Administración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis




descargar 104.67 Kb.
títuloAdministración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis
fecha de publicación29.12.2015
tamaño104.67 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
REHIDRATACIÓN (09/02/2011)

Tutor: Maritza Marcano
REHIDRATACIÓN: administración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis.
HISTORIA:

  • Tratamiento con líquidos parenterales se inició en el siglo XIX por Latta.

  • En la década de los 60s se descubre la rehidratación oral.

  • En 1978 la OMS crea el programa de control de enfermedades diarreicas, haciendo énfasis en el mecanismo de absorción de las sales de rehidratación oral.


OBJETIVOS DE LA REHIDRATACIÓN:

  1. Mantenimiento.

  2. Reposición del déficit.

  3. Reposición suplementaria de pérdidas.


Mantenimiento: depende del metabolismo basal y el tratamiento de mantenimiento está diseñado para reponer pérdidas corporales habituales de agua y electrolitos.

El mantenimiento depende de:

  • Agua eliminada por heces (esta cantidad es despreciable) y orina.

    • Las pérdidas urinarias se acentúan cuando disminuye la capacidad del riñón para concentrar la orina.

    • Las pérdidas urinarias de agua disminuyen en los procesos asociados a oliguria, síndrome de secreción inapropiada de ADH, insuficiencia renal o la obstrucción urinaria.

  • Pérdida insensible:

    • Aumentan con la actividad física un 30%.

    • En la fiebre, aumenta 12% por cada 1° C de ascenso de temperatura.

    • Caso contrario ocurre tanto en reposo como en la hipotermia.

    • La hiperventilación aumenta la pérdida insensible.

    • Disminuye en atmosferas húmedas o cuando el paciente recibe oxígeno humidificado.

    • A través de la piel. Representa 2/3 de la pérdida insensible.

    • A través de los pulmones. Representa 1/3 de la pérdida insensible.

Notas: los requerimientos de agua para cubrir las pérdidas insensibles y urinarias son de 100ml por cada 100 calorías consumidas; de esta 1/3 cubre la pérdida insensible y el resto cubre la urinaria.

Los lactantes de peso bajo o muy bajo al nacer, con una superficie corporal grande y un menor grosor de la piel; pueden sufrir pérdidas insensibles de agua de 100-200ml/kg/24hr.


Requerimiento Hídrico Según Edad

Edad

ml/kg/día

ml/m2SC/día

Recién Nacido Pre-término.

70-100

--

Recién Nacido A término.

75-80

--

1º semana

80-100

1000

1m-6m

100-150

1500

7m-12m

100-120

1600

13m-24m

90-110

1600

2ª-4ª

80-100

1600

5ª-10ª

75-90

1600

11ª-15ª

45-50

1600


Fuente: Gordillo Paniagua (1987).
Reposición del déficit: La intensidad de los déficits refleja la magnitud y la rapidez de los cambios, pero el tipo de déficit indica la pérdida relativa de agua y electrolitos.

Constituyen el efecto acumulativo neto de:

  • El aporte de nutrientes por vía oral o parenteral.

  • Las pérdidas corporales anormales resultantes de un proceso patológico.

  • Las pérdidas fisiológicas.

La intensidad del déficit de líquidos se corresponde con el porcentaje del peso corporal que se ha perdido. Se considera que los lactantes con:

  • Sufren una deshidratación leve del orden de 3-5% del peso corporal (30-50ml/kg de peso corporal).

  • Se calcula que los lactantes con signos de deshidratación moderada han periodo el 7-10% el peso corporal (70-100 ml/Kg de peso corporal).

  • En la deshidratación intensa esta pérdida asciende al 10-15% del peso corporal (100-150 ml/kg de peso corporal).

  • En los niños mayores y en los adultos, el antecedente constituye un porcentaje menor del peso corporal; la deshidratación leve, moderada e intensa provoca pérdidas de peso corporal de 5%, 7% y 10% respectivamente.


