Acuerdo de 27 de marzo de 2001, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan para la Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía




descargar 0.93 Mb.
títuloAcuerdo de 27 de marzo de 2001, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan para la Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía
página8/20
fecha de publicación09.02.2018
tamaño0.93 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Ley > Documentos
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   20

C.I.4.- SELECCION POR EL VALOR POTENCIAL

C.I.4.1.- Uso ganadero

C.I.4.1.1.- Procedimiento de valoración

La valoración del potencial para uso ganadero de las vías pecuarias en una comarca, ya sea éste trashumante, trasterminante o itinerante, se ha fundamentado en dos datos básicos: la existencia de ganado perteneciente a alguna de estas tipologías en la comarca y la facilidad al tránsito que ofrezcan las vías pecuarias, contemplando tanto aspectos de paso como de apoyo, alimentación, agua, superficies de descanso, etc.

De este modo, se ha seleccionado una red de comunicación entre poblaciones, similar a una red de carreteras pero para utilización del ganado, basándonos en los criterios señalados en el párrafo anterior. Se supone, también siguiendo premisas habituales en el dimensionamiento y diseño de redes de vías de comunicación, que la recuperación y mejora de estas rutas para el ganado incrementará su uso para este fin, precisamente por dicha mejora, aunque dichas rutas no fueran las habitualmente más utilizadas.

En la generación de esta red se han establecido dos restricciones, una referida a la longitud máxima de recorrido diario que puede efectuar un rebaño a fin de cubrir la necesidad de alojamiento en el interior de las poblaciones, estimando en 50 Km. la longitud máxima de recorrido en una jornada larga, y otra a la exclusión de los tramos de vía pecuaria que discurren a través de grandes poblaciones, considerando éstas a partir de 50.000 habitantes, por la imposibilidad real tanto de recuperación como de tránsito en estas áreas.

Como inconveniente, este procedimiento no recoge los casos de trashumancia o trasterminancia muy marcados entre áreas de invernada y agostada poco variables de un año a otro, existiendo rutas fijas de difícil sustitución que sólo pueden determinarse por referencias bibliográficas o por prospección directa en campo, según lo comentado en el punto referido al uso actual de las vías. Es por ello, que, de forma complementaria, se han delimitado las principales zonas de agostada e invernada de ganado dentro de las comarcas de interés ganadero, incluyéndolas como zonas a enlazar, al margen de la presencia o no de poblaciones en las mismas.

En el proceso automático de selección se establecen las diferentes posibilidades de conexión de cada población incluida en el análisis con las circundantes en un radio de 50 Km., eligiendo aquella ruta que presenta la mejor valoración.

El procedimiento establecido para la conexión de las poblaciones ha seguido las siguientes fases o etapas, de acuerdo con la metodología enunciada:

  1. Selección de entre todos los núcleos de población de aquellos que puedan tener interés de cara al movimiento de ganado y delimitación de las zonas de agostada e invernada del ganado conocidas.

  2. Elaboración de una cartografía con la selección de todas estas poblaciones, con las zonas de agostada e invernada, y con la comarcalización agraria clasificada según censo ganadero de interés.

  3. Selección de todas las posibles variables o elementos cartografiables que puedan tener incidencia en la aptitud de los recorridos para el uso ganadero. Asignación de peso a cada uno de ellos y de valores de acuerdo sus tipologías intrínsecas.

  4. Elaboración de una cartografía en la que se recojan todos esos elementos y asignación de valores de acuerdo con su tipología.

  5. Trabajo automático con ordenador de selección de la ruta de unión óptima entre cada par de puntos o zonas fijadas en las fases anteriores, que cumplan la restricción impuesta de longitud máxima 50 Km. En el mismo proceso se asignará a cada ruta potencial un valor de capacidad o aptitud a partir de los criterios definidos en la fase 3.

  6. Incorporación a la red generada de todas las vías seleccionadas por su uso actual ganadero. Definición para el conjunto de los niveles de prioridad de acuerdo con su uso actual, su posibilidad de conectar pastos de invierno y de verano, la inclusión de las poblaciones y recorridos en comarcas con interés para la ganadería trashumante o itinerante, etc.

La conexión de las áreas de agostada e invernada no ha seguido un proceso automático, sino que partiendo de las rutas de mayor valoración generadas en el proceso anterior y de los tramos de vías que mantienen un uso ganadero frecuente y presentan mejor aptitud para el desplazamiento de ganado, se han seleccionado manualmente las rutas de unión.
C.I.4.1.2.- Selección de puntos y zonas de enlace

Se consideran las poblaciones y las zonas de agostada e invernada de ganado en el interior de comarcas con tradición trashumante, trasterminante o itinerante. De las poblaciones se han seleccionado aquellas de marcada condición rural, excluyendo las capitales de provincia y las ciudades con más de 50.000 habitantes, en las cuales la condición urbana hace pensar en una escasa relevancia ganadera, las zonas de urbanización laxa o dispersa, generalmente con uso turístico o residencial, los polígonos industriales y los núcleos muy pequeños por su escasa entidad.

Para la inclusión de las poblaciones se exige que la vía pecuaria las atraviese físicamente.

