Resumen: Cada vez existen más pruebas de que la esquizofrenia sería una enfermedad cuyo origen etiológico se relacionaría con alteraciones en el neurodesarrollo.






descargar 78.03 Kb.
títuloResumen: Cada vez existen más pruebas de que la esquizofrenia sería una enfermedad cuyo origen etiológico se relacionaría con alteraciones en el neurodesarrollo.
página3/5
fecha de publicación21.10.2015
tamaño78.03 Kb.
tipoResumen
med.se-todo.com > Ley > Resumen
1   2   3   4   5

3.- La hipótesis del neurodesarrollo en las psicosis no esquizofrénicas



El estudio de los factores de riesgo en las psicosis se ha restringido en la mayoría de los casos a la esquizofrenia, sin embargo, existen cada vez más evidencias de que estos factores de riesgo pudieran ser compartidos para las psicosis en su conjunto56,57. Aunque la experiencia y disponibilidad de estudios diseñados bajo esta hipótesis en los trastornos afectivos es muy limitada, los resultados que se han obtenido sugieren que en, al menos, un grupo de dichos trastornos presentan una posible alteración en el neurodesarrollo(revisado por 56,58,59). En resumen, el perfil de dichos hallazgos13 es muy similar al descrito en la esquizofrenia: un curso y pronóstico que puede llegar a ser tan pobre como el descrito en la esquizofrenia, antecedentes de complicaciones obstétricas, una edad de inicio similar, manifestaciones previas al inicio de la enfermedad con un funcionamiento social premórbido similar al de la esquizofrenia, en especial en aquellos trastornos afectivos con una edad de inicio más temprana, anomalías estructurales en el cerebro similares (ensanchamiento ventricular y de surcos y fisuras corticales, anormalidades congénitas,...) y alteraciones en la citoarquitectura de ciertas áreas corticales.
También se ha descrito la presencia de marcadores de dismorfogénesis (dermatoglifos y AFMs) en las psicosis no esquizofrénicas.

3.a.- Dermatoglifos



En 1980 se publica el primer artículo sobre dermatoglifos comparando las psicosis esquizofrénicas y la maníaco-depresiva60, encontrando diferencias entre ambos grupos. Un problema importante de este estudio es que no incluye a un grupo control normal para valorar esas diferencias.
En los últimos años se han realizado dos nuevos trabajos relacionados con los análisis dermatológicos y que no se han restringido a la esquizofrenia. Van Os y cols34 estudian la existencia de anormalidades dermatoglíficas (DD y APFC) en 37 pares de gemelos monozigotos afectos de psicosis comparados con controles normales. Incluyeron los diagnósticos de esquizofrenia, trastorno esquizofreniforme, tr. esquizoafectivo, psicosis atípica, tr. delirante y psicosis afectiva según criterios DSM-III-R. Sus resultados concluyen con una asociación entre las anomalías estudiadas y las psicosis funcionales.
Por otro lado, Gutiérrez y cols35 estudian la presencia de anormalidades dermatoglíficas y dos rasgos dermatoglíficos cuantitativos(uno de ellos el TABRC) en un grupo de 118 pacientes diagnosticados de trastornos bipolar de características crónicas en relación a 216 controles normales. Sus resultados sugieren que las disrrupciones tempranas estudiadas por medio de los dermatoglifos no son específicas de la esquizofrenia, sino que son compartidas, al menos, por algunos tr. bipolares.

3.b.- Anomalías Físicas Menores (AFMs)




Uno de los temas más controvertidos es si las AFM tienen algún grado de especificidad para la esquizofrenia en relación a las otras psicosis. Aunque cabría esperar que no fuera así, dado que las AFM están presentes en otras enfermedades sin ninguna relación con ella (como hemos señalado con anterioridad), los resultados de los cinco trabajos que han analizado esta cuestión han mostrado resultados contradictorios. En el primero de ellos55, aunque encuentran un mayor número de AFM entre los esquizofrénicos que en los controles sanos, los tr. afectivos no difieren significativamente de los esquizofrénicos ni de los sanos. Concluyen que dentro de las enfermedades psiquiátricas mayores el incremento de AFM pudiera no ser específico de la esquizofrenia.
Los siguientes dos trabajos61,62 sí encuentran diferencias entre los esquizofrénicos y los bipolares a favor de los primeros y que, según los autores, apoyarían la especificidad de las AFM en la esquizofrenia.
Los dos últimos trabajos no encuentran diferencias entre las esquizofrenias y los tr. afectivos. El equipo de McGrath63 encuentran que las AFM están uniformemente distribuidas entre las psicosis funcionales, sin diferencias significativas entre los diferentes grupos diagnósticos, dato que avalaría la inespecificidad de los AFM con respecto a la esquizofrenia. Lohr y cols64 encuentran que su grupo de depresiones unipolares presentan significativamente más AFM que el grupo normal control.
4.- Nuestra experiencia
En la Unidad de Psiquiatría del Hospital General Universitario de Murcia se ha realizado un trabajo65 para estudiar la especificidad de los marcadores de dismorfogénesis en las psicosis. Se diseñó un estudio caso-control, con 90 pacientes psicóticos ingresados en la unidad seleccionados por la presencia al menos un síntoma psicótico, según criterios RDC (alucinaciones, ideas delirantes o con trastornos formales del pensamiento). El grupo incluía 43 pacientes con Esquizofrenia y 47 pacientes con psicosis no esquizofrénicas que incluían: Tr. delirante (n=2), Tr. psicóticos agudos y polimorfos (n=19), Tr. esquizoafectivos (n=6), Tr. psicótico sin especificación (n=1) y Tr. Bipolar (n=19), según criterios diagnósticos CIE-10. Como grupo control, se obtuvieron los datos de 81 pacientes voluntarios que acudieron al Servicio de Urgencias del Hospital General Universitario por alguna patología no psiquiátrica y sin antecedentes psiquiátricos personales o en sus familiares de primer grado.
Se recogieron las huellas palmares y dactilares de ambas manos y se evaluó la presencia de AFMs usando una modificación de la escala de Waldrop usada por McGrath y cols63. El análisis de los dermatoglifos se realizó a ciegas de la condición caso-control y se centró en un análisis cuantitativo (el número de crestas entre los trirradios a y b (TABRC)) y otro cualitativo (la presencia de disociaciones dermatológicas (DD)).