SALES DE REHIDRATACIÓN ORAL S.R.O.:
Ventajas de su uso: es menos agresivo, más barato, presentar menos complicaciones y facilitar la alimentación precoz.
Composición de las S.R.O formulada por la OMS por litro de agua:




Efectivamente, aunque la SRO de la OMS y otras similares, que contengan 90 mEq/l de Na+, son seguras y eficaces para el tratamiento de la deshidratación por diarrea aguda, un exceso en su consumo podría dar lugar a una hipernatremia, por lo que se aconseja administrar agua entre las tomas.
Fisiología de la absorción intestinal de las S.R.O:
La base fisiológica radica en que el cotransportador glucosa/Na+ es activo tanto en las criptas como en la más vulnerable zona apical del epitelio intestinal. Esta circunstancia conduce a que la lesión y habitual destrucción de las microvellosidades apicales epiteliales producido por las infecciones intestinales no logren impedir el cotransporte en las criptas indemnes.

En definitiva, el cotransportador glucosa/Na+ suele permanecer inalterado en los procesos diarreicos, siendo la base fisiológica de la rehidratación oral.

En el intestino delgado se produce la absorción del agua y electrolitos por las vellosidades del epitelio y simultáneamente, la secreción de éstos por las criptas. Así, se genera un flujo bidireccional de agua y electrolitos entre el lumen intestinal y la circulación sanguínea. Normalmente la absorción es mayor que la secreción, por lo que el resultado neto es absorción, que alcanza a más del 90% de los fluidos que llegan al intestino delgado. Alrededor de 1 litro de fluido entra al intestino grueso, donde, por mecanismo de absorción, sólo se elimina entre 5 y 10 ml/kg/24 horas de agua por heces en lactantes sanos. Por lo tanto, si se produce cualquier cambio en el flujo bidireccional, es decir, si disminuye la absorción o aumenta la secreción, el volumen que llega al intestino grueso puede superar la capacidad de absorción de éste, con lo que se produce diarrea. El agua se absorbe por gradientes osmóticas que se crean cuando los solutos (especialmente Na+) son absorbidos en forma activa desde el lumen por la célula epitelial de la vellosidad. Los mecanismos de absorción de Na+ son:

  • Absorción junto con Cl-.

  • Absorción directa.

  • Intercambio con protón.

  • Unido a la absorción de sustancias orgánicas: (glucosa, galactosa, aminoácidos).

Después de su absorción, el Na+ es transportado activamente fuera de la célula epitelial (extrusión), por la bomba Na+/K+ATPasa, que lo transfiere al líquido extracelular, aumentando la osmolaridad de éste y generando un flujo pasivo de agua y electrolitos desde el lumen intestinal a través de canales intercelulares. La secreción intestinal de agua y electrolitos ocurre en las criptas del epitelio, donde el NaCl es transportado desde el líquido extracelular al interior de la célula epitelial a través de la membrana basolateral. Luego el Na+ es devuelto al líquido extracelular, por la Na+/K+ATPasa. Al mismo tiempo se produce secreción de Cl- desde la superficie luminal de la célula de la cripta, al lumen intestinal. Esto, crea una gradiente osmótica que genera flujo pasivo de agua y electrólitos desde el líquido extracelular al lumen intestinal a través de canales intercelulares.
Sales de osmolaridad reducida: La concentración de sodio de las S.R.O estándar de 90 mEq/L son demasiado elevadas en relación con la magnitud de la depleción que se produce en los casos de diarrea viral (principalmente en niños) o con bajo gasto fecal, con el consiguiente riesgo de aparición de casos de hipernatremia. En 1989 la Sociedad de Gastroenterología Pediátrica y Nutrición de Europa recomienda las SRO hipoosmolares con contenido de sodio 60 mmol/L. para tratar este tipo de diarreas.



Otras soluciones de rehidratación oral:

  • S.R.O con aminoácidos: su principal objetivo es favorecer la absorción de sodio.

  • SRO con harina de arroz: estas sales fueron diseñadas para el tratamiento de pacientes con cólera, donde disminuirían el gasto fecal.

