El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice




descargar 0.98 Mb.
títuloEl descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice
página15/28
fecha de publicación14.08.2016
tamaño0.98 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Historia > Documentos
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   28

Caso 23
Reavivamiento temporal de muertos

Materialización total

Comentarios preliminares:
Tal vez nada en la Investigación Psíquica es tan fascinante, tan increíble e inexplicable, tan obstinadamente refutado - aunque en vano – y de una importancia tan profunda, como la “materialización total” o la resurrección temporal de muertos.

Para el reavivamiento de una persona fallecida hace mucho tiempo, hay que disponer de los mismos elementos que también forman y constituyen a la persona viva normal. Los dos espíritus, el Yo inferior y medio del fallecido, vienen a una sesión de espiritismo y traen consigo el elemento de la consciencia. Ellos viven en los cuerpos de sombra inferiores y medios que se penetran mutuamente, que presentan a su vez la imagen y la forma del cuerpo físico que el fallecido tuvo alguna vez en la Tierra. Lo que le falta al Yo superior es el cuerpo físico anterior y su gran carga natural de fuerza vital. Para compensar esa carencia, se extrae fuerza vital y materia física de los participantes en la sesión que forman el círculo. La materia física, después de ser transformada en ectoplasma de materia muy sutil, es solidificada nuevamente en la forma de cuerpo de sombra del espíritu inferior.

Eso lleva a la “materialización total” de un verdadero cuerpo físico vivo, que respira, que es caliente y que es completamente normal, y que tiene sus dos seres espirituales que le son propios. Tales cuerpos han sido muchas veces sometidos a exámenes médicos minuciosos, con resultados positivos. Sin embargo, tienen una corta duración. Dentro de un lapso de tiempo, que oscila entre un minuto y rara vez más de una hora, el ectoplasma regresa a los participantes vivos en la sesión y la forma corporal compacta se disuelve nuevamente.

Si la substancia física no necesitara ser devuelta, sería absolutamente comprensible si un cuerpo materializado siguiera existiendo permanentemente. Jesús podría adoptar por segunda vez forma humana, si uno de sus adeptos estuviera dispuesto a cambiar desde la vida corporal a la vida de los fallecidos y entregar su cuerpo para que su materia pueda ser utilizada de la manera descrita, para llenar la forma de cuerpo de sombra del gran maestro.

Una gran inquietud ocasionó hace algunos años en una de las islas del Pacífico, un grupo de nativos polinesios que en las noches realizaba sesiones secretas, y que logró hacer aparecer totalmente materializado a un jefe fallecido. El muy sabio y querido jefe había muerto de lepra. Extrañamente el cuerpo totalmente materializado se mantuvo durante mucho más tiempo que lo que es habitual en occidente. Como las autoridades temían que los nativos fueran inducidos por el jefe a una rebelión, prohibieron que se continuara con las sesiones, escudándose detrás del pretexto que por medio de la materialización se podría difundir la lepra.

Circunstancias:


  1. Materialización masiva en Hawai.


En Hawai, donde los Kahunas han demostrado ser los más poderosos conocedores en el campo de los fenómenos psíquicos, se habló durante muchos años de materializaciones masivas. Habitualmente se materializaba en la noche a un jefe nativo con diez a cincuenta de sus seguidores (todos los cuales estaban muertos desde hacía mucho tiempo) y se marchaba con ellos a través de la región. A menudo eran materializados también tambores y antorchas. A veces también permanecían invisibles, mientras que el ruido de los pies que marchaban y el sonido de los tambores y voces se escuchaban claramente. Aquellas procesiones de espíritus son bien conocidas en Hawai. A menudo han sido acreditadas con declaraciones de testigos; también han sido mencionadas muchas veces en libros y artículos sobre el mundo insular hawaiano.

El Dr. John Tanner, que estudió a los Kahunas durante mucho tiempo en Hawai, me relató que una noche había escuchado en Waikiki Beach cómo se desplazaba la procesión de espíritus hacia el centro de Honolulu. Él suponía que ésta, como era habitual, tomaría la calle de Waikiki hacia las tumbas reales, que estaban cerca de la antigua iglesia misionera en el centro de la ciudad. Por eso se dirigió en su auto hacia la antigua iglesia y esperó allí. En un tiempo sorprendentemente corto, se podía escuchar allí el mismo ruido de pies que marchaban, como también cánticos y conversaciones en voz baja.

