Doctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830




descargar 73.12 Kb.
títuloDoctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830
fecha de publicación26.12.2015
tamaño73.12 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Historia > Documentos


INFORMACION SOBRE EL CEMENTERIO DE GRANADA



Algunos historiadores como el Doctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830, sin embargo el historiador don José Joaquín Quadra Cardenal sostiene que fue después del incendio de Granada, en 1856 de manos de William Walker y sus filibusteros. 

https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:and9gctfkayweffi0j4t5a9kjffmg-gxctkioji0mn7vjc1xxiaqcq4v



Para Quadra Cardenal, el lugar donde actualmente se encuentra el cementerio fue inaugurado prácticamente luego del incendio de Granada en 1856 y asegura que antes estaba ubicado exactamente frente a la Casa Pellas, esquina opuesta al que es hoy el parque Central o Colón. 

Se pagaba por enterrar deudos en Iglesias

Antes de construir el cementerio, los muertos eran sepultados en los atrios de las iglesias o detrás de ellas “recuerda Quadra Cardenal, La iglesia hacía función de cementerio, de hospital y de cuarteles militares”, como se dio en los tiempos de la invasión filibustero de William Walker.

http://laverdadnica.com/wp-content/uploads/2009/08/14.-cementerio-de-granada.jpg

http://laverdadnica.com/images/stories/2011/11/05/7 Cementerio Judio.jpg

Al señalar que fue con la llegada a la Presidencia de la República del general José Santos Zelaya, que se secularizó los Cementerios, explica que inicialmente se dividió en dos partes. Existía un lugar, fuera, destinados a recibir los restos de personas de origen judío, suicidas y los no cristianos católicos dependiendo de su categoría y solvencia moral. En la época actual todavía se mantiene la función de la iglesia como cementerio, pero únicamente para casos muy especiales considerados por la misma Iglesia y la Asamblea Nacional. Nos habla del traslado de los restos de Monseñor Rivera del Cementerio a la Iglesia de San Francisco. En Catedral están enterrados los restos de Monseñor García y Suárez y Monseñor Canuto José Reyes y Balladares, de origen leonés.

 http://photos.end.com.ni/2013/10/639x360_1383189244_cementerio%20granada.jpg

Según el historiador granadino, doctor Héctor Mena Guerrero, el Camposanto de Granada se construyó en 1830, “poco después de la independencia de Centroamérica”, lo que vino a ordenar una actividad que se desarrollaba en los atrios de las iglesias y dentro de los templos, dependiendo del status social y las condiciones morales de la persona que pasara a mejor vida. El señor Teodoro Emilio Hocke, en 1878, emprendió una campaña por dotar al Cementerio de Granada de una capilla. Para ello pensó en una réplica de “La Magdalena de París”. Una estructura de pura piedra labrada, con una especie de ático y columnas jónicas que realza la belleza del sólido monumento religioso. El maestro Carlos Ferrey construyó la famosa Capilla de Las ánimas con un estilo neoclásico.

 



Se encuentra en la entrada del cementerio de la ciudad. La capilla fue trazada en 1871 por Teodoro Emilio Hocke, con realizada en Al entrar al cementerio de Granada, salta a la vista imponente la Capilla de Las Ánimas, que fue trazada en 1871 por Teodoro Emilio Hocke, con inspiración neoclásica a la manera de un templo griego, Para ello pensó en una réplica de “La Magdalena de París”. Una estructura de pura piedra labrada, con una especie de ático y columnas jónicas que realza la belleza del sólido monumento religioso. De acuerdo a datos suministrados por el historiador. Ya para 1885 estaban levantadas las paredes de lo que hoy se denomina “Capilla de las Animas”, de la joya arquitectónica que destaca entre la alameda de palmeras cuando se ingresa al Camposanto. Le dio impulso a la construcción del techo, doña Carmen Vivas de Zavala, esposa del General Joaquín Zavala, uno de los presidentes de Nicaragua en el siglo pasado (XIX). La Junta Local de Beneficencia integrada por Francisco Álvarez, Faustino Arellano, Ascensión Paz Rivas y Pedro Bodán, se empeñó en que los trabajos continuaran en 1888, pero nuevamente decayeron hasta quedar olvidados. Posteriormente la Junta Local de Beneficencia se encargó de rematar la obra en 1922. Con los trabajos de la Capilla de Las Ánimas, fueron sustituidas las viejas alamedas de mangos por las ahora centenarias palmeras reales que dan un toque de hermosura y majestuosidad a la entrada del Camposanto. A la entrada de las alamedas están algunos de los principales mausoleos y tumbas de ilustres familias granadinas.



