02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres




descargar 0.54 Mb.
título02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres
página4/22
fecha de publicación26.10.2015
tamaño0.54 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Literatura > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

1989

Documentos TV ofrece el reportaje 'El exilio: la gran tragedia medio siglo después (parte II: años de sufrimiento), sobre la masiva salida de españoles tras la contienda civil. Más de medio millón de personas cruzan la frontera sin comida, llevando consigo lo poco que pueden. Es el comienzo de una larga marcha que se inicia en los campos de concentración del sur de Francia y continuará con la guerra europea y los campos de concentración nazis, donde morirán miles de españoles. Incluye declaraciones de algunos supervivientes, así como de amigos y familiares de españoles exiliados. Duración: 00:53:56

0

Un homenaje al rigor científico, más allá de las ideologías «Yo trabajaba con el profesor Moles en química orgánica cuando comenzó la contienda civil española. Nos tuvimos que, exiliar. Considero que esto es un acto que hace muchos años que tenía que haberse llevado a cabo. Pero más vale tarde que nunca.» Estas palabras expresadas a EL PAIS por Augusto Pérez de Vitoria, durante el homenaje celebrado el miércoles en honor de los pioneros de la física y la química en España, los creadores del Instituto Nacional de Física y Química, resumen el reconocimiento de méritos a todos aquellos que trabajaron por el desarrollo del método y el rigor científico en un país que tantas veces en su historia del último siglo parece empeñado en mantener el predominio de la irracionalidad y la violencia, no precisamente científicas. Quien así habla es un físico exiliado, un republicano español que había arrancado una salva de aplausos poco tiempo antes, con ocasión de su intervención en el acto, al decir «tengo que rendir homenaje al 50 % de los investigadores españoles», refiriéndose a quienes tuvieron que interrumpir el trabajo creador en su patria a consecuencia de «la sublevación militar».Entre los asistentes al acto y quienes aplaudían, científicos españoles de los más diversos signos ideológicos. Allí estaba el hijo del jefe del Gobierno de la República, Francisco Giral, la esposa de Miguel Catalán, Jimena Menéndez Pidal e «incluso -según aseguró una agencia- don Antonio Prieto, un auxiliar de investigación, soplador de vidrio, gracias al cual fue posible realizar muchos de los aparatos que necesitaban las Investigaciones del instituto». Y fue, precisamente, el personal auxiliar de investigación quien se ganó otra ovación cuando se aludió a quienes soportan las investigaciones más célebres y brillantes con su trabajo callado de cada día, sin brillo ni gloria alguna, preparando las probetas o disponiendo los reostataos. La España oficial de 1978 también estaba presente en el acto. Iñigo Cavero, ministro de Educación y Ciencia del Gobierno, asistió sereno y silencioso, mientras los republicanos españoles aplaudían a sus científicos. « Esto es extraordinariamente emotivo y cargado de simbolismo, diría el ministro, añadiendo que aquellos que tanto hicieron por la ciencia española deben aparecer como «un ejemplo permanente de lo que debe ser el espíritu de este instituto y de todo el consejo superior de investigaciones científicas. Para mí la ciencia no tiene colores y debe estar presidida únicamente por el rigor, el servicio y la búsqueda». «He querido que mi primera visita al CSIC sea con esta ocasión -añadiría posteriormente el ministro de Educación y Ciencia, mientras se procedió al descubrimiento de la placa homenaje a los pioneros de la física y la química españolas- porque esto supone la superación en el ámbito de la ciencia de cualquier forma de confrontación ideológica. Me da alegría ver a tantos creadores de ciencia y es muy de lamentar que todo este bagaje quedara marginado. Yo no tuve más que el honor de conocer a Julio Palacios.» «Si en nuestra Constitución -concluyó Iñigo Cavero- se habla de la libertad de cátedra, debiera hablarse también de la libertad de investigación y creación científica, porque la ciencia no tiene colores. Sólo tiene exigencia de rigor.» Diversas posturas Es, precisamente, esa exigencia de rigor científico lo que ha unido en un acto de homenaje a un ministro de Educación y Ciencia con personas representativas de las reivindicaciones republicanas españolas. Porque los científicos que constituyen el motivo de este homenaje demostraron estar por encima de la «confrontación ideológica». Unos lo demostraron marchándose, otros sufriendo los tribunales de represión interior. Unos terceros, resignándose a un discreto exilio en su propio país, un exilio para el desarrollo y el éxito profesional. Y otros lo demostraron con su adaptación, más o menos consentida o deseada, a la nueva situación. Esa fue la postura de quienes también se adhirieron al homenaje desde una: trayectoria científica y profesional que nunca tuvo problemas especiales con la España franquista salvo el conseguir mayores dotaciones presupuestarias, siempre insuficientes, para los trabajos de investigación. Carlos Brú, hoy decano de la facultad de Ciencias Físicas, y Carlos Sánchez del Río, presidente del CSIC, personificaron esta actitud que también se adhirió al homenaje a los fundadores de la fisica y la química españolas. Porque unos y otros, científicos en el exilio o en el interior, demostraron y demuestran con su actitud, hecha realidad cotidiana, que lo importante en el quehacer científico no es identificar con aquello que se cree -ideología- o se supone -prejuicio-, sino en lo que se constata, creer sólo en lo que empíricamente demuestran los hechos cada día en el laboratorio, en el más diverso de los laboratorios, desde el que atiende a la experimentación termodinámica o electroinagnética, hasta el que intenta entender la realidad de la convivencia española. Los hechos constatados, único maestro de la actividad científica, exigen la disciplinada actitud de quien, más allá de las ideologías o predisposiciones, sólo está dispuesto a reconocer lo que está sucediendo en el universo material o humano, los hechos.

