Conocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado juntos. Me impresionó mucho su creencia en que todos tenemos un Contrato Sagrado que






descargar 4.55 Mb.
títuloConocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado juntos. Me impresionó mucho su creencia en que todos tenemos un Contrato Sagrado que
página9/48
fecha de publicación11.01.2016
tamaño4.55 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Historia > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   48

3 Las etapas de un Contrato Sagrado

Todo crecimiento se divide en etapas, y la evolución espiritual no es una excepción. Aunque, algunas veces, ni siquiera nos damos cuenta de que hemos pasado de una etapa a la siguiente hasta después de un tiempo. Uno de los más notables místicos occidentales de la actualidad, Ram Dass,nació en el seno de una familia adinerada y se había forjado una prometedora trayectoria profesional como profesor en la Univ.de Harvard cuando de pronto su vida cambió.Mientras estaba en Harvard en los años 60 del siglo xx,Richard Alpert, nombre con el que se conocía a Ram Dass por aquel entonces, dirigió una profunda investigación sobre el efecto del LSD,la psilocibina y otras drogas psicodélicas en compañía de un círculo de estudiosos que incluía a Aldous Huxley y a Alien Ginsberg.Las experiencias psicodélicas desmoronaron por completo el mundo racional de Alpert y lo introdujeron en unos reinos de la conciencia distintos a todo lo que había aprendido en sus estudios e investigaciones psicológicas.

Después de que Alpert y Leary fueran expulsados de Harvard por la controvertida naturaleza de su tra-bajo, Alpert continuó su investigación con la colaboración de una fundación privada 4 años más. Aunque las drogas alucinógenas lo habían transformado,era consciente de la naturaleza efímera de los «subidones»; no importaba lo increíbles que fueran,siempre había un «bajón». Al igual que Leary y Ginsberg, en 1967, Alpert decidió viajar a la India en busca de nuevas experiencias. Un joven norteamericano buscador dé la verdad le presentó a un maestro espiritual llamado Neem Karoli Baba. El hombre santo le enseñó yoga y meditación, y le dio el nombre espiritual de Baba Ram Dass, o «Siervo de Dios». Alpert había encontrado finalmente un «subidón» del que no tenía que «bajar». Al regresar a USA como Baba Ram Dass, impartió numerosas conferencias,escribió varios libros de gran relevancia sobre la senda espiritual,incluido el título Be Here Now, e ideó el «Proyecto de la Prisión Ashram»,pensado para ayudar a los internos a evolucionar espiritualmente, y más adelante, el «Proyecto Vivir y Morir», que pretendía ayudar a enfermos terminales a experimentar la claridad de conciencia, la comprensión y la paz durante su agonía.

«El viaje que he realizado tiene tres etapas -escribió Ram Dass al regresar de la India-. La primera es la etapa de la ciencia social; la 2ª, la etapa psicodélica, y la 3ª, la etapa yogui.» Cada una contribuía al inicio de la siguiente,en palabras de Ram Dass: «como una flor de loto que se abre». Aunque al pensar en ello de forma retrospectiva, se dio cuenta de que «muchas de las experiencias que tuvieron poco sentido para mí en el momento en que las viví eran prerrequisitos para lo que ocurriría más adelante».*

Con todo, las etapas del viaje de Ram Dass no finalizaron entonces. En la actualidad, a sus 60 años, después de trabajar en un nuevo libro sobre la conciencia del envejecimiento, su editor le dijo que su ma-nuscrito no resultaba convincente y que necesitaba algo más. Mientras intentaba imaginar cómo mejorar lo escrito, Ram Dass sufrió un ataque que lo dejó paralítico, aunque plenamente consciente. Por primera vez en su vida, este elocuente profesor y místico, que en unas ocasiones había sido acusado de arrogante, y que también había escogido ayudar al prójimo como profesión, dependía por completo de la ayuda de sus amigos íntimos y del personal médico para su supervivencia. Después de años de lucha por conseguir una cura, Ram Dass continuó impartiendo clases y, ya que había experimentado algunos de los desafíos que plantea la vejez, consiguió plasmar profundas reflexiones sobre el envejecimiento en su libro -titulado Still Here (Aún aquí)- cuya publicación fue merecedora de una gran aceptación por parte del público.

Era muy difícil que Ram Dass distinguiera con claridad las etapas de su desarrollo espiritual en el mo-mento que ocurrieron. Antes de sufrir el ataque,no era consciente de la necesidad que tenía de enfrentarse a una evolución mayor y a otros desafíos vitales. Cada etapa tiene su lógica -la abertura de la flor de loto-, pero sólo si se considera en retrospectiva.

Muchos otros místicos, incluidos santa Teresa de Ávila y san Juan de la Cruz,también experimentaron múltiples etapas de despertar o iluminación: santa Teresa comparó su progresión con el hecho de recorrer las estancias de una mansión, y san Juan,con la ascensión de una montaña.La estudiosa Evelyn Underhill, tomando como inspiración las experiencias de estos y otros místicos de diferentes tradiciones espirituales, dividió el proceso de iluminación en 5 etapas en su libro,convertido en un clásico,Mysticism. Dichas etapas son, según la autora: el despertar, la iluminación, la noche oscura del alma y la unión divina.'

En el desarrollo de los Contratos Sagrados de los grandes maestros espirituales observamos una progre-sión parecida.Estas etapas místicas representan un modelo arquetípico de progresión hacia la «claridad del alma», es decir, hacia la capacidad de reconocer que los contenidos materiales y las relaciones del mundo físico son accesorios o momentos útiles para nuestro contrato. Las etapas gracias a las cuales los maestros espirituales tuvieron conciencia de la naturaleza de su contrato son las mismas 5 etapas que debemos expe-rimentar nosotros. En realidad, la misma resistencia de los profetas a lo que podríamos definir como «la llamada divina» se pone de manifiesto en nuestra resistencia a la voz interior de la intuición. La diferencia es cuestión de grados.