La división de clases es evidente en el Cementerio granadino, como en todo el mundo. Hay primera clase, segunda y tercera. La última se ubica al final, más o menos a unos 500 metros de la entrada principal.

Según el historiador Mena Guerrero, al Camposanto se le han agregados terrenos de la Hacienda “El Chinchorro”, que fue propiedad de don Vinicio Guerrero y de “La Mierda”, propiedad de la familia de don Alberto Osorno.

Con el doctor Héctor Mena Guerrero, conversamos sobre las principales familias que dieron lugar a la fundación del Cementerio y que han construido costosos mausoleos, valorados en millones, de fino mármol importado de Italia.

Mausoleo



De don Vicente Quadra, ex presidente de Nicaragua. Es una preciosa capilla con su cúpula que se levanta orgullosa entre todas las que la rodean. En este mausoleo está enterrado Mateo Mayorga Quadra, un ilustre ciudadano fusilado por el filibustero William Walker. JJQ dice que Mayorga Quadra “fue el primer mártir de Nicaragua”. También están enterrados aquí José Joaquín Quadra Lugo y Carlos Cuadra Pasos, ex canciller de Nicaragua.

Leyendas del Cementerio

http://www.manfut.org/monumentos/dsc02257.jpg

Voces en la tumba de Fruto Chamorro

Primero fue sepultado en La Merced durante la guerra nacional y luego trasladado adonde sería enterrada su esposa Al morir doña Mercedita, el 12 de mayo de 1890,

En el mismo sitio fue desenterrada una placa con el nombre del presidente Fruto Chamorro, estableciendo su fecha de nacimiento el 20 de octubre de 1804, “en Guatemala probablemente...”, escribe en su libro biográfico sobre Fruto Chamorro, don Pedro Joaquín Chamorro Zelaya. 

Sobre la fecha de nacimiento de don Fruto hay algunas dudas. En el Diario Íntimo de don Enrique Guzmán (28 de enero 1891) se dice que “Fruto Chamorro nació el 30 de octubre de 1805”, basado en datos que le suministrara don Anselmo H. Rivas.

* Mausoleo de mármol italiano ha estado vacío desde que lo construyeron hace 40 años

* Forman comité par Don Fruto sólo tuvo hijas: Mercedes Jacinta, Josefa, Carlota, Adela y Carmen. Esto explica por qué son las hermanas Emilia y Adela Zavala, conocidas como las Zavalitas, las que llevan adelante el proyecto del mausoleo hecho totalmente de mármol italiano. Eso fue hace más de 40 años. 

El mausoleo se construyó y los restos no se pasaron. Aunque, según nos relató don José Joaquín Quadra Cardenal, la Juventud Conservadora hizo el intento (1957), pero no hubo el aporte económico necesario. 

