La historia fantástica de un descubrimiento




descargar 336.14 Kb.
títuloLa historia fantástica de un descubrimiento
página1/11
fecha de publicación30.01.2016
tamaño336.14 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Historia > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11



MARCAHUASI

La historia fantástica de un descubrimiento

Ilustrada con fotografías del archiv.o personal del autor.

DANIEL RUZO DE LOS HEROS
MARCAHUASI

La Historia Fantástica de un

Descubrimiento
MARCAHUASI

La historia fantástica de un descubrimiento

1 a Edición: México, Editorial Diana, diciembre de 1974, 3.000 ejemplares.

2a Edición, México, Editorial Diana, abril de 1975, 5.000 ejemplares.

Marcahuasi.

1 a Edición, lima, Editorial Mundo Hispano, 1974, 1.000 ejemplares. 2a Edición, Lima,

Editorial Mundo Hispano, 1975, 1.000 ejemplares. 3a Edición, lima, Editorial Mundo

Hispano, 1980, 1.000 ejemplares. 4a Edición, Lima, Ignacio Trapero, 2004, 1.000 ejemplares.

Derechos registrados conforme a Ley, Carola Cisneros de Ruzo Carolaruzo@yahoo.com

Foto Carátula: Kuroki Riva

ISBN: 9972-33-062-1

Depósito Legal: 150141 2004-0150


Prólogo

Daniel Ruzo recorrió por primera vez la meseta de Marcahuasi, a fines de Agosto 1952, inspi-rado por la fotografía que, en el año 1935, tomara Kuroki Riva de la majestuosa figura llamada por los pobladores de la región: "La Cabeza del Inca...Peca Gasha". Había cumplido 52 años el 3 de junio. Cuando se enfrentó con esa escultura a la que bautizó como "Monumento a la Humanidad" al reconocer en ella perfiles de diversas razas humanas.

El año 2002 se cumplieron 50 años de esa aventura que lo llevó a estudiar concienzudamente la meseta y resultó ser clave para ilustrar la teoría de la protohistoria como Ruzo la concebía. Desarrolló ampliamente su tesis en conferencias en el Centro de Instrucción Militar del Perú, en la Academia Nacional de Ciencias de México, en la Universidad de La Sorbona en París, y en la Sociedad de Estudios "Atlantis" de Londres.

Poeta desde su juventud, premiado en Lima en 1917 como ganador de "Los Juegos Florales", su espíritu reconoció siempre la sabiduría que encierran los conocimientos calificados por Bergier como "realismo fantástico". Tropezó constantemente -como se puede deducir de sus publicaciones- con la que él denominaba "ciencia oficial".

Sus conocimientos, iluminados por intuiciones, hacían surgir terrenos que investigaba entre-gándose a la verdad que le ofrecían.

Así ha Cantado la Naturaleza, se llamó su primer libro de poemas. De su relación armoniosa con el universo nació su interés por recorrer el Perú y relacionarse con los caminos y los ce-rros.El deseo de profundizar el sentido de los símbolos que reconocía en las montañas perua-nas, lo acercó en 1924 a Don Pedro Astete y Concha, investigador de tradiciones y leyendas.

Astete regresaba esa fecha de Argentina, donde recopilò datos, desde 1915, en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires, y llegaba a Lima con innumerables notas sobre símbolos, signos, leyendas, letras y números estudiados en diversas culturas. Ruzo se unió a esos estudios y ambos trabajaron juntos hasta 1940, fecha del fallecimiento de don Pedro. Daniel se ocupó de que las notas minuciosas que Astete había hecho a mano y con lápiz en eternos cuadernillos, fueran mecanografiadas. También se ocupó de editar Los Signos, obra que Astete dejó lista para su publicación.

Testigo de sus reuniones y coloquios fue el Cerro San Cristóbal,primera montaña que empe-zaron a estudiar esculturas, caminos trazados, símbolos y leyendas. Por eso ilustramos esta reedición con la foto del balcón de casa de la familia de Don Pedro, donde se reunían a diario.

Daniel empezó a elaborar su tesis sobre la existencia de una humanidad como la nuestra que dejó sus mensajes esculpidos en la roca natural. Astete colaboraba en esa investigación, pero no compartía la teoría completa. Reconocía, si, un mensaje en la palabra "Masma", (capítulo "El Sueño de Masma") palabra que inundó el trabajo de ambos de modo que la primera deno-minación con que Daniel inició sus exposiciones fue: "La Cultura Masma". Esta reedición de su primera publicación de 1974, conserva el texto original y expresa su mensaje como Daniel manifestó. Incluye las palabras que dirigió a la juventud del Perú en 1980. Se ilustra con foto-grafías tomadas por el mismo Daniel entre 1952 y 1960; pretendemos un homenaje a la devo-ción con que emprendía todos los caminos de su vida.

