El comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (oms) colabora con la interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares




descargar 72.77 Kb.
títuloEl comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (oms) colabora con la interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares
fecha de publicación15.01.2016
tamaño72.77 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Ley > Documentos
UNIVERSIDAD DE OXIDENTE

UDO - ESTELELI



CARRERA: QUIMICA Y FARMACIA

TRABAJO DE: LEGISLACION FARMACEUTICA

PROF: LIC. JENY BAIRES.

V AÑO

ELABORADO POR:

  • KARLA LUZ MARIN GONZALEZ.

27 DE FEBRERO 2013.

LA FALSIFICACIÓN DE MEDICAMENTOS:

UNA AMENAZA CRECIENTE

El comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) colabora con la INTERPOL para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares.

En 2009, una operación de cinco meses de duración coordinada por la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) en China y siete de sus países vecinos en Asia sudoriental, se incautaron 20 millones de píldoras, frascos y sobres de medicamentos falsificados e ilícitos, se detuvo a 33 personas y se cerraron 100 puntos de venta al por menor.

En una serie de redadas que se llevaron a cabo también el año pasado se localizaron medicamentos falsificados por valor de cientos de millones de dólares y se descubrió una red delictiva que vendía esas mercancías a consumidores de todo Oriente Medio. En Europa, en sólo dos meses funcionarios de aduanas incautaron 34 millones de píldoras falsificadas, un alijo que, según Günter Verheugen, Comisario de Industria de la Unión Europea "superó nuestras peores expectativas".



© INTERPOL

Durante la Operación Zambezi, organizada por el Grupo IMPACT, se realizaron inspecciones en más de 260 locales.

Los resultados de esta cadena de operaciones emprendidas en todo el mundo para hacer cumplir la ley han ido revelando el perfil de un comercio que sorprende incluso a los funcionarios de los organismos de reglamentación familiarizados con este problema. Los expertos sanitarios consideran que esas operaciones no han hecho más que destapar una mínima parte de una industria floreciente de falsificación de medicamentos que plantea una amenaza cada vez más seria para la salud pública en todo el mundo

Según el Pharmaceutical Security Institute - organización financiada por la industria farmacéutica -, la mayor parte del comercio de medicamentos falsificados se desarrolla en Asia. Pero Aline Plançon, funcionaria de la INTERPOL, sostiene que en todo el mundo hay casos de medicamentos falsificados: "Hay un flujo de productos que llegan de todas partes y salen hacia todas partes, y hay muchísimos centros de distribución."

La amenaza que supone la falsificación de productos farmacéuticos dista mucho de ser una novedad: numerosas autoridades nacionales llevan mucho tiempo luchando contra esas actividades. Si bien la OMS ha venido trabajando sobre esta cuestión compleja y políticamente delicada desde que la Asamblea Mundial de la Salud la abordó por primera vez en 1998, las actividades encaminadas a hacer cumplir la ley se intensificaron a partir de 2006, cuando se creó el Grupo Especial Internacional contra la Falsificación de Productos Médicos (IMPACT), integrado por organizaciones internacionales, organismos encargados de hacer cumplir la ley, la industria farmacéutica y organizaciones no gubernamentales.

Los miembros del grupo IMPACT han venido colaborando estrechamente en investigaciones penales internacionales, prestando asistencia a los países para reforzar sus sistemas de detección y de aplicación de la ley, y colaborando con la industria en la elaboración de diversas medidas, como las relacionadas con el uso de recursos de alta tecnología para aumentar la seguridad de los envases de los medicamentos.

Según una estimación publicada en los Estados Unidos de América por el Center for Medicine in the Public Interest, este año la cifra de ventas de medicamentos falsificados podría ascender a 75.000 millones de dólares de los Estados Unidos, lo que equivaldría a un incremento del 90% en cinco años. Resulta difícil determinar la magnitud del problema cuando hay tantas fuentes de información y diferentes definiciones del término "falsificación". Sabine Kopp, secretaria ejecutiva interina del Grupo IMPACT y gestora del programa de la OMS de lucha contra la falsificación de productos médicos, dice que la Organización está realizando un estudio comparativo de la legislación y la terminología utilizadas en la lucha contra la falsificación en diferentes países.

