02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres




descargar 0.54 Mb.
título02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres
página5/22
fecha de publicación26.10.2015
tamaño0.54 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Literatura > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

1980

Perfil de Jesús Mª de Leizaola, dirigente del PNV y ex lehendakari vasco, con motivo de las próximas elecciones del Parlamento vasco, a las que se presentan él y Telesfóro Monzón. Ambos participaron, hace cuarenta y cuatro años, en la constitución del primer Gobierno autónomo vasco. Incluye declaraciones de Leizaola. Perfil escrito por Javier Angulo y publicado el 7 de marzo de 1980.

0

PERFIL: La muerte del autor de "Crónica del alba" La vida, la fama, la guerra y el exilio En esas palabras con que tenemos que hacer frente a una ocasión como la presente de la muerte de Sender, mi amigo Antonio Buero Vallejo ha aludido acertadamente a "las azarosas letras españolas". Y es verdad, en la vida, en la obra y en la fama de Sender se ve muy bien el cruel destino que a veces les toca a los escritores españoles, y se ha generalizado tanto en este siglo.Me reencontré con Sender, con los libros de Sender, largos años después que él, trágicamente golpeado por la guerra -en la que fueron fusilados su mujer, en Zamora, y su hermano, en Huesca, donde le sorprendió el 18 de julio cuando era el gobernador civil-, se convirtiera para siempre en un exiliado. Fue en la gran biblioteca de la Universidad de Estados Unidos donde yo vivía hacia 1963. En los stocks o estanterías a las que era fácil obtener el privilegio del acceso continuo descubrí un día la ingente obra de un hombre silenciado y olvidado que ocupaba dos o tres anaqueles con ediciones dispares y exóticas: de México, de Montevideo, de Guatemala, de Nueva York. Yo me acordaba de los inicios del escritor de Imán, sobre la guerra de Marruecos; de Míster Witt en el cantón, premio nacional de Literatura de 1935; de sus artículos en El Sol, de su comportamiento irrespetuoso e insultante con Unamuno en el Ateneo durante el primer bienio republicano... La guerra y el exilio habían configurado de modo imprevisible al escritor. En aquellos libros estaba otro, no sabemos si mejor o peor, que el que se había ido. La guerra civil se reflejaba de manera curiosamente lejana en uno de aquellos libros, titulado El rey y la reina. Sender, que comenzó interesándose en la contienda, se retiró enseguida, al comenzar el cerco de Madrid, y en las memorias que se refieren a la época -me parece recordar que en las de Líster- ha quedado malévola constancia de ello. Después de la contienda Después vino el largo exilio. Ya del viaje en trasatlántico a Nueva York escribió Sender una extraña novela, que tal vez le enseñó el camino de las alegorías, que seguiría recorriendo hasta el fin de su existencia. Pero de sus vivencias en la América tropical nos dejaría una novela extraordinaria, algo valleinclanesca, el Epitalamio del prieto Trinidad. Y también se dejaría empapar de México, y nos daría visiones profundas, entre las que figura el zócalo, y la tradición indígena, tan preciada por los mejicanos de después de la revolución. Y el escritor terminó por establecerse en Estados Unidos, y allí fue conquistado por el suroeste, los territorios que los españoles exploraron en el XVI y colonizaron en el XVII y el XVIII, y donde Santa Fe, San Francisco y también ese San Diego donde ha fallecido Sender, rectierdan todavía aquellas empresas. Varios libros, entre los que descuellan Las novelas ejemplares de Cíbola, nos dan una visión profunda del Estados Unidos de hoy. Quedé deslumbirado por tantas maravillas, y empecé a escribir sobre Sender en mi ya largo calendario literario (quiero decir en mi página de Gaceta Ilustrada). Marra López en su libro, que tan merecido éxito tuvo, estudió varias de las novelas más importantes del escritor aragonés. Yo decidí complementar su trabajo y, en un ensayo más largo, di cuenta de otras obras, o más recientes o no consideradas por el estudioso primero de la literatura española del exilio. Mi estudio se publicó en los Cuadernos del Idioma, que salía en Buenos Aires en una fundación de la casa del gran escritor Enrique Larreta, empresa también de las que prueban lo azaroso de nuestras letras a este y al otro lado del Atlántico. Entonces, y con motivo de la tesis de una estudiante sobre Sender, entré en relación con él y cruzamos alguna carta. Para mí, este exiliado, desigual y todo, como era, ocupaba uno de los puestos primeros en nuestras letras. Su fecundidad asombrosa, la variedad de su obra, los amplios horizontes de su creación, su mismo afán, a lo largo de su vida, de renovarse y sorprender al lector, no tienen rivales en la narrativa contemporánea. Algunos de sus libros son de lo más logrado de ella. No citaré más que la Crónica del alba, narraciones de su infancia que luego, es cierto, decaen y se llenan de demasiadas alegorías en los volúmenes referentes a su juventud. Pero los primeros volúmenes son siempre asombrosos, y reflejan el mundo mágico y lejano de aquellas primeras estribaciones del Pirineo aragonés donde él despertó a la vida, al conocimiento de la gente y a un maravilloso amor infantil. Y luego fue escribiendo libros grises: las Novelas teresianas u otras que transcurren en la lejana Rusia del siglo XVIII... O los últimos libros, que él colocaba bajo los signos del Zodíaco, y que se sucedían con regularidad, siempre bien escritos, siempre trayéndonos el testimonio de una mente lúciza y atenta a lo que pasaba... Gran figura la de Sender, arrastrada por ese destino azaroso que ha configurado y desfigurado cuarenta años de nuestra literatura. Precisamente los de Sender, sorprendido por la guerra civil en la plenitud. Y los de tantos otros.