Nuestros resultados replican los hallazgos de otros autores y sugieren que las anomalías dermatoglíficas analizadas, tanto cuantitativas (una simplificación del TABRC) como cualitativas (un exceso de disociaciones dermatoglíficas) y la presencia de un exceso de AFMs no parecen específicas de la esquizofrenia, sino comunes con otras psicosis no esquizofrénicas. Las Odds Ratios (OR) obtenidas al comparar el grupo de psicosis con los controles fueron de 0.96 (95%CI= 0.90-0.98) para el TABRC, de 2.75 (1.35-5.61) para las disociaciones dermatoglíficas, y de 2.58 (1.89-3.51) para las AFMs. No se obtuvieron entre las psicosis no esquizofrénicas y la esquizofrénicas, con unas OR de 0.98 (0.95-1.02) para el TABRC, 1.17 (0.46-2.94) para la presencia de disociaciones y de 1.06 (0.84- 3.51) para la presencia de AFMS. Estos resultados son congruentes con los hallazgos previamente descritos en la literatura científica y añaden más evidencias en el sentido de que las alteraciones en el neurodesarrollo con posibles implicaciones etiológicas pudieran ser compartidas por, al menos, un subgrupo de psicosis funcionales más amplio que las actualmente agrupadas bajo la categoría diagnóstica de esquizofrenia.
1   2   3   4   5

similar:

Resumen: Cada vez existen más pruebas de que la esquizofrenia sería una enfermedad cuyo origen etiológico se relacionaría con alteraciones en el neurodesarrollo. iconResumen la aparición de problemas de índole medioambiental que afectan...

Resumen: Cada vez existen más pruebas de que la esquizofrenia sería una enfermedad cuyo origen etiológico se relacionaría con alteraciones en el neurodesarrollo. iconResumen En una sociedad cada vez más globalizada e interconectada,...

Resumen: Cada vez existen más pruebas de que la esquizofrenia sería una enfermedad cuyo origen etiológico se relacionaría con alteraciones en el neurodesarrollo. iconHay una gran variedad de plantas medicinales, por lo que nos sería...

Resumen: Cada vez existen más pruebas de que la esquizofrenia sería una enfermedad cuyo origen etiológico se relacionaría con alteraciones en el neurodesarrollo. iconLa carrera del profesor universitario: cada vez más larga, MÁs pobre y más precaria

Resumen: Cada vez existen más pruebas de que la esquizofrenia sería una enfermedad cuyo origen etiológico se relacionaría con alteraciones en el neurodesarrollo. iconResumen la drogadicción es una enfermedad que consiste en la dependencia...

Resumen: Cada vez existen más pruebas de que la esquizofrenia sería una enfermedad cuyo origen etiológico se relacionaría con alteraciones en el neurodesarrollo. iconResumen El presente se ha realizado por la necesidad de especializar...

Resumen: Cada vez existen más pruebas de que la esquizofrenia sería una enfermedad cuyo origen etiológico se relacionaría con alteraciones en el neurodesarrollo. iconAlgunos aspectos comunes entre la vida mental del hombre primitivo y los neuróticos
«Todavía muchas cosas; quizá todo lo principal.» Mas por ahora le sería imposible captar esto, lo esencial, con claras palabras;...

Resumen: Cada vez existen más pruebas de que la esquizofrenia sería una enfermedad cuyo origen etiológico se relacionaría con alteraciones en el neurodesarrollo. iconResumen El desarrollo tecnológico ha causado una exposición cada...

Resumen: Cada vez existen más pruebas de que la esquizofrenia sería una enfermedad cuyo origen etiológico se relacionaría con alteraciones en el neurodesarrollo. iconPara que el agente patógeno produzca la enfermedad, deberá estar...

Resumen: Cada vez existen más pruebas de que la esquizofrenia sería una enfermedad cuyo origen etiológico se relacionaría con alteraciones en el neurodesarrollo. iconResumen En la actualidad, la ciencia avanza a pasos agigantados,...


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com