"En realidad, los estudios sólo ofrecen una imagen instantánea de la situación, porque los falsificadores utilizan métodos muy flexibles para imitar los productos y evitar su detección", dice la Sra. Kopp.



© INTERPOL

Los falsificadores utilizan métodos sofisticados para imitar envases auténticos.

Si bien no se dispone de datos para determinar con precisión la escala de este negocio vasto, sofisticado y lucrativo, la Sra. Plançon, copresidenta del grupo de trabajo de IMPACT sobre aplicación de la ley, señala que "estamos hablando de la incautación de grandes cantidades de productos y de redes delictivas sofisticadas".

La variedad de productos falsificados también ha aumentado debido a la difusión del comercio por Internet, que abarca una gama desconcertante de fármacos, tanto de marca como genéricos. Según la OMS, en más del 50% de los casos se ha comprobado que los medicamentos adquiridos a través de sitios web sin domicilio social declarado, son productos falsificados.

Como se señala en un informe de la Alianza Europea para el Acceso a Medicamentos Seguros, "en fechas relativamente recientes se comprobó con estupor que los consumidores también pueden adquirir en línea falsificaciones de medicamentos de venta con receta que pueden salvar vidas indicados en el tratamiento del cáncer y de enfermedades cardiovasculares graves."

Los analistas afirman que los países en desarrollo son un blanco ideal para los falsificadores, porque allí los precios de los fármacos legítimos pueden resultar inasequibles para la mayoría de la población y los controles legales suelen ser deficientes.

Los productos falsificados incautados en el marco de la Operación "Storm II" - coordinada en 2009 por el Grupo IMPACT en Asia - abarcaron desde antibióticos hasta medicamentos para la regulación de la natalidad, suero antitetánico, antipalúdicos y fármacos para el tratamiento de la disfunción eréctil. Como señala la Sra. Plançon, en Egipto los investigadores encontraron de todo, desde medicamentos utilizados en casos de transplante de órganos hasta fármacos para el tratamiento de enfermedades del corazón, así como de la esquizofrenia y la diabetes, así como miles de cajas con antineoplásicos.

También en los países de ingresos más altos, donde tanto las reglamentaciones como los medios para imponer su cumplimiento son más estrictos, estas prácticas pueden resultar muy rentables. Según el Medicines and Health Care Products Regulatory Agency del Reino Unido, actualmente los falsificadores también fabrican imitaciones de medicamentos de precio alto y con una demanda que asegura su venta rápida. "La falsificación responde fundamentalmente a la posibilidad de conseguir enormes beneficios", observa la Sra. Kopp. Y añade: "Los delincuentes son especialistas en adaptarse a las situaciones que pueden reportarle mayores ganancias."

En un estudio patrocinado por los laboratorios Pfizer en 14 países europeos - una de las mayores investigaciones realizadas en esta esfera - se estimó que los ciudadanos de Europa occidental gastan más de 14.000 millones de dólares de los Estados Unidos en adquirir medicamentos de fuentes ilícitas, muchos de ellos falsificados. Una parte importante del mercado corresponde a los llamados "medicamentos de estilo de vida". En este estudio se comprobó que casi la mitad de los medicamentos falsificados vendidos por Internet eran fármacos adelgazantes, seguidos por los antigripales. Otro mercado muy importante para los medicamentos falsificados, tanto en Europa como en Asia, guarda relación con la disfunción eréctil, a cuya expansión contribuye el número creciente de farmacias en línea, que permiten acceder a fármacos de venta con receta sin tener que recurrir a un médico. En un estudio citado por la revista holandesa International Journal of Clinical Practice se comprobó que de 370 muestras de Viagra incautadas sólo 10 eran genuinas.

En los primeros cinco meses de 2008, 150 personas fueron ingresadas en hospitales de Singapur con diagnóstico de hipoglucemia grave (brusco descenso de los niveles de azúcar en la sangre). Cuatro pacientes fallecieron y siete sufrieron grave daño cerebral. Según se informó, las personas ingresadas habían ingerido medicamentos falsificados supuestamente indicados para el tratamiento de la disfunción eréctil, pero que contenían una fuerte dosis de glibenclamida, fármaco indicado en la terapia de la diabetes.