PUNTOS ORIGEN Y DESTINO

  1. POBLACIONES

Selección:

  • Número de habitantes mayor de 500. Se toma la población de hecho (1991), salvo en los casos en los que no existe dato, tomando entonces la población de derecho, más actualizada (1996 o previas).

  • Número de habitantes menor de 50.000. De idéntica fuente.

  • Exclusión de las capitales de provincia.

  1. ZONAS CON TRASHUMANCIA O TRASTERMINANCIA

Selección:

  • Zonas de agostada tradicionales y más o menos constantes.

  • Zonas de invernada tradicionales y más o menos constantes.
C.I.4.1.3.- Selección de variables para valoración de trazados

Como variables intrínsecas a la propia tipología de las vías se han tenido en cuenta la aptitud para la alimentación del ganado, que está en función de la anchura legal de cada vía, y la existencia de infraestructuras de apoyo al tránsito ganadero, puntos de agua, descansaderos, etc.; y como variables dependientes de elementos o usos externos, la aptitud para el movimiento de ganado, medida por el tipo de ocupación del suelo que atraviesan las vías, el solape y el cruce con vías de comunicación y el cruce con ríos o arroyos. Los pesos se han asignado en una escala de 1 a 4 los positivos y -1 a -3 los negativos, indicando el signo el efecto favorable o desfavorable para el recorrido, de acuerdo con la apreciación de importancia realizada para cada uno de ellos y comentada a continuación.

RECORRIDOS

  1. ADECUACIÓN AL MOVIMIENTO DE GANADO

Valoración en función de:

  • Tipología de los usos del suelo, estableciendo 4 tipos que señalan la naturaleza rural o no del trayecto considerado, desde las zonas completamente transformadas (industriales, mineras, urbanizaciones residenciales, etc.), a las que se ha dado un valor muy negativo, hasta los ecosistemas de condición rural con recursos pastables, que tienen asignado el mayor valor.

  • Longitud del recorrido considerado que atraviesa cada una de las distintas tipologías fijadas.

  • El peso asignado es +4, al considerar fundamental enclavar las vías pecuarias dentro de un ámbito rural.

  1. INFRAESTRUCTURAS DE APOYO EN LAS VÍAS

Valoración en función de:

  • Tipología de la infraestructura existente en las vías, considerando lo más importante la existencia de agua.

  • Frecuencia de dichas infraestructuras en la totalidad del recorrido para cada una de las tipologías fijadas.

  • El peso asignado es +3, por considerar importante la satisfacción de las necesidades básicas del ganado.

  1. CAPACIDAD DE ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

Valoración en función de:

  • Tipología de las vías pecuarias, en atención a su anchura legal, al ser lo que marcará la superficie potencial para la alimentación del ganado.

  • Longitud en el recorrido considerado de cada una de las distintas tipologías fijadas.

  • El peso asignado es +2, al ser un elemento importante, especialmente para el ganado cunetero, pero no estrictamente determinante.

  1. CRUCE O SOLAPE CON CURSOS DE AGUA

Valoración en función de:

  • Tipología de los cursos de agua, divididos en cursos estacionales o arroyos, con agua sólo en determinadas épocas, y cursos permanentes o ríos, con agua todo el año.

  • Frecuencia de cruces en la totalidad del recorrido para cada una de las tipologías fijadas.

  • El peso asignado es +1, favorable por cuanto supone una fuente de agua alternativa a las existentes en la vía o en poblaciones pero es a la vez una traba para cruzar con el ganado.

  1. SOLAPE CON VÍAS DE COMUNICACIÓN

Valoración en función de:

  • Tipología de las vías de comunicación, agrupando autovías, autopistas y AVE como infraestructuras más desfavorables en caso de solape, a las que se da un valor proporcionalmente más elevado que al resto, y considerando positivo el solape con trazados de ferrocarril abandonados, por mejorar en dichos casos el tránsito al contar con toda su anchura de explanación.

  • Tipología de las vías pecuarias, en atención a su anchura legal, al ser un factor que puede aminorar el efecto negativo de un solapamiento.

  • Longitud del recorrido considerado en el que se produce un solapamiento para cada uno de los cruces entre las tipologías fijadas.

  • El peso asignado es -3, siendo un factor muy negativo por dificultar en extremo el paso del ganado y provocar situaciones peligrosas para el tráfico rodado.

  1. CRUCE CON VÍAS DE COMUNICACIÓN

Valoración en función de:

  • Tipología de las vías de comunicación, en función de la anchura que ocupan y de la frecuencia normal de pasos cuando están valladas.

  • Frecuencia de cruces que se producen en la totalidad del recorrido para cada una de las tipologías fijadas.

  • El peso asignado es -2, valoración elevada por provocar estos cruces desvíos incómodos y en ocasiones largos para acceder a puentes o túneles, en el caso de las vías valladas, o peligro para animales y vehículos en las carreteras sin vallar.
C.I.4.1.4.- Definición de los niveles de prioridad

Se han establecido 3 niveles de prioridad de acuerdo con los criterios que se exponen a continuación:

Nivel 1 .- Rutas trashumantes o trasterminantes constatadas en campo, rutas de conexión de zonas de agostada e invernada y ramales más frecuentados de éstas dentro de comarcas con importancia ganadera. Se pretende conseguir una red ganadera básica que permita el desplazamiento de ganado por vía pecuaria a lo largo de todo el territorio andaluz.

