Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia




descargar 487.15 Kb.
títuloFilosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia
página3/17
fecha de publicación29.01.2016
tamaño487.15 Kb.
tipoResumen
med.se-todo.com > Ley > Resumen
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

El paradigma como ejemplo. Paradigma significa patrón, ejemplar o modelo. En lo que se refiere al paradigma como ejemplo, Kuhn se refirió de la siguiente manera. Durante una revolución, por lo general, alguien logra solucionar un viejo problema de una forma completamente nueva utilizando nuevos conceptos. Este logro sirve de modelo para la siguiente generación de científicos. El paradigma como ejemplar es el modelo de conducta de una ciencia normal.

El paradigma como matriz disciplinar. Cuando Kuhn habla de ciencia se refiere a grupos bastante reducidos de investigadores que llevan adelante una línea de indagación. Kuhn los denominó matriz disciplinar, compuesta por grupos de investigación que interactúan y tienen metas y problemas comunes.

Dentro de tal grupo existe un conjunto compartido de métodos, estándares y conjeturas básicas. Estos se enseñan a los estudiantes, se utilizan para decidir que investigación debe apoyarse, quien decide que trabajos se publican etc. Todo esto forma un paradigma como matriz disciplinar.

Conversión. La amenaza a la racionalidad viene de la concepción de Kuhn de los cambios revolucionarios de paradigmas. La compara con una conversión religiosa. Se dice que la conversión religiosa es una versión trascendente de un fenómeno similar que trae consigo un cambio radical en la forma en que uno se siente con respecto a la vida.

Después de un cambio de paradigma, los miembros de la nueva matriz disciplinar viven en un mundo distinto del de sus predecesores.

Inconmesurabilidad. Muchas veces no resulta posible expresar las ideas de la vieja teoría en el lenguaje de la nueva, pues una teoría nueva es un lenguaje nuevo. No existe forma de encontrar un lenguaje neutral a las teorías en el cual expresarlas y luego compararlas.

Objetividad. Los requerimientos que se exigen para considerar una teoría como científica son los siguientes:

  • Exactitud: ajustarse con los datos experimentales existentes.

  • Coherencia

  • De amplia aplicación

  • De estructura simple: que organice los hechos inteligiblemente

  • Debe ser fructífera: revelar nuevos hechos, técnicas y relaciones.




  • F. Schuster. “El método en las ciencias sociales”


Las ciencias sociales: facticidad y comprobación. Las ciencias sociales son ciencias que se ocupan de sus propios hechos. Los hechos configuran una realidad dada y de lo que se trata es de descubrirla.

“Realidad” puede significar el mundo de hechos del que tenemos experiencia en nuestra vida ordinaria (distinto de imaginación o ficción); o puede incluir tanto hechos como fantasías y ficciones (todo es real); o puede significar algo vívido e intenso que se experimenta directamente; o puede hacer referencia a la importancia y carácter comprensivo de lo que puede ser aprehendido por la experiencia humana.

Al señalar que las ciencias sociales son fácticas no se sostiene que, para serlo, deban ajustarse a un modelo físico de realidad, sino que han de configurar su propia realidad.

La confrontación permite una contrastación entre lo que se sostiene (hipótesis o teorías) y la “realidad”; es aquí donde las teorías científicas corren el riesgo de quedar refutadas ante una discordancia con los hechos (o con los enunciados que a ellos se refieren).

La realidad es lo suficientemente compleja como para cuestionarse si hay una sola realidad o porciones de ella. Entonces, no hay acuerdo con respecto a la base empírica epistemológica.

La base empírica epistemológica está constituida por los datos obtenidos en la vida cotidiana que son conocidos directamente a través de la observación. La base empírica metodológica tiene que ver con la observación a través de una teoría (se observa algo porque se aceptó determinada teoría).

Es adecuado que las teorías corran riesgos ya que ello forma parte de su cientificidad, por otra parte, en tanto vayan superando los riesgos, su afirmación es cada vez mayor.

La descripción de la realidad social por parte de las ciencias sociales debe extenderse ante el hecho de que el conocimiento de esa realidad procede no sólo de las ciencias sociales, sino del pensamiento normativo y de la producción cultural. El uso más frecuente de la investigación social se refiere a la absorción de ciertas ideas y determinados conceptos creados por ella, por parte de los grupos que adoptan decisiones y políticas.

Método, realidad e investigación. La investigación se basa y ha de surgir de un sector de la realidad que pueda problematizarse y el método se inserta en esa investigación. A su vez, las hipótesis han de considerar como significativas algunos hechos, no todos. El método científico es el procedimiento a través del cual ponemos a prueba las hipótesis, examinando la mejor evidencia disponible a favor o en contra de ellas.

El objetivo de la ciencia consiste en obtener teorías con una elevada efectividad en la resolución de los problemas.

La investigación puede plantearse no sólo el conocimiento sino también la transformación de la realidad, y a veces esa transformación suele presentarse como una alternativa a un mero conocimiento. Sin embargo, el conocimiento es un presupuesto indispensable para la transformación de la realidad.