Tal vez desees hacer una pausa en este momento y reflexionar un tiempo sobre los impulsos,coinciden-cias o intuiciones que hayas sentido desde hace un tiempo.Escribe esas reflexiones en tu diario o cuaderno. Anota si te fueron reveladas en sueños,a través de un comentario,advertencia o cumplido de un ser querido o un desconocido, en la letra de una canción, un sentimiento generado por la música o la naturaleza, o por algo que hayas experimentado o aprendido en tu trabajo o al realizar una actividad durante tu tiempo libre. ¿Cuál fue tu primera reacción ante esos presentimientos? ¿Los tomaste en cuenta, los ignoraste o los des-cartaste? ¿Te dejaste guiar por ellos? ¿Qué ocurrió después? La forma en que se te revele la intuición, las llamadas o guías ayudarán a determinar la clase de fuerzas arquetípicas que actúan en tu vida y contribuirá en último término a descubrir la naturaleza de tu Contrato Sagrado.

El despertar de Abraham a la esencia de su Contrato Sagrado sigue las 5 etapas mencionadas antes. Como ocurre con cualquier aprendizaje,las etapas se complementan y se despliegan a lo largo de la vida a medida que adquirimos o desarrollamos una habilidad o conocimiento.Las etapas no constituyen una pro-gresión lineal,sino un proceso continuo de crecimiento y evolución que puedes experimentar en numerosas ocasiones a lo largo de la vida en los momentos en que te enfrentes a nuevos retos o circunstancias.
I. Contacto: Se produce un momento de conexión entre lo Divino y tú.

Según la narración bíblica del Génesis, se produjo un encuentro directo entre Yahvé y Abraham. Durante el primer encuentro, lo único que nos cuentan es que: «El Señor había dicho a Abram:"Sal de tu tierra [...]."»; pero en posteriores mandatos, el Señor se «aparece» en numerosas ocasiones a Abram y «la palabra del Señor fue revelada a Abram en una visión». En los primeros 7 encuentros,Abraham recibió la orden de abandonar su patria y a su gente -una clásica separación de la tribu y de los valores tribales- para dirigirse a una nueva tierra. Jesús, al momento de su bautismo realizado por san Juan en las aguas del río Jordán, experimentó la iluminación cuando «se le abrieron los cielos, y vio bajar al Espíritu de Dios en forma de paloma y posarse sobre él» (Mateo 3, 16-17). Para el profeta Mahoma, la conexión se produjo mientras se encontraba en el interior de una cueva próxima a La Meca,y el ángel Jibril (nombre de Gabriel en árabe) le comunicó la primera revelación de Alá.Buda no creía en la existencia de un ser supremo,aun-que aceptaba la presencia de numerosos dioses menores del panteón hindú.Aun así,durante su iluminación, en el transcurso de su prolongada meditación a la sombra del árbol Bodhi, entró en contacto con un nivel de conocimiento y sabiduría universal que le hizo omnisciente.

Todos entraremos en contacto con lo Divino a través de experiencias corrientes y extraordinarias, aun-que no se presente algún mensajero espiritual.Ejemplo, la influencia divina resulta evidente en una consecu-ción de desastres que puedas experimentar en un breve periodo de tiempo y que reconducen tu vida. (La palabra «desastre» significa «de las estrellas», lo cual nos indica la antigüedad de la creencia en que las cosas ocurren por razones celestiales.) También puede presentarse una oportunidad imprevista. Lo Divino se revela además a través de sueños, «coincidencias» sorprendentes, una experiencia trascendental en el mundo natural,durante la oración o la meditación.La señal que identifica una experiencia divina como tal, sin importar la forma que adopte, es que capta tu atención y te empuja a cuestionarte si te está ocurriendo algo extraordinario. Los encuentros divinos serán continuos,por oposición a los fenómenos únicos,aunque esto no implica la continuidad de los desastres. Significa que una vez que hayas entrado en contacto con la energía divina, esa presencia permanecerá para siempre en tu conciencia y en tu vida.

Los encuentros que experimentes no tienen qué ser tan dramáticos ni evidentes como los de Abraham, aunque su resultado es, por lo general, irreversible. Tal vez descubras una figura inspiradora o mentor, ya sea en persona o gracias a un libro u obra de arte.Pregúntate de qué forma ese individuo, libro o experien-cia estética ha penetrado en tu vida,traza una línea desde ese punto hasta el momento en que te encuentras ahora.A continuación, añade otros puntos sobre la línea para representar a las personas o experiencias que te han ayudado a consolidar el mensaje inicial.

El momento de conexión en la vida de Ram Dass se produjo durante su primer viaje a la India, cuando todavía se llamaba Richard Alpert. Una noche, durante su recorrido, Alpert tuvo una visión de su madre, fallecida un años antes a causa de una enfermedad del bazo, que le animaba a no abandonar su búsqueda de la liberación interior. Poco después de aquella visión, se encontraba mirando las estrellas mientras pensaba en su madre, y sintió que su presencia le guiaba. Al día siguiente, le presentaron al hombre que se convertiría en su gurú, a quien en un futuro llamaría simplemente Maharaji. Lo primero que Maharaji pidió a Alpert fue que le entregara el carísimo Land Rover con el que había llegado hasta allí y que pertenecía a un amigo suyo; una petición que Alpert se negó a cumplir en redondo.