Sin detallar toda la colaboraciòn que Daniel recibió, quiero agradecer especialmente la ayuda que aportaron, desde el primer momento y hasta la fecha, 2 pobladores nativos de San Pedro de Casta, que hoy lo recuerdan y viven como propia esta singular investigación de la protohis-toria. Son ellos: don Manuel Olivares y don Miguel Bautista.
CAROLA CISNEROS DE CRUZ. Lima, mayo del 2003
Mensaje a la juventud del Perú

La más imponente de las montañas sagradas de la Tierra, que ostenta la más hermosa deco-ración, está a las puertas de Lima,a 80 kms al E, en las estribaciones de los Andes. Un pueblo poderoso, forjador de una cultura completa, hizo de ella -hace más de 85 siglos- un reservorio del agua de lluvias para regar durante los 6 meses secos los terrenos que la rodean. Convirtió la meseta en fortaleza inexpugnable y en un centro religioso con 4 enormes altares. Entregó sus muertos a los cóndores y decoró sus 3 kms2 con cientos de maravillosas esculturas que nadie puede negar.Empleó para esas obras y esa decoración tantas horas de trabajo que podemos asegurar que gozó durante siglos de una economía floreciente.

Las líneas trazadas por sus monumentos acreditan un plano secreto que solo puede tener una finalidad:situar la entrada de la caverna subterránea que existe en toda montaña sagrada. En esas cavernas se salvaron grupos humanos durante el mítico diluvio de Noé. En las mis-mas cavernas se salvarán otros grupos humanos durante la próxima catástrofe...

Jóvenes peruanos: Marcahuasi les da a ustedes no solo una profundidad histórica de cien siglos sino una lección de esfuerzo perseverante para los más altos fines.

En 1918 dediqué a la juventud del Perú mis primeros poemas y 60 años después,en 1978, les dediqué, en mi primera conferencia, en Miraflores, los trabajos realizados en Brasil y México, Francia è Inglaterra, Rumania y Egipto,para probar con ellos que Marcahuasi no es una mese-ta aislada, sometida a erosión imposible, sino la más importante de las montañas sagradas de la Tierra: comparadas con ella acreditan su realidad cultural y su simbología.

Marcahuasi es el símbolo de una nueva generación y el fundamento cultural que esa genera-ción necesita para proyectarse al futuro con fe y entusiasmo.
Manifiesto

Este libro pretende reunir espiritualmente a los seres humanos que están convencidos:de que una humanidad tan importante como la nuestra fue «raída de la faz de la tierra; por un despla-zamiento de las aguas del planeta;la necesidad de ubicar los bosques sagrados,las montañas sagradas y las cavernas subterráneas, donde esa humanidad utilizó las fuerzas telúricas para devolver a los hombres el equilibrio físico y psicológico; la necesidad de descubrir y habilitar las cavernas que posibiitaron durante el cataclismo de Noé la salvación de grupos humanos escogidos y entrenados para realizar una misión: la salvación en ellos de la simiente humana; la necesidad de estudiar las semillas, los animales domésticos, los conocimientos bàsicos que heredamos de esa humanidad desaparecida que son indispensables para iniciar la nueva humanidad. de la necesidad de salvar los mitos, las Ieyendas, los conjuntos simbólicos, las nociones del tesoro y las concepciones de los libros sagrados: la revelación tradicional que heredamos y debemos entregar a una nueva humanidad. de que ese acervo es indispensable en cada humanidad para la salvación del héroe: se trata de la posibilidad del superhombre.

Se reunirán así aunque no se conozcan, todos los que consideran con angustia el futuro, que buscan en la más antigua sabiduría y las profecías, salud y salvación para pequeños grupos humanos en el mundo físico. Contribuirán a la preparación psicológica de los elegidos.

Solo la unión para tan altos fines puede dar sentido a nuestras vidas ante catástrofes cíclicas inevitables.

Tepoztlan, 1974 México.

Dedicatoria de la primera edición de: La Historia Fantástica de un

Descubrimiento

Dedicamos esta obra, que expone nuestras investigaciones de los últimos 50 años,a hombres de ciencia verdaderos. Damos a los sueños de la noche, a las imaginaciones de la conciencia diurna, a las leyendas y a los símbolos, el más alto valor humano. Probamos,además, nuestro descubrimiento por miles de fotografías de las que presentamos aquí una selección.El archivo completo queda y quedará a disposición de los estudiosos.El estudio de las esculturas hechas en roca natural y de las montañas talladas, es el mejor camino para investigar la protohistoria humana.

Este estudio, importante en todos los continentes, es muy especial en América.

