A el ruido: sordera profesional b vibraciones y trepidaciones. A 2 Contaminantes físicos de carácter térmico a efectos del frío b efectos del calor






descargar 162.26 Kb.
títuloA el ruido: sordera profesional b vibraciones y trepidaciones. A 2 Contaminantes físicos de carácter térmico a efectos del frío b efectos del calor
página3/4
fecha de publicación02.02.2016
tamaño162.26 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3   4

A - EL RUIDO: SORDERA PROFESIONAL.



Desde el principio del desarrollo industrial se observaron los efectos nocivos debidos a los ruidos de alta densidad. La enfermedad profesional que provoca el ruido es la sordera o hipoacusia, que consiste en la lesión de las células del órgano de Corti del oído interno o caracol, que una vez producida es irreversible.
En el cuadro de enfermedades profesionales establece la existencia de riesgo de sordera profesional en todos los trabajos industriales con sonido superior a 80 decibelios (A) de ruido continuo, durante 8 horas diarias o 40 horas semanales
Además el ruido produce otros efectos en el individuo, como son:
- Hipertensión arterial
- Aceleración del ritmo del corazón (taquicardia) o desaceleración (bradicardia).
- Trastornos del ritmo respiratorio
- Disminución de la movilidad y de las secreciones del aparato digestivo
- Alteraciones de las células y de los electrólitos de la sangre
- Perturbaciones de la secreción hormonales
- Trastornos de tipo nervioso
Actualmente, asistimos a una lenta disminución de las afecciones provocadas por el ruido, gracias a las medidas de prevención aplicadas y a la toma de conciencia de los trabajadores y de los empresarios. Sin embargo, al no tener en cuenta el número de trabajadores, el número de casos muestra oscilaciones que no tienen relación con las condiciones de trabajo en sí mismas, sino que obedecen a problemas sociales (reconversión, jubilaciones anticipadas, etc.), que hacen que se declaren como actuales casos antiguos y que venían trabajando con normalidad. Este fenómeno explicaría que de 41 casos declarados en 1988 se pasara a 143 en 1993 y a 363 en 1994, coincidiendo con severas políticas de reconversión en sectores como el naval.
B - VIBRACIONES Y TREPIDACIONES.
Las vibraciones, a diferencia fundamental de los sonidos no afectan al oído, sino a las regiones anatómicas que están en contacto con las materias en vibración, y que suelen ser las manos, las plantas de los pies, regiones glúteas o espinales, y a los órganos y tejidos sobre los que se producen las resonancias.
Los grupos profesionales más expuestos a estos fenómenos son picapedreros, con sus buriles neumáticos; mineros, con sus martillos neumáticos; pintores con pistola, etc.
Las lesiones originadas pueden ser locales o a distancia.
Dentro de las lesiones locales, se pueden contemplar:

Lesiones osteoarticulares: en los huesos de las muñecas se producen necrosis o destrucciones, concretamente del hueso semilunar (es lo que se conoce como enfermedad de Kienböck)
Trastornos neurovasculares en las manos: espasmos vasomotores que dan lugar al llamado síndrome del dedo muerto; la enfermedad de Lóriga de los talladores de piedra, que se suele manifestar en la palidez, hormigueo sensación de frío, y dificultad en el movimiento de algunos de los dedos... etc.
Roturas y atrofias musculares de los músculos de la mano.
Lesiones a distancia, que generalmente producen artrosis de las articulaciones y trastornos vasomotores, entre ellas destacan
Lesiones en los codos y parte baja de la espalda en este caso manifestándose como lumbago.
Roturas y atrofias musculares de los músculos de las manos.
A - 2 - CONTAMINANTES FÍSICOS DE CARÁCTER TÉRMICO.
Dentro de los contaminantes físicos de carácter térmico, hay que destacar las enfermedades que se producen como consecuencia de temperaturas extremas del microclima laboral, que son:
A - EFECTOS DEL FRÍO.
El efecto patológico del frío sobre el conjunto del organismo, es el enfriamiento general. Lo más destacable y peligroso de este estado es el trastorno de la conciencia, que induce a una marcha torpe, disminución de la agudeza sensorial (vista y oído) y una somnolencia irresistible, que hace que se pierda el sentido de la realidad y la defensa. Al mismo tiempo, se suele producir la disminución del pulso, baja la presión arterial, y disminuye la respiración. En ocasiones, aparecen edemas cutáneos. Al final se suele producir la muerte.
Los efectos patológicos del frío localizado, se suele manifestar en las extremidades del cuerpo en:
Eritemas (enrojecimiento) superficiales, entre los cuáles el eritema de pernio equivale a una congelación de primer grado.
Congelaciones más intensas, con palidez, frialdad y necrosis por cese de la circulación sanguínea.