1982

Narrativa. Perfil de Antonio Tovar sobre Ramón J. Sender, con motivo de su fallecimiento en Estados Unidos. El gran novelista fue duramente golpeado por la guerra civil, que vivió exiliado hasta su muerte. Tovar conoció la obra de Sender por casualidad en una biblioteca de Estados Unidos, y quedó inmediatamente fascinado por el escritor. Fecha publicación. 19/01/1982

0

Cien años de socialismo demcrático El pluralismo ideológico, en diversidad de fundamentos teóricos y culturales, la clara adscripción de fondo al socialismo democrático basado en la libertad, así como intuición de la necesidad de coordinar el trabajo político (institucional) con la lucha en el campo social y sindical son -creo- algunos de los rasgos definitorios de esa larga historia que se inicia en 1879, año de la fundación del PSOE por Pablo Iglesias y otros compañeros socialistas, entre ellos el doctor Jaime Vera.Con antecedentes muy apreciables desde los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo, legaliza das las asociaciones obreras con la revolución de 1868, año en que Fanelli crea en nuestro país los primeros grupos de tendencia anarquista, el socialismo español va conectar organizativamente con la otra tendencia del movimiento obrero europeo -la de inspiración marxiana- a partir de 1871, año en que Paul Lafargue y Laura Marx se refugian en España huyendo de la gran represión desencadenada sobre la comuna parisiense. Se entonces a acá, y concretamente desde ese 1879 fundacional, la historia del PSOE, sus actitudes políticas e ideológicas más características (aspecto del que aquí principalmente: voy a ocuparme), van forjándose, contrastándose y madurando con los acontecimientos históricos, de nuestra historia real, a través principalmente de las siguientes etapas: 1. 1879-1909. De la fundación del PSOE, en la ilegalidad, a la inicial participación en el sistema democrático-parlamentario. Hay una lógica prevalencia en esos primeros momentos de actitudes orientadas desde un marxismo con frecuencia simplista y esquemático, tanto en sus análisis teóricos como en sus repercusiones políticas: encontramos así un PSOE con una cierta tendencia al aislacionismo y a la no colaboración con la izquierda burguesa una afirmación segura y optimista ,de la creencia -con un casi fatalismo mecanicista y positivista- en el hundimiento inminente e ineludible del sistema capitalista (no se olvide, de todos modos, que son los años de la depresión 1870 1890) y, junto a ello, una visión un tanto rígida, estrechamente maniquea y dualista, de la lucha de clases. Hay ya por entonces correcciones y críticas a esa línea, pero aquélla es, puede decirse, la prevalente. No obstante, el primer programa del partido, el de 1880 (revisado, al parecer, por el propio Marx), presenta aspectos renovadores y de importantes potencialidades que merecen ser aquí resaltados: así, su especial insistencia en la necesidad de la praxis política y de la participación e influencia en el poder del Estado (en claro contraste con el apoliticismo anarquista) o el puesto relevante que se concede en él a las libertades civiles y políticas. Tal vez el texto doctrinal de mayor altura en este período sea el famoso informe de la Agrupación Socialista Madrileña presentado ante la Comisión de Reformas Sociales" en 1884, texto redactado por Jaime Vera. Con la nueva fase de expansión capitalista que se inicia en Europa en los años noventa se abren, también en España, mayores posibilidades para la participación obrera y socialista en el sistema parlamentario: en 1888 se produce la legalización de las asociaciones obreras, en 1890 tiene lugar el reconocimiento del sufragio universal y, al fin, con la puesta en marcha de la conjunción republicano-socialista de 1909, la entrada del PSOE en el Parlamento, en 1910, tras la elección de Pablo Iglesias como diputado. De estos primeros momentos, José Mesa, Juan José Morato, Antonio García Quejido, también Miguel de Unamuno, son algunos de los socialistas a destacar desde diferentes puntos de vista. 2. 