Pasado un tiempo,Maharaji se llevó a Alpert aparte y le dijo:«Anoche estuviste bajo las estrellas. Pen-sabas en tu madre.»Maharaji supo de alguna forma que la madre de Alpert había fallecido el año anterior. «Tenía el estómago muy hinchado antes de morir -dijo el gurú-. Fue el bazo, murió por el bazo.»

Lo primero que ocurrió -escribiò más tarde Alpert sobre aquel momento- fue que mi mente se elevó cada vez más rápido para conseguir estar a la altura,para entender lo que acababa de suceder.Empecé a imaginar motivos alocados relacionados con la CÍA.Me preguntaba: «¿Quién es? ¿A quién representa? ¿Dónde está el botón que aprieta para recibir la información?¿Por qué me ha traído hasta aquí?» Ningu-na de esas preguntas obtuvo respuesta. Era todo imposible. El tipo con el que estaba no sabía nada de todo aquello, y yo era un turista con un coche.Todo había ido demasiado lejos.

Intentó relacionar esta experiencia con las vividas bajo los efectos de las drogas psicodélicas, pero no tenía las mismas características, y su mente continuaba dando vueltas.

Me sentía como un ordenador al tener un problema irresoluble;se dispara la alarma,se enciende la luz roja y la máquina se apaga.Mi mente renunció,su afán por encontrar una explicación le fundió los plomos. Necesitaba algo que pusiera fin a esa reflexión racional y no encontraba nada. Simplemente, no encontraba un lugar en mi cabeza donde ocultarlo.

Al mismo tiempo,sentí un dolor muy fuerte al pecho y un profundo sentimiento de desgarramiento, y empecé a llorar.Y lloré, lloré y lloré.Y no me sentía ni triste ni feliz; no era esa clase de llanto. Lo único que podría decir sobre él es que me dio la sensación de estar en casa. Como si el viaje hubiera terminado, como si yo hubiera terminado.

En ese instante, Alpert sintió el deseo de ofrecerle a Maharaji el Land Rover o cualquier cosa que le pidiera, pero el gurú lo adoptó como discípulo sin pedirle nada a cambio. Gracias a un hombre santo de la India, este académico norteamericano cambió de una forma que jamás había experimentado ni con el LSD ni con la psilocibina.

2. Escuchar la llamada:

Tras el despertar, aplicas una nueva sabiduría a tu vida.

El primer paso que diò Abraham tras recibir el mandato del Señor -a los 75 años- fue tomar a su esposa, familia y posesiones y partir hacia la tierra de Canaán tal como le habían ordenado.El despertar a lo Divino es importante sólo como un paso más en el viaje de la transformación espiritual.Es un primer paso relevan-te, que sirve de confirmación, pero después de darlo, debes actuar y dar un nuevo paso, como demuestra la historia de Abraham.

Como dice el antiguo proverbio zen: «Antes de la iluminación,corta leña y transporta agua.Después de la iluminación, corta leña y transporta agua.» Escuchar la llamada de lo Divino en el interior no significa retirarse a una vida de contemplación en las montañas del Nepal o en una cabaña del bosque.Pese a lo rigu-rosa y exigente que puede resultar la vida monacal, debido a sus periodos obligatorios de silencio y votos de obediencia,es, en cierta medida, una vida privilegiada en que las responsabilidades de crear una familia y ganarse el sustento diario se sustituyen por la oración y el estudio en un entorno controlado.Los místicos de ahora continúan viviendo en el mundo material, pero con una orientación y un sistema de valores del todo distintos; lo cual constituye un reto que puede ser tan riguroso como la vida enclaustrada.

Cuando sientas los indicios del contacto inicial con lo Divino, busca formas de reaccionar a esa expe-riencia. Ram Dass ha subrayado que el verdadero despertar siempre se manifiesta como un deseo de estar al servicio de los demás. Ese servicio puede adoptar miles de formas -el apadrinamiento, la enseñanza, el asesoramiento, la curación, el voluntariado, o cualquier expresión de trabajo creativo- siempre que su objetivo final sea contribuir a que los demás descubran su potencial divino de algún modo. Como dice Jesús en el Evangelio según san Mateo: «Por sus actos los reconoceréis» en muchas de sus parábolas des-taca el papel de los actos compasivos por encima de las prácticas religiosas. Los actos compasivos son la manifestación física de todo el trabajo espiritual interior que realizas. El apóstol Santiago, en su Epístola Católica, pregunta:

¿De qué servirá,hermanos míos,el que uno diga tener fe si no tiene obras?¿Por ventura a éste la fe podrá salvarle? En caso de que un hermano o una hermana estén desnudos y necesitados del alimento diario,¿de qué le servirá que uno de vosotros les diga:«Id en paz,defendeos del frío y comed a satisfac-ción»,si no les dais lo necesario para reparo del cuerpo? Así, la fe,si no es acompañada de obras, está muerta en sí misma [...].Yo te mostraré mi fè por las obras.

Al igual que Jesús,Santiago estaba sumido en la tradición judía que tiene en muy alta estima la compa-sión. La palabra hebrea «mitzvah» se refiere a cualquiera de los cientos de mandatos que los judíos están obligados a cumplir, pero en su acepción más común, un mitzvah es un acto de amabilidad.
3. Cambio de nombre:

Ad optas un nuevo nombre o papel investido de significado espiritual.