Al igual que el volumen de negocio, tampoco el número de muertes atribuibles a los medicamentos falsificados se conoce con exactitud, pero los costos que entraña para la salud pública son enormes. Aparte de su efecto directo en las persona, estos productos pueden causar resistencia a medicamentos indicados para atacar causas importantes de mortalidad: un ejemplo destacado es el paludismo, enfermedad que se cobra alrededor de un millón de vidas cada año.

Una investigación sobre antipalúdicos falsificados, realizada en el marco de una iniciativa sin precedentes de colaboración internacional, permitió comprobar que la mitad de las 391 muestras recogidas no contenían el principio activo (artesunato) o éste sólo estaba presente en cantidades demasiado pequeñas para resultar eficaces. Los hologramas de los fabricantes no garantizaban la protección, ya que, como observaron los investigadores, los falsificadores habían desarrollado sus propios hologramas falsos. Los resultados de la investigación, publicados en la revista PLoS Medicine en 2008 indicaron que la "epidemia" de medicamentos falsificados en Asia sudoriental había provocado "muertes por paludismo no tratado, reducción de la confianza en este fármaco fundamental, grandes pérdidas económicas para los fabricantes legítimos e inquietud por el posible desarrollo de la resistencia a la artemisinina".

Como dice la Sra. Kopp, "las personas no siempre son conscientes de que están tomando medicamentos falsificados. Incluso un solo caso de falsificación de medicamentos es inaceptable, porque revela una deficiencia en el sistema de suministro de productos farmacéuticos y socava la credibilidad de los sistemas de salud."

La escala e ingeniosidad del comercio de productos falsificados supone un formidable desafío para los encargados de hacer cumplir la ley. Además, el comercio internacional ofrece a los falsificadores oportunidades para introducir fácilmente sus productos en la cadena de suministros de los fármacos legítimos y disimular su origen. Como señala la Sra. Kopp, "incluso en los hospitales, hemos visto envíos en los que a lotes de medicamentos genuinos se habían añadido productos falsificados". Y comenta: "Los falsificadores simplemente modificaron los albaranes poniendo otro cero a la cantidad suministrada y luego añadieron las cajas de sus productos hasta completar el pedido."

Desde 2008, el grupo IMPACT y la INTERPOL han organizado operaciones en África y en Asia contra la falsificación de productos y han colaborado con gobiernos de países en desarrollo para luchar contra el comercio de esos fármacos por Internet. Gracias a estas operaciones - dice la Sra. Plançon - está mejorando nuestra comprensión de este fenómeno. "Hasta el momento podemos decir que hemos desbaratado algunas redes." "Es difícil saber si las hemos desmantelado totalmente, pero seguro que han sufrido daños."

No se trata únicamente de destruir las redes. En esta etapa inicial, el grupo IMPACT también se ha propuesto fomentar la sensibilización del público y de los gobiernos y promover la cooperación entre las partes interesadas y los organismos nacionales encargados de hacer cumplir la ley. Según la Sra. Plançon, la cooperación entre los países es fundamental para luchar contra las sofisticadas redes delictivas que operan a nivel transnacional.

También a ese respecto, el grupo IMPACT considera que se han logrado resultados positivos. Después de las dos operaciones "Storm" en Asia sudoriental, IMPACT desea impulsar la cooperación en materia de intercambio de información y capacitación de los servicios de inteligencia. En la primera operación para detectar sitios web dedicados al comercio de medicamentos ilícitos o falsificados, coordinada por el grupo IMPACT y por la INTERPOL en 2008, habían participado ocho países. La segunda operación, realizada en 2009, contó con la participación de 25 países, entre los que figuraban Australia, el Canadá, los Estados Unidos de América, Israel, Nueva Zelandia, Singapur, Sudáfrica y 16 países europeos. Según informó la INTERPOL, se localizaron 153 sitios y se realizaron 12 detenciones.