1978

Conmemoración. Reportaje sobre el homenaje que han recibido los creadores del Instituto Nacional de Física y Química: Blas Cabrera, Miguel A. Catalán, Antonio Medinaveitia, Enrique Moles, Julio Palacios, Antonio Guzmán y Juan María Torroja, con motivo del centenario del nacimiento del primero. Se ha colocado una lápida en su honor, en la sede del citado instituto, para rendir homenaje a los pioneros de las ciencias físicas y químicas españoles. Un homenaje al que se adhirieron desde personalidades de la izquierda repúblicana española, que cuenta con destacados bastiones en el campo de las ciencias, hasta el ministro de Educación y Ciencia, Iñigo Cavero. Fecha publicación del reportaje: 30/06/1978

0

El centenario del PSOE EL PSOE conmemora, en el día de hoy, el centenario de su nacimiento. El 2 de mayo de 1879 veinticinco personas -dieciséis tipógrafos, tres médicos y un doctor en Ciencias, entre ellas- se reunieron clandestinamente en una taberna madrileña, con las cautelas que la legislación represiva de la Restauración imponía, a fin de «formar un partido que se denominaría Socialista Obrero». El programa provisional, aprobado en julio de ese mismo año, en cuya elaboración participaron Pablo Iglesias y Jaime Vera, serviría de base para las deliberaciones del I Congreso, celebrado legalmente en Barcelona, en 1888, de forma casi simultánea a la fundación de la Unión General de Trabajadores, con asistencia de delegados de veinte agrupaciones que, habían podido ilustrarse, desde dos años antes, con la lectura de El Socialista.Asistimicis, así pues, al cien aniversario del parlido español que posee la más larga historiade todas las formaciones políticas hoy existentes en España. La dialéctica entre la continuidad de esa vieja tradición asociativa y la discontinuidad del presente respecto al pasado mueve, sin duda, bueri.a parte de las contradicciones y pugnas que han hecho del partido de los socialistas españoles un organismo vivo, aun a costa de perder esa eficacia taylorista que los dirigentes políticos a veces desearían tomar prestada de la gran industria o de la milicia. La noticia en otros webs * webs en español * en otros idiomas La juventud del PSOE estuvo marcada por la oposición a las alianzas con los partidos republicanos, expresada como la «guerra constante y ruda» a las formaciones políticas burguesas, por el enfrentamiento radical con las posiciones anarquistas, por la insistencia en el desarrollo de la organización y por una manifiesta indigencia teórica. La escasa penetración del PSOE en Cataluña se vio de alguna manera compensada por su influencia sobre los mineros y'metalúrgicos de Asturias y el País Vasco. El crecimiento de los socialistas fue lento y sólo en 1910, cuando aceptaron un pacto electoral con los republicanos, consiguieron enviar un diputado al Congreso. La alianza con los republicanos abrió al PSOE nuevas perspectivas. Tras el estallido de la gran guerra, su influencia en la política nacional y su penetración en el mundo sinclical aumentaron. La frustrada huelga general de 1917 marca el momento culminante de este período, durante el cual la estrategia del PSOE no fue la conquista del poder sino abrir el camino a un desarrollo capitalista dentro de un marco de instituciones políticas democráticas, que permitiera el fortalecimiento del partido y del sindicato socialistas y la organización de los trabajadores. La década de los veinte es escenario de la escisión comunista, de la decadencia y de la muerte, en 1925, de Pablo Iglesias (cuya mitificada figura había dominado de forma preponderante en el PSOE y cuya