Es una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las




descargar 3.37 Mb.
títuloEs una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las
página1/93
fecha de publicación06.03.2016
tamaño3.37 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Historia > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   93
HISTORIA DEL ARTE
Es una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las

principales creaciones del arte universal. Con un exclusivo sistema visual que permite

abordar cada obra desde una visión a la global y detallada. Un concepto editorial que

supera todos los enfoques anteriores sobre el apasionante mundo de la Historia del Arte.

3.200 páginas a todo color con más de 4.000 ilustraciones reproducidas con gran

fidelidad

Hominización y arte
La prehistoria es la etapa más larga de la historia de

la humanidad. Cerca de millón y medio de años le

costó al hombre llevar a cabo el proceso evolutivo

anatómico que le otorgó su aspecto actual. Hace un

millón de años empezaron a fabricarse en la zona

oriental del continente africano, y poco después en

Eurasia, los primeros útiles de piedra. Los autores

de estas industrias fueron el Homo habilis, el Homo

erectus y los presapiens, que se habían desarrollado

en África Oriental, Asia y Europa. Las primeras

manifestaciones artísticas fueron realizadas, no

obstante, muchísimos milenios más tarde, ya que el

origen del arte se remonta a unos 30.000 años a.C.

Sin embargo, no habría sido posible ni la fabricación

de útiles ni la creación artística, si el proceso

evolutivo del hombre no hubiese comportado la

liberación de las manos.
Este fue, en efecto, uno de los hechos más

sobresalientes del proceso de hominización, ya que

con la adopción de la posición erecta las manos

adquirieron otro tipo de prioridades aparte de las

prensiles. El hombre podía pues fabricar objetos y,

también, pintar, grabar y realizar toscas, pero

significativas, esculturas. Puede, pues, decirse que

la evolución del hombre se materializó, tanto en la

transformación de sus útiles como en las

manifestaciones artísticas. Por eso,

progresivamente, y a medida que la inteligencia se

fue desarrollando, las manos fueron logrando

también mayor precisión en la ejecución de los

actos. Tuvo así lugar, poco a poco, una evolución

tecnológica, de modo que los útiles fabricados
fueron cada vez más complejos, adecuándose con

mayor precisión a las finalidades a las que estabandestinados.
El Paleolítico: naturalismo y magia
El concepto de la forma: las manos pintadasLa finalidad mágica del arte
Entre fines del último período interglaciar (hace

aproximadamente unos 120.000 años) y los inicios

de la glaciación Würm (hace unos 85.000 años) el

clima en Europa pasó a ser menos riguroso. En el

área occidental de Eurasia tuvo lugar un gran

incremento de la población humana, representada

por el Homo sapiens neanderthalensis. Empezó a

desarrollarse la vida doméstica y se aplicaron

nuevas tecnologías para la fabricación de útiles

líticos. Se manifestaron, así mismo, las primeras

creencias religiosas. La caza fue el principal medio

de subsistencia del hombre, hecho que ha sido

corroborado por la infinidad de restos óseos de

fauna que se han hallado en el curso de las

excavaciones paleolíticas. Además, en este período

tuvo lugar una especialización de la caza, tanto en

lo que se refiere a las técnicas como a las especies

animales capturadas.
Los ritos funerarios aparecieron durante el

Paleolítico medio. El hombre de Neanderthal fue el

primero que enterró a sus muertos en auténticas
sepulturas, aunque éstas eran todavía

extremadamente sencillas y carecían de ajuar

funerario. Las sepulturas se realizaban, con

preferencia, en fosas y los individuos se enterraban

en posición fetal, posiblemente para garantizar el

retorno al seno de la madre Tierra.
El arte nació hace unos 30.000 años, en la fase final

del Paleolítico. Su autor fue el hombre de Cro-

Magnon, un individuo parecido al hombre actual,

que enterraba a sus muertos junto a ofrendas

rituales. Es obvio que creía en la vida después de la

muerte. El desarrollo de la producción artística

forma parte, por lo tanto, del conjunto de las

manifestaciones espirituales y metafísicas, como por

ejemplo el ya mencionado culto a los muertos, que

distingue, sin lugar a dudas, al hombre de los

animales. Pero, ¿por qué el hombre empezó en el

Paleolítico a producir lo que nosotros en la

actualidad denominamos arte?
El concepto de la forma: las manos pintadas
Una de las primeras manifestaciones artísticas del

hombre, tanto en el continente europeo como en el

americano, fueron las representaciones de manos

en las paredes de las cuevas. Se trata de simples

contornos o improntas («manos pintadas»), pero

que, probablemente, pusieron de manifiesto por

primera vez el concepto de la forma y aportaron la

idea de que una cosa ficticia puede ser igual a una

real.
Las primeras auténticas representaciones artísticas

fueron figuras de animales grabadas,

repetidamente, sobre fragmentos óseos.
El primer arte monumental apareció en la cueva de