Agrega JJQ que en años posteriores hizo el intento, hace unos 20 años, el joven Martín Chamorro Chamorro, hijo de don Alberto Chamorro Benard, pero el proyecto se vio frustrado por la fatalidad, ya que Martín falleció, por un ataque cardíaco, en Inglaterra. Martín ya tenía hasta la cajita de madera preciosa lista para depositar los restos del primer presidente de Nicaragua y su esposa. A actos solemnes de la histórica exhumación. El señor José Correa Rodríguez, albañil, dice que, efectivamente asustan en el Cementerio y “que se han escuchado voces, como de reunión, en la tumba de don Fruto Chamorro”. http://laverdadnica.com/images/stories/2011/11/05/7 Aqui descansan los restos mortales de don Fruto Chamorro.jpg El mismo señor Correa amplió un poco la leyenda de “Las Moralonas”, diciendo que estas tenían un secreto, en cuanto al origen de su riqueza. Este misterio “se debe a que tenían un ajuste con Satanás” También relata que en varias ocasiones, ha visto a un hombre alto, vestido de blanco, de sombrero ancho “que se pasea por el sector de los mangos. También se han visto a dos viejitos con sus bastoncitos”….

Fruto Chamorro

Fruto Chamorro Pérez nace en Guatemala como auténtico fruto de amores adolescentes. Hijo de Pedro José Chamorro Argüello, estudiante granadino en Guatemala, y de Josefa Pérez, una campesina guatemalteca. Nace como Fruto Pérez en Guatemala el 20 de octubre de 1804.

Fue llamado a Guatemala por la esposa de su padre, doña Josefa Alfaro, "por expresos deseos de su esposo” Pedro José Chamorro Argüello, quien fallece en 1824, superando los prejuicios sociales de la época para que Fruto venga a Nicaragua a encargarse de la administración de los bienes de la familia y también de la educación de sus desamparados hijos menores; el último, acabado de nacer, era Fernando Chamorro Alfaro.
Leyenda Capilla de “La Moralona”

 

Se trata de la capilla donde está sepultada doña Encarnación Hurtado viuda de Morales, llamada popularmente “La Moralona”


http://www.manfut.org/monumentos/cementerio-granada4.jpg 

Una de las joyas arquitectónicas con estilo gótico, que se encuentran en el cementerio de “La Gran Sultana”, es la Capilla de La Moralona. Allí está sepultada doña Encarnación Hurtado viuda de Morales, de donde descienden los actuales propietarios. Su esposo era Santiago Morales, un hombre alto y, algunos sostienen que ella era de baja estatura (de allí deviene el apodo de Moralona). Este dato fue proporcionado por el arquitecto López Gutiérrez, único historiador que encontró en sus archivos el nombre de La Moralona. La capilla fue disputada por dos familias, pero según parece, el asunto no pasó a más. La gente en Granada ha tejido varias historias sobre la fortuna de la famosa Moralona, de cuyo nombre casi nadie se acuerda, ni los historiadores granadinos. Sólo saben que era casada con un señor de apellido Morales. Pero bueno, una de las historias es que esta señora, quien vivió frente al Convento e iglesia de San Francisco, enterró su fortuna y que cuando ella murió empezó a “salir” por las noches con un áurea azulada. Pero más allá de ello, la capilla donde está sepultada es toda una belleza arquitectónica y si no es la más bella, por los menos es una de las más preciosas a de las joyas arquitectónicas con estilo gótico, que se encuentran en el cementerio de “La Gran Sultana”, es la Capilla de La Moralona. Allí está sepultada doña Encarnación Hurtado viuda de Morales, de donde descienden los actuales propietarios. Su esposo era Santiago Morales, un hombre alto y, algunos sostienen que ella era de baja estatura (de allí deviene el apodo de Moralona). Este dato fue proporcionado por el arquitecto López Gutiérrez, único historiador que encontró en sus archivos el nombre de La Moralona. La capilla fue disputada por dos familias, pero según parece, el asunto no pasó a más. La gente en Granada ha tejido varias historias sobre la fortuna de la famosa Moralona, de cuyo nombre casi nadie se acuerda, ni los historiadores granadinos. Sólo saben que era casada con un señor de apellido Morales. Pero bueno, una de las historias es que esta señora, quien vivió frente al Convento e iglesia de San Francisco, enterró su fortuna y que cuando ella murió empezó a “salir” por las noches con un áurea azulada. Pero más allá de ello, la capilla donde está sepultada es toda una belleza arquitectónica y si no es la más bella, por los menos es una de las más preciosas. El cuidador de tumbas
A Dionisio Montiel
Quien me contó esta historia.