Los ruidos parecieron entonces desaparecer en la tumba de un rey nativo que había fallecido hacia mucho tiempo. Pero el Dr. Tanner no vio nada.

El Dr. Brigham tenía muchos informes de testigos oculares que vieron a los que marchaban a la luz de antorchas y de la luna. Los hawaianos están convencidos que aquellos marchadores, totalmente encarnados y armados con mazas de guerra y lanzas, son peligrosos para cualquiera que perturbe su marcha. Cuando se acerca una de esas columnas, los nativos hábiles se apartan de su camino, se esconden o se comportan completamente calmados, hasta que ellos han pasado. Han ocurrido casos en los que personas han sido muertas por participantes de esas procesiones.

Uno de mis amigos hawaianos me contó que un día él se dirigió corriendo directamente hacia un pequeño grupo de esos marchadores, que estaban fuertemente armados y con plumajes. Uno de los guerreros corrió hacia él con una lanza alzada, pero mi amigo gritó de inmediato que él era un conocido amigo vivo. Le dieron tiempo para decir su nombre y el de sus antepasados. Después que él había retrocedido algunas generaciones en su árbol genealógico, era en realidad obvio que se evidenciaron por aquí y por allá conexiones con habitantes anteriores de esa parte de la región. Por eso le perdonaron la perturbación involuntaria al grupo que marchaba y lo dejaron ir sin molestarlo.

Seguramente los casos reconocidos por la generalidad acerca de tales procesiones de espíritus en Hawai, están entrelazados con mucha ficción. Pero yo no dudo de la veracidad de los hechos básicos. La legendaria tradición de los polinesios está llena de relatos acerca de materializaciones individuales y en masa. Los “dioses” ayudan a los espíritus de los muertos en la materialización, y se cuenta que la fuerza vital y la substancia que es necesaria para el ectoplasma, son extraídas de personas que están dormidas o – en casos poco frecuentes – de vida animal o vegetal.


  1. Un obispo fallecido hace 400 años se materializa.


Carlo Mirabelli, un médium sudamericano de ascendencia italiana, hizo excelentes demostraciones de fenómenos psíquicos de casi todo tipo.

El Dr. Fodor escribe: Los fenómenos de materialización de Mirabelli estaban en el límite de lo milagroso. Los personajes materializados no sólo eran completos en todos los sentidos, no sólo podían ser fotografiados, sino que los médicos podían examinarlos minuciosamente - hasta durante quince minutos – y constatar que los “nuevos seres humanos”, formados por medio de materialización, mostraban estructuras anatómicas perfectas. En una oportunidad, uno de los personajes comenzó, al término del examen, a disolverse desde los pies hacia arriba, quedando el busto y los brazos flotando en el aire. Uno de los médicos gritó: “¡Pero esto no es posible!”. Se levantó de golpe y tomó la mitad del cuerpo que todavía existía. Al momento siguiente cayó inconsciente al suelo con un grito estridente. Cuando volvió en sí, sólo podía acordarse de que al tomar al fantasma tuvo la sensación de que sus dedos se hundían en una masa suave y esponjosa. Pero después él había sufrido la conmoción y había perdido la consciencia. En una sesión se les apareció a los presentes la hijita del Dr. Souza, que había fallecido a causa de una gripe. La materialización se llevó a cabo a plena luz del día y duró treintiséis minutos. La muchacha apareció con el vestido con el que había sido sepultada. Se le midió el pulso. El padre y la hija fueron fotografiados. Después el fantasma se elevó desde el suelo y desapareció en el aire…

