El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice




descargar 0.98 Mb.
títuloEl descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice
página14/28
fecha de publicación14.08.2016
tamaño0.98 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Historia > Documentos
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   28

Caso 21
El aporte como prueba
Comentarios preliminares:
Como la ciencia no puede explicar fenómenos de espiritismo, la prensa y las escuelas suelen simplemente ignorarlo. Pero por eso la persona corriente sabe actualmente poco o nada acerca de esos fenómenos.

Tomemos como ejemplo los aportes. Muchos tomos están llenos con informes precisos de casos en los que objetos han aparecido o desaparecido, y de un modo que contradice por completo las antiguas leyes de la física. En la Universidad Stanford se conservan en varios estantes aquellos objetos aportados, que han sido generados como de la nada por espíritus, en sesiones del famoso médium de aporte Bailey. ¡Sin embargo, tales hechos impresionantes no se hacen públicos!

Como aporte se designa un proceso con el que algo es llevado a una forma invisible (desmaterialización) en un lugar y es nuevamente solidificado (materialización) en estado original en otro lugar que se desea. Habitualmente participan en ese proceso espíritus de personas fallecidas.

Se ha objetado en contra de esto, que el espíritu de una persona muerta no puede realizar cosas que no les son posibles a las personas vivas. Pues bien, esa objeción es suficientemente lógica como para debilitar muchas teorías nuevas irracionales de la Investigación Psíquica; pero de ningún modo amenaza las teorías de los Kahunas. Justamente según la creencia de los Kahunas, los espíritus pueden, tanto después de la muerte como también durante la vida en el cuerpo, entrar a veces en contacto con un Yo superior e inducirlo a desmaterializar y luego rematerializar, por medio de su alta tensión de fuerza vital, materias que están contenidas en la forma de cuerpo de sombra de las cosas aportadas. Según la enseñanza Kahuna, todas las cosas tienen un cuerpo de sombra.

Es sabido que con una tensión de corriente o de descarga eléctrica suficientemente alta en los equipos de desintegración de átomos, diferentes elementos pueden ser convertidos en otros. Partiendo de esa base podremos admitir que con el Mana, la fuerza electrovital de los seres humanos, cuando es llevada a la tensión máxima, substancias visibles pueden ser transformadas en substancias invisibles y éstas a su vez pueden ser transformadas nuevamente en substancias visibles.

Con tales cambios – así enseña la ciencia - puede producirse un gran calor y un frío intenso. Pero como el Yo superior en la caminata sobre el fuego modifica y dirige efectos de temperatura, seguramente puede ejercer sin problemas un control similar en aportes de objetos de todo tipo.

Incluso criaturas vivientes han sido muchas veces aportadas, comenzando por pequeños insectos, hasta pájaros, peces y animales salvajes. Incluso seres humanos han sido aportados. Objetos calientes que han sido aportados, han permanecido calientes después de la rematerialización.

Circunstancias:
A) Ernesto Bozzano, uno de los pioneros más conocidos del campo de la Investigación Psíquica, informó sobre un aporte que ilustra acertadamente los contextos que aquí se discuten.

