Anthony Weston Las Claves de la Argumentación




descargar 408.54 Kb.
títuloAnthony Weston Las Claves de la Argumentación
página14/16
fecha de publicación10.01.2016
tamaño408.54 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   16

Relación de falacias



Ad hominen. Atacar a la persona de la autoridad alegada, en vez de atacar sus cualificaciones. Vease la regla 17.
Ad ignorantiam (apelar a la ignorancia). Argüir que una afirmación es verdadera solamente porque no se ha demostrado que es falsa. Un ejemplo clasico lo constituye la siguiente declaración del senador Joseph McCarthy cuando interrogado acerca de la prueba que sustentaba su acusación de que cierta persona era un comunista dijo:
No tengo mucha información sobre esto, excepto la declaración general de la Oficina de que nada hay en el expediente para refutar sus conexiones comunistas.
Este es un ejemplo extremo de «argumentar» a partir de una información incompleta: aquí simplemente no hay ninguna información.
Ad misericordiam (apelar a la piedad). Apelar a la piedad como un argumento en favor de un trato es­pecial.
Sé que he suspendido todos los examenes, per.o si no apruebo este curso, tendre que repetirlo en una escuela de verano. ¡Usted tiene que dejarme aprobar!
Ad populum. Apelar a las emociones de una multi­tud. También, apelar a una persona que «se comporta» como la multitud. Verbigracia: «Todo el mundo lo hace.» Ad populum es un buen ejemplo de un mal argumento basado en una autoridad: no se ofrece ninguna razón para mostrar que «todo el mundo» es una fuente bien informada o imparcial.
Afirmar el consecuente. Una falacia deductiva de la forma;
Si p entonces q.

q.

Por lo tanto, p.
Por ejemplo:
Si las calles están heladas, el correo se demora.

El correo se demora.

Por lo tanto, las calles están heladas.
Ambas premisas pueden ser verdaderas, y la con­clusión ser todavía falsa. Aunque el correo llegara tarde si las calles estuvieran heladas, puede llegar tarde también por otras razones. El argumento olvida las explicaciones alternativas. Advierta que esta fala­cia se parece al modus ponens, ¡tenga cuidado!
Ambigüedad. Usar una palabra simple en más de un sentido. Vease la regla 7.
Causa falsa. Término generico para una conclusión cuestionable sobre causa y efecto. Consulte las reglas 2023 y trate de resolver por que específicamente la conclusión es (supuestamente) criticable.
Composición. Asumir que un todo debe tener las propiedades de sus partes. Por ejemplo, «dado que los miembros del equipo son atletas magnificos, el equipo debe ser un equipo magnffico». Incluso atletas magnificos pueden tener poco talento para cooperar en un equipo. Opuesto a la falacia de la división.
Definición persuasiva. Definir un término de tal manera que parezca neutral, pero que de hecho es sutilmente emotivo, Por ejemplo: Ambrose Bierce, en su The Devils Dictionary, define «fe» como «creencia sin pruebas en lo que esta diciendo una persona que habla sin conocimiento, de cosas inauditas». Las definiciones persuasivas pueden tener también una carga emotiva positiva, por ejemplo: definir «conservador» como «alguien con una opinión realista de los limites humanos».
Descalificar la fuente. Usar lenguaje emotivo para menospreciar un argumento incluso antes de mencionarlo.
Confio en que usted no se hay a dejado enganar por aquellos pocos intransigentes, quienes todavía no han pasado la edad de la superstición que...
Más sutil:
Ninguna persona razonable piensa que...
División. Asumir que las partes de un todo deben tener las propiedades de un todo. Verbigracia: «Dado que es un equipo magnffico, los miembros del equipo deben ser atletas rnagnificos.» Un grupo de jugadores pueden cooperar eficazmente sin ser individualmente jugadores destacados. Opuesto a la falacia de la composición.
Falacia de «la persona que». Vease regla 19.
Falso dilema. Reducir las opciones que se analizan sólo a dos, a menudo drasticamente opuestas e injustas para la persona contra quien se expone el dilema. Por ejemplo, «Estados Unidos: Amalo o dejalo». El siguiente es un ejemplo más sutil extrafdo de un trabajo de un estudiante: «Dado que el universo no podría haberse creado de la nada, debe haber sido creado por una fuerza viva inteligente...» ¿Es la creación por una fuerza viva inteligente la única otra posibilidad? Argüir a partir de un falso dilema es, a veces, una manera de no jugar limpio; obviamente, también olvida alternativas.
Hombre de paja. Caricaturizar la opinión de un oponente de manera tal que resulte fácil refutarla. Vease regla 5.
Lenguaje emotivo. Vease la regla 5.
Negar el antecedente. Una falacia deductiva de la forma:
Si p entonces q.

No−p.

Por lo tanto, no−q.
Por ejemplo:
Si las calles están heladas, el correo llega tarde.

Las calles no están heladas.