En otra sesión, Mirabelli anunció que veía el cuerpo del obispo Dr. José de Camargo Barros, que había perdido la vida en un naufragio. Un aroma como de rosas impregnó el cuarto. El médium cayó en trance. Una fina niebla que tenía un brillo dorado apareció en el círculo, y cuando se separó, salió el obispo totalmente materializado, con todas las vestiduras sacerdotales, con los emblemas de su orden. Dijo su nombre. El Dr. Souza fue hacia él, palpó su cuerpo, tocó sus dientes, examinó la saliva, escucho los latidos del corazón, examinó el funcionamiento de las vísceras, examinó las uñas y los ojos, pero no encontró nada anormal. A continuación los demás participantes del círculo también pudieron convencerse de la realidad de la aparición. El obispo se inclinó sonriendo sobre Mirabelli y lo miró tranquilamente. Después comenzó lentamente a disolverse. En la sexta sesión encontraron a Mirabelli, que había sido atado y sellado, en otro cuarto, pero todavía en trance. Todos los sellos en las puertas y ventanas estaban intactos, tal como los sellos en las ataduras de Mirabelli. En una sesión en la que estaban presentes catorce investigadores, se desmaterializaron los brazos de Mirabelli. En la fotografía sólo se podía ver una sombra débil.


  1. Yolande y sus materializaciones.


Madame Elisabeth d´Esperance, una famosa médium, tenía, entre otros espíritus que se materializaban en sus sesiones, una muchacha árabe de 15 años llamada Yolande. Esa muchacha solía presentarse como niebla, y habitualmente demoraba varios minutos hasta que se había materializado por completo. Después conversaba con buena luz con los participantes en la sesión y producía que en el cuarto aparecieran y desaparecieran objetos. Produjo varios aportes e hizo crecer plantas en frascos que estaban llenos con agua y arena. En pocos minutos crecía una planta grande. En una ocasión, el investigador Alexander N. Aksakof, encontró que la mitad inferior del cuerpo de la médium estaba desmaterializada, mientras se llevaban a cabo diferentes materializaciones de espíritus en la sala de sesiones. La parte superior del médium parecía flotar en el aire. Ella no estaba en trance y estaba tan horrorizada por su estado, que le indicó su situación al investigador. También otros presentes se convencieron de que en las partes de la vestimenta de la médium que caía más debajo de la cintura no había nada. Después de diez años, Aksakof publicó una importante teoría, a la cual, según dijo, había llegado después de largos años de estudio. La teoría decía que – por lo menos en algunos casos - “el cuerpo del médium puede ser absorbido completamente para que se lleven a cabo apariciones…”


  1. Materializaciones de animales.


El convencimiento de los Kahunas de que todas las cosas tienen cuerpo de sombra, que contienen las formas, tanto de sus partículas microscópicas, como también de cada uno de sus órganos y de su estructura total, rige igualmente para los seres humanos que para los animales (por cierto también para objetos inanimados, como piedras y rocas).

Gambier Bolton tuvo una experiencia muy especial. Él se había encargado de una foca herida en el jardín zoológico y la había tratado médicamente, pero la foca falleció. Diez días después de su muerte, en una sesión con la señora Craddock, en presencia de un gran número de científicos, se materializó una foca – aparentemente aquella que Bolton conocía. Ésta se contoneó por el cuarto y se colocó por algunos minutos cerca de Bolton. Se les pidió una explicación a los espíritus que participaban en la sesión. Ellos respondieron: “Sus acciones (las de los animales materializados en las sesiones) son totalmente independientes de nosotros. Mientras nosotros nos empeñamos por realizar nuestros experimentos con seres humanos que desean materializarse en medio de ustedes, los animales logran ingresar al cuarto de un modo inexplicable para nosotros, y no se lo podemos impedir. Ellos obtienen de alguna fuente materia suficiente, de la cual forman sus cuerpos transitorios; vienen cuando quieren, caminan completamente a voluntad por todas partes en los cuartos y desaparecen nuevamente cuando quieren. Nosotros no tenemos ningún poder para impedir eso, mientras exista una conexión tan estrecha entre ellos y sus últimos propietarios, como en los casos que conocemos”.