Lascaux, en Montignac (Dordoña, Francia). Este

conjunto pictórico comprende ciervos, bisontes,

caballos, felinos, etcétera. También son muy

importantes las pinturas de la cueva de Altamira, en

Cantabria (España).
La finalidad mágica del arte
En el Paleolítico la sociedad se componía de

cazadores que vivían aisladamente y con una débil

cohesión social. Practicaban, además, una economía

de subsistencia, es decir, no producían el alimento

que consumían. La existencia giraba, por lo tanto,

en torno a la obtención de alimentos. Este hecho

hace suponer que el arte debía tener también una

función esencialmente práctica.
Las representaciones pintadas de animales en las

cuevas aparecen en lugares difícilmente accesibles y

escondidas en el interior de dichas cavidades. Se

debe, pues, excluir la posibilidad de que estas

manifestaciones artísticas tuviesen una finalidad

puramente decorativa. Estas pinturas constituyen

auténticas escenas de caza de carácter naturalístico

y tenían la finalidad mágica -por el hecho de que se

había representado al animal- de facilitar la captura

de la presa. Es decir, en la realidad, el animal vivo

habría al mismo tiempo sufrido por efecto de la

«magia simpática» la misma herida que el animal

pintado. La representación del animal coincide con

el objeto (en este caso el animal real); poseer la

representación pictórica significaba, pues, poseer

también el animal en la realidad.
Así mismo, la frecuente reproducción de las figuras

femeninas sensuales y de aspecto maternal, con

enormes senos y vientres -las denominadas figuras

esteatopígicas, como la conocida Venus de

Willendorf- expresan un deseo profundo y obsesivo

tanto de fertilidad como de protección hacia la

madre.
El naturalismo de las formas paleolíticas no esta

vinculado, pues, a un principio decorativo, sino a la

imitación de la realidad con una finalidad mágica.

De este modo, la idea de que el arte es la

continuidad de la realidad no desaparecerá nunca

totalmente.

Venus de Willendorf (Museo de Historia Natural, Viena, Austria)

El Neolítico: geometrismo y animismo
Manifestaciones artísticas de una sociedad

agrícola
Durante el Neolítico tuvieron lugar radicales

transformaciones en la actividad humana. El

hombre vivía en cabañas y en palafitos en los lagos.

La comunidad, por su parte, se organizaba en

poblados. Se continuaba trabajando la piedra y el

hueso, pero se producía también cerámica. Los

instrumentos realizados en piedra eran más

elaborados. Esta evolución tecnológica dio nombre

al período, pues la palabra «neolítico» significa,

precisamente, «piedra nueva». Así, con el paso

gradual de una economía paleolítica de subsistencia,

basada en la recolección y la caza, a una economía

neolítica de producción, basada en la agricultura y

la ganadería, el hombre dejó de ser nómada y se

convirtió en sedentario, organizándose en

comunidades estructuradas. Durante la transición

del Paleolítico al Neolítico tuvo también lugar el

primer cambio estilístico de la Historia del Arte. Se

pasó, en efecto, del naturalismo paleolítico a la

abstracción neolítica. Ya no se reproducía la

realidad, sino que se creaban signos y símbolos.

Una creación típica de esta cultura fueron los

menhires, que se creía servían para albergar el

espíritu de las divinidades, de los héroes y de los

difuntos. No fue por azar que estas piedras se

hincaron en el suelo, con gran esfuerzo, en la

misma posición vertical que distingue al hombre de

los animales. Los retratos de este período presentan

los principales rasgos como si fuesen abreviaturas y

la figura humana queda reducida a una abstracción

geométrica. El hombre se caracteriza casi

exclusivamente por la presencia de las armas y la

mujer por presentar dos formas circulares en el

lugar de los senos. Es el inicio de la diferenciación

tipológica.
Manifestaciones artísticas de una sociedad

agrícola
El geometrismo abstracto del arte neolítico se ha

relacionado con las concepciones animistas propias

de la sociedad agrícola. El agricultor y el pastor son

conscientes de que su suerte depende de las

inundaciones periódicas, las epidemias, las

cosechas, hechos que no se pueden controlar

directamente. La vida está guiada por fuerzas

inteligentes, espíritus y demonios, benefactores y

malignos. Se practica el animismo y el culto a los

muertos. Al mismo tiempo aparecen los ídolos, los

objetos funerarios y las tumbas monumentales. Se

empieza a diferenciar el arte sacro del arte profano:

el primero, hierático y figurativo; el segundo,

mundano y decorativo. Si bien el Paleolítico no tiene

ya ninguna relación directa con el hombre actual, el

Neolítico forma parte todavía de nuestra historia. En

el Neolítico se desarrolla la vida urbana y se

organiza la colectividad. Las principales

comunidades neolíticas surgen a orillas de los

grandes ríos como el Éufrates, el Tigris, el Nilo, el

Indo y también el Hoang-Ho. Se desarrollan, así, las

grandes civilizaciones: la mesopotámica, la egipcia,

la india y la china.