Exponemos algunas conclusiones y seremos más explícitos cuando acepten la evidencia de nuestras fotografías. Presentamos las conclusiones dentro de la más pura tradición científica. No pretendemos que sean verdaderas, ni verosímiles; basta que las acepten como hipótesis. Hemos esperado 50 años para esta publicación y cada año aumentó nuestra documentación. La hacemos hoy porque ya hemos hecho durante 74 años el camino de la tierra.

Dedicamos también esta obra a los que se forman fuera de las universidades, a todos los que no pueden comprender la importancia que se da, en esta humanidad a la que pertenecemos, a la ciencia experimental, en contra de la ciencia mágica que existe y ha existido siempre, que no puede ser "demostrada" en un laboratorio. Los fenómenos de la ciencia mágica no pueden someterse a experimentación en condiciones determinadas y en hora preestablecida. No por eso son menos importantes ni menos ciertos.

Las curaciones milagrosas se realizan contra todas las previsiones de los médicos: para ello se requiere solo la acción de los elementos en estado puro, natural, y actitud del ser humano en su totalidad más profunda: la fe. Pero todos los curanderos, de todas las religiones y de todas las épocas, han reunido a sus pacientes en grupos y han producido el milagro muchas veces, sin poder asegurar jamás en quiénes ni cuándo el milagro se producirà. En Lourdes: nunca se curan todos los enfermos; y son indiscutibles las curaciones milagrosas realizadas contra las leyes de nuestro mundo.

Nunca han vuelto a crecer miembros amputados, creemos que es imposible porque todos creemos que es imposible. El conjunto de circunstancias en que intervienen los elementos o remedios, requiere un estado de fe y un instante sagrado en el que se unen la tierra y el cielo.

Nuestros descubrimientos se han producido así, observando rocas junto a las que han vivido miles de personas que no las han visto porque les faltaba la fe en el mundo mágico y en todas las obras de una humanidad anterior, que creía y respetaba ese mundo y producía obras de un arte incomparable, sin firma de autor. La obra artística era el ritmo de la propia vida, como los latidos del corazón, como la respiración o el caminar sobre la tierra. Era una obra mágica.

La humanidad actual ha olvidado todo esto y considera mucho más importante ir a la luna. No se explica la aparición de hombres geniales que saltando toda barrera llegan a resultados sorprendentes sin seguir los caminos trillados de la mentalidad lógica: lo que diferencia a los genios de los demás hombres, es que viven en el mundo mágico sin pretender nada para sí mismos, sin volver la cara atrás y sin escuchar las voces de los dogmáticos que pretenden reducir a palabras lo que no tiene nombre.

Demostramos en este libro que las tallas y las esculturas hechas en la roca natural, para ser vistas desde un punto o dirección dada y en especiales condiciones de iluminación, acreditan un estilo en el que solo podían expresarse hombres de profunda fe panteísta. La técnica de esos escultores no se ha repetido en la época histórica.

Se encuentran esos trabajos en diversos lugares de la tierra,alejados unos de otros,repitiendo los mismos símbolos con la única finalidad: rodear las montañas sagradas, templos de una humanidad desaparecida, para que no sean olvidadas y puedan servir una vez más para la purificación del hombre y la salvación de la humanidad.

Las fotografías no necesitan comentario. En 1959, en nuestra 2da conferencia en La Sorbona, cuando nos ocupábamos de uno de los 7 países a que nos referimos en este libro, hacíamos notar la imposibilidad de que se tratara de caprichos de la naturaleza. Decíamos textualmente: "el gran número de esculturas antropomorfas y zoomorfas hechas en pequeñas extensiones; la repetición de los mismos motivos; la reunión de muchas figuras en la misma roca;los puntos de vista desde los que se aprecian las obras en su forma perfecta; el hecho de estar estos puntos de vista señalados en el terreno por una obra ejecutada con la misma técnica, lo que implica, un escultor único para las 2 partes del conjunto; la manera como el escultor supo aprovechar el juego de la luz y de las sombras en las diferentes horas del día y estaciones del año, para poner en evidencia las imágenes; el alineamiento exacto de los puntos notables de 3 o más monumentos importantes; el arte indiscutible y el estilo original de las esculturas .." acreditan la concepción mágica de la obra humana en esos centros sagrados. Todo esto da testimonio de una cultura cuya ciencia y concepción del Universo eran diferentes de la actual.

Se trata de 2 ciencias que no pueden encontrarse. La actual exige experimentación; la repeti-ción del fenómeno a voluntad en idénticas condiciones y deducción de leyes generales. No se interesa por la realidad del fenómeno, cree que no se puede llegar por ningún otro camino. Es una ciencia de "relaciones de relaciones".

Lo interesante y necesario es para ella una técnica para el aprovechamiento de cada serie de experiencias.

La ciencia mágica, sólo se interesa por la realidad arquetípica del fenómeno.

Espera, de esa realidad superior al hombre, el milagro de una realización en nuestro mundo.

