada unidad sería deseable realizar una experiencia de laboratorio; de esta forma se trabajan los conceptos en diferentes situaciones. Debido a la situación transitoria del laboratorio del centro, en ocasiones pueden ser sustituidas por sesiones de video. Sabemos que un video no sustituye a la actividad de laboratorio: las destrezas en la manipulación y las emociones que desencadena el trabajo práctico son insustituibles. Pero remedian la coyuntura actual. De todas formas, existen muchas experiencias que se puedan realizar en al aula y en estos casos debe apelarse a lo práctico.

Algunos temas dan pie para motivar al alumno/a en el uso de otras fuentes de información que no sean las del libro de texto; para ello se podría plantear trimestralmente un trabajo con puntos concretos a tratar que el alumno desarrollará buscando bibliografía, Internet, etc.



  1. CONTRIBUCIÓN DE LA FÍSICA Y LA QUÍMICA A LAS COMPETENCIAS BÁSICAS-


En nuestro sistema educativo se considera que las competencias básicas que debe tener el alumno cuando finaliza su escolaridad obligatoria para enfrentarse a los retos de su vida personal y laboral son las siguientes:
. Competencia en comunicación lingüística.

. Competencia matemática.

. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico.

. Competencia en el tratamiento de la información y competencia digital.

. Competencia social y ciudadana.

. Competencia cultural y artística.

. Competencia para aprender a aprender.

. Competencia en autonomía e iniciativa personal.
Se define competencia básica como una combinación de destrezas, conocimientos y actitudes adecuadas al contexto. Son competencias básicas, aquéllas que todas las personas precisan para su realización y desarrollo personal, así como para la ciudadanía activa, la inclusión social y el empleo.
La mayor parte de los contenidos de Ciencias tienen una incidencia directa en la adquisición de la competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. Precisamente el mejor conocimiento del mundo físico requiere el aprendizaje de los conceptos y procedimientos esenciales de cada una de las ciencias de la naturaleza y el manejo de las relaciones entre ellos: de causalidad o de influencia, cualitativas o cuantitativas, y requiere asimismo la habilidad para analizar sistemas complejos, en los que intervienen varios factores. Pero esta competencia también requiere los aprendizajes relativos al modo de generar el conocimiento sobre los fenómenos naturales. Es necesario para ello lograr la familiarización con el trabajo científico, para el tratamiento de situaciones de interés, y con su carácter tentativo y creativo: desde la discusión acerca del interés de las situaciones propuestas y el análisis cualitativo, significativo de las mismas, que ayude a comprender y a acotar las situaciones planteadas, pasando por el planteamiento de conjeturas e inferencias fundamentadas y la elaboración de estrategias para obtener conclusiones, incluyendo, en su caso, diseños experimentales, hasta el análisis de los resultados.
Algunos aspectos de esta competencia requieren, además, una atención precisa. Es el caso de las implicaciones que la actividad humana y, en particular, determinados hábitos sociales y la actividad científica y tecnológica tienen en el medio ambiente. En este sentido es necesario evitar caer en actitudes simplistas de exaltación o de rechazo del papel de la tecnociencia, favoreciendo el conocimiento de los grandes problemas a los que se enfrenta hoy la humanidad, la búsqueda de soluciones para avanzar hacia el logro de un desarrollo sostenible y la formación básica para participar, fundamentadamente, en la necesaria toma de decisiones en torno a los problemas locales y globales planteados.
En resumen, esta es la competencia con mayor peso en esta materia: su dominio exige el aprendizaje de conceptos, el dominio de las interrelaciones existentes entre ellos, la observación del mundo físico y de fenómenos naturales, el conocimiento de la intervención humana, el análisis multicausal... Pero además, y al igual que otras competencias, requiere que el alumno se familiarice con el método científico como método de trabajo, lo que le permitirá actuar racional y reflexivamente en muchos aspectos de su vida académica, personal o laboral.


La competencia matemática está íntimamente asociada a los aprendizajes de las

Ciencias. La utilización del lenguaje matemático para cuantificar los fenómenos naturales, para analizar causas y consecuencias y para expresar datos e ideas sobre la naturaleza proporciona contextos numerosos y variados para poner en juego los contenidos asociados a esta competencia y, con ello, da sentido a esos aprendizajes.

Pero se contribuye desde las Ciencias a la competencia matemática en la medida en que se insista en la utilización adecuada de las herramientas matemáticas y en su utilidad, en la oportunidad de su uso y en la elección precisa de los procedimientos y formas de expresión acordes con el contexto, con la precisión requerida y con la finalidad que se persiga. Por otra parte en el trabajo científico se presentan a menudo situaciones de resolución de problemas de formulación y solución más o menos abiertas, que exigen poner en juego estrategias asociadas a esta competencia.
El trabajo científico tiene también formas específicas para la búsqueda, recogida, selección, procesamiento y presentación de la información que se utiliza además en muy diferentes formas: verbal, numérica, simbólica o gráfica. La incorporación de contenidos relacionados con todo ello hace posible la contribución de estas materias al desarrollo de la competencia en el tratamiento de la información y competencia digital.

