Durante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los




descargar 104.09 Kb.
títuloDurante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los
página1/3
fecha de publicación23.11.2015
tamaño104.09 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Ley > Documentos
  1   2   3

Durante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los dioses y manejado a su capricho, sino como una inmensa máquina gobernada por una leyes fijas e inmutables que el hombre podía llegar a comprender. Fue esta corriente de pensamiento la que puso las bases de la matemática y las ciencias experimentales.

Demócrito, uno de estos pensadores griego, en al siglo IV antes de Cristo, se interrogó sobre la divisibilidad de la materia. A simple vista las sustancias son continuas y se pueden dividir. ¿Es posible dividir una sustancia indefinidamente?Demócrito pensaba que no, que llegaba un momento en que se obtenían unas partículas que no podían ser divididas más; a esas partículas las denominóátomos, que en griego significa indivisible. Cada elemento tenía un átomo con unas propiedades y forma específicas, distintas de las de los átomos de los otros elementos.

http://www.marseille.ort.asso.fr/archives/annee2005/seminaire/presentations/miriam/mir%20software/tabla%20period%20completa/web1.cnice.mecd.es/mem2000/tablap/tabla/images/hefesto1.jpg
De todos los dioses Hefesto era el único que trabajaba,  su labor constante en la fragua y el yunque, forjando utensilios, armas, autómatas e incluso los rayos de Zeus, hizo que fuera el dios de la técnica y con ella de la civilización. 

Las ideas de Demócrito, sin estar olvidadas completamente, cayeron en desuso durante más de dos mil años.




 Mientras tanto, se desarrolló la química, se descubrieron nuevos elementos y se descubrieron las leyes que gobiernan las transformaciones químicas. 




Precisamente para explicar algunas de estas leyes, las leyes ponderales, Dalton, en 1808 propuso una nueva teoría atómica. Según esta teoría, los elementos estaban formados por átomos, indivisibles e indestructibles, todos iguales entre sí, pero distintos de los átomos de los otros elementos. la unión de los átomos daba lugar a la variedad de sustancias conocidas y la ruptura de las uniones entre los átomos para formar nuevas uniones era el origen de las transformaciones químicas.

http://www.marseille.ort.asso.fr/archives/annee2005/seminaire/presentations/miriam/mir%20software/tabla%20period%20completa/web1.cnice.mecd.es/mem2000/tablap/tabla/images/simbodalt.gif

Símbolos convencionales propuestos por Dalton




http://www.marseille.ort.asso.fr/archives/annee2005/seminaire/presentations/miriam/mir%20software/tabla%20period%20completa/web1.cnice.mecd.es/mem2000/tablap/tabla/images/pilvolta.jpg
Pila de Volta

Cuando en 1800 el italiano Volta descubrió la pila eléctrica, los quimicos tuvieron una fuente continua de electricidad y se descubrieron muchos nuevos elementos gracias a ella. También se descubrió que algunas sustancias, como la sal, al disolverse en agua, podían transmitir la electricidad, mientras que otras, como el azúcar, no lo hacían.

El físico y químico inglés Faraday, en la primera mitad del siglo XIX, estableció las leyes de la electroquímica, poniendo en relación cuantitativa algunas transformaciones químicas y la electricidad e intentó hacer pasar electricidad a través del vacío (lo que demostraría la existencia de partículas de electricidad), fracasando al no lograr un vacío lo bastante perfecto.

A finales del siglo XIX Crookes obtuvo un vacío suficiente, observó que al someter en el vacío unas placas metálicas a una gran diferencia de potencial, unas partículas, con carga negativa, que se llamaron electrones, abandonaban la placa cargada negativamente y se movían hacia la que tenía carga positiva. Esas mismas partículas aparecían si se iluminaba un metal con luz ultravioleta. Estaba claro que sólo podían proceder de los átomos del metal, así que el átomo no era indivisible, estaba formado por partículas.