“Fue en marzo de 1904, en una sesión en la casa del Cavaliere Peretti. En la sesión se utilizó un médium que disponía de una considerable medialidad física y que podía efectuar aportes a voluntad. Yo le pedí al espíritu con el que estábamos en contacto, que me trajera un pequeño pedazo de pirita que estaba a algunos kilómetros de distancia sobre mi escritorio. El espíritu respondió a través de la boca del médium que estaba en trance, que su fuerza estaba casi agotada, pero que trataría de satisfacer mi petición. Poco después el médium comenzó con las conocidas contracciones de tipo convulsivo, que solían indicar que se estaba llevando a cabo un aporte. Pero no se escuchaba nada de la caída de un objeto sobre la mesa o sobre el suelo. Le pedimos al espíritu una explicación y supimos que él había logrado desmaterializar una parte de la pirita y transportarla a la sala donde se realizaba la sesión, pero que no tenía más fuerza suficiente para unir nuevamente las partículas. Después solicitó: “Enciendan la luz”. Con la luz se nos presentó una visión sorprendente. La mesa, la ropa y el cabello de los participantes en la sesión, como también los otros muebles y la alfombra de la sala, estaban cubiertos con una fina capa de polvo de pirita, brillante y sumamente fino. Cuando llegué a mi casa después de la sesión, encontré el resto del pedazo de pirita sobre mi escritorio. Una parte, más o menos un tercio, había sido extraída.
B) La señora Guppy, una médium muy conocida en la época de los comienzos del espiritismo, hizo con sus amigos en Italia algunas sesiones para Henry W. Longfellow. En una de esas sesiones fue aportado un bloque grande de hielo y calló sobre la mesa haciendo mucho ruido. En otra sesión fueron aportadas algunas naranjas, mientras el famoso poeta sostenía las dos manos de la médium. En la tercera sesión, el espíritu preguntó a través de la médium, qué debía aportar. A petición fue aportado un plátano, dos naranjas, un racimo de uvas blancas, tres nueces, media docena de ciruelas, una rebanada de piña confitada, una cebolla, un durazno, algunas almendras, tres higos, dos manzanas, una papa y muchas otras diferentes cosas. En otra sesión fueron aportados jarros con té caliente, como también sartenes chisporroteantes con huevos fritos. La misma señora Guppy fue aportada desde su propia casa a la casa de un amigo. La distancia era de un kilómetro y medio aproximadamente.
C) En el año 1926, la médium, señora Barkel, vio en el British College of Psychic Science la “sombra” de un ramo de violetas cerca de la pantalla de una lámpara colgante. En la noche, durante la sesión con el médium de aporte Heinrich Melzer, cayeron en la misma sala una gran cantidad de violetas desde el aire sobre la mesa.
D) Uno de los médium más famosos y más minuciosamente investigados del siglo pasado (siglo 19) fue Madame d´Esperance. Frecuentemente aparecía en las sesiones con ella un espíritu que se llamaba “Yolande”. Era una hermosa muchacha árabe, completamente materializada, que producía aportes. Como todo eso ocurría con total iluminación, los participantes en la sesión podían observar con exactitud cada fase visible del proceso. El 28 de junio de 1890, Yolande aportó una extraña azucena dorada, que medía 2,10 mts. desde la raíz hasta la punta y que tenía once maravillosas flores. Casi al final de la sesión ella trató de desmaterializar la planta, para llevársela nuevamente, pero su fuerza se había debilitado mucho y ya no resultaba la desmaterialización. Por eso pidió colocar la planta en una cámara oscura, hasta que ella pudiera repetir el intento. Según dijo, le habían prestado la planta y ella se había comprometido a devolverla. El 5 de julio a las 9.30 hrs. la planta fue traída desde la cámara y puesta en medio de un círculo formado por los participantes. Casi instantáneamente ésta desapareció. Otro espíritu – no Yolande – explicó que la planta había sido traída en forma invisible ya en la primera sesión, pero había demorado una hora completa hasta que había podido adoptar una forma visible.
Comentario:
En los casos citados recientemente se nota la intervención de una fuerza y de un poder similares a los que conocían los Kahunas. Sin duda los espíritus tenían acceso a entes que con esa fuerza podían realizar aportes. Como las personas vivas no pueden generar ningún aporte, tenemos que deducir que un ser superior ayudaba a los muertos. Los cuerpos de sombra de los objetos aportados eran vistos de vez en cuando como apariciones transparentes, que ya tenían la forma del objeto aportado. En algunos casos se puede ver una delgada concentración nebulosa de material, lo que indica que la materia de un objeto aportado en estado desintegrado puede ser visible débilmente, con lo que por cierto tiene comprensiblemente dimensiones mucho mayores.

Cuando plantas, insectos, animales o personas son aportados, no les ocurre ningún daño, incluso si han recorrido grandes distancias y han sido llevados a través de puertas cerradas a la sala de sesiones. En comparación con esto, la aplicación del mismo principio para la sanación de huesos fracturados es casi una pequeñez.

Aunque los Kahunas no podían explicar con exactitud de qué manera el Yo superior emplea su fuerza vital de alta tensión para la desmaterialización y rematerialización en los aportes, estaban totalmente convencidos de que esa fuerza es empleada y que casi siempre es reunida por las personas vivas. También estaban seguros de que el cuerpo de sombra siempre desempeña un papel importante en ese fenómeno.