Así, favorece la adquisición de esta competencia la mejora en las destrezas asociadas a la utilización de recursos frecuentes en las materias como son los esquemas, mapas conceptuales, etc., así como la producción y presentación de memorias, textos, etc. Por otra parte, en la faceta de competencia digital, también se contribuye a través de la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación en el aprendizaje de las ciencias para comunicarse, recabar información, retroalimentarla, simular y visualizar situaciones, para la obtención y el tratamiento de datos, etc. Se trata de un recurso útil en el campo de las ciencias de la naturaleza y que contribuye a mostrar una visión actualizada de la actividad científica.

La contribución de las Ciencias a la competencia social y ciudadana está ligada, en primer lugar, al papel de la ciencia en la preparación de futuros ciudadanos de una sociedad democrática para su participación activa en la toma fundamentada de decisiones; y ello por el papel que juega la naturaleza social del conocimiento científico. La alfabetización científica permite la concepción y tratamiento de problemas de interés, la consideración de las implicaciones y perspectivas abiertas por las investigaciones realizadas y la toma fundamentada de decisiones colectivas en un ámbito de creciente importancia en el debate social. En segundo lugar, el conocimiento de cómo se han producido determinados debates que han sido esenciales para el avance de la ciencia, contribuye a entender mejor cuestiones que son importantes para comprender la evolución de la sociedad en épocas pasadas y analizar la sociedad actual. Si bien la historia de la ciencia presenta sombras que no deben ser ignoradas, lo mejor de la misma ha contribuido a la libertad del pensamiento y a la extensión de los derechos humanos. La alfabetización científica constituye una dimensión fundamental de la cultura ciudadana, garantía, a su vez, de aplicación del principio de precaución, que se apoya en una creciente sensibilidad social frente a las implicaciones del desarrollo tecnocientífico que puedan comportar riesgos para las personas o el medio ambiente.


La contribución de esta materia a la competencia en comunicación lingüística se realiza a través de dos vías. Por una parte, la configuración y la transmisión de las ideas e informaciones sobre la naturaleza ponen en juego un modo específico de construcción del discurso, dirigido a argumentar o a hacer explícitas las relaciones, que solo se logrará adquirir desde los aprendizajes de estas materias. El cuidado en la precisión de los términos utilizados, en el encadenamiento adecuado de las ideas o en la expresión verbal de las relaciones hará efectiva esta contribución. Por otra parte, la adquisición de la terminología específica sobre los seres vivos, los objetos y los fenómenos naturales hace posible comunicar adecuadamente una parte muy relevante de las experiencia humana y comprender suficientemente lo que otros expresan sobre ella.


Los contenidos asociados a la forma de construir y transmitir el conocimiento científico constituyen una oportunidad para el desarrollo de la competencia para aprender a aprender. El aprendizaje a lo largo de la vida, en el caso del conocimiento de la naturaleza, se va produciendo por la incorporación de informaciones provenientes en unas ocasiones de la propia experiencia y en otras de medios escritos o audiovisuales.

La integración de esta información en la estructura de conocimiento de cada persona se produce si se tienen adquiridos en primer lugar los conceptos esenciales ligados a nuestro conocimiento del mundo natural y, en segundo lugar, los procedimientos de análisis de causas y consecuencias que son habituales en las ciencias de la naturaleza, así como las destrezas ligadas al desarrollo del carácter tentativo y creativo del trabajo científico, la integración de conocimientos y búsqueda de coherencia global, y la auto e

interregulación de los procesos mentales.


El énfasis en la formación de un espíritu crítico, capaz de cuestionar dogmas y desafiar prejuicios, permite contribuir al desarrollo de la autonomía e iniciativa personal. Es importante, en este sentido, señalar el papel de la ciencia como potenciadora del espíritu crítico en un sentido más profundo: la aventura que supone enfrentarse a problemas abiertos, participar en la construcción tentativa de soluciones, en definitiva, la aventura de hacer ciencia. En cuanto a la faceta de esta competencia relacionada con la habilidad para iniciar y llevar a cabo proyectos, se podrá contribuir a través del desarrollo de la capacidad de analizar situaciones valorando los factores que han incidido en ellas y las consecuencias que pueden tener. El pensamiento hipotético propio del quehacer científico se puede, así, transferir a otras situaciones.