Nivel 2.- Rutas que en la actualidad tienen uso ganadero frecuente y no están incluidas entre las de nivel 1.

Nivel 3.- Rutas potenciales generadas por la conexión de poblaciones de interés ganadero que actualmente no tienen uso ganadero frecuente y no se encuentran incluidas dentro de los niveles precedentes.

C.I.4.2.- Uso turístico recreativo

C.I.4.2.1.- Procedimiento de valoración

La metodología para la valoración del uso turístico y recreativo de las vías pecuarias parte de su funcionalidad como caminos de enlace entre lugares de interés paisajístico, histórico o cultural y entre éstos y los principales focos de demanda de este tipo de turismo (ecoturismo o turismo rural). A ello se une el interés intrínseco de las vías como itinerarios naturales que atraviesan los ambientes rurales más diversos.

Siguiendo dichos criterios se han generado una serie de recorridos a través de la red de vías pecuarias que, uniendo la totalidad de puntos o zonas fijadas como de interés o de demanda, cumplen como restricción básica que su longitud es inferior a 30 Km.

Establecidos los itinerarios se ha realizado una valoración de la importancia de los puntos o zonas de interés y de demanda y de la aptitud de los recorridos. El resultado final que evalúa la capacidad de un determinado recorrido para el uso público se obtiene integrando la valoración de los puntos origen y destino y la valoración del recorrido.

Valorados los itinerarios se han fijado una serie de intervalos que definen los grados de prioridad de las vías pecuarias seleccionadas. El procedimiento establecido sigue las siguientes fases o etapas, de acuerdo con la metodología enunciada:

  1. Selección de todas las posibles zonas de origen y destino y asignación de valores, de acuerdo con las diferentes tipologías, en función de su importancia.

  2. Elaboración de una cartografía en la que se recoge la ubicación de todos los puntos y zonas seleccionados y asignación a éstos de los valores consecuencia de su tipología.

  3. Selección de todas las posibles variables o elementos cartografiables que puedan tener incidencia en la aptitud de un recorrido para el uso público. Asignación de peso a cada uno de ellos y de valores de acuerdo a sus tipologías intrínsecas.

  4. Elaboración de una cartografía en la que se recojan todos esos elementos y asignación de valores de acuerdo con su tipología.

  5. Trabajo automático con ordenador de selección de las rutas de unión óptimas entre cada par de zonas fijadas en las fases anteriores que cumplan la restricción impuesta de longitud máxima 30 Km., discriminando la unión entre puntos únicamente destino. En el mismo proceso se asigna a cada recorrido un valor de capacidad o aptitud a partir de los criterios definidos en la fase 3.

  6. Trabajo automático con ordenador de asignación de un valor de capacidad para uso público de los itinerarios completos, integrando capacidad de las zonas de enlace con capacidad del camino seguido para unirlos.

  7. Incorporación a la red generada de todas las vías seleccionadas por su uso actual turístico recreativo. Definición para el conjunto de intervalos de prioridad, ordenando las rutas seleccionadas según su importancia.
C.I.4.2.2.- Selección de puntos origen y destino

La inclusión de los puntos exige que éstos estén sobre la vía pecuaria o bien que disten de ella menos de 1 Km., considerando que para esa distancia es factible la existencia de algún vial secundario, no demasiado alejado, que comunique la vía con el punto en cuestión. A las poblaciones se les da un tratamiento especial por tratarse de polígonos, siendo en dicho caso necesario para la selección que la vía pecuaria corte el polígono que conforma la población.

Se distingue en una primera aproximación entre los puntos que pueden servir a la vez como origen o destino de rutas o recorridos, por ser zonas que concentran de forma habitual colectivos con demanda de uso público y suelen ser accesibles mediante algún medio de transporte (automóvil a través de viales asfaltados o caminos en buen estado, ferrocarril, etc.), de aquellos otros que sólo son visitados muy esporádicamente o únicamente son accesibles a través de caminos en mal estado o a pie y, por tanto, sólo pueden considerarse como destinos.

Dentro del primer tipo, y de cara a su valoración, se distingue entre aquellos puntos que en sí mismos tienen interés para ser visitados o que concentran la demanda del turismo verde y aquellos otros que únicamente suponen un punto de acceso a las vías para iniciar un recorrido o terminarlo. En el segundo grupo, también de cara a su valoración, se considera su inclusión o no en catálogos y la calificación de su interés dentro de éstos o de acuerdo a su estado de conservación y presentación.

En lo referente a las poblaciones, la valoración recoge diversos aspectos que incluyen desde su población de hecho y su capitalidad o no, a su atracción turística y su valor cultural, todos ellos coadyuvantes a una mayor demanda y por tanto interés de cara al uso público. Se han excluido las entidades de población con menos de 1.000 habitantes y los diseminados.

