Aula. Curso: 1º Año polimodal. Eje 1




descargar 9.15 Mb.
títuloAula. Curso: 1º Año polimodal. Eje 1
página6/47
fecha de publicación03.12.2015
tamaño9.15 Mb.
tipoAula
med.se-todo.com > Literatura > Aula
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   47

La Plena Edad Media
El llamado Renacimiento del siglo XII abrió un nuevo período, la Plena Edad Media (siglos XII y XIII), Y correspondió a una cultura urbana, sostenida en una nueva institución educativa, las escuelas catedralicias (ubicadas junto a la catedral y dirigidas por el obispo, por lo tanto, ya no aisladas en un monasterio cerrado, sino en contacto con todo el mundo en el centro de la ciudad). Allí surgió el movimiento literario de los modernos que seguían a sus modelos admirados (Virgilio y Ovidio, fundamentalmente), y se consideraban en condiciones de igualados con su obra, escrita en latín, pero también traducida a las incipientes lenguas romances, es decir las que habían nacido de la combinación del latín vulgar con los idiomas vernáculos, hablados originalmente en cada región, para dar origen a los modernos italiano, francés, etcétera.

De este impulso renovador en la cultura y la literatura nació una institución fundamental para Occidente: la universidad. A principios del siglo XII, algunas de las más afamadas escuelas catedralicias, en París, en Oxford, en Bolonia, se ampliaron hasta convertirse en estudios generales o universidades, con planes de estudio más ambiciosos y renovados. El recibimiento de la filosofía griega (traducida del griego al árabe y del árabe al latín, gracias a las escuelas de traductores situadas en España) provocó una revolución en el pensamiento occidental.

A esta etapa corresponde el auge del feudalismo en lo político y en lo económico. El feudalismo era un modo de producción basado en la explotación de la tierra mediante contratos personales entre un señor y un vasallo. El señor proveía protección (militar y política), el vasallo proveía alimentos, bienes, servicio militar, consejo político, según fuera su posición en la escala social. Los reyes ocupaban el estrato superior de esta pirámide, pero su poder se disgregó por delegación en los grandes nobles del reino, lo que generó permanentes conflictos entre la monarquía y la aristocracia.
La Baja Edad Media
La crisis de este sistema político y económico inauguró la última etapa, la Baja Edad Media (siglos XIV y XV). El agotamiento del sistema de explotación de la tierra, cuyos medios de producción no estaban en condiciones de satisfacer las necesidades de una población creciente, sumado al largo ciclo de depresión económica agravado por sequías y epidemias, generó una crisis política general cuyas consecuencias perduraron hasta fines del siglo xv.

Además, la aparición de una nueva fuente de riqueza, el dinero, que fue desplazando a la propiedad de la tierra, unida al surgimiento de un nuevo grupo social, la burguesía, que basaba su poder en el dinero, puso en crisis la ideología señorial y caballeresca, y abrió el camino para que los reyes afianzaran su poder y sentaran las bases de los Estados nacionales de la Europa moderna. En este clima de inestabilidad política y social, conocida como "el orden feudo-burgués", tuvo lugar paradójicamente un fenómeno de auge cultural y literario, ya no sostenido por la Iglesia sino por círculos letrados laicos reunidos en tomo al rey o un gran señor. La literatura en lenguas romances alcanzó su máximo desarrollo y estuvo en condiciones de competir en pie de igualdad con la literatura escrita en latín.
El medioevo, época de señores feudales y caballeros




Con la caída del Imperio romano de Occidente en el año 476 d. C, Europa entra en una grave crisis. Roma ya no es más el centro político y cultural, y su autoridad imperial se distribuye entre los jefes militares de los ejércitos regionales, quienes luchan entre sí por fijar su territorio, mientras avanzan los primeros invasores germánicos.

Como no había un gobierno unitario que dominara las distintas entidades políticas, durante los tres siglos posteriores se formaron reinos gobernados por una aristocracia guerrera que se vinculaba a partir del parentesco y ejercía sobre los campesinos un régimen señorial. Ese régimen los transformaba en siervos que, a cambio de ocuparse de las tierras de su señor y entregar parte de su propia cosecha, recibían una humilde vivienda con un pequeño terreno y protección ante los forajidos y demás señores.

