Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que






descargar 352.82 Kb.
títuloLos magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que
página1/9
fecha de publicación28.12.2015
tamaño352.82 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9
MAGIA CRÍSTICA AZTECA
SAMAEL AUN WEOR

PREFACIO
Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que en nuestros tiempos desobedecieron a los Dioses Santos y cayeron
Sus templos fueron prostituidos y perdieron con ello los poderes Divinos.
Dentro del conocimiento Gnóstico existen prácticas para los estudiantes de Tercera Cámara, mediante las cuales una persona de 70 años puede rejuvenecer y quedar con una edad de 40 años y la persona joven permanecer en ese estado todos los años que quiera.
La persona aprende a desarrollar y a utilizar todos sus chacras a mantener su vitalidad mediante el aprovechamiento de todos sus centros o cerebros, como generalmente se les llaman: Intelectual, Motor, Emocional, Instintivo, Sexual. Veamos a cualquiera de esos Centros. Por ejemplo el instintivo que está situado en la región coxígea, donde nacen las glúteas (se inicia la columna vertebral). Este centro es negativo en el varón y positivo en la mujer. Por ello los instintos maternales son tan elevados en la mujer, la cual es capaz de cualquier sacrificio. Por ello el AMOR está representado como fuerza Femenina.
Los instintos del varón cuando son criminales determinan el frontis o fachada, cara de salvaje u horror, sus instintos son fuertes, bruscos.
Si este sencillo centro produce cambios tan notorios, que no podríamos hacer con él sabiendo aprovecharlo.
El Centro intelectivo situado en la parte superior del cerebro, por medio de la simple lectura también nos transforma. Por ejemplo si tomamos a un hijo de un corralero (ordeñador de ganado, vacas) lo llevamos a la ciudad para que asista al Colegio, y realice estudios de primaria y secundaria, luego realiza estudios Universitarios. Lógicamente que este individuo al regresar a su hogar, ya posee modales, etc., es decir no sólo ha tenido cambios en su personalidad sino en su trato, facciones, etc.
Si todo esto se logra sólo con el auxilio de los sentidos orgánicos, que no se podrá hacer con la Energía Creadora.
Es indispensable conocer el vehículo en que andamos. Todo es factible por medio del conocimiento vivo es decir el de la experiencia propia.
Existen ritos maravillosos por medio de los cuales se combinan los movimientos con la meditación y la oración que hacen despertar maravillosamente nuestros chacras. Despiertos determinados chacras podemos rejuvenecer a voluntad.
La naturaleza no da nada regalado. Para dominarla se requiere hacer cosas sobrenaturales, y lo sobrenatural sólo lo logran los valerosos, los superhombres que revestidos de la fuerza del Cristo Interno hacen maravillas en la vorágine Iniciática. Para el débil solo esta la fosa del CAMPOSANTO.
JULIO MEDINA V.

 

 

EN EL VESTÍBULO DEL SANTUARIO
Amado buscador de la verdad:
Va a entrar usted en un curso de Alta Magia. Va a recorrer el camino de los grandes misterios antiguos. Vamos a desgarrar el velo del Sancta Sanctourum del Templo. Vamos a entregarle los secretos de los magos aztecas.
Tiene usted que estudiar con suma paciencia todo nuestro curso. Esta monografía es muy sencilla, pero conforme avance en sus estudios irá encontrando la sabiduría más profunda. Persevere y aguarde. Estudie y practique. La hora nueve lo espera. Propóngase llegar por este camino al Templo de la Iniciación Cósmica.

"El Reino lo arrebatan los valientes".

MONOGRAFÍA Nº 1

LO QUE JAMÁS SE HA EXPLICADO




"Y había Jehová Dios plantado un huerto en el Edén al oriente, y puso allí al hombre que había formado; y había Jehová Dios hecho nacer de la tierra a todo árbol delicioso a la vista y bueno para comer; también el árbol de la vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal".
El Edén es el mismo sexo. En el Edén están los dos árboles: el árbol de la vida y el árbol de la ciencia del bien y del mal. El árbol de la vida es la médula espinal. El árbol de la ciencia del bien y del mal es la fuerza sexual.
"Y mandó Jehová Dios al hombre diciendo: de todo árbol del huerto comerás, mas del árbol de la ciencia del bien y del mal, no comerás de él; porque el día que de él comieres, morirás".
"Un ramo de enormes lirios negros y de flores rojas estaba colocado en un jarro de plata y encima de un altarcito indio, lleno de copones de oro y bronce, se alzaba una estatua pequeña y extraña: una especie de diosa andrógina, de brazos frágiles, torso bien moldeado, caderas deprimidas, demoníaca y encantadora, tallada en ónix negro purísimo, desnuda completamente. Dos esmeraldas incrustadas en sus párpados brillaban de modo extraordinario, y entre los muslos bien torneados, en el bajo vientre, en el sexo, burlona y amenazadora, se veía a una pequeña calavera".
El hombre y la mujer nacieron para amarse. "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y allegarse a su mujer, y serán una sola carne. Y estaban ambos desnudos, Adam y su mujer, y no se avergonzaban porque aún no habían comido del fruto prohibido, delicioso a la vista y agradable al paladar".


