Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia




descargar 487.15 Kb.
títuloFilosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia
página4/17
fecha de publicación29.01.2016
tamaño487.15 Kb.
tipoResumen
med.se-todo.com > Ley > Resumen
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

El problema de la demarcación. La principal razón para rechazar la lógica inductiva es porque no proporciona un “criterio de demarcación” apropiado. El problema de la demarcación es el de encontrar un criterio que permita distinguir entre las ciencias empíricas, por un lado, y los sistemas metafísicos por el otro. Los positivistas suelen interpretar este problema de un modo naturalista, como si fuese un problema de las ciencias naturales. En lugar de considera que se encuentran ante la tarea de proponer una convención apropiada, creen que tienen que descubrir una diferencia (que existiría en la naturaleza de las cosas) entre la ciencia empírica y la metafísica.

Al llegar al problema de la inducción es donde se derrumba el intento de resolver el problema de la demarcación: los positivistas, en sus ansias de aniquilar la metafísica, aniquilan juntamente con ella las ciencias naturales. Pues tampoco las leyes científicas pueden reducirse lógicamente a enunciados elementales de experiencia.

La primera tarea de la lógica del conocimiento es proponer un concepto de ciencia empírica con objeto de llegar a un uso lingüístico lo mas definido posible, y a fin de trazar una línea de demarcación clara entre la ciencia y las ideas metafísicas, aún cuando dichas ideas puedan haber favorecido el avance de la ciencia a lo largo de la historia.

La experiencia como método. Se pueden distinguir tres requisitos que nuestro sistema teórico tendrá que satisfacer:

  • Sintético. Que pueda representar un mundo no contradictorio

  • Posible. Debe satisfacer el criterio de demarcación, debe representar un mundo de experiencia posible.

  • Debe representar nuestro mundo de experiencia

Puede describirse la teoría del conocimiento, cuya tarea es el análisis del método o del proceso peculiar de la ciencia empírica, como una teoría del método empírico, una teoría de lo que normalmente se llama experiencia.

La falsabilidad como criterio de demarcación. No existe nada que pueda llamarse inducción, por tanto será lógicamente inadmisible la inferencia de teorías a partir de enunciados singulares que estén “verificados por la experiencia”. Las teorías no son nunca verificables empíricamente.

El criterio de demarcación que hemos de adoptar no es el de la verificabilidad, sino el de la falsabilidad, de los sistemas. Ha de ser posible refutar por la experiencia un sistema científico empírico, es decir que debe ser susceptible de selección en un sentido negativo por medio de contrastes o pruebas empíricas.

No se propone la falsabilidad como criterio de sentido; separa dos tipos de enunciados perfectamente dotados de sentido (los falsables y los no falsables), traza una línea dentro del lenguaje con sentido, no alrededor de él. Esta propuesta está basada en una asimetría entre la verificabilidad y la falsabilidad que se deriva de la forma lógica de los enunciados universales. Pues estos no son jamás deductibles de enunciados singulares, pero si pueden estar en contradicción con estos últimos. En consecuencia, por medio de inferencias puramente deductivas (modus tollens) es posible argüir de la verdad de enunciados singulares la falsedad de enunciados universales. Una argumentación como esta es el único tipo de inferencia estrictamente deductiva que se mueve en “dirección inductiva”: de enunciados singulares a universales.

El criterio de demarcación propuesto nos conduce a una solución al problema de Hume de la inducción, el problema de la validez de las leyes naturales. Su raíz se encuentra en la aparente contradicción existente entre lo que podría llamarse “la tesis fundamental del empirismo” (solo la experiencia puede decidir acerca de la verdad o falsedad de los enunciados científicos) y la inadmisibilidad de los razonamientos inductivos, de lo que se dio cuenta Hume.

El problema de la base empírica. Los problemas de la base empírica, concernientes al carácter empírico de enunciados singulares y a su contrastación, pertenecen casi exclusivamente a la teoría del conocimiento. Son importantes debido a que dan lugar a muchos puntos obscuros, especialmente con las relaciones entre experiencias perceptivas y enunciados básicos (enunciados que puede servir de premisa en una falsación empírica).

Con frecuencia se ha considerado que las experiencias perceptivas proporcionan algo así como justificación de los enunciados básicos. Se tenía la impresión exacta de que los enunciados sólo pueden justificarse lógicamente mediante otros enunciados.

Hemos de distinguir, por una parte, nuestras experiencias subjetivas o nuestros sentimientos de convicción que no pueden jamás justificar enunciado alguno, y por otro lado las relaciones lógicas objetivas existentes entre los diversos sistemas de enunciados científicos y en el interior de cada uno de ellos.

Objetividad científica y convicción subjetiva. Las teorías científicas no son nunca enteramente justificables o verificables, pero son, no obstante, contrastables. La objetividad de los enunciados científicos descansa en el hecho de que pueden “contrastarse ínter subjetivamente”.

