Paciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar






descargar 23.61 Kb.
títuloPaciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar
fecha de publicación20.01.2016
tamaño23.61 Kb.
tipoDocumentos
Paciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar disminución de la agudeza visual. Se establece el diagnóstico de catarata senil, se le propone cirugía y es enviado al Servicio de Anestesiología para su valoración, donde se encuentran los siguientes antecedentes de importancia.

Antecedentes heredofamiliares:

Padre muerto por enfermedad coronaria, madre fallecida por cáncer cervicouterino, esposa viva con diabetes mellitus tipo II, un hijo con diabetes mellitus tipo II.

Antecedentes personales no patológicos:

Tabaquismo positivo por 35 años a base de seis a siete cigarrillos diarios abandonado hace cuatro años; alcoholismo social sin llegar a la embriaguez, abandonado hace cuatro años.

Antecedentes personales patológicos:

Diabético de 20 años de evolución, actualmente controlado con glibenclamida a base de 5 mg antes de los alimentos; hipertensión arterial sistémica de 17 años de evolución, actualmente controlada con captopril 25 mg cada 12 horas y metoprolol 100 mg diarios por la mañana. Infarto agudo del miocardio hace un año, que ameritó estancia en unidad de cuidados intensivos durante cuatro días, nefropatía diabética actualmente controlado con dieta hiposódica y furosemida 40 mg al día.

Padecimiento actual:

Inicia aproximadamente hace seis meses con disminución de la agudeza visual en ambos ojos, con predominio izquierdo y visión borrosa, la cual ha sido progresiva.

Exploración física: Paciente masculino de edad aparente mayor a la referida, con opacidad en cristalino de ambos ojos de predominio izquierdo; apertura bucal amplia con adoncia parcial y prótesis dentales móviles, Mallampatti y Patil Aldretti I, que según estas clasificaciones, el grado I/IV, significa que aparentemente no presenta dificultad para la intubación endotraqueal. Tórax con campos pulmonares bien ventilados, ruidos cardiacos arrítmicos con frecuencia de 79 latidos por minuto sin otros fenómenos agregados. Extremidades con presencia de várices primarias asintomáticas.

Laboratorios y gabinete:

Hemoglobina: 15.4 g. Hematócrito: 44.2%. Plaquetas: 277,000. TP: 69% de actividad. TPT: 31.6”. Glucosa: 138 mg/dL. Urea: 70 mg/dL. Creatinina 1.9 mg/dL. Electrocardiograma: necrosis diafragmática, extrasístoles ventriculares aisladas. Placa radiográfica de tórax con presencia de incremento en la trama bronquial, no síndrome de condensación. Pruebas funcionales respiratorias normales. Riesgo anestésico quirúrgico EIIIB (cirugía electiva, grado III/IV con apertura del globo ocular) Goldman II, riesgo pulmonar moderado, riesgo tromboembólico moderado.
Plan anestésico: Anestesia regional ocular más sedoanalgesia.
El día de la cirugía ingresa el paciente a quirófano y después de realizar monitoreo tipo I se obtienen los siguientes signos vitales: presión arterial 140/92 mmHg, frecuencia cardiaca: 89 latidos por minuto, frecuencia respiratoria 16 respiraciones por minuto, saturación parcial de oxígeno 92%. Se prepara al paciente para cirugía y se instala O2 suplementario a través de puntas nasales con flujo de tres litros por minuto. Se administran 100 mg de fentanilo, se realiza protocolo de asepsia y antisepsia de la región ocular izquierda, y se procede a realizar bloqueo retrobulbar con la técnica habitual,3 tomando como punto de referencia el ángulo inferoexterno de la órbita y así alcanzar el ganglio ciliar. Después de tres a cuatro minutos, se presenta hiperemia conjuntival e incremento en la presión ocular, así como proptosis, lo que hace suponer el diagnóstico de hematoma retrobulbar, motivo por el cual es diferida la cirugía. Se reprograma la misma para dos semanas después, pero en esta ocasión se propone, ante la posibilidad de que se repita la misma complicación, la realización de anestesia tópica e intracameral del ojo izquierdo, más sedoanalgesia.