1909-1933. De la conjunción republicano-socialista a la radicalización de la izquierda en la II República. Se abría, pues, en 1909-1910 esa vía pacífica y democrática, con sufragio universal, para la participación transformadora de los socialistas y la clase obrera en el sistema parlamentario. Francia, Alemania e Inglaterra estaban ya dando pasos importantes dentro de él. Fueron aquellos, sin duda, años de grandes ilusiones y de grandes esperanzas -que hubiesen dado como resultado un siglo XX muy diferente y mucho mejor-, pero que pronto habrían de verse frustradas por diversas y complejas circunstancias históricas, producidas principalmente por los graves conflictos sociales y enfrentamientos internacionales de carácter imperialista a que conducía un capitalismo en necesaria fase de expansión y concentración. La vía muerta que sale del leninismo, los fascismos en el poder, la crisis económica de 1929, configuran el contexto de violencia y depresión que llega ya hasta la segunda segunda guerra mundial. En España también aquella vía pacífica y parlamentaria se vería pronto obstaculizada y casi cegada: en el mismo 1909 se produce la Semana Trágica de Barcelona (en ella se han visto los primeros gérmenes fascistas de la alianza del capital con la violencia directa y armada); después, la guerra de Marruecos, la gran represión de la huelga de 1917, la dictadura de Primo de Rivera... No puede decirse que los socialistas no hicie ran lo imposible por salvar la de mocracia y la libertad frente a los belicistas, reaccionarios viejos y fascistas nuevos. En esos años, recuérdese, se produce el acerca miento de los intelectuales libera les al PSOE (Ortega y Gasset, la revista España, etcétera) que, en gran medida frustrado por esas objetivas circunstancias, dejó, sin embargo, no pocas aportaciones Estos son también los años en que hombres formados en la Insti tucíón Libre de Enseñanza ingre san en el Partido Socialista Obre ro Español como militantes e intelectuales destacados del mismo Julián Besteiro o Fernando de los Ríos, forjadores de un socialismo democrático y humanista que -contra frecuentes simplistas y apresuradas visiopes del mismo- para nada olvidan la obra de Marx y de otros pensadores socialistas, aunque no la acepten dogmática y acríticamente, ni se conformen con las genéricas economicistas interpretaciones de la época. A pesar de las difíciles condiciones para la clase trabajadora española, la imposición leninista y sus derivaciones, totalitarias no tuvieron nunca buena acogida, mayoritaría acogida, en el PSOE. La escisión de 1920-1921 es obra de un grupo muy reducido que hasta la misma guerra civil (y por el abandono de Inglaterra, Francia, y Estados Unidos) no adquiere peso específico en la política española; y la idea principal del PSOE en esos momentos es la de afirmar y profundizar su socialismo democrático frente al comunismo soviético: Francisco Largo Caballero, el gran dirigente obrero, está por supuesto en todos esos años en esa misma actitud. 3. 1933-1939. Años de preguerra y guerra civil. Pero en el otoño de 1933 se rompe la conjunción republicano socialista y se produce la denominada radicalización de los sectores izquierdistas del PSOE, con Luis Araquistain y el propio Largo Caballero como principales exponentes de ella. La vía revolucionaria (octubre de 1934) parece imponerse -como defensa, se alega, frente a la derecha violenta que se extiende por toda Europa- en sustitución de la vía parlamentaria y pacífica hasta ese momento realmente aceptada por el PSOE. La historia, es decir, los historiadores, han puesto de manifiesto la gran carga voluntarista que es!tará presente en dicha radicalización, constatando laclara y rotunda contradicción existente entre, por un lado, el lenguaje duro y revolucionario que se utiliza y, por otro, la absoluta falta de efectiva preparación para llevar a cabo tales propuestas. Tanto Largo como Araquístain, el primero con mucho mayor equilibrio y coherencia, reconocerían -después de la guerra- lo desacertado de tales actitudes. ¿Cuáles fueron de todos modos, los factores que produjeron esa negativa radicalización? Principalmente los siguientes: a) como telón de fondo, la mala situación económica internacional desde la guerra mundial de 1914-1918 y, especialínente, desde el crack de 1929, situación, no obstante, en alguna medida paliada por la España ripublicana; b) igualmente, la situación política internacional, propensa a la implantación de dictaduras y regímenes totalitarios (Hitler, Mussolini, Stalin) de uno u otro signo; c) de influencia ya más directa sobre Largo Caballero, el temor -tras el triunfo de la CEDA en 1933- a un golpe de la extrema derecha; es decir, parangón con el caso trágico de Austria: represión de los socialistas por el Gobierno clerical de Dollfuss y después, eliminación de éste, en 1934, e imposición final del nazismo; d) con el aumento masivo de afiliados a la Federación Nacional de Trabajadores de la Tierra (UGT), con el acuciante problema de la reforma agraria siempre pendiente, Largo Caballero es presionado por su propia base; e) temor de esos sectores del PSOE a verse rebasados en la acción social y sindical por la actividad revolucionaria de la anarquista CNT o por las posiciones tácticas del PC; f) intento -que se revelaría inútil- de evitar el deslizamiento de las Juventudes Socialistas haciala órbita de influencia del PC; g) y, como causa decisiva, la violenta radicalización contra la democracia y la República de la extrema derecha española. 