En el campo específico del conocimiento científico se hace referencia a los conceptos de contexto de descubrimiento y de contexto de justificación. El primero se refiere a todo lo relativo a la manera en que los científicos llegan a sus conjeturas, hipótesis o afirmaciones; se considera de índole empírico-descriptiva (se ocupa de los procesos reales del pensamiento y es tema socio-psicológico), pasible de ser estudiado por una sociología o una psicología del conocimiento. El segundo se refiere a todo lo relativo a la validación o verificación del conocimiento; es primordialmente normativo, propio de la filosofía y se ocupa (como tarea epistemológica) de una reconstrucción racional del conocimiento. Existe un tercero, el contexto de aplicación, integrado por todo lo que tenga que ver con las aplicaciones de la ciencia, con la tecnología.

Conocer los objetivos de la investigación y las variables que el investigador ha seleccionado como relevantes para llevar adelante la investigación es de suma importancia. El proceso de investigación comienza con planteo del problema, para seguir luego con la selección del tipo de diseño e implementación del mismo, la respuesta al problema y la redacción del informe final.

Cuando se accede a los objetivos específicos de la investigación se llega enseguida a la selección de las variables que se consideran relevantes para los objetivos de la investigación.

Hay factores, expresados conceptualmente, cuyo comportamiento deseamos controlar: son las variables “dependientes”. En los valores de estas variables influye otro conjunto de variables, posibles causas del comportamiento de aquellas, las “independientes”.

Las pautas por las que debe guiarse el investigador son los hechos mas estos supuestos, falibles siempre y sujetos a modificación.

Se pueden distinguir diversos niveles de afirmaciones científicas según se tome en cuenta su forma lógica y el tipo de vocabulario empleado. En principio puede señalarse que la verdad o falsedad de los enunciados que describen acontecimientos singulares con vocabulario ordinario u observasional puede establecerse por observación directa. Pero las investigaciones científicas siempre contienen enunciados con algún nivel de generalidad. A lo generalidad proveniente del lenguaje mismo se agrega el hecho de que la meta de los investigadores científicos es la formulación de teorías que contengan enunciados universales (o al menos probabilísticas) que se denominarán “generalizaciones empíricas” cuando usan vocabulario ordinario, y se llaman “leyes (o hipótesis) teóricas” cuando aluden a entidades teóricas, que trascienden la base empírica.

El propósito primogénito de la ciencia es detectar leyes acerca de la realidad. Estas leyes no involucran otra cosa que regularidades generales que vinculan o relacionan determinado tipo de sucesos o acontecimientos. El conocimiento de estas regularidades es importante para el que desee explicar hechos, ya que explicar puede querer decir que un hecho singular no es causal o independiente de los demás, sino que forma parte de una correlación general entre hechos.

¿Uno o varios métodos? Desde concepciones diversas de la ciencia se ha pretendido reivindicar algún tipo de monismo metodológico, ya sea afirmando el método hipotético-deductivo o el método dialéctico. Pero pensamos que estos métodos de importancia, se integran junto a otros métodos posibles de la ciencia.

Las ciencias naturales no debieran descuidar aportes de las propias ciencias sociales para una mejor comprensión de su actividad, como el papel de los investigadores, las teorías y el marco social (más allá de las comunidades científicas mismas), en el desarrollo de las investigaciones y en su pretensión de objetividad. Las ciencias sociales, por su parte, podrán utilizar fructíferamente métodos como el axiomático, el inductivo o el hipotético-deductivo (empleadas en las ciencias naturales) así como métodos más específicos de su campo: el abstracto-deductivo y el dialéctico, el de la comprensión, el fenomenológico y el progresivo-regresivo.

Sostenemos pues un pluralismo metodológico con método podrá merecer evaluación, y se podrán utilizar métodos diferentes en distintos momentos y situaciones distintas, así como también aplicarse conjuntamente.

Este pluralismo metodológico no ha de confundirse con un electismo. No se pretende descartar la posibilidad de compartir hipótesis o de tener un horizonte teórico común. Se pretende que el investigador logre, con los métodos adecuados en cada caso, un mejor conocimiento de la realidad que investiga, realidad que por otra parte no tiene porque ser considerada como parcializada o separada.


  • Popper “La lógica de la investigación científica”

Panorama de algunos problemas fundamentales. El hombre de ciencia ya sea teórico o experimental, propone enunciados (o sistemas de enunciados) y los contrasta paso a paso. En particular, en el campo de las ciencias empíricas construye hipótesis (o sistemas de teorías) y los contrasta con la experiencia por medio de observaciones y experimentos.

El problema de la inducción. Es común llamar “inductiva” a una inferencia cuando de “enunciados singulares/particulares”, tales como descripciones de los resultados de observaciones o experimentos, a “enunciados universales”, tales como hipótesis o teorías. Cualquier conclusión que se saque de este modo corre el riesgo de resultar una idea falsa.

Se conoce con el nombre del “problema de la inducción” la cuestión acerca de si están justificadas las inferencias inductivas, o de bajo que condiciones lo están.