El Dr. Fodor indica que ese comentario de los espíritus que trabajan con el médium, parece contradecir el hecho de que en las famosas materializaciones de animales de las sesiones Kluski, se ha presentado sin excepción una aparición humana que custodiaba las apariciones de animales. Los animales y el cuidador se desplazaban rara vez al mismo tiempo, pero se veía claramente al cuidador, aunque éstos se comportaban tranquilamente. Sin embargo, un animal apareció sin cuidador. Se trataba de un hombre-mono, que los zoólogos designaban como Pitecántropo. El simio tenía una piel áspera y peluda, y el olor que propagaba era como el de un ciervo o de un perro mojado. Él estaba contento, incluso realmente feliz, aparentemente tenía poca inteligencia, pero era bondadoso y estaba dispuesto a obedecer. Algunos de los participantes en la sesión tenían miedo de la enorme fuerza del animal. Él levantaba hombres pesados, se sentaba en sus sillas y de ese modo sobresalía de todos los presentes en tamaño. Después tomó un estante grande de libros muy pesado y lo llevó por el cuarto. Hizo lo mismo con un pesado sofá. Solamente hacía ruidos con la boca y se rascaba frecuentemente.

Perros, gatos, papagayos, murciélagos, comadrejas y muchos otros animales muertos han regresado en las sesiones donde sus antiguos dueños. Un mechón de pelo de uno de esos pequeños animales quedó enganchado en una ocasión en un pedazo de encaje en el que se había atajado una patita durante la sesión (el encaje se desgarró 10 centímetros). Se conservaron los pelos en un envase cerrado, resistente a la luz y al agua, y se miró de tiempo en tiempo si todavía estaban allí. Después de algunos días, la cantidad de pelo disminuyó notablemente y después de más tiempo los pelos habían desaparecido por completo. Evidentemente su desmaterialización había durado mucho más tiempo que la del animal mismo.


  1. Materializaciones parciales de personas vivas.


Existen muchas pruebas de investigadores, a los cuales se les han aparecido en sesiones personas vivas en materializaciones parciales. De ese modo, Horace Leas vio la cabeza, los hombros y un brazo de un pariente que vivía a seiscientos kilómetros de distancia. Se llevó a cabo una larga conversación en la que se debatieron cosas que solamente los dos podían conocer. Alfred Vouts Peter vio en una sesión con Cecil Husk la materialización (bastante completa) de un amigo vivo, que – como demostró una investigación posterior – en ese momento estaba acostado en la cama durmiendo.

En su Encyclopaedia of Psychic Science, el Dr. Nandor Fodor, en un largo artículo sobre materializaciones, da una explicación que coincide ampliamente con las antiguas teorías de los Kahunas (en el tiempo en que lo escribió, el Dr. Fodor todavía no sabía nada de la existencia de los Kahunas).

“Se nos impone la idea, si por medio de desmaterialización y materialización un organismo vivo no puede ser construido de otra forma. Tal vez en el futuro se puedan explicar en el sentido de tales reflexiones, algunas sanaciones milagrosas, en las que órganos corporales son construidos nuevamente”.


  1. Tamaños corporales modificados en materializaciones.


En muchos informes se encuentra la indicación de que apariciones materializadas han sido más grandes o más pequeñas que lo que presumiblemente han sido en vida las personas respectivas. Un fenómeno similar es el crecimiento de médium vivos durante sesiones; se ha podido constatar que el cuerpo de un médium ocasionalmente ha crecido hasta 60 centímetros. Los Kahunas creían que el cuerpo de sombra de un objeto puede agrandarse o achicarse.

La señora Bisson examinó una mujer desnuda que no tenía más de 20 centímetros de estatura; ésta se materializaba repetidamente y a veces aparecía con un peinado diferente. Danzaba y hacía ejercicios gimnásticos. Por un tiempo se paraba incluso en la mano de la señora Bisson, pero habitualmente estaba parada sobre la mano de la médium Eva.

En las sesiones de la señora Ignath se materializaban cabezas muy hermosas del tamaño de una nuez en vasos llenos de agua. Nona, el espíritu que dirigía la sesión, las consideraba como formas plásticas de pensamientos materializadas.

A menudo aparecen como materializaciones parciales, cabezas o manos, que solamente presentan una fracción del tamaño normal.