Después de que Dios estableciera su pacto con Abram,le puso el nombre de Abraham, y rebautizó a su esposa Sarai con el nombre de Sara,para simbolizar la ampliación de sus funciones como padre de una gran nación. Aunque el nombre adquiriese un nuevo significado literal, su significado esencial reside en la reo-rientación de Abram, que pasó de ser un patriarca tradicional de un clan a convertirse en el padre de una nueva nación, de un nuevo paradigma espiritual. Tal como T. Cahill describe en su libro El legado de los judíos,el paradigma incluye la creencia del pueblo judío en «un universo unificado que tiene sentido»,don-de cada individuo posee valor y significado,en contraste con etheos impersonal y falto de compasión del politeísmo de su època. Los descendientes de Abraham, según Cahill,nos han dado mucho más que eso.

Nos han dado la conciencia de Occidente,la creencia que este Dios que es único no es el Dios de la manifestación externa, sino la voz «pausada y susurrante» de la conciencia, el Dios de la compasión, el Dios que «estará allí»,el Dios que se preocupa por cada una de sus criaturas,sobre todo por los seres humanos que creó «a su imagen y semejanza», y que insiste en que nosotros hagamos lo mismo. *

En la tradición católica romana,los niños de unos 13 años reciben un nuevo «nombre de confirmación» en la ceremonia en la que confirman su fè. Al igual que ocurre en el bar y bas mitzvah de la tradición ju-día, se trata de un atavismo de los antiguos rituales iniciáticos. Un considerable número de adultos se ha sometido a rituales por los que adopta un nuevo nombre, por lo general, como resultado de la entrada consciente en una nueva senda espiritual. Los iniciados en otras muchas ramas del budismo, el sufismo, el yoga, el vedanta y otras tradiciones místicas,también escogen o reciben nombres del lenguaje ritual de sus respectivas creencias para definir su identidad espiritual.El hecho de que Neem Karoli Baba pusiera a Richard Alpert el nombre espiritual de Ram Dass marcaba el momento de entrada de Alpert en una nueva vida de devoción a las necesidades espirituales de los demás.

Claro está que la mayoría de nosotros no adoptamos un nuevo nombre al emprender nuestro camino. Aùn así,tal vez sientas que has cambiado de forma notable y puedes señalar ese cambio de muchas mane-ras.Tus prácticas religiosas pueden incluir la construcción de un altar doméstico u otros espacios sagrados en tu vivienda. Puedes reservar un momento del día para la oración y la meditación;trabajar en colabora-ción con un maestro o guìa espiritual que dirija tu evolución;crear o entrar a formar parte de una pequeña comunidad de almas afines que se reúna con regularidad para aconsejarte sobre tus prácticas espirituales; cambiar tu dieta u otros hábitos para reflejar el nuevo yo que sientes emerger en tu interior. Puesto que el hombre representa una idea identidad, esos cambios de identidad espiritual constituyen el equivalente metafórico del cambio de nombre.

* Thomas Cahill: The Gifts ofthejews: How a Tribe oj Dcscrt Wvnads Changed ihe Way Everyone Thinks and Feels.
4. Deberes: A lo largo de la vida se te presentan oportunidades y retos

extraordinarios que requieren transiciones y reajustes continuos.

Abraham era jefe de un clan y hombre de recursos,aunque ninguna de las situaciones de su pasado ha-cían sospechar que fundaría 2 naciones y 2 de las grandes tradiciones espirituales de la historia: el judais-mo y el islamismo. Los deberes de Abraham incluyeron desafíos físicos (viajar hasta una nueva tierra) y emocionales e intelectuales (enfrentarse al faraón y a otros gobernantes extranjeros).En una escena narrada con lujo de detalles en Génesis 18, incluso osa reprochar al Señor que las vidas de los justos sean destrui-das en Sodoma y Gomorra,cuando él mismo era «polvo y cenizas».El extremo hasta el que acepta y supera estos desafíos como hombre y espíritu lo convierte en un valioso modelo de cómo aceptar tu contrato.

Analiza tu vida e intenta encontrar oportunidades que se hayan presentado de repente y que parecían ir en contra de tus principios, que te forzaron, más o menos,a realizar unos cambios que no habrías hecho de no ser por obligación. A menudo nos sentimos disgustados por la forma en que reaccionamos ante esos retos u oportunidades, pero la diligencia, el éxito o la victoria no son reacciones estrictamente necesarias; lo importante es que tengas alguna reacción...

El viejo dicho «Lo que no mata, engorda», se puede aplicar perfectamente en este caso. No seas muy duro al juzgarte, pero espera resultados imprevistos. Christopher Reeve cuenta que deseó morir tras sufrir el accidente de equitación que lo dejó tetrapléjico, y le pidió a su esposa que desenchufara el respirador al que estaba conectado. Sin embargo, con el paso del tiempo, llegó a un punto en que no sólo deseaba vivir, sino enseñar a otros a vivir. Decidió ser la personificación de la verdad de que nuestro valor como almas humanas no disminuye por el simple hecho de que el cuerpo esté incapacitado. Reeve aceptó lo necesario para llegar a lo más elevado de su potencial. Es probable que no lo hubiera conseguido de no haber sido por el accidente que sufrió, aunque su trayectoria anterior a ese hecho reflejaba cierta tendencia a cumplir metas elevadas.Con todo,la visión de Superman en silla de ruedas es una imagen con tal poder arquetípico que no me extraña que muchas personas se hayan replanteado la vida a raíz de su contemplación.
5. Entrega: Te someterás a continuos exámenes en los que te preguntarán:

¿Cuál de estos dos mundos escoges, el de lo Divino o el de lo terrestre?

Isaac,hijo de Abraham, lo era todo para su padre. Aùn así,cuando Dios le pidió a Abraham que sacrifi-cara al muchacho, él se dispuso a obedecerle. Aunque esa orden fue la más difícil de su vida y estaba a todas luces en contra de sus intereses, Abraham decidió obedecer la voz de lo Divino.