biografía, virtudes y defectos marcaron casi cuatro décadas de historia socialista), del ascenso de una segunda generación de líderes, de la incorporación de los intelectuales al equipo dirigente y de la etapa de colaboración vergonzante con Primo de Rivera, defendida por Largo Caballero y criticada por Prieto. El Pacto de San Sebastián, la proclamación de la República y la alianza parlamentaria y gubernamental con los republicanos convirtieron al PSOE en una gran fuerza política nacional, comprometida con la modernización de la sociedad y de la cultura, las reformas en la distribución de la tierra, la organización de la Administración y el sistema educativo y la participación de los trabajadores en la gobernación del Estado. A partir del triunfo electoral de Lerroux y de Gil Roblesen el otoño de 1933, los vientos de la radicalización, nacidos no sólo de la contrarreforma del bienio negro sino también del ascenso del fascismo en Europa y de la destrucción de los partidos socialdemócratas alemán y austriaco, lanzaron al PSOE al holocausto de la Revolución de Octubre e impidieron que Indalecio Prieto, tras la victoria en febrero de 1936 de un frente popular políticamente hegemonizado por los republicanos, asumiera la jefatura del Gobierno. Tras el levantamiento militar de julio de 1936, dos líderes socialistas, que representaban diferentes tendencias dentro de su partido, tuvieron a su cargo, con las mediatizaciones e hipotecas que una guerra civil trae consigo, la dirección del Estado. Primero, Francisco Largo Caballero y después Juan Negrín, representaron, junto a Manuel Azaña, presidente de la República, la continuidad de las instituciones a lo largo de tres años de conflicto fraticida. El exilio socialista fue una larga etapa de conflictos y enfrentamientos entre las diversas tendencias del partido. Alejada la organización regular del PSOE, desde finales de la década de los cuarenta, de un papel protagonista en la resistencia antifranquista, el Congreso de Suresnes, en 1972, posibilitó la sustitución del grupo dirigente del exilio por líderes que unían a su juventud el conocimiento de las transformaciones ocurridas en la sociedad española durante cuarenta años y la ausencia de los rencores históricos. El PSOE, revitalizado por la capacidad política y de liderazgo de Felipe González, reafirmó sus vínculos de continuidad con el pasado en el XXVII Congreso y mostró, en las elecciones legislativas de 1977 y de 1979 y en los comicios municipales hace un mes, que las siglas del partido de Pablo Iglesias, de Largo Caballero, de Besteiro y de Prieto siguen mereciendo la confianza de un. amplio sector de la población española, pese a las profundas transformaciones sufridas por la estructura social de nuestro país, especialmente en las clases trabajadoras, y al carácter acentuadamente interclasista de la propia organización. Faltan poco más de dos semanas para que el PSOE inaugure su XXVIII Congreso, examine sus actuaciones desde la celebración del anterior en diciembre de 1976, y establezca, sin ambigüedades que sólo le perjudican, las coordenadas de su estrategia, las pautas de su organización, la confirmación o redefinición de su ideología y la articulación de sus programas para los próximos tres años. Será el momento de analizar las cuestiones que conciernen a su futuro, en vez de a su pasado, del que, cuando menos, el PSOE de 1979 podría extraer la enseñanza de que la libre expresión de las tendencias en su seno, obligatoriamente vinculadas a personalidades y a corrientes ideológicas, puede ser su gran fuerza de atracción que le diferencie de otros partidos.