El día de la cirugía se recibió al paciente en sala de operaciones. Se realizó monitoreo tipo I y se prepara para cirugía. Se realiza medicación preanestésica con metoclopramida 10 mg IV. Se obtienen los siguientes signos vitales: presión arterial: 145/98 mm Hg, frecuencia cardiaca: 92 latidos por minuto, frecuencia respiratoria: 17 respiraciones por minuto, saturación parcial de oxígeno: 93%; se instala O2 suplementario por puntas nasales con flujo de tres litros por minuto; se administran 100 mg de fentanilo y 1.5 mg de midazolam por vía endovenosa. Posteriormente, se instilaron dos gotas de tetracaína al 5% oftálmica, en tres ocasiones con intervalo de tres minutos cada una. Se realiza una pequeña incisión sobre la cámara anterior del ojo aproximadamente en el meridiano de las 10 para permitir la administración

de 2 mg de lidocaína al 1% libre de preservadores durante 45 segundos; posteriormente, se elimina la lidocaína con condrointin sulfato más hialuronato de sodio (“viscoat”) el cual, además de proteger el endotelio corneal de probables lesiones, permite conservar la morfología de la cámara anterior del ojo por ser una solución viscoelástica. Se realiza cirugía de extracción de catarata mediante técnica de facoemulsificación y se coloca lente intraocular plegable en cápsula posterior del cristalino. El tiempo quirúrgico fue de 40 minutos. El paciente sólo refirió malestar moderado durante las maniobras de extracción de fragmentos del cristalino, lo cual disminuyó con la administración de 50 mg de fentanilo por vía intravenosa, no alterándose el plan anestésico-quirúrgico. Durante el transanestésico el paciente cursa con signos vitales estables, no hubo complicaciones anestésicas ni quirúrgicas y el paciente fue egresado a la Unidad de Cuidados Posanestésicos, donde permanece por espacio de 20 minutos, egresándose del quirófano a sala de hospitalización. Cuatro horas después egresó del hospital, totalmente recuperado del procedimiento quirúrgico.

Catarata

La catarata se define como la opacidad del cristalino degenerativa o del desarrollo. La catarata es la principal causa de ceguera en el mundo y constituye un desafío para cualquier sistema de salud. Con el acrecentamiento en la esperanza de vida es de vital importancia prepararse ante tal situación, los ancianos son la parte de la población más afectada por esta enfermedad. El motivo principal no debería ser la opacificación del cristalino, sino su interferencia con el estilo de vida y su repercusión en el funcionamiento  diario.
Las cataratas pueden deberse a envejecimiento, exposición a rayos X, calentamiento por radiación infrarroja, enfermedades sistémicas, uveítis, medicaciones sistémicas y posiblemente por exposición ultravioleta crónica.

El síntoma principal de las cataratas es la pérdida de visión progresiva e indolora, cuyo grado depende de la localización e intensidad de la opacidad. Cuando la opacidad afecta al núcleo central del cristalino (catarata nuclear), aparece miopía en fases precoces, de modo que el paciente présbita descubre que puede volver a leer sin gafas (segunda vista). En raras ocasiones la catarata se hincha, provocando glaucoma secundario y dolor.

Las opacidades por debajo de la cápsula posterior (catarata subcapsular posterior) afectan exageradamente a la visión al situarse la opacidad en el punto de cruce de los rayos de luz procedentes de los objetos. Estas cataratas crean problemas sobre todo cuando la iluminación es mayor.

La pérdida gradual de visión en la edad media de la vida o más tardíamente también es característica del glaucoma. Antes de dilatar las pupilas para una exploración oftalmológica, debe descartarse la elevación de la presión intraocular o la presencia de una cámara anterior poco profunda.

La cataratas más avanzadas aparecen como opacidades del cristalino grisáceas o de color marrón amarillento. La exploración de la pupila dilatada , sosteniendo el oftalmoscopio a unos 30 cm, suele mostrar opacidades sutiles. Las cataratas pequeñas se dibujan como defectos oscuros sobre el reflejo rojo. Una catarata grande puede ocultar el reflejo rojo. La exploración con lámpara de hendidura aporta más detalles sobre la naturaleza, localización e intensidad de la opacificación.

Los cambios frecuentes de cristales correctores pueden mantener una visión útil durante el desarrollo de la catarata. En ocasiones, puede recurrirse a la dilatación pupilar mantenida (con fenilefrina al 2,5%) para pequeñas opacidades lenticulares. Muchos oftalmólogos recomiendan el empleo de gafas con revestimiento UV o gafas de sol en días luminosos.