En el siglo IX, Carlomagno (descendiente de un terrateniente) expande su reino hasta incluir las actuales Francia, Alemania, Austria, Suiza, los Países Bajos y el norte de Italia. Solo treinta años después de su muerte, en el año 843, el imperio se subdivide entre sus herederos y comienza el declive.

Tras el hundimiento del Imperio carolingio y la amenaza de nuevas invasiones bárbaras, surge a finales del siglo IX el régimen feudal, que suponía un contrato de fidelidad entre el vasallo y su señor. El primero se comprometía a servir a su señor político-militar y entregarle un tributo económico, a cambio de la concesión de feudos (casi siempre en forma de tierras y trabajo).

En armonía con la profunda religiosidad cristiana que caracteriza al pensamiento medieval, la única institución que ejerce un poder "universal" en esa Europa fragmentada es la Iglesia, y la guerra -que cobra un sentido trascendente- se transforma en una cruzada contra los infieles.


descripción: http://1.bp.blogspot.com/_img3fjipfy8/tn_gpooyoji/aaaaaaaaaa4/rqytz-koo04/s1600/15-2-la-alta-edad-media.jpg

La literatura europea medieval

Cuando se lee un texto medieval en un libro impreso, se está realizando una actividad absolutamente impensable en la Edad Media. En principio, porque no existía la imprenta en aquel tiempo (precisamente, la invención de la imprenta y la difusión de los libros impresos fueron acontecimientos culturales que marcaron, entre otros, el final de ese período histórico). Toda obra literaria se originaba en la oralidad o en la manuscritura, es decir que la actividad literaria dependía completamente de la voz y de la mano. Si, además, se tiene en cuenta que la gran mayoría de la población era analfabeta, se comprenderá la enorme importancia de la difusión oral. Casi toda la literatura medieval fue compuesta para ser escuchada, ya fuera mediante la recitación o la lectura en voz alta.

La composición de las obras

El hecho de saber que la obra literaria que se compone no va a ser leída sino que va a ser escuchada, forzosamente afecta el modo de componerla: la expresión será más enfática, se apelará a diversos tipos de repeticiones, en fin, se usarán todos los recursos para dejar una impresión fuerte en la imaginación de la audiencia y para asegurar una correcta comprensión del sentido (puesto que no existe la posibilidad de volver la página atrás y releer hasta entender lo que se quiere decir). Por supuesto que el público medieval tenía una memoria auditiva muchísimo más desarrollada, y esta fue una condición fundamental para que el fenómeno literario fuera posible.

A esto habría que agregar que la palabra pronunciada y la palabra escrita no tienen la estabilidad y la exactitud mecánica de la palabra impresa. Cada vez que un poema oral se recitaba, cada vez que una obra escrita se copiaba (a mimo), inevitablemente se producían cambios y variaciones, involuntarios o premeditados.

En consecuencia, la obra literaria medieval era muy inestable, estaba en proceso de variación permanente.

Por supuesto que esta inestabilidad no era la misma para todos los géneros. Si se trataba de transmitir la Biblia o los autores clásicos de la Antigüedad, escritos en latín, el prestigio y la relevancia de estos modelos provocaban en los copistas un afán por respetarlos minuciosamente y no introducir la menor modificación. En cambio, si se trataba de una obra escrita en lengua vernácula (es decir, en la lengua moderna de raíz latina o germánica, según los países, hablad a por cada nación y que comenzaba a consolidarse en la Alta Edad Media), se la consideraba parte de un patrimonio común en cuya elaboración podían participar todos los que se considerasen dignos de hacerla.

Una última diferencia notable tiene que ver con los contenidos y la extensión de lo que se entendía por literatura. En el amplio campo del fenómeno literario medieval se encuentra, además de la poesía y de la ficción, núcleo de lo que hoy se entiende por literatura propiamente dicha, otro tipo.de obras, tales como bestiarios (sobre animales), lapidarios (tratados sobre las propiedades de las piedras), libros de viajes, crónicas y hasta un género que se podría llamar de "autoayuda", con consejos para bien vivir.
Femenos orales y escritos
Es necesario comprender que oralidad y escritura no son simples modalidades de expresión literaria, sino que constituyen tecnologías culturales al servicio de la comunicación de los miembros de una sociedad. La preeminencia de una u otra tendrá inevitables consecuencias en la supremacía de unas formas literarias sobre otras y en la dirección de la evolución literaria lo que se tratará de ilustrar en los párrafos siguientes.

