La protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas






descargar 113.41 Kb.
títuloLa protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas
página1/4
fecha de publicación21.08.2016
tamaño113.41 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4
mPropiedad Intelectual: Derecho de autor y patentes
23 de Marzo, 2010
Primeras aproximaciones:
El derecho de autor y los derechos conexos en Chile se relacionan con la propiedad intelectual, mientras que patentes y marcas se asocian directamente con la propiedad industrial.

Las principales fuentes en estas materias son la ley 17.336: de propiedad intelectual (recientemente reformada por la ley 20.435) y la ley 19.039, de propiedad industrial, respectivamente. Otras fuentes son la Constitución, particularmente el art. 19, nº 24 y 25; el Código Civil en el artículo 584 y, por otro lado, están los tratados internacionales. Respecto a esto último, Chile tiene graves deficiencias respecto en la materia.
30 de Marzo, 2010
Propiedad Intelectual:
Cuando hablamos de propiedad intelectual, nos referimos en sentido restringido al derecho de autor y los derechos conexos. La propiedad intelectual se encuentra regulada en la ley 17.336, junto con otros derechos relacionados a ésta.

El derecho de autor puede ser entendido como la protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas. El artículo 1º de la ley define el ámbito de protección del derecho de autor:
Artículo 1, i. I. La presente ley protege los derechos que, por el solo hecho de la creación de la obra, adquieren los autores de obras de la inteligencia en los dominios literarios, artísticos y científicos, cualquiera que sea su forma de expresión, y los derechos conexos que ella determina.
De la definición se desprende algo importantísimo: la protección del derecho de autor se otorga al creador por el solo hecho de crear la obra, NO REQUIRIENDO INSCRIPCIÓN.
Crítica: Sí bien las obras científicas son una creación del intelecto, por lo que podrían incluirse dentro del derecho de autor, son sin embargo reguladas en la ley 19.039, esto es, dentro de la propiedad industrial. El art. 1º incurre así en un error al hablar de dominios científicos en propiedad intelectual.
*Una patente es un derecho exclusivo que una persona tiene respecto de otros para explotar exclusivamente un invento.

*Los derechos conexos son una especie de derecho de autor, como la especial forma de cantar que tiene un cantante.
Recapitulando: el derecho de autor...

  1. protege las creaciones.

  2. la protección nace junto con la obra.

  3. las normas amparan los ámbitos literarios (todo lo que tenga notación, como un cuento, una obra de teatro, pero también la armonía de una canción, cifrable en clave americana o tradicional) y artísticos (todo lo que sea pictórico, tanto pintura como fotografía).

  4. no es lo mismo que derecho conexo, los derechos conexos son una especie de derecho de autor.

  5. el derecho de autor protege obras y no ideas. Ello implica que sólo protege lo exteriorizado, el problema probatorio es otro cuento.




Concepto de creación:

No hay una definición en nuestro ordenamiento del concepto de creación o de la acción de crear, por lo que el tema se hace difícil de asir. Al abordar la materia, salta a la vista que los autores, tanto nacionales como de doctrina comparada, hacen sinónimos el concepto de creación con el de obra, usándolos indistintamente. La obra es el objeto del derecho de autor. Recordemos que, como vimos en clases, para estar protegido por el derecho de autor no basta con la mera concepción ideal de una obra, lo que, en estricto rigor es el verdadero momento de su creación, sino que dicha idea debe ser exteriorizada por alguna forma o método perceptible por los sentidos para que la protección tenga efecto.

Consultada la memoria para optar al grado de licenciado en ciencias jurídicas de la Universidad de Concepción, “Los derechos conexos en la ley 17.336...” de Lorena Oyarce, aparece una buena definición del concepto de obra intelectual dada por el profesor Isidro Satanowsky quien la define como “toda EXPRESIÓN perceptible, original y novedosa de la inteligencia, RESULTADO de la actividad del espíritu, que tenga individualidad, que sea completa, unitaria, que represente y signifique algo, que sea una creación integral”. Del concepto hay que rescatar lo siguiente:

  1. Analoga el concepto de obra con el de creación como se menciona anteriormente. En efecto, cuando de una obra se predica el cumplimiento de ciertos requisitos, podemos decir que es una creación integral.