  1. Ropa materializada.


Solamente muy pocos de los espíritus temporalmente encarnados vienen desnudos. Harry Price, un investigador de fenómenos parapsicológicos muy minucioso y escéptico, habla en un nuevo libro acerca de las materializaciones periódicas de una pequeña muchacha desnuda. Aparecía en sesiones oscurecidas y era sostenida por la madre o por algunas amigas, de las cuales una era un buen médium. En una de aquellas sesiones, Price constató que el pequeño cuerpecito era caliente, compacto y tenía peso normal. La niña respondía con algunas palabras las preguntas que se le hacían. En las respectivas sesiones se había rociado el suelo del cuarto con fino polvo blanco y se habían cerrado y sellado cuidadosamente todas las aberturas. Por consiguiente, se habían tomado todas las precauciones contra posibles intentos de fraude. En el polvo del suelo no se veían huellas de pies, y ninguno de los sellos había sido roto, de modo que Mr. Price tuvo que reconocer la autenticidad de la materialización.

En otros casos los espíritus aparecen vestidos con una materia que oscila desde un vapor gris nebuloso hasta un material tan compacto, que los investigadores han podido sacar pedazos de ahí y examinarlos después de la desmaterialización del espíritu y de sus piezas de ropa. Lo especial del tejido materializado es que casi siempre es más liviano y más fino que la tela normal.

Sylvan J. Muldoon (escribió El envío del cuerpo astral) que dispone de grandes experiencias con paseos astrales y que se ha hecho famoso por medio de muchos artículos sobre ese tema, escribe que un día vio con sus propios ojos que alrededor de su cuerpo astral se había formado materia, mientras su cuerpo físico dormía en su cama como a un metro de distancia de éste. La vestimenta del cuerpo astral era la misma que la del cuerpo físico. No solamente los cuerpos de los médium son ocasionalmente desmaterializados parcialmente o por completo en las sesiones de materialización; a veces también desaparecen sus ropas durante todo el tiempo – aunque en otras ocasiones no ocurre. Habitualmente la tela materializada en las sesiones es de color blanco, aún cuando la ropa desmaterializada del médium haya sido negra.

Kathie King, un espíritu que se materializaba frecuentemente en sesiones con Florence Cook y que Sir Williams Crooks estudiaba minuciosamente, permitía a menudo que se examinara la tela de su vestimenta. A veces cortaba hasta una docena de trozos del borde de su ropa y se los entregaba a los participantes en la sesión. Bajo la mirada de los que estaban sentados alrededor, los hoyos del borde de la falda se cerraban casi de inmediato. La mayoría de las veces la tela volvía a disolverse, cuando el fantasma se desmaterializaba. Sin embargo, quedaban unos pocos pedazos. En tales casos se encontraban al término de la sesión agujeros con una forma similar en el borde de la falda de la médium. Eso indica que el material de la falda había sido tomado prestado con el propósito de la materialización. Pero la tela de los trozos materializados para siempre no podía ser reintegrada.

Dicho sea de paso que la tela de la vestimenta del espíritu no era la misma que la tela en la cual quedaba el agujero. De ahí se deduce que por medio de materialización y desmaterialización, una materia puede ser transformada. Un material puede ser transformado en otro para siempre – lo que también tiene que ocurrir con la sanación inmediata, si es que la teoría Kahuna es correcta.

Para hacer permanente un trozo de tela, decía Kathie King, ella tiene que extraer para siempre un poco de vitalidad del médium (según la teoría Kahuna, todas las apariciones por materialización se basan en el uso de fuerza vital de personas vivas), con lo cual el médium se debilita en la misma medida. Con una comparación de la tela materializada con tejidos normales por medio de expertos, resultó que no había nada parecido en el mercado. Comerciantes de telas opinaron que tal vez podía ser una tela de origen chino.

En una sesión con la señora d´Esperance en Christiania, fue extraído un trozo de la vestimenta de Yolande y hecha permanente. Un agujero similar, también en parte rasgado, en parte cortado, apareció después en la falda de la médium. El trozo de las vestimentas del espíritu aparecido era mucho más grande, pero exactamente de la misma forma que el agujero de la falda de la médium. El material era blanco y su textura era mucho más liviana: era casi tan delgado como la gasa, pero tejido de hilo.