En cuanto a la competencia cultural y artística, podría parecer ésta la menos abordada por la Física y la Química. Sin embargo se deberían considerar dos aspectos que permitirían revertir esta idea. En primer lugar, se debe destacar el enorme papel de los criterios de belleza en la elección, por ejemplo, de dos teorías científicas que compiten entre sí. Criterios como simplicidad y simetría han originado a lo largo de la historia, la supremacía de una teoría por encima de otra. O sea, desde el punto de vista epistemológico, la ciencia compartiría ciertos rasgos con el arte. En segundo lugar, y ya adentrándonos en los aspectos didácticos, el uso de obras de arte (pinturas, esculturas, etc) para el tratamiento de un concepto científico, es una estrategia pujante en el momento actual, que puede corroborarse en revistas especializadas.


  1. OBJETIVOS GENERALES DE LA ESO-



La enseñanza de la Física y de la Química contribuye al logro de los objetivos de la Educación Secundaria Obligatoria. Estos objetivos son:

1. Comprender y expresar mensajes con contenido científico utilizando el lenguaje oral y escrito con propiedad, así como comunicar a otros argumentaciones y explicaciones en el ámbito de la ciencia. Interpretar y construir, a partir de datos experimentales, mapas, diagramas, gráficas, tablas y otros modelos de representación, así como formular conclusiones.

2. Utilizar la terminología y la notación científica. Interpretar y formular los enunciados de las leyes de la naturaleza, así como los principios físicos y químicos, a través de expresiones matemáticas sencillas. Manejar con soltura y sentido crítico la calculadora.

3. Comprender y utilizar las estrategias y conceptos básicos de las ciencias de la naturaleza para interpretar los fenómenos naturales, así como para analizar y valorar las repercusiones de las aplicaciones y desarrollos tecno-científicos.

4. Aplicar, en la resolución de problemas, estrategias coherentes con los procedimientos de las ciencias, tales como la discusión del interés de los problemas planteados, la formulación de hipótesis, la elaboración de estrategias de resolución y de diseños experimentales, el análisis de resultados, la consideración de aplicaciones y repercusiones del estudio realizado y la búsqueda de coherencia global.

5. Descubrir, reforzar y profundizar en los contenidos teóricos, mediante la realización de actividades prácticas relacionadas con ellos.

6. Obtener información sobre temas científicos utilizando las tecnologías de la información y la comunicación y otros medios y emplearla, valorando su contenido,

para fundamentar y orientar los trabajos sobre temas científicos.

7. Adoptar actitudes críticas fundamentadas en el conocimiento para analizar, individualmente o en grupo, cuestiones científicas y tecnológicas.

8. Desarrollar hábitos favorables a la promoción de la salud personal y comunitaria, facilitando estrategias que permitan hacer frente a los riesgos de la sociedad actual en aspectos relacionados con la alimentación, el consumo, las drogodependencias y la sexualidad.

9. Comprender la importancia de utilizar los conocimientos provenientes de las ciencias de la naturaleza para satisfacer las necesidades humanas y para participar en la necesaria toma de decisiones en torno a problemas locales y globales del siglo

XXI.

10. Conocer y valorar las interacciones de la ciencia y la tecnología con la sociedad y el medio ambiente con atención particular a los problemas a los que se enfrenta hoy la humanidad, destacando la necesidad de búsqueda y aplicación de soluciones, sujetas al principio de precaución, que permitan avanzar hacia el logro de un futuro sostenible.

11. Entender el conocimiento científico como algo integrado, que se compartimenta en distintas disciplinas para profundizar en los diferentes aspectos de la realidad.



  1. OBJETIVOS , CONTENIDOS Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN-



  1   2   3   4   5

similar:

Programación docente del año académico 2015-2016 iconProgramación docente del año académico 2015-2016

Programación docente del año académico 2015-2016 iconProgramación docente del año académico 2016-2017

Programación docente del año académico 2015-2016 iconProgramación para el curso 2015/2016

Programación docente del año académico 2015-2016 iconAÑo escolar 2015-2016 horario de aula: 5º grado "A" educación primaria

Programación docente del año académico 2015-2016 iconAÑo escolar 2015-2016 horario de aula: 6º grado "A" educación primaria

Programación docente del año académico 2015-2016 iconLibros de texto a adquirir por el alumnado del curso 2015-2016

Programación docente del año académico 2015-2016 icon"2016, Año del Centenario de la Instalación del Congreso Constituyente"

Programación docente del año académico 2015-2016 iconProgramación docente del curso 2014-15

Programación docente del año académico 2015-2016 iconProgramación docente conocimiento del Medio ep segundo Ciclo

Programación docente del año académico 2015-2016 iconDescripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com