La constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre las que debe girar la acción de las Administraciones Públicas en materia de protección del






descargar 350.5 Kb.
títuloLa constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre las que debe girar la acción de las Administraciones Públicas en materia de protección del
página3/5
fecha de publicación02.12.2017
tamaño350.5 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5

a) Se trate de actividades pertenecientes al grupo A del Catálogo del Anexo I.

b) Las actividades, ya sean del grupo A, B ó C, que se proyecte instalar en zona declarada de atmósfera contaminada o en la que se hubiesen producido o puedan producirse situaciones de emergencia.

c) Los contaminantes emitidos sean de naturaleza altamente tóxica.

d) Se prevea instalar la actividad en un espacio natural protegido o zona de influencia.

Los datos de emisión suministrados comprenderán aquellos necesarios para determinar la carga contaminante y el nivel de dilución.

2. Cuando sea técnicamente viable, estos instrumentos o monitores de medida de las emisiones deberán ser automáticos, con registro continuo incorporado, a ser posible en soporte informático que permita su incorporación a los controles técnicos radicados en la Agencia de Medio Ambiente. Igualmente, deberán permitir la instalación de un equipo de adquisición y transmisión, de datos de forma inmediata a su medición, para el posterior tratamiento de los mismos. El período entre la medición del dato y su transmisión podrá no ser inmediato si las condiciones técnicas de los equipos de transmisión así lo aconsejasen, en cuyo caso será necesaria la aprobación previa de la Agencia de Medio Ambiente que establecerá el protocolo de aplicación. El órgano ambiental competente podrá exigir que la información obtenida de las estaciones emisoras sea transmitida a un cuadro de control central ubicado en las instalaciones de la planta industrial a los efectos de su transmisión a la Agencia de Medio Ambiente, en lugar de su transmisión directa desde las estaciones. Para ambos casos la Agencia de medio Ambiente deberá normalizar los sistemas de tratamiento y su transmisión a los centros de control potenciales, proponiendo a las empresas las vías de transmisión más adecuadas.

3. Las empresas que conecten su cuadro de control central con los centros de control provinciales de la red deberán transmitir los datos de medición de emisiones e inmisiones, mientras esté en funcionamiento la planta. En caso de parada se comunicarán los motivos de la misma y su duración.

4. Independientemente de lo previsto en los puntos 1 y 2 de este artículo, las empresas potencialmente contaminadoras de la atmósfera ejercerán un autocontrol para los focos no monitorizados de sus emisiones de contaminantes con arreglo a la normativa vigente.

Artículo 15. Homologación y Calibración.

1. Los instrumentos de medida a que se refiere el artículo anterior, deberán estar regulados y homologados por el Organismo competente, así como debidamente contrastados y calibrados por entidades autorizadas por el mismo. En cualquier caso, a falta de homologación, los métodos y aparatos deberán corresponder a la mejor tecnología industrial de medición y facilitar resultados reproducibles y comparables.

2. Anualmente se remitirá a la Agencia de Medio Ambiente para su aprobación, un plan de mantenimiento y calibración de los equipos a que se refiere el artículo anterior, cuyo contenido, alcance y efectos, serán objeto de la correspondiente regulación normativa.

Artículo 16. Estaciones de medida de inmisiones.

1. Las actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera que a juicio del órgano ambiental competente constituyan grandes focos de contaminación atmosférica por el volumen de emisiones o la toxicidad de los contaminantes, tales como las centrales térmicas, las fábricas de cemento, refinerías de petróleo, o cualquier otra de las señaladas en el artículo 14.1, que se encuentren en funcionamiento y vayan a instalarse, deberán disponer de estaciones de medida de inmisiones de aquellos contaminantes específicamente señalados para cada actividad por la Agencia de Medio Ambiente y el órgano que en cada momento resulte competente.

2. A tal fin, este órgano, de acuerdo con el proyecto de la actividad y condicionamientos geográficos y meteorológicos de la zona, señalará el número de estaciones y los lugares donde deberán ubicarse alrededor de la actividad potencialmente contaminadora.

3. No se autorizará la puesta en marcha de las instalaciones si no llevan incorporadas las estaciones de medida de inmisiones.