    Cirugía: La indicación más frecuente de cirugía de cataratas es una agudeza visual corregida £6/15 o la existencia de una dificultad visual subjetiva para actividades laborales o de ocio (p. ej., conducción, lectura, otras ocupaciones). El deslumbramiento excesivo también puede ser indicación de cirugía, sobre todo en cataratas subcapsulares posteriores. Otras indicaciones menos frecuentes son las enfermedades inducidas por el cristalino (p. ej., glaucoma facolítico, uveítis facoantigénica) o la necesidad de visualizar bien el fondo para el control de enfermedades como la retinopatía diabética o el glaucoma.

La extracción de la catarata suele realizarse con anestesia local y sedación i.v. Existen tres técnicas diferentes: la extracción intracapsular, consistente en extraer el cristalino íntegro (en la actualidad prácticamente abandonada); la extracción extracapsular, en la que se saca el núcleo central endurecido y luego se absorben los restos blandos de la corteza, y la facoemulsificación, que consiste en disolver el núcleo duro central en el interior del ojo mediante ultrasonidos, eliminando luego los restos corticales. Con la facoemulsificación la incisión realizada es más pequeña, consiguiéndose así una cicatrización más rápida.

Casi siempre se implanta una lente intraocular de plástico o silicona para reemplazar al cristalino en su función de enfoque. El implante puede colocarse en la cámara anterior (lente de cámara anterior), en el plano pupilar suturada al iris (lente fijada al iris) o detrás del iris (lente de cámara posterior). postoperatorias.

En la mayoría de los casos, los pacientes siguen un tratamiento con dosis decrecientes de antibióticos y corticoides tópicos hasta 4 sem después de la operación. Se les suele proporcionar un protector ocular para que lo utilicen mientras duermen, y se les advierte que eviten la maniobra de Valsalva, levantar pesos, inclinarse bruscamente o frotarse el ojo.

Las complicaciones de la cirugía de catarata incluyen desprendimiento de retina, degeneración macular quística, queratopatía bullosa, hemorragia coroidea (hemorragia intraoperatoria bajo la retina que produce la expulsión del contenido ocular por la incisión), endoftalmitis (infección intraocular), opacificación de la cápsula posterior (que puede tratarse con láser) y glaucoma.

Si se excluyen las alteraciones preexistentes –como ambliopía, degeneración macular o glaucoma–, el 95% de los ojos operados consiguen una visión de 6/12 o mejor. Si no se implanta una lente intraocular, se necesitan lentes de contacto o gafas con cristales gruesos para corregir el error refractivo (hipermetropía y presbicia).

INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIALhttp://t2.gstatic.com/images?q=tbn:5teekwu6ikd3hm:http://www.oas.org/dsd/iabin/component2/mexico/logos/uabc.gifhttp://t1.gstatic.com/images?q=tbn:pmtha7m9q4s-lm:http://pocamadrenews.files.wordpress.com/2008/12/imss-logo.jpg

DELGACIÓN REGIONAL EN BAJA CALIFORNIA

JEFATURA DE PRESTACIONES MÉDICAS

COORDINACIÓN DELEGACIONAL DE EDUCACION EN SALUD

ESCUELA DE ENFERMERÍA EN TIJUANA

INCORPORADA A LA U.A.B.C

ENFERMERÍA QUIRÚRGICA
CATARATAS
QUINTO SEMESTRE
LIC. CARMEN ALICIA BELIZ BENÍTEZ

INTEGRANTES:
CALOCA GÓMEZ BÁRBARA NAVIL
FERNÁNDEZ HERNÁNDEZ OSCAR GERMÁN


Tijuana B.C a 18 de abril del 2011

similar:

Paciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar iconMi nombre es Andrea Guadalupe Guerrero Noriega, tengo 17 años de...

Paciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar iconResumen introducción: Presentamos el caso clínico de un paciente...

Paciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar iconSe trata de paciente J. S. M de 15 años de edad, 50 kilogramos de...

Paciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar iconEste trabajo está desarrollado partiendo de la paciente que ingresó...

Paciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar iconEdad. El ejemplo más claro de la relación entre aparición de cáncer...

Paciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar iconFemenina de 18 años de edad atendida en el servicio de urgencias...

Paciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar iconEn Clorinda, una ciudad del norte de Argentina, un programa de control...

Paciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar iconIE. “Nuestra señora del rosario”

Paciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar iconDiscurso de orden pronunciado por la dra. Dianela parra de avila...

Paciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del Hospital Oftalmológico “Nuestra Señora de la Luz” de la Ciudad de México, por presentar iconI nstituto nuestra señora del amparo


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com