PUNTOS ORIGEN Y DESTINO

  1. POBLACIONES

Clasificadas en función de:

  • Número de habitantes, cuanto mayor sea éste mayor será la demanda turística y recreativa. Se toma la población de hecho (1991), salvo en los casos en los que no existe dato, tomando entonces la población de derecho más actualizada (1996 normalmente).

  • Afluencia turística, valorada a través de la capacidad de acogida turística de acuerdo con lo comentado en el anejo de valoración de poblaciones. El incremento de población por esta causa se añade a la población de hecho, valorando el total de acuerdo a su pertenencia a uno u otro de los intervalos definidos.

  • Capitalidad provincial, se valora positivamente para equilibrar la distribución territorial de la importancia de los otros parámetros, al lograr cierta equiparación entre zonas alejadas geográficamente con diferencias de población notables. Su inclusión excluye la valoración histórico cultural.

  • Valor histórico o cultural, de acuerdo con lo comentado en el anejo de valoración de poblaciones y teniendo en cuenta que el valor numérico asignado es excluyente de mayor a menor, no pudiendo ser valorada cada población más que por un único concepto. Tampoco se valoran por este concepto las capitales provinciales.

  1. EQUIPAMIENTOS DE USO PUBLICO

Clasificados en función de:

- Tiempo medio de permanencia o disfrute, su interés es mayor cuanto mayor sea éste.

- Servicio en los equipamientos, se valora en mayor modo a los puntos que cuentan con personal de servicio al público ligado al equipamiento.

- Función educativa, se le da la valoración más alta por poder coadyuvar al propio desarrollo del modelo turístico planteado con las vías pecuarias.

- Adscripción a organismos públicos, se le ha dado valoración superior al de equipamientos semejantes de carácter privado, al ser objetivo de los primeros la satisfacción de un interés público sin ánimo de lucro.

3. APEADEROS DE FERROCARRIL

Clasificados en función de:

  • Frecuencia de trenes con parada, la valoración aumenta con la frecuencia. No se incluyen los apeaderos en el interior de poblaciones o a distancia inferior a 1 Km. ya que en dichos casos la valoración ya se hace sobre la población.

PUNTOS DESTINO

  1. PUNTOS DE GRAN INTERES HISTÓRICO O CULTURAL (Monumentos, conjuntos históricos, zonas arqueológicas, sitios históricos y muestras destacables de arquitectura popular; sólo aquellos elementos cuya importancia justifique una visita expresa a los mismos)

Clasificados en función de:

  • Catalogación, por ser indicativo de relevancia dentro del Patrimonio Histórico Andaluz, no estableciendo distinción entre las cinco categorías de protección, ya que las diferencias entre todas ellas no suponen para este trabajo un elemento relevante.

  • Estado de conservación y presentación, lo que determinará en mayor modo su valor interpretativo de cara al público.

  • Distancia a la vía pecuaria, siendo excluyente el alejamiento superior a 1 Km. para la totalidad de tipologías.

  1. LAGOS O EMBALSES

No se establece distinción.
C.I.4.2.3.- Selección de variables para valoración de trazados

En el conjunto de variables que influyen en la aptitud de un recorrido están aquellas que dependen de elementos o usos externos a la vía y aquellas otras intrínsecas al trazado y a la propia tipología de ésta. Entre las primeras se han incluido los espacios naturales de interés y el valor paisajístico de los usos del suelo colindantes, como elementos de entidad superficial, las diferentes vías de comunicación y cursos de agua como entidades lineales que pueden afectar a las vías y los puntos de interés histórico o cultural menor anejos a los trazados, sin tener en consideración los más importantes que ya se incluyen como puntos de destino. De las características intrínsecas a las vías se han seleccionado su tipología, que en algunos casos puede mejorar condicionantes negativos, y su topografía.

Por lo que respecta a los elementos intrínsecos, la anchura sólo se ha valorado en los casos de solapamiento, en los que esta variable puede marcar la diferencia entre no contar con ancho alguno de vía pecuaria o contar con un mínimo indispensable, mientras que la topografía se ha valorado como elemento independiente.

Los pesos se han asignado en una escala de 1 a 5 los positivos y -1 a -3 los negativos, indicando el signo el efecto favorable o desfavorable para el recorrido, de acuerdo con la apreciación de importancia realizada para cada uno de ellos y comentada a continuación.

RECORRIDOS

  1. ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS Y OTROS ESPACIOS NATURALES DE INTERÉS

Valoración en función de:

  • Tipología de los espacios, dando mayor valor a aquellos que conforman la RENPA (Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía).

  • Longitud del recorrido considerado que atraviesa este tipo de espacios.

  • Se le asigna el máximo peso, +5, por representar estas zonas un buen compendio de áreas naturales bien conservadas y considerar su adscripción a una legislación específica, o incluso su gestión por la propia Administración, un hecho favorable de cara a la motivación y rapidez a la hora de proceder a la recuperación y mejora de las vías seleccionadas.

  1. VALOR PAISAJÍSTICO

Valoración en función de:

  • Tipología de los usos del suelo, estableciendo 5 tipos en función del grado de naturalidad, desde las zonas urbanas o completamente transformadas, a las que se ha dado un valor muy negativo para el uso público, hasta los ecosistemas menos modificados por la mano del hombre, marismas, zonas forestales, etc., que tienen el mayor valor.