B - EFECTOS DEL CALOR



Los efectos locales del calor son las quemaduras, que de mayor a menor intensidad causan eritemas y vesiculación cutáneos, así como necrosis de los tejidos.
Los efectos patológicos y generales forman un conjunto de cuadros derivados de los fenómenos de vasodilatación y sudoración que se puede manifestar de forma combinada o aislada. Los efectos más relevantes son:
Acaloramiento o golpe de calor que se produce al trabajar con gran esfuerzo físico en un medio caluroso y húmedo. Los síntomas que se producen sucesivamente son hipertermia, sed, desasosiego, debilidad, confusión mental, dolor de cabeza, taquicardia, ahogo y opresión torácica, delirio, convulsiones, etc. Al final aparece shock, edema pulmonar, insuficiencia hepática, renal y cardiaca.

Agotamiento por calor, es una versión más grave del golpe de calor.
Insolación, siendo lo más evidente el eritema cutáneo y la afección nerviosa tendente al aturdimiento y pérdida de conocimiento.
Calambres por contractura muscular.
C - ENFERMEDADES PROVOCADAS POR TRABAJOS CON AIRE COMPRIMIDO.
Son los denominados golpes de presión. Esta enfermedad profesional se produce en trabajos con exposición a una presión superior a la atmosférica, que puede generar dolor de cabeza, hemorragias, vómitos, pudiendo conducir a la muerte.
A – 3 - CONTAMINANTES FÍSICOS DE CARÁCTER ELECTROMAGNÉTICO.
Dentro de los contaminantes físicos de carácter electromagnético hay que destacar los efectos que producen las radiaciones ionizantes (la unidad de medida es el REM), sus efectos son:
A corto plazo se manifiestan en forma de vómitos, infecciones, quemaduras y hemorragias.
A largo plazo se manifiestan en efectos negativos sobre el aparato digestivo, sistema reproductivo (esterilidad sistema cardiovascular, urinario e hígado).
B - CONTAMINANTES QUÍMICOS.
Los agentes químicos pueden ejercer sobre el organismo humano distintas acciones, que son las siguientes