Ahora se deja de lado el fenómeno de la literatura escrita en latín durante la Edad Media, ciertamente muy importante, para centrar la explicación en la literatura de las nacientes lenguas modernas.
Actuación juglaresca
Durante la Alta Edad Media y hasta fines del siglo XII, en una sociedad casi completamente iletrada donde la oralidad era dominante, la figura más importante era la del juglar y su actividad, la actuación juglaresca, fue la principal práctica literaria. Apoyándose en el ejercicio adiestrado de la memoria, y el dominio de la gestualidad y el espacio de actuación -la escena - juglaresca, en torno de la cual se congregaba el público-, el juglar componía o repetía poemas líricos y épicos. Precisamente, el poema épico, o cantar de gesta, era su realización más importante.

Los juglares fueron durante este período toda una institución cultural, porque cumplían la función de intermediarios entre la memoria colectiva y comunidad, de custodios del patrimonio cultural comunitario. Su recitación y su canto no sólo servían para entretener al público, sino que constituían un acto de celebración de la identidad compartida.
Surgimiento del verso escrito
A lo largo del siglo XII se produjo un cambio en la actitud de la Iglesia, a la e pertenecía la minoría letrada de la sociedad, que comenzó a preocuparse por llegar a un público más amplio que no sabía leer y que ya no entendía el latín. Para ello, comenzó a valorar los recursos del juglar y a componer obras en lenguas vernáculas. En este momento, la escritura empezó a desplazar a la oralidad: los cantares de gesta orales empezaron a ponerse por escrito y los poemas épicos tardíos se compusieron directamente por escrito. Aparecieron poemas líricos y narrativas cultos que referían nuevas historias: historias e la Antigüedad, como las hazañas de Alejandro Magno; historias de caballerías, como las aventuras del Rey Arturo y los caballeros de la Tabla Redonda; - historias sagradas, como los milagros de la Virgen María.

A lo largo del siglo XIII la escritura siguió desarrollándose y encarando empresas literarias más ambiciosas, ya no sólo en verso sino también en prosa: aparecieron las traducciones de la Biblia al francés y al casteo antiguos, crónicas universales y compilaciones de todas las aventuras del ciclo del rey Arturo. Todas estas obras enormes sólo fueron posibles por una innovación tecnológica: la difusión del papel, soporte de la escritura, mucho más barato y disponible que el pergamino. Por supuesto que la aparición de una nueva forma no significó la desaparición de las anteriores: la oralidad y la escritura convivieron hasta el fin de la Edad Media y aún después de la aparición de la imprenta.

La poesía épica medieval

Un género que se destaca en la Edad Media es el de la poesía épica. La poesía épica medieval tiene sus raíces en la épica germánica, pero sólo floreció a fines del siglo XI en Francia y de allí se extendió por el resto de la Europa occidental. Comparte los rasgos característicos de toda poesía heroica (desde Hornero hasta el siglo xx, desde Europa hasta los confines de Asia y África).

Las características de este tipo de poesía son las siguientes:

1. es una poesía centrada en la figura de un héroe, a través del cual se exaltan las virtudes más apreciadas por una comunidad (fuerza, valentía, voluntad, ingenio, astucia). El héroe épico otorga dignidad al género humano, porque muestra lo que es capaz de lograr el hombre, ensancha los límites de su experiencia, encarna el afán de superar la fragilidad humana para alcanzar una vida más plena. Es necesario aclarar, por último, que el héroe épico no posee poderes sobrenaturales (no vuela, ni lanza rayos ni ve a través de los muros), sino las capacidades de cualquier mortal, sólo que en grado superlativo;

2. es poesía de acción, porque el héroe manifiesta sus virtudes en la acción, de eso resulta una poesía esencialmente narrativa que atrae el interés hacia su héroe mostrando lo que hace: buscar el honor a través del riesgo. En esto aprovecha la tendencia general de todo público a disfrutar de un relato bien contado y a rechazar las moralizaciones y los adoctrinamientos; por eso, la poesía heroica carece de comentarios e intromisiones del narrador en la historia contada;