El problema de la inducción puede formularse como la cuestión sobre cómo establecerse la verdad de los enunciados universales basados en la experiencia. Muchos creen que la verdad de estos enunciados se “sabe por experiencia”, sin embargo, es claro que todo informe en que se da cuenta de una experiencia no puede ser originariamente un enunciado universal, sino solo uno singular. Así pues, la pregunta acerca de si hay naturales cuya verdad nos conste a ser otro modo de preguntar si las inferencias inductivas están justificadas lógicamente.

Pero si queremos encontrar un modo de justificar las inferencias inductivas hemos de intentar establecer un principio de inducción que determine la verdad de las teorías científicas. Ese “principio de inducción” tiene que ser un enunciado sintético, es decir, uno cuya negación no sea contradictoria, sino lógicamente posible. Surge, pues, la cuestión acerca de porque habría que aceptar semejante principio y de cómo podemos justificar racionalmente su aceptación. El principio de inducción es superfluo y lleva forzosamente a incoherencias/incompatibilidades lógicas.

El principio de inducción tiene que ser un enunciado universal. Si intentamos afirmar que sabemos por experiencia que es verdadero, reaparecen de nuevo los mismos problemas que motivaron su introducción para justificarlo tenemos que utilizar inferencias inductivas; para justificar estas hemos de suponer un principio de inducción de orden superior, y así sucesivamente. Por tanto, cae por su base el intento de fundamentar el principio de inducción en la experiencia, ya que lleva, inevitablemente a una regresión infinita.

Eliminación del psicologismo. Algunos objetarán que sería mas pertinente considerar como ocupación propia de la epistemología la fabricación de lo que se ha llamado una “reconstrucción racional” de los pasos que han llevado la científico al descubrimiento. Si de lo que se trata de reconstruir son los procesos que tiene lugar durante el estímulo y formación de inspiraciones, tales procesos son asuntos de la psicología empírica. Otra cosa es que queramos reconstruir racionalmente las “contrastaciones subsiguientes” mediante las que se puede descubrir que cierta inspiración fue un descubrimiento o se puede reconocer como un conocimiento.

No existe, en absoluto, un método lógico de tener nuevas ideas, ni una reconstrucción lógica de este proceso. Todo descubrimiento contiene un elemento irracional o una “intuición creadora”.

La tarea de la lógica del conocimiento consiste en la investigación de los métodos empleados en la contrastaciones sistemáticas a que debe someterse toda idea nueva antes de que se la pueda sostener seriamente.

Contrastación deductiva de teorías. Una vez presentado a título provisional una nueva idea, aún no justificada, se extraen conclusiones de ella por medio de una deducción lógica; estas conclusiones se comparen entre sí y con otros enunciados pertinentes con objeto de hallar las relaciones lógicas (equivalencia, deductivilidad, compatibilidad) que existan entre ellas.

Podemos distinguir cuatro procedimientos de llevar a cabo la contrastación de una teoría. En primer lugar se encuentra la comparación lógica de las conclusiones unas con otras, con lo cual se somete a contraste la coherencia interna del sistema. Después está el estudio de la forma lógica de la teoría, con objeto de determinar su carácter: si es una teoría empírica (científica) o si es tautológica, por ejemplo. En tercer término tenemos la comparación con otras teorías, que tiene por principal mira la de averiguar si la teoría examinada constituiría un adelanto científico en caso de que sobreviviera a las diferentes contrastaciones. Y finalmente viene el contrastarlas por medio de la aplicación empírica de las conclusiones que pueden deducirse de ella. Con este tipo de contraste se pretende descubrir hasta que punto satisfarán las nuevas consecuencias de la teoría a los requerimientos de la práctica. También en este caso el procedimiento de contrastar resulta ser deductivo. Con ayuda de otros enunciados anteriormente aceptados se deducen de la teoría a contrastar ciertos enunciados singulares (predicciones). Se eligen entre estos los que no sean deductibles de la teoría vigente y más en particular aquellos que se encuentren en contradicción con ella. A continuación tratamos de decidir en lo que se refiere a estos enunciados deducidos, comparándolos con los resultados de las aplicaciones prácticas y de experimentos. Si la decisión es positiva, esto es, si las conclusiones singulares resultan ser aceptables, o verificadas, la teoría ha pasado con éxito las contrastaciones, por esta vez. Pero si la decisión es negativa, si las conclusiones han sido falsadas, la teoría es falsa.

Durante el tiempo en que una teoría resiste las contrastaciones, y en que no la deja anticuada otra teoría en la evolución del progreso científico, podemos decir que está corroborada por la experiencia.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

similar:

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconResumen Las competencias pertenecientes al campo de las ciencias...

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconMÉtodos de estudio de las ciencias medioambientales: investigación...

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconInicialmente el concepto de consciencia fue abordado desde la filosofía...

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconEn las ciencias sociales

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconLas ciencias sociales y la educacion básica. 7

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconResumen Frente al discurso conservador, se han adscrito diferentes...
«nuevas formas de expresión» que, como diría Bourdieu (2009), han permitido la comunicación entre aquellos grupos que ven como se...

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconLas ciencias sociales como forma de brujeria


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com