El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice




descargar 0.98 Mb.
títuloEl descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice
página13/28
fecha de publicación14.08.2016
tamaño0.98 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Historia > Documentos
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   28

Caso 19
Preanuncios por medio de espíritus de personas fallecidas

Comentarios preliminares:
Los Kahunas enseñan que todos los contactos con espíritus de personas fallecidas – como también con el Yo superior – se llevan a cabo a través del propio Yo inferior. Eso ocurre especialmente con espíritus invisibles, porque estos solamente pueden ser vistos o percibidos con ayuda de “capacidades psíquicas”. Pero eso significa, ni más ni menos, que hay que relajarse y dejar al Yo inferior solo que vea y que relate - comenzando con sueños normales hasta visiones del pasado, del presente y del futuro.

Tenemos que aceptar en forma razonable, que nosotros, como espíritus después de la muerte, no disponemos de capacidades mentales mayores que las que hemos tenido en vida. El acto de morir no transforma a un Yo inferior en un Yo superior con la capacidad de ver el futuro. Más bien tenemos aquí en la Tierra la misma capacidad para alcanzar al Yo superior y pedirle una visión del futuro. Y si como espíritus, en la existencia después de la muerte, estamos en condiciones de manifestarle nuestra presencia al Yo inferior de una persona viva, entonces podemos darle a ésta informaciones que hemos obtenido al otro lado.

Existe un método con el que, en estado de profundo relajamiento, se puede hacer entrar al cuerpo el espíritu de una persona fallecida y hacerlo hablar por medio de los labios corporales. Eso ocurre no pocas veces. Los médium utilizan este método, y es ampliamente reconocido en el espiritismo. La investigación psíquica se dedica a este método, pero es condenada por la iglesia y por la ciencia reaccionaria.

Cuando espíritus hablan a través del médium en estado de trance, ocurre a veces – como por casualidad – que predicen el futuro correctamente; pero ellos no pueden hacer eso por decisión propia. Eso parece comprobar a su vez, que el Yo superior tiene que darles informaciones de ese tipo a los espíritus de los muertos, tal como se las da a los Yoes inferiores de personas vivas.

Los anales de la Investigación Psíquica informan de muchos casos en los que espíritus han predicho el futuro con exactitud, pero también de muchos otros en que tales intentos han fracasado rotundamente. La gran cantidad de declaraciones falsas es culpable de que actualmente se considere dudoso el espiritismo.

En sesiones espiritistas como también en trabajos con la tabla Ouiji o instrumentos similares, especialmente aquellos Yoes inferiores posteriores a la muerte, que por medio de circunstancias desafortunadas al morir han sido separados de sus Yoes medios, tienden a relacionarse con los vivos. Pero como a ellos les falta capacidad de juicio y capacidad inductiva de pensamiento, tratan de responder todas las preguntas que se hacen, por medio de suposiciones (o como resultado de lectura de pensamiento), como los participantes en la sesión desean escuchar. Por eso tales espíritus parecen mentir a menudo en una secuencia interminable, y el espiritismo naturalmente pierde prestigio. Pero si aprendemos a reconocer la diferencia entre aquellos Yoes inferiores aislados y espíritus normales, (es decir, aquellos que tienen un Yo inferior y un Yo medio), no podemos ser engañados con frecuencia.

Circunstancias:
A) Cuando yo era un muchacho joven, mi madre dijo un día en el desayuno, que había despertado en la noche y había visto a su hermana May, que vivía en San Francisco (nosotros vivíamos en ese tiempo en Wyoming). Dijo que había aparecido en forma nebulosa y había dicho que estaba muerta y que deseaba que sus dos hijos vinieran donde nosotros y fueran criados por mi madre. Al día siguiente llegó un telegrama que nos comunicaba la muerte repentina de May. Los dos niños fueron recibidos en nuestra familia y criados con nosotros, tal como lo había pedido el espíritu de su madre.
B) Un espíritu, que en una sesión en febrero de 1914 hablaba con Sir Arthur Conan Doyle, a través de la señora Foster Turner, que actuaba como médium, dio el siguiente preaviso (que posteriormente resultó ser absolutamente cierto):

“Aunque por el momento nada indica una gran guerra europea, deseo advertirles y decirles que antes que termine este año, Europa estará inundada de sangre. Gran Bretaña, nuestra querida nación, se verá involucrada en esa guerra, que será la más horrorosa de todas. Alemania será el gran adversario e involucrará también a otras naciones en la guerra. Austria se irá a la ruina. Caerán reyes y reinos. Se sacrificarán millones de vidas valiosas. Gran Bretaña triunfará finalmente y será victoriosa”.