Dionisio Montiel había dedicado la mitad de su vida a trabajar en el cementerio de la ciudad, desempañando su oficio de albañil construyendo bóvedas, se conocía el cementerio como la palma de su mano y además sabía de memoria la genealogía de cada habitante de la ciudad silenciosa. El vivir cerca del cementerio le había permitido ese contacto permanente con los celadores del mismo y compartir sus experiencias en este sitio tan temido por muchos y al que inevitablemente todos tenemos que llegar. 

Dionisio se había hecho amigo de Ceferino que era el celador por la noche y al que los fines de semana religiosamente le llevaban un nacatamal para que cenara. Siempre platicaban acerca de su trabajo y de las rondas nocturnas que Ceferino realizaba en una extensión de veintiocho manzanas y auxiliado sólo por una lámpara y una clava de madera pues a veces tenía que enfrentarse con uno que otro vago que llegaban a robarse los mangos más ricos de la ciudad y los mejores abonados también, y con los brujos que venían desde Diriomo a llevar tierra de muerto para sus quehaceres cotidianos. En una ocasión Dionisio le preguntó a Ceferino si no le habían asustado, nunca a lo que el otro respondió que no, que él a quien le tenía miedo era a los vivos, pues los muertos no le andaban saliendo a nadie y que a él en años de cuidar de noche no le habían espantado. 

Dionisio le dijo: apuesto que no pasas por el mausoleo de la Moralona. Ceferino le dijo: no sólo paso sino que puedo entrar yo no conozco el miedo, cuidado y no pasa esta noche sin que lo haga. Un domingo por la tardecita ya oscureciendo se dispuso a cenar para después hacer su ronda de rutina y le iba cumplir lo acordado a Nicho Montiel, pasar por el mausoleo de doña Encarnación Hurtado de Morales, mejor conocida como “La Moralona”, quien había sido en su época una de las mujeres más ricas del país y cuya tumba era una de las mejores del cementerio, una réplica de la capilla de María Auxiliadora en Turín, en mármol. Luego de revisar el cementerio de arriba abajo dejó por último la visita al mausoleo, tomó agua y aliento y dirigió sus pasos hacia allá. Empujó la verja, entró y no supo más de sí. Al día siguiente lo encontraron tirado inconsciente junto al mausoleo, cuando Nicho le ayudó a levantarse le preguntó: qué te pasó hombre Ceferino. Éste le dijo que por favor no le preguntara jamás sobre lo ocurrido la noche pasada que ni en voz de muerte iba a contar lo ocurrido ese domingo. Nicho Montiel y los demás trabajadores creen que Ceferino pudo haber visto el espanto de “La Moralona”. 

Esculturas



Ángeles, rostros, Cristos, Madonas, frailes, crucifijos, cruces, rosarios, bustos e, inclusive, detalles ornamentales de la arquitectura de algunas criptas, realizados en excelentes estilos neoclásico, gótico y algunos barroquismos, se pueden apreciar en el cementerio de Granada. Este camposanto fue inaugurado después del 22 de noviembre de 1856, cuando William Walker incendió Granada. Precisamente en la calidad de los detalles de esas obras se observa “un excelente dominio escultórico”.. 

Esculturas, ornamentos, criptas y mausoleos trabajados en su mayoría en mármol de Carrara (uno de los mejores del mundo y llamado así por el nombre de la mina de donde es extraído), el cual fue traído especialmente de Italia, conforman el conjunto y el entorno del famoso cementerio de Granada, con una riqueza patrimonial-artística novedosa, en la que, con la cultura popular como aderezo –historias, rituales, apodos de muertos famosos, así como grandes ex presidentes que allí descansan– constituye un sitio inigualable en Nicaragua. 