En otros casos, sin embargo, el material resultó no ser tejido. Tenía una consistencia como de película o piel y se sentía como goma. Presentaba muchos agujeros pequeños, con lo que daba la impresión de encaje.

En una sesión con George Spriggs en Cardiff, se cortó y se retuvo un trozo de un pesado cinturón de seda de color rojo brillante del espíritu materializado. Muy pronto, sin embargo, el color del material palideció. Cuando en una sesión posterior se le comunicó eso al espíritu respectivo, se restauraron de manera inexplicable el color original y el intenso brillo.

El cabello extraído a personas materializadas, que ha sido dejado como permanente o sólo como recuerdo que pasa lentamente, ha resultado ser casi siempre más suave y más fino que el cabello del médium, por medio de cuya presencia se había hecho posible la materialización.

  1. Materialización de los “seres pequeños”.


Los duendes y otros “seres pequeños” parecen a veces – especialmente en presencia de niños – materializarse de manera perceptible.

Por el año 1915, dos muchachas tomaron con su padre fotos de duendes y gnomos en Inglaterra. Las fotos fueron publicadas y causaron gran sensación. Se trajo una cámara fotográfica mejor y se tomaron más y mejores fotos. Contemporáneos desconfiados declararon las fotos fraudulentas, pero no se pudo presentar ninguna prueba de eso.

En Hawai se creía en gnomos o en los llamados Menehunes, que ocasionalmente se materializaban y que se parecían a los duendes de otros países. Durante mi estadía en Honolulu, los periódicos estaban llenos de relatos y comentarios acerca de escolares que un día vieron un pequeño hombrecito de ese tipo en la plaza de juegos. Ellos lo siguieron muy agitados, hasta que el pequeño sintió miedo y se deslizó debajo de una choza que estaba un poco levantada del suelo. Cuando él desapareció debajo de la choza, pareció disiparse convirtiéndose en aire. A los gritos de los niños vino el profesor e hizo que le relataran el suceso. Todos le contaron la misma historia y todos describieron al pequeño hombrecito de la misma manera.

A los Menehunes se les atribuía la construcción de muchos terraplenes de piedra que rodeaban la cuenca y que de ese modo formaban estanques artificiales para los peces. La tradición de los nativos menciona también a los “seres pequeños”.

Aunque acerca de la materialización de duendes, hadas, gnomos y seres similares existen solamente pocos testigos oculares, yo creo que sería erróneo si por lo menos no se considera la posibilidad de la veracidad de su existencia.

Comentario:
En los casos descritos, algunos puntos requieren especial atención. El golpe que alcanzó al médico cuando agarró la aparición en una sesión con Mirabelli, indica que en la materialización interviene la electricidad. Muchos investigadores han examinado el efecto de la energía electrovital o fuerza psíquica en las materializaciones y han establecido que esa fuerza se presenta en forma muy real. El tipo del efecto, en cambio, no ha podido ser aclarado completamente. Los espíritus de las personas fallecidas hacen declaraciones contradictorias acerca del tipo de aplicación de esa fuerza. Algunos dicen que es extraída del cerebro del médium o de los participantes en la sesión, otros son de la opinión de que ésta viene de sus cuerpos y otros opinan que esa fuerza existe en forma ilimitada en la atmósfera y que sólo necesita ser extraída de ésta.

Exámenes recientes practicados por médicos, han dado como resultado que personas en las cuales la “electricidad corporal” vital, la “electricidad mental”, o incluso ambas, están agotadas, quedan inconscientes. Eso concuerda con la enseñanza de los Kahunas, según la cual las funciones de la consciencia solamente son posibles, mientras esté a disposición una cantidad suficiente de fuerza vital de la tensión necesaria. (Ellos creen que el Yo inferior genera la fuerza vital del alimento consumido, que el Yo medio transforma esa fuerza de baja tensión en una de tensión más alta, para emplearla como “voluntad” y que finalmente el Yo superior la transforma en el nivel de tensión más alto posible – con lo que llega a parecerse a la tensión desintegradora de átomos que conocemos de la ciencia).