  2. Define obra como una expresión, esto es, idea materializada con ciertos requisitos.

  3. La obra es el resultado de un proceso, el cual la exterioriza y le atribuye ciertas características (perceptibilidad, originalidad e innovación), dándole el carácter de integral.

A la luz de lo anterior, al analizar el art. 1 de la ley 17.336 encontramos que:

  1. El objeto de la protección es la obra intelectual, en los dominios literarios, artísticos, etc.

  2. La protección nace desde el momento de creación de la obra.

Con el término “creación”, el legislador no alude al momento en que la obra nace realmente, esto es, cuando nace la idea y se concibe la obra en la mente del autor, verdadero momento de la creación. Distinto de ello, creación, para los efectos legales de la protección, es el proceso por el cual la obra nace la vida jurídica, es decir, es creada. Siguiendo el concepto de Satanowsky, donde la obra se presenta como expresión de una idea, entonces “crear” es la acción de expresar en sí misma. Así, podemos definir “crear” como la acción por la cual una idea pasa a ser obra. Finalmente, según el art. 20 del código civil, “Las palabras de la ley se entenderán en su sentido natural y obvio, según el uso general de las mismas palabras; pero cuando el legislador las haya definido expresamente para ciertas materias, se les dará en éstas su significado legal”. Según la RAE, “creación” corresponde a “la acción de hacer algo o alguien lo que antes no era”, lo cual se condice con el concepto recién elaborado, en donde una idea pasa a ser lo que antes no era, una obra.
13 de Abril, 2010
Continuando con los conceptos del derecho de autor, el artículo 2 de la ley 17.336 dice:

Art. 2. La presente ley ampara los derechos de todos los autores, artistas intérpretes o ejecutantes, productores de fonogramas y organismos de radiodifusión chilenos y de los extranjeros domiciliados en Chile. Los derechos de los autores, artistas intérpretes o ejecutantes, productores de fonogramas y organismos de radiodifusión extranjeros no domiciliados en el país gozarán de la protección que les sea reconocida por las convenciones internacionales que Chile suscriba y ratifique.

Para los efectos de esta ley, los autores apátridas o de nacionalidad indeterminada serán considerados como nacionales del país donde tengan establecido su domicilio.
De este artículo se desprende que la ley protege a todo autor, tanto nacional como extranjero, pero es menester, para efectos de la protección aplicable, distinguir a partir de la misma norma entre:

1. Autores nacionales, que se rigen por la ley chilena

2. Extranjeros, que pueden ser:

- domiciliados en Chile, a los que se les aplicará la ley chilena

- no domiciliados en Chile, regidos por los tratados internacionales ratificados por Chile.

- apátridas o de nacionalidad indeterminada, para efectos de la protección, son considerados como nacionales del país donde tengan su domicilio, luego, domiciliados en Chile, se les aplica la ley nacional; no domiciliados en Chile, se les aplican los tratados ratificados por Chile.
Lo anterior no es más que la aplicación del principio de territorialidad del artículo 14 del Código Civil, siéndole aplicable la ley chilena a los chilenos y los extranjeros domiciliados en Chile.
Art. 14 CC. La ley es obligatoria para todos los habitantes de la República, inclusos los extranjeros.
Para los no domiciliados en Chile y los apátridas (no domiciliados en Chile) se aplican las normas internacionales ratificadas por Chile. A raíz de esto podría sostenerse que les es aplicable la legislación chilena si tomamos en cuenta que los tratados internacionales son parte de nuestro ordenamiento jurídico interno cuando pasan por el respectivo procedimiento de aprobación y ratificación.
Objeto Protegido: Los derechos del autor sobre la obra intelectual. Lo anterior, por expresa disposición del artículo 1º de la ley 17.336. En efecto, la obra es el objeto del derecho de autor, protegido por la propiedad industrial.
Art. 3. Quedan especialmente protegidos con arreglo a la presente ley...
El artículo 3º de la ley hace una enumeración, pero no es taxativa pues la expresión “en especial” no es excluyente. Alguno de los objetos comprendidos en este artículo corresponden a libros, discursos, memorias, las obras de arte como pinturas y esculturas, las películas, las obras musicales, con y sin texto, etc.