  • Longitud del recorrido considerado que atraviesa cada una de las distintas tipologías.

  • El peso asignado es +4, al considerar de interés prioritario el valor paisajístico de los recorridos y no contar con el amparo legal ya comentado para llegar al máximo valor.

  1. SOLAPE CON VÍAS DE COMUNICACIÓN

Valoración en función de:

  • Tipología de las vías de comunicación, agrupando autovías, autopistas y AVE como infraestructuras más desfavorables en caso de solape, a las que se da un valor proporcionalmente más elevado que al resto, y considerando positivo el solape con trazados de ferrocarril abandonados, por su posibilidad de incorporarse a la red como nuevos viales aptos para el uso público.

  • Tipología de las vías pecuarias, en atención a su anchura legal, al ser un factor que puede aminorar el efecto negativo de un solapamiento.

  • Longitud del recorrido considerado en el que se produce un solapamiento para cada uno de los cruces entre las tipologías fijadas.

  • El peso asignado es -2, siendo un factor negativo pero raramente insalvable salvo en los casos de infraestructuras de gran anchura, ya valoradas suficientemente con la tipología.

  1. SOLAPE CON RAMBLAS

Valoración en función de:

  • Tipo de curso de agua, incluyendo únicamente aquellos cuya toponimia hace referencia a esta condición de estacionalidad y cambios bruscos de caudal (rambla).

  • Tipología de las vías pecuarias, en atención a su anchura legal, al ser un factor que puede aminorar el efecto negativo de un solapamiento.

  • Longitud del recorrido considerado en el que se produce el solapamiento para cada uno los tipos de vías que lo integran, en caso de ser más de uno.

  • El peso asignado es el máximo, -3, por su aspecto negativo en dos vertientes: la incertidumbre temporal de su funcionamiento como curso de agua, lo que provoca inseguridad de cara al uso público, y la imposibilidad de incorporar ningún tipo de elemento de infraestructura fijo, por el riesgo de que sea arrastrado por el agua en la primera riada.

  1. CRUCE CON VÍAS DE COMUNICACIÓN

Valoración en función de:

  • Tipología de las vías de comunicación, distinguiendo entre autopistas y AVE, y autovías, y excluyendo el resto de carreteras sin mediana y las vías de ferrocarril normales, ya que por lo general no representan problemas de cruce para las personas. Se considera positivo el cruce con trazados de ferrocarril abandonados, por la misma razón apuntada en el caso del solape.

  • Frecuencia de cruces que se producen en la totalidad del recorrido para cada una de las tipologías fijadas.

  • El peso asignado es -2, valoración elevada por provocar estos cruces desvíos incómodos y en ocasiones largos para acceder a puentes o túneles. Siempre se considera que no se interrumpe la continuidad de la vía, extremo éste que se comprobará con el recorrido de campo.

  1. CRUCE CON CURSOS DE AGUA

Valoración en función de:

  • Tipología de los cursos de agua, divididos en cursos estacionales o arroyos, fácilmente salvables, y cursos permanentes o ríos, en los que se hace necesaria la existencia de puentes para cruzarlos.

  • Frecuencia de cruces que se producen en la totalidad del recorrido para cada una de las tipologías fijadas.

  • El peso asignado es -1, suponiendo en el caso de ríos de envergadura la existencia de puentes no demasiado alejados que eviten la discontinuidad de la vía, y en el caso de los arroyos la posibilidad de habilitar pequeñas infraestructuras en caso necesario.

  1. PUNTOS DE INTERES HISTÓRICO O CULTURAL MENOR (Monumentos, conjuntos históricos, zonas arqueológicas, sitios históricos y muestras destacables de arquitectura popular; aquellos elementos de interés menor cuyo valor no justifica una visita expresa).

Valoración en función de:

  • Catalogación, por ser indicativo de relevancia dentro del Patrimonio Histórico Andaluz, no estableciendo distinción entre las cinco categorías de protección, ya que las diferencias entre todas ellas no suponen para este trabajo un elemento relevante.

  • Estado de conservación y presentación, lo que determinará en mayor modo su valor interpretativo de cara al público.

  • Distancia a la vía pecuaria, siendo excluyente el alejamiento superior a 1 Km. para todos los tipos.

  • El peso asignado es +3, ya que aportan interés adicional a las rutas en sí, dándoles un enfoque más completo de cara a la oferta de uso público.

  1. ESCABROSIDAD

Valoración en función de:

  • Pendiente media del recorrido, clasificada en intervalos.

  • Pendiente máxima en el recorrido, también clasificada según intervalos.

  • El peso asignado es +1, al no tener una condición limitante salvo para casos muy determinados, siendo el valor de la variable positivo o negativo según la dificultad de tránsito que represente la combinación de pendiente media y máxima.
C.I.4.2.4.- Definición de los niveles de prioridad

Se han fijado 3 niveles de prioridad de acuerdo con los criterios que se exponen a continuación:

Nivel 1.- Rutas coincidentes con senderos o itinerarios reales de todo tipo establecidos por la Consejería de Medio Ambiente, por la Federación de Montaña, o por cualquier otro tipo de organismo público, y aquellas otras coincidentes con romerías o recorridos populares, siempre y cuando los mismos tengan una longitud de coincidencia con la ruta a través de vía pecuaria superior a 5 Km. Rutas con valoración global superior a 45.