  • ReSoMal®: Especial para niños desnutridos. Estas sales especiales contienen menos sodio, más azúcar y potasio. Por otro lado también reponen minerales como el magnesio, cobre y zinc. Pueden ser preparadas a partir de las SRO estándar diluyendo un sobre sodio 90 mEq/L en 2 litros de agua y añadiendo 50g de azúcar y CMV 6 g (compuesto vitamínico mineral).

  • SRO con zinc o también denominadas las “supersales”: la adición de este micronutriente ha demostrado disminuir el tiempo de diarrea y la disminución del gasto fecal, principalmente debido a que favorece la absorción intestinal y acelera la restauración del epitelio intestinal. También produce una recuperación rápida en casos de shigellosis, porque facilitan la respuesta inmune del paciente, al administrarla junto al antibiótico.


PAUTAS DE DOSIFICACIÓN DE S.R.O: La dosificación de las SRO dependerá de la gravedad de la deshidratación:

  • En casos de diarreas leves, la SRO puede no ser necesaria, requiriendo únicamente una alimentación adecuada y aumentar la ingesta de líquidos.

  • En lactantes y niños pequeños no deshidratados, pero con diarrea aguda, se puede administrar 10 ml/kg después de cada deposición.

  • En casos de deshidratación leve (pérdida de peso entre 3-5%) o intermedia (6-9%) se aconseja el empleo de 50-100 ml/kg, más las pérdidas fecales (10 ml/kg por deposición). Esta cantidad debe ser administrada durante 4-6 horas en el caso de deshidrataciones isohiponatrémicas (las más frecuentes) y hasta 12 horas si es hipernatrémica. (En los lactantes que toman más de 150 ml/kg en 24 horas deben beber agua normal para evitar hipernatremias y calmar la sed.)

  • En adultos se suelen administrar 200-400 ml después de cada deposición.

  • En diarreas graves (pérdida de peso > 10%), con vómitos persistentes, está indicado el ingreso hospitalario para rehidratación I.V.


Nota: En general la utilización de remedios caseros, como zumos de fruta, té, bebidas de cola, puede ser útil como aporte de líquidos en caso de diarreas leves. Sin embargo, no está justificado su empleo en caso de deshidratación, ya que presentan una concentración de carbohidratos y electrolitos inadecuada para una absorción apropiada.

La incorporación de la alimentación ha de hacerse precozmente, para evitar la desnutrición y favorecer así la regeneración de la mucosa intestinal.

Durante mucho tiempo se ha tenido la creencia que era conveniente mantener una dieta estricta durante el período de diarrea y deshidratación. La tendencia actual es diametralmente opuesta al haberse comprobado científicamente los claros beneficios de la incorporación precoz de la alimentación.
Técnica de administración de las S.R.O: Se recomienda la ingestión de pequeñas cantidades (sorbos o cucharaditas de <5 ml) frecuentemente (cada 5-10 minutos), para favorecer la alternancia de absorción y reposo intestinal. El exceso de aporte inicial podría favorecer un incremento del peristaltismo intestinal y los vómitos.
Contraindicaciones del uso de S.R.O:


  • Íleo paralítico.

  • Cólicos abdominales.

  • Deshidratación grave con inestabilidad hemodinámica.

  • Pérdida superior a 10 ml/kg/hora.

  • Vómitos fuertes.

  • Oliguria o anuria prolongada.

  • Niños prematuros y menores de un mes.

  • Insuficiencia renal.

  • Si la diarrea no cesa o incluso empeora debe cancelarse su administración y enviar al médico.


El efecto adverso más importante de la SRO es la sobrehidratación en caso de dosificación excesiva. Alguno de los síntomas más característicos son: calambres musculares, hinchazón de pies y párpados, cansancio y debilidad, taquicardia, hipertensión, irritabilidad y convulsiones. En caso que esto suceda debe suspenderse el tratamiento y enviar al hospital.

