Preambulo






descargar 0.68 Mb.
títuloPreambulo
página9/29
fecha de publicación27.03.2017
tamaño0.68 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Ley > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   29

CAPÍTULO VI. DE LOS RECURSOS GANADEROS.


Artículo 67. Objetivos sectoriales.

1.- Compatibilizar el aprovechamiento de los recursos ganaderos con el mantenimiento de los recursos naturales.

2.- Asegurar el aprovechamiento sostenido de los recursos naturales mediante la correcta asignación de las cargas.

3.- Fomentar las razas autóctonas.

Sección 1ª. Normas.


Artículo 68.

1.- El aprovechamiento ganadero sólo podrá autorizarse en aquellas superficies donde la regeneración de la cubierta vegetal esté asegurada.

2.- No se autorizará el aprovechamiento ganadero en zonas repobladas o restauradas, hasta que el porte de las masas repobladas asegure su supervivencia y la densidad de la cubierta vegetal asegure el control de la erosión. Tan sólo, excepcionalmente, se autorizará en este caso, el aprovechamiento ganadero en el sector oeste del Parque Natural.

Artículo 69.

La Consejería de Medio Ambiente, en terrenos públicos, podrá limitar o prohibir la actividad ganadera en determinadas áreas o para determinadas especies, cuando las condiciones biológicas, sanitarias y medioambientales así lo aconsejen.

Artículo 70.

Ante la aparición de indicios de enfermedad o epizootía de declaración obligatoria, se comunicará a los Servicios Oficiales Veterinarios dependientes de la Consejería de Agricultura y Pesca, quienes evaluarán y establecerán las medidas necesarias tendentes al control de la misma, dando comunicación a la Consejería de Medio Ambiente, tanto de la existencia de la enfermedad, como de las medidas que habrán de tomarse al efecto.

Sección 2ª. Directrices.


Artículo 71.

Con carácter general, tendrán la consideración de directrices sobre el recurso ganadero, las establecidas en el Plan Forestal Andaluz37 para el manejo de la ganadería.

Artículo 72.

1.- Para que la actividad ganadera no origine un menoscabo de los recursos naturales del Parque Natural, se adoptarán las siguientes medidas:

a) Determinar el tipo de manejo que se va a hacer del ganado, así como el nivel de autosuficiencia de la finca para la explotación ganadera.

b) Señalar las actuaciones sobre el medio físico: labores mecánicas a realizar, manejo del agua y otras.

c) Evaluar las repercusiones sobre la vegetación de las actividades propuestas.

2.- El aprovechamiento de la superficie dedicada al pastoreo, tendrá en cuenta las siguientes premisas:

a) La clase de ganado elegido no debe suponer un peligro para la persistencia y normal desarrollo de la vegetación propia de la zona.

b) El número de cabezas de ganado debe ser tal que puedan alimentarse durante el tiempo de permanencia, y éste no debe prolongarse más allá de lo necesario para que el ganado consuma la producción estacional de pastos.

c) Al calcular la carga ganadera, se tendrá en cuenta la presencia de especies silvestres cinegéticas y no cinegéticas, así como la presencia de especies de flora catalogadas en el Catálogo de Flora Protegida de Andalucía.

3.- La carga ganadera pastante atenderá, como factor primordial limitante, a la conservación y mantenimiento de los suelos frente al erosión, así como al equilibrio con la fauna salvaje y con el medio vegetal.

Artículo 73.

En la concesión de autorización para la implantación de instalaciones ganaderas la Consejería de Medio Ambiente tendrá en cuenta el impacto de las mismas y de sus vertidos sobre los recursos hidrológicos, edáficos y paisajísticos del Parque Natural, a efectos de su minimización.

CAPÍTULO VII. DE LOS RECURSOS AGRICOLAS.


Artículo 74. Objetivos sectoriales.

1.- Compatibilizar el aprovechamiento de los recursos agrícolas con el mantenimiento de los recursos naturales.

2.- Propiciar la adecuada asignación de usos del suelo y el aprovechamiento sostenido de los recursos, conservando la cubierta vegetal, el suelo, la fauna y los recursos hídricos.

3.- Evitar la pérdida o degradación por erosión del suelo cultivable.

4.- Evitar las propagación de plagas y enfermedades.

5.- Regular el uso de plaguicidas y pesticidas.

Sección 1ª. Normas.


Artículo 75.

1.- Cualquier tipo de transformación agrícola, así como la roturación de nuevas áreas y la transformación de tierras de secano en regadío, precisarán de la autorización de la Consejería de Medio Ambiente.