1979

Narrativa. El País dedica su editorial al PSOE en su centenario. Analiza las diferentes etapas por las que ha pasado el partido político desde su creación el 2 de mayo de 1879: la muerte de Pablo Iglesias, en la década de los años 20; el levantamiento militar de julio de 1936; el exilio socialista tras la contienda, una larga etapa de conflictos y enfrentamientos entre las diversas tendencias del partido; el liderazgo y carisma de Felipe González, etc. Fecha de publicación: 02/05/1979

0

PERFIL "El nuevo Gobierno vasco ha de ser eficaz" Jesús María de Leizaola (PNV) Cuarenta y cuatro años después de la constitución del primer Gobierno autónomo vasco, dos de sus miembros supervivientes, Jesús María de Leizaola -ministro entonces de Justicia- y Telesfóro Monzón -ministro de Gobernación-, de 83 y 75 años, respectivamente, se presentan a las elecciones al Parlamento vasco, que se celebran el próximo domingo. Nacidos ambos del tronco común de Sabino Arana, uno mantiene su fidelidad al Partido Nacionalista Vasco (PNV), en tanto que el segundo abandera la coalición Herri Batasuna.EL PAÍS trató encarecidamente de provocar un « encuentro histórico » entre ambos políticos vascos, hoy humaña y políticamente distantes. Todo hay que decirlo, fue el PNV quien lo hizo impo«sible, «por ternor», aseguraron dirigentes del partido, «a que Madrid vea en ello un dato que otorgue verosimilitud a la posibilidad de creación de un frente abertzale». Los dos testigos de excepción de la existencia de aquel Gobierno lo recuerdan hoy, por separado y a su manera, desde una óptica no precisamente coincidente. Nacido en 1896, con estudios de abogacía, Jesús María de Leizaola ganó, en 1924, la oposición de secretario de Administración local; fije luego funcionario de la Diputación de Guipúzcoa y del Ayuntamiento de Bilbao. Diputado a Cortes constitucionales por Guipúzcoa, en 1931 -sería reelegido en 1933-, participa en la redacción de la Constitución republicana. Antes de hacerse cargo de la cartera ministerial de Justicia ocupaba el cargo de secretario de la Diputación de Guipúzcoa.No quiere hablar Leizaola de su compañero en el Gobierno y también candidato al Parlamento vasco, Telesforo Monzón («estamos en contienda electoral y él está en otra candidatura») y rehúsa una y otra vez cualquier opinión sobre el Gobierno vasco que ha de constituirse dentro de un mes. «Sólo puedo decirle», afirma, «que ha de ser eficaz. Una excesiva dispersión o atomización podría perjudicarle notablemente.» Los primeros recuerdos que evoca Jesús María de Leizaola hacen referencia a la guerra. El viejo lendakari rememora los últimos días del Gobierno vasco en Bilbao, y, contra la versión unánimemente ofrecida por los historiadores, afirma que la orden última de volar los puentes de Bilbao en la retirada no la dio él. «Desde el 30 de marzo de 1937 Mola ya amenazaba con arrasar Bilbao si no nos rendíamos. Tenía un centenar de aviones en Vitoria listos para llevar a cabo su acción. El 26 de abril, los aviones alemanes bombardearían Guernica. Cuando, a mediados de junio (Mola había muerto el día 3 de este mes), el Gobierno de la República anunció el comienzo de su ofensiva a Aragón y Córdoba, Bilbao estaba cercada. El cinturón de hierro, con una línea de trincheras que iba desde Sopelana hasta Somorrostro, estaba maltrecho. El 13 de junio, José Antonio de Aguirre nos convocó en una reunión en la que estaban presentes los altos mandos del Ejército vasco y republicano. Nos notificó que era preciso evacuar a los heridos y a la población civil que lo deseara, trasladar losarchivos al extranjero y defender Bilbao respetando la vida de sus habitantes y presos políticos. Nos dijo que había que volar los puentes del Nervíón para rrenar al fascismo. Esta orden venía del Gobierno de la República.»