La reacción de Abraham es un indicativo de que debes tener fe en que tu contrato jamás te exigirá más de lo que puedas dar.No llegarás al final del proceso de decisión y entrega hasta que hayas entregado todo a la voluntad divina.En el momento que sientes que has llegado al límite,te exigen un poco más.Por ejemplo, quizá tu carrera o una relación parezca ir a la deriva cuanto más intentas mejorarla.En esa situación,tal vez decidas dejar que Dios guíe tus pasos, sin importarte las consecuencias, y se soluciona el problema,pero de una forma inesperada. O, tal vez, sientas una intensa necesidad de lanzarte a una aventura profesional más creativa que supondrá un riesgo económico, pero el sentimiento de realización personal que te aportaría te compensaría con creces.¿Deberías hacer caso a tu intuición?Tal vez sientas ganas de aumentar la actividad espiritual en tu día a día, aunque la razón te diga que deberías invertir más tiempo en el trabajo, en ganar más dinero y en labrarte un futuro para la jubilación. En ese momento es cuando debes combinar la intui-ción con la razón y aplicar una perspectiva simbólica para analizar tus necesidades externas e internas. De esta forma, podrás descubrir la voz de lo Divino en tu interior. En próximos capítulos hablaremos con más profundidad sobre cómo desarrollar la visión simbólica.

Cada una de las 5 etapas de tu contrato se desplegarán y se entrelazarán a lo largo de tu vida, lo cual se hace evidente, sobre todo,en la etapa de entrega.Abraham se entregó a la voluntad de Dios cuando obe-deció su llamada y abandonó su hogar a una edad avanzada.Volvió a entregarse a la voz de lo divino cuando ésta lo guió desde Egipto a Canaán; cuando tuvo que dirigir un ejército para rescatar a su hermano Lot de la cautividad y de las fuerzas invasoras,y cuando la razón le dijo que era imposible que él,a sus 100 años, y Sara, con 90, tuvieran un hijo. La orden de sacrificar a Isaac fue tal vez su mayor acto de entrega, como respuesta al reto más cruento de su vida.

A medida que estudiemos las formas en que se desarrollaron estas 5 etapas en las vida de los grande maestros espirituales Jesús. Mahoma y Buda, te pido que intentes encontrar paralelismos con las etapa? de tu vida. No te fijes sólo en los detalles extraordinarios de sus trayectorias,sino en su significado simbó-lico y las verdades que subyacen en ellas.Porque en la esencia de cada una de las historias hay una maravi-llosa paradoja: aunque no estaban seguros de su Contrato Sagrado en ciertos momentos del camino, y en algunas ocasiones se lo cuestionaron e incluso pidieron que los libraran de él, se entregaron a la voluntad divina en cada uno de esos momentos.
El contrato de Jesús

La vida de Jesús, de principio a fin, puede interpretarse como el desarrollo de su Contrato Sagrado y su continua entrega a él. Pero, yo me limitaré a hablar de 4 de los más importantes acontecimientos de su vida: su bautismo e iluminación;sus 40 días de ayuno en el desierto; su experiencia en la huerta de Getse-maní, y su crucifixión.

Cada uno de los Evangelios Sinópticos describe el momento en que Juan Bautista bautizó a Jesús. El Evangelio según san Marcos se inicia con una descripción de este momento crucial: «Y luego, al salir del agua, vio abrirse los cielos y al Espíritu Santo descender en forma de paloma, y posarse sobre él.» Éste, el más antiguo de los 4 evangelios, presenta el retrato más claro de una clásica experiencia de iluminación. Lucas realiza una descripción similar, pero sitúa el «principio» en el momento inmediatamente posterior al bautismo, mientras Jesús se encuentra rezando. Se oye una voz que le dice: «Tú eres mi hijo, el Amado, yo velaré por ti.»

Este ritual señala la iniciación de Jesús,un acto público de revelación de proporciones arquetípicas que expresa que Jesús había alcanzado un grado de iluminación tal que le hacía merecedor del contacto con lo Divino.Fue la primera etapa de su Contrato Sagrado,el inicio de la relación entre Jesús y lo Divino,a quien llamó Padre (o «Abba», cuya traducción exacta sería «papá»). El acto del bautismo es también un ritual arquetípico que sugiere la plena aceptación de que la vida de un individuo ha sido fruto de una voluntad. En el caso de Jesús,el bautismo demuestra la mediación de otro maestro espiritual representada por el he-cho que Juan contribuyera al momento de la iluminación de Jesús.Tras el bautismo, Jesús fue reconocido como maestro, y así lo llamaron el resto de su vida.Su alma se había ungido y su Fuerza había despertado.

Inmediatamente después de su iniciación,Jesús se dirigió al desierto para ayunar durante 40 días con el fin de intensificar su comprensión y su grado de compromiso tras la iluminación. Aun así se encontró con el Diablo,que lo tentó para que vendiera su primogenitura a cambio de 3 opciones diferentes de engrande-cimiento del ego. El Diablo esperó el momentó en que Jesús se encontraba más débil físicamente por la falta de comida y le sugirió que utilizara sus aventajados poderes espirituales para saciar su hambre y sus deseos materiales. Jesús, rechazó todos los «bienes mundanos», lo cual constituye un profundo acto y la respuesta a su primer gran reto espiritual.

Todos nosotros debemos enfrentarnos una y otra vez a retos de esa clase,que se manifiestan en forma de «tentaciones»,y no debemos creer que se presentarán sólo una vez en la vida.Cada vez que nos adentramos en una nueva esfera de poder,que puede consistir en la obtención de más dinero, de más títulos universita-rios o,como en el caso de Jesús,la pertenencia a un nivel de visión espiritual más elevado,se nos «examina» para averiguar cómo reaccionaremos ante el influjo de un nivel más de poder terrestre en nuestra vida. Esa clase de poder no es una energía negativa;lo importante es la forma en que usaremos esa energía.Tras salir victorioso de su batalla contra las desilusiones del ego,Jesús inició su ministerio público, por el cual intro-dujo un nuevo paradigma espiritual tan importante como el iniciado por Abraham casi 2 mil años antes.