4. Podrá exceptuar de lo dispuesto en los números anteriores si a juicio de la Agencia de Medio Ambiente o el órgano que en cada momento resulte competente la actividad utilizara tecnología manifiestamente limpia.

Artículo 17. Vigilancia del funcionamiento de las actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera. Entidades Colaboradoras.

1. En el ejercicio de las funciones de inspección y control de la calidad del aire, la Agencia de Medio Ambiente podrá contar con la asistencia de aquellas entidades que obtengan la calificación de Entidades Colaboradoras de la Administración otorgada por la Consejería de Medio Ambiente.

2. Independientemente de la monitorización del foco, las empresas potencialmente contaminadoras de la atmósfera presentarán un informe de inspección realizado por Entidad Colaboradora, con la siguiente periodicidad:

- Focos del Grupo A: cada dos años.

- Focos del Grupo B: cada tres años.

- Focos del Grupo C: cada cinco años.

3. Los autocontroles de los focos de los grupos A y B se realizarán por la propia empresa, que podrá contar para ello con el auxilio de una Entidad Colaboradora. En el primer caso, los medios disponibles por la empresa serán los adecuados y con el mismo nivel exigido a una Entidad Colaboradora. La periodicidad de estos autocontroles será la establecida en la normativa estatal vigente, excepto si el foco se encuentra monitoriazado, en cuyo caso no será necesaria.

4. En todos los casos contemplados en los apartados 2 y 3 del presente artículo, el titular de la instalación deberá informar los gastos correspondientes a la actuación de la Entidad Colaboradora.

5. Periódicamente se revisará y actualizará el Inventario de focos contaminadores de la atmósfera, para lo cual, la Agencia de Medio Ambiente remitirá un cuestionario a aquellas actividades de las que la información disponible no sea completa, estando obligados los titulares de las mismas a su remisión, una vez cumplimentados en los plazos que se fijen.

CAPÍTULO III. RED DE VIGILANCIA Y CONTROL DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA.

Artículo 18. Red de Vigilancia y Control de la Contaminación Atmosférica de Andalucía. Adscripción.

1. La vigilancia y control de la calidad del aire en la Comunidad Autónoma de Andalucía se efectúa mediante una red de estaciones, fijas o móviles, que administrativa estén adscritas a la Agencia de Medio Ambiente.

2. Esta red, que se denomina Red de Vigilancia y Control de la Contaminación Atmosférica de Andalucía, establecerá cauces de coordinación a efectos funcionales con la Red Nacional de Vigilancia y Prevención de la Contaminación Atmosférica.

Artículo 19. Integración en la Red.

1. Podrán formar parte de la Red, a efectos funcionales, todas las estaciones sensoras, tanto sean de titularidad pública o privada, siempre que cumplan con los requisitos técnicos y de mantenimiento que la Agencia de Medio Ambiente establezca, de forma que dichas estaciones midan con una calidad equiparable a las de las estaciones que integran la Red dependiente de la Agencia de Medio Ambiente.

2. La Red estará configurada básicamente por los controles técnicos de los Servicios Centrales de la Agencia de Medio Ambiente y por los Centros de Control Provinciales. No obstante lo anterior, y en función de las peculiares características de algunas zonas de la Comunidad, se establecerán aquellos Centros de control que se consideren necesarios.

3. Los titulares de centros de análisis de la contaminación atmosférica podrán ser incluidos en la Red, mediante los necesarios instrumentos de cooperación, siempre que sus instalaciones se adecuen a las mismas condiciones técnicas que las oficiales.

Artículo 20. Coordinación y funciones de los Centros de Control Provinciales y Centros de Análisis.

1. A los Servicios Centrales de la Agencia de Medio Ambiente le corresponden las siguientes atribuciones:

a) Supervisar los Centros de Control Provinciales.

b) Vigilar el cumplimiento de los criterios y normas técnicas de funcionamiento de la Red de Vigilancia, y realizar propuestas en relación con tales normas.

c) Controlar la situación real de la calidad del aire de Andalucía. Cuando se sobrepasen los niveles de emisión de una zona determinada, se informará a la Presidencia de la Agencia de Medio Ambiente y a las Consejerías de Gobernación y de Salud, advirtiendo de la posibilidad de formación de situación de emergencia según las circunstancias.

d) Elaboración de bases de datos obtenidos en el ejercicio de sus funciones.

e) Realizar estudios evolutivos de la contaminación, sistematizando la información que reciba, de manera que se facilite la interpretación posterior de la misma.