Esa sesión se llevó a cabo en una sala grande. El anuncio fue escuchado por un auditorio de casi 1.000 personas.

Comentario:
Como sabemos que el futuro puede ser previsto, no resulta difícil aceptar la opinión de los Kahunas, de que el Yo superior, con sus fuerzas mentales superiores a lo normal, está absolutamente en condiciones de prever el futuro. Mucho más difícil es imaginarse cómo se realiza en forma práctica ese fenómeno, cuando se trata de llegar de una predicción de tipo muy general - tal como nosotros, por ejemplo, hacemos suposiciones acerca del resultado final de estados momentáneos – a predicciones muy precisas. Si el Yo superior empleara el mismo tipo de capacidad de juicio como la que tenemos a nuestra disposición con nuestro Yo medio, éste naturalmente también podría expresar solamente suposiciones. Pero como el Yo superior sabe predecir hasta los más pequeños detalles con precisión, o éste tiene que estar provisto de una inmensa capacidad de comprensión y de juicio, o, como creían los Kahunas, los sucesos del futuro ya tienen que ser una realidad y existir ya en estado preformado [aunque estén amoldados, parecido a las formas de pensamiento, solamente de materia de cuerpo de sombra invisible (Aka o Mea)].

Si los Yoes superiores, en una forma de concordancia que supera lejos nuestra imaginación, compararan los hechos, deseos y pensamientos del Yo medio e inferior de todos los seres humanos terrenales y extrajeran de ahí la imagen del futuro en forma de mosaico, esa imagen sería real y claramente visible en el plano de consciencia de los Yoes superiores. En relación con los rasgos esenciales, todos los detalles están cristalizados y fijados.

Estas reflexiones indican de nuevo que el Yo superior dispone de una capacidad mental que es tanto más grande que la nuestra, que apenas podemos imaginarla. Jamás seremos capaces de comprender cómo funciona y encaja todo eso. Nosotros sabemos muy poco y tenemos que reflexionar sobre muchas cosas y conformarnos con especulaciones. Y sin embargo, de nuestro conocimiento superficial podemos extraer grandes utilidades prácticas, si solamente aprendemos a comprender la parte de la totalidad que nos lleva a obtener la ayuda del Yo superior, para con ésta poder organizar nuestro futuro en salud y éxito, como también en una forma de vida amable y en el servicio al prójimo.

Los Kahunas creían que los grandes sucesos del futuro ya están fijados mucho tiempo antes de que ocurran y pueden predecirse. Creían que los sucesos mundiales o los sucesos nacionales importantes se pueden ver incluso con cientos o miles de años de anticipación. Creían, sin embargo, que el futuro de cada persona, en forma individual, sólo puede ser visto con pocos meses o años de anticipación, debido a lo corto de la vida humana.

Una y otra vez los Kahunas han demostrado su capacidad para prever el futuro de un individuo y para obtener la ayuda del Yo superior, para el mejoramiento de sus circunstancias de vida. De eso podemos deducir que también el futuro del mundo y de las naciones puede ser previsto y ser modificado por medio de esfuerzos conjuntos, cuando estemos suficientemente maduros y suficientemente iluminados. Incluso hoy, en vista de la amenaza de destrucción por medio de bombas atómicas, podríamos, si la codicia no rigiera el mundo, impedir con un esfuerzo conjunto en el último momento, lo que – incluso con nuestros ojos ya ciegos para ver el destino - vemos venir hacia nosotros como una catástrofe inevitable.