Nivel 2.- Rutas con valoración global entre 30 y 45.

Nivel 3.- Rutas con valoración global igual o menor de 30 y mayor de 0.

C.I.4.3.- Uso ecológico

C.I.4.3.1.- Procedimiento de valoración

La metodología desarrollada para la valoración de las vías pecuarias como corredores ecológicos se basa en la conexión que éstas pueden proporcionar entre espacios naturales bien conservados, e incluso entre áreas discontinuas de distribución de especies amenazadas, salvando amplias zonas agrícolas u otras zonas antropizadas.

De este modo, se han generado una serie de recorridos a través de la red de vías pecuarias que, uniendo áreas de distribución discontinua del lince, como especie más emblemática y de la que se dispone de más información, o bien simplemente áreas naturales bien conservadas, evitan una serie de restricciones que se enumeran a continuación:

  • Cruce de pueblos y ciudades

  • Intrusiones de la totalidad del ancho por edificaciones en más de 500 m.

  • Totalidad del recorrido a través de zonas naturales bien conservadas

  • Longitud máxima 100 Km.

Así, se ha obtenido para el lince un mapa con todos los posibles corredores que comunican sus distintas zonas de distribución, ya sea real o potencial. De forma añadida, se ha generado un plano con los posibles corredores que enlazan zonas naturales de interés ecológico.

La valoración de los corredores se ha hecho en función de la importancia de las zonas que comunican y de la aptitud de los recorridos que siguen, integrando estos valores en un único resultado que evalúa conjuntamente capacidad del recorrido e importancia de áreas comunicadas.

La red de rutas ecológicas final es el resultado de integrar el mapa de rutas del lince con el mapa de rutas de enlace de zonas de interés, dando prioridad a aquellos corredores de mayor funcionalidad para todos los supuestos planteados.

El procedimiento establecido sigue las siguientes fases o etapas, de acuerdo con la metodología enunciada:

  1. Selección de la especie o especies de interés y de los tipos de espacios naturales a considerar, asignándoles un peso o importancia en función de su tipología.

  2. Elaboración de la cartografía que recoja las zonas de distribución real y potencial de las especies consideradas y los espacios naturales a incluir, y asignación a los mismos de los valores consecuencia de su tipología.

  3. Selección de todas las posible variables o elementos cartografiables que puedan tener incidencia en la aptitud de un recorrido para su uso como corredor ecológico. Asignación de peso a cada uno de ellos y de valores de acuerdo a sus tipologías intrínsecas.

  4. Elaboración de una cartografía en la que se recojan todas esos elementos y asignación de valores de acuerdo con su tipología.

  5. Trabajo automático con ordenador de selección de las rutas de unión óptimas entre cada par de puntos del borde de las zonas fijadas en las fases anteriores cortados por la red de vías pecuarias, que cumplan la restricción impuesta de longitud máxima 100 Km. En el mismo proceso se asigna a cada recorrido un valor de capacidad o aptitud a partir de los criterios definidos en la fase 3. El proceso informático es independiente a la hora de generar rutas de conexión de zonas de lince y rutas de conexión de espacios naturales de interés, resultando dos coberturas distintas.

  6. Trabajo automático con ordenador de asignación de un valor de conexión a los distintos pares de polígonos de lince y de espacios naturales enlazados.

  7. Definición de los niveles de prioridad de modo independiente para una de las dos coberturas generadas (lince y espacios naturales), considerando para ello el valor de los recorridos y el de las zonas de conexión y garantizando como mínimo una ruta de enlace entre cada par de zonas. Supresión de las rutas redundantes englobadas en los niveles de prioridad inferiores.

  8. Integración de las dos coberturas de rutas ecológicas, la del lince y la de los espacios naturales, reajustando los niveles de prioridad para generar una única clasificación para todas las rutas y ramales de acuerdo con lo comentado en el anejo correspondiente.
C.I.4.3.2.- Selección de zonas de interés

Como ya se ha mencionado anteriormente, las zonas de interés consideradas incluyen por una parte áreas de distribución discontinuas de especies amenazadas y, por otra, espacios naturales bien conservados que, consecuentemente, presentan un especial interés ecológico.

A este respecto, se ha realizado una primera selección de aquellas especies susceptibles de apoyarse en un corredor verde para efectuar desplazamientos entre áreas de distribución disyuntas. Como grupo de mayor interés por reunir distintas especies en peligro de extinción o amenazadas y por sus particulares requisitos de cobertura vegetal se han estudiado los mamíferos carnívoros, entre los cuales, y por su condición de especie más emblemática que aúna los requisitos principales de este grupo, se ha seleccionado al lince. También se ha analizado el grupo de los grandes herbívoros, y entre ellos las especies autóctonas de área más fragmentada, pero la carencia de datos fiables acerca de su distribución real y los problemas que podrían acarrear sus desplazamientos a través de zonas agrícolas, incluyendo el posible contagio de enfermedades procedentes del ganado doméstico, ha hecho que se desestimara este grupo.