Fue Kant el primero en darse cuenta de la objetividad de los enunciados se encuentran en estrecha conexión con la construcción de teorías (con el empleo de hipótesis y de enunciados universales). Solo cuando se da la concurrencia de ciertos acontecimientos de acuerdo con reglas o regularidades pueden ser contrastadas nuestras observaciones por cualquiera. Solo merced a tales repeticiones podemos convencernos de que no nos encontramos con una mera coincidencia aislada, sino con acontecimientos que, debido a su regularidad y reproductibilidad son, en principio, contrastables ínter subjetivamente.

El hecho de que estoy experimentando un sentimiento de convicción no puede aparecer en el campo de la ciencia objetiva más que en forma de hipótesis psicológica, lo cual pide un contraste o comprobación inter subjetiva.

Pero desde el punto de vista epistemológico, carece enteramente de importancia que mi sentimiento de convicción haya sido fuerte o débil.

Si persistimos en pedir que los enunciados científicos sean objetivos, entonces aquellos que pertenecen a la base empírica de la ciencia tienen que ser también objetivos, contrastables inter subjetivamente. Pero la contrastabilidad intersubjetiva implica siempre que a partir de los enunciados que se han de someter a contraste, puedan deducirse otras también contrastables. Por tanto, si los enunciados básicos han de ser contrastables inter subjetivamente a su vez, no puede haber enunciados últimos en ciencia, no pueden existir en la ciencia enunciados últimos que no puedan ser contrastados y, en consecuencia, ninguno que no pueda ser refutado al falsar algunas de las conclusiones que sea posible deducir de él.

Los sistemas teóricos se contrastan deduciendo de ellos enunciados de un nivel de universalidad más bajo, éstos, puesto que han de ser contrastables intersubjetivamente, tienen que poderse contrastar de manera análoga, y así ad infinitum.

El método deductivo de contrastar no puede estatuir ni justificar los enunciados que se contrastan, ni se pretende que lo haga; de modo que no hay peligro de una regresión infinita. De hecho, las contrastaciones no pueden prolongarse ad infinitud: tarde o temprano hemos de detenernos. No pido que sea preciso haber contrastado realmente todo enunciado científico antes de aceptarlo: solo requiero que cada uno de estos enunciados sea “susceptible” de contrastación.


  • Schuster. Explicación y predicción.


Las ciencias sociales: aspectos críticos. Las críticas hacen referencia a supuestas fallas lógicas y metodológicas, a la falta de rigor de sus enunciados, a la dificultad de su confrontación empírica y consecuente carencia de leyes, a su incapacidad de explicación y predicción.

Se insiste en la irrepetibilidad de los hechos históricos y en la imposibilidad de disponer de un conjunto de enunciados generales que permitan explicar y predecir.

Se suele hacer referencia a la complejidad propia de las ciencias sociales como un problema difícil de resolver, a diferencia de la simplicidad que puede lograrse en las ciencias naturales.

La lógica tiene un valor instrumental vinculada con el aparato deductivo necesario para poder concluir unas proporciones a partir de otras y, en este sentido, si las proposiciones se formulan con un mínimo de claridad, las deducciones pueden efectuarse sin mayores problemas. Las ciencias sociales no tienen porque constituir una excepción al respecto si se adoptan recaudos básicos que colaboren para lograr claridad y precisión.

Con referencia al método, las ciencias sociales permiten que se apliquen en ellas métodos inductivos, el método hipotético-deductivo, e incluso el método axiomático (ciencias formales). Serían específicos de las ciencias sociales el método de la comprensión, el abstracto-deductivo y el dialéctico. Hay aspectos propios de las ciencias sociales que llevan a peculiares métodos de explicación y predicción, tales como el caso de la profecía autorealizadora (los rumores sobre la insolvencia de un banco influyen en la consecuente ruina económica del mismo), las explicaciones en términos de propósitos, motivos, intenciones y razones, el estudio de la conducta como resultado de agentes plenamente informadas, racionales y capaces de actuar sobre la base de su información y racionalidad.

Debe exigirse a las ciencias sociales claridad, rigor, generalidad y precisión en sus enunciados, y probabilidad de una adecuada confrontación empiria. Lo que debe evitarse es la pretensión de reducir las ciencias sociales al campo exclusivo de las ciencias naturales y a sus características distintivas. Las ciencias sociales son también ciencias que se ocupan de hechos y, en este sentido, son ciencias fácticas o empíricas, aún con sus características propias sus objetos y enunciados correspondientes.

Un problema específico: la explicación. Mientras describir es responder a la pregunta acerca de “cómo es algo”, explicar es responder a la pregunta de “por qué algo” es o se presenta de determinada manera. Describir implica señalar aspectos reconocibles o signos característicos de las cosas; nos mantenemos en el mismo nivel preposicional de lo que estamos describiendo. En cambio, explicar si implica un cambio de plano; es incorporar un hecho bajo un enunciado general. La investigación científica pretende ir más allá de la descripción, y quiere proveer una explicación de los fenómenos que investiga.

Cada suceso individual, tanto en las ciencias naturales como en las sociales, es único, en el sentido de que, con sus características, peculiares, no se repite. Sin embargo, los sucesos individuales pueden ser explicados mediante leyes generales de tipo causal, porque todo lo que afirma una ley de este tipo es que a cualquier suceso de una clase especial, que tiene características específicas, está acompañado por otro suceso que también tiene características específicas.