Personas que han sido aportadas relatan que han estado totalmente inconscientes por un tiempo breve o en un estado de capacidad mental aumentada y que han tenido una capacidad de reacción esencialmente más rápida. Según esos relatos, el proceso de cambio está acompañado de sensaciones corporales solamente débiles. Eso parece confirmar la teoría Kahuna, según la cual nosotros tenemos en nuestro cuerpo inferior de sombra un duplicado de todos los órganos y tejidos, y que estos siguen funcionando cuando salimos temporalmente del cuerpo, por ejemplo, durante el aporte, o cuando abandonamos el cuerpo para siempre al morir.


XII
Reavivamiento permanente y transitorio

desde la muerte

Los muertos pueden ser resucitados. Existen dos tipos de esos “reavivamientos”. Uno consiste en la completa restauración permanente de la vida en el cuerpo físico, mientras que con el otro, el cuerpo físico experimenta una materialización temporal, para servirle a un espíritu que se ha ido. Ambos casos demuestran la exactitud de la antigua creencia de los Kahunas.

En la literatura del cristianismo y de otras religiones, se describen casos en los que muertos han sido resucitados. Los Kahunas también eran capaces, bajo ciertas condiciones, de realizar tales hechos, y además, de explicarlos de un modo comprensible.

El reavivamiento transitorio de un cuerpo, para ser utilizado por el espíritu de una persona fallecida, era completamente usual en Polinesia; éste es estudiado frecuentemente como “materialización” y ha sido confirmado como verdad por parte de la Investigación Psíquica.

Caso 22
Un Kahuna resucita un muerto ante el Dr. Brigham

Comentarios preliminares:
En el cálido clima de Hawai un cuerpo muerto ya comienza a descomponerse después de muy poco tiempo. Pero existe un estado de trance profundo o de coma, que es tan parecido a estar muerto, que existe el serio peligro de que un cuerpo así sea considerado muerto y sea sepultado. Los Kahunas creían que la descomposición de un cuerpo no puede comenzar antes de que el cuerpo de sombra del Yo inferior haya abandonado por completo el cuerpo físico. Los dos espíritus de la persona pueden salir del cuerpo físico en sus cuerpos de sombra y alejarse bastante de él, como por ejemplo, en el caso de los “paseos astrales”. Pero en esos casos queda siempre un hilo conector de substancia de cuerpo de sombra (el llamado “cordón de plata” de los teósofos), como conexión con el cuerpo físico. Sólo cuando esa conexión se interrumpe, puede comenzar la descomposición.

Si se rompe el hilo conector, se necesita la intervención del Yo superior para restaurar y dejar sanos los tejidos corporales que han comenzado a descomponerse y hacer volver la vida al cuerpo muerto. Pero si el hilo permanece intacto, como ocurre a menudo, cuando la muerte – por ejemplo, por inmersión - ocurre sin dañar el tejido corporal, la vida puede regresar nuevamente al cuerpo, en caso de que a los espíritus se les posibilite el regreso al cuerpo.

Como se ha dicho, el cuerpo de sombra del Yo inferior es un depósito ideal para la fuerza vital. Cuando los espíritus abandonan el cuerpo físico, se llevan en sus cuerpos de sombra casi toda la reserva de fuerza vital. Cuando después de la desaparición de la consciencia y de la salida de la fuerza vital, permanece el cuerpo físico compacto, se presenta inconsciencia e inmovilidad. Exámenes a epilépticos han demostrado que después del característico “grito” y de la “caída”, no se percibe ninguna otra actividad del cuerpo. Mediciones con instrumentos registradores no han indicado ni ondas corporales ni cerebrales. Con eso se ve que, o los dos Yoes del paciente han sido expulsados temporalmente del cuerpo en sus cuerpos de sombra, o han permanecido en el cuerpo, pero un espíritu rapaz, que ha tomado posesión del cuerpo, los ha despojado de toda su fuerza vital. La consciencia se recupera tan sólo una vez que el cuerpo ha podido acumular nuevamente fuerza vital después del ataque.

Circunstancias:
En uno de sus viajes de investigación botánica en Hawai, el Dr. Brigham tuvo un día que buscar refugio en un pequeño pueblo costero, durante una tormenta tipo huracán. Durante la tormenta se ahogó un nativo de 16 años. Cuando los intentos por reanimarlo fueron inútiles, fueron a buscar muy lejos a un antiguo Kahuna.

Ocho horas después del accidente él comenzó con su trabajo. El cuerpo del muchacho estaba frío, y cuando el Dr. Brigham lo examinó poco después de la llegada del Kahuna, la rigidez de la muerte ya parecía haber comenzado.