En las sesiones de materialización a menudo se agota la vitalidad del médium y de los participantes. El famoso médium O. D. Home yacía a veces inconsciente en el suelo después de tales sesiones. El investigador S. W. H. Meyers estaba tan agotado después de una sesión, que tuvo que tenderse en la cama durante dos días. A menudo los médium se ven forzados a hacer largas pausas de recuperación entre dos diferentes sesiones. En sus prácticas de sanación los Kahunas ponían atención cuidadosamente en los peligros que se les originan a las personas vivas a través de que fallecidos les roben fuerza vital. Mientras nuestros médicos actuales no consideran tales posibilidades, según la profundamente reflexionada enseñanza Kahuna, es categórico que algunas enfermedades son producidas directamente por aquella extracción de fuerza vital. No obstante, el médico actual sabe que cuando la fuerza vital de un individuo baja de un nivel crítico, el control de la consciencia sobre el subconsciente se debilita fuertemente. Pueden llegar entonces impresiones de pensamientos directamente adentro del subconsciente, sin haber sido antes examinadas en forma racional y evaluadas en forma crítica por la consciencia. De ese modo pueden presentarse complejos de pensamientos y fijaciones irracionales. Hemos visto que impresiones tipo conmoción llegan a ser peligrosas cuando se está muy cansado o – a causa de enfermedad o de un esfuerzo excesivo - sólo se tienen escasas reservas de fuerza vital. Cuando por algún motivo la entrada normal de fuerza vital disminuye por un tiempo, es sabido que se presentan estados depresivos y – en una fase avanzada - disturbios mentales. Sobre el resto de la triste historia el médico en general no menciona nada. Pero una vez que se ha declarado la enfermedad mental en el paciente, éste ya no parece sufrir tan intensamente por carencia de fuerza vital. Muchas veces se llega a acciones físicas abruptas – lo que demuestra la exactitud de la opinión de los Kahunas, que los espíritus de personas fallecidas toman a menudo posesión de personas vivas. Se comienza con la extracción de fuerza vital y se termina con que la pareja de espíritus que habita en el cuerpo es expulsada y el cuerpo es tomado en posesión por los espíritus de personas fallecidas. Con eso éstos experimentan a su manera “la resurrección de la muerte”. (Con estas ideas muchos médicos seguramente fruncirán las cejas. Pero si ellos tratan de sanar perturbados mentales por medio de golpes eléctricos o de insulina, hacen exactamente lo que ya hacían los médicos de los primeros tiempos, cuando se esforzaban por hacerles lo más amarga posible la estadía en el cuerpo del paciente a los espíritus que habían penetrado en éste, para que estos invasores prefirieran cederle el regreso al cuerpo al legítimo dueño).

La penetración recíproca de materia resulta en sesiones de materialización cuando aportes e incluso cuerpos de animales o humanos desmaterializados son llevados a la sala de sesiones a través de puertas cerradas y selladas para su materialización. Eso demuestra que la substancia física en estado desmaterializado es suficientemente delgada como para penetrar en madera y en otros materiales que no son demasiado compactos (el vidrio parece ser demasiado compacto para el paso de materia sutil y formas de cuerpos de sombra).

Para llevar fuerza vital los espíritus de las personas fallecidas no necesitan materializarse en una forma más densa. Las substancias físicas desmaterializadas tampoco necesitan solidificarse hasta ser visibles para – como una mano invisible – mover objetos compactos, pero siempre y cuando el ectoplasma invisible, del cual se sirve el espíritu, esté suficientemente cargado con fuerza vital.