No podremos apreciar como se merece el nuevo paradigma de Jesús sin haber entendido antes el mun-do en que nació desde el punto de vista geográfico e histórico; un mundo caracterizado por el declive de la estabilidad económica y la creciente tensión psicológica provocada por la ocupación romana de Judea. Los impuestos y las deudas obligaban a los judíos, que eran terratenientes desde hacía generaciones, a re-nunciar a sus tierras para saldar los pagos fiscales.Un reciente estudio sobre la realidad político-económica en la época de Jesús lo expresa de la forma siguiente:

Los aldeanos que habían tenido la responsabilidad de ayudar a sus vecinos en tiempos de carestía ya no tenían la obligación legal de hacerlo, sobre todo,porque en ese momento ellos mismos eran deudo-res y sentían la presión de tener que conseguir comida para sus hijos. Las enemistades locales que en tiempos de normalidad se habrían resuelto con sencillez, se convirtieron en insultos, peleas y disputas familiares.Las tierras y los bienes que se adquirían como préstamo con garantía -que debían devolverse a sus propietarios originales según la ley del año sabático- pasaron a ser propiedad permanente del acreedor de la gran ciudad. Lo que ocurría era que el pueblo de Israel estaba dividido.''"
* Richard A. Horsley y Neil Asher Silberman: The Message of the Kingdom: How Jesús and Paul Ignited a Revolution and Transformed the Ancient World.
Las tareas que Jesús realizó estuvieron motivadas, ante todo,por la necesidad de ayudar a las gentes de esa época y de aquella región, a aliviar su ansiedad psicológica y su angustia social, conseguir que volvie-ran a la práctica del amor y la compasión, característica de la tradición judia. En el intento de cumplir su contrato, y pese la gran inestabilidad política. Jesús acabó muerto.Pese a ello,Jesús aceptó esos obstáculos y convirtió a los pobres y marginados en los principales receptores de sus enseñanzas y curaciones.

Los Evangelios Sinópticos cuentan la misma versión del 3er acontecimiento en la vida de Jesús que nos recuerda cómo debemos responder al acuerdo al que llegamos a través de nuestro contrato. Después de la Ultima Cena, Jesús se dirige con sus discípulos a la huerta de Getsemaní para orar y les dice:

Dispuesto estoy a ir a la muerte», y les pide que se queden junto a él mientras ora en privado a su Padre. En su agónica oración, Jesús le pide al Padre: «Aleja de mí el cáliz; no obstante, no se haga mi voluntad, sino la tuya.» En la versión de Lucas, a Jesús se le aparece un ángel «confortándole.Y en su agonía, oraba con mayor intención,y vínole un sudor de gotas de sangre que chorreaba hasta el suelo» (Lucas 22,39-44).

Este pasaje es una joya, pues representa a la perfección nuestra conexión con lo Divino y la obtención de la claridad espiritual. Jesús deja muy claro en sus oraciones que no desea hacer lo que se le solicita. Expresado indica, está pidiendo una vía de escape para esa parte de su contrato que debe consentir «por necesidad».Jesús recibe ayuda y consuelo en forma de ángel, y pese a ello,no se ve liberado de la obliga-ción de seguir la llamada que recibió de por vida. Entrega su voluntad a lo Divino mediante la expresión de una frase que se convirtió desde ese momento en el principal mantra cristiano: «Hágase tu voluntad.» Sin preguntar el porqué, tras haber vivido una vida de amor y servicio al prójimo, Jesús debe sufrir una muerte espantosa; acepta su destino. Su oración es una declaración de confianza suprema en la sabiduría de lo Divino, y a través de ella entrega de forma dehberada la autoridad para gobernar su existencia.

En la fascinante nota al pie de los versos 43-44 de la Nueva Biblia de Jerusalén, que cuenta con un gran reconocimiento por su precisión académica, los editores afirman que en algunas traducciones se han omitido los versos referentes a la angustia de Jesús,tan intensa que su sudor se asemeja a gotas de sangre. La razón de esta omisión se refiere ante todo a «la intención de evitar la humillación de Jesús por parecer demasiado humano». La idea de que Jesús pudiera sufrir la misma clase de angustia que los demàs mor-tales por el presentimiento de un intenso sufrimiento psíquico y psicológico resultaba muy humillante para algunos traductores del Nuevo Testamento. Aun así, el hecho de que Jesús sufriera de esa torma y que, pese a ello, fuera capaz de entregar su voluntad por la «necesidad» de cumplir su contrato hace que el pasaje sea aún más notable.

No obstante, la agonía de Jesús en la huerta no fue su último acto de entrega;poco después se produci-ría la crucifixión. La descripción de Lucas resulta enigmática, pues es el único autor de los Evangelios Canónicos que pone en boca de Jesús las palabras: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.» Esta frase es fundamental para el cristianismo y para el aprendizaje de cómo debemos reaccionar cuando se producen los «actos de necesidad» en la vida, acordados antes de nuestro nacimiento.