4. 1939-1975. Los socialista,s en la era franquista. La derrota de la guerra civil, derrota de todos los liberales y demócratas españoles, puede decirse que fue especialmente -desde la perspectiva de las fuerzas políticas concretas- la derrota del PSOE, partido que era el mayoritario de la izquierda y que había ya abandonado casi totalmente los hábitos de la lucha en la ilegalidad. La represión franquista, de todos modos, no iba a lograr en ningún momento su total desaparición. Lo que hubo fue una brutal persecución y casi aniquilamiento de militantes y organización; cárceles y fusilamientos; dificultades sin cuento para la lucha clandestina y la guerrilla armada; hasta 11948 se produjo la caída de hasta seis ejecutivas consecutivas. Es realmente obligado y necesario dedicar hoy un recuerdo emocionado y de admiración hacia todos aquellos hombres y mujeres; y no sólo -por supuesto- hacia los estrictamente socialistas. Con la guerra fría se consolida el reconocimiento internacional del régimen franquista, con lo que el PSOE decide trasladar su dirección al exilio, con Indalecio Prieto como su principal dirigente histórico. En España, en el interior, se inicia, por su parte, la larga y silenciosa marcha hacia la reconstrucción del socialismo: miente, y además innecesariamente, quien ha hablado a propósito de estos años, de cuarenta años de vacaciones. Pervivían y se fortalecen en seguida -1951- las organizaciones obreras de UGT, principalmente en Asturias y Euskadi; se constituye, con importante actividad, ASU (Agrupación Socialista Universitaria) entre estudiantes y Jóvenes profesores, con 1956 como fecha símbolo de su presencia (por supuesto, junto a otros grupos y fuerzas políticas). El pensamiento socialista, entroncando con lo mejor del liberalismo ético y político, con la lucha por la democracia pluralista y los derechos humanos, va impregnando durante todos esos años, lenta pero Profundamente, la sociedad española. Socialistas están presenlles, en primer lugar, en el mundo obrero, pero también entre las nuevas clases medias, en el ámbito de la universidad (desde el final de los años cincuenta en torno, por ejemplo, a Tierno Galván), en el de la cultura (imposible no recordar aquí Cuadernos para el Diálogo, pilotada por Ruiz-Giménez) y en toda la sociedad española, de manera más o menos latente, como ha puesto claramente de manifiesto su potente actual realidad. La profunda renovación orgánica del PSOE se produce, por otro lado, imparable, a partir de 1970 en su 11º (24º) Congreso de Toulouse y se consolida en el ya célebre de Suresnes, en octubre de 1974, con el definitivo paso de la dirección al interior y el nombramiento de Felipe González como secretario general. El resto, es ya historia viva y experiencia directa de todos los españoles que hemos llegado con esperanza a este importante 28 deoctubre de 1982. , militante del PSOE, es catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

similar:

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconLas mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconNecesitamos hombres y mujeres con

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconLa discussion sobre la tema es que las personas preocupan que la...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconLos niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconMientras los hombres de las cavernas cazaba, sus mujeres buscaban...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconResumen Es evidente que las personas aprendemos de forma distinta,...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconResumen: El embarazo es muy importante en la mujeres adolescentes...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconLos niños de darwin
«niños de Darwin» en «escuelas» especiales, verdaderos campos de concentración, mientras grandes sectores de la población los demonizan...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconPaul Felix Lazarsfeld La campaña electoral ha terminado
«no sabe», inmediatamente antes de las elecciones, son mujeres que acaban por no votar o que acuden a las urnas bajo la in­fluencia...

02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres y niñOS, de muchas personas con algunos maletas y enseres, pl y pp de hombres, mujeres iconEducación y tratamiento para niños con problema de pediculosis”


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com