Lamentablemente la gran mayoría de los seres humanos es dominada por la codicia y los instintos animales del Yo inferior, por complejos e ideas irracionales de odio y miedo. Desgraciadamente esa mayoría se niega a entregarse a la lógica no emocional. Sólo muy pocas personas escuchan las sugerencias del “Yo superior”, que postulan el amor y el servicio al prójimo como ley determinante. Por cierto nosotros hablamos de que la razón rige nuestro mundo… pero en realidad nuestra consciencia es dominada por el Yo inferior, que en su naturaleza animal es voluntarioso y desenfrenado e incapaz de reflexionar. Nuestros Yoes medios tienen el don del libre albedrío, pero nosotros usaremos mal ese don – tanto como individuos como también como naciones – hasta que nuestra experiencia acumulativa del mundo nos imparta alguna vez las lecciones que hay que aprender.

Los Kahunas enseñaban que existe un estado ideal al que debe aspirar el individuo, un estado en el que se pide y es concedida la ayuda y conducción del Yo superior, y en el que el ser humano sigue en sus acciones las pautas del Yo superior. La ley suprema de la vida, que hay que obedecer, la veían los Kahunas en la idea de que no se debe herir ni causar perjuicios a los semejantes. Para los que ya estaban más adelantados, la enseñanza incluía servicio amoroso al prójimo. El amor une a las personas para la gran obra del bien para beneficio de todos. Pero el odio y el miedo unen a las personas solamente para guerras mortales y obras de destrucción.

Cuando los Kahunas estaban en el apogeo de su cultura en Polinesia, le enseñaban al pueblo a vivir en paz y a no provocarles ningún dolor a los semejantes. Las personas que perjudicaban a otros intencionalmente y con premeditación, eran consideradas indignas de vivir y muchas veces castigadas con la oración para matar. Sobre la base de la enseñanza Kahuna se desarrolló en Polinesia el grupo humano más cordial y sensato de todo el mundo. Todos los descubridores de épocas anteriores estaban asombrados de eso y sin excepción mencionaban en sus escrituras esa característica sobresaliente. Ahí se produjo el mayor acercamiento a la “era dorada” que jamás se haya establecido en el transcurso de la historia.

XI
Sanación inmediata a través del Yo superior,

pruebas y métodos

En Lourdes, el lugar de peregrinación cristiano, médicos examinan a los enfermos que esperan encontrar sanación allí. Desde hace 50 años se llevan registros acerca de todos los casos de sanación. Esos registros proporcionan detalles exactos sobre el tipo de enfermedad, la duración del período de sanación y el estado después de una sanación exitosa.

Hay dos tipos de sanación milagrosa. El primero ocurre tan rápido, que se puede hablar de sanación inmediata. En cosa de segundos, máximo dentro de pocos minutos, partes o tejidos del cuerpo enfermos o deformados, vuelven a estar sanos por completo. El segundo tipo de sanación, en esencia se parece al primero, pero el proceso de restauración de tejidos anormales puede durar a veces algunos días. Este proceso de sanación representa en esencia un aceleramiento notable de un transcurso normal de sanación.

Según las observaciones hechas en Lourdes, las personas que oran más por el bienestar de otros que para ellas mismas, parecen tener mayor perspectiva de sanación que aquellas que solamente oran para sí mismas.

Casi todas las enfermedades que normalmente se presentan en los seres humanos, pueden ser sanadas de ese modo. Han desaparecido tumores cancerosos, se han corregido huesos deformados, se han recuperado capacidades visuales y auditivas - la lista de sanaciones es muy larga.


Caso 20
Sanación inmediata de una pierna fracturada, realizada por un Kahuna

Comentarios preliminares:
Para la sanación inmediata la religión tiene preparada la explicación de que Dios, un santo o un ser superior al ser humano produce el milagro. Solamente los Kahunas han sido capaces hasta ahora de especificar lo que ocurre en este caso, como también en la caminata sobre el fuego y la visión del futuro (como también en la modificación de sucesos futuros).