Jesús es un ser humano de carne y hueso que descubre la necesidad de experimentar una muerte violen-ta y aparentemente injusta. Pese a ello, en ese momento, el hijo de Dios creó un modelo de perdón que en la actualidad es una conducta ejemplar para aquellos cuyo sufrimiento es injusto. Como hombre, Jesús creyó necesario pedir ayuda para descubrir la naturaleza de su contrato y prepararse para vivirlo. Experi-mentó el ritual del bautismo como forma de agradecimiento por el contrato que tenía, aunque presintiera cómo acabaría éste en la Tierra. Y personificó la realidad de lo Divino que determina que cada uno de nosotros pasará numerosos exámenes a lo largo de la vida y que siempre tendremos una nueva oportunidad para descubrir nuestro poder.

Durante sus últimos días de vida, Jesús se sometió al ritual arquetípico de entrega de todo nuestro ser a lo Divino. Demostró que estamos aquí para servir a la sabiduría divina, y no a la inversa.Y por ello, al vivir esas experiencias dolorosas en extremo que debemos padecer por los acuerdos que hemos estableci-do antes del inicio de nuestra vida en la Tierra, la práctica del perdón, pese a lo ilógico que nos pueda parecer desde el punto de vista racional, es la única práctica que consuela al alma.

No es muy probable que debamos realizar la clase de sacrificios requeridos a Jesús, aunque muchas personas han experimentado momentos de transformación al entrar en contacto con lo Divino que han cambiado su forma de pensar y de vivir. Entre los ejemplos más sorprendentes de esta clase de encuentro están las experiencias próximas a la muerte, cuyo número ha aumentado de forma sorprendente en los últimos años. Al parecer y, en parte, gracias a los avances de la medicina, en la actualidad muchas más personas son revividas después de haberse diagnosticado su muerte clínica. Estas personas afirman haber penetrado en un túnel luminoso y haberse encontrado con familiares y guías angelicales. A la mayoría de mis pacientes con este tipo de experiencia se les comunicó el mensaje de que todavía no había llegado su hora y que debían regresar porque les quedaba algo por hacer.

Cuando contaba algo de 20 años,Sheri sufrió un accidente de tráfico que la dejó gravemente herida e inconsciente. Sintió que su cuerpo se elevaba y vio un túnel de luz dirigirse hacia ella. En el interior del túnel reconoció a su padre que caminaba junto a un ángel. «He venido a decirte -le dijo su padre- que me arrepiento de no haber apoyado tus sueños en vida. Cúmplelos ahora.»

Sheri me contó que a los 18 años empezó a salir con un hombre asiáticoamericano llamado Yoshi, de quien se enamoró profundamente. Sin embargo, su padre se opuso de forma radical a esta relación y la presionó para que la rompiera. Sheri se dio cuenta de que su familia jamás aceptaría aYoshi, y era muy joven para enfrentarse ella sola a esa oposición. Incluso tras la muerte de su padre,el amargo recuerdo que Sheri tenía de su relación le había impedido intentarlo de nuevo conYoshi.

Pero en el momento en que abrazó a su padre, pese a estar fuera de su cuerpo, toda la rabia que Sheri sentía hacia él se esfumó.Al regresar a la vida después del accidente,le arrobó el simple hecho de estar vi-va.«Me siento tan orientada -dijo-,tan próxima al Cielo.Siento que todo lo que hago o digo es importante. Y me tomo con mucha seriedad el conocer esa verdad. El amor y la gratitud que siento ahora hacia mi padre me ha hecho apreciar que todo en la vida tiene su porqué, incluso los momentos más dolorosos.»

Después de reconciliarse con su padre,Sheri sintió el impulso de buscar al hombre del que había estado enamorada años antes.Le costó algún tiempo encontrar a Yoshi,y cuando por fin lo consiguió,él aún estaba resentido porque ella lo había abandonado a causa de su padre. Sin embargo, después de varios meses, volvieron a salir y retomaron su antigua historia de amor.

No obstante, no todas las experiencias próximas a la muerte tienen unos resultados tan sorprendentes. Una mujer de 65 años llamada Marilyn, me contó una experiencia de este tipo durante la cual lo Divino estableció contacto directo con ella. Marilyn revivió tras un ataque al corazón que la dejó clínicamente muerta durante varios minutos.

Mientras estaba fuera de mi cuerpo -me comentó-, el ser más cariñoso me abrazó. De repente, mi vida era más importante que nunca,porque sentí como si todo el universo me conociera por mi nombre de pila. Me invadió el sobrecogimiento,y en el momento en que recuperé la conciencia,sentí que se me había permitido vivir por razones espirituales; para realizar un servicio espiritual. Agradezco a Dios a diario que me haya «atacado el corazón».

En la vida externa de Marilyn no se produjo ningún cambio evidente. Pero su actitud interna hacia la vida experimentó una profunda transformación.Se diò cuenta de que todo era como tenía que ser.Su miedo por acercarse al final de la vida se desvaneció y dejó de temer a la muerte como había hecho hasta entonces.
El contrato de Mahoma

Occidente está mucho más familiarizado con Jesús y el cristianismo que con la historia de Mahoma y la fundación del islam.Por razones relacionadas con ideologías políticas enfrentadas y 14 siglos de animo-sidad entre musulmanes,cristianos y judíos en Oriente Medio,poseemos, además, una visión distorsionada de las enseñanzas del islam. En realidad, las enseñanzas islámicas están basadas en los mismos principios éticos y morales esenciales para el judaismo y para el cristianismo.Alà el nombre que los musulmanes dan a Dios,es idéntico al Dios de la Biblia hebrea y al del Nuevo Testamento; en el Corán, Alá se refiere a sus actuaciones previas a través de muchos personajes esenciales de la tradición judía y cristiana.Las revelacio-nes de Alá en el Corán fueron transmitidas a Mahoma por boca del arcángel Gabriel,quien anunció a María que sería la madre de Jesús.Y por todo ello, los musulmanes veneran a Mahoma como el último de una serie de grandes profetas entre los que se incluyen Adán, Noé, Abraham, Isaac, Moisés, Juan Bautista y Jesús, lo cual imprime sensación de continuidad entre estas 3 grandes tradiciones monoteístas.