Hay una discusión respecto a la inclusión de los softwares computacionales, ya que no es claro si corresponden a propiedad intelectual o industrial.
*Droit de Suite: Es una figura legal muy curiosa, pues consiste en el derecho que tiene el autor de una pintura a participar de las ganancias que ésta genere, aun cuando esta haya salido de su patrimonio y se haya transferido su dominio varias veces. Ejemplo: un pintor vende su cuadro a Pedro por $1.000, luego Pedro, siendo dueño del cuadro, lo vende a Juan en $2.000. El pintor, en virtud del droit de suite, tiene derecho a perseguir un porcentaje de la ganancia de la venta que hizo Pedro a Juan por el solo hecho de ser el autor de dicha obra pictórica. El artículo 36 de la ley 17.336 consagra el droit de suite para pinturas, esculturas, dibujos y bocetos.
Art. 36. El autor chileno de una pintura, escultura, dibujo o boceto tendrá, desde la vigencia de esta ley, el derecho inalienable de percibir el 5% del mayor valor real que obtenga el que lo adquirió, al vender la obra en subasta púbica o a través de un comerciante establecido.

El derecho se ejercitará en cada una de las futuras ventas de la obra y corresponderá exclusivamente al autor, y no a sus herederos, legatarios o cesionarios.

Corresponderá al autor la prueba del precio original de la obra o de los pagados en las ventas posteriores de la misma.
Propiedad Intelectual: Derecho Moral y Patrimonial
En materia de derechos de autor existen los llamados derechos morales, característicos de la propiedad intelectual, y los derechos patrimoniales, propios del dominio como facultad de uso, goce y disposición de una cosa. Los primeros están tratados en el capítulo IV (arts. 14 al 16) de la ley 17.336, mientras que los segundos se encuentran en el capítulo V, del artículo 17 al 23 de la misma ley.
Derecho Moral:
No está definido en la norma, pero a partir de las facultades descritas en el artículo 14, puede formularse una definición o, al menos, delimitarlo. Dichos elementos son:

  1. Reivindicar la paternidad de una obra, asociándola con el nombre o seudónimo conocido del autor.

  2. Oponerse a toda deformación, mutilación u otra modificación hecha sin su expreso y previo consentimiento. La excepción son los trabajos de restauración, reconstrucción o remodelación para conservar el valor artístico de la obra.

  3. Mantener la obra inédita. (Esto mientras la obra no pertenezca al patrimonio cultural común).

  4. Autorizar a terceros a terminar la obra.


Cabe destacar que estas facultades son vitalicias (art 14, primera parte) e inalienable, siendo nulo cualquier pacto en contrario (art. 16). No obstante es un derecho transmisible por causa de muerte (art. 15).

Dadas estas características, podemos advertir de inmediato que se trata de facultades muy propias del derecho de autor, no habiendo en muchos aspectos comparación con las facultades propias del derecho de dominio, que es una especie de propiedad.
20 de Abril, 2010
Derecho Patrimonial:
El artículo 17 confiere al titular del derecho de autor:

  1. Facultad de utilizar directa y personalmente la obra

  2. Transferir total o parcialmente sus derechos. Puede también transmitir. La transferencia debe hacerse por escrito y debe inscribirse en el registro de propiedad intelectual dentro de los 60 días contados desde celebrado el acto. El registro es llevado por la dirección de bibliotecas, archivos y museos (Dibam), organismo a cargo del ministerio de educación. Siguiendo la teoría general de los actos jurídicos, la sanción por la no inscripción, al ser una medida de publicidad, consistiría en la inoponibilidad respecto de terceros.