Si queremos aprender a experimentar en todas partes y en todo momento efectos milagrosos por medio de la ayuda de seres superiores, para eso hay solamente un modo. Tenemos que estudiar minuciosamente y aprender a comprender la creencia y las prácticas de los Kahunas. Con seguridad se puede objetar que cristianos y sanadores espirituales logran a veces casos de sanación milagrosa por medio de la oración y también pueden aliviar casos de emergencia económica. Afortunadamente eso es cierto. Pero los que oran no obtienen lo deseado con seguridad. Frente a un millón de fracasos hay tal vez un solo caso de éxito. Con los Kahunas las proporciones son totalmente diferentes. Por cierto ellos tampoco obtienen la ayuda del Yo superior cada vez que la piden, pero el porcentaje medio de sus éxitos es superior a cualquier comparación.

El Dr. Brigham estuvo en la afortunada situación de estudiar diferentes casos de sanaciones inmediatas producidas por los Kahunas. Un caso bien simple que tuve la ocasión de observar fue el siguiente.

Circunstancias:
Mr. J. A. K. Combs, de Honolulu, un buen amigo mío que también estudió la enseñanza Kahuna, y cuyo inteligente consejo me ha ayudado muchas veces, tenía como abuela de su señora una Kahuna blanca muy importante. Ella quería a Combs y le contó algunas cosas acerca de su conocimiento secreto, su poder y sus prácticas. En el caso que deseo relatar, Combs participó en una fiesta en la playa en su casa de campo. Muchos invitados ya habían llegado, cuando un auto se detuvo en la costa de manera repentina. De él se bajaron diferentes hawaianos, entre ellos un hombre que estaba un poco ebrio. Él perdió el paso en la arena blanda y se cayó. Mientras se caía, se escuchó el crujido característico de un hueso que se fractura.

La revisión dio como resultado una complicada fractura de la pierna izquierda, un poco más arriba del tobillo. Debajo de la piel se veían los extremos del hueso que presionaba hacia fuera. También Combs había escuchado el ruido característico del hueso que se fractura; él tenía todavía un claro recuerdo de una fractura de hueso que había sufrido anteriormente. Por eso estuvo de inmediato consciente de la gravedad de la lesión y propuso llevar de inmediato al hombre al hospital a Honolulu. Entonces apareció la abuela de su esposa en el lugar del accidente y se hizo cargo del herido. Se arrodilló al lado de él, le estiro la pierna y el pie y presionó la parte donde sobresalían bajo la piel los extremos del hueso fracturado. Junto con eso realizó una oración para pedir sanación, cantándola suavemente. Después de poco tiempo se quedó en silencio. Los presentes, que observaban atentos la pierna, al principio no podían ver nada especial. Finalmente la mujer Kahuna pasó sus manos sobre la pierna del hombre. Después retiró las manos y dijo en voz baja en idioma hawaiano: “Usted está sanado. Levántese; usted puede caminar”.

El herido, que entretanto se había puesto sobrio, se paró asombrado en sus pies, dio un paso… y enseguida otro. La sanación era real y completa. En la pierna no se veía ni una huella de la fractura anterior.

Comentario:
Según la enseñanza de los Kahunas, tres puntos son importantes para la sanación inmediata. (1) Un Yo superior de espiritualidad superior, que esté en condiciones de producir el efecto. (2) La alta tensión de la fuerza vital o del Mana, de la que están dotados todos los Yoes superiores en forma natural y que participa en todos los milagros. (3) Carne, hueso y sangre ( es decir “tejido” corporal – como en el caso anterior, la pierna lastimada), como también el Aka del paciente o su cuerpo de sombra, y por cierto especialmente la parte de aquel, que corresponde al órgano enfermo.

Los Kahunas creían que el cuerpo de sombra del Yo inferior contiene una copia perfecta de cada célula del cuerpo, como también de su estructura total. Con la sanación de una pierna fracturada, por ejemplo, el Yo superior disuelve el hueso lastimado y todas las otras partes afectadas del tejido en ectoplasma, que normalmente (pero no siempre) es invisible. El cuerpo de sombra existente de substancia invisible (etérea) no puede naturalmente fracturarse ni ser lastimado. Como, por ejemplo, la forma de la pierna sana por consiguiente existe, el material de ectoplasma del tejido disuelto puede ahora solidificarse nuevamente en la forma intacta original. De ese modo ocurre la sanción inmediata y la restauración completa del miembro y del tejido enfermo.