La mayoría de las esculturas que están en el cementerio, son creaciones de artistas y artesanos italianos. Pero también se encuentran esculturas de los maestros granadinos Pedro Vargas Mena y Carlos Ferrey Aragón

En el cementerio de Granada existen obras escultóricas de muy alta calidad artística, trabajos en su mayoría en mármol, desde ángeles hasta capillas, destaca el arquitecto e historiador. A su juicio, “no existe otro cementerio arquitectónicamente como el granadino, en Nicaragua, es decir con sus preciosidades en los estilos de las esculturas y los mausoleos”, agrega. 

and9gcqrzfizxyk2qyxqw-apftwe5xprg5su3v6awaspocoipwoelwurdg

Es una bóveda donde un Cristo yace dormido esculpido totalmente en piedra. En uno de los lados se pueden leer los siguientes versos del poeta Silvio Navas Ferrari: “En este lecho/hay sueño tranquilo/y si descanso aquí /háblenme a que despierte”. Aldea señorial y antañona, Granada de Nicaragua es única en Centroamérica. Única por su arquitectura armónica, por su privilegiada topografía, por su historia cuatro veces secular y por los tradicionales y distintivos rasgos de sus habitantes”, escribió el destacado intelectual Jorge Eduardo Arellano Con visible apariencia de extranjero, en la Granada iglesiera, probablemente en los últimos años del siglo, se afincó en la ciudad el judío Simón Wolf, de origen polaco-alemán. Emprendedor y ahorrativo, pronto estableció una de las fuertes y surtidas ferreterías de la localidad, donde se expendían los más variados productos del ramo. Nicaragua, que se proveía de artículos europeos, apreciaba los de fabricación germana, que por su calidad ya gozaban de fama en el país. 

Como otros compatriotas, este don Simón, a pesar de los años de residir en el país y el continuo ejercicio, que por el negocio tenía del idioma, llegó hasta 1932, (año de su muerte) sin hablar bien el español. Muy a lo nicaragüense aprendió y abusó del genérico término "chunche", para nombrar cualquier objeto no incluido en su vocabulario personal. 

Frente a la banda este del parque Central o Colón, en espaciosa casa de corredor porticado y doble planta, esquinas de puertas con pilar al centro, muestra de los pocos que se conservan en la ciudad, colateral al edificio del Club Social, que en el centro del centro de Granada, con las sedes del poder religioso, social y civil de vecinos, estaba ubicado el negocio de don Simón, cuando ocurrió un insólito hecho. Floreciente el comercio, a las ventas de rutina, se agregaba "pedidos especiales", —por encargo— que previa "muestra" del objeto solicitado, era pedida su fabricación en Alemania. El cliente de la ocasión, un hacendado chontaleño, para el cercado de su propiedad, encargó a don Simón, 500 barriles de clavos, que por sus especificaciones muy concretas, del mismo presentó —en madera— un modelo con largo grosor. El rezagado embarque de 100 barriles de carbono que por vencidos don Simón, negándose a pagar 5 centavos al carretero por botarlos en lugar adecuado, a favor de su práctica económica, decidió y ordenó al dependiente echarlos al "pon-pón" que en el patio de a casa había. 

Caído al fondo, la reacción química no se hizo esperar. Mientras tertuliando en los salones del club se encontraban los señores más conspicuos de la sociedad granadina, hasta quienes llegó la erupción. Realidad supera la fantasía, como preludio de alguna maldición para la ciudad, llovió mierda sobre Granada. El asombro de los "envijados", tenía una lógica explicación

En otro extremo, con su forma de templo romano, la capilla de la familia Pellas se presenta ante la vista majestuosa y sobria dentro de un amplio predio adornado por un jardín y una senda que lleva a una puerta hacia el Más Allá. 

Otra obra que sobresale por su estilo neogótico flamígero es la capilla, toda de mármol, de José María Hurtado y familia. Es una estructura que hace referencia a varias formas del gótico, por ejemplo, las agujas en que terminaban las catedrales góticas, arbotantes que terminaban en pináculos, columnas que parecen troncos con decoraciones vegetales y ventanas lobuladas. 