Nuestras fotografías, el estudio comparado de las esculturas, la astronomía en que se basa la cronología que hemos redescubierto y otros aspectos de nuestra obra, están dentro de los cánones experimentales de la ciencia contemporánea. En cambio: la concepción general que nos imponen, su relación profunda con los antiquísimos mitos y las esculturas protohistóricas que los representan, y las hipótesis que plantea -para las que solamente pueden encontrarse pruebas indirectas-, pertenecen a la ciencia mágica que les dio origen y nos obliga a aceptar los postulados de esa ciencia.

Las esculturas, los mitos y la concepción de las montañas o las pirámides como templos que concentran todas las fuerzas naturales, telúricas y astrales, para beneficio del hombre y de la humanidad, están tan cargadas de "verdad" y de "vida" que su mensaje resulta evidente con la evidencia del "verbo" y de su manifestación en nuestro mundo.

Datos sobre Marcahuasi

Se ha hecho apreciaciones sobre las esculturas de Marcahuasi, las atribuyen a una imposible erosión y se ha apoyado las críticas en la autoridad de Julio C.Tello,amigo nuestro, incansable investigador y enamorado de sus propias fantasías, habló teóricamente de Marcahuasi.

Pretendiendo verificar in situ datos aportados por Tello, recurrimos al estudio de un dibujo hecho y publicado por él, titulado «Panorama de Marcahuasi». Señalan 4 lugares:

A)Wakracocha, B)Santa María, C) Grupo de Kullpis, D) Población de Marka Wasi y Templo de Wallallo.

Comparando este diseño con la fotografía aérea de Marcahuasi, que siempre llevábamos con nosotros, llegamos a la conclusión de que Tello no visitó nunca la meseta.

Señala el dibujo una población en Marcahuasi que nunca existiò, ni en el lugar indicado por él ni en ningún otro lugar de la meseta.Él dibujo que él hace de Santa María no corresponde con las numerosas fotografías que se encuentran en nuestro archivo. Se trata del lugar más alto de la meseta y, sin embargo, aparece en el dibujo dominado por el «Templo de Wallallo». No hay ningún templo en Marcahuasi. .

Los 4 enormes altares son abiertos para servir a un pueblo numeroso y están alejados unos de otros y de Santa María. Los habitantes de San Pedro de Casta titulan, al último de esos altares, «La Fortaleza» porque detrás de él construyeron los soldados del Inca uno de los 3 cuarteles a los que nos hemos referido siempre. Es absurdo convertir este altar antiquísimo en el «Templo del Dios Wallallo», dios que existe solamente en unas leyendas de los últimos siglos como enemigo del Dios Pariacaca de Huarochirí.

Las fuentes citadas a continuación no nos permiten ubicar al Dios Wallallo en Marcahuasi y no conocemos otras.


Ávila, Francisco de. Dioses y Hombres de Huarochirí. Traducción de José M. Arguedas. Edición Bilingüe, Lima-Perú, 1966 (Caps. I y VIII).

Ávila, Francisco de. Tratado y Relación de los Errores Falsos Dioses y otras supersticiones en que vivían los indios de Huarochirí, Mama y Chaclla. En Dioses y Hombres de Huarochirí. Págs. 199-217 (CAP. 1 y Cap. 6) Edición Bilingüe, Lima-Perú 1966.

Dávila Briceño, Diego. Descripción y Relación de la Provincia de los Yauyos toda} Anan Yauyos y Lorin Yauyos. En Relaciones Geográficas de Indias (págs. 71 y 72). Tomo 1. Madrid 1881.

Tello, Julio C. y Próspero Miranda. Wallallo (Monografía).Revista Inca, Vol 1, N° 2, págs. 475:-549, 1923.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

similar:

La historia fantástica de un descubrimiento iconEl ácido desoxirribonucleico o adn es la molécula que contiene la...

La historia fantástica de un descubrimiento iconDescubrimiento de la radiactividad

La historia fantástica de un descubrimiento iconDescubrimiento del petroleo

La historia fantástica de un descubrimiento iconDescubrimiento del engaño de Piltdown

La historia fantástica de un descubrimiento iconTema 2: BÚsqueda y descubrimiento de nuevos fármacos

La historia fantástica de un descubrimiento iconI. descubrimiento y conquista. Ejercicios de Respuesta Breve

La historia fantástica de un descubrimiento icon2 descubrimiento del electrón y model atómico de thomson

La historia fantástica de un descubrimiento iconEl descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice

La historia fantástica de un descubrimiento iconElinvar Francisco Javier Piñeiro Cruz Descubrimiento: Guillaume, E. Charles

La historia fantástica de un descubrimiento icon¿En qué contradecía el descubrimiento del electrón la teoría atómica de Dalton?


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com