Enfermedad de Alzheimer De Wikipedia, la enciclopedia libre




descargar 119.66 Kb.
títuloEnfermedad de Alzheimer De Wikipedia, la enciclopedia libre
página6/6
fecha de publicación02.12.2015
tamaño119.66 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6

¿A quién acudir?

El médico de familia, de cabecera, sería la primera persona a quien pedir ayuda. Muchas veces será el propio médico de cabecera quien dirija al paciente a un especialista. A veces, en cambio, será la familia quien pedirá dicha consulta. El médico que debe establecer el diagnóstico es el neurólogo.

 

¿Cómo se llega al diagnóstico?

Lo primero es una larga entrevista e interrogatorio del paciente y sus familiares más cercanos, básicamente los que conviven con él. Ahí ya es posible ver si los síntomas son sugestivos de demencia, de este u otro tipo, pasando luego una serie de pruebas neuropsicológicas, como el test llamado Mini-Mental, en los que se realizan preguntas estándar con puntuaciones previstas, por debajo de las cuales se considera que hay un trastorno valorable. Luego se realiza un examen físico y una exploración neurológica. Con esto, el neurólogo, muchas veces tiene ya una elevada sospecha de enfermedad de Alzheimer cuando la hay. No obstante, acostumbra a realizarse una serie de pruebas complementarias, que dependerán del criterio del especialista en cada caso individual.

-Pruebas de neuroimagen. TAC (tomografia axial computarizada) o RM) (resonancia magnética) para descartar otras causas y confirmar la existencia de un grado de atrofia que pudiese resultar significativo.

-Análisis para descartar aquellas causas infecciosas, metabólicas, endocrinológicas, etc. de las que hemos hablado.

-Ocasionalmente, un EEG (electroencefalograma) que ayuda a descartar otras demencias. Por ejemplo encefalopatías metabólicas en personas con enfermedades hepáticas crónicas o enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, la forma más corriente de proceso debido a priones, los agentes causales de la popular enfermedad de las vacas locas.

-Pruebas más sofisticadas, como SPECT o PET, que valoran determinados aspectos funcionales de la actividad cerebral y que son de utilidad en casos incipientes o de diagnóstico poco claro.

-Por último, y no por orden de importancia, ya que su valor es incuestionable, la práctica de un estudio neuropsicológico detallado contribuirá decisivamente, en algunos casos, al establecimiento del diagnóstico.

Mención aparte merece el controvertido tema del estudio genético.

No está indicado ni justificado su uso sistemático en el estudio diagnóstico: Debe quedar a riguroso criterio del especialista el sugerir a la familia la conveniencia o necesidad de tal estudio. Salvo en los mencionados e infrecuentes casos de Alzheimer familiar, el estudio genético sólo constituye, por el momento, un dato más, por valioso que sea en ocasiones, pero no un elemento imprescindible para establecer el diagnóstico. Más clara aún es la postura ante los pretendidos estudios genéticos "preventivos" en personas sanas –a menudo angustiados hijos de un paciente con la enfermedad-, de los que podría hacerse un uso altamente irregular. En la actualidad, y ante la falta de tratamiento de la enfermedad, de su fase pre-sintomática y, más aún, de los supuestos "sujetos de riesgo" tales estudios no aportan más que ansiedad, frustración y desgaste moral y eventualmente, económico, a quienes sean declarados, en función de criterios bien discutibles, susceptibles de presentar la enfermedad en algún indeterminado momento de su vida.

Terminaremos diciendo que no existe ninguna prueba aislada que, por si sola, pueda establecer el diagnóstico de enfermedad de Alzheimer. Ni tan sólo es posible, hoy por hoy, asegurar en vida del paciente, salvo si se practica una biopsia cerebral con el consiguiente estudio anatomo-patológico- el diagnóstico definitivo de la enfermedad: según criterios aceptados internacionalmente, sólo puede hablarse de probable o posible enfermedad de Alzheimer. Hay que añadir de inmediato, no obstante, que en manos expertas y especializadas, la fiabilidad del diagnóstico es muy elevada, rozando probablemente el 90% de certeza.


1   2   3   4   5   6

similar:

Enfermedad de Alzheimer De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

Enfermedad de Alzheimer De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

Enfermedad de Alzheimer De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

Enfermedad de Alzheimer De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

Enfermedad de Alzheimer De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

Enfermedad de Alzheimer De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

Enfermedad de Alzheimer De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

Enfermedad de Alzheimer De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

Enfermedad de Alzheimer De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

Enfermedad de Alzheimer De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com