El físico inglés Thomson creyó que el átomo estaba formado por una esfera de carga positiva en la que se engastaban, como pasas en un pastel, los electrones. 

pero su propio discípulo Rutherford, descubrió que no podía ser así, que  toda la la carga positiva del átomo y casi toda su masa se encontraba en un reducido espacio, el núcleo atómico, mientras que su carga negativa de electrones estaban muy lejos de él, girando a su alrededor, de forma que la mayor parte del átomo estaba vacío (a escala, si el átomo tuviera el tamaño de una plaza de toros, el núcleo tendría el tamaño de un grano de arena). Posteriores investigaciones determinaron que el núcleo atómico estaba formado por dos tipos de partículas, los protones, de carga positiva, y los neutrones, sin carga eléctrica.

http://www.marseille.ort.asso.fr/archives/annee2005/seminaire/presentations/miriam/mir%20software/tabla%20period%20completa/web1.cnice.mecd.es/mem2000/tablap/tabla/images/atthomson.gif
Átomo de Thomson
http://www.marseille.ort.asso.fr/archives/annee2005/seminaire/presentations/miriam/mir%20software/tabla%20period%20completa/web1.cnice.mecd.es/mem2000/tablap/tabla/images/atomrut.gif
Átomo de Rutherford




http://www.marseille.ort.asso.fr/archives/annee2005/seminaire/presentations/miriam/mir%20software/tabla%20period%20completa/web1.cnice.mecd.es/mem2000/tablap/tabla/images/espectros.jpg

En 1860, los físicos alemanes Bunsen y Kirchhoff descubrieron que cada átomo, sin importar su estado, al ser calentado emite una luz de colores característica, los espectros atómicos. Gracias a su invención, se descubrió el elemento Helio, que se emplea en los globos, en el Sol, antes de sospecharse su existencia en la Tierra.




El físico danés Bohr, en 1913, explicó la existencia de los espectros atómicos suponiendo que los electrones no giran en torno al núcleo atómico en cualquier forma, sino que las órbitas de los electrones están cuantizadas mediante 3 números: 




http://www.marseille.ort.asso.fr/archives/annee2005/seminaire/presentations/miriam/mir%20software/tabla%20period%20completa/web1.cnice.mecd.es/mem2000/tablap/tabla/images/atombohr.gif

el número cuántico principal, n, que determina la distancia al núcleo, el radio de la órbita; el número cuántico azimutal, l, que determina la excentricidad de la órbita; y el número cuántico magnético, m, que determina su orientación en el espacio. Con posterioridad se añadió un cuarto número cuántico, el número cuántico de spín, s, que indica la rotación del electrón sobre si mismo.

http://www.marseille.ort.asso.fr/archives/annee2005/seminaire/presentations/miriam/mir%20software/tabla%20period%20completa/web1.cnice.mecd.es/mem2000/tablap/tabla/images/atsomer.gif




Un átomo emitía o absorbía luz cuando un electrón pasaba de una órbita a otra Y no podían existir dos electrones en el mismo átomo, con los cuatro números cuánticos iguales.




Ya en la década de 1920 se propuso, gracias a los esfuerzos de Schrödinger, Heisenberg y el propio Bohr, la teoría de la mecánica cuántica, que da explicación del comportamiento de los electrones y átomos individualmente, en compuestos y en las transformaciones químicas... 

Pero eso, eso es otra historia.

Como ya se ha mencionado, los electrones del átomo giran en torno al núcleo en unas órbitas determinadas por los números cuánticos.

n
El número cuántico principal determina el tamaño de las órbitas, por tanto, la distancia al núcleo de un electrón vendrá determinada por este número cuántico. Todas las órbitas con el mismo número cuántico principal forman una capa. Su valor puede ser cualquier número natural mayor que 0 (1, 2, 3...) y dependiendo de su valor, cada capa recibe como designación una letra. Si el número cuántico principal es 1, la capa se denomina K, si 2 L, si 3 M, si 4 N, si 5 P, etc.

http://www.marseille.ort.asso.fr/archives/annee2005/seminaire/presentations/miriam/mir%20software/tabla%20period%20completa/web1.cnice.mecd.es/mem2000/tablap/tabla/images/niveln1.gif




http://www.marseille.ort.asso.fr/archives/annee2005/seminaire/presentations/miriam/mir%20software/tabla%20period%20completa/web1.cnice.mecd.es/mem2000/tablap/tabla/images/numerol.gif

l
El número cuántico azimutal determina la excentricidad de la órbita, cuanto mayor sea, más excéntrica será, es decir, más aplanada será la elipse que recorre el electrón. Su valor depende del número cuántico  principal n, pudiendo variar desde 0 hasta una unidad menos que éste(desde 0 hasta n-1). Así, en la capa K, como n vale 1, l sólo puede tomar el valor 0, correspondiente a una órbita circular. En la capa M, en la que n toma el valor de 3, l tomará los valores de 0, 1 y 2, el primero correspondiente a una órbita circular y los segundos a órbitas cada vez más excéntricas.