B – 1 - INTOXICACIONES


Las enfermedades profesionales más características son
A - INTOXICACIÓN POR PLOMO.
La afectación crónica y tardía de una intoxicación por plomo es los que se denomina Saturnismo, y manifiesta un conjunto de síntomas como consecuencia de la afectación de diversos órganos o sistemas del organismo, que son:
Sistema nervioso: el sistema nervioso central y periférico son particularmente afectados por el plomo. Se observan ciertos síntomas psicológicos, e incluso alteraciones del comportamiento.
Sistema renal se produce modificaciones estructurales y funcionales en el riñón. Hipertensión y disminución de la capacidad del riñón de concentrar la orina bajando la depuración de la sangre.
Sistema reproductor: Puede afectar a este sistema causando una disminución de la fertilidad, asimismo produce una disminución de la líbido y tiene efectos tóxicos sobre el feto.
Sangre y médula: el plomo interfiere en una serie de reacciones enzimáticas necesarias para la formación de los glóbulos rojos en la médula. Se observa anemia por el descenso de hemoglobina en la sangre.
B - INTOXICACIÓN POR BENCENO
En la intoxicación por benceno o benzolismo, hay que distinguir:
Intoxicaciones agudas:
Si la inhalación se produce por vía respiratoria, a altas concentraciones de vapores, se produce la entrada en coma en pocos minutos produciéndose la muerte sin salir de dicho estado.
Si la penetración se produce por vía dérmica o mucosa, se produce una fuerte irritación para la piel y las mucosas.
Intoxicaciones crónicas:
Suele producir vértigos, mareos, dolor de cabeza, fatiga, anorexia, hemorragias.
B – 2 - DERMATOSIS PROFESIONALES.
Las dermatosis suponen alrededor de las 2/3 partes de las enfermedades profesionales. Se trata de procesos originados por contactos con agentes del medio laboral y que se manifiestan sobre la piel. Se trata de un conjunto muy variados de enfermedades, que según una clasificación clásica se dividen en 2 grandes grupos:
A - DERMATOSIS ORTOÉRGICAS.
Son aquellas en cuya aparición no tiene por qué influir una predisposición personal especial. Pueden ser tanto de origen físico, como químico y biológico. Las más frecuentes son las químicas que abarcan las causticaciones o quemaduras químicas producidas por ácidos y álcalis y las debidas a diversos irritantes cutáneos.
B - DERMATOSIS ALÉRGICAS O ECCEMATOSAS:
Sólo aparecen en personas predispuestas. Son muy frecuentes y se deben a productos químicos.
Entre los trabajadores de la construcción la dermatitis del cemento está en claro retroceso gracias al desarrollo de las medidas de higiene en el lugar de trabajo y a la modificación de determinados componentes de los cementos. Sin embargo, la continua aparición de nuevos productos capaces de producir alergia cutánea hace que las cifras de dermatosis sean todavía muy elevadas.
B – 3 - NEUMOCONIOSIS Y OTRAS BRONCONEUMOPATIAS.
Las neumoconiosis son enfermedades profesionales que se caracterizan por la acumulación de polvo en los pulmones y por las reacciones del organismo en esa localización, de carácter no canceroso. Se deben a que ciertas partículas son lo suficientemente pequeñas como para llegar a los tramos finales de las vías aéreas, pero no son capaces de pasar a la circulación sanguínea, atravesando las membranas de separación de los alvéolos pulmonares y los capilares de la circulación sanguínea pulmonar. Son partículas de polvos minerales o inorgánicos. Los principales procesos son:
A – SILICOSIS.
Es una fibrosis pulmonar por la inhalación de polvo de sílice. Son muchas las profesiones que presentan riesgo silicógeno, prácticamente todas las que realizan su labor sobre rocas silíceas (minería de carbón, talla y labrado de piedra, trabajos en obras públicas, etc. ). La reducción del número de expuestos se añade a una mejor prevención en las minas, lo que ha permitido reducir no sólo su incidencia, sino también su gravedad. Durante el período 1990-1994, el número total de casos declarados fue de 107, cifra muy inferior a la recogida durante los períodos anteriores.
La silicosis es la enfermedad profesional que aparece con más frecuencia, así lo afirma Avilés Caballero en su estudio "La silicosis de los mineros y sus problemas médicos legales", pues en el período de 1962 a 1968, de los 19.538 casos de enfermedad profesional tramitados por el Fondo Compensador, 18.575 lo fueron de silicosis, y de ellos 12.551 producidos en minas de carbón. No obstante, en períodos posteriores se ha advertido un considerable descenso de esta enfermedad profesional.
Las alteraciones pulmonares causadas por la inhalación de polvos fueron denominadas por Zenker en 1886 con el término genérico de neumoconiosis, y posteriormente se empleó la palabra silicosis para denominar estos procesos. En la actualidad se estiman comprendidas dentro de la silicosis las neumoconiosis producidas por la inhalación de sustancias pulvuruientas de muy diverso origen, que son inhaladas en la atmósfera del trabajo e industrias, internándose en el parénquima pulmonar, dado el pequeño tamaño de estas partículas; entre los polvos minerales el más importante es la sílice o cuarzo, de aquí que la enfermedad se denominara silicosis. El elemento nocivo es el bióxido de sílice.
La silicosis es una especie de género más amplio de neumoconiosos, y se definió en la 4a Conferencia Internacional sobre neumoconiosis como la acumulación de polvo en los pulmones y las reacciones del tejido en presencia de este polvo.
En la orden de 12-1-1963 (BOE de 13-111-1963) que contiene las normas reglamentarias de carácter médico por las que se han de regir los reconocimientos, diagnósticos y calificación de la enfermedad pulmonar ocasionada por la aspiración prolongada de partículas de polvo minerales; aunque en este precepto no se diga que el polvo mineral debe ser de sílice, ha de entenderse así para poder hablar de silicosis.
Lo que caracteriza a ésta como enfermedad profesional específica es que su causa sea la inhalación de polvo de sílice libre, asociada o no a tuberculosis pulmonar, apareciendo listada en el apartado C) del cuadro de enfermedades profesionales dentro del género de la Neumoconiosis, especificando los trabajos expuestos a dicha inhalación, como los de minas, túneles, canteras, galerías, tallado y pulido de rocas silíceas, canterías; Trituración, tamizado y manipulación de minerales o rocas; fabricación de carborundo, vidrio, porcelana, loza y otros productos cerámicas; fabricación y conservación de los ladrillos refractarios a base de sílice; Fabricación y manutención de abrasivos y de polvos detergentes; trabajos de desmoldeo, desbabado y desarenado en las fundiciones; trabajos con muelas (pulido, afinado) que contengan sílice libre -, trabajos en chorro de arena y esmeril.
La actividad más peligrosa es la de las minas y especialmente en las minas de hulla. Se precisa la presencia durante cierto tiempo en un ambiente pulvígeno para la aparición de la enfermedad, y a veces ocurre que se manifiesta la enfermedad después de haber cesado en el trabajo expuesto a la inhalación del polvo silíceo. La mezcla de bióxido de sílice con el carbón acrecienta los efectos nocivos, ya que el carbón dificulta la eliminación de las partículas de sílice, por lo que éstas pueden actuar más tiempo en los pulmones. Los fagocitos a nivel de alvéolo absorben la sílice, sucumbiendo a la acción del mineral, lo cual determina la aparición de un tejido fibroso, y da lugar a la formación de nódulos silicáticos. Los datos más seguros para el diagnóstico de la enfermedad son los radiológicos. Esta enfermedad reduce la capacidad pulmonar, es de curación difícil o imposible, con tendencia a la agravación progresiva, por la insuficiencia respiratoria y cardíaca, con repercusión e incidencia en la capacidad laboral del trabajador afectado de silicosis.
Las normas particulares para la protección de la silicosis se hallan comprendidas en el artículo 45 de la Orden de 15-1V-1969 (BOE de 8-V-1969, 9-VIII-1969 y 4-XI-1969), sobre invalidez.
La silicosis de primer grado
Es la enfermedad declarada por el diagnóstico radiológico, que por sí misma no origina disminución alguna en la capacidad para el trabajo. El efecto jurídico inmediato es el traslado de puesto de trabajo a otro que no tenga riesgo pulvígeno, entre los cuales se encuentran los trabajos en el exterior de la mina; si cuando se detecta la enfermedad precisa el trabajador asistencia sanitaria, inicia con la baja médica la situación de incapacidad temporal, con derecho a la prestación económica correspondiente.
La silicosis de segundo grado
Es la que inhabilita al trabajador para desempeñar las tareas fundamentales de su profesión habitual. Su efecto jurídico es la equiparación a la invalidez permanente total.
La silicosis de primer grado se equipara al segundo grado de silicosis cuando coexiste con bronconeumonía crónica, cardiopatía orgánica, o cuadro de tuberculosis sospechoso de actividad o lesiones residuales de esta etiología.