El Kahuna se sentó cerca del cuerpo e intentó averiguar, con ayuda de sus capacidades psíquicas, qué había sucedido con los dos espíritus del joven. En ese trabajo él se valió, como explicó posteriormente, de la ayuda de diferentes espíritus amigos. (El cordón de sombra entre el cuerpo y el Yo inferior del joven por lo visto todavía existía, pero probablemente se había tensado casi hasta el límite de romperse). El Kahuna constató que los espíritus del joven vagaban totalmente desconcertados de un lado para otro. Éstos fueron traídos de vuelta hasta donde estaba el cuerpo y forzados a permanecer allí y a tratar de ingresar nuevamente al cuerpo.

Calentaron el cuerpo y el Kahuna, al imponerle sus manos, le traspasaba su propia fuerza vital. Para inducir a los espíritus a regresar al cuerpo, él pronunció palabras sugerentes y realizó movimientos con golpes y presiones, como si los espíritus tuvieran que ser presionados hacia dentro del cuerpo, a través de uno de los dedos gordos del pie y a través de la pierna. El Kahuna también invocó a “Dios” (el Yo superior) pidiéndole ayuda.

Después de una hora aproximadamente anunció que los espíritus estaban entrando nuevamente en el cuerpo. Lentamente el cuerpo comenzó a calentarse, el corazón empezó a latir, y el joven abrió los ojos. La recuperación tuvo lugar tan rápidamente, que el joven después de poco rato ya pidió de comer.

El Dr. Brigham estaba muy impresionado por esa demostración de la magia Kahuna. Le hizo muchas preguntas al Kahuna, pero solamente se enteró de que el “Dios” a cuya ayuda el joven le debía la vida, era un Aumakua o un “espíritu paternal”, que antes había vivido en la Tierra en forma de ser humano. Durante muchos años el Dr. Brigham mantuvo al joven hawaiano bajo observación, pero nunca pudo constatar alguna secuela de su “muerte” por inmersión.

Comentario:
La ayuda de espíritus que en tiempos pasados estuvieron en la Tierra en forma de seres humanos, no es nada nuevo. Los anales del espiritismo y de la Investigación Psíquica están llenos de informes de sanaciones exitosas por medio de la ayuda de espíritus de personas fallecidas. Los sanadores espirituales más exitosos hablan a menudo de que ellos realizan su trabajo por medio de oraciones a seres espirituales superiores (equivalente al concepto habitual de dios).

Tal como a las personas vivas, a los espíritus, después de la muerte, también les está impedido entrar en contacto directo con el nivel de consciencia superior al de ellos. Por eso ellos también pueden solamente expresar suposiciones acerca de los seres superiores y de su tipo de espiritualidad, que los capacita para emplear un poder misterioso para la magia de la sanación.

Muchos espíritus han expresado su opinión acerca del mecanismo de sanaciones espirituales. A pesar de que todos ellos aseguran tener conocimientos exactos, ni siquiera dos de tales declaraciones concuerdan. Extrañamente, a esos espíritus les pasa lo mismo que a las personas vivas. Cada uno desarrolla su propia explicación y desecha todas las demás. En vista de las fuertes contradicciones entre las explicaciones que nos dan los espíritus de personas fallecidas, hacemos bien en recurrir a las explicaciones que nos han dejado los Kahunas, ya que éstas concuerdan en todos los detalles - hasta donde podemos verificar eso con nuestros limitados conocimientos actuales. Y lo que es aún más importante: La enseñanza de los Kahunas está confirmada por medio de resultados prácticos y nos ofrece una base para una aplicación práctica.
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   28

similar:

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconAtrás a huna ho'oponopono discusiones

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconMaximilian "Max" Hart y Chloe Rollins

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconCatecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza...

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconWhy is the video recorder one of the most frustrating domestic items...

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconMisterio de las grandes óperas por Max Heindel Fausto, Parsifal,...

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconEn d e s a r r o L l o e d u c a t I v o
«enseñanza teórica» y la «enseñanza practica». Se daba más valor a la primera que a la segunda; como consecuencia, los alumnos tenían...

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconÍndice Índice 1 Introducción 2 Desarrollo 3 Conclusiones 4

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconDescubrimiento de la radiactividad

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconLa historia fantástica de un descubrimiento

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconDescubrimiento del petroleo


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com