Tanto los expertos sanitarios como el grupo IMPACT destacan que las deficiencias en las leyes y reglamentaciones siguen siendo un grave impedimento para asegurar el cumplimiento de la ley en la lucha contra las falsificaciones. Como señaló en enero de este año Graham Jackson, director del International Journal of Clinical Practice, "entre los factores que dificultan la aplicación de medidas eficaces figuran la falta de un claro consenso mundial acerca de lo que se entiende por 'medicamento falsificado' y el hecho de que actividades que en un país son ilícitas pueden no serlo en otro".

Hace seis años la Conferencia Internacional de Organismos de Reglamentación Farmacéutica pidió a la OMS que preparara un proyecto de convención internacional, pero el proceso ha tropezado con diversas dificultades. Hasta el momento no se ha alcanzado un consenso acerca del texto de la convención y algunos gobiernos se siguen oponiendo a esa propuesta. Se han seguido debatiendo diversas medidas encaminadas a reforzar el marco jurídico para la aplicación de la ley.

Los medicamentos falsificados que más se consumen e incautan en México son la viagra, la cialis, principal competidor de éste, y la aspirina, dijo hoy el asesor de la Comisión Federal Mexicana para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Agustín Alberdi Ángeles.


























































































Ángeles intervino hoy en la sesión de clausura de la Conferencia "Medicación sin falsificación", protagonizada por el futuro Convenio europeo Medicrime sobre la falsificación de medicamentos que amenazan a la salud pública.

El experto mexicano añadió que las muestras médicas gratuitas que más se venden o falsifican son el humulin (insulina de acción rápida), lentes de contacto y los preservativos.

En las farmacias también se llegan a vender medicamentos caducados, a los que se tapa o se quita la fecha de caducidad, agregó.

El 1% de los medicamentos vendidos en el "mercado regular" mexicano (farmacias con licencia sanitaria) son falsificados; porcentaje que se eleva al 3% en el caso del "mercado informal"  (puestos en los mercados, depósitos clandestinos, casas acondicionadas como farmacias, especialmente en Jalisco, y pseudofarmacias sin licencia).

En las inspecciones realizadas por Cofepris se ha hallado incluso un cuarto de baño utilizado como "almacén improvisado de vacunas", reveló Ángeles.

Las autoridades mexicanas incautaron 25 toneladas de medicamentos entre enero y marzo de 2010 mientras que en todo el año pasado, se inspeccionaron 11mil  farmacias de 20 de los 31 estados del país.

La Conferencia, en la que participaron 140 expertos de 42 países, aplaudió el futuro Convenio Medicrime por ser "el primer instrumento internacional que se centra en la lucha contra todas las formas de falsificación de medicamentos" y que aborda la prevención, la protección a las víctimas y la cooperación nacional e internacional.

La declaración final pide que la falsificación de medicamentos sea considerada "una violación del derecho a la vida", derecho que reconocen la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Los vendían en calles de Rivas

Decomisan lote de fármacos con etiquetas falsificadas


* Eran comercializados en la calle, y según sus etiquetas son elaborados en laboratorios Rarpe, Divina y Laquimex de México
* Sin embargo, Policía Económica los decomisó porque sospechan que puedan ser medicamentos adulterados, y porque, además, la venta en las calles no está autorizada por el Minsa




LÉSBER QUINTERO / END.- Ésta es parte del lote de medicamentos que incautó la Policía de Rivas en Peñas Blancas.




Lésber Quintero
RIVAS

La Dirección de Investigaciones Económicas (DIE) de la Policía de Rivas decomisó un cuantioso lote de medicamentos que eran comercializados en plena vía pública de Peñas Blancas, por los ciudadanos Evaristo Ramón Alvarado Sánchez y Rufino Antonio Ruiz, quienes podrían ser acusados por atentar contra la salud, por vender estos fármacos sin autorización del Ministerio de Salud, y porque podrían estar adulterados, según indicó
el oficial Denis García, quien hizo la incautación.