1   2   3   4

similar:

A el ruido: sordera profesional b vibraciones y trepidaciones. A 2 Contaminantes físicos de carácter térmico a efectos del frío b efectos del calor iconLos fármacos al ser administrados producen efectos, los cuales se...

A el ruido: sordera profesional b vibraciones y trepidaciones. A 2 Contaminantes físicos de carácter térmico a efectos del frío b efectos del calor iconC148 Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminación del...

A el ruido: sordera profesional b vibraciones y trepidaciones. A 2 Contaminantes físicos de carácter térmico a efectos del frío b efectos del calor iconEquipos de sonido profesional, iluminación y efectos especiales; tecnología acústica

A el ruido: sordera profesional b vibraciones y trepidaciones. A 2 Contaminantes físicos de carácter térmico a efectos del frío b efectos del calor iconEquilibrio térmico Un equilibrio térmico es cuando dos sustancias...

A el ruido: sordera profesional b vibraciones y trepidaciones. A 2 Contaminantes físicos de carácter térmico a efectos del frío b efectos del calor iconResumen El objetivo del estudio fue analizar los efectos de la pretemporada...

A el ruido: sordera profesional b vibraciones y trepidaciones. A 2 Contaminantes físicos de carácter térmico a efectos del frío b efectos del calor iconEfectos del Calcio sobre la salud

A el ruido: sordera profesional b vibraciones y trepidaciones. A 2 Contaminantes físicos de carácter térmico a efectos del frío b efectos del calor iconLa contaminación y sus efectos en la reducción del ozono

A el ruido: sordera profesional b vibraciones y trepidaciones. A 2 Contaminantes físicos de carácter térmico a efectos del frío b efectos del calor iconExperimento 1: Efectos del estrés salino en plantas

A el ruido: sordera profesional b vibraciones y trepidaciones. A 2 Contaminantes físicos de carácter térmico a efectos del frío b efectos del calor iconLos efectos del arroz en el ser humano

A el ruido: sordera profesional b vibraciones y trepidaciones. A 2 Contaminantes físicos de carácter térmico a efectos del frío b efectos del calor iconCausas y efectos de las sustancias del cacao en el organismo


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com