En el mismo estilo neogótico flamígero está construido también el monumento en mármol en que aparece una ninfa dentro de un mausoleo que termina en puntas con llamas. Esta obra arquitectónica, digna para el deleite visual del visitante, pertenece a William Jacoby y familia

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/e/ee/p1080386.jpg/400px-p1080386.jpg

En cuanto al aspecto simbólico, el panteón o cementerio granadino, es un punto de referencia obligado en la ciudad. Uno de sus atractivos es la variedad de símbolos de la iconografía religiosa que ilustran pasajes del Evangelio o son elementos alegóricos a los personajes allí sepultados. Al lado izquierdo de la capilla también está un pequeño cementerio judío en cuyo portal se puede leer: “Cementerio israelita perteneciente a Teodoro Téfel”, y exactamente detrás de la Capilla de Las Ánimas fue construida una pileta que sirve de abrevadero para las aves que se posan en el campo santo. Consta de 13 tumbas —número cabalístico— y en ellas están sepultadas Mauricio Salomón, Ana de Wolff y Reinaldo Jacobo Téfel, entre otros.

Una bóveda construida por el escultor Pedro Vargas, donde reposan los restos de la señora Ana Manuela Ferrari Argüello.

Entre los mausoleos se encuentran algunos cuyas arquitecturas o construcciones son complementarias a las de la capilla. Antes de llegar a la Capilla de Las Ánimas, encontramos una bóveda construida por el escultor Pedro Vargas, donde EL HISTÓRICO FUNERAL DE "QUICO" FERNÁNDEZ 

Llamado por el poeta ya fallecido, Pablo Antonio Cuadra, “Maestro de los Cinco Continentes del Arte”, el funeral de Enrique Fernández Morales fue prácticamente un homenaje que terminó hasta la medianoche, entre lecturas de poemas, cantos, fogatas y fecundas oratorias exaltando la figura del mentor y mecenas de las artes y letras. 

“Fue uno de los entierros memorables que se registraron en Granada”, dijo el periodista Francisco Carcache Franco. Casi la mayoría de los intelectuales nicaragüenses, acompañaron a los deudos, el poeta Francisco de Asís Fernández, “Chichí” y su musa y esposa, Gloria Gabuardi. De eso ya hace más de 15 años. 

fotomural-coche-funebre-negro-viejo-en-granada-nicaragua-funeral

TODA UNA PARAFERNALIA 

“El féretro entró al cementerio más allá de las 5:00 p.m. y el entierro se prolongó por la espera de la hija que venía de México, y estuvimos hasta la medianoche”, dijo María Cecilia Bravo, hija de don Carlos A. Bravo. Obviamente se registraron “amenas libaciones”. Entre los poetas e intelectuales que asistieron a los funerales hasta el final, están: Pablo Antonio Cuadra, Francisco Pérez Estrada, Luis Rocha, Fernando Silva, Ernesto Mejía Sánchez, Álvaro Urtecho, Iván Uriarte, Edwin Yllescas Salinas, Raúl Xavier García, Gioconda Belli, Erick Blandón, Alejandro Bravo, Jimmy Avilés, y pintores como Genaro Lugo y Roger Pérez de la Rocha, entre otros 

Dignos de mención también son los mausoleos y monumentos de la familia Fernández, con la imagen escultórica de una mujer inconsolable a los pies de la cruz, con una coroza de flores, y de la familia de Luis Benard y Julia Guzmán, en la cual, en mármol, está esculpida la imagen de Dios junto a la cruz, con Jesús a sus pies. Lo mismo se puede decir de la cripta de la familia Báez, donde hay una escultura en la que aparece una ninfa con Jesús dándole una hostia. 