2.- En cualquier caso, no se autorizarán las transformaciones de terrenos de marisma en tierra de cultivo, tanto de secano como de regadío. Unicamente se permitirá su cultivo con fines ganaderos y mediante el sistema de barbecho rotativo.

Art. 76. Sobre los subsectores del Plan Almonte-Marismas incluidos en el Parque Natural.

1.- Los subsectores no transformados en la actualidad del Plan Almonte-Marismas incluidos en el ámbito del Parque Natural se declaran no transformables para el uso agrícola, debiendo orientarse hacia el uso forestal mediante la repoblación con pino piñonero o especies autóctonas del área.

2.- Los pozos y sondeos situados en los subsectores citados quedarán a disposición de la Administración competente que podrán emplearlos con las cautelas necesarias para actividades, entre otras, de conservación y control de niveles del acuífero.

Artículo 77.

1.- La utilización de productos fitosanitarios se autorizará con carácter general por la Consejería de Agricultura y Pesca y se ajustará a la normativa establecida a tal efecto.

2.- Se desaconseja la utilización de productos de amplio espectro y alta persistencia, así como los que presenten toxicidad manifiesta hacia la fauna del parque natural.

3.- En los tratamientos aéreos se cuidará que no perjudiquen a la vegetación de las áreas circundantes.

Sección 2ª. Directrices.


Artículo 78.

Se tendrán en cuenta las directrices derivadas de la reforma de la Política Agraria Común para toda actividad agrícola a desarrollar en el Parque Natural.

Artículo 79. Sobre extracciones, volumen de extracción del acuífero y legalidad de las explotaciones.

1.- Se instará al organismo competente para que clarifique las condiciones de legalidad de los pozos en explotación, debiéndose proceder al cierre de las captaciones cuando se pruebe su condición de ilegalidad.

2.- Se instará a establecer los mecanismos necesarios para efectuar el control riguroso del volumen de extracciones para usos agrícolas, y su impacto en los niveles del acuífero.

Artículo 80. Sobre tratamientos fitosanitarios.

1.- Se recomienda incluir en la Zona de Influencia del Parque Nacional de Doñana, establecida en la Orden de 30 de junio de 1987 y, posteriormente, en la de 18 de mayo de 1988, de la Consejería de Agricultura y Pesca, para la regulación de productos fitosanitarios en el cultivo del arroz, los arrozales situados en el ámbito del Parque Natural, de Hato Blanco y de Entremuros.

2.- Se procurará la aplicación de productos fitosanitarios por medios distintos de los aéreos, así como a emplear herbicidas destinados a márgenes y canales tanto en las tablas de arroz de entremuros como en las colindantes con el Brazo de la Torre.

Artículo 81. Sobre el Plan Almonte-Marismas.

1.- Se recomienda la no ampliación o desarrollo de nuevos regadíos del Plan Almonte-Marismas, en tanto no se efectúe un balance detallado, por parte de los diversos organismos con competencias en la explotación de los recursos y el medio ambiente, sobre la incidencia en el acuífero, que permita adoptar las medidas oportunas.

2.- Se recomienda proceder a la paralización de las adjudicaciones de parcelas actualmente pendientes de resolución, ya sea en el Sector II o en el I del Plan Almonte-Marismas.

3.- La Administración considerará la reserva del derecho de tanteo de aquellas tierras que pudiesen ser puestas en venta por los adjudicatarios que han firmado los planes de viabilidad, una vez convertidos en propietarios.

4.- Se recomienda que las tierras que reviertan al I.A.R.A. no sean distribuidas como tierras de cultivo, destinándose a usos más extensivos, o a la cría de especies en vivo con fines cinegéticos, en régimen de arrendamiento.

5.- Asímismo se recomienda que las actuaciones que se desarrollen con relación al sector II, tenderán a evitar el contacto directo con el borde del Parque Nacional, y quedarán alejadas del arroyo de La Rocina.

Artículo 82. Sobre la zona regable en las marismas de Sanlúcar de Barrameda.

No se deberán promover las ampliaciones de cultivos sobre las marismas desecadas de Sanlúcar. En cualquier caso, debe dejarse libre de transformación al menos una franja de 75 m. lindante con el Pinar de la Algaida, correspondiente a la anchura legal de la cañada real de Monte Algaida, para que sirva de banda de protección de impactos y de cortafuegos.

Artículo 83. Sobre las transformaciones agrarias de particulares.