En el arte se generaliza el formalismo geométrico-

ornamental. Si se exceptúa el arte de Creta y

Micenas, este estilo es el que predomina durante la

Edad del Bronce y la Edad del Hierro; también el

que se desarrolla en el Próximo Oriente y en la

Grecia arcaica. Cronológicamente abarca del 5000 al

500 a.C. Incluso la artesanía rural moderna

presenta, todavía, ciertos rasgos formales próximos

al estilo geométrico del Neolítico.
Por último, del análisis de la producción artística

paleolítica y neolítica se deduce que el naturalismo

está vinculado a formas de vida anárquicas e

individuales, que presentan una cierta carencia de

tradiciones y, por consiguiente, de convenciones

fijas. Por el contrario, el geometrismo muestra una

tendencia a la organización unitaria y presenta una

visión del mundo orientada hacia el más allá.

Figura masculina de terracota perteneciente al

Neolítico
El arte egipcio: la representación del dios-

soberano
Tradición y academicismo

La reforma de Akhenatón

Las gigantescas construcciones de la civilización

egipcia, las pirámides, reflejan también, sin duda, la

estructura jerárquica de esta sociedad.
En una civilización donde la figura del soberano

coincidía con la de Dios, las características que se

otorgaban al arte eran, principalmente, aquellas que

glorificaban al soberano, al faraón. La mayor parte

de la producción artística se destinaba, por lo tanto,

al servicio del templo y también del palacio.
El tradicionalismo del antiguo arte oriental se

caracteriza por la lentitud de su evolución y la

longevidad de sus singulares tendencias estilísticas.

En efecto, en un mundo donde la tierra y la riqueza

estaban concentradas en pocas manos y la

estabilidad social estaba permanentemente

amenazada por la clase social mayoritaria,

compuesta por pobres o esclavos, se intentaba

evitar las innovaciones artísticas, del mismo modo

que se temía cualquier otro tipo de cambios o

reformas.
Los sacerdotes, por su parte, divinizaban a los

reyes, para que quedasen en el ámbito de su propia

autoridad; al mismo tiempo los reyes ofrecían

templos a los dioses y a los sacerdotes: todos

buscaban en el arte un aliado para la conservación

del poder.
Tradición y academicismo
Para poder aproximarse a lo divino, este arte

evitaba el carácter transitorio de los individuos y

plasmaba una forma estereotipada y atemporal.

Incluso las escenas que reproducían momentos de

la vida cotidiana estaban en relación con la fe en la

inmortalidad y, por supuesto, con el culto a los

muertos.
Los grandes talleres anexos al palacio y al templo

eran las escuelas en las que se formaban las nuevas

generaciones de artistas. Aquellas representaciones

típicas del arte egipcio que muestran todas las fases

de la elaboración de una obra, debían tener, sin

duda, una función didáctica, destinada a los

aprendices. Esto explica el singular academicismo

del arte egipcio, academicismo que le aseguraba un

altísimo nivel, pero también un gran carácter

estereotipado. Mientras los pintores y los escultores

permanecían en el anonimato, por el hecho de

realizar una actividad manual, a los arquitectos se

les reconocía la cualidad intelectual de su trabajo y

se les otorgaba una cierta relevancia social.
En el arte egipcio la estatua era, por encima de

todo, el monumento de un rey y en segundo lugar

la representación de un individuo. Es por eso que
los ministros y los cortesanos intentaban aparecer

representados del mismo modo, es decir,

mostrando un aspecto solemne y sereno, como se

observa en las estatuas de los escribas. Solamente
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   93

similar:

Es una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las iconConsiste en la obtención de imágenes mediante una cámara oscura,...

Es una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las iconEn el caso de existir imágenes, a medida que avance en el texto,...

Es una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las iconEn el caso de existir imágenes, a medida que avance en el texto,...

Es una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las iconEn el caso de existir imágenes, a medida que avance en el texto,...

Es una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las icon2. Para cavar una zanja de 78 m de largo, 90 cm de ancho y 75 cm...

Es una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las iconTaller de Análisis de Imágenes en Movimiento

Es una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las iconApercepciones sobre el esoterismo islámico y
«La diversidad de los métodos, escribía Guénon el 3 de octubre de 1945, responde a la diversidad misma de las naturalezas individuales...

Es una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las iconCon base en el análisis del texto, selecciona la respuesta correcta en las siguientes preguntas

Es una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las iconCon base en el análisis del texto, selecciona la respuesta correcta en las siguientes preguntas

Es una obra única que ofrece un análisis en profundidad, en texto e imágenes, de las iconLos secretos de la atlantida
«Proyecto de las Pirámides», cuyo objeto es someter estos edificios a las radiaciones cósmicas, a fin de determinar la existencia...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com