La lista es interminable, pero no se pueden dejar de mencionar algunos monumentos dedicados a personalidades que influyeron en la vida política y social de nuestro país, como el busto de don Alejandro Chamorro, fundador del Partido Conservador. Igualmente se puede hacer referencia a la escultura que recuerda a doña Blanca Berta Morales. 

5

Una muy interesante es la de doña Angélica Balladares viuda de Castillo, una señora que al morir su marido mandó construir un monumento, todo de mármol, con dos corazones atados con una cadena que simbolizaba la unión para la eternidad, pero que al volverse a casar, mandó a romper la cadena y a quitar el otro corazón. 

Con 23 manzanas y casi doscientos años de historia, son miles de difuntos y centenares de mausoleos y monumentos los que merecen mencionarse por la belleza de sus esculturas de mármol o cemento, que nos recuerdan a los que ya se fueron, y que nos advierten que ricos y pobres, al final, llegamos al mismo lugar, donde en la superficie pueden notarse las diferentes clases sociales, pero en nuestras tumbas, bajo la tierra, todos somos iguales. 

El granadino se enorgullece de sus reliquias y monumentos históricos como el Templo y Convento de San Francisco, Capilla de Las Ánimas del cementerio, la Iglesia de La Merced, los Muros de Xalteva, la Plaza de la Independencia, entre otros. 

 http://2.bp.blogspot.com/_2gnoaf2frh4/szbznvk2yhi/aaaaaaaaagu/k6t5ptkrnjg/s400/tumba.jpg

Tumba de Carlos Martínez Rivas, en el Cementerio de Granada, Nicaragua
 17
http://i791.photobucket.com/albums/yy194/zeros86/100_2485_zpsa6a0360c.jpg
Tumbas de personalidades.

Los ex presidentes:

- Fruto Chamorro Pérez, primer presidente de Nicaragua (1853-1855)

- Fernando Guzmán (1867-1871)

- Vicente Cuadra Lugo (1871-1875)

- Pedro Joaquín Chamorro Alfaro (1875-1879),

- Joaquín Zavala Solís (1879-1883)

- Diego Manuel Chamorro (1921-1923)

- Benjamín Lacayo Sacasa (1947)

- Lorenzo Guerrero (1966-1967)

Está enterrado en dicho campo santo, el ex presidente hondureño José Sierra. El mismo ataúd de su esposa.

Los escritores:

- Pablo Antonio Cuadra

- Ernesto Mejía Sánchez

- Carlos Martínez Rivas

- Enrique Fernández Morales

- Carlos A. Bravo

- Jimmy Avilés

- Raúl Javier Garcia

FAMOSOS ORADORES DE HONRAS FÚNEBRES:

- Fernando “El Diablo” Zelaya, Héctor Mena Guerrero, Procopio Vado y Alejandro Barberena Pérez.

También, allí reposan los restos de populares personajes granadinos como.

- Mariana Montiel “La Marucha”

- Fernando Urbina “Papa Q”

- Lorenzo Mendoza “Liranza”.

- Francisco Heberto Portobanco Guillen, gran manager Granada

- Francisco Chavarría Pancho Modestano

- Guillermo Bermúdez Chocolate

- Abelardo Benavente Calderón Jaramillo

- Carlos Eduardo Méndez Alvarado, mejor conocido como “Yeyo

- Mercedes de los Santos Duarte Alvarado La Jocota

- Constantino Marenco “El Marqués de Asese”,

- Francisco Dávila “Pancho Hermoso”

- Alejandro Meza (El Chele)

- Amalia de Gutiérrez (Amaliota)

- Armando Cabrera (Papacito)

- Alberto Osorno (La Chepa)

- Alejandro Ocón (Masapilla)

- Ángela Guadamuz (Doña Respeto)

- Ángela y Juana Espinoza Bolitas

- Adolfo Arana (Pata de Banco)

LEY QUE DECLARA PATRIMONIO HISTÓRICO Y ARTÍSTICO DE LA NACIÓN AL CEMENTERIO DE GRANADA

Artículo 1 Objeto de la Ley.