m
El número cuántico magnético determina la orientación espacial de las órbitas, de las elipses. Su valor dependerá del número de elipses existente y varía desde -l hasta l, pasando por el valor 0. Así, si el valor de l es 2, las órbitas podrán tener 5 orientaciones en el espacio, con los valores de m -2, -1, 0, 1 y 2. Si el número cuántico azimutal es 1, existen tres orientaciones posible (-1, 0 y 1), mientras que si es 0, sólo hay una posible orientación espacial, correspondiente al valor de m 0.

http://www.marseille.ort.asso.fr/archives/annee2005/seminaire/presentations/miriam/mir%20software/tabla%20period%20completa/web1.cnice.mecd.es/mem2000/tablap/tabla/images/numerom1.gif


n


l

m

orbital

1

0

0

(1,0,0)













2

0

0

(2,0,0)

 

1

-1

(2,1,-1)

 

 

0

(2,1,0)

 

 

1

(2,1,1)













3

0

0

(3,0,0)

 

1

-1

(3,1,-1)

 

 

0

(3,1,0)

 

 

1

(3,1,1)

 

2

-2

(3,2,-2)

 

 

-1

(3,2,-1)

 

 

0

(3,2,0)

 

 

1

(3,2,1)

 

 

2

(3,2,2)


El conjunto de estos tres números cuánticos determinan la forma y orientación de la órbita que describe el electrón y que se denomina orbital. Según el número cuántico azimutal (l), el orbital recibe un nombre distinto. cuando l = 0, se llama orbital s; si vale 1, se denomina orbital p, cuando 2 d, si su valor es 3, se denomina orbital f, si 4 g, y así sucesivamente. Pero no todas las capa tienen el mismo número de orbitales, el número de orbitales depende de la capa y, por tanto, del número cuántico n. Así, en la capa K, como n = 1l sólo puede tomar el valor 0 (desde 0 hasta n-1, que es 0) y mtambién valdrá 0 (su valor varía desde -l hasta l, que en este caso valen ambos 0), así que sólo hay un orbital s, de valores de números cuánticos (1,0,0). En la capa M, en la que n toma el valor 3. El valor de l puede ser 0, 1 y 2. En el primer caso (l = 0), m tomará el valor 0, habrá un orbital s; en el segundo caso (l = 1), m podrá tomar los valores -1, 0 y 1 y existirán 3 orbitales p; en el caso final (l = 2m tomará los valores -2, -1, 0, 1 y 2, por lo que hay 5 orbitales d. En general, habrá en cada capa n2 orbitales, el primero s, 3 serán p, 5 d, 7 f, etc.

s.
Cada electrón, en un orbital, gira sobre si mismo. Este giro puede ser en el mismo sentido que el de su movimiento orbital o en sentido contrario. Este hecho se determina mediante un nuevo número cuántico, el número cuántico se spin s, que puede tomar dos valores, 1/2 y -1/2.

http://www.marseille.ort.asso.fr/archives/annee2005/seminaire/presentations/miriam/mir%20software/tabla%20period%20completa/web1.cnice.mecd.es/mem2000/tablap/tabla/images/spin.gif
  1   2   3

similar:

Durante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los iconDurante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas...

Durante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los iconHoy comienza una nueva manera de ver las cosas

Durante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los iconConfluyentes para la enseñanza de segundas lenguas
«mientras que las ciencias han avanzado por aproximaciones en las que cada nueva etapa es el resultado de una mejora, no un rechazo,...

Durante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los iconEl ingreso de los alumnos a la escuela secundaria plantea una serie...

Durante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los iconSal generalmente se refiere a una sustancia altamente refinada, conocida...

Durante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los iconLas nuevas tecnologías en un curso de matemática universitario y...

Durante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los iconEs la nueva revolución. Un movimiento que triunfa en el mundo encabezado...

Durante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los iconCocina y gastronomía molecular
«revolucionar los alimentos», la cocina molecular nos ha revelado una nueva forma de vincularnos con los alimentos cotidianos: de...

Durante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los iconAnticancer, una nueva forma de vida

Durante los siglos VI a IV antes de Cristo, en las ciudades griegas surgió una nueva mentalidad, una nueva forma de ver el mundo no como algo controlado por los iconDocentes en Youtube: ¿una nueva forma de aprender?


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com