3. su narración es objetiva y de carácter realista, por lo tanto no hay introspección psicológica de los personajes y sus acciones transcurren no en ámbitos fantásticos (un mundo submarino o un reino aéreo), sino en ambientes cotidianos para el público: castillos, bosques, caminos, monasterios, poblaciones;

4. posee Linealidad y unidad de acción, es decir que el argumento relata las hazañas del héroe en forma continua sin distraerse en digresiones ni abordar argumentos secundarios;

5. su unidad de composición es el verso y no la estrofa; la versificación se organiza en tiradas de versos de extensión muy variada;

6. se trata de poesía de génesis oral, de allí su carácter lineal y su versificación no estrófica, porque para hacerla comprensible y memorizable debía tener una estructura simple;

7. remite a una edad heroica, es decir que los hechos que narra se ubican en un tiempo pasado en que esa comunidad habría alcanzado su máxima gloria. Ese tiempo heroico sirve de modelo que los hombres de cada comunidad intentan alcanzar y es motivo de orgullo y de afirmación de una identidad cultural. Como se ve, la referencia a una edad heroica está ligada a la función social que cumple la poesía épica, que consiste en la exaltación de los valores de un pueblo o de los valores de un grupo social (los guerreros, por ejemplo) que se ofrecen como modelo para toda la comunidad (además, por supuesto, de la función recreativa y la conmemorativa, la épica también es una forma popular de la historia).


Mester de juglaría:
La actividad épica de los juglares cae dentro de lo que desde antiguo se ha dado en llamar mester de juglaría. La palabra “mester” proviene del latín ministerium y significa “oficio”, “profesión” o “arte”, en este caso de juglares. Estos eran creadores o recreadores de las gestas que divulgaban. Las principales características de este mester son las siguientes:

  • Poesía en lengua vulgar, compuesta en el llano romance del habla cotidiana.

  • Poesía oral, destinada al canto o la recitación y no a la lectura.

  • Poesía popular, dirigida a todo el pueblo, para deleitar a reyes, señores, doctos e ignorantes.

  • Poesía tradicional, porque los cantares de gesta que obtienen los favores del público y que se popularizan, se transmiten de boca en boca y de generación en generación, haciéndose tradicionales.

  • Poesía colectiva, porque cuando un poema se hace tradicional, si bien nace como creación de un autor individual es reelaborado y refundido por otros y termina por ser una producción colectiva e impersonal.

  • Poesía anónima, por su carácter colectivo, popular y tradicional.

  • Poesía de metro irregular, que fluctúa entre las 10 y las 20 silabas.

  • Poesía de rima asonante o imperfecta.

  • Poesía apegada a formas lingüísticas arcaizantes.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   47

similar:

Aula. Curso: 1º Año polimodal. Eje 1 iconLengua y literatura – 3º AÑo polimodal
«el otro, ¿es siempre un extraño? ¿Es siempre un posible enemigo? ¿Acaso no puedo aprender de las diferencias que otros proponen?...

Aula. Curso: 1º Año polimodal. Eje 1 iconQUÍmica 1 curso er año

Aula. Curso: 1º Año polimodal. Eje 1 iconAula añO: 2013 area: Ciencias Naturales

Aula. Curso: 1º Año polimodal. Eje 1 iconLiteratura. Curso: 2do. Año Profesores

Aula. Curso: 1º Año polimodal. Eje 1 iconInstrucción premilitar curso: quinto añO

Aula. Curso: 1º Año polimodal. Eje 1 iconCronograma del curso de química de 5to AÑo a y b

Aula. Curso: 1º Año polimodal. Eje 1 iconTaller de técnicas analíticas. Curso: 5º año turno

Aula. Curso: 1º Año polimodal. Eje 1 iconCronograma del curso de química de 4to AÑo b

Aula. Curso: 1º Año polimodal. Eje 1 iconCronograma del curso de química de 3er AÑo a y b

Aula. Curso: 1º Año polimodal. Eje 1 iconAÑo escolar 2015-2016 horario de aula: 5º grado "A" educación primaria


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com