Entre el medicamento incautado están Extracto de Malta, Dolofín, Ampicilina, Tetraciclina, Rábano Yodado, Súper Tiamina, el vino Tres Toros, Hígado Sanil, Diclorarpe, Diclofenac y Zentelvin, que es un desparasitante elaborado según su etiqueta en el laboratorio mexicano Laquimex, mientras que los otros fármacos aparecen con etiquetas del laboratorio Divina de León y Rarpe de Managua.

De acuerdo con García, la incautación se dio como parte de un plan que han destinado para contrarrestar la venta ambulante de medicinas, “ya que además no es un negocio autorizado por el Minsa, y hay casos de estos medicamentos que son adulterados, y se hacen a base de harina, y por eso hay que proteger la salud de las personas que optan por comprar medicinas en la calle”, explicó

Verifican procedencia


El lote de medicamentos será entregado a las autoridades del Silais de Rivas, y éstas se encargarán de verificar la procedencia y legalidad del mismo, para así determinar si es desechado o distribuido en los centros de salud del departamento.
Según la responsable de supervisión y regulación de farmacias del Silais, Rivas, María Teresa Hernández, una vez que la Policía les entregue este lote verificarán si cumple con los registros de los medicamentos que se distribuyen en Nicaragua, pero, además, los someterán a pruebas para ver sin no son adulterados, “ya que hemos tenido casos en los que estos fármacos que se comercializan en la calle son adulterados con talco y harina, y usan etiquetas y envases de laboratorios, pero es medicamento falso”, indicó.

No obstante, señaló que si los medicamentos son originales y están debidamente registrados, serán distribuidos en los centros de salud de Rivas.

La Comisión Europea advierte sobre un auge de medicamentos ilegales que producen efectos secundarios indeseables. Tan sólo en la UE fueron decomisados unos 32 millones de píldoras, un 15% de ellas, falsas.



Un consumidor busca una oferta más barata de Viagra, a través de internet.

El comercio con medicamentos falsificados e ilegales es un problema global. Primero aparecieron en África y Latinoamérica, pero entre tanto han llegado a través de Internet a Europa. Desde remedios para reducir el nivel de colesterol hasta el Viagra para la potencia masculina, todo se encuentra a través de la Red. Se estima que hasta un 50% de los medicamentos en circulación son producidos por laboratorios clandestinos.

Los consumidores hacen sus pedidos a través de la Red, dejando a las autoridades europeas en una situación de impotencia. “No podemos limitar el comercio por Internet, ni siquiera tratándose de medicamentos”, afirma el Comisario para la Industria, Günter Verheugen.

Lo que sí quiere hacer Bruselas es obligar a las farmacéuticas a asumir responsabilidades. Verheugen les exige que sus empaques sean claramente distinguibles de las falsificaciones, de manera que el consumidor se dé cuenta cuando un caja de pastillas ha sido manipulada. Una barra de líneas deberá contener la información que indique con claridad el camino desde el fabricante hasta el consumidor. Adicionalmente, un sello deberá garantizar que el producto no ha sido abierto.

Almacén de medicamentos.

Responsabilidad de los fabricantes

“Las empresas farmacéuticas deben garantizar que los medicamentos que ofrecen no han sido manipulados o falsificados”, afirma Verheugen. Hace un año ya que la Comisión Europea presentó sus planes para detener la compra-venta de medicamentos falsos. Pero eso no ha tocado al comercio por Internet. Según expertos, hasta un 80 % de los preparados y tabletas en circulación son vendidos a través de la Red.

El europarlamentario del partido liberal (FDP) Jorgo Chatzmakakis quiere introducir un sello de autenticidad que puedan utilizar las farmacias online confiables, que las distinga de los mediadores ilegales.

México, sexto lugar mundial en venta de medicamentos falsos.



El comercio ilegal alcanza $11,500 millones y se concentra en el DF, Puebla, Guadalajara, Monterrey y Sahuayo, More

La Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) aseveró que México ocupa el sexto lugar a nivel mundial en la venta de medicamentos falsificados y alertó que seis de cada 10 de los fármacos que se comercian son de procedencia ilícita.