2. A los Centros de Control Provinciales les corresponde coordinar, supervisar e inspeccionar los Centros de Análisis, así como informar a los Servicios Centrales de la Agencia de Medio Ambiente.

Los Centros de Control Provinciales facilitarán a las respectivas Delegaciones de Gobernación, información sobre la detección y seguimiento de situaciones en que como consecuencia de sobrepasar los límites de inmisión, se puedan generar situaciones de emergencia.

3. Corresponde a los Centros de Análisis la vigilancia y el control de los aparatos captadores que tengan adscritos, tanto en lo que se refiere a la recogida de muestras como a la analítica. Los Centros de Análisis informan al Centro Provincial y éste a los Ayuntamientos afectados. Los Centros de Análisis estarán constituidos por estaciones sensoras fijas y/o móviles y laboratorios de análisis y les corresponderá:

a) Realizar el seguimiento de la evolución de la contaminación atmosférica.

b) Suministrar con la periodicidad que el Centro de control determine en cada caso, los datos obtenidos.

c) Informar al Centro de Control Provincial de los datos correspondientes y la situación de contaminación del aire de forma que pueda conocerse inmediatamente aquellos supuestos en los que se sobrepase los niveles admitidos o cuando estos vayan a ser superados en breve de persistir las condiciones meteorológicas adversas.

Artículo 21. Condiciones técnicas para la admisión de los datos.

1. Sólo podrán aceptarse por la Red de Vigilancia los datos obtenidos mediante sensores homologados y con la utilización de técnicas patrón o métodos de referencia ajustados a la normativa vigente o en su caso a las condiciones establecidas en el artículo 15 de éste reglamento.

TÍTULO III. DE LOS RUIDOS.12

.

ANEXO I
Catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera

GRUPO A

1.1 Energía
GENERADORES.
1.1.1 Centrales térmicas convencionales de potencia superior o igual a 50 Mw.

1.1.2 Centrales térmicas nucleares.
GAS
1.1.3 Fábricas de gas manufacturado.

1.1.4 Destilación en seco de carbones y madera.
PETRÓLEO
1.1.5 Refinerías de petróleo.
1.2 Minería.

1.2.1 Tostación, calcinación, aglomeración y sintetización de minerales.
1.3 Siderurgia y fundición.

1.3.1 Siderurgia integral

1.3.2 Aglomeración de minerales.

1.3.3 Parque de minerales.

1.3.4 Producción de arrabio e hornos altos.

1.3.5 Baterías de coque en las plantas siderúrgicas y fundiciones.

1.3.6 Acerías de oxígeno, incluidos los pro cesos LD, LDAC, KALDO y similares.

1.3.7 Fabricación y afinado de acero en convertidor con inyección de aire, con o sin oxígeno, incluidos los convertidores Bessemer.

1.3.8 Acerías Martín.

1.3.9 Fabricación de acero en hornos de acero eléctrico de capacidad total de la planta superior a 10 Tm.

1.3.10 Fabricación de ferroaleaciones en horno eléctrico cuando la potencia de¡ horno sobrepasa los 100 Kw.
1.4 Metalurgia no férrea.

1.4.1 Producción aluminio.

1.4.2 Producción plomo en horno de cuba.

1.4.3 Refino de plomo,

1.4.4 Producción de plomo de segunda fusión (recuperación de la chatarra de plomo).

1.4.5 Producción de cinc por reducción de minerales y por destilación,

1.4.6 Producción de cobre bruto o negro en horno de cuba, horno de reverbero y horno rotativo.

1.4.7 Producción de cobre en el convertidor.

1.4.8 Refino de cobre en hornos de ánodos,

1.4.9 Producción de antimonio, cadmio, cromo, manganeso, estaño y mercurio.

1.4.10 Producción de metales y aleaciones por electrólisis ígnea, cuando la potencia de los hornos es mayor de 25 Kw.
1.5 Transformados metálicos.