En lo referente a los espacios naturales de especial interés, se han seleccionado todas aquellas zonas con elevado grado de naturalidad que están amparadas por alguna figura de protección legal. De este modo se ha incluido toda la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, complementándola con los espacios de interés ecológico recogidos en el Catálogo del Plan Especial de Protección del Medio Físico de cada provincia.

ZONAS ORIGEN

  1. AREAS DE DISTRIBUCIÓN DEL LINCE

La clasificación de cada mancha individual se ha hecho en función de:

  • Porcentaje de superficie de distribución real con respecto al área de distribución potencial en la que se engloba, en su caso, aumentando la valoración al aumentar dicho porcentaje.

  • Porcentaje de superficie que representa la mancha con respecto al área total considerada en toda Andalucía, aumentando la valoración al disminuir dicho porcentaje.

  • Densidad de conejos, aumentando la valoración al disminuir dicho parámetro.

  1. ESPACIOS NATURALES DE INTERÉS ECOLÓGICO

La clasificación de cada espacio se ha hecho en función de:

  • Porcentaje de superficie que representa con respecto al total de espacios naturales incluidos, aumentando la valoración al disminuir dicho porcentaje.

  • Porcentaje de superficie de terreno con propiedad pública con respecto al área total del espacio, aumentando la valoración al disminuir dicho porcentaje.

  • Categoría de protección en la que se incluye (Red de Espacios Naturales Protegidos, PEPMF). El valor origen aumentará al descender la categoría de protección.

  • Ecosistemas imperantes, aumentando el valor origen al decrecer la capacidad de albergar nuevas poblaciones de mamíferos que se desplacen desde otras áreas naturales.

  • Existencia de reservas de agua dulce, siendo el valor origen máximo cuando no exista disponibilidad de agua en el espacio.

ZONAS DESTINO

Las mismas que se han considerado como origen invirtiendo la valoración.
C.I.4.3.3.- Selección de variables para valoración de trazados

Las variables que definen la idoneidad de una vía como corredor verde pueden ser intrínsecas a la propia vía o bien dependientes de factores externos. Como factor intrínseco únicamente se ha incluido la anchura de la vía, fijada por su clasificación y determinante en gran modo de la posibilidad de adecuación al uso ecológico. Como factores externos se han seleccionado la naturalidad y grado de cobertura de la vegetación en las zonas colindantes (usos del suelo), la afección a Lugares de Importancia Comunitaria (red LIC), y las vías de comunicación y cursos de agua en los casos en que tanto unas como otros interaccionan con las vías.

La valoración de la anchura se realiza para la totalidad de los recorridos, siendo su valor resultado de la ponderación de los distintos valores dados a cada anchura por las longitudes de las mismas dentro de cada trayecto.

El mismo proceso se sigue para obtener el valor correspondiente a la naturalidad y cobertura del entorno, cruzando el trazado estudiado con los usos del suelo. En cuanto a la red LIC los recorridos se evalúan en relación con la longitud de su trazado que se incluye en alguna de estas áreas catalogadas.

Vías de comunicación y cursos de agua originan solapes y cruces con las vías pecuarias, evaluando los primeros a partir de su longitud, y los segundos en función de la frecuencia de casos que se presenten.

Los pesos se han asignado de acuerdo con la apreciación de importancia realizada para cada uno de los factores en una escala de 1 a 5 los positivos y -1 a -2 los negativos, indicando el signo el efecto favorable o desfavorable para el recorrido.

RECORRIDOS

  1. NATURALIDAD Y COBERTURA DEL ENTORNO

Valoración en función de:

  • Tipología de los usos del suelo, estableciendo 5 tipos en función del grado de alteración y de la cobertura, desde las zonas urbanas o completamente transformadas, a las que se ha dado un valor muy negativo, hasta los ecosistemas naturales con mayor densidad de vegetación.

  • Longitud del recorrido considerado que atraviesa cada una de las distintas tipologías fijadas.

  • El peso asignado es +3, por ser un factor importante pero no definitivo para la selección, salvo en caso de la exclusión ya recogida.

  1. SOLAPE CON RÍOS O RAMBLAS

Se ha valorado en función de:

  • Longitud del recorrido considerado en el que se produce el solapamiento.

  • El peso asignado es +3, al ser un aspecto positivo para la fauna la accesibilidad al agua y la presencia de vegetación de ribera que puede incluso derivar el recorrido siguiendo el cauce del río hacia otras zonas.

  1. CRUCE CON CURSOS DE AGUA

Valoración en función de:

  • Tipología de los cursos de agua, divididos en cursos estacionales o arroyos, sin provisión de agua en la época seca, y cursos permanentes o ríos, con agua todo el año y con mayor cobertura de vegetación ripícola.

  • Frecuencia de cruces que se producen en la totalidad del recorrido para cada una de las tipologías fijadas.

  • El peso asignado es +1, con las mismas ventajas apuntadas en el caso del solapamiento pero sólo aplicables a zonas puntuales.