Al inaugurar el segundo Foro Internacional sobre Combate al Mercado Ilegal de Productos para la Salud, Sandra Sánchez, presidenta de la AMIIF, destacó que en el país 8 millones de personas son víctimas potenciales del mercado negro de medicamentos. Fuentes de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) detallaron que este mercado ilegal se da en tianguis, seudofarmacias, puestos callejeros e incluso a través de páginas electrónicas de dudosa procedencia, así como donde se expenden muestras médicas, medicinas caducas, falsas o adulteradas, entre otras.

Ante esta situación Mikel Arriola, titular de la Cofepris, instó a no comprar medicinas en el comercio informal y agregó que de 2010 a la fecha “ha asegurado y destruido casi 100 toneladas de medicamentos que se vendían irregularmente en 11 entidades de la República, lo que significa un incremento de casi 4 mil por ciento respecto de 2009” y resaltó la colaboración entre las diversas instancias del sector.

Destacó que el número de operativos pasó de tres en 2009 a 36 entre 2010-2012, lo cual es un incremento de mil 110 por ciento y detalló que contrariamente a lo que pudiera pensarse “no todo el volumen incautado en estos operativos corresponde a medicinas falsas”.

Detalló que de los productos requisados 50.56 por ciento fueron muestras médicas; 23.3 por ciento, medicinas caducadas; 18.5 por ciento, fraccionadas; 5.3 por ciento, maltratadas; 1.3 por ciento, desvíos de la cadena pública y 1.10 por ciento eran medicinas falsas o adulteradas.

Sánchez expuso que, de acuerdo con cifras de la Procuraduría General de la República (PGR), en 2009 de cada 10 mercancías cuatro eran ilegales y a finales de 2010 la cifra subió a seis por cada 10.

Por la noche la AMIIF matizó, esta aseveración en un comunicado: seis de cada 10 productos adquiridos son de procedencia ilícita, aunque si bien ocupa un grueso relevante de dicha cifra, no puede ser atribuido únicamente a medicamentos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que en ese año la venta de medicamentos falsos a escala global superó 50 mil millones de dólares, que 10 por ciento de los fármacos que se comercializan en el planeta son falsos y que 60 por ciento de los casos de falsificación corresponden a los países pobres o en desarrollo y 40 por ciento a los industrializados.

Dijo que según la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), el comercio ilegal de medicamentos en México suma 11 mil 500 millones de pesos y está concentrado en el Distrito Federal, Puebla, Guadalajara, Monterrey y Sahuayo, Michoacán. De ese total 9 mil 200 millones corresponden a muestras médicas.

Los fármacos que se encuentran con mayor frecuencia en el mercado informal mundial son para tratamientos de disfunción eréctil, aumento del rendimiento físico y adelgazantes y diuréticos. Los medicamentos más falsificados son los prescritos contra la disfunción eréctil, los analgésicos y tratamientos de alta especialidad, como los oncológicos, refirió Sánchez.

Arriola indicó que para frenar este comercio ilegal, además de las revisiones, las medidas de seguridad y las incautaciones, antes de que concluya la actual administración se pretende establecer en las etiquetas un logotipo bidimensional, mecanismo que permitirá identificar la información del producto desde su manufactura, pues se registrará en una base de datos el número de lote y a qué farmacia se distribuyó, entre otras especificaciones, y acotó que se trabaja en los marcos jurídico y operativo.

Asimismo, informó que por primera vez los verificadores de la Cofepris revisaron productos que se venden en el Sistema Colectivo Metro, en colaboración con autoridades capitalinas, y apuntó que los operativos arrojaron la suspensión de seis locales en cuatro estaciones del Metro, a los cuales, además de requisarles la mercancía, se les impuso una multa de un millón y medio de pesos. En estas acciones se retiraron 300 pastillas para tratar la disfunción eréctil.

Sánchez comentó la ingesta de productos caducos, falsificados o adulterados, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, obliga a los afectados a invertir desde 700 pesos en consultas privadas hasta 60 mil por hospitalizaciones.

El consumo de medicamentos falsificados o que no cumplen las normas establecidas conduce en el mejor de los casos al fracaso terapéutico o a la fármaco-resistencia y en el peor de ellos pueden provocar la muerte, advirtió Arriola.