Diferentes tipos de explicación.

  • Descriptivo. Se informa acerca de cómo se desarrolla un proceso o una tarea.

  • Del tipo qué/por qué. Relativas a la comprensión de un proceso. Típicamente la explicación de una ley se realiza a partir de otras leyes de deduciéndola de otras más generales, de un nivel más teórico. Es decir, explicar una ley es algo relativo que consiste en situarla en el contexto de otras leyes.

También podemos explicar los hechos singulares haciendo referencia a aspectos más generales. Y es esto lleva a formular el modelo de explicación más riguroso y exigente, el nomológico deductivo.


deducción lógica

Ln

EXPLANANS(lo que explica)

Cn

E

EXPLANANDUM(lo que debe ser explicado)


Ln Leyes generales

Cn Enunciados de condiciones iniciales (datos o circunstancias particulares)

E Descripción del fenómeno empírico a ser explicado
Los componentes de la explicación tienen que satisfacer ciertas condiciones de adecuación que pueden dividirse en lógicas y empírica.

Las condiciones lógicas de adecuación son:

  1. El explanandum debe ser consecuencia lógica del explanans.

  2. El explanans debe contener leyes generales

  3. El explanans debe tener contenido empírico.

Las condiciones empíricas de adecuación nos diría que los enunciados que constituyen el explanans deben ser verdaderos.

En la explicación, disponemos de explanandum y buscamos el explanans. Al predecir, tenemos el explanans y anticipamos (deductivamente) el explanandum.

Popper introduce una variación del modelo anterior en su modelo hipotético deductivo de explicación, en el que permite que las leyes, en lugar de ser verdaderas, sean hipótesis de teorías suficientemente corroboradas.

Otro modelo de explicación sería el estadístico-inductivo mediante el uso de leyes estadísticas y nociones probabilísticas. Aquí, la explicación es “a posteriori”: habiendo ocurrido algo se explica. Si el hecho no ha ocurrido aún, no se puede predecir. El explanans no implica lógicamente al explanadum, sino que solamente confiere sobre el una alta probabilidad. Una probabilidad estadística es la frecuencia relativa con que los miembros de una clase manifiestan una propiedad específica. En cambio, la probabilidad(a secas) es una relación entre enunciados, no entre clase de sucesos.

En las explicaciones conceptuales no aparecen leyes, lo único que importa son los hechos. Si se quiere explicar un hecho, se lo engloba adecuadamente en un hecho más amplio que lo comprende. Muchas de las explicaciones en las ciencias humanas son de este tipo.

Las explicaciones genéticas (usadas en la historia) consisten en entender un hecho histórico considerando que es el eslabón final de un proceso originado mucho tiempo atrás, pero que termina en lo que queremos explicar.

En las explicaciones funcionales o teleológicas explicamos los acontecimientos a través de hechos que no están en el pasado sino en el futuro, es decir que la causa del hecho a explicar estaría en el futuro. Es recibir una explicación en términos del fin particular al cual se dirige un medio determinado (explicación por propósitos).

Las explicaciones basadas en intenciones se usan en las ciencias sociales para explicar la conducta de individuos o grupos. La conducta intencional es un género de conducta tendiente hacia un fin, y se caracteriza por el hecho de que el agente debe saber cuál es su objetivo y debe creer que tratará de lograrlo cuando le sea posible.

Una disposición es una tendencia a comportarse de cierta manera. Una explicación en términos de disposición actúa incluyendo la conducta aludida en la tendencia.

Los motivos constituyen un tipo de disposiciones. Hay motivos intencionales, a través de los cuales se pretende conocer el objetivo que explica los actos que se estén realizando y las actitudes que se tomen. Hay motivos impulsivos, que nos dicen algo acerca de la manera como se persigue cierto género de objetivo. Y los motivos disposicionales, que incluyen la noción de búsqueda de un objetivo o persecución de un fin, pero además, clasifican al objetivo como perteneciente a un conjunto de objetivos que el agente persigue común y concientemente. Las explicaciones por razones se refieren a acciones, individuales o grupales. Sólo se aplican a acciones intencionales de los agentes, son lógicamente independientes de las explicaciones por la función, en el sentido de su “efecto causal”, y exigen elementos de juicio que tienen que ver con el objetivo del agente, su capacidad para formular el razonamiento apropiado y el efecto decisivo de este razonamiento sobre su acción.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

similar:

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconResumen Las competencias pertenecientes al campo de las ciencias...

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconMÉtodos de estudio de las ciencias medioambientales: investigación...

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconInicialmente el concepto de consciencia fue abordado desde la filosofía...

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconEn las ciencias sociales

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconLas ciencias sociales y la educacion básica. 7

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconResumen Frente al discurso conservador, se han adscrito diferentes...
«nuevas formas de expresión» que, como diría Bourdieu (2009), han permitido la comunicación entre aquellos grupos que ven como se...

Filosofía y métodos de las ciencias sociales-resumen de la materia iconLas ciencias sociales como forma de brujeria


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com