La presente Ley tiene como objeto declarar patrimonio Histórico y Artístico de la Nación el Cementerio de Granada, ubicado en el Municipio de

Granada, Departamento de Granada, según la forma y definiciones de las áreas y monumentos determinadas por la presente Ley.

Ley No. 814 2/3

Art. 2 Régimen de Protección A partir de la entrada en vigencia de la presente Ley, el Cementerio de Granada queda sujeto al régimen especial de protección, establecido en el Decreto No. 1142 “Ley de Protección al Patrimonio Cultural de la Nación”, publicado en La Gaceta, Diario Oficial No. 282 de 2 de diciembre de 1982, sus reformas y demás normativas de la materia. Art. 3 Entidades responsables de la Administración, Conservación, Promoción y Divulgación Para la administración, conservación, promoción y divulgación de los valores históricos y artísticos contenidos en el Cementerio de Granada, se crea una Comisión Interinstitucional integrada por:

a) Un delegado de la Alcaldía Municipal de la Ciudad de Granada, como órgano rector de la Administración y coordinador de esta Comisión.

b) Un delegado del Instituto Nicaragüense de Cultura, como órgano encargado de la protección de conformidad a la Ley de la materia.

c) Un delegado del Instituto Nicaragüense de Turismo, como órgano de promoción y divulgación de los valores históricos y artísticos del Cementerio de Granada.

La Comisión Interinstitucional estará facultada para emitir el reglamento para su funcionamiento.

Art. 4 Forma de definición de límites del área protegida.

El Instituto Nicaragüense de Cultura en coordinación con la alcaldía de esta ciudad definirá el área del cementerio de Granada y aquellos monumentos con valor histórico y artístico, los que no podrán ser alterados en su integridad con intervenciones no autorizadas y con nuevas sepulturas. Los monumentos no seleccionados y las zonas fueras del área señaladas según indiquen las autoridades competentes, podrán utilizarse para la realización de enterramientos.

Art. 5 Regulaciones a las intervenciones

De conformidad a lo establecido en la Legislación Nacional sobre Protección al Patrimonio Cultural, cualquier proceso de intervención que se proyecte realizar para este Cementerio deberá contarse con el aval correspondiente de la Dirección de Patrimonio Cultural del Instituto Nicaragüense de Cultura a fin de validar los alcances técnicos y culturales de las intervenciones, atendiendo los principios universales de conservación y protección de los bienes declarados Patrimonio Cultural de una Nación.

Art. 6 Reglamentación

La presente Ley no estará sujeto a reglamentación. Ley No. 814 3/3

Art. 7 Vigencia

La presente Ley entrará en vigencia a partir de su publicación en La Gaceta, Diario Oficial.

Dada en la ciudad de Managua, en la Sala de Sesiones de la Asamblea Nacional de la

República de Nicaragua, a los treinta días del mes de octubre del año dos mil doce.

Ing. René Núñez Téllez

Presidente de la Asamblea Nacional

Lic. Alba Palacios Benavidez

Secretaria de la Asamblea Nacional

similar:

Doctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830 iconHéctor González Pardo, doctor en Biología, está especializado en...

Doctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830 iconDirectorio M. C. José Guerrero Guerrero

Doctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830 iconC allejón Cementerio “Casa de los Callejones”, s/n

Doctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830 iconCementerio de Nuestra Señora del Rosario

Doctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830 icon3 1 Determine la masa de un cubo de 5 cm de arista si el material con que está construido es

Doctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830 iconRelatoría del Foro La Tormenta Stan ¿Desastre natural o riesgo construido?

Doctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830 iconJuan Carlos Velázquez Mena

Doctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830 iconConceptos mena, ganga, mineral, yacimientos, etc

Doctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830 iconResumen el trabajo que define este informe fue realizado en dos partes,...

Doctor Héctor Mena Guerrero afirman que el Cementerio fue construido en 1830 iconMenas de cobre diego López Pereiro Definición de mena


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com