Descubren red de fármacos adulterados

  • Pacientes se despertaban a mitad de operaciones

Por: Elízabeth Romero

 



Éste es el anestésico cuyo contenido es adulterado por una red que la Policía y la Fiscalía empezaron a detener. El envase falso (izquierda) no cuenta con la seguridad en la rosca del tapón, como aparece en el frasco original (derecha). LA PRENSA/M.

La denuncia presentada por el representante de una marca norteamericana de un anestésico que se distribuye en el país permitió a las autoridades de la Fiscalía y de la Policía descubrir la existencia de una red distribuidora de productos farmacéuticos adulterados.

 

Hasta ahora, la Policía y la Fiscalía han logrado determinar, con los allanamientos efectuados, que estas personas habían creado dos empresas de papel, cuyas facturas demuestran que le venden al crédito a hospitales públicos y privados que prestan servicio como previsionales. Para su distribución en el mercado local, utilizan el mismo envase del original, que es sustraído de hospitales donde el producto ha sido consumido. Hasta el momento las autoridades desconocen el tipo de material con el cual es rellenado el envase vacío.

 

Los detenidos confirmaron a las autoridades que por cada uno de los envases vacíos pagan hasta 600 córdobas.

 


FALTA SABER QUÉSUSTANCIA USAN

 

La fiscal Leyla Prado, a cargo de la Unidad Especializada de Delitos contra la Propiedad Intelectual e Industrial, manifestó que buscan identificar el lugar donde estos envases son rellenados.

 

También esperan un peritaje que realizará la Policía Nacional, para determinar qué producto es utilizado y el peligro que representa para los pacientes a quienes se les ha aplicado.

 

Hasta ahora, dijo, conocen que pacientes a los que les han aplicado la sustancia contenida en los envases adulterados de anestésico, durante intervenciones quirúrgicas, se han despertado a la mitad de éstas.

 

“Y como segunda consecuencia que han encontrado los investigadores de la marca, y lo que está pasando aquí en el país, es que afecta el sistema nervioso central (por) los componentes del medicamento falso. Que implica un daño (...) que alguien pueda quedar (en estado) vegetal producto del medicamento adulterado”, advirtió Prado.

 

CUATRO DETENIDOS

 

Hasta ayer la Policía había identificado a cuatro personas que estaban relacionadas con este ilícito.

 

“Es una red”, sostuvo la fiscal Prado, quien señaló que al realizar un allanamiento en una casa del barrio Lomas de Guadalupe, encontraron que en una vivienda humilde participaban en esa actividad tres miembros de una misma familia, dos de ellos trabajan en centros hospitalarios y una tercera se queda en la casa despachando el material. Una de las detenidas confirmó a las autoridades que en este ilícito existe mayor cantidad de personas vinculadas.

 

Aunque la fiscal Prado prefirió no referirse a la marca del anestésico por la cual inició la investigación, LA PRENSA conoció que se trata del producto Soverane, mencionado en una publicación realizada en la edición del 27 de julio del presente año. Prado confió que la investigación le permitió conocer que estas personas trafican con otro tipo de medicamentos, cuyo listado aparece en las facturas, y requieren de licencia para el manejo de las ventas.

 

A una de las sospechosas le ocuparon al menos 600 facturas, que, por ejemplo, desde 2008 vende el anestésico mencionado y que fue objeto de denuncia porque lo ha vendido en varios hospitales en cantidades considerables.

 

Hace algunas semanas LA PRENSA publicó una investigación periodística que revela que en el Mercado Oriental hay laboratorios de fármacos adulterados y donde la población puede obtener versiones de Neurobión, Diclofenac, Vitalgia, Zentel y hasta anestésicos como el Soverane.

 

Muchos de estos medicamentos no cuentan con un debido registro sanitario y algunos incluso pueden ser falsificaciones de otros medicamentos que se fabrican en laboratorios ilegales y clandestinos, señaló LA PRENSA en ese momento.

 

En la edición del 28 de julio de LA PRENSA, el Ministerio de Salud (Minsa) aseguró que no cuenta con suficiente personal técnico para supervisar constantemente todos los puestos de venta de medicamentos en el país, especialmente de aquellas medicinas de consumo libre que se distribuyen en el sector informal.