Los musulmanes pueden ser tan perceptivos en lo referente a interpretaciones de la vida de Mahoma como lo son los cristianos con la vida de Jesús, pese a la existencia de escritos sobre la vida del Profeta que reflejan su incertidumbre sobre su misión hasta bien entrado en la mediana edad. Mahoma pasó gran parte de su juventud ocupado como guía de las caravanas arábigas en lugares tan alejados como Siria, y a lo largo del camino habló con ermitaños, monjes y judíos practicantes gnósticos que vivían en cuevas del desierto y en comunidades apartadas. Después de que Mahoma contrajera matrimonio con Khadijah a los 25 años,tuvieron 4 hijas y 2 hijos,quienes murieron siendo niños.Durante los 15 años siguientes, Mahoma administró la hacienda de Khadijah y vivió una existencia normal para los árabes, aunque próspera.

En todas las narraciones se cuenta que Mahoma era un hombre recto y moral antes de iniciar su misión en el mundo,pero no se había manifestado espiritualmente de forma clara. A lo sumo, Mahoma podría ha-ber sido considerado un hanif, uno de los oradores del desierto que adoraban de manera exclusiva al Dios Creador Único,cuyo nombre, Alá,significa «el Dios». Era frecuente que algunos hombres del clan desérti-co de Mahoma se apartasen de la sociedad durante algún tiempo, al igual que hizo él, para meditar y orar en solitario. Pero, a los 40 años, Mahoma empezó a tener lo que él llamó «visiones verdaderas» mientras dormía, «como la aparición de la luz al alba», cuando dirigió sus pasos hacia la soledad de una cueva en el monte Hira, cerca a La Meca. Allí se le apareció un ángel de forma humana y le ordenó: «¡Recita!»

Tal vez al creer que el ángel le pedía que leyera algo, Mahoma contestó: «Yo no soy poeta.» Pero el ángel lo abrazó y repitió la orden 3 veces hasta que Mahoma recitó como le habían pedido.Salió de la cueva sobrecogido y escuchó una voz que le decía: «Tú eres el mensajero de Alá, y yo soy Gabriel.»

Al igual que Abraham y Jesús, Mahoma tuvo que ser despertado y preparado en esa primera etapa de conciencia para poder vivir la magnitud de su Contrato Sagrado de forma plena. La prematura muerte de sus padres le hizo entrar en contacto con su interior y, tras entrar en contacto con su alma,el nivel trascen-dental de su Contrato Sagrado podría empezar a revelarse. Mahoma pasó más tiempo en la cueva de Hira rezando y meditando con objeto de prepararse para su misión.

Según sus primeros biógrafos, en un principio, el Profeta se sintió aterrorizado por sus visiones, temió estar poseído por uno de los jínn y le pidió a su mujer que lo cubriera con una manta.

Una vez que su sobrecogimiento hubo disminuido, su esposa Khadijah le preguntó por la razón de su gran ansiedad y temor.A continuación,lo reconfortó, diciéndole:«Alá (El Único Dios) no te abando-nará, porque eres bueno con tus familiares, sólo dices la verdad, ayudas a los pobres, los huérfanos y los necesitados, y eres un hombre modesto.»

Luego, Khadijah pidió consejo a su primo Waraqa, un anciano santo conocedor de revelaciones y escrituras anteriores.

le confirmó que el visitante no era otro que el arcángel Gabriel.'

"Zahoor y Haq:Biography of Prophet Muhammad (1990),
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   48

similar:

Conocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado juntos. Me impresionó mucho su creencia en que todos tenemos un Contrato Sagrado que iconLos científicos creen que la miel forma parte de la dieta humana...

Conocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado juntos. Me impresionó mucho su creencia en que todos tenemos un Contrato Sagrado que iconPestalozzi I la Pedagogía Contemporanea
«Desde hace mucho tiempo ¡ai! desde los primeros años de mi adolescencia – dice Pestalozzi – una aspiración sola, única, poderosa...

Conocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado juntos. Me impresionó mucho su creencia en que todos tenemos un Contrato Sagrado que iconTranscurre desde la aparición del ser humano, hace aproximadamente...

Conocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado juntos. Me impresionó mucho su creencia en que todos tenemos un Contrato Sagrado que iconTodo mi pasado de la Laboral apareció de pronto en mi mente al leer...

Conocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado juntos. Me impresionó mucho su creencia en que todos tenemos un Contrato Sagrado que iconHace más de cien años se le ocurrió a un químico describir todos...

Conocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado juntos. Me impresionó mucho su creencia en que todos tenemos un Contrato Sagrado que iconVarón de 73 años con antecedentes de hta, infarto agudo de miocardio...

Conocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado juntos. Me impresionó mucho su creencia en que todos tenemos un Contrato Sagrado que iconDesde hace nueve años los hombres de ciencia han venido discutiendo...

Conocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado juntos. Me impresionó mucho su creencia en que todos tenemos un Contrato Sagrado que iconJerez, en el Sur de España, donde el vino se lleva haciendo desde hace 000 años

Conocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado juntos. Me impresionó mucho su creencia en que todos tenemos un Contrato Sagrado que icon1. Un enfermo de 45 años, bebedor de 60 grs de alcohol diarios, desde...

Conocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado juntos. Me impresionó mucho su creencia en que todos tenemos un Contrato Sagrado que iconLa jugo-terapia contribuye a que evitemos muchos males y a pesar...


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com