1.- Regadíos de particulares del entorno inmediato al Plan Almonte-Marismas, al norte del Caño Guadiamar:

Para las extracciones que han proliferado al margen de las programaciones oficiales, pese a las recomendaciones de explotación controlada, se instará al Organismo de cuenca, a abordar una revisión y control de las mismas en los siguientes términos:

a) Regularizar la situación de las captaciones ajustándolas a las condiciones recomendables y a las posibilidades de este sector del acuífero, mediante el establecimiento de normas de explotación específicas.

b) Analizar la situación de la interfase agua dulce-agua salada y seguimiento de los niveles de salinidad de los pozos.

c) Acentuar la vigilancia y prevenir medidas de protección ante la posibilidad de situaciones de riesgo.

2.- Transformaciones agrícolas espontáneas en la zona occidental del acuífero Almonte-Marismas.

a) El carácter incontrolado de muchas de las captaciones y las notables concentraciones que han alcanzado en los últimos años, requiere una revisión urgente, por parte del Organismo de cuenca, de la situación que atraviesan los recursos subterráneos de este sector, en el que se debería evaluar específicamente los problemas de sobreexplotaciones puntuales, avance de la intrusión salina, contaminación agroquímica del acuífero, entre otras, y debiéndose adoptar, en función de los resultados, las medidas de protección que resulten necesarias tales como la redistribución de extracciones en las áreas conflictivas, determinación de perímetros de limitación de captaciones, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 54.2 de la Ley de Aguas, de 2 de agosto de 198538 o, en su caso, la declaración como acuífero en riesgo de sobreexplotación.

b) Complementariamente, deberá propiciarse la ordenación de las explotaciones, que tendrá por ámbito el sector occidental del acuífero Almonte-Marismas, así como la zona situada al sur de la carretera Moguer-Lucena-Bonares-Rociana-Almonte, entre ésta y el límite de los montes públicos La Matilla, Bodegones, Cabezudos y propios de Almonte.

c) Se recomienda que esta ordenación atienda a los siguientes objetivos y contenidos:

i) Cuantificar los recursos disponibles y susceptibles de explotación, incluyendo las posibilidades de derivación de recursos hídricos complementarios procedentes de otras cuencas.

ii) Identificar una zonificación general en la que se delimiten las áreas de mayor aptitud para la transformación, las de limitaciones específicas y las de protección o no transformables por razones de interés ecológico o de riesgos naturales, entre otras las zonas de pendiente, protección de cauces o alimentación de cuencas.

iii) Analizar, en base a dicha zonificación, la redistribución espacial de las captaciones así como las posibles ampliaciones futuras. Cuando se plantee la posibilidad de sustituir zonas de eucaliptales por explotaciones de alto rendimiento y bajo consumo de agua, ésta se analizará y programará con las reservas especiales y necesarias que garanticen la ausencia de impactos sobre el régimen de alimentación de la cuenca de La Rocina en términos tanto cuantitativos como de calidad del agua.

iv) Dictar normas técnicas de utilización específicas para cada zona en cuanto a condiciones de captación y empleo del agua: caudales máximos, separación de captaciones, técnicas de riego más apropiadas, entre otras.

v) Programar actuaciones de corrección de impactos causados por las transformaciones actuales tanto sobre el acuífero como sobre espacios de interés ecológico.

e) Se fomentará especialmente, por parte de los organismos competentes el cultivo ecológico de fresas y de otras producciones hortofructícolas, así como los métodos de producción con menor utilización de insumos químicos.

Artículo 84.

Las Administraciones con competencia en la ordenación de la actividad agrícola fomentarán la introducción de prácticas de agricultura biológica y ecológica en los espacios cultivados del Parque Natural.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   29

similar:

Preambulo iconPreámbulo

Preambulo iconPreámbulo

Preambulo iconPreâmbulo

Preambulo iconPreambulo

Preambulo iconI. el proyecto educativo de edebé Preámbulo – Presentación

Preambulo iconI. el proyecto educativo de edebé Preámbulo – Presentación

Preambulo iconI. el proyecto educativo de edebé Preámbulo – Presentación

Preambulo iconI. el proyecto educativo de guadiel preámbulo – Presentación

Preambulo iconI. el proyecto educativo de guadiel-grupo edebé Preámbulo-Presentación

Preambulo iconFigura tomada de la campaña publicitaria de la oit “Eliminando el...
«prólogos e introducciones; notas de editor, de la editorial, del traductor, antólogo, compilador, seleccionador; prefacio, preámbulo,...


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com