Esto es aclarado por un caso que yo mismo pude observar. Un hombre joven voló para visitar a su novia y a la madre de ésta. Pero el avión tuvo un accidente y él falleció. Pocos minutos después sonó el timbre en la puerta de la casa que él quería visitar. La novia abrió la puerta, pero no vio a nadie afuera. Después el timbre sonó tres veces más. La madre también fue a la puerta, para ver cómo había ocurrido que el timbre sonara. Meses después el joven hombre se presentó en una sesión a través de un médium y dijo que al principio no había estado en absoluto consciente de su muerte. Dijo que había llegado a la casa de su novia, donde lo esperaban. Había tocado tres veces el timbre y había estado muy desconcertado de que ni su novia ni la madre de ésta lo veían o lo reconocían. Después de la tercera vez que tocó el timbre, ya no había estado más en condiciones de tocarlo (por lo visto la fuerza vital estaba agotada), y de ahí había deducido que algo inusual había pasado con él. Con el estudio de los relatos y pruebas de cientos de fenómenos de fantasmas y de espíritus que hacen ruido, se demuestra la exactitud de la enseñanza Kahuna, de que los espíritus de personas fallecidas pueden guardar grandes cantidades de fuerza vital en el cuerpo de sombra de su Yo inferior. En el momento de una muerte repentina, el cuerpo de sombra está cargado con fuerza vital y por medio de ésta está en condiciones de tocar el timbre, por ejemplo, o de realizar otras actividades, hasta que la reserva de fuerza vital esté agotada. El espíritu que hace ruido – que habitualmente se trata de un Yo inferior separado de su Yo medio al morir – y al que le gusta realizar travesuras infantiles, le roba fuerza vital a las personas vivas y la utiliza para mover objetos o para hacer ruido. El cuerpo de sombra es evidentemente una excelente batería para el almacenamiento de fuerza vital. Si está suficientemente cargado, puede llegar a ser suficientemente denso y compacto, como para mover objetos materiales. Una pequeña cantidad de material ectoplasmático invisible de constitución muy delgada, basta tal vez para condensar y solidificar el cuerpo de sombra. Una investigación posterior indicará si esa suposición es correcta.

En casos de materializaciones de animales se puede suponer que espíritus superiores están presentes y que causan lo esencial. Si los espíritus de las personas fallecidas difieren tanto en su opinión sobre los procesos de la materialización, y si de ese modo dan a entender que evidentemente no saben nada de la parte del trabajo que es realizado por el “Yo superior”, se sobreentiende entonces que los animales no pueden tener suficiente inteligencia como para llevar a cabo materializaciones por sí mismos.

Todavía hay un punto en esto que debería tenerse en cuenta. La supuesta materia carnal viva, que es necesaria para formar el ectoplasma que se requiere para la materialización de pájaros, insectos y otros animales, no puede provenir del médium y de los participantes en la sesión; tal vez tenga que tomarse prestada de otras áreas de la vida, por medio del Yo superior, para un uso temporal. De hecho, a menudo han sido observadas materializaciones, en las cuales no ha sido extraída materia ni del médium ni de los participantes en la sesión, aunque la entrega de fuerza vital por parte del círculo es lo habitual.

En las fases más oscuras de la magia ceremonial, los espíritus utilizaban probablemente la fuerza vital de animales o seres humanos sacrificados. Pero de eso no se puede deducir que también los “Yoes superiores” tomen fuerza vital o materia corporal de tales víctimas. Los Kahunas llamaban “espíritu paternal completamente confiable” al “Yo superior”; por eso no queda ninguna duda que ese Yo detesta la crueldad de tales sacrificios.

Este párrafo determina la presentación de los elementos básicos de la enseñanza Huna y de las pruebas que hablan a su favor, tal como han resultado de comparaciones con los conocimientos de la psicología, de la ciencia psíquica, como también de las diferentes tendencias religiosas.
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   28

similar:

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconAtrás a huna ho'oponopono discusiones

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconMaximilian "Max" Hart y Chloe Rollins

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconCatecismo de la iglesia católica año b comisión episcopal de enseñanza...

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconWhy is the video recorder one of the most frustrating domestic items...

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconMisterio de las grandes óperas por Max Heindel Fausto, Parsifal,...

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconEn d e s a r r o L l o e d u c a t I v o
«enseñanza teórica» y la «enseñanza practica». Se daba más valor a la primera que a la segunda; como consecuencia, los alumnos tenían...

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconÍndice Índice 1 Introducción 2 Desarrollo 3 Conclusiones 4

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconDescubrimiento de la radiactividad

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconLa historia fantástica de un descubrimiento

El descubrimiento de la enseñanza huna max freedom long indice iconDescubrimiento del petroleo


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com