  3. Autorizar su utilización por terceros. En la autorización no hay transferencia de la titularidad del derecho de autor, no así en la cesión. Dicha autorización se realiza mediante cualquier forma contractual (art. 20), siempre y cuando se especifique:

    1. derechos conferidos a la persona autorizada

    2. plazo de vigencia de la autorización

    3. la remuneración y su forma de pago (en especies, dinero, etc.)

    4. el mínimo y máximo de ejemplares autorizados

    5. el territorio de aplicación

    6. todas las demás cláusulas limitativas que las partes acuerden


Dato: es fundamental aprenderse el artículo 18 de la ley de propiedad intelectual y saber redactar una autorización.
Autor y titular del derecho de autor
El derecho moral permite al autor crear la obra, hacerla respetar y defender su integridad de forma y fondo. Autor es quien crea la obra, el que la realiza intelectualmente, no obstante, éste no siempre se identifica con el titular del derecho de autor, pudiendo ser este último una persona natural o jurídica (recordemos que las personas jurídicas NUNCA pueden ser autoras de alguna obra). Así, un autor puede ceder su derecho de autor, pero sólo en su carácter patrimonial, puesto que el derecho moral tiene el carácter de PERSONALÍSIMO, aunque hasta hace poco había matices con la sucesión por causa de muerte y en materia de fundaciones.
27 de Abril, 2010
Excepciones al Derecho de Autor y sus derivaciones:
Tiempo de duración de la protección:

El derecho de autor tiene limitaciones, entre ellas, el tiempo, el cual consiste en la vida del autor y 70 años más después de su fallecimiento. La gran mayoría de los ordenamientos jurídicos a nivel internacional contemplan el mismo plazo. Cuando se trata de persona jurídicas también son 70 años, pero estos se cuentan desde la publicación de la obra (artículo 10).
Art. 10. La protección otorgada por esta ley dura por toda la vida del autor y se extiende hasta por 70 años más, contados desde la fecha de su fallecimiento.

En el caso previsto en el inciso segundo del artículo 8° y siendo el empleador una persona jurídica, la protección será de 70 años a contar desde la primera publicación.”
En el citado artículo aparecían normas sobre los parientes sobrevivientes del autor, no obstante con la ley 20.435, promulgada el 23 de Abril de 2010, se elimina toda referencia a éstos.
A propósito de la reciente modificación, se han discutido mucho las hipótesis donde la protección que ofrece el derecho de autor queda “en suspenso”. Situación controvertida por las implicancias que puede tener respecto los derechos morales y/o patrimoniales del autor o el titular del derecho de autor. Lo que se busca con las excepciones en general es evitar que quien se valga de éstas deba remunerar y/o pedir autorización del autor, aspectos esenciales del derecho de autor, especialmente en el ámbito patrimonial.
  1   2   3   4

similar:

La protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas iconOrdenamiento jurídico español la Directiva 76/768/cee del Consejo,...

La protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas iconLa constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre...

La protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas iconLa constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre...

La protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas iconReligión católica ganó nuevos e importantes territorios, cambió el...

La protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas iconSinopse de obras literárias II o garatuja: crônica dos tempos coloniais

La protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas iconTabla de las preferencias arancelarias porcentuales que otorga la...

La protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas iconLiderazgo y administración: las dos creaciones 61

La protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas iconLiderazgo y administración: las dos creaciones 6

La protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas iconLa Ley 22/1973, de 21 de julio, de Minas, tiene por objeto establecer...
«Depósitos de lodos en procesos de tratamiento de industrias extractivas». Estas dos normas están también claramente vinculadas con...

La protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las creaciones del intelecto, abarcando las obras literarias y artísticas iconInforme sobre la situación de la industria y comercio del libro con...


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com