Colección La Siringa






descargar 0.77 Mb.
títuloColección La Siringa
página30/35
fecha de publicación04.02.2016
tamaño0.77 Mb.
tipoLección
med.se-todo.com > Historia > Lección
1   ...   27   28   29   30   31   32   33   34   35

JÓVENES Y MUCHACHONES



Esta zoncera empezó en 1945. Es la dicotomía entre jóvenes y muchachones sobre la que nos ilustra la lectura con­tinuada de los diarios.

Allí, nos enteramos que son jóvenes todos los participantes en manifestaciones públicas, rechiflas, roturas de vidrios, agre­siones e incendios, que se domicilian en el Barrio Norte de la Capital o en los suburbios servidos por las líneas electrificadas del ferrocarril Central Argentino... Perdón, General Mitre. (No sea que se me atribuya agravio.)

Muchachones son los mismos manifestantes, agresores, etc. cuando proceden de los demás barrios de la Capital o de los suburbios servidos por líneas a vapor. (La línea electrificada del Oeste es un caso especial que obliga al periodista a hacer minuciosas discriminaciones, pues suministra al mismo tiempo jóvenes y muchachones.)

Parecida dificultad encontraron con motivo de haberse alojado Isabel Perón en un hotel del Barrio Norte; pero pronto hallaron la clave: jóvenes eran los "equipos locales" que la atacaban y muchachones los "visitantes" que la defendían.

Las rechiflas, roturas de vidrios, agresiones e incendios que practican los jóvenes se denominan "repudios". Los que practican los muchachones se denominan "atentados".

Dije mal que esta zoncera empezó en 1945. Empezó en 1914, pero entonces se rotulaba de muchachones a los radica­les. Ahora son jóvenes, edad aparte.
Zoncera N° 42

AGRAVIO Y DESAGRAVIO




AGRAVIO



Acto practicado con nocturnidad, alevosía y premedita­ción por muchachones. Se efectúa a lazo o con explosivos, caso de agravio mayor; los agravios menores se realizan en negro o en rojo, según se utilice alquitrán o pintura.

En zonceras anteriores —ver zonceras para escolares— es­bozo mi teoría de que el agravio se origina en una fijación infantil que ocasiona la reiterada proposición del niño modelo. Me induce a esta creencia la preferencia por el candidato, aunque puede tratarse también de que es el que está más a mano por su abundancia.

Generalmente se imputa la comisión de estos hechos a los "revisionistas históricos".

DESAGRAVIO



Acto que sucede de inmediato al agravio. Este se hace a plena luz solar con la concurrencia de las escuelas y los sobrevivientes del viejo y glorioso P.S., la logia masónica más cer­cana y los corresponsales locales de los grandes diarios. Estos son muy importantes ya que los desagraviantes se dirigen al prócer desagraviado, hacia los corresponsales de la gran pren­sa, pues lo importante del desagravio es que salgan en letras de imprenta los nombres de los desagraviantes.

Estos actos cuentan siempre con la presencia de Rotarianos y Leones locales; si se cuenta con la presencia de algún regimiento o banda militar, el desagravio adquiere dimensio­nes históricas, con coronel y todo.

Hay quienes insinúan que muchos de los agravios impu­tados a muchachones de tendencias revisionistas son realiza­dos —aprovechando su nocturnidad— por desagraviadores pro­fesionales que crean así la oportunidad de pronunciar discur­sos y salir "encima" de los diarios. Me parece difícil porque la ejecución del agravio requiere ciertas actitudes gimnásticas que no suelen reunir los desagraviantes preferentemente de sexagenarios para arriba. (Los farmacéuticos constatan que en la víspera de todo desagravio aumentan las ventas de salicilato y jalea real y la aplicación de inyecciones geriátricas.)

El acto público de desagravio es fácilmente reconocible por el indumento de la concurrencia: de riguroso traje domi­nical los varones y de sombreros las señoras. (Sin embargo, este dato puede inducir a confusión sobre todo en las locali­dades del interior donde las mujeres aprovechan todas las oportunidades posibles para lucir su modelito pero lo inequí­voco es que nunca hay descamisados, entendiéndose por tales desde los que visten frescas muscolosas a los que se abrigan con poderosas camperas.)

Dada la frecuencia de agravios y desagravios, y con el objeto de racionalizar estos últimos actos, don Alberto Contreras ha propuesto la formación de una Comisión Nacional de Desagravios con carácter permanente, proposición que los desagraviantes han encontrado agraviante para la libertad de desagravio. Consideran que lo que Contreras propone es una especie de monopolio a favor de los que ya están acomodados con el sistema pedagógico imperante, monopolio que cerraría la posibilidad de incorporarse al prestigio para las nuevas pro­mociones de desagraviantes que quedarían así privadas de aparecer en las columnas de "La Nación" y "La Prensa" y recibir luego las correspondientes retribuciones. Según mis úl­timas informaciones el tal Contreras es tenido en el ambiente político por agraviante profesional, de manera que es muy posible que su objetivo al proponer la comisión permanente de desagravios ha sido crear un cisma, lesionando especial­mente a los rotarianos y leones, que constituyen el caudal más nuevo de desagraviantes en perjuicio de los masones, especie casi extinguida que va siendo reemplazada por estos nuevos ejemplares, con las mismas características de aquéllos: un círculo de digestores de zonceras que consumen y difunden la mercadería distribuida por los vivos de altos grados.1, 2 y 3.
Zoncera N° 43

1   ...   27   28   29   30   31   32   33   34   35

similar:

Colección La Siringa iconColección La Siringa

Colección La Siringa iconColección: Pasión 26

Colección La Siringa iconColección de la mácula

Colección La Siringa iconColección: a debate

Colección La Siringa iconColección Nebulae N. o 1

Colección La Siringa iconColección latinoamérica

Colección La Siringa iconColección Sincretismo

Colección La Siringa iconColección Conciencia

Colección La Siringa iconColección general

Colección La Siringa iconColección Vibraciones


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com