Esta explicación rige para todas las sanaciones en que se trata de enfermedades normales o deformaciones. Pero si existe un tumor canceroso, éste es primero transformado en ectoplasma y luego nuevamente en tejido normal, que tiene la forma del órgano, tal como era antes de ser atacado por el cáncer. Mientras se trate de una descripción general del asunto de la sanación inmediata, la explicación de los Kahunas es posible con palabras sencillas. Pero hay que tener en cuenta que determinados estados, en caso de que existan, tienen que ser remediados antes de que puedan ocurrir sanaciones. El paciente tiene en caso dado que ser liberado de complejos de duda y de la sensación de ser pecador o culpable. El ser humano puede tener “fe”, tan sólo una vez que está libre de complejos que obstaculizan y limitan.

Un Kahuna designó una vez en forma muy acertada los complejos y las ideas fijas, como “algo que devora desde adentro”. Se trata aquí de posturas de creencia y convicciones fijas que son retenidas por el Yo inferior. Lo que se cree puede ser correcto o falso. Pero una vez que una idea así se ha fijado y se ha establecido en la memoria del Yo inferior, resulta difícil detectarla y todavía mucho más difícil eliminarla.

Afortunadamente la psicología moderna, con la investigación del subconsciente, ha encontrado el complejo. Por eso ya no es necesario demostrar su existencia con largas explicaciones. Es decir, ya no necesitamos tampoco indicar cuánta razón tenían los Kahunas, de que éste existe y que frecuentemente produce dificultades.

Pero lo que la psicología moderna todavía no ha descubierto, lo que los Kahunas, sin embargo, ya conocían y utilizaban, es el hecho de que los esfuerzos por eliminar un complejo son mucho más exitosos si en el tratamiento del paciente se combinan tres cosas: La influencia lógica del subconsciente, una sugestión moderada y la aplicación de un estimulante físico que acompaña a ésta. El Yo inferior está tan acostumbrado de dejar a cargo del Yo medio la reflexión sobre cosas imaginarias, que se interesa poco por todo lo que hace recordar algo imaginario. La forma más intensa en que el Yo inferior es influenciado, es por medio de COSAS REALES Y TANGIBLES. El agua, por ejemplo, que se usa en ceremonias religiosas para “limpiar pecados”, es tangible e impresiona considerablemente al Yo inferior. Los Kahunas utilizaban agua en lavados ceremoniales de pacientes, mientras les impartían la sugestión verbal de que los pecados serían limpiados. Durante milenios ellos utilizaron esos y otros tantos estimulantes físicos.

Es difícil demostrar que en el caso mencionado anteriormente, el hueso fracturado de la pierna haya sido disuelto en substancia etérea invisible o ectoplasma y luego nuevamente solidificada en su forma original – en la forma intacta del cuerpo de sombra, ya que ese proceso escapa a la observación visual. Por eso será necesario primero que nos ocupemos con algunas conclusiones y resultados del espiritismo y de la INVESTIGACIÓN PSÍQUICA. Aquí encontramos justamente tejido corporal y otras substancias visibles y tangibles, que ante la mirada de observadores críticos se han disuelto completamente y han vuelto a aparecer – un proceso que se denomina “desmaterialización” o bien “materialización”.

Acerca de la autenticidad de tales resultados se necesita decir poco, porque demasiados de aquellos casos ya han sido examinados y considerados verdaderos por investigadores especializados, como para que todavía fuera posible poner en duda o incluso negar la autenticidad de los fenómenos tratados en esta parte de la creencia de los Kahunas.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   28

similar:

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconAtrás a huna ho'oponopono discusiones

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconMaximilian "Max" Hart y Chloe Rollins

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconCatecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza...

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconWhy is the video recorder one of the most frustrating domestic items...

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconMisterio de las grandes óperas por Max Heindel Fausto, Parsifal,...

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconEn d e s a r r o L l o e d u c a t I v o
«enseñanza teórica» y la «enseñanza practica». Se daba más valor a la primera que a la segunda; como consecuencia, los alumnos tenían...

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconÍndice Índice 1 Introducción 2 Desarrollo 3 Conclusiones 4

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconDescubrimiento de la radiactividad

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconLa historia fantástica de un descubrimiento

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconDescubrimiento del petroleo


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com