  1. SOLAPE CON VÍAS DE COMUNICACIÓN

Valoración en función de:

  • Tipología de las vías de comunicación, agrupando autovías, autopistas y AVE como infraestructuras más desfavorables en caso de solape, a las que se da un valor proporcionalmente más elevado que al resto, y considerando positivo el solape con trazados de ferrocarril abandonados, por su posibilidad de incorporarse a la red como nuevos viales aptos para servir de corredores verdes.

  • Tipología de las vías pecuarias, en atención a su anchura legal, al ser un factor que puede aminorar el efecto negativo de un solapamiento.

  • Longitud del recorrido considerado en el que se produce un solapamiento para cada uno de los cruces entre las tipologías fijadas.

  • El peso asignado es -2, siendo un factor negativo pero raramente insalvable salvo en los casos de infraestructuras de gran anchura, ya valoradas suficientemente con la tipología.

  1. CRUCE CON VÍAS DE COMUNICACIÓN

Valoración en función de:

  • Tipología de las vías de comunicación, distinguiendo en función de la anchura de las mismas, normalmente correlacionada con su clasificación. Se considera positivo el cruce con trazados de ferrocarril abandonados, por la misma razón apuntada en el caso del solape.

  • Frecuencia de cruces que se producen en la totalidad del recorrido para cada una de las tipologías fijadas.

  • El peso asignado es -1, siempre considerando que no se interrumpe la continuidad de la vía, extremo éste que se comprobará con el recorrido de campo.

  1. AFECCIÓN A LUGARES DE IMPORTANCIA COMUNITARIA (LIC)

Valoración en función de:

  • Longitud del recorrido considerado que atraviesa zonas LIC.

  • El peso asignado es +2, al ser un aspecto positivo por representar zonas más o menos conservadas, consideradas de importancia ambiental y susceptibles de estar reguladas en un futuro por una legislación específica de protección.

  1. ANCHURA DE VÍAS

Valoración en función de:

  • Tipología de las vías pecuarias, en atención a su anchura legal y en consecuencia a la superficie disponible para la restauración.

  • Longitud en el recorrido considerado de cada una de las distintas tipologías fijadas.

  • El peso asignado es el máximo +5, al ser un elemento fundamental el contar con un ancho mínimo para que el recorrido tenga utilidad como corredor verde, valorando negativamente las tipologías con anchura inferior a 20 m.
C.I.4.3.4.- Definición de los niveles de prioridad

Se han fijado 3 niveles de prioridad basados en la existencia de conexión entre todas las zonas o espacios y en la valoración de recorridos. Dentro de los dos primeros niveles se han definido tres subniveles en función esta vez del valor de conexión de las dos zonas unidas (valor origen + valor destino). De este modo resulta:

Nivel 1

Subnivel 1.- Rutas de mayor valor entre cada par de zonas con mejor valor de conexión.

Subnivel 2.- Rutas de mayor valor entre cada par de zonas con valor de conexión medio.

Subnivel 3.- Rutas de mayor valor entre cada par de zonas con valor de conexión bajo.

Nivel 2

Subnivel 4.- 2ª Rutas de mayor valor entre cada par de zonas, no coincidentes en ningún tramo con las del nivel 1, y con mejor valor de conexión.

Subnivel 5.- 2ª Rutas de mayor valor entre cada par de zonas, no coincidentes en ningún tramo con las del nivel 1, y con valor de conexión medio.

Subnivel 6.- 2ª Rutas de mayor valor entre cada par de zonas, no coincidentes en ningún tramo con las del nivel 1, y con valor de conexión bajo.

Nivel 3 .- Resto de rutas seleccionadas

En el anejo 4 se define más concretamente el proceso de selección empleado para los niveles de prioridad y los parámetros utilizados.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   20

similar:

Acuerdo de 27 de marzo de 2001, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan para la Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía iconLa Comunidad Autónoma de Andalucía tiene competencia exclusiva en...

Acuerdo de 27 de marzo de 2001, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan para la Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía iconEl Consejo de Gobierno de la uex aprueba la implantación de otros 23 nuevos títulos de Grado

Acuerdo de 27 de marzo de 2001, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan para la Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía iconComunidad autónoma de andalucíA

Acuerdo de 27 de marzo de 2001, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan para la Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía iconPor el cual se reglamenta el plan de beneficios en el Sistema Nacional...

Acuerdo de 27 de marzo de 2001, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan para la Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía iconDerogado por el Decreto182/2005, de 26 de julio, por el que se aprueba...

Acuerdo de 27 de marzo de 2001, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan para la Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía icon1. El contrato objeto del presente Pliego es la redacción del Plan...

Acuerdo de 27 de marzo de 2001, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan para la Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía iconEuskadi / País Vasco (comunidad autónoma), comunidad autónoma española...

Acuerdo de 27 de marzo de 2001, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan para la Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía iconUna vez definido el marco normativo y de actuación de la Comunidad...

Acuerdo de 27 de marzo de 2001, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan para la Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía iconEscuela de Ciencias Agrícolas, Pecuarias y del Medio y Ambiente acuerdo número 00

Acuerdo de 27 de marzo de 2001, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan para la Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía iconAcuerdo entre la Comunidad Económica Europea y el Gobierno de la...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com