En ocasiones la rehidratación oral puede provocar hipernatremia, cuando se realiza la corrección demasiado rápida. En estas situaciones, además de ajustar la frecuencia de administración de SRO, es de utilidad la utilización de preparados hiposódicos. En el caso de rehidratación parenteral, el principal riesgo es la sobrehidratación, que puede cursar con convulsiones.
COMPOSICIÓN DE LAS SOLUCIONES UTILIZADAS EN REHIDRATACIÓN PARENTERAL
Solución fisiológica:

Indicaciones: reposición de líquidos y electrolitos.

Precauciones: hay que restringir la cantidad en caso de alteración renal, insuficiencia cardíaca, hipertensión, edema pulmonar y periférico y toxemia de la gestación.

Efectos adversos: la administración de dosis altas puede incrementar la acumulación de sodio y edema.
Solución hipertónica de NaCl:

Indicaciones: Tratamiento de Hiponatremia y desequilibrios hipoosmolares.

Efectos adversos: la administración de dosis altas causar hipernatremia grave.
Lactato Ringer (Solución de Hartman):

Indicaciones: reposición de líquidos y electrolitos pre y perioperatoria; shock hipovolémico.

Contraindicaciones: alcalosis metabólica o respiratoria; hipocalcemia o hipoclorhidria

Precauciones: hay que restringir la cantidad en caso de alteración renal, insuficiencia cardíaca, hipertensión, edema pulmonar y periférico, toxemia de la gestación.

Efectos adversos: la administración excesiva puede producir alcalosis metabólica; la administración de dosis altas puede incrementar el edema

El Ringer Lactato contiene una mezcla de D-lactato y L-lactato. La forma L-lactato es la más fisiológica, siendo metabolizada por la láctico deshidrogenasa, mientras que la forma D-lactato se metaboliza por medio de la D-a-deshidrogenasa. En los seres humanos, el aclaramiento de la  D-lactato es un 30 % más lento  que el aclaramiento de la forma L-lactato. La forma D-lactato se encuentra en el plasma a una concentración usualmente menor de 0.02 mmO/L, ya que a concentraciones superiores a 3 mmO/L produciría encefalopatía. Un daño hepatocelular o una menor perfusión hepática, en combinación con un componente hipóxico disminuiría el aclaramiento de lactato y por consiguiente riesgo de daño cerebral.

Glucosal 3,3% glucosa/ 0,3 NaCl: Las soluciones glucosalinas son eficaces como hidratantes y para cubrir la demanda de agua y electrolitos con aporte de glucosa.

Glucosal 5% glucosa/ 0,9 NaCl: están indicadas cuando hay depleción combinada de agua y sodio. Una mezcla isotónica a 1:1 de cloruro sódico y glucosa al 5% permite que una parte del agua (libre de sodio) entre en las células del cuerpo que sufren más de la deshidratación, mientras que la sal sódica con un volumen de agua determinado por el Na+ plasmático normal permanece extracelular. La depleción combinada de sodio, potasio, cloruro y agua se puede producir, por ejemplo, en caso de diarrea grave o vómitos persistentes; la reposición se realiza con una infusión intravenosa al 0,9% de cloruro sódico y una infusión intravenosa de glucosa al 5% con el potasio necesario.

Glucosal 5%, 10% y 50%: Infusión (Solución para infusión), glucosa al 5% (isoosmótica), 10% (hiperosmótica), 50% (hiperosmótica).

Indicaciones: reposición de líquidos sin déficit importante de electrolitos. Tratamiento de la hipoglucemia.

Precauciones: diabetes mellitus (puede requerir insulina adicional).

Efectos adversos: las inyecciones de glucosa, sobre todo las hipertónicas, pueden tener un pH bajo y producir irritación venosa y tromboflebitis; alteraciones hidroelectolíticas; edema o intoxicación por agua (en administración prolongada o infusión rápida de grandes volúmenes de soluciones isotónicas); hiperglucemia (en administración prolongada de soluciones hipertónicas).
Bicarbonato de sodio al 5%:

Indicaciones: Acidosis metabólica, acidosis láctica primaria y otras indicaciones que ameriten alcalinización sistémica.