Fiscal Leyla Prado. LA PRENSA/M. ESQUIVEL

 

 

Sin embargo, la investigación de la Policía y la Fiscalía determinó que la falta de control incluso en los hospitales permite que en estos sitios adquieran créditos hasta por 30 días con estas empresas fantasmas, que les venden productos como el anestésico a mitad de precio, sin que las autoridades hospitalarias se preocupen por indagar por qué se los ofrecen más barato y pese a que el envase no presenta ninguna seguridad en el enroscado del tapón, pues el mismo aparece violentado.

 

Las investigaciones determinaron que, en el caso del anestésico, el valor del frasco original es de siete mil córdobas, pero los hospitales los están adquiriendo a estas personas en 3,500 córdobas y al fiado.

 

Prado señaló que la casa del barrio Lomas de Guadalupe donde la muchacha posee los envases del anestésico se puede apreciar a simple vista que es una vivienda muy pobre, “y se supone que por su manejo, que es hospitalario, es muy delicado y quien lo expenda o distribuya tiene que tener una licencia del Ministerio de Salud (Minsa), precisamente por el manejo muy delicado que él tiene”.

 

“Me dio una sorpresa encontrarlo en el lugar, yo pensaba en una casa que por lo menos tuviera una fachada de farmacia. No una casa humilde”, explicó la funcionaria.

 

¿QUÉ PASÓ CON INVESTIGACIÓN?

 

La fiscal Prado refirió que han conocido que el Minsa anteriormente ya había realizado una investigación, por tanto tenía conocimiento de lo que estaba ocurriendo, y aparentemente la engavetaron.

 

“Incluso, se supone que mandaron a una inspectora de farmacia a uno de los hospitales que tenía en uso el medicamento falso, ella ocupó una botellita, yo mandé un oficio al director de asesoría legal del Minsa, que se supone que es el que tiene más muestras, y hasta el momento no me responde”, dijo la fiscal.

 

También, pese a que previo a los allanamientos realizados la Policía invitó al Minsa a acompañarlos en esta investigación, a última hora ningún funcionario se presentó. Éstos habían prometido a la Policía acudir y no lo hicieron, a pesar de que los funcionarios policiales les hicieron reiteradas llamadas, dado que es la institución que tiene todas las facultades por ley de la regulación de los fármacos.

 

Sobre todo porque en uno de los casos encontraron medicamentos vencidos y adulterados, pero no hay denunciantes y la Fiscalía en su investigación necesita que se constituyan como denunciantes, pues aclaró que por ser la institución reguladora es a la que le corresponde personarse como ofendida.

BIBLIOGRAFIA

  1. OMS | La falsificación de medicamentos: una amenaza creciente

www.who.int/bulletin/volumes/88/4/10-020410/es/

    1. Viagra y aspirina, medicinas más falsificadas - El Universal - Sociedad

www.eluniversal.com.mx/notas/673321.html

similar:

El comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (oms) colabora con la interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares iconSegún la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 1,7 millones...

El comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (oms) colabora con la interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares iconOrganización Mundial de la Salud (oms) (1946)

El comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (oms) colabora con la interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares iconJennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc

El comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (oms) colabora con la interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares iconEl comercio compensado y las formas no convencionales de comercio exterior

El comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (oms) colabora con la interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares iconEl dmso es un componente efectivo para acabar con el dolor, bloqueando...

El comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (oms) colabora con la interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares iconLas Redes Neuronales surgieron del movimiento conexionista, que nació...

El comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (oms) colabora con la interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares iconDe nuevo tengo que ir al centro, a la Universidad, para buscar dólares....

El comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (oms) colabora con la interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares iconResumen En Colombia las datos obtenidos experimentalmente con cualquier...

El comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (oms) colabora con la interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares iconResumen En Colombia las datos obtenidos experimentalmente con cualquier...

El comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (oms) colabora con la interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares iconInvestigación en este campo el ingeniero colabora estrechamente con...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com