Por lo tanto, el correo no llega tarde.
Ambas premisas pueden ser verdaderas y la con­clusión falsa. El correo puede llegar tarde por otras razones, al margen de las calles heladas. El argumento olvida las explicaciones alternativas. Advierta que esta falacia parece similar a un modus ponens, ¡tenga cuidado!
Non sequitur. Extraer una conclusión que «no se sigue». Por ejemplo: una conclusión que no es una inferencia razonable de una prueba. Término muy ge­neral para denominar un mal argumento. Trate de resolver concretamente que es lo que (supuestamente) esta mal con el argumento.
Palabras equivocas. Cambiar el significado de una palabra en medio de un argumento, de tal manera que su conclusión pueda ser mantenida aunque su significado pueda haberse modificado radicalmente. Esta maniobra suele ejecutarse bajo la presión de un contraejemplo.
A: Todo estudio es una tortura.

B: Pero, ¿Qué pasa con estudiar para argumentar?, jle gusta tanto!

A: Bien, eso no es realmente estudiar.
Aquí «estudiar» es la palabra equivoca. La respuesta de A a la objeción de B cambia de hecho el signiflcado de «estudiar» al de «estudiar que es una tortura». De ese modo, la primera afirmación de A permanece verdadera, pero sólo al coste de hacerla trivial («Todo estudio que es una tortura es una tortura»). Vease también la discusión de «egofsmo» en la sección 7.
Petición de principio petitio principii—. Usar de un modo implfcito la conclusión como una premisa.
Dios existe porque así lo dice la Biblia, lo que se que es verdad porque, después de todo, Dios la escribió.
Para escribir este argumento en la forma de pre­misa y conclusión, debería escribir:
La Biblia es verdad, porque Dios la escribió.

La Biblia dice que Dios existe.

Por lo tanto, Dios existe.
Para defender la afirmación de que la Biblia es verdad, el argumentador afirma que Dios la escribió. Pero obviamente, si Dios escribió la Biblia, El existe. Luego, el argumento asume precisamente aquello que esta tratando de probar.
Pista falsa. Introducir una cuestión irrelevante o se­cundaria y, de ese modo, desviar la atención de la cuestión principal. Usualmente, la pista falsa hace re­ferenda a una cuestión acerca de la cual las personas tienen opiniones contundentes, para que nadie advierta como se está desviando la atención. En una dis­cusión sobre la seguridad relativa a las diferentes marcas de automóviles, por ejemplo, la cuestión de que coches son fabricados en el país y cuales son importados es una pista falsa.
Post hoc, ergo propter hoc (literalmente: «después de esto, por lo tanto, debido a esto»). Asumir la causalidad demasiado pronto sobre la base de la mera sucesión en el tiempo. Una vez más, un término muy general para denominar lo que el capítulo V trata de hacer preciso. Consulte el capítulo V y trate de analizar, de un modo especffico, por que el argumento asume la causalidad demasiado pronto.
Preguntas complejas. Exponer una pregunta o una cuestión de tal manera que una persona no pueda acordar o discrepar con usted sin obligarse con alguna otra afirmación que usted quiere promocionar. Un ejemplo simple: «¿Es usted aun tan egocentrico como solía ser?» Tanto si la respuesta es «sí» o es «no», se obliga a aceptar que usted solía ser egocentrico. Un ejemplo más sutil: «¿Seguira a su conciencia, en vez de a su cartera, y hara una donación para la causa?» Con ello se logra que cualquiera que diga «no», a pesar de sus verdaderas razones para no realizar el do­nativo, se sienta innoble. Cualquiera que diga «si», a pesar de sus verdaderas razones para realizar el dona­tivo, se sienie noble. Si usted quiere un donativo, pida simplemente un donativo.
Provincianismo. Error por universalizar un hecho local. He oido argumentar muy seriamente, por ejem­plo, que comer tres comidas di arias es un comportamiento humano universal.
Suprimir prueba. Presentar sólo una parte de un conjunto de datos que apoyen su afirmación, ocultando las partes que la contradicen. Por ejemplo: extraer justamente la frase «Usted debe ir a ver Flames and Glory» de una critica de cine que en realidad dice: «Si usted debe ir a ver Flames and Glory, lleve un libro.» No se ria, esto sucede.


Apendice

DEFINICION


1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   16

similar:

Anthony Weston Las Claves de la Argumentación icon1 pto.) Coloca en las casillas correspondientes del cuadro las claves...

Anthony Weston Las Claves de la Argumentación iconResumen del libro “la transformación de la intimidad : Sexualidad,...

Anthony Weston Las Claves de la Argumentación iconLas claves de una institución

Anthony Weston Las Claves de la Argumentación iconLas doce claves de la filosofía

Anthony Weston Las Claves de la Argumentación iconLas claves de una institución

Anthony Weston Las Claves de la Argumentación iconClaves histopatologicas en el diagnostico de las alopecias

Anthony Weston Las Claves de la Argumentación iconClaves histopatologicas en el diagnostico de las alopecias

Anthony Weston Las Claves de la Argumentación iconEl libro del conocimiento las claves de enoc

Anthony Weston Las Claves de la Argumentación iconEl libro del conocimiento las claves de enoc

Anthony Weston Las Claves de la Argumentación icon7. Resumen de las ideas claves del tema


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com