«Las tropas de Franco estaban ya en el monte Archanda, encima de Bilbao, y el fuego de sus ametralladoras llegaba a sus calles, que eran bombardeadas por los aviones alemanes e italianos. Decidimos dividirnos en dos grupo: uno con Aguirre a la cabeza, marcharía al límite de la provincia de Santander con el grueso del Ejército, para apoyar la tarea de la evacuación. El resto, constituido en Junta de Defensa Provisional, quedaba a mi mando. Conmigo estaban los consejeros Astigarrabía (PCE), Aznar (PSOE) y Gamir Ulibarría, responsable militar del Gobierno. Fue este último, a quien yo había, llamado para darle cuenta de la situación exacta de los batallones en la margen izquierda del Nervión, quien, hacia las nueve de la noche del día 18, dio la orden de volar los puentes, cumpliendo la decisión del ministro de la Guerra. » Jesús María de Leizaola abandonaría en la madrugada del día 19 de junio el hotel Carlton, sede del Gobierno vasco, para ir a reunirse con el resto del Gobierno. Cree hoy el viejo lendakari que aquel Gabinete de concentración funcionó ensu corta vida «a la perfección». Hombre de confianza de José Antonio de Aguirre, entre febrero y junio de 1937 Jesús María de Leizaola fue enviado por aquél a Valencia en tres ocasiones con misiones especiales cerca del Gobierno de la República, en relación con la marcha de la guerra. «Con Prieto y Largo Caballero », recuerda, «tenía buenas relaciones. Participé con ellos en la redacción de la Constitución republicana, dentro de la comisión constitucional. También me entendí bien con Negrín. Jamás hubo ningún problema con ellos respecto a funciones respectivas. Eran verdaderamente autonomistas. Nos entendíamos antes de abrir la boca. Hay que partir de la base de que eran auténticos demócratas, porque concebían la autoridad política a través del pueblo participante. » Quiere quitar importancia Leizaola a los rasgos de soberanía que frente al Gobierno de la República tuvo el Gobierno vasco. «Era un Gobierno de guerra y lo que se hace en tiempo de guerra no puede tener sentido ni significación más que para llegar a la paz. Para mí, la existencia de una moneda propia lo veo hoy como muy simbólico. Tampoco le doy mayor relevancia al hecho de que contáramos con .pasaporte vasco. En circunstancias especiales y en estado de necesidad se hace lo que ésta impone. » Jesús María de Leizaola, que regresó a Euskadi el 15 de diciembre pasado, tras cuarenta años de exilio, entregó simbólicamente en Guernica la legalidad que representaba a Carlos Garaikoetxea, actualmente presidente del Consejo General Vasco. Venía para descansar, para dedicarse a sus libros, a escribir, y casi de improviso se ha visto metido de lleno en la campaña electoral como primer candidato del PNV al Parlamento vasco por la provincia de Vizcaya.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

similar:

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconLas mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconNecesitamos hombres y mujeres con

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconLa discussion sobre la tema es que las personas preocupan que la...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconLos niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconMientras los hombres de las cavernas cazaba, sus mujeres buscaban...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconResumen Es evidente que las personas aprendemos de forma distinta,...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconResumen: El embarazo es muy importante en la mujeres adolescentes...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconLos niños de darwin
«niños de Darwin» en «escuelas» especiales, verdaderos campos de concentración, mientras grandes sectores de la población los demonizan...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconPaul Felix Lazarsfeld La campaña electoral ha terminado
«no sabe», inmediatamente antes de las elecciones, son mujeres que acaban por no votar o que acuden a las urnas bajo la in­fluencia...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconEducación y tratamiento para niños con problema de pediculosis”


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com