Reacciones adversas: Alcalosis metabólica, hipernatremia, hipocalemia, edema. Cuando ocurre extravasación se produce celulitis química, con consecuente necrosis tisular y ulceración en el sitio de inyección.

Precauciones: pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva, pacientes con oliguria y anuria, cirrosis hepática o pacientes en tratamiento con corticoesteroides.

Advertencia: Su administración en exceso puede provocar el desplazamiento de potasio hacia el interior de la célula y puede causar hipocalemia y arritmias cardíacas.

Solución polielectrolítica:

Composición:

Glucosa: 5 a 6 mg/kg/día.
Potasio: 2 a 3 mEq/kg/día.
Sodio: 2 a 3 mEq/kg/día (1cc=3,4mEq).
Sulfato de magnesio: 25 a 50 mg/kg/día (0,25-0,50 ml/kg/d).

Gluconato de calcio: 100-200 mg/kg/día (1-2 ml/kg/d).

Indicaciones: Deshidratación severa que aparece por pérdida de agua y electrólitos por las diversas vías de eliminación corporal; principalmente por diarreas secretoras como es el caso del cólera

Contraindicaciones: Contraindicada en deshidratación por diarreas no secretoras (por el alto contenido de sodio de la solución). Asimismo en pacientes con hipernatremia y retención de líquidos.

Reacciones adversas: Si el paciente entra al estado de hipernatremia se observará diarrea que puede ser severa, edema pulmonar y elevación de la presión venosa central, deshidratación de células neuronales que puede ocasionar hemorragias por desgarramiento de vasos piales y durales, así como hemorragia intracerebral y muerte.

APLICACIÓN DE REHIDRATACIÓN ORAL:

Indicaciones de terapia de rehidratación oral:

  • Prevenir la deshidratación, con el suministro de SRO desde el inicio de la diarrea, reponiendo las pérdidas de agua y de electrolitos.

  • Tratar la deshidratación leve o moderada, con el suministro de SRO durante 3 a 4 horas poniendo las pérdidas acumuladas de  agua y electrolitos.

  • Tratar la deshidratación grave, con rehidratación intravenosa por 3 horas complementada con 2 o 3 horas de terapia de rehidratación oral (TRO).


Ventajas de la Terapia de Rehidratación Oral (El 95 % de los pacientes deshidratados por diarrea, pueden hidratarse con TRO):

  1. Participación activa de la madre en el tratamiento del niño.

  2. Disminuye la tasa de letalidad intrahospitalaria por diarrea, entre un 40 a un 50 %.

  3. Disminuye un 60 % las admisiones hospitalarias, reduciendo los costos hospitalarios hasta un 80 %.

  4. Disminuye la mortalidad por diarrea y el número de visitas  del niño al hospital.

  5. Al mejorar el manejo de la hidratación y la alimentación del niño con diarrea, se evita la desnutrición, que generalmente acompaña a estos casos.

  6. Es un procedimiento sencillo, fácil de aplicar, por lo que cualquier persona puede ser entrenada para su uso.

  7. Es económica, pues el costo de un sobre esta alrededor de un dólar USA, en comparación con el tratamiento intravenoso, el cual es más costoso y necesita de personal entrenado para su aplicación.

Evaluación del estado de hidratación y decisión del plan de tratamiento: De acuerdo a la evaluación del estado de hidratación se pueden presentar tres situaciones: A) hidratado, B) deshidratado y C) deshidratado  grave, los cuales pueden recibir tres planes de tratamiento llamados A, B y C. (La tabla está al final).
Plan A: Enfermedad diarreica aguda inicial sin signos o síntomas de deshidratación.

Sigue las siguientes tres reglas:

  • Alimentación continúa. Mantener la lactancia materna (con más frecuencia de lo habitual)

  • Bebidas abundantes.

  • Consulta oportuna.


Debe hacerse en el hogar con los líquidos disponibles, SRO, a la cantidad estimada:


  • < de 1 año 50  a 100 ml (¼ o ½ taza) después de cada evacuación líquida.