Ese fruto prohibido es el sexo. Empero, la serpiente del instinto sexual era astuta y dijo a la mujer: "conque Dios os ha dicho: no comáis de todo árbol del huerto". Y la mujer respondió a la serpiente: "Del fruto de los árboles del huerto comemos, mas del fruto del árbol que está en medio del huerto, dijo Dios: "No comeréis de él, ni lo tocaréis, para que no muráis". Empero, la serpiente del instinto sexual sedujo a la mujer diciéndole: "Mas sabe Dios que el día que comiereis de él serán abiertos vuestros ojos, y seréis como dioses sabiendo el bien y el mal".
En el Edén los seres humanos eran inocentes porque aún no habían fornicado. Los hombres y mujeres del Edén comían los frutos del árbol de la vida, y los cuatro ríos de las aguas puras de vida nutrían a las raíces de los árboles del huerto.

Los hombres y mujeres del Edén gozaban de las delicias del amor entre los bosques profundos de un viejo continente que llamaban Lemuria.
"Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto y comió, y dio también a su marido; él comió así como ella".
"Y fueron abiertos los ojos de entre ambos, y conocieron que estaban desnudos. Entonces cosieron hojas de higuera y se hicieron delantales".

Así fornicaron y sacóles Jehová Dios del Huerto del Edén. "Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto del Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía a todos lados para guardar el camino del árbol de la sabiduría".

El hombre perdió sus poderes divinos cuando violó el sexto mandamiento de la Ley de Dios, que dice: "No fornicar".
En los tiempos antiguos los hombres y las mujeres eran verdaderos magos que tenían poder sobre el fuego de los volcanes, sobre el viento y los huracanes, sobre las tormentas del mar y sobre los grandes terremotos.
Cuando el hombre fornicó tuvo que trabajar con dolor porque perdió sus divinos poderes, y cardos y espinas le produjo este valle de amarguras.
Antiguamente, cuando el hombre no había salido del Edén, el acto sexual sólo se verificaba dentro del recinto sagrado de los templos de misterios bajo la dirección de los ángeles. Así nacían hombres y mujeres puros entre las espesas selvas de la Lemuria.
Práctica

Acuéstese en su lecho boca arriba, relaje todos los músculos de su cuerpo y ponga su mente en blanco. No pensará absolutamente en nada durante treinta minutos en seis días de la semana, a una misma hora, antes de quedarse dormido.

El Maestro   

MONOGRAFÍA Nº 2

LO QUE ENSEÑABAN LOS NAHUAS EN SUS TEMPLOS SECRETOS
QUETZALCOATL, dios tolteca de los vientos, tercer hijo de la pareja divina Ometecuhtli y Omecihuatl, Señor y Señora de la dualidad, se lo representaba con vestido plateado como los rayos de Selene, con media luna en el pecho, cubierto con la máscara sagrada; en la mano izquierda, el chimalli, en el cual se dibuja el símbolo de la estrella de la mañana; en la mano derecha, el macuahutl para la lucha.
En otra de sus representaciones, esta deidad aparece en medio de las nubes como el lucero del amanecer. Lleva un solo ceñidor en la cintura y en la espalda un lienzo con dos cruces de brazos iguales, y en uno de sus jeroglíficos aparece con la cabeza y las orejeras de discos, bozote de disco en la nariz, y en los carrillos, triples discos en medio de los cuales se dibujan dos cruces de malta.


Quetzalcoatl es el Cristo Cósmico Náhuatl que en el año Ce Akatl (895 de la E.C.) encarnó en el hogar de Iztacmixcoatl y Chimalmatl. De naturaleza mística y austera, muy joven comenzó a practicar el ayuno y la penitencia. A los treinta años fue nombrado gran sacerdote y monarca de Tollan (Tula, Estado de Hidalgo) Otro de los anales su patria, volvió a ella después de muchos años trayendo desde países lejanos una civilización muy adelantada y una religión monoteísta de amor para todos los hombres. Otra de esas crónicas dice: Llegó a Tollan por Pánuco, venía del mar sobre un madero, era blanco y barbado, y portaba túnica bordada con pequeñas cruces rojas.
Como instructor, los nahuas lo representaban con mitra de oro forrada con piel de tigre y plumas de Quetzalli, sobrepelliz vistosamente adornada y orejeras de turquesa; collar de oro del cual penden diminutos y preciosos caracoles marinos; Capa de plumas de Quetzalli figurando llamas de fuego y cactli de piel de tigre de cuyas anchas correas, que cruzándose suben hasta las pantorrillas, cuelgan caracolillos marinos; En la mano izquierda, escudos con estrella de cinco puntas en el centro; en la derecha, cetro de oro con piedras preciosas.
Les enseñó a cultivar la tierra, a clasificar a los animales, a tallar las piedras preciosas, la fundición de metales, la orfebrería y la cerámica. Les enseñó astronomía y el uso del calendario. Prohibió la guerra y los sacrificios humanos y de los animales; los sacrificios habían de ser de pan, de flores y de Copalli. Prohibió el homicidio, el robo, la poligamia y todo mal entre los hombres.
En Tollan fundó un templo de misterios con cuatro grandes adoratorios: el primero era de madera de cedro con adornos verdes; el segundo, de cedro con adornos de coral; el tercero, de cedro con adornos de caracoles marinos; el cuarto, de cedro con adornos de plumas de Quetzalli. En ellos, él y sus discípulos oraban, ayunaban y practicaban la penitencia.

Les hablaba de Ipalnemohuani (Aquél por quien vivimos), de la creación del mundo, de la caída del hombre, del diluvio, del Cristo y su Evangelio, del bautismo, de la circuncisión y de la cruz (símbolo de la inmortalidad de la vida y de redención del género humano), recomendándoles que la usaran en los altares de los templos y en sus hogares. Puso nombre a los pueblos, montes y valles.

Era un instructor divino y fue negado y perseguido por los mismos a quienes había venido a enseñar a amar y a vivir. Lo persiguieron y, en su huida de Tollan, se refugió por algún tiempo en Teotihuacan (lugar de adoración) donde dejó un templo abierto en cuyo altar los Maestros realizaron el auto sacrificio y la solemne ceremonia del fuego nuevo.

El altar de este templo está adornado con cabezas de serpiente emergiendo del cáliz de una flor, las cuales simbolizan a Quetzalcoatl caído en los abismos atómicos humanos; las conchas blancas y los caracoles rojos que las adornan son el emblema del origen primario de la deidad.

De Teotihuacan pasó a Cholula donde vivió veinte años, pero tuvo que huir nuevamente de allí por la guerra. Con cuatro de sus discípulos de dirigió a Coatzacoalcos, y dicen los anales que construyó una balsa y en ella se hizo a la mar y desapareció. Pero antes les dijo que tuvieran por cierto que hombres blancos y barbados como él habrían de llegar por mar del Oriente y se enseñorearían de Anahuac.


Sabemos que se cumplió la profecía, hombres blancos y barbados vinieron desde el mar por el Este, pero no para evangelizar con palabras sino con la espada. "Orad sin cesar para que encontréis al Señor con alegría y no con dolor".
En el museo de Antropología e Historia de la ciudad de México, como testimonio de las místicas enseñanzas de Quetzalcoatl, existe un monolito de la "serpiente preciosa de plumas de Quetzalli" que tiene por fuera una gran bífida lengua (símbolo de la luz), sobre la cabeza una "I", emblema del fuego, Ignis, y el jeroglífico "Akatl" (caña), un carrizo de agua, simbolizado por la cabeza humana que remata al conjunto de la serpiente.
La "serpiente preciosa de plumas de Quetzalli" es el emblema del divino hombre Náhuatl, Quetzalcoatl, que encarnó en Adam y cayó al ceder a la tentación de la serpiente bíblica.
El Sumum de la belleza es la mujer. La naturaleza, la música, las flores, un paisaje, un niño nos conmueven, pero la mujer no sólo nos conmueve sino que nos atrae, nos inspira, nos provoca. Desde niños añoramos sus ternuras porque ella es la otra mitad de nuestro ser, y viceversa.


Cuando amamos, durante el connubio sexual, somos como dioses. Los tlamatinime (filósofos, iniciados) sabían retirarse del acto sexual sin eyacular el licor seminal. Entonces las jerarquías solares y lunares utilizaban un solo espermatozoide para fecundar a la mujer.
Fueron los ángeles caídos los que enseñaron a los hombres y mujeres a eyacular el licor seminal; y así cayeron de su estado paradisíaco en la animalidad en la que desde entonces se debaten. ¡Quetzalcoatl, el cuatito divino, que se levante victorioso por entre la columna vertebral de ellos!
Por la violación del sexto mandamiento de la Ley de Dios: "no fornicarás", al descender a los abismos atómicos del hombre y de la mujer, la serpiente preciosa de plumas de Quetzalli se transformó y tuvo que arrastrarse sobre su pecho entre el lodo de la tierra porque quedó maldita. (Génesis 3, 14)
En nuestras glándulas seminales se halla encerrada la serpiente preciosa de plumas de Quetzalli que sólo se despierta y se levanta al influjo de la magia amorosa. Ella es también el emblema náhuatl del fuego sagrado del Espíritu Santo que, al subir por el séptuple canal de la médula espinal, nos convierte en ángeles.
En los patios empedrados patios de los templos de misterios Nahuas, hombres y mujeres permanecían meses y meses acariciándose, y hasta uniéndose sexualmente, sin llegar jamás a derramar el licor seminal. En esta forma los Nahuas despertaban en ellos el Fuego Universal, el fuego sagrado del Espíritu Santo, y se convertían en magos que hacían prodigios como los que, a su paso por la Tierra, hiciera el divino Maestro Jesús, el Cristo.
Enseñar a transmutar las fuerzas sexuales de la animalidad humana en fuerzas divinas mentales es parte de las enseñanzas de este libro

.

El hombre y la mujer regresarán al Edén unidos por el divino uso natural de los sexos. El amor nos convierte en dioses.

Cuando la serpiente preciosa de plumas de Quetzalli sube por en medio de la columna vertebral, se transforma en Quetzalcoatl, en el ave maravillosa de todas las transformaciones, en el ave Minerva cuyos terribles secretos ningún iniciado puede revelar.
Entonces, el fuego sagrado del Espíritu Santo florece en nuestros labios hecho verbo y, al influjo de nuestra palabra, el fuego, el aire, el agua y la tierra nos obedecen y adoran.
Práctica
Acostado en su lecho, en decúbito dorsal, relaje todos los músculos de su cuerpo, desde la punta de los pies hasta la cabeza, y ponga su mente en blanco por unos diez minutos. A continuación, imagínese que por su glándula pineal, situada en el interior del cerebro, casi en medio del mismo, descendiendo del cielo, entra en su cuerpo el fuego sagrado del Espíritu Santo y vitaliza al chakra maravilloso de esta glándula, el cual resplandece en sus doce dorados pétalos centrales teniendo como fondo infinidad de pétalos que parecen rayos de luces multicolores de un loto maravilloso, y lo pone en movimiento, de izquierda a derecha, como rehilete de fuego. Este ejercicio debe durar media hora y debe usted hacerlo antes de quedarse dormido.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que iconResumen en el laboratorio de microbiología se realizaron los pasos...

Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que iconLos principales dioses de los: aztecas, mayas, aymaras y quichuas

Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que iconLaca, usada por los chinos en el siglo XIII a. C., que se extrae...

Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que iconLos Reyes Magos y el Niño Jesus ¡Los tres Reyes, vednos aquí!, Lejos nuestra patria está

Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que iconRosario – Argentina
«entes espirituales» altamente evolucionados y, a través de ellos, reveló muchos secretos de la vida y de la muerte. En pocos y breves...

Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que iconEs una planta tropical, domesticada por las culturas prehispánicas...

Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que iconLas problemáticas sociales y la vida cultural crean, recrean e impactan...

Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que iconZapatero y los 85 millones de víctimas
«montaña» [Estaba situada en un lugar elevado durante las sesiones] En estos últimos, se situaron los diputados más exaltados o fanáticos:...

Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que icon2. Los materiales aislantes dependen de su naturaleza y de una cualidad...

Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que iconMapas. Estudios a niveles detallados
«Los datos litológicos son descriptivos; suministran el fondo del mapa sobre el que se representan los otros elementos, los cuales...


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com