Ninguna.
1.6 Industrias químicas y conexas.

1.6.1 Producción de fertilizantes orgánicos e inorgánicos, excepto lo potásicos.
INDUSTRIA INORGÁNICA DE BASE E INTERMEDIA.
1.6.2 Fabricación de gases para síntesis química que emitan contaminantes incluidos en el Anexo 11 del Decreto 833/75.

1.6.3 Producción de halógenos y sus hidrácidos y procesos en que se emitan sistemáticamente.

1.6.4 Producción y utilización de fluoruros.

1.6.5 Producción de cloruros, oxicloruros y sulfuros de carbono, azufre y fósforo.

1.6.6 Producción de azufre y sus ácidos y tratamientos de sulfuros minerales.

1.6.7 Producción de ácidos nítrico y fosfórico.

1.6.8 Producción de fósforo.

1.6.9 Producción de arsénico y sus componentes y procesos que los desprenden.

1.6.10 Producción y utilización de ácido cianhídrico, sus sales y derivados.

1.6.11 Producción de carburos metálicos.
INDUSTRIA ORGÁNICA DE BASE E INTERMEDIA.

1.6.12 Producción de hidrocarburos alifáticos.

1.6.13 Producción de hidrocarburos aromáticos.

1.6.14 Producción de derivados orgánicos de azufre, cloro, plomo y mercurio.

1.6.15 Producción de acrilonitrilo.

1.6.16 Producción de coque de petróleo.

1.6.17 Producción de betún, brea y asfalto de petróleo.

1.6.18 Fabricación de grafito artificial para electrodos.
PIGMENTOS.
1.6.19 Producción de negros de humo.

1.6.20 Producción de bióxido de titanio.

1.6.21 Producción de óxido de cinc.
PASTAS DE PAPEL Y PAPEL.
1.6.22 Fabricación de celulosa y pastas de papel.
1.7 Industria textil.

Ninguna.
1.8 Industria alimentaría.

1.8.1 Cervecerías y malterías.

1.8.2 Azucareras, incluido el depósito de pulpas húmedas de remolacha.

1.8.3 Fabricación de harina de huesos y gluten de pieles.

1.8.4 Producción de harina de pescado y extracción y tratamiento de aceite de pescado.
1.9 Industria de la madera, corcho y muebles.

Ninguna.
1.10 Industria de materiales para la construcción.

1.10.1 Fabricación de clinker y de cemento.

1.10.2 Fabricación de cal y yeso con capacidad de producción superior a 5.000 Tm/año.
1   2   3   4   5

similar:

La constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre las que debe girar la acción de las Administraciones Públicas en materia de protección del iconLa constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre...

La constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre las que debe girar la acción de las Administraciones Públicas en materia de protección del iconResumen: Se examina la regulación de las drogas en el Código Penal...

La constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre las que debe girar la acción de las Administraciones Públicas en materia de protección del iconPrograma de Acción Nacional (pan) para la Protección del Medio Marino...

La constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre las que debe girar la acción de las Administraciones Públicas en materia de protección del iconDebe tener una elevada retención de agua y disponibilidad de la misma...

La constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre las que debe girar la acción de las Administraciones Públicas en materia de protección del iconResumen realizado por los asistentes a las conferencias dadas por...
«Apéndice sobre las bases fisiológicas del psiquismo» se agregó a fines del mismo año

La constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre las que debe girar la acción de las Administraciones Públicas en materia de protección del iconLa protección que otorga el ordenamiento jurídico respecto de las...

La constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre las que debe girar la acción de las Administraciones Públicas en materia de protección del iconResumen La extraordinaria dinámica de cambio en los usos del suelo...

La constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre las que debe girar la acción de las Administraciones Públicas en materia de protección del iconEl intemperismo químico puede definirse como las reacciones químicas...

La constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre las que debe girar la acción de las Administraciones Públicas en materia de protección del iconInforme sobre las perspectivas de futuro en el abordaje de las actuales...

La constante degradación del aire es una de las preocupaciones sobre las que debe girar la acción de las Administraciones Públicas en materia de protección del iconDel griego klima, clima y therapeia, tratamiento. Aplicación, a la...


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com