  • 100 a 200 ml (½ o 1 taza) en  > de 1 año.

  • En niños mayores o adultos, todo lo que desee tomar. De forma práctica se le da ½ onza/kg de peso, después de cada evacuación líquida (si se conoce el peso)

  • En lactantes menores de 6 meses que todavía no han empezado a tomar sólidos, la solución de rehidratación oral se debe administrar antes de la leche


Nota: El uso de taza y cucharita o gotero permite ofrecer cantidades pequeñas y uniformes que no propician la deglución de aire, el vomito o la contaminación.

No deben usarse alimentos que aumenten la carga osmolar, tales como alimentos azucarados, jugos enlatados o embotellados, refrescos de cualquier tipo, alimentos con muchas fibras muy condimentadas o alergizantes.
Plan B: Se utiliza cuando hay enfermedad diarreica aguda con algún grado de deshidratación, el mismo debe realizarse en un centro de salud con la colaboración de la madre. (Enseñar a la madre como preparar y  dar el suero oral.)
Inicialmente, no está prevista la alimentación, Exclusivamente con SRO  en cuatro a seis horas, a dosis de 50 a 100 ml/kg a libre demanda, si el paciente no se puede pesar, administrar todo lo desee el paciente, preferiblemente con taza o cucharilla. Si el niño mama, no suspenda la lactancia durante la rehidratación.

  • Evaluar al niño frecuentemente, cada hora, hasta que esté completamente hidratado.

  • Al completarse la hidratación, continuar con el plan A, en el hogar

Si el niño vomita durante la rehidratación, esperar un poco, 10 minutos, y continuar la rehidratación más lentamente. Si los vómitos continúan (intolerancia por la vía oral) puede utilizarse la sonda nasogástrica para continuar con la rehidratación con el suero oral, a la dosis de 5 gotas/kg/min aumentándola cada 15 min.  nunca deben usarse antieméticos.

Si el niño no se ha hidratado a las 4 horas puede repetirse el plan B, si los signos de deshidratación empeoran se puede pasar al plan C.

Rehidratación con sonda nasogástrica (Gastroclisis ):

La SNG, tamaño 6 a 8 mm para niños y 12 a 18 mm para adultos, debe colocarse con el paciente boca arriba, la cabeza ligeramente levantada, los adultos y niños mayores sentados. Se mide el largo que se va a introducir, colocando el extremo distal a nivel del ombligo, luego se estira la sonda hasta detrás de la oreja y luego a la punta de la nariz, se marca con un pedazo de cinta adhesiva y se hace llegar al estomago, lubricándola con solución salina, se pasa por la fosa nasal. La sonda se conecta a una botella de solución llena de suero de rehidratación oral, conectado a un equipo de venoclisis y se pasa el SRO a razón de 20 a 25 ml por kilo de peso por hora.



Plan C: Se realiza mediante la vía parenteral.  Se utilizan en dos situaciones: en las deshidrataciones moderadas que tienen intolerancia a la vía oral, y en las deshidrataciones graves.
Deshidratación Moderada con intolerancia por la vía oral: se le coloca al paciente la hidratación por la formula de 75mlxkg/3 horas; la cual se dividen en:

25ml en la primera hora

25ml en la segunda hora

25 ml en la tercera hora.
Deshidratación Grave: En donde la terapia está dividida en 2 fases:



  • La primera seria la etapa de CORRECCIÓN en la cual se utiliza principalmente la solución Ringer lactato o en su defecto, solución 0,9% más KCl 0,5 mEq/Kg/h y se aplica la formula de 100mlxKg/3hr divididos:
  • Primera Hora: 50 ml/kg (seria la expansión del paciente)    

  • Segunda Hora: 25 ml/kg  y   Tercera Hora: 25 ml/kg (Restitución del paciente)




  • La segunda fase seria la fase de MANTENIMIENTO, en la cual se utiliza la Solución Polielectrolítica y es aplicada mediante la Regla de Holliday:



  • Niños > 10 Kg: 100 cc/Kg/día

  • Niños entre 10 y 20 Kg: 1000 cc + 50 cc por cada Kg adicional mayor de 10 Kg

  • Niños > 20 Kg: 1500 cc + 20 cc por cada Kg adicional mayor de 20 Kg

Durante el plan C, deben evaluarse cada media o cada hora los signos de deshidratación, la cantidad y frecuencia de las evacuaciones, el gasto urinario, el pulso radial, el nivel de conciencia, la habilidad para beber, y dependiendo de los resultados podemos pasar al plan B, y luego al plan A (lo que sería el fin ideal del tratamiento).

En algunas ocasiones no es posible tomar una vena, en estos casos puede utilizarse una vía central como la vena femoral o la vía intraósea, mientras esto se realiza debe administrar al paciente suero oral a través de sonda nasogástrica (gastroclisis) o con inyectadora con un volumen de 20 a 25 ml por kilo de peso por hora.

COMPLICACIONES DE LA REHIDRATACIÓN
Sobrehidratación:

  • Cefalea.

  • Pesadez.

  • Punzadas en el pecho.

  • Edema en manos y pies.

  • Inflamación del estómago.

  • Calambres.

  • Mareos.

  • Nauseas.


Acidosis metabólica.
Hipocalemia.
Hiponatremia.
Convulsiones y alteraciones de la conciencia.
Flebitis.
Íleo paralítico.
Vómito incoercible.
Diarrea con gasto fecal elevado.


Pregunte

A

B

C

Sed

Normal

 Mas de lo normal

Bebe mal o no puede beber

Observe

 

 

 

Aspecto

Alerta

Intranquilo, Irritable

Letargia

Ojos

Normales

Hundidos

Muy hundidos

Como bebe?

Bebe bien

Bebe ávidamente, con sed

Bebe mal o no puede beber

Explore

 

 

 

Signo del pliegue

Desaparece rápidamente

Desaparece lentamente

Desaparece muy lentamente, > 2”

 

Decida

No tiene signos de Deshidratación

Si tiene dos o mas signos, tiene algún grado de deshidratación

Si tiene dos mas signos, tiene deshidratación grave

Tratar

Plan A

Plan B

Plan C*

EVALUACIÓN DEL ESTADO DE HIDRATACIÓN Y DECISIÓN DEL PLAN DE TRATAMIENTO:

ORIENTACIÓN DE LAS MADRES: (Si el niño presenta las situaciones B o C ir a un centro asistencial).






PREPARACIÓN DE VARIANTE DE SRO (CON CEREAL DE ARROZ O MAÍZ)

La solución con cereal de arroz preparada con 50-80
g/L suministra suficiente glucosa y aminoácidos, no solo para promover la absorción del sodio y agua de las sales, sino también para la reabsorción de una parte de los elementos secretados por el intestino, con lo cual se reduce el gasto fecal. El uso de SRO basadas en arroz o maíz reduce el gasto fecal y la duración de la diarrea en adultos y niños con cólera.
CUADRO DE SOLUCIONES PARENTERALES Y SUS COMPONENTES:

rehídratcic sol

similar:

Administración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis iconResumen En el proceso de administración por vía parenteral no intravenosas...

Administración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis iconGuía de administración de medicamentos Vía Parenteral del Hospital...

Administración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis iconGuía de administración de medicamentos Vía Parenteral del Hospital...

Administración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis iconEs toda sustancia que introducida en un ser vivo, por cualquier vía...

Administración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis iconSu uso es de varios siglos, pero se vio disminuido con la aparición...

Administración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis iconMetocarbamol comprimidos vía oral

Administración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis iconAconitum/jahr Gotas 30mL. Vía Oral

Administración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis iconSintesis deshidratación = síntesis por deshidratación (ver pagina 39 del libro)

Administración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis iconResumen El soporte nutricional es el aporte de los nutrientes necesarios...

Administración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir o corregir la deshidratación y así restablecer la homeostasis iconPor el